El señor de los bosques La 2

El señor de los bosques

Domingos a las 18:30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5493258
Para todos los públicos El señor de los bosques - Parque de Ubiñas (Asturias) - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "El señor de los bosques")

"En el centro de la cordillera Cantábrica,

a pocos kilómetros de Oviedo,

está el parque natural de Las Ubiñas,

un bosque de hayas y robles

habitado por el oso pardo y con profundos valles.

Frente a uno de los numerosos barrancos

nos espera Javier Peña con una nueva receta".

Aquí estoy, intentando escanciar algo de sidra,

nuestro toque asturiano para la receta de hoy:

pixín en salsa verde.

"Teté Delgado es una actriz todoterreno

con una personalidad arrolladora.

Segura de sí misma, ha realizado varias campañas

para reivindicar que se puede ser feliz con unos kilos de más.

Su físico nunca la ha limitado

y por eso triunfa en el teatro y la televisión".

La madera de haya es muy apreciada por sus curvas.

Vamos a descubrir con Teté Delgado

las curiosas formas del bosque de Las Ubiñas.

Teté, eres del norte. ¿Tienes vinculación con Asturias?

He tocado en Asturias con mi banda,

me gusta comer en Asturias, tengo amigos asturianos,

me gusta el festival de Pravia de rocanrol...

Vamos, en Asturias yo estoy en casa totalmente.

¿Y eres muy aventurera?

¿Te gusta cuando sales probar cosas nuevas, viajar, moverte?

Bueno, me he tirado en paracaídas.

Sí, bueno, ¿ese tipo de tonterías dices?

¿Sí? Sí, claro.

Te gusta tirarte en paracaídas y eso.

Me gusta hacer barbaridades.

Sí, todo ha venido, ¿sabes?

Gracias o por culpa de la tele en un momento dado,

pero, bueno, cada vez que hacía falta así un momento intrépido,

a mí no hay más que hacerme así:

"¡Eh!", para que entre así,

porque está en mi naturaleza.

No sé si es típico de las hayas o no,

pero me encanta ver cómo se entrelazan,

cómo se abrazan entre sí las ramas

de un mismo árbol... Cómo se retuercen.

Es típico, ¿eh? Ostras.

Es típico. Qué bonito es.

Mira. Qué gozo. ¡Anda!

Ahí tenemos una parejita de setas.

Y de las curiosas. ¿Están rotas o son así?

No, son así. Son así.

Esta seta es... Ostras, qué raras son.

Tiene este aspecto, fíjate. Tiene

un pie así

blanco, estirado. Además, es curiosa.

Es una seta que no es muy frecuente tampoco.

Su nombre es "Helvella elastica".

¿Helvella? Helvella.

Qué bonito. Mola el nombre. "Helvella elastica".

"Helvella elastica" es una seta

con aspecto de silla de montar,

como muchas del género Helvella.

Aspecto de silla de montar, ¿no?

Porque me lo dices tú, que si no... ¿De gallina? También.

(RÍE) De gallina.

Tampoco está mal tirado.

Voy a sacarla entera para que la veas,

porque es curiosa.

Sale así en zonas húmedas, zonas arcillosas de vez en cuando.

Aquí ha salido al abrigo de estos musgos.

La parte fértil, interna, donde están las esporas, es aquí.

Y la forma que comentamos de silla de montar

perfectamente...

Sí. Diseñada, ¿ves?

¿A ver? Sí, sí.

Claro, porque yo lo que veía aquí

era... Al revés.

La cabeza de la gallina... También.

Las plumas de la gallina... La cola. Efectivamente.

Pero una silla de montar también.

Más John Wayne. Y aquí el tipo.

Esta, como no se va a usar para nada, tampoco es comestible.

Porque este género sería comestible en algún caso,

algunas especies, previa cocción.

Pero como hay que manipular la seta,

tener en cuenta que hay que conocerla primero y segundo,

con precaución. Con lo cual, no comestible.

Con precaución

preferimos que no, ¿no? Eso es.

Muy bien. Preferimos que no. La dejamos...

Que espore. Que espore y que cree más,

porque son muy bonitas.

Para hacer fotos dan una textura en la fotografía muy chula.

"Seta poco frecuente que aparece en pequeños grupos.

Sobrero ancho con forma de silla de montar.

El pie es blanco y liso.

En Ubiñas se esconde

la segunda cueva más grande de Asturias:

Cueva Huerta,

una compleja red de galerías creadas por la erosión del agua

y que es estudiada

por varios equipos de investigadores".

¿Qué longitud tiene esta cueva?

A día de hoy tiene 23 kilómetros con 100 metros.

-¿Y habéis ido al final?

-Estamos. La punta de exploración la tenemos a cinco horas

desde la entrada.

-Ostras.

-Caminando y trepando y subiendo cuerda, bajando.

Mucho trabajo nos queda por delante. ¿En qué consiste el trabajo?

Nosotros realmente vamos buscando nuevos conductos, ¿vale?

Para ver hasta dónde llega la cueva, cuántos metros podemos sacar de más.

Hacemos escaladas, nos metemos por sitios chiquitinos,

porque, a veces, de un sitio así pequeño

te encuentras una sala enorme.

¿Cuántos sois de equipo? ¿Dos solo estáis?

No, no. En Cueva Huerta han entrado,

se calcula, más de 120 espeleólogos desde sus inicios.

-Ciento veinte. -Más de ciento veinte, sí.

-Un montón. ¿Cuándo se descubrió?

¿Cuándo fue el primer conocimiento que hubo de la cueva?

El primer conocimiento... Se nombró esta cueva,

se hizo una guía espeleológica a nivel nacional

creo recordar que era por 1890.

Y la primera topografía en 1955.

¿Tenéis mapas del interior? Me imagino.

Nosotros utilizamos un aparato que se llama

Disto, que nos mide distancia, inclinación y dirección.

Recogemos varios puntos.

A partir de esos puntos,

lo que hacemos es la topografía de la cueva, ¿no?

Entonces, yo os traje aquí, por ejemplo, una libreta,

que es donde cogemos las notas

y un cachito de la topografía.

Entonces, estas letritas que veis aquí

son los diferentes puntos de topo,

el nombre de las galerías.

Luego, por ejemplo, aquí tenemos en rojo las dos incógnitas

que tenemos en esta zona.

Y aquí una pequeña escalada para hacer.

¿Cómo os comunicáis? Solemos hacer varios equipos.

Entonces, cada uno tendría un trabajo que realizar.

Nosotras iríamos a hacer la escalada y vosotros la otra incógnita.

Al final, quedas en el vivac.

Unos tardan más y otros menos. -Como antes de tener móviles.

Lo que era la vida hace 30 años. Estamos ensombrecidos.

Estamos ensombrecidos. Sí.

Este entorno has visto que es un sitio

especial para setas, ¿eh?

O sea, a mí me fascina el monte.

Mira, hay una seta ahí. Anda.

Y, además, importante de tamaño.

Grandecita. Esta estaba aquí muy oculta.

Está metida, incrustada en el musgo por la humedad. Necesita humedad.

Está un pelín más seco ahora,

pero esta parte de aquí está más húmeda.

Vamos a sacarla entera.

Hay que sacarla entera para comprobar

la base del pie y estas cosas que nos dan información.

Este hueco que dejamos

vamos a taparlo, además, especialmente,

por estar en musgo para que no se dañe, ¿vale?

La parte interna. Mira.

Ah, muy bien. Es una seta

con poros, con lo cual es un boletal.

El pie es rojo y aquí, por la parte superior, amarillenta.

Con una especie de retícula o red.

Ajá. O retículo.

Y el sombrero es hemisférico en un color...

ahora es amarillento, café con leche, puede ser

casi blanco. Y esta seta tiene un nombre

curioso. ¿A verlo?

"Caloboletus calopus" se llama ahora.

¿Caloboletus qué? "Calopus".

Antiguamente era un boletus. Era "Boletus calopus".

Le han cambiado el nombre a "Caloboletus".

"Calo" significa "bonito".

Ah. Sombrero bonito.

"Calopus" significa "de pie bonito".

Y tiene una particularidad interesante.

Si yo la corto,

va a azulear un poquito la carne. ¿Qué me estás contando? ¿Azul ahora?

Azulea un poquito, sí, con el paso del tiempo.

Ah. Va a ponerse un poquito azulilla.

Tiene pinta de pesar,

también de ser muy carnosa. Sí.

¿Ves el azulillo que empieza a coger por aquí?

Sí, sí. Por aquí...

¿Me lo dejas coger a ver cuánto pesa? Claro.

Pesa, es una seta maciza.

Está tiene... está maciza, está. ¿A que sí?

Está... Tiene un montón de carne para comer.

"Caloboletus calopus" es una seta no comestible

por su excesivo amargor.

La dejamos en el musgo, cerramos un poquito el musgo

para proteger bien la zona. Qué guay.

Haz muchas setitas, haz muchas setitas.

"Seta con sombrero grande de color ocre.

El pie está cubierto por una red amarilla

en su parte superior y roja en la base.

Sin embargo, azulea al corte".

De pequeña querías ser científica. Ay, sí.

¿Qué ha pasado que al final no te has dedicado a eso?

Bueno, pero sigo con el afán de...

descubrir cosas, investigar,

saber por qué pasan las cosas.

Sigo con esa afición, pero ahora lo he transportado al ser humano.

Básicamente, por qué la gente hace lo que hace.

Todo eso me sigue fascinando muchísimo.

Lo que pasa es que descubrí lo que es la formulación,

la física y la química

o no me la explicaron demasiado bien

o no la entendía como me la explicaban

y dije: "Mira, esto casi que no".

Pero ese afán de descubrir, investigar...

Y aparte era una cosa... Yo soy un ser supersocial,

pero... ay, ¡qué árbol más fascinante!

¡Eh! De verdad.

Vaya rincón. Me lo quedo para mí.

Ostras, para el jardín, con una buena grúa

esto me lo llevaba, fíjate. (RÍE)

Es muy especial este.

Tú siempre estás asociada al mundo

sobre todo de la comedia, mucha televisión, teatro.

Pero también eres cantante.

Ah, sí. Y también bailas.

Eres multidisciplinar, tienes... Sí, qué le vamos a hacer.

No, yo creo

que he tenido la suerte de venir al mundo

con la capacidad de comunicar.

Entonces, el resto son versiones.

Puedes comunicar, contar una historia cantando, bailando,

presentando un programa,

interpretando un personaje tanto en cine

como en televisión como en teatro...

Entonces, eso, son variantes.

Cada una tiene su técnica y la tienes que aprender,

pero creo que naces con esa capacidad innata

de comunicar. Y si no,

si no la tienes,

se te pone cuesta arriba. Oye.

"Las hayas acumulan mucha humedad a sus pies.

Cuando las raíces sobresalen de la tierra,

es fácil encontrar setas debajo".

¿Tú cómo has podido ver una seta ahí?

Me ha llamado la atención el color este que tiene aquí,

y eso que está un poco vieja. Te voy a enseñar

para que veas. Esta seta se llama en latín "Mutinus caninus".

Tiene un...

A ver, antiguamente, su género... ¿Te lo cuento?

Sí, bueno, a ver.

¿Vas a decir que tiene forma fálica?

Sí. "Phallus caninus".

¡Ah, "phallus"! Lo has pillado.

Y "caninus" porque... Has visto los perros.

No es que estemos todo el día mirándolos.

Sí, bueno. Sí, parecido. Falo de perro es el nombre...

¿Falo de perro? Es su nombre vulgar.

¡Ah, "phallus"! Entonces sí. "Phallus".

Tiene cadaverina y tiene... ¿Cadaverina?

Claro. Entonces, atrae a los insectos para que se posen

aquí en la gleba, que es la parte de arriba.

Sí. Y dispersen las esporas.

Es un poco pegajosa.

Te va a dejar un olor en las manos...

Ay, a cadaverina.

Van a venir las moscas a las manos. Sí.

"Seta poco común de pequeño tamaño.

Su cuerpo es frágil y la punta es pegajosa.

Los insectos distribuyen sus esporas

atraídos por el fétido olor que desprende".

¿Has visto esta zona de aquí de pasto

plagada de estas florecitas moradas?

Voy como en un jardín, me da miedo... (RÍE)

Bueno, miedo, me da pena pisarlas. Son bonitas.

Azafranes silvestres, Crocus.

¿Ves? El color era ese. Sí.

Tenían pinta. Se llama "Crocus nudiflorus".

¿"Nudiflorus"? ¡Guau! Sí.

Está plagado esto.

Es un azafrán. Aquí hay muchos, muchas especias.

¡Anda! ¿Y esas blancas? Son...

Ahora son infrecuentes, es una curiosidad.

Son raras en esta época, son más de primavera.

Es el mismo "Crocus nudiflorus"... Sí.

Que ha perdido la pigmentación de las hojas.

¿Por qué la pierde?

Por la humedad o por el pH del suelo se modifica.

Están bonitas, ¿eh? Están de foto. Están preciosas.

Están muy chulas.

Fíjate. Hola, preciosa.

Te han gustado, ¿eh?

Me ha gustado, es muy bonita.

Es como muy exclusivo, además, ahí...

En mitad del mundo morado.

Y ahí se queda, vamos, ahí se queda.

"Flor generalmente púrpura de la familia del azafrán.

La falta de pigmentación

es una rareza provocada por causas genéticas

o por una baja humedad del suelo.

El ganado se mueve en libertad por los prados de Ubiñas.

Pasta entre los llamados 'corros',

cabañas de piedra que servían de cobijo para los 'vaqueiros'.

Estos antiguos ganaderos, como Juan,

vivían la mitad del año junto a sus vacas

en lugares como este".

(TETÉ) ¿Y todo ese tiempo dormían ahí?

-Claro, cada uno en su cuadra con los "eatos".

Los "eatos" en bajo y nosotros arriba.

-¿Qué daba, calorcito? -Claro.

Sí. -O sea, que nada de lujos ahí.

-No, no. -Ni sacos de dormir

ni tonterías de esas. -Traíamos un sargón.

No sé si sabéis lo que es. -Sí, claro.

-El colchón era hoja de maíz.

Claro, un sargón.

Y una mantuca.

Dormíamos vestidos, nos quitábamos nada más que las chirucas.

Y dormíamos vestidos.

Y así era.

¿Y eso que llevas en la mano?

Esto se ponía antes. Ahora, normalmente ya no se pone.

Ahora se pone un correón.

-Más cómodo para el animal. -Claro que sí.

Yo creo que sí. Y para manejo de ellos.

Hombre, también. Más cómodo.

¿Y esto que llevas aquí?

Nada, bueno, esto son unos barachones

que usamos para cuando nieva mucho.

Pues los usamos para ir a buscar a las yeguas

si cayó una nevada. ¿Como raquetas?

Son como las raquetas. Igual que las raquetas.

-Antes que las raquetas, claro.

Antes. Antes, por supuesto.

Es muy interesante la evolución

de esto a... Claro, antes no había raquetas.

Era esto lo que había.

Esto se pone así.

-Yo aprovecho y me pongo la otra.

-Eso, ponla como yo.

-A ver si soy capaz, vamos a ver.

-Esto lo pones así. -¿Ahora por dónde paso esto?

-Pásalo aquí.

-¡Ah! La puntera del pie ahí.

Por la parte... Por el contrario.

Está... Vale, vale.

Está estudiado, ¿eh? Pero esto es...

Yo me acuerdo en Manzaneda una vez

que me hundía, avanzaba y me hundía hasta aquí.

Echabas de menos una cosa de estas. Me hubiera venido esto, pero, vamos.

Bueno, Fernando, vamos tú y yo a practicar con la raqueta.

-Tira para allá. Que se os dé bien en la hierba,

que no hay nieve ahora.

Qué comodidad. -Ahora no hay nieve y vamos bien.

-¡Hombre!

Ya puede nevar. -Sí, sí.

Teté, ¿tu físico ha sido fundamental para tu carrera?

Creo que he ganado cosas y he perdido otras.

No sé cuántas me he perdido, pero sé que, por ejemplo,

la función de "Gordas" no la hubiera hecho,

la película de "Gordos" tampoco.

Pero no sé, yo ahora veo fotografías mías,

por ejemplo, de cuando empecé en "El súper",

que les llamó la atención a toda la prensa

que yo estuviera pasada de kilos

y yo veo fotografías de aquel entonces y digo:

"Pero si no estabas... tenías una talla más o menos normal.

¿Gorda? Pues tampoco mucho".

Y aparte recuerdo haber hecho campaña

a favor de "se puede estar gorda y ser feliz",

porque coincidió esa entrada mía en Madrid

con "El súper", el 96 o por ahí,

con un culto al cuerpo, que salió una moda

de culto al cuerpo, de vigoréxicos después

y vigoréxicas después muy grande.

Entonces, salían los del culto al cuerpo

y yo diciendo que se puede estar gorda y ser feliz y no pasa nada.

Siempre y cuando, bueno, problemas de salud aparte.

¿Qué opinas del canon de belleza actual?

Me parece tan absurdo. Un poco al hilo.

Yo qué sé. Si yo hubiera vivido en la época de Rubens,

¿qué sería? ¿Un bellezón?

Y ahora, por cuestión de no se sabe quién

que dicta unas normas estéticas,

de repente estoy... o sea, no soy mona.

Habrá gente a la que le guste así y a otra que no,

pero no debería influir tampoco en mi trabajo, ¿sabes?

Entonces, bueno, pues...

Pues yo qué sé.

"Continuamos nuestro paseo

por el conocido como valle del Privilegio de las Ubiñas.

Y es que, hasta hace un par de siglos,

los nacidos en este lugar eran considerados nobles

y no tenían que pagar impuestos.

Estos honores fueron concedidos por un rey leonés en el siglo X.

De esta forma, se recompensaba

al antiguo hidalgo dueño de estas tierras

y a todos sus descendientes

por los favores realizados a la Corona".

Espera, un momento.

¿Y esas sombrillas que cabemos mi familia y yo debajo?

Otro privilegio natural. ¿Qué es?

Un privilegio que te voy a contar.

Menudas setazas.

Mira, ¿esto a qué pinta te recuerda que tiene?

¿Cómo lo llamarías en nombre vulgar? Sombrilla.

Pues está muy bien.

Se llama "parasol". Ah, pues mira.

Salen en zonas aquí... metidas en estos praditos,

cerca de aquí, de estos escobones.

Te voy a enseñar cómo son.

Cogemos la grande para que la veas.

Vamos a llevar alguna para cocina. Son excelentes comestibles.

Esta se come, sí. Si quieres.

Te voy a enseñar esto. Sí.

Para que veas detallitos. Hombre.

Tiene el pie largo con una especie de dibujitos,

que se llaman zonaciones, como... ¿Se llaman?

Zonaciones. Zonaciones.

Cebrado también.

Pie cebrado. Oh.

Luego tiene un anillo, ¿ves? Sí.

Es un anillo móvil por el pie.

Se mueve. Sí, sí.

¿Ves?

Y sombrero escamoso. Sí.

Y escamas. Sí.

Escamitas imbricadas,

metidas en el sombrero.

Esto que se llama en latín "Macrolepiota procera"...

¡Ah, esa me suena!

Te suena. Claro.

Hay unas que son Lepiotas, no "macros", que son

hermanitas pequeñas de estas,

como en réplica en pequeñito,

que son tóxicas mortales.

La "Macrolepiota procera" o parasol

crece en zonas protegidas,

en este caso, en un prado, o en claros herbosos de bosques.

¿Qué hacemos? Esta parece que está un poquito pasadilla, ¿no?

No sé, yo...

Igual con un poquito de aceite y ajito, pero no.

Si tú dices que no, no.

Te voy a enseñar, mira. Sí.

Mira la diferencia, la diferencia. Ah.

¡Hombre, por favor! ¿Eh?

Fresca. Ya está muy pasadita.

Bueno, esta la vamos a dejar aquí que espore,

porque lo que hace...

No crece otra vez, pero con las esporas genera

que puedan crecer más parasoles. Claro.

"Seta grande con un sombrero beis revestido de escamas.

Tiene olor harinoso y buen sabor.

Su pie, de hasta 40 centímetros de alto,

es demasiado fibroso para cocinarlo.

En nuestro paseo entre las hayas de Ubiñas

hemos encontrado setas con formas muy curiosas,

como la Helvella, que parece una silla de montar,

o la pegajosa Mutinus.

También hemos visto un boletus de pie rojo

y unos enormes y deliciosos parasoles.

Le llevamos unos ejemplares a Javier Peña

para ver con qué nos sorprende en la cocina".

¿Cómo ha ido la cosa hoy? Hola, qué tal. Pues divinamente.

Mucha seta, mucho panorama maravilloso

y feliz de la vida.

La verdad, un marco incomparable. Jolín, sí.

¿Mañana productiva? Muy productiva.

¿Muy productiva? ¿Qué habéis traído?

Alguna cosa. Cuando Vicente dice "alguna cosa",

algo bueno trae. Algo habrá.

Vicente, "cestaman". Madre mía.

¡Hala! Macrolepiotas. Macro, Macrolepiota.

Este era el parasol. Un parasol,

otro parasol... Parasol.

Nos ponemos debajo del parasol. Totalmente, además...

¿Cómo se comen normalmente? Están muy buenas empanadas.

¿Empanadas? Huevo, pan rallado

y se hacen unos triangulitos

y como si fuesen trocitos de pechuga de pollo.

De hecho lo llaman pollo en...

de bosque o algo así. Pollo de monte.

Pollo de bosque. Podría ser.

Bueno, pues, fijaos.

Vamos a hacer una receta con el parasol

y con algo que se come mucho por la zona

como es el pixín.

O lo que nosotros llamamos rape.

Lo vamos a hacer muy parecido a lo que me estabas comentando,

pero no empanadas, sino solo rebozadas.

Tanto el pixín, rape, como las setas.

¿No es lo mismo empanado que rebozado?

No. Empanado lleva pan rallado... Con pan.

Y el rebozado, harina y huevo. Con huevo.

¡Ah! Nada más.

Vamos a hacer eso y aparte

vamos a hacer una salsa verde. Pero una salsa verde

con un poquito más de glamur.

No solo con perejil,

sino que le vamos a añadir un poquito de espinacas.

Venga. Espinacas para darle ya...

Popeye total. Potencia al plato.

Primero, lavamos setas. Vicente. Ajá.

Segundo, yo te voy a enseñar

cómo cortar el rape y, luego,

empezamos con el huevo. ¿Os parece? Venga.

Vamos a cortarlo

y aquí es donde yo quiero que metas tú...

mano. ¡Ah!

Quiero trocitos así de pequeños.

Y, Vicente. Iguales...

De seta. Con la seta.

Perfecto. Más o menos este tamaño.

Mientras, voy a ir picando la cebolla para hacer la salsa.

Lo de hacerlo en diagonal es por jorobar, ¿no?

Se nos va a hacer un poquito antes.

Ajá. Queremos que tenga la misma medida

que el parasol.

Siguiente paso:

vamos a coger cada uno un bol y vamos a batir un huevo.

Voy a echar un poco de perejil. Venga.

Cogemos harina y un platito

y vamos a pasar tanto el rape como las setas.

Primero las vamos a salar.

Tenemos el rape metido en el huevo con el perejil,

las setas, Vicente, veo que las tienes ahí perfectas.

Bien. Lo que vamos a ir haciendo

es ir friendo. No en abundante aceite.

No. Tampoco demasiado, ¿de acuerdo?

Queremos que coja esa capita

que va a hacer que esté por dentro jugosito.

Si no te importa, me voy a ir lavando las manos,

porque están empezando a cementar. Eso es. Sí.

Y el siguiente paso: vamos a...

ir friendo las setas.

¿Tú oficias bodas? ¿He oído bien?

Ah, sí. Claro.

Cuéntame eso. Mira.

Hay mucha crisis en esto, lo de ser actriz y tal.

Y, entonces...

Como te comentaba que lo de comunicar

no se me da mal,

yo quedo con los novios,

me cuentan su historia, cómo se conocieron.

Yo les voy preguntando y vamos entrando en confianza.

Entonces, luego la novelo

y la cuento.

Es muy bonito, vienen transformados. Son otras personas,

no son con las que estuviste en un bar tomándote algo.

Vienen,

no sé, vienen con otra cara.

Son otras personas, es muy bonito. Entonces, eso...

yo soy la que lo ve mejor que nadie. Es muy bonito.

Bueno, aquí tengo el rape.

¡Oh! ¿Habéis visto?

Vamos con la salsa.

Necesito un poco de ajo. Muy bien.

Si vas pelando el ajo, te voy a enseñar a picarlo

rápidamente. Así.

Mirad, ¿eh?

¡Ah! Claro.

Entonces, ya casi lo tienes, ¿verdad?

¡Pues claro! Le pegamos así una pasadita

y la siguiente se la das tú.

Lo bueno de este plato

es que cuando lo metamos en la salsa,

no vamos a saber si estamos cogiendo rape

o estamos cogiendo seta. Es verdad.

Eso es lo divertido.

Tenemos el aceite caliente y comenzamos con la salsa.

Un poquito de...

De ajito. De ajo.

Con la cebolla. La tenemos.

Perejil. Perejil.

Vamos a echar una buena tirada así de perejil.

Es importante, nos va a hacer

que luego la salsa coja ese color verde,

pero para darle un toque más verde todavía,

unas cuantas espinacas.

Todas estas, que se quedan en nada. La espinaca es lo que tiene.

Vicente, ¿a esta seta crees que le iría bien unas pasas?

Sí, porque es dulzona y tiene sabor a fruto seco.

Genial. Fenomenal.

Esto ahora tenemos que mojarlo con algo

muy de la tierra.

¿Nos tomamos una sidrina? Correcto.

Venga, desde arriba también. "Escalciando". Escanciando.

Escancio para el plato. Para el plato. Un poco más arriba.

Un poquito más arriba. ¡Ahí!

¡Bueno!

Suficiente. ¡Epa!

Muy bien. Nos faltaría echar

el "fumet".

Bueno, esto lo tengo ya hirviendo y ya "chop chop",

que es lo que queríamos. Nada, vamos metiendo

un trocito de rape

o pixín, un trocito de seta.

Porque sé cuál es cuál. Si no, no lo sabría.

La verdad es que tiene un aspecto muy de pescado.

Todo pescado parece. La seta, ¿verdad?

Esto ya lo tenemos.

Vamos a emplatar. ¿Qué vamos a hacer?

Nada, como hemos hecho antes. Vamos a intercalar un poquito

de rape con un poquito de parasol.

Mira, voy a poner como decoración,

ya que es el parasol, aparte del pixín,

la seta estrella y es bastante impactante la pinta que tiene,

la ponemos aquí si queréis.

Como una sombrilla. Correctísimo.

¿Te parece bien? Estupendo.

Compañeros, lo hemos conseguido. Exacto.

Estamos muy contentos.

Está fenomenal, pero hay que probarlo ahora.

Voy por la seta, que no la he probado nunca.

Venga.

¿Está rica?

¿Ha quedado jugosa? Muy jugosa.

No me sabe a nada conocido, me gusta mucho por eso.

Es un acierto el plato. Pues quiero otra.

Pues, venga, vamos a ello.

Qué buena.

De verdad, un placer haberte tenido aquí.

Encantado de que te haya gustado.

Vicente, como siempre, un acierto la seta que has traído.

Eres un artista. Un acierto el plato.

La artista eres tú.

La artista eres tú. Todos somos artistas en lo nuestro.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Parque de Ubiñas (Asturias)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El señor de los bosques - Parque de Ubiñas (Asturias)

26 ene 2020

Programas completos (44)

Los últimos 44 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios