www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5711592
Para todos los públicos En Portada - La jaula de Lesbos - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"Se jugaron la vida en su país

y en un viaje infernal desde Turquía.

Europa los recibió

en campos de refugiados atestados e inhumanos.

Sobrevivieron a un incendio que lo arrasó todo,

y tratan de adaptarse a un campo al que nunca quisieron entrar.

Viven en una isla donde no todo el mundo los quiere.

Sus peticiones de asilo se eternizan,

su sueño europeo se difumina.

Hoy en 'En portada',

'La jaula de Lesbos'."

(Música)

Es realmente duro.

Si vieras mis fotos de hace tan solo dos años,

dirías: "Es otra persona".

Siento que he envejecido y que ha envejecido mi corazón,

porque he pasado por cosas muy duras

y eso se traduce en malas noches y malos días continuamente.

Y, realmente, no albergo ninguna esperanza.

Estoy muy cansado de todo.

(Música)

"Hay días en los que Wakil Azimi baja los brazos.

Es complicado mantener el ánimo en sitios como este.

Wakil lleva ya unos 1.000 días en Lesbos,

más de dos años atrapado en los campos que levantó Europa

en las islas griegas del Egeo.

Es domingo, un día realmente asfixiante.

Los domingos, los 7.000 refugiados que malviven en Kara Tepé

no pueden salir del campo.

No es la vida soñada por Wakil

ni la que soñó para él su familia."

No, desgraciadamente, a mi padre ya mi familia

no les puedo contar la realidad de mi vida.

No quiero que se preocupen

porque, además, mi padre tiene coronavirus.

No les puedo contar la verdad sobre mi vida en esta isla.

Así que les miento y les digo que estoy bien.

Llevo casi tres años en Lesbos y me ha pasado de todo.

Pero mi vida pordía resumirse

en los siguientes capítulos.

(Música)

Hoy, después de más de dos años,

me dirijo por primera vez en coche al norte de la isla.

Allí veré el lugar exacto donde pisé tierra griega.

Mi memoria sigue viva.

Recuerdo la noche en que pusimos nuestras vidas en peligro,

cruzando el mar Egeo en una barca de plástico.

"Para Wakil, la costa norte de Lesbos

tiene dos caras.

Cuando cruzó el Egeo desde Turquía era un símbolo de libertad,

de tierra prometida.

Años después, esta costa es como una especie de prisión,

como el muro que le impide seguir su camino

a la Europa continental.

Esta es, de momento, la última parada

de un viaje que comenzó hace ya varios años."

Trabajé como observador electoral

en las elecciones de 2014.

Eso me generó numerosos problemas.

Los talibanes me amenazaron a mí y a mi familia,

y me vi forzado a abandonar Afganistán.

Cuando dejé Afganistán,

desgraciadamente, no pude sacarme el pasaporte,

no podía pagarlo.

Así que crucé a Pakistán de manera irregular.

Desde Pakistán, entré en Irán y estuve allí cuatro o cinco años,

hasta que decidí salir.

Fue entonces cuando llegué a Turquía,

donde viví al menos un mes.

Fue duro.

En Turquía viví como si estuviera en una cárcel.

"La playa donde Wakil proyecta hoy su nostalgia

ha visto arribar a cientos de barcas

con decenas de miles de refugiados.

La gran mayoría llegó en el año 2015.

Desde 2016, la llegada a Europa por las islas del Egeo

han caído en picado,

en gran medida por un acuerdo multimillonario.

Bruselas pagó a Ankara 6.000 millones de euros;

a cambio, Turquía se comprometió a vigilar sus costas

e impedir la salida de refugiados."

(Música)

"Si hay una imagen en Lesbos que refleje el drama del Egeo,

tal vez sea esta.

Un cementerio de chalecos, de retales de plástico,

de restos de barcos demasiado frágiles

que llevaban a bordo la ilusión renovada

de miles de personas.

No hay un solo refugiado que no tenga grabado

en momento en el que, por fin, pisó Europa."

(Música)

Recuerdo la primera vez que pusimos un pie en Grecia.

Todo el mundo estaba contento,

reíamos y estábamos excitados.

Realmente felices.

Felices porque habíamos sobrevivido a la crueldad de aquel viaje.

Cruzamos desde Turquía hasta aquí,

y todo los sueños que teníamos para nosotros,

para nuestros hijos, iban por el buen camino.

Pero, desgraciadamente,

hasta ahora no se ha cumplido ninguno.

Hemos perdido a mucha gente en el trayecto.

Muchos murieron.

Justo después de que llegáramos, se hundió un barco.

Fallecieron muchos niños,

pero a nadie le interesa ya por qué nos jugamos la vida

cruzando el Egeo.

(Música)

Nunca había oído hablar de Moria antes de llegar a aquí,

y no sabía cómo estaban las cosas en ese campo.

Pero recuerdo que el primer día que entré en Moria

todo el mundo nos decía:

"Bienvenidos al Infierno".

Realmente, nunca hubiéramos imaginado

que sería exactamente eso:

un infierno.

"Es difícil describir Moria con palabras.

En Moria encaja el abandono, la desolación,

la miseria o el olvido.

En un recinto construido para 3.000 personas,

llegaron a vivir 20.000.

Moria pasará a la historia

como el mayor campo de refugiados de Europa.

También como el símbolo del fracaso europeo

ante su mayor crisis de refugiados."

(Músicas)

"En 2015, Moria fue, sobre todo, un lugar de paso.

Los refugiados llegaban,

pero al poco tiempo salían rumbo a Grecia

para atravesar Europa.

En 2016, la Unión Europea se vio incapaz

de gestionar esa crisis.

No hubo un reparto solidario para acogerlos,

y Europa se blindó,

cerró sus puertas y cambió su política.

Desde entonces, el refugiado debe quedarse

y tramitar su asilo en el primer país europeo que pise.

(Música)

Y eso convierte a Moria en una especie de prisión

donde languidecen miles de personas."

Desde el inicio del año, por la pandemia,

con unas restricciones de movimientos muy importantes,

muchos pacientes nos decían:

"Mario, es que no puedo salir tranquilamente del campo,

dar un paseo con mi hijo",

salir un momento de este entorno tan congestionado,

tan saturado.

(Gritos y alarmas)

"Esa bomba de relojería incubada en el tiempo

terminó estallando el 8 de septiembre."

Cuando el fuego comenzó en la parte de arriba,

salimos a ver qué ocurría.

Luego las llamas penetraron en el centro del campamento,

muy cerca de la tienda de mis tíos.

Así que fui corriendo a ayudarlos e intentar salvar algunas cosas.

Pero, desgraciadamente, no pudimos hacer nada.

Ni siquiera pudimos salvar su ropa o sus documentos.

"El incendio de Moria arrasó el campamento.

13.000 personas lo perdieron todo:

sus tiendas, la escasa ropa que acumula un refugiado,

los enseres más simples."

(Música)

No tengo nada que decir.

Las imágenes lo explican todo.

Ahora verás una ciudad arrasada.

Este camino termina en mi antigua casa.

La tienda donde vivía con la familia de mi tío.

Desgraciadamente, en ese sitio nos reuníamos.

Solo queda un puñado de cenizas.

Comíamos en estos platos.

(Música)

Aquí está la cárcel de Moria.

"Wakil Azimi pasó tres meses en prisión.

90 días.

90 noches.

Cuando le negaron por segunda vez la solicitud de asilo,

lo metieron aquí para ser deportado."

Fue muy duro.

Las condiciones dentro de esa prisión

eran terribles, porque cuando entré en la cárcel

estaba comenzando el invierno

y teníamos que ducharnos con agua fría.

"Wakil logró salir de la cárcel tras un recurso de su abogado.

Quiere pedir de nuevo el asilo,

pero es un paso que lo atormenta.

Si Grecia se lo deniega otra vez, será deportado."

Cuando nos despertamos por la mañana,

después de desayunar, en caso de que logremos desayunar,

si queremos salir fuera del campo, debemos hacer una cola.

Entonces, la Policía nos chequea

y, si todo está bien, nos da un número.

Eso significa que ya tenemos permiso para salir del campo.

"El campo de Kara Tepé tiene unas normas estrictas.

Abre sus puertas a las 8:00

y las cierra a las 20:00.

Es lunes.

Los adultos acaban de cobrar los 75 euros al mes

que les da el Gobierno griego.

Por cada niño, reciben 40.

La prioridad absoluta de todos ellos es

conseguir algo de comida en el supermercado.

Luego volverá la rutina interminable de las colas

y, con ellas, los registros, los cacheos,

a todos y cada uno de los refugiados,

sin excepción."

"La comida es, a corto plazo, el problema más acuciante.

Pero no el único."

Desgraciadamente para los niños que están en el campo,

la situación es terrible.

No tienen dónde jugar y, lo más importante,

no tienen una escuela, no tienen un lugar donde aprender.

Así que se pasan el día jugando con la arena,

con las rocas y con trozos de madera.

"Zahra está a punto de cumplir los nueve meses de embarazo.

Espera gemelos.

Sus hijos nacerán en Europa,

pero no en la Europa que imaginó cuando dejó Afganistán."

"Safyeh vive en un limbo eterno,

esperando noticias de una solicitud de asilo

a la que nadie responde.

Cruzó el Egeo hace un año, con su hija y con su marido."

(Música)

"Cuando ardió el campo de Moria,

el Gobierno griego buscó un terreno para reubicar

a 13.000 refugiados.

Y lo encontró aquí,

en un antiguo campo de tiro del ejército, vetado a la prensa.

El campo está acotado por el mar,

por una pequeña colina

y por una carretera general.

Un lugar idóneo para controlar a los refugiados,

pero un lugar impropio para que vivan los refugiados."

Solo con que haya una pequeña llovizna

será tremendo,

porque no tenemos nada bajo los pies.

Nos estamos quedando bajo un manto de rocas y arena.

"Las lluvias llegaron.

Y los peores temores se cumplieron.

El mal tiempo convirtió Kara Tepé

en un lugar todavía menos habitable.

Un mar de lonas completamente anegado.

Un lugar donde, desde el principio,

nadie quería entrar."

Después de pasar seis días en el párking de un supermercado,

seis días con sus noches,

la Policía nos obligó a entrar de nuevo al campo.

Por supuesto, nosotros no queríamos ir a ese nuevo campamento,

porque lo veíamos como un nuevo Moria

y sabíamos que nuestras condiciones de vida

iban a ser como las de Moria.

(Música)

"Hay días de mucho ajetreo en el exterior de Kara Tepé.

Los autobuses delatan que habrá movimiento.

El Gobierno griego quiere descongestionar el nuevo campo.

Solo se quedarán aquí unos 7.000 refugiados.

Por eso está trasladando a las familias más vulnerables

a la Grecia continental.

Quienes se quedan, no callan."

"Se quería evitar otro Moria.

Para muchos, se ha levantado algo peor.

Una pandemia descontrolada,

un invierno en un campo pegado al mar

y miles de refugiados en una situación límite.

Kara Tepé es otra bomba a punto de estallar."

"Las ONG que trabajan con refugiados

no lo tienen fácil.

Hace unas semanas,

la policía griega dio un serio aviso

a 35 trabajadores de distintas ONG.

Los acusó de colaborar

con las mafias que trafican con migrantes.

En esa lista está el capitán Phillip Hahn,

su barco, el 'Mare Liberum',

alertaba a las autoridades griegas o turcas

cuando una barca con refugiados se hallaba en problemas."

"La principal, según 'Mare Liberum', esta:

las devoluciones en caliente.

Personas que son devueltas por la guardia costera griega

a las aguas turcas.

Personas dejadas en balsas de plástico y sin motor

en mitad del mar."

"Lorraine Lette lleva años informando a los refugiados

asesorándolos en todo el proceso de petición de asilo.

Su ONG y otras muchas que trabajan en Lesbos

llegan allí donde no llega el Estado.

Orientan a quienes quieren cumplir su sueño europeo.

Les dan atención médica y psicológica

y les entregan comida saludable."

Trabajé en Zaporeak como voluntario

porque vi las condiciones en las que estaban los refugiados.

Yo también soy un refugiado.

Y no lo digo porque haya trabajado allí,

pero son gente maravillosa y entregada a su causa.

Todos los días preparan unos 2.500 menús saludables

y otra ONG los reparte entre los refugiados.

Algunas veces también hacen reparto de ropa.

Hacen todo lo que está en sus manos,

y eso es de un valor incalculable para nosotros.

-Aquí muchas veces nos comentaban el hecho de:

"No puede ser,

estoy tres años o más viviendo en un campo

sentado y mirando a la nada.

Y a mí eso mentalmente me está perjudicando

y dando muchos problemas".

Entonces, sí que tenía esa necesidad de ser activo

de salir también de ese contexto mentalmente

y, de repente, cuando vienes aquí, se les nota en un mes,

se nota un cambio extremadamente fuerte.

"Wakil y Malen se conocieron entre fogones.

De la cocina de Zaporeak salen a diario

cientos de menús saludables para los refugiados.

Varios de ellos trabajan aquí, cobrando un sueldo.

Otros vienen a colaborar.

A sentirse útiles.

Y a ser escuchados."

Sobre todo, yo creo que las personas y las ONG que estamos aquí

hacemos acompañamiento psicosocial,

donde acompañas a las personas o las familias que vas conociendo

en todo su proceso, intentamos informar,

que muchas veces esto es lo que pasa,

intentamos hacer de mediadores,

ley que sale del gobierno,

ley que te intento explicar para que tú lo puedas entender.

"La familia Shabaní encontró aquí un hogar.

Atrás quedó una vida de persecución y torturas

en Turkmenistán.

Conocieron el infierno de Moria.

Y conocieron la falta absoluta de información

con la que llegan los refugiados."

Creo que los griegos se han cansado de nosotros.

Si yo fuera griego tal vez me sentiría cansado también.

"Wakil Azimi quiere ser escritor.

Tal vez por eso, cuando puede, acude a esta librería.

Es uno de los rincones de Mitilene donde se siente libre.

Libre para pensar.

Para plasmar en papel sus inquietudes.

Y libre para reflexionar

sobre la relación entre griegos y refugiados."

Ahora es posible caminar, pero antes,

si querías ir a Mitilene desde el pueblo,

los fascistas podían agarrarte y golpearte.

Y, de hecho, cogieron a algunos refugiados

y los golpearon.

Incluso alguno de los refugiados terminó en el hospital.

"La isla de Lesbos no llega a 90.000 habitantes.

En Mitilene, la capital, viven unos 20.000.

Solo en Moria llegó a haber el mismo número de refugiados.

No siempre es fácil la convivencia."

"Los griegos de Lesbos se sienten olvidados

por Europa y por Atenas,

que han dejado toda la presión migratoria

del Mediterráneo oriental

sobre las islas del Egeo."

"Hace cinco años

la población de Lesbos se volcó en la acogida

de cientos de miles de refugiados.

Hicieron frente a las llegadas masivas desde Turquía

con una ola inmensa de solidaridad.

Ese gesto los convirtió en candidatos

al Premio Nobel de la Paz.

Los habitantes de Skala Sikamineas no olvidan aquel momento.

Nikos, Pantelis y Lefteris

lo vivieron en primera persona."

"Desde que cruzaron este tramo del Egeo

y pisaron Europa,

la mayoría de los refugiados siente

que su evolución en Lesbos es algo muy parecido a esto."

Con todo lo que llevamos a cuestas,

con la situación tan dura por la que hemos pasado,

el incendio de Moria, las cosas que vimos,

y con la experiencia tan peligrosa que hemos vivido en el mar

creo sinceramente que ni siquiera el 1 % de los refugiados

tiene una salud mental que se pueda calificar de buena.

"La clínica de Médicos sin fronteras

está pegada al campo de Moria.

Y ahí sigue, después del incendio,

atendiendo cada día a decenas de refugiados.

Preocupándose por su salud física.

También por su salud mental."

"Los hijos de Farzaneh llevan demasiadas piedras en la mochila.

Traumas acumulados

para los que no encuentran explicación.

No entienden el sinsentido de jugarse la vida

para encontrar refugio

y acabar recluidos en celdas de plástico

entre alambres de espinos."

"Hay algo que se quiebra en la mente de un refugiado

cuando lleva un tiempo atrapado en Lesbos.

No controla su tiempo ni su destino.

No es dueño de su vida."

"Mario López lleva seis meses trabajando en Lesbos.

Ha estado de misión en varios países africanos.

Nunca imaginó encontrarse algo así

en suelo europeo."

Yo, cuando llegué y visité Moria por primera vez,

lo primero que pensé es que era un sitio enfermizo.

Son pacientes jóvenes e incluso adultos

que han sido expuestos una y otra vez

a situaciones límite donde la integridad física

y psicológica ha sido puesta en peligro.

"Un informe de Médicos sin fronteras

pone cifras al drama de la infancia rota

en estos campos de refugiados.

Entre los seis y los 18 años

uno de cada cuatro niños se ha autolesionado,

ha intentado suicidarse

o ha tenido pensamientos suicidas."

En los adolescentes vemos más

mucha agresividad,

muchas conductas autolesivas,

intentos de suicidio,

y en los más pequeñitos, los peques,

lo que vemos sobre todo

es un abandono,

un mutismo selectivo

dejar de comer,

conductas que apuntan

a un abandono de la vida.

"En los campos de refugiados griegos

hay heridas que no se ven.

Y hay decenas de padres y madres

que hacen lo imposible

para que sus hijos no se quiten la vida.

A la entrada de Kara Tepé,

un menor afgano se tira en medio de la carretera.

Lleva más de dos años en Lesbos

esperando una salida.

Cuando se lo llevan, el joven afirma que está desesperado,

que quiere volver a Afganistán

porque no tiene nada que perder."

De Europa

lo único que veo es silencio.

Los gobiernos que tienen la posibilidad de ayudarnos,

callan.

Y no sé por qué razón no se atreven a romper el silencio.

Por qué ni siquiera nos escuchan.

No sé por qué razón piensan que Afganistán

es un lugar seguro para mí.

Tengo una carta en la que me amenazan de muerte.

No puedo volver allí.

No sé sobre qué base decide el gobierno griego

sobre el futuro de los refugiados.

A quién aceptan o a quién no.

Pero lo más probable es que me terminen deportando.

"Hay algo que se ha roto entre Europa y los refugiados.

Hay algo que los separa

más allá de la distancia o el mar.

El tiempo interminable que pasan atrapados

difumina la ilusión con la que llegaron.

Puede que el sueño europeo siga vivo.

Pero no para todos."

"La Europa de los derechos y libertades

plantea una nueva política migratoria.

Los migrantes irregulares serán expulsados.

Para los refugiados habrá

una especie de solidaridad a la carta.

No habrá cuotas de acogida.

Serán los propios países quienes decidan

a cuántos refugiados acogen.

Europa hace sus cuentas,

pero los refugiados también.

y se preguntan por qué en un continente

de casi 500 millones de habitantes

no caben los 7.000 desamparados de Lesbos.

La Estatua de la Libertad se construyó para conmemorar

a los griegos expulsados del Imperio Otomano.

Ese símbolo contra la opresión

es lo primero que ven los ferris

que arriban a la Bahía de Mitilene.

Y es también lo primero que ven los refugiados

atrapados en Lesbos cuando acuden al puerto.

Desde allí, siguen soñando con partir,

algún día,

hacia la Europa que hoy les cierra las puertas."

Nos inquieta saber qué ocurrirá.

Saber si, finalmente, lograremos llegar a nuestro destino.

Al lugar donde queremos vivir.

Cuando me pongo a pensar sobre ello,

me da miedo el futuro.

Y eso significa que no albergo esperanzas

de que lleguen días mejores a mi vida.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La jaula de Lesbos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

En Portada - La jaula de Lesbos

11 nov 2020

En Portada muestra las cicatrices de los refugiados de Lesbos. Tras el incendio de Moria, unos 8.000 refugiados viven en el nuevo campamento de Kara Tepé.

Un equipo del programa ha acompañado a Waki Azimil, un joven afgano de 28 años, para conocer de cerca la realidad de los refugiados en las islas griegas del Egeo. Sobrevivió a una amenaza de muerte de los talibanes en Afganistán; abandonó su país y cruzó Pakistán, Irán y Turquía; hasta que se jugó la vida, como tantos miles, subiéndose a una barcaza en la costa turca para alcanzar las playas de Lesbos.

Tres años después, el sueño de Europa se difumina entre las alambradas de espino que rodean esas instalaciones. Son muchas las cicatrices: físicas y mentales.

'La jaula de Lesbos' sigue el rastro vital de Azimi y de otros muchos refugiados. El equipo de RTVE desplazado a esa isla ha hablado con las ONGs que trabajan sobre el terreno; también con la población local que les abrió los brazos en 2015 y cuya generosidad parece haberse agotado; y, sobre todo, con las personas que se jugaron la vida huyendo de sus países y que ahora ven cómo la Europa que idealizaron les retiene en campos inhumanos.

ver más sobre "En Portada - La jaula de Lesbos" ver menos sobre "En Portada - La jaula de Lesbos"
Programas completos (338)
Clips

Los últimos 844 programas de En portada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos