www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5756799
Para todos los públicos El señor de los bosques - El Hayedo de la Pedrosa - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía del programa)

"En los montes segovianos, cerca de la población de Riaza,

encontramos un espeso y húmedo hayedo

que acaba abriéndose y convirtiéndose

en una gran zona de robles.

En uno de los extremos de este bosque,

Aizpea Oihaneder espera nuestra llegada con todo a punto

para que despegue su receta de hoy".

Hoy vamos a cocinar un costillar de cordero segoviano

con una salsa agridulce de arándanos.

"Josema Yuste es un actor al que es difícil no reconocer

y no sonreír al hacerlo.

Durante 13 años, nos acompañó la Nochevieja con Martes y Trece,

pero lo de hacernos reír le viene de siempre

y sigue haciéndolo sin descanso".

Hoy, en la montaña segoviana, entre hayas y robles,

recibimos a Josema Yuste.

¿Cuánto hacía que no venías por aquí, por una zona de campo?

Mucho tiempo. En las giras de teatro

aprovecho muchas veces, no sé, por Navarra, por Extremadura,

etcétera, Cantabria, para dar un paseíto.

A mí las giras me encantan por eso,

porque conectas con gente de otras culturas, de otro pueblo,

el entorno, la ciudad... También me gusta mucho la ciudad.

Entonces, me encanta.

¿Y mundo "setil" y estas cosas? ¿Te ha dado por ir a por setas?

No, tampoco, porque además pienso que la seta en general

es un producto indigesto. En general, ¿no?

Hay que tener cuidado con los níscalos, con el champiñón...

Hay que tener cuidado con cualquier seta

de no abusar, no hacer una comida copiosa

a base de setas, porque te puedes ir.

Claro, pero sí me parece maravilloso y precioso

el mundo de la seta como tal.

Descubrir en el suelo de repente cosas

que te puedes comer.

Con diferentes texturas, colores, sabores...

O simplemente por admirarlas, son bonitas.

Son muy bonitas, preciosas. Desde el punto estético.

Se han escrito cuentos,

en dibujos... Sí.

Se ha dibujado la seta muchísimo. Sí, sí.

En multitud de cuadros y cuentos. Está muy reproducida, efectivamente.

Ay, mira. ¡Anda! (RÍE)

Fíjate. Me ha llamado la atención.

Qué color. Como un destello rosa.

Sí, qué bonita.

Casi, mira, como son muy delicadas,

voy a meterle muy despacito aquí...

Y te presento a la "Mycena rosea".

¿"Rosea"?

Tiene un tono rosado claramente. Sí, sí.

Un poco transparente, se ve así un poco translúcido.

Sí. Por la luz.

Un poco las láminas también. Es verdad.

El mismo rosa se transparenta en las láminas, que son blancas.

El pie tiene tonos rosados.

También el pie. Muy bonita, muy delicada.

Un olor que a ver a qué te suena.

¿Puerro? No. ¡Uy!

¿Cebolla? No, no.

No, cebolla sería... Más fuerte.

¿Hinojo? No.

¿Qué tal cuando pelas una patata? La peladura de patata, patata cruda.

¡Sí! Patata cruda.

¡Sí, señor! Absolutamente.

No, no...

Las setas que huelen a patata cruda o rábano,

no todas, pero muchas son tóxicas.

Y esta es muy tóxica. Tiene una sustancia

que se llama muscarina... Sí.

Que produce alteración del ritmo cardiaco, sudor frío...

Lo llaman "síndrome sudorífero".

Tiene un tratamiento rápido,

porque si te intoxicas con esto enseguida vas al médico,

pero hay que tener cuidado con setas de este olor.

"Esta especie es fácil de distinguir por sus tonos rosados.

Contiene muscarina, que produce serias afecciones

en el sistema nervioso".

Josema, tu profesión, que es actor...

Sí. ¿Ha sido una cosa

ya pensada desde que eras joven o es una cosa que surgió luego?

No, no. Yo soy actor vocacional.

Desde muy pequeño quise ser actor,

me subí a un escenario en el colegio de las Damas Negras.

Iba a las monjas con mis hermanas de pequeñito nada más.

Y ahí, en cuanto hice el típico festival

de esos que hacen los niños de Navidad y tal,

sentí la llamada y ya quise ser actor.

Desde los siete años he querido ser actor siempre.

¿Eres todoterreno o te gusta especializarte en algo?

Sí. Yo creo que, como en la medicina,

es mejor ser especialista en una cosa

y tratar de ser bueno en esa que no en 50.

Y desde muy pequeño, ya en el colegio,

era el típico que imitaba a los profesores,

hacía tonterías y tal, ¿no?

Entonces, la comedia. ¿El punto de drama no te ha dado...?

No, no me da por hacer drama, no.

Creo que la vida tiene bastante drama en sí misma como para que encima

yo me ponga a hacer drama.

Además, como soy un comediante de risa fácil...

Soy de risa fácil, lo reconozco.

Correría el peligro de estar haciendo "Calígula"

y que me entrara la risa.

Y sería un desastre, claro, absoluto.

Pardillas. ¿Estas?

¿Por qué se llaman pardillas?

Sí, porque es muy tonta.

O el color que tienen también.

El color pardo. Es un poco pardillo.

Esta seta tiene una característica. El color pardillo...

Sí, pardo. Pardo con alguna esfumación,

blancas las láminas con algún reflejo crema...

Sí. El pie es bastante grueso y macizo.

Sí. Solo que al final

se rompe un poquito en la base.

Y lo que tiene de característica el "Clitocybe nebularis",

que es su nombre en latín, el de la pardilla,

es que tiene un olor muy particular.

Esta seta se dice que huele a pardilla,

porque es un olor que se queda en la memoria olfativa

y cuando recolecta setas, sabes que por este olor

solo encuentras la pardilla. La pardilla.

Es un olor muy particular.

Afrutado... Muy de ella.

Muy de ella. Ya, ya.

Harinoso o como quieras llamarlo, pero es un olor particular.

A ver, es una seta

que se ha consumido. En el País Vasco es muy apreciada,

lo que pasa es que es para estómagos

muy muy potentes. Muy potentes, claro.

Hay a quien le produce... Hay que tratarla en cualquier caso,

hay que pelarla.

Además, se pela con facilidad.

¿Ves? Sí, mira. Hay que quitarle eso.

Y darle un golpe de calor fuerte. Hervirla o meterle más calor,

porque es... Ya.

En crudo no se puede comer,

porque produce una ligera intoxicación,

una intolerancia gástrica al menos. Sí, sí.

"Clitocybe nebularis" es una seta que ha sido considerada

buen comestible, pero actualmente es una seta controvertida

porque hay a quien le sienta mal,

con lo que no recomendamos su consumo.

Muy bien.

Pues nada, seguimos ahí... Perfecto.

A ver si encontramos alguna

que sí se recomiende. Muy bien.

"Se cría en otoño.

Recibe el nombre del color de su sombrerillo".

Mi "hobby" por excelencia es el deporte.

Bueno, empecé fútbol desde pequeñito. De portero.

Luego me metí en el tenis de lleno.

Y, después, cuando tuve un pequeño amago de lesión

en la rodilla derecha,

conecté con el golf y me apasiona le golf.

Llevo 30 años jugando al golf.

Intensamente, casi a diario,

y me encanta. Es un deporte que te enseña

a ser humilde, a respetar a los demás...

Es un deporte que aplicado a la vida, ¡buah!

Está lleno de enseñanzas, de verdad.

Josema, aquí tenemos una seta curiosa.

Esta seta que se ve aquí...

Es un coral, se parece a una esponja de mar un poco.

Sí. Lo que vamos a ver es qué especie es,

porque en este género

hay muchas especies que son bastante complicadas.

Y parecidas, digamos. Y parecidas.

Esta, a ver, tiene un tono rosado por aquí.

Sí. Y un tronco basal,

que es lo que hay aquí. En vez de pie se llama tronco basal.

Si te das cuenta, salen un montón de ramificaciones.

Viene de "Ramaria". Del mismo tronco.

Tienen la parte final

más o menos con alguna ramificación. Ya.

Y ese tonillo rosa un poco apagado

más amarillento arriba... Sí, es verdad.

Y el tronco blanco. Sí.

Y roble...

Es frecuente que en esta zona de suelo ácido, en robledales

aquí del centro... Es una "Ramaria subbotrytis".

"Subbotrytis". "Subbotrytis".

Es de las tóxicas, las hay muy tóxicas.

Pero hay otra que se llama "Ramaria formosa",

y del grupo ese hay varias que se parecen por los tonos.

Se dicen "Ramarias" tricolores, que son claramente

blanco, rosa y amarillo...

Sería más potente

el color de la "formosa". Más intenso.

Es muy tóxica.

El género "Ramaria" es bastante complicado de identificar.

Con lo cual, si no conocemos bien qué especie es,

la vamos a descartar para la cocina,

porque hay algunas que son muy tóxicas.

Entonces, valora ahí ese tema esponja, ¿verdad?

La textura, ¡puf! Muy esponjosa.

Como es bonita y estéticamente... Decorativa, digamos.

Nos puede interesar. Si quieres que nos la llevemos...

Sí, para decorar un poco la mesa. Sí, ¿no? Se pone así.

Un toque un poco coral. Sí, sí.

Coral, coral, es verdad. Coral.

Nos vamos a llevar el coral, lo metemos

y seguimos un poco...

Investigando el bosque. A ver si encontramos

algo comestible ya, ¿no?

"Esta 'Ramaria' crece solitaria

y destaca sobre hierbas y musgos por su color salmón.

Las hayas son árboles veceros,

lo que quiere decir

que no producen frutos todos los años.

De ese fruto, el hayuco,

lo sabe casi todo el botánico Juan Andrés Oria".

¿Qué estás midiendo aquí?

Estamos recogiendo todos los hayucos, el fruto del haya.

También recogemos las especies de hongos que están en esta parcela.

¿Ves la cinta métrica? Sí.

Y la vara esta masai

es para saber la anchura de la parcela,

y una parcela sin dejar rastro, ¿no?

Entonces, recogemos estos hayucos... -¿El fruto del haya?

-Sí, es un fruto graciosísimo.

Es como una pequeña pirámide. Sí.

Se puede comer más bien tostado.

En crudo no tanto, pero... -¿Como una castaña, digamos?

-Sí, sí. Y, de hecho, tiene un sabor estupendo

y se saca un aceite apreciadísimo, ¿eh?

-¿Un aceite? -Un aceite a 200 euros el kilo.

-¿Se utiliza para comestible, para la piel?

-Como comestible y también para la piel.

Exactamente.

Por ejemplo... -Cosmética, digamos.

-En cosmética parece ser que es, en fin, para evitar...

Como una especie de antioxidante.

Y el aprecio que tiene es muy grande, hay mucha más demanda

que oferta. Podéis mirar.

Los hayucos. La cosecha de una parcela.

Puede llegar a haber 2000 kilos por hectárea, ¿eh?

O sea, que... Eso sí, es costoso recoger,

porque es un fruto pequeño.

Oye, ¿y esto de que los hayucos sean veceros?

Es como se dice, ¿no? Produce cada equis años...

Yo siempre he querido preguntar por qué es eso.

O sea, ¿de qué depende?

Pues esto es curiosísimo, pero...

Este año hay una producción enorme de fruto

y, de alguna manera, el árbol no quiere

que al año siguiente haya muchísimo. ¿Por qué?

Porque los roedores, si se ponen tibios...

¿De esto? Se multiplican, se lo comen.

Casi todo.

Pero ahora con el cambio climático parece ser...

Parece ser no, lo estamos comprobando.

Se ha alterado, ¿no? Se ha... Hay más años fructificando.

De tal manera que se descabalan las cosas.

Sé que alguien dirá: "Estupendo, así tenemos más fruto".

Pues el bosque no es tan... -No es tan bueno, claro.

No está preparado. Hay que buscar el equilibrio.

-No está preparado.

Josema, tú llevas siendo famoso muchos años.

Sí, bueno. Yo quiero saber cómo has gestionado

la fama

de cuando eras más joven hasta ahora.

¿Cómo has ido gestionándolo, llevándolo?

Mira, la fama es una cosa que es completamente absurda

y que no vale para nada prácticamente.

Y es intangible.

Es una situación dada por tu profesión.

Entonces, yo no le he dado ninguna importancia nunca, jamás.

Ser famoso no es nada, es producto de que sales en una pantalla.

Nada más, no te hace ni mejor ni peor ni nada. Nada.

Entiendo que la gente te pare, te pida una foto, lo entiendo.

Es algo lógico. Si te ven en una pantalla y tal,

no se sabe por qué pero te quieren tocar, preguntare un par de cosas,

quieren estar contigo un momento y pedirte una foto...

Y es normal y ya está.

No hay que darle más importancia. Ni ahora ni cuando eras más joven.

¿No has mutado la opinión? Creo que no me ha cambiado la fama.

Sinceramente, creo que soy el mismo de antes.

Soy un tipo muy normal

con sus defectos y alguna virtud que otra

y nada más. O sea, el que se crea algo

por el mero hecho de ser famoso

mal va por la vida.

¿Y algún "sketch",

alguna recurrencia de cosas que hayas hecho

que te persiga con el tiempo y que te sigan recordando?

Todos tenemos uno en la cabeza, pero bueno.

Claro, la gente... ¿Sabes qué? La sonrisa de la gente.

Cuando me ven por la calle, me paran o tal,

esa sonrisa abierta de la gente

y que te dicen: "Es que nunca podré olvidar,

yo qué sé, el 'sketch' de las empanadillas"

o "la obra de teatro que me reí contigo en 'Taxi'".

Yo qué sé, ese tipo de halagos

a mí me reconfortan, porque significa que he hecho algo bien, ¿no?

He hecho algo bien para la comunidad, para la sociedad.

Este musgo que tenemos aquí

está bonito, espectacular. Precioso.

Zona húmeda. Es un musgo acompañante de otros musgos,

que se llaman esfagnos o "Sphagnum", que están en las turberas.

Son muy absorbentes.

Y este es un musgo que se llama "Polytricum" o "Polytrichum"...

En latín. En latín.

Porque se ha usado,

ya tradicionalmente e históricamente,

como un bactericida y absorbente de humedad.

Son muy absorbentes de humedad y se usaban también

para las plantillas del calzado, de los zapatos,

que absorbiese la humedad del sudor. El sudor.

Aparte de eso es bactericida, y en los críos...

Para los niños también se usaba como una especie de pañal.

Ah, mira. Para absorber, para que no tengan rozaduras,

escozuras y todo eso, ¿no? Efectivamente.

Y antibacteriano. Antibacteriano.

Y antivírico también, imagino. Efectivamente.

Lo que pasa es que no deberíamos...

Aunque esto sea una cosa muy histórica y muy tradicional...

Utilizarlo ahora, lógico. Está protegido.

Claro, fundamental. Es una protección del bosque

y de las zonas húmedas también, entonces...

¿Qué es lo que protege en el bosque este musgo?

Lo que hace es coger humedad, protege las piedras,

protege el suelo, sujeta la humedad en el terreno...

¿La mantiene? Claro. La mantiene, efectivamente.

Claro, se usaban tradicionalmente los musgos,

acuérdate, para los belenes

y estas cosas... Sí, sí.

Por supuesto, están protegidos y hace años que no se pueden usar.

Para el tema de bactericida y de pañales tampoco.

Tampoco, claro. Ni para plantillas ni nada.

Se compran de otro tipo y ya está. Claro, y ya está.

Lo dejamos aquí y vamos a seguir paseando,

porque está muy bonita la zona... Una belleza natural preciosa.

Nos hemos topado con este pequeño tesoro.

Parece un bosque chiquitito. ¿A que sí?

Con las hojas de las hayas

está superbonito. Sí, muy bonito.

"Antiguamente se usaba por su poder absorbente y bactericida.

Su nombre científico deriva de 'polis', que significa 'mucho',

y 'thrix', que significa 'pelos'".

Esta seta, Josema, sale en zonas húmedas.

Es rara, tiene una pinta rara.

Es así blanca y tal, como unas costillitas.

Sí. Un sombrero que se llama mitra,

que tiene forma de silla de montar. Te voy a sacar esta.

Es verdad. O de pamela así inglesa.

También. De la realeza.

Es muy victoriana, ¿no? Sí, sí.

Tiene esa forma así... De silla de montar, es verdad.

Lobulada, acostillada.

Se llama "Helvela". "Helvela"

O "Helvella". O "Helvella".

"Crispa". "Crispa".

Y es blanca. Es una seta curiosa.

Se podría comer siempre que la hiciéramos

cocida o cocinada previamente,

porque en crudo es ligeramente tóxica.

El valor que tiene es sobre todo estético.

¿Te suena haberla visto?

Sí. Iba a decir que yo tengo un cuadro

con una serie de setas pintadas y esta está allí.

¿La "Helvella" está? Esta, esta.

La "Helvella crispa" es una seta

que pertenece al grupo de las "Ascomycetes"

y es una seta muy curiosa, muy bonita,

que no tiene valor culinario, pero hace su función en el campo.

Vamos a dejarla donde está.

La dejamos aquí al lado del resto de las hojas.

Dejamos el setal.

Muy bien. Hacemos un hoyito, ¿no? Sí.

Un poquito y ya está, que acomode. No volvería a crecer,

porque, bueno, pero hace su función.

Suelta las esporas y ahí está. Ahí está.

"La oreja de gato blanca se caracteriza

por su sombrero en forma de silla de montar.

Su color es blanco,

pero con el tiempo acaba siendo beis.

La niebla y la humedad

nos han acompañado durante el recorrido.

Hemos encontrado una curiosa 'Ramaria'

que parece un coral marino,

y hemos conocido que los hayucos son apreciados

tanto en gastronomía como en dermatología.

Veremos si a Aizpea le sirve alguna de nuestras setas de hoy".

Hola, chicos. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Muy bien, aquí encantada con vosotros.

Un placer estar contigo. ¿Qué tal ha ido el paseo?

Muy bien. Hemos dado una vuelta y hemos traído una cosa de adorno.

Objeto decorativo. Te va a gustar mucho.

Está deshidratada, pero, bueno.

La vamos a dejar aquí. Parece un coral, ¿verdad?

Te hemos traído otra. Sí.

Que es la pardilla. También indigesta, ¿eh?

Claro, es una seta que se ha comido tradicionalmente,

como decíamos antes, pero es una seta que les produce a personas

intolerancia gastrointestinal.

Como es una seta controvertida...

No nos arriesgamos. Se descarta.

Yo tengo un estómago muy delicado y para mí no.

Eso es.

Bueno, pues hoy tienes corderito...

Pero eso es saludable. De Segovia. Maravilloso.

Esto te sentará bien. Sin duda, gran producto.

De la tierra. Y luego le haremos

una salsa agridulce de arándanos. Ah, muy rico.

Os voy a tener que poner ya a...

A trabajar contigo. De pinche. Y me han dicho...

Bueno, me han dicho no.

Lo sé. De buena tinta.

De buena tinta

que picas muy bien... Me gusta cortar.

Me gusta cortar y picar, sí.

Te va a tocar picar la chalota. La chalota.

Yo lo que voy a ir haciendo...

Tengo ya aquí el cordero limpio.

Lo que voy a hacer es pasarlo por la sartén y voy a añadir

el aceite y una mantequilla clarificada.

Lo que he hecho es separarle el suero

a la mantequilla. La pongo a calentar un poquito

al fuego. Entonces, el suero de la mantequilla queda abajo,

que es lo que vamos a eliminar

y nos quedamos con la parte clarificada de la mantequilla.

Vale. Para que no se queme.

Hay veces que ponemos la mantequilla en la sartén y se nos quema...

¡Buah! Marrón, horrible. Eso es.

Rancio. Suele ser por el suero que suelta...

Que suelta... Eso, por eso la hemos clarificado.

Muy bien, Josema, ¿eh?

Sí, sí. No te he dicho nada, pero...

Sí, sí. Eres ya el "top"...

(RÍE) Alto de cortador de "brunoise".

Muy bien. Lo vamos a saltear:

mantequilla, aceite, un poco de cáscara de limón.

¿Te gusta dejar el corderito en un punto rosa o hecho normal?

A mí me gusta rosita.

Por dentro, ¿no? Sí.

Entonces, lo vamos a tener que saltear aquí por un lado,

luego lo cubriremos con papel Albal para que vaya reposando

y con el mismo calor vaya...

Ya. Entrando en su interior.

¿Te gusta cocinar a ti, Josema, en concreto?

He tenido que cocinar una época de mi vida,

que viví solo un par de años por necesidad,

pero soy de cocina muy básica porque no sé cocinar.

Ya. Sé lo básico:

una pasta, una verdura y...

un horno, pero todo muy sencillo.

Sí. Elaboración poca.

¿Sabes? Muy sencillo. Ya.

No significa que no me guste comer. Te gusta comer. Eso es vital.

Soy de no comer grandes "cominolas"...

Digo "cominolas".

¿"Cominolas"? ¿Gominolas?

Comida de gominolas, ¿no? ¿"Cominolas"?

Comilonas.

Pero me encanta comer. Ya.

Perfecto. Pues si quieres,

me vas a ir preparando los arándanos.

Necesito que los cortes por la mitad.

¿Por la mitad? Vale. Eso es. Y los vas dejando aquí.

Bien sencillo. Eso es, sencillito.

Tampoco tiene nada del otro mundo. He añadido el limón,

el romero, el tomillo,

la canela también.

Vale. Y le voy dando con la...

con la cuchara para que le vaya entrando

el calor en su interior.

Qué bien huele. ¿En casa qué tal...

el ambiente en la cocina? ¿Sois muchos? ¿Hay jaleo?

Éramos muchos, ahora somos menos.

Se van yendo los hijos. Sí.

Somos tres y, bueno, mi hijo es

un excelente...

ser humano. (RÍE)

Pero para la cocina no le ha llamado

la madre naturaleza.

Oye, hablando de tus hijos. ¿Ninguno de ellos está vinculado

con el tema artístico? ¿De mi profesión? No, ninguno. No.

Ninguno. También es verdad que yo nunca les he involucrado mucho

en mi trabajo, ¿sabes?

Igual han ido a un plató de televisión una vez.

Y al teatro sí que van a verme cada vez que estreno una función,

pero como no les he involucrado

ni les he hablado mucho de mi trabajo,

no sé muy bien por qué. Ya.

No lo hago. A veces suelen ser sagas artísticas.

Sí. No, no es mi caso.

Ya. No es mi caso.

En mi familia no hay nadie actor. Claro.

Casi que te digo que lo prefiero.

¿Sí? Porque esto es muy difícil, muy...

Sacrificado. Muy intermitente, muy sacrificado

y, sobre todo, tiene que gustarte, apasionarte.

Más que gustarte tiene que apasionarte.

Aparte de interpretar, de ser actor,

adaptas, diriges.

Sí, claro. Como ya me dedico al teatro, me vuelco en el teatro

cien por cien prácticamente, adapto las comedias que hago

y las dirijo también.

Tenemos la chalota, el ajo y el aceite.

Sí. Vamos a añadir aquí...

Produciendo, muy bien. Sí.

Vamos a añadir un poco de miel. La miel.

Qué buena pinta eso. Sí.

Bueno. Añadiremos la soja.

¿Ves que se carameliza?

Se carameliza. El color que coge.

Exactamente. Tostadito, precioso. Y el olor.

Se viene, ¿eh?

Riquísimo.

Cómo casa la miel con la soja. Eso es.

El burbujeo este que tiene... Sí.

Bien sencillo. Añadimos vino tinto. Vino tinto.

¿Ahora en qué estás metido?

Estamos en el teatro Amaya con "Sé fiel y no mires con quién",

una función clásica, mítica, de hace muchos años

que he versionado, adaptado, la he traído a los días de hoy.

La he modernizado en cuanto al terreno del humor se refiere.

Creo que es la comedia más longeva,

me atrevería a decir, del teatro español.

¿Cómo es eso de adaptar?

Tienes que estar... Te tienes que meter en la obra,

darle tu punto. Claro, leerte bien la función,

conocer bien la historia

y a partir de ahí, sacar todo lo antiguo, todo lo rancio,

todo lo que ha pasado el tiempo por encima.

Suele ser sobre todo la parte más cómica de la función,

porque los gags pasan de moda, ¿no?

Es un trabajo difícil, pero muy bonito.

Es un reto muy bonito, no puedes distorsionar la historia

por que tú metas un chiste moderno, tienes que... Que encaje, ¿no?

Ya está, ¿has visto qué sencillo? Lo hemos hecho en un titá.

Claro, en poco tiempo. ¿Habéis visto?

¿Lo vas a hacer en casa?

Igual no. No.

No, no llego a tanto.

Me lo he imaginado... Eres una profesional, yo no.

No me atrevo.

¿Me ayudas a emplatar? Lo que tú nos digas.

Perfecto. Pues voy a ir echando ya las costillitas.

Ahora viene lo mejor y lo más difícil, que es comerlo.

Delicioso. Sí.

Muy rico, riquísimo. Muy rico.

Qué bien, un placer. Un abrazo.

Un placer cocinarte, Josema, de verdad.

A ti. Gracias por venir.

El señor de los bosques - El Hayedo de la Pedrosa

10 ene 2021

Cerca de la población de Riaza, en los montes segovianos, encontramos un espeso bosque de hayas. En este paseo, el actor Josema Yuste acompaña a Vicente Sevilla para descubrir los hayucos, los frutos de las hayas, y setas como la oreja de gato blanca o la pardilla.

ver más sobre "El señor de los bosques - El Hayedo de la Pedrosa" ver menos sobre "El señor de los bosques - El Hayedo de la Pedrosa"
Programas completos (63)

Los últimos 63 programas de El señor de los bosques

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios