www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5539676
Para todos los públicos El señor de los bosques - Piedralaves (Ávila) - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "El señor de los bosques")

"Al sur de la sierra de Gredos,

en la provincia de Ávila, llegamos hasta Piedralaves.

La vegetación evoluciona de forma escalonada

según cogemos altura en esta parte del valle del Tiétar.

En poca distancia encontramos pinares, castañares y robledales.

Además, hay gran variedad de arbustos de alta montaña

y plantas medicinales.

Javier Peña nos espera entre los pinos

con una nueva receta".

Estoy sacando piñones de Piedralaves.

Y es que va a ser uno de los ingredientes fundamentales

de la receta de hoy: tartar de ternera de Ávila.

"Marcial Álvarez lleva actuando desde los 16 años.

Ha hecho sobre todo teatro,

pero también ha protagonizado una serie de televisión

durante 12 temporadas.

Ahora intercala los escenarios de toda España

con la pequeña pantalla".

Esto es un hito de montaña

como Piedralaves es un hito en mi vida.

Voy a compartir un paseo lleno de recuerdos

junto a Marcial Álvarez.

Marcial, ¿qué vinculación tienes con Piedralaves?

Los amiguetes del barrio

teníamos afición a venirnos con las mochilas

en plan muy jipi.

Y, bueno, fue como...

la época en la que también empecé a descubrir

un poco más la naturaleza

de alrededores de Madrid, ¿no?

Que es una maravilla.

Y, bueno, esos son mis recuerdos

de esta zona.

Estoy ahora mismo

como recuperando mi juventud. Volviendo.

Con este programa. Estamos los dos.

Yo tuve y tengo una vinculación muy grande también con Piedralaves.

Yo pasé aquí

quizás los mejores momentos de mi vida, ¿no?

Desde la infancia, la juventud... Ajá.

Y toda la escuela que puedo tener de naturaleza

la tengo en estos montes. Eres madrileño.

Soy madrileño.

He ido a muchos sitios,

pero Piedralaves forma parte de mi corazón.

Ajá.

Mira. Anda.

Ahí hay un grupito de setas

curioso que vamos a mirar.

Están un poco en el agua.

Siempre me había imaginado de seta en seta.

Suele pasar con las setas que son setas de restos leñosos.

Si te das cuenta, aquí hay

una raíz de un pino. Ajá.

Se llama "Pholiota gummosa"

y es una seta que sale en racimos.

De nombre muy raro, no tiene nombre castellano.

No tiene traducción.

No es frecuente encontrar "Pholiota gummosa"

en un curso de agua. En este caso, en un tronco metido en el agua,

pero es algo curioso.

Voy a sacar unas poquitas. ¿Comestible?

No, no tiene valor culinario. No.

No es tóxica. El género Pholiota tiene alguna un poco tóxica,

pero esta en este caso no tiene valor.

Tiene unas poquitas escamas.

¿Ves? Tiene un pie escamoso, el sombrero también.

Las láminas son claritas

y empiezan a coger un color café con leche.

Ajá. Típico de este género también.

Tiene a veces restitos de algún anillo.

Este se ha partido un poco, pero bueno.

Es una seta que sale en racimos.

El género Pholiota es de setas de la madera.

En este caso, esta responde al estereotipo.

Te voy a pasar esto para que veas si quieres los detalles.

Siempre he asociado las setas con los duendes.

Esta... ¿Habrá alguno?

Un duende acuático. Total.

"Seta pequeña con un sombrero

de menos de cinco centímetros de diámetro.

Crece en grupos en zonas con mucha humedad.

Tiene una textura algo viscosa y elástica.

En Piedralaves, sus habitantes

obtenían unos suculentos beneficios

de la explotación de sus pinos piñoneros.

Pero desde hace unos años,

la producción de piñones se ha reducido drásticamente.

Expertos del Instituto Nacional de Investigación Agraria

están analizando la plaga que afecta a estos pinos

y las posibles soluciones".

Rafa, ¿por qué en esta zona

que ha sido tradicionalmente tan piñonera,

por qué ahora hay tanta escasez de piñones?

-Pues hay dos causas: hay una caída en la producción de fruto

y luego hay una merma en el rendimiento

de piñón en las piñas. Las piñas se abren,

tienes los piñones dentro

y un porcentaje muy elevado de esos piñones están dañados.

Eso hace que al final

la cantidad de piñón blanco, que es el piñón que comemos,

que obtenemos por piña sea mucho menor que lo que era antes.

Ha caído prácticamente un 50 por ciento.

-¿Eso debido a qué?

-La caída en las producciones de fruto

está muy asociada al clima, al cambio climático.

Sobre todo, a las sequías en primavera y en otoño,

pero sobre todo a una plaga exótica,

una chinche, un insecto

que ha venido de Norteamérica.

Es un insecto que se alimenta de las semillas de coníferas

de los piñones de especies nativas allí en Norteamérica

y que aquí ha venido a afectar al piñón mediterráneo.

Para que veáis, los piñones en apariencia,

por fuera, son sanos.

El insecto, para que os hagáis una idea,

es capaz de perforar esta piña,

o sea, es una cosa dura cuando está cerrada.

Solamente ves el daño cuando abres el piñón.

Quiero hacerte una pregunta

que siempre me ha rondado mucho tiempo y es:

a ver, para partir el piñón,

¿qué se usa? A nivel industrial,

para partir el piñón lo que tienen son unos molinos,

unos rodillos metálicos

en los que van cayendo los piñones uno a uno.

Luego tiene un truco,

que es el secreto de las industrias piñoneras,

que es que antes le dan un nivel de humedad

que lo preguntas y nunca lo van a decir.

Es el secreto de la casa. Con eso consiguen

que el piñón salga entero.

Luego, a nivel artesanal, usamos este tipo de artefactos.

-Parece sencillo.

-Es sencillo, ¿eh? Sí.

Mirad. Ah, vale, vale.

Una prensa, ¿no? Ajá.

Ah, vale.

Este ha habido suerte. Está sano.

Está sano, lo podéis comer. Lo podéis probar.

-Ay, qué rico.

Recuerdo que cuando éramos pequeños cogíamos las piñas en Casa de Campo.

Con piedras, ¿no?

Y con piedras.

Y no sabíamos si habían madurado o no.

Entonces, los comíamos de leche.

-Sí. -Recuerdo que estaban buenos también.

Blanquito blanquito. Acababas con las manos negras.

Marcial, has estado diez años

haciendo un personaje, un personaje de policía.

Sí. En "El comisario".

Un policía canalla. Policía canalla, eso es.

¿Temiste en algún momento, después de tantos años,

que se te encasillara en ese personaje?

Creo que no te encasillas, te encasillan los demás.

Es el personaje más popular, por el que más se te conoce,

pero yo en mi interior sé que hago otras cosas,

hago otro tipo de cosas, otro tipo de filones

dentro de la interpretación.

Me encanta que me hayan encasillado.

¿Qué prefieres, teatro o televisión?

Yo creo que hay que ser

todo lo brillante que puedas

y todo lo artista que puedas en cualquier medio.

¿La técnica la trabajas de manera diferente?

En el teatro utilizas más tu cuerpo, todo tu cuerpo.

Toda tu expresión corporal.

En el cine es más en chiquitito,

es más los ojos, la expresión. Casi no tienes que hacer nada.

"En 2019 ardieron más de 1400 hectáreas de monte

en el valle del Tiétar.

Desde Santa María de la Alameda

participaron activamente en la extinción,

pero ¿cómo se recupera un bosque tras el fuego?

Javier Madrigal estudia

la propagación de los incendios forestales.

Después del desastre,

trabaja para favorecer el crecimiento

de un nuevo bosque sano y fuerte".

Javier, cuando se produce un incendio,

¿es mejor que se regenere de forma espontánea la vegetación

o incentivar esa regeneración?

En principio, hay que esperar a que esa regeneración se produzca.

Si ya vemos dificultades o vemos que hay algunas especies de interés

que han desaparecido a consecuencia del incendio,

podríamos empezar a hacer otro tipo de medidas de apoyo

como siembras, plantaciones, etcétera.

-¿De qué forma trabajáis esa regeneración?

-El suelo es el sustento de las plantas.

Entonces, es lo prioritario a proteger

justo después de que se produzca el incendio.

Van a venir lluvias en el siguiente otoño

y toda la capa de materia orgánica y de suelo superficial

que contiene la mayoría de los nutrientes se puede perder.

Nosotros trabajamos tanto en laboratorio como en campo

intentando caracterizar

cómo se queman esos suelos durante un incendio

y cómo ese nivel de daño

puede aconsejar no hacer nada

o hacer algún tipo de acción que pueda beneficiar al ecosistema.

Esto sería, por ejemplo, un suelo testigo, sin quemar,

en el que veis que está toda la parte del musgo superficial,

hay hojarasca...

Aquí tenemos un nivel de daño en principio bajo

en el que se ha quemado la parte superficial de la hojarasca,

pero el suelo no se ve afectado.

Y aquí ya empezamos a tener valores parecidos

a los que se producen en un incendio de alto daño, de alta severidad,

en el que ya vemos cambios de color,

que las cenizas ya no son negras, ya son blancas.

Entonces, ya empieza a haber problemas en la capa de suelo.

Y aquí ya es cuando tenemos mucha severidad,

unos fuegos muy fuertes

con mucho "rescoldeo" se podría decir,

con mucha energía que va consumiendo toda la capa superficial.

Ya se produce una destructuración total del suelo

y esto es lo que hace que, por ejemplo,

después de las lluvias de otoño,

después del incendio, se vaya el suelo...

Por arrastre. Claro.

Cuando el fuego no es muy severo, como es este caso,

en el que la parte aérea de la vegetación

no se haya quemado del todo, esa parte va a caer

y va a proteger el suelo. Vamos a tener menos problemas.

Cuando la parte aérea se quema completamente,

que tenemos esta situación,

debemos ayudar al suelo de alguna forma.

Un sistema que han puesto a punto los compañeros de Lourizán, Galicia,

es la adición de paja

que reduzca el impacto de las gotas de lluvia

cuando llegan esas primeras lluvias de otoño.

Podemos recuperar esa función ecológica

si lo hacemos de una manera técnica, eficiente y científica,

que de hecho estamos investigando.

-Imitando a la naturaleza. -Correcto.

Esta zona de aquí muy pedregosa tiene plantas así curiosillas.

Más seco, pero da bastantes plantas curiosas.

Ahí tenemos una interesante.

No tiene la flor, que la flor es muy bonita,

pero tiene unas semillas curiosas.

Pasan del color rojo, ¿has visto? Al negro.

Esto es una peonía.

¿Te suena el nombre de peonía? No, no, no.

Así, porque ya está en semillas, sigue estando bonita.

¿Esto son las semillas? Las semillas.

Parecen bichitos, ¿no? Sí. Mira, tú coge.

El aspecto que tiene es un poco... Ajá.

Son muy tóxicas, ¿eh? ¿Ah, sí?

La peonía es una planta muy tóxica.

Por ejemplo, en Venezuela

estas plantas se usan como amuleto.

De protección. Ah.

Aquí tiene un nombre que no es muy de amuleto.

Se llama rosa maldita.

La peonía es una planta muy tóxica

que nunca debe entrar en contacto con el torrente sanguíneo.

Hay que tener cuidado,

tiene alcaloides y es peligrosa, ¿eh? Es muy venenosa.

Tenía una heridita aquí, no sé si...

No. No, ¿no?

Tiene que ser algo mucho más potente, no eso.

"Planta endémica de la península ibérica.

La flor desprende un intenso olor que puede provocar mareos".

¿No te recuerda a un escenario, un púlpito?

Por supuesto, esto es una escenografía estupenda.

Se podría hacer aquí un teatro a la griega

o a la romana. O a la romana.

Estupendo, sí, sí. Eso te iba a preguntar.

Tú cuando has hecho en Mérida o en Sagunto...

Sí. Al aire libre, ¿cómo te sientes?

Es como hacer teatro con todos los elementos, ¿no?

Es, es... O sea, ¿es inspirador?

Es inspirador. Es inspirador.

Mucha piedra. (RÍE)

Pero, bueno, es maravilloso.

Tú tienes un buen currículum, además, en teatro clásico.

Sí, empecé con todo tipo de cosas,

pero la vida me encasilló... (RÍE)

A practicar el teatro clásico.

Y una buena escuela para hacer otro tipo de cosas.

Tampoco es un mal encasillamiento. No, para nada.

Para nada. Y me encanta, me encanta.

¿Seguimos viendo un poco lo natural del paisaje?

Llévame donde tú quieras. (RÍE) Vámonos.

¿Y esto son setas, Vicente? Parece...

Parece una coliflor.

Es que se llama seta coliflor. Ah, acerté.

Entre otros nombres, ¿no? Tiene varios nombres.

Y... ¿Comestible?

Sí. La gran pregunta siempre.

Sobre todo por la textura. Mira, voy a sacar una,

porque es una seta curiosa. Yo creo que en cocina...

Pocas veces. Tiene estas terminaciones petaloides.

Son como petalitos... Bueno, te la enseño bien.

Sí.

Voy a cortar un trozo para que se vea. Mira, mira.

Aquí está. Se ve blanquita. ¿Eh? ¿Has visto?

Muchas setas raras de estas que vemos

en China sobre todo tienen aprovechamientos impresionantes,

medicinales mogollón,

en medicina tradicional,

en homeopatías,

se comercializan algunas, no estas, pero algunas en cápsulas...

Ajá. Bueno, es interesante.

Es supercarnosa. Sí, ¿has visto qué textura tiene?

Eso cruje, imagínate eso en la boca. Claro.

Y, luego, mira.

Es muy aromática. ¿A ver?

Está un poquito húmeda, pero... Huelen muy bien.

Esta huele muy bien, es un olor afrutado.

Potente. Es olor a bosque.

A bosque, te estás comiendo un bosque.

Un bosque. Con los pétalos y todo.

¿Le puedo dar un bocado? ¿Qué pasaría?

Que te van a chirriar los dientes con la tierra.

Parece coliflor, pero rebozada. Rebozada.

Yo paso por aquí y, claro,

hablar contigo y este programa me está enseñando a ver lo pequeñito.

A observar de otra manera. A observar de otra manera el monte.

Siempre me he limitado a pasear y es casi filosofía de vida, ¿no?

"Seta de color crema con forma de coliflor.

Pie muy corto y ramificado.

Su carne es delgada y de textura crujiente.

El día ha pasado volando.

En nuestro paseo hemos encontrado

una bonita, aunque tóxica, peonía en fruto

y hemos visto un grupo de Foliotas dentro de un arroyo.

Para la receta de Javier

le llevamos la llamativa y curiosa cagarria.

¿La conocerá?".

Vicente, cuéntame.

La famosa cagarria.

¡Esto es la cagarria! "Sparassis crispa".

La llaman aquí en Piedralaves cagarria.

Ajá.

Esto es como... podría ser un coral, es como una coliflor, como...

Más coliflor que coral.

¿Y esto? Un par de ellas.

¿Qué textura tiene?

Una textura crujiente y parecen como petalitos.

Del estilo de una coliflor.

Ajá. ¿O más, a lo mejor, de una lombarda?

Me lo has puesto difícil, cada vez lo pones más

en los lugares que vamos. Hay que variar.

Hay que variar, claro. Te dejo la seta...

Vale. Y os cuento la receta.

Lo que vamos a hacer es

nada más y nada menos que un tartar, pero un tartar un poco diferente.

O sea, que vamos a comernos hoy la carne cruda.

¿Vale? Y lo vamos a hacer un poquito agridulce.

Vamos a utilizar orejones, vamos a utilizar pimientos.

Una buena chuleta siempre lleva un buen pimiento acompañando.

Pero lo vamos a hacer y meter dentro del tartar.

Añadimos, por supuesto, huevo, los piñones, sal y pimienta.

Tengo aquí ya preparado

un pequeño consomé y lo vamos a aromatizar

con uno de los vinos

con los que se aromatiza un buen consomé

como es el Palo Cortado.

¿Comenzamos? Perfecto.

Ajá. Venga.

Cuchillo. Te voy a dejar ese, que es más pequeño.

¿Vale? ¿Yo?

Sí, aquí te vas a manchar las manos, ¿eh?

No estoy muy acostumbrado a cortar carne.

¿No estás muy acostumbrado? No estoy acostumbrado.

Yo te enseño ahora mismo. Vale, vale.

Vicente, ¿vas limpiando las setas?

¿Cómo quieres que corte la seta? Déjamela entera,

porque la voy a ir cortando con la mano.

Vale. Directamente.

Como una coliflor.

Desgajando. Desgajando.

Mira.

Yo te voy a cortar así un poquito.

La verdad es que es muy tierna, sale sola.

Te voy a cortar así a la mitad. Ajá.

Yo me corto los dedos si hago eso. Metemos un poquito.

Hacemos siempre una...

Y vamos metiendo el cuchillo

en la última que hemos metido, ¿vale?

Así. Ajá.

Lo que vamos a hacer es

así, laminitas.

Y, después,

cuadraditos.

Voy a hacer una cosa,

porque la he lavado un poco por encima.

Como esta seta tiene unos pliegues así como...

un poco ventriculares por aquí dentro,

lo que hay que hacer es limpiarla muy bien.

Entonces, lo que se hace es

llenar el bol de agua... Ajá.

Y dejarla que suelte arena,

que es como se hace.

Y que vaya soltando, vaya soltando

y vaya soltando solita. Queda mejor así.

Marcial, vas como una máquina.

Muy bien. Muy bien, muy bien, ¿eh?

Está perfecto. Y ahora...

Fenómeno. Mira, eso que has picado

lo voy a terminar de rematar, ¿vale?

No te cortes. ¿Puedes más fino?

Por favor, estás hablando con un profesional.

Me vas a ir cortando un poquito igual...

Estupendo. El pimiento.

¿De acuerdo? Muy bien.

Mientras, te voy a preguntar una cosilla,

porque te veo lanzado con el cuchillo

y veo que lo estás haciendo bastante bien.

Es que soy un cocinero espectáculo. ¿Sí?

¿Eres cocinero espectáculo? Sí.

A ver, cuéntame. Como Arguiñano.

Soy cocinillas, suelo cocinar.

Suelo cocinar en casa, pero cocino muy rápido.

No tengo apenas tiempo.

No cocino cosas muy elaboradas. Ajá.

Entonces, a veces cocino y estoy comiendo al mismo tiempo,

estoy estudiando al mismo tiempo. Quiero decir,

aparte de cocinar, voy haciendo cosas.

Para que digan que no somos capaces de hacer dos cosas a la vez.

Mientras, voy poniendo aquí la mantequilla

para hacer la salsa, ¿de acuerdo?

Marcial, tú no tienes redes sociales, ¿no?

No.

No tienes redes sociales. Curioso.

Es una cosa bastante... No.

Tengo WhatsApp, ya está bien.

Y no soy capaz de contestar

y de corresponder a todo el mundo con el WhatsApp.

Con redes sociales no sé. Como para tener.

Vamos a seguir con la receta del tartar. Tengo orejones.

Los picáis los dos, a ver quién lo hace mejor.

Perfecto. Te voy a dar un orejón,

un par de orejones. ¿Así?

¿De ese estilo? De ese mismo estilo, ¿vale?

De dos en dos, directamente.

¿O no? No nos vamos a venir arriba,

que veo que te estás viniendo arriba.

La carne también, de dos en dos.

Que veo que... ¡Pico los piñones de siete en siete!

¿Te ha tocado alguna vez interpretar a algún personaje

relacionado con la gastronomía?

¿Relacionado con la gastronomía?

No me viene nada. Lo que sí me viene

es una serie que se llamaba "Bandolera".

Ajá.

Representaba a un bandolero médico botánico.

Ajá. Entendía un montón de plantas.

¿De esos personajes se termina aprendiendo?

Claro, sí. Entre que te documentas y si te interesa el tema...

Ajá. Que yo soy un curioso de todo.

Entonces, cualquier tema

me apetece enterarme de ello

y me gusta llevármelo a mi vida

y que esté ahí, que esté ahí en la mochila.

Claro que sí.

Venga, ¿qué tal se os da la pimienta?

Uno va a tener que echarme la pimienta

y el otro va a tener que sacarme una yema de huevo.

Vamos a ver, pero ¡vaya dos!

Vaya dos para un futbolín. Yo la yema.

Mira, eso me lo está haciendo al revés.

Vicente. Cuéntamelo, cuéntamelo.

¿Llevas cuánto tiempo aquí cocinando conmigo?

Y me lo está haciendo al revés. Yo no he hecho esto en mi vida.

¡Ah!

Esto es bien fácil. Lo voy a hacer para que lo veáis.

¿Cómo te gusta de picante?

Mucho. ¿Mucho?

Pues lo haces tú. Vicente, te ha tocado el huevo.

Después de... ¿Echo la yema de huevo?

Con el pimentero. Ya verás qué bonito.

Cáscalo fuera. Vale.

Y la clara vamos a dejar que caiga en la pila, ¿vale?

Venga ahí, ¡muy bien!

A tope. Qué bonito.

Ahora le vamos a echar pimienta. ¿Pimientita?

Sí.

¿Me pasarías las cagarrias? Por supuesto.

Vamos a comenzar a hacer la salsa. ¿Las ves un poquito más hinchadas?

Sí. Se hidratan y se ponen

un poquito más esponjosas. Ajá.

Lo que voy a hacer es ponerla así.

De este tamaño. Perfecto.

Así, si tiene algo de impureza se puede quitar.

La voy a saltear un poquito aquí con la mantequilla

y ahora en cuanto coja un poquito de calor

vamos a añadir el Palo Cortado.

Esto lo dejamos reducir. Cómo huele el Palo Cortado.

Cómo huele. Vino oloroso

de la zona sur de España.

Esto viene muy bien para lo que vamos a hacer ahora.

Lo que tengo aquí, que comentaba antes, es un consomé.

¿Vale? Que he hecho con las partes que no me valían

de esa chuleta.

Venga, Marcial.

Venga. Dale un poquito de vueltas a eso.

Tienes que romper bien el huevo.

¿Y mezclarlo bien? Y mezclarlo, mezclarlo bien.

Exacto. Una cosa que me gusta añadir a los caldos...

En vez de sal,

me gusta añadirle soja. Es un toque muy oriental,

lo hacen mucho en Japón y en China, la verdad.

Y nos va a dar un toque un poquito diferente al caldo

y el punto exacto de sal.

Una cucharadita, suficiente. Más o menos lo tendríamos,

lo vamos a dejar reducir unos segunditos.

Lo ligamos con un poco de harina de maíz.

Un poco de agua, porfa.

Con una cucharita.

Y esta palabra que me encanta a mí que se llama desleír.

Desleír es... Desleír.

Mira, pásame un poquito por aquí.

Lo que vamos... Lo vas a hacer tú.

¿Vale? Muy bien.

Mira, así.

Cuando yo te diga, vas a ir echando cucharaditas poco a poco a la salsa.

Vale, pues fíjate

cómo ha ido ligando. ¡Cómo liga!

Sí, sí. Tengo curiosidad infinita en saber...

en probarlo, saber cómo sabe. Cómo sabe.

Pues no hablemos más, vamos a emplatarlo directamente.

Os voy a hacer una forma de emplatado muy divertida

para que cuando tengáis, a lo mejor, algún invitado en casa

les podáis sorprender. Mira, he puesto aquí

un cacharrito redondo.

Mirad, lo que vamos a hacer ahora

es sacarlo así. ¡Oh!

¿Qué nos va a quedar? Una corona.

El hueco para echar ahí. Claro.

Y ahora los piñones. Los piñones. Marcial, ¿te atreves?

¿Piñoncito a piñoncito? Ah, vale. Voy a poner unos pocos.

Yo lo hubiera echado así.

Como la sal.

La cocina moderna... Yo igual.

Igual, vamos.

La cocina moderna es lo que tiene.

Ve poniendo piñoncitos alrededor. Me encanta esta delicadeza.

Tenemos aquí una salsa espectacular con las cagarrias.

Qué pinta tiene. Sí, sí.

Además, lo bueno que tiene esto es que huele espectacular.

Apetece meter mano ahí. Claro, claro.

Sí, sí. Apetece sobre todo romperlo.

Tenemos eso en la cabeza desde niños, ¿no?

¿Quién lo rompe? El castillito de arena.

Fijaos. Tengo aquí un poquito

de algo que no os había comentado, es un poco sorpresa.

He traído un poquito de lo que viene siendo

un "mousse" de pato. Lo que vamos a hacer en este caso,

ya que me has puesto aquí los piñones, es ir haciendo

esto.

Y esta última

y lo tendríamos. Maravilloso.

¿Qué os parece?

Bien. Lo que acabamos de hacer

con un filete, unas cagarrias, unos pimientitos,

unos piñones.

Yo creo que ha quedado algo bastante "gourmet". ¿Cómo lo veis?

Muy campestre.

Nada, vamos a probarlo, que eso es lo bueno de esto.

Sí. Muy bien.

Tenedor por aquí. Gracias.

Solo una curiosidad:

¿lo del centro, lo que se ha hecho aquí, se debe mantener caliente?

Al comerlo. Al comerlo, sí.

Para que tenga el contraste... Contraste.

Con el frío de... Eso es.

Un poquito de contraste. Al final

debe estar templado y lo de fuera...

Lo de fuera frío. Frío.

Rompe el castillo. ¡Rompe el castillo!

¿Voy yo? Venga, asalta la corona.

Voy a coger la flor más grande.

Ahí, ahí. Ahí lo tienes. Ahí lo tienes.

Esto con un cacho de pan, ¿eh?

Qué explosión. ¿Y la seta qué tal?

Muy bien, además... La textura es muy curiosa.

Muy rica.

Mola. Oye, hemos hecho un platazo aquí.

Yo lo veo. Artista.

Yo lo veo, ¿eh?

Me está encantando. Qué arte.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Piedralaves (Ávila)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El señor de los bosques - Piedralaves (Ávila)

15 mar 2020

El actor Marcial Álvarez se une a Vicente Sevilla en este viaje por Piedralaves. Juntos encontrarán varias setas peculiares, como la comestible cagarria. Además, descubrirán por qué está mermando la producción de piñones en esta zona típica de pino piñonero. Todos estos productos de la tierra estarán en la receta de Javier Peña que utilizará ternera de Ávila para hacer un steak tartar.

ver más sobre "El señor de los bosques - Piedralaves (Ávila)" ver menos sobre "El señor de los bosques - Piedralaves (Ávila)"
Programas completos (51)

Los últimos 51 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios