www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5538778
No recomendado para menores de 12 años El Ministerio del Tiempo - Temporada 3 - Capítulo 13: Entre dos tiempos - Ver ahora
Transcripción completa

"¿Qué queréis de mí?".

Pronto se va a librar la batalla definitiva.

Y necesito a gente como usted a mi lado.

Ya sabemos quién es nuestro enemigo.

Su nombre real es Enrique de Sobrecasa.

Llamada urgente de 1976.

"Adolfo Suárez no está entre los nueve para elegir al presidente".

-Voy a colaborar para acabar con los Hijos de Padilla.

2017. ¿Es una broma?

"Recuerda, tienes en el móvil una copia del libro"

con el que viajar al futuro.

Bórralo todo.

(SANDRITA) Enhorabuena, comandante Valor.

Su primera misión como jefe de patrulla ha sido un éxito.

Cada vez está más difícil soñar.

(ADULTA) "¿Cómo te has colado?".

(JOVEN) "No me he colado. Soy agente del Ministerio del 2017".

Ni se te ocurra, Alonso.

(SALVADOR) "Le salvamos la vida".

Es lo menos que podemos hacer por alguien

que será presidente de este país.

La documentación que me diste

era falsa. ¿Falsa?

Se trata de enviar un mensaje desde el pasado

a todos los Hijos de Padilla.

Bueno, basta ya.

"Quiero que me digas quién es el padre de Lucía".

(BOSCO) "Convoquen a todos los ángeles disponibles, ¡todos!".

"Es la batalla final,

contra el Ministerio y los Hijos de Padilla".

¡A por ellos!

(Disparo)

Enrique Mendieta era mi padre,

y vosotros le denunciasteis.

(MUJER) ¡Ah!

(BOSCO) ¿Alonso está vivo? ¿Nunca ha jugado al póquer?

Porque íbamos de farol y se lo ha tragado hasta las trancas.

Tranquila.

Ya ha pasado todo.

Adiós, Jesús.

("Ministerio del Tiempo")

"O sea que la máquina del tiempo existe, y además es española".

"Pero ¿cómo va a existir una máquina del tiempo?".

"Por favor, no diga tonterías".

"La máquina del tiempo no existe".

"Lo que existen son las puertas del tiempo".

Y yo que pensaba que lo había visto todo...

¿Llamo a la patrulla?

Ya está tardando.

(TV, sintonía del programa)

("Ministerio del Tiempo")

(Versión antigua)

(LOCUTOR) "'El Ministerio del Tiempo'".

"Con Fernando Guillén

como Julián Martínez".

como Alonso De Entrerríos".

"Gemma Cuervo como Amelia Folch".

"Con la colaboración especial

de Irán Eory como Lola Mendieta".

¿Esa es la otra Lola o soy yo?

Creo que es la otra.

Pues es un reparto cojonudo.

El que hace de mí me parece un alfeñique sin garra.

¿Jaime Blanch? Pues hizo un "Jeromín" estupendo.

¿"Jeromín"? Juan de Austria, de pequeño.

¿El gran Juan de Austria? Entonces me callo.

¿Y el menda, qué pasa, que no sale o...?

No, el Méndez saldrá en la segunda temporada.

-No te quejes, que yo ni saldré.

Secretaria, secretaria, la que escucha, escribe y calla.

Por favor, vayamos al grano.

Deberán viajar a 1966,

averiguar de dónde sale semejante disparate

y evitar que vea la luz. Pero no entiendo.

Si ya está hecha, ¿no? (ERNESTO) Aún no la han emitido.

Solo han grabado un capítulo piloto, es un capítulo de prueba,

el único que han producido.

Pero están grabando los demás.

No tienen fecha de emisión.

Anuncian "muy pronto", "próximamente",

que es como decir... "a saber cuándo".

(SALVADOR) Esperemos que nunca.

Porque si esta serie se estrena... será el final del Ministerio.

Pues... vamos de mal en peor, ¿eh?

De productores de Hollywood a figurantes sin frase.

¿Cómo que sin frase? ¿No hablamos? No.

¿Y cómo nos comunicaremos, por gestos?

Sí, hombre. Yo muerto antes que mimo, ¿eh?

También había un hueco de microfonista, usted verá.

Tiene pinta de ser cansadísimo. Deje, deje.

Bien, ustedes dos se quedarán en el plató, en el rodaje de la serie.

¿Y yo qué? ¿Costurera otra vez? No.

Será la nueva secretaria

del director general de Televisión Española.

Vigilará qué se mueve en los despachos.

Madre mía. Por algo estudié mecanografía

de niña. En un lado o en otro,

aparecerá el culpable.

Vamos, a viajar. Vamos.

(HOMBRE) ¡Corten!

Muy bien, señores, ha sido buena.

Ustedes muy bien.

Vamos a ver, pasamos a la siguiente secuencia...

Sí, nos vamos a cafetería. -En la cafetería.

¿Buena? ¿Buena? ¿Buena de qué?

No me jodas, si parece que van a coger el autobús.

Todo esto es cosa de magia.

Es como nuestro ministerio... pero sin serlo.

Ya. (DIRECTOR) Que venga la figuración.

Yo no entiendo nada.

Pero ¿dónde cojones está la figuración?

(MUJER) Silencio, por favor.

Sonido.

(DIRECTOR) Prevenidos.

Y... ¡acción!

Doctor Martínez, le presento a los agentes

que van a estar a su cargo.

Hoy es mi día. Primero conozco a Velázquez, y ahora, a D'Artagnan.

-Vuesa merced me confunde con otro.

El doctor Julián Martínez,

la señorita Amelia Folch... y don Alonso de Entrerríos.

mejor les dejo que se vayan conociendo.

(DIRECTOR) Corten.

Vamos a ver, señores...

Angustias. ¿Y Angustias? Que venga.

Esto era parecido... pero no era exactamente así.

Ah, ¿no? ¿En qué se diferencia la cosa?

Julián no era doctor;

aquí, la que mandaba era Amelia;

y Velázquez, ya lo veis,

parece que se ha zampado a las Meninas una a una.

Ya ves.

Joder.

Pues Angustias no tiene nada que ver, ¿eh?

A mí me gusta más la nuestra.

No sé si Irene y yo estaríamos de acuerdo en eso.

Ya. (DIRECTOR) A ver, señores.

Vamos a hacer otra, ¿eh? Retomamos desde el principio.

Buf, otra vez a primera, otra vez a repetir, una y otra vez.

Esto de ser actor es un coñazo...

Lo que es un coñazo es llevar aquí toda la mañana

sin haber averiguado nada. A ver si Lola ha tenido suerte.

Doctor Martínez, le presento a los agentes que van a estar a su cargo.

Mi velocidad de tecleo promedio es de 54 palabras por minuto.

Hablo inglés y hablo francés y tengo conocimientos de alemán.

Está todo en mi currículo. Ajá. ¿Está usted casada?

Es una pregunta sencilla. Limítese a responderla.

No, no lo estoy.

¿Novio?

Tampoco.

Y disculpe, pero no entiendo por qué eso es importante ahora.

La moralidad siempre es importante.

Viene muy bien recomendada,

y por eso voy a darle una oportunidad.

Gracias.

Sí, primero, que se baje un poco la falda.

Después, tengo tres citas concertadas para esta mañana:

una con un tipo que se llama Ibáñez Serrador.

Ajá. ¿Le hago pasar cuando llegue? Ni se le ocurra.

Me pone la cabeza como un bombo con esas historias raras que cuenta.

Cítele para otro día. ¿Y las otras dos?

Los señores Ureña y Hurtado. A esos déjelos pasar.

¿Le retiro la taza?

Veo que aprende rápido.

No se hace una idea.

¡Corten! Ha sido buena.

Y vamos, vamos, por Dios, señores,

que nos estamos quedando sin tiempo.

Eso en esta serie es pecado mortal. Vamos al pasillo de las puertas.

Es más pequeño que el Ministerio. Quedará ridículo.

Luego en la tele todo se ve más grande, ya...

Alonso, ven. Vigila si viene alguien.

Pero ¿qué hacéis?

Pues... buscar al guionista. ¿Y eso qué es?

El que escribe las series.

Pero esta se debe escribir sola,

el guionista no aparece por ningún lado.

(DIRECTOR) Un poco de silencio por ahí, señores, que vamos a grabar.

En sus marcas, prevenidos y... acción.

Amelia, antes de cruzar esa puerta, tengo algo que decirte.

Te quiero.

Te quiero desde antes de conocerte.

Buah, menudo moñas.

Pero ¿esto pasó así? No. Bueno, que yo sepa, no.

Julián.

¿A qué viene esto ahora? Se van a dar un beso, fijo.

Luchamos por la gloria de este país.

Y si hemos de morir por ella, lo haremos.

Puede que no tenga otra oportunidad.

Estaba más claro...

(DIRECTOR) ¡Corten! Ha sido buena.

No, hombre, no. Esto no... ¿No qué? ¿Qué te pasa?

Julián no hubiera dicho esa frase jamás.

Hombre, te pega más a ti, ¿eh?

(Pasos acercándose)

(TOSE)

Buenos días. ¿Qué desea?

El señor director me está esperando.

Señor director, está aquí el señor...

Ureña, del "Ministerio del Tiempo".

El señor Ureña, del "Ministerio del Tiempo".

-"Que pase". Que pase.

Primera puerta a la izquierda. Sí, sí, sí.

"Aquí le traigo los capítulos que quedaban".

"Tiempo de gloria".

Me gusta el título. ¿De qué trata?

Está dedicado a Lope de Vega,

una de las figuras cumbre de nuestra literatura.

Mire.

Mire. -Ajá. Eso está muy bien.

Si algo necesita este país ahora

son espejos en los que la gente pueda reflejarse,

compatriotas a los que admirar, héroes.

No se preocupe, porque de eso vamos sobrados.

Mire. Tenemos a los Reyes Católicos,

tenemos a Isabel II, ¿eh?

¿Al Caudillo?

Eh...

Bueno... podría pensarlo.

Ya lo he pensado yo por usted. Hágalo.

-Claro, claro. Sí.

Lo podría interpretar Manolo Zarzo.

Con ese pelo de alambre, ese porte de galán...

Eh... O sea, quiero decir... no se parecen mucho, ¿no cree?

El público pensaría... -El público pensará

lo que nosotros queramos que piense, Ureña.

"¿Para qué cree que se inventó la televisión?".

(HOMBRE, VOZ AGUDA) Disculpe, señorita.

Ay, discúlpeme. Estábamos probando un...

unos nuevos aparatos de sonido que nos han enviado.

¿Está segura de que es un aparato de sonido?

Porque se parece una barbaridad a un telencéfalo.

Soy Narciso Ibáñez Serrador.

Tengo una cita con el director.

Lo siento, porque ahora mismo está reunido,

la última visita que recibirá hoy.

No lo entiendo, me había convocado.

Traigo el guion de... Le puedo concertar otra cita.

Si no queda otro remedio....

(ACENTO RUSO) ¡Quietos ahí, sucios capitalistas!

Deteneos o lo lamentareis.

¡Jamás!

No digáis que no os advertí.

¿Tienes hambre, camarada? ¡Pues come bocadillo de nudillos!

¡No te muevas o lo mato! Juro por perra Laika.

¡Hazle caso, Alonso!

Este ministerio ahora pertenece a camarada Jruschov.

¡Nunca os saldréis con la vuestra, eslavo!

¡Traga plomo, malandrín!

Corten. Bien, bien.

Muy bien, muy... a lo "Roberto Alcázar y Pedrín".

Es justo lo que buscábamos.

Bien. Vamos a rodar. No eran rusos, eran nazis.

Bueno, cada época tiene sus malos.

Bien, usted muy bien en la pelea.

Y usted, usted ha estado en la pelea muy... contenido.

Queda falso, se nota que no sabe pelear.

Y quiero que lo dé todo, ¿me oye? Todo.

Alonso, Alonso, Alonso.

Vamos a hacer otra, señores.

El equipo, fuera. Todo el mundo preparado.

Prevenidos y...

Quietos ahí, sucios capitalistas.

Deteneos o lo lamentareis. ¡Jamás!

¡No digáis que no os advertí!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah! Pero...

Pero ¿qué haces, animal? Darlo todo.

¡Este animal me ha roto la nariz!

(DIRECTOR) ¡Corten! ¡Corten! -¿Estás loco o qué te pasa?

Lo siento, lo siento. No, no, no, no.

Ha sido maravilloso.

¡Dimito!

-Es usted la reencarnación del mismísimo Alonso de Entrerríos.

Creo que he descubierto a una estrella.

(Móvil)

(Móvil)

(Móvil)

Venga, vamos desde el principio.

Es Lola. Ah.

El creador de la serie es un tal Ureña.

¿Le conocen? Ajá, sí.

Sí, murió hace unos años.

Fue delegado de este ministerio durante mucho tiempo.

Contrató a unos matones para asesinarme.

Y estuvo a punto de conseguirlo.

Para que luego digan que la vida del funcionario es aburrida.

(ERNESTO) Aquí está.

Este es el hombre.

Ureña, el anciano diabólico.

El Ureña que yo conozco es mucho más joven.

Habrá viajado por el tiempo.

¿Está segura de que se llama Ureña? Sí.

Lo tengo apuntado todo en la agenda.

Por el despacho no apareció nadie más,

aparte de un hombre que quería vender un... un concurso,

y un tipo muy raro, llamado Ibáñez Serrador.

Chicho, Chicho Ibáñez Serrador.

¿Es también peligroso? No, es el Hitchcock español.

Es un genio. Centrémonos, por favor.

Bien, detengan a Ureña y tráiganle aquí inmediatamente.

Tengo la dirección, pero...

no creo que podamos acabar con la serie.

Tienen los guiones ya; los he leído y...

En los sitios de Zaragoza perdieron los franceses;

Castilla ganó la batalla de Aljubarrota...

Es toda una loa a la España "una, grande y libre".

Jamás trabajaría en un ministerio así.

Un momento. ¿Una España grande? Estaría encantado de trabajar ahí.

A ver, que no es cuestión de gustos.

Es una serie de mierda y punto.

Yo tengo una idea. Soy todo oídos.

Ellos quieren dar una imagen idílica de nuestra historia.

¿Por qué no les contamos la verdad?

La verdad de nuestras misiones.

Historias amargas no nos faltan.

No se queden con la copla y hagan una serie buena y todo.

Angustias se ha ido. No le dará tiempo a escribirlo.

Pues la vuelven a llamar.

Y a escribir todo el mundo, hasta el conserje, coño.

Y nada de ordenador, ¿eh? A máquina.

Sí, señor.

Lo tendrán.

Ustedes vuelvan a 1966.

Les haremos llegar los nuevos guiones.

"Dabuti".

(Dúo Dinámico "Como ayer")

¿Qué es lo pasa entre nosotros dos?

Siento que nuestro querer se enfrió.

Algo ha cambiado, mas nunca olvido el pasado,

cuando éramos tan felices tú y yo.

Con esta sí que hubiéramos ganado Eurovisión, la leche.

Dime si algo hice mal sin querer.

Si tuve errores, te ruego que me perdones,

y todo será de nuevo como ayer.

Vuelve a quererme otra vez como ayer.

Vuelve a llorar de emoción como ayer.

Mírame, bésame igual como ayer,

y podremos juntos vivir,

confiando en el porvenir,

como ayer.

Yo te prometo cambiar desde hoy,

y darte entera mi vida y mi amor.

Deja rencores, olvida viejos temores.

Volvamos a hacer felices, como ayer.

Vuelve a quererme otra vez como ayer.

Vuelve a llorar de emoción, como ayer.

Mírame, bésame igual, como ayer,

y podremos juntos vivir,

confiando en el porvenir,

como ayer.

Tenemos que rescatar a Amelia, cáspita.

¿"Cáspita"?

"Cáspita". Yo no puedo decir semejante tontería.

O digo "pardiez" o no hago la escena.

Vale, vale, vale. Paramos un momento.

Otro que cree ser el personaje. ¿Me dejas un segundo? Gracias.

Te lo tomas demasiado en serio.

Las cosas o se hacen bien o no se hacen.

Alonso, por favor, córtate un poquito. ¡Ah!

Joder, Ernesto.

Madre mía, qué bien le queda cualquier cosa:

de bolchevique, nazi... ¿Ahí qué lleva, una muda?

Menos bromas. Tengo los dedos como morcillas de darle a las teclas.

Bien, aquí están los nuevos guiones.

No veas. Menos mal que en esa época

Si no, habríamos necesitado una semana más.

Bueno, ¿qué? ¿Cómo los repartimos?

(SUSURRA) Por aquí.

(CHISTA)

¿Se puede saber qué haces?

Es el guion de Chicho.

Ahora.

(HOMBRE) ¿Hola?

¿Hay alguien ahí?

¿Hola?

¿Hay alguien ahí?

Os he oído.

No tiene ninguna gracia.

Vamos.

Voy armado, ¿eh?

Esto va a acabar mal, ¿eh?

Pero ¿qué guarrada es esta?

¿Eh? Ay...

Ay, Dios mío, qué vergüenza. Por Dios, qué vergüenza.

Lo... Lo siento, de verdad. La culpa mía.

¿Qué? No, no, no. La culpa es mía.

No, la culpa es mía, joder, mía. Eh. (CHISTA)

Vigile el lenguaje delante de la señorita.

Lleva usted razón.

¿Y el disgusto que se llevaría tu padre si te viera así?

Un guantazo bien "dao".

Para mí me refiero, que me lo merezco yo.

Las cosas se hacen por su orden.

Primero, la invitas en el Retiro a una horchata,

y luego, te presentas a su familia, como es debido.

Claro. Y con una botellita de anís,

que siempre funciona.

Y unas rosquillitas, ¿no?, que nunca vienen mal.

Tanta apertura, tanta apertura... ¡y luego pasa lo que pasa!

Vamos.

Oye. ¿Qué?

Que...

lo del beso, digo, que...

¿Qué? ¿Algún problema?

No. No, que podría ser tu padre, nada más.

Y yo tu abuela, no lo olvides.

Vaya tela.

¿Dónde guarda este hombre las cosas?

Pues si no lo sabes tú, que eres su secretaria...

Aquí están.

Son diferentes.

Joder con los del Ministerio, de verdad.

Bueno, venga, da igual, que seguro que cuela.

Nada por aquí, nada por allí...

¿Dónde está la pelotita?

Hala.

Vamos. Espera.

Ya está.

Vamos.

¿Una asesina de niños en el Rabal?

¿Los Últimos de Filipinas, unos desgraciados?

¿El Cid, un vil mercenario?

Pero ¿cómo se atreve a decir que España maltrata a sus héroes?

¿Ocurre algo?

¡Me ha engañado!

(UREÑA) "Debe haber un error".

Esos guiones no son míos -"¿Y de quién son, de Unamuno?".

"¡Roma no paga traidores, y Numancia"...

no se rinde!

Le voy a denunciar ahora mismo

¡por atentar contra el Régimen y por comunista!

Podemos arreglarlo. Voy para allá ahora mismo.

-"¡Demasiado tarde, Ureña!".

-"¿Usted se cree que puede utilizar Televisión Española

para la propaganda de sus ideas comunistas?".

"¿Ureña?".

"¿Ureña?".

Ernesto, por allí. Vamos.

-"¡Ureña!".

Era una puerta del tiempo. Eso parece.

¿Estamos en 2017? Vamos a comprobarlo ahora mismo.

Por favor, ¿me deja el periódico?

¿Cómo? El periódico.

Tome, tome.

(ERNESTO) Estamos en el año 2011.

Hay que volver a 1966. Sí, vamos.

De nada.

Aquí tiene su tilita.

Gracias, señorita.

¿Necesita algo más?

¿Y ahora qué ponemos el viernes por la noche?

No tenemos nada.

Igual podría llamar a Ibáñez Serrador...

Al menos él tiene los guiones escritos.

No es que me guste, pero... no tenemos otra cosa.

Que empiece cuanto antes con su serie.

Sí, señor.

Y póngame con la Dirección General de Policía.

Casi me pillan, joder.

¿Todo este riesgo para qué? ¿Eh?

¿Para desmontar el chiringuito de unos pringaos?

Para hacer justicia.

Estoy...

harto de tus venganzas personales.

Esto...

Esto fue un golpe genial.

Copiar el libro antes de jubilarte.

Bueno, de que te jubilaran, mejor dicho.

A partir de ahora... las cosas se van a hacer a mi manera.

¿Cómo?

A lo grande.

¿No querías hundir a... a Salvador Martí?

¿Eh?

¿No querías que se desvelara el secreto del Ministerio?

Estamos en tiempo de crisis.

Es el mejor momento para enriquecerse.

Antes luchábamos por nuestra ideología,

por nuestros principios.

Sabíamos que el enemigo tenía los suyos,

pero en eso, al menos, le reconocíamos cierto honor.

Ahora no tenéis ideología.

Al contrario, abuelo.

Ahora sabemos que no hay más ideología que el dinero.

Este libro... me va a abrir muchas puertas.

Nunca mejor dicho.

Ernesto, que... ¿nos podemos quedar aquí un ratillo mirando?

Es que ver cómo se rueda mi serie favorita, eso no tiene precio.

Claro que sí, hombre. Yo informaré a Salvador.

Venga, gracias.

Chachi.

Guay.

¿Y vamos a tardar mucho?

Lo digo porque yo también debería hablar con Salvador.

¿Por qué? ¿Qué te pasa?

Esta va a ser mi última misión.

(HOMBRE) Prevenidos.

Sí, lo he prometido.

¿Qué haces aquí?

Tenía ganas de veros.

¿Pasa algo?

Bueno...

que esta próxima es mi última misión con el Ministerio.

Me gustaría creerte, Alonso, pero no creo que puedas dejarlo.

Forma parte de ti.

Os dije que... que necesito vivir con un poco de paz.

Y arriesgando mi vida a diario, no la voy a conseguir.

Entonces, ahora tendrás más tiempo. Ajá.

Incluso para correr conmigo... No, no, no.

Eso, me niego, eso nunca.

Me niego a ponerme esos calzones de colores.

Además, correr por correr es cosa de tontos.

Y bastante tengo con tomar una decisión,

no me pidáis dos que me abrumo.

Y quien toma dos decisiones a la vez,

en una dice la verdad y en la otra miente.

Buena frase. ¿De quién es?

Tuya. Vaya.

No, si al final voy a parecer un hombre inteligente.

¿Quién te ha dicho que no lo eras?

Se va todo el mundo del Ministerio.

¿No va a quedar ni el Tato o qué? (HOMBRE) Silencio.

Y... ¡acción!

(CHICHO) Maupassant, Gaston Leroux,

Henry James, Edgar Allan Poe, Stevenson...

Todos ellos escribieron relatos inmortales,

historias donde se mezclan la locura, el horror, el pánico...

Vaya por Dios, si es que así no hay manera de asustar a nadie.

No, así no hay manera.

Perdón.

Bien, hoy empieza un nuevo programa,

un programa donde les vamos a ofrecer

relatos de suspense y de terror,

algunos clásicos, otros modernos.

De todo esto trata este humilde programa

que se llama, no se asusten, "Historias para no dormir".

(Bisagra chirriando)

(Sintonía del programa)

(Grito de pánico)

(Bisagra chirriando)

¡Esta puerta está atascada, pardiez!

Bien, Alonso, te iba a echar una mano, pero...

¿Y esto?

¿Que le han dado una manita de pintura en nuestra ausencia?

A mí me gustaba más antes.

(MEGAFONÍA) "Viajeros del tour Conoce a Lope de Vega, puerta 328".

"Embarque en 15 minutos". Pero ¿qué diantres es esto?

Perdone, señorita. Nos hemos perdido. ¿Adónde va este grupo?

A ver el debut de Lola Flores, con 16 años,

en el teatro Villamarta, de Jerez. Ah.

No, no es el nuestro. No.

Madre mía.

Hemos luchado contra el Ángel Exterminador,

contra los nazis, los Hijos de Padilla,

contra su puta madre, y al fin...

"Viajeros del tour Primera Victoria de Rafa Nadal,

vayan a vestuario".

...al final nos ha derrotado el turismo.

Mirad.

Joder, si el café es bueno y todo.

¿Cómo ha podido pasar esto?

Yo ya viví una situación parecida con Amelia y con Julián.

Sí, y os aseguro que no fue nada agradable.

Tuvimos que enfrentarnos al mismísimo Felipe II.

¿Como un tiempo paralelo?

Algo así dijo Amelia que era, sí.

Se ve que algo ha ocurrido en el pasado que lo ha cambiado todo.

Y a nosotros no nos afecta... Porque estábamos viajando.

Eso es.

Aún nos queda una misión. Debemos hablar con Salvador.

Ya, ¿y si no está?

Mira a tu alrededor. ¿Conocéis a alguien?

Igual es meterse en la boca del lobo. Mejor esperar.

(MEGAFONÍA) "Viajeros del tour 23-F,

salida en 30 minutos".

(MEGAFONÍA) "El descubrimiento de América,

la toma de Numancia,

el concierto de los Beatles

en la plaza de toros de Las Ventas".

Anda, mi madre.

"El gol de Marcelino contra la unión soviética".

¿Quién quiere estudiarlos, cuando puede vivirlos?

Ahora es posible gracias a Carpe Diem,

"su agencia de viajes intertemporales".

Es Ureña. "Pero ¿quién es el hombre?".

¿Qué mierda es esto?

"Nieto de Juan Ureña,

delegado del antiguo y secreto Ministerio del Tiempo,

Leopoldo tuvo un sueño y lo cumplió".

-Porque los viajes en el tiempo

no pueden ser el privilegio de unos pocos.

Porque el pueblo español tiene derecho

a conocer su historia de primera mano.

Porque España vive del turismo.

(LOCUTOR) Por todo eso, aquí estamos,

trabajando para ustedes desde el año 2011.

¿Cree que cualquier tiempo pasado fue mejor?

No se quede con la duda. ¡Venga a comprobarlo!

(LOCUTOR) Carpe Diem, su agencia de viajes por el tiempo.

No se pregunte dónde...

pregúntese cuándo.

¿Cuándo perdió definitivamente este país la vergüenza?

Sí, porque eso no se pierde en dos días.

No, no, no. Eso es cosa de siglos. Ya ves.

(HOMBRE) Perdón.

¿Su documentación de viaje?

¿"Docu" qué?

Será mejor que me acompañen.

Tranquilo, yo me encargo.

(MEGAFONÍA) "¿No tuviste la oportunidad

de despedirte de un ser querido?".

"Nosotros hacemos posible ese reencuentro que creías imposible".

Como ven, el Ministerio ha cambiado mucho.

¿Y usted no?

Acompáñenme, por favor.

(MEGAFONÍA) "¿Quieres asistir a tu propio parto,

recordar la primera vez que viste la luz?".

"Un viaje que merece la pena,

porque solo se nace una vez".

"¿Quieres volver a disfrutar de tu primera comunión?".

"Ya sabemos que tienes las fotos,

pero... ¿se puede comparar con la realidad?".

"¿Quieres presenciar tu propia boda?".

"Nosotros te llevamos allí".

"Y aprovecha nuestra oferta especial para viudos".

"Porque en nuestra empresa, lo primero son los sentimientos".

"Carpe Diem,

vuelve a vivir tu vida con nosotros".

Ya pueden pasar.

Joder.

(Puerta cerrándose)

Cuando yo llegué, antes que ustedes, de 1966,

me encontré con que el Ministerio se había convertido

en una agencia de viajes desde el año 2011.

¿2011? Ese fue el año en el que aparecimos buscando a Ureña.

Exacto.

¿Y los demás funcionarios?

Muchos no habían sido reclutados como ustedes.

No existen para el Ministerio.

Salvador los reclutó años después.

Muchos de los que estaban aquí, eligieron marcharse

para no ver el Ministerio convertido en lo que es.

Menos usted.

Alguien tenía que quedarse dentro.

Pero Irene...

Irene y Angustias eligieron luchar desde fuera.

¿Y qué podemos hacer?

De momento...

ir a visitar a Salvador.

Pues ya me contaréis. Tengo cosas que hacer.

Sabes lo que te vas a encontrar, ¿no?

Sí, Pacino, pero tengo que intentarlo.

(Puerta abriéndose)

Ahí lo tienen.

De momento, no le diremos quién eres.

Está amargado, lleno de dudas...

No sé cómo se tomaría conocer a una nueva Lola Mendieta.

¿De acuerdo?

Vamos.

Hola, jefe.

Hola.

¿Quiénes son ustedes?

Resulta extraño eso de... de hablar con gente que te conoce,

pero... pero que tú no sabes nada de ellos.

Ay...

Es como... como si, de repente, tuviera alzhéimer.

Ya le dije que Ureña cambió la historia.

Ellos estaban en 1966 cuando ocurrió.

Eso explica lo hortera que van vestidos.

Veo que no ha perdido el sentido del humor.

estaré muerto.

Lo he repetido miles de veces.

Hay tres cosas que jamás se deberían privatizar:

la educación, la sanidad y los viajes por el tiempo.

Ahora me miran como si estuviera loco.

Me dicen: "¿Cómo puedes criticar un negocio

que ha salvado España de la crisis?".

Hombre, es un milagro. (ERNESTO) No, no se crea.

Somos tan pobres que solo tenemos dinero.

Salir de la crisis era su primera baza;

la otra... eso de democratizar la historia.

Bueno, en cierto modo, tienen razón.

Antes solo podíamos viajar nosotros, ahora todo el mundo.

Los que viajan por el tiempo no lo hacen para conocer la historia,

sino para hacerse selfis.

Son como el tipo tan engreído

que se enroló en la Marina no para ver mundo,

sino para que el mundo le viera a él.

-Y no es ese el único problema.

Ahora mismo investigo

un caso de compra de acciones fraudulentas en el pasado.

Corrupción intertemporal, la única que nos faltaba por descubrir.

-Como ve, no todo es de color de rosa.

(Ladridos)

¡Elena!

Perdón, ¿le conozco de algo?

Soy Alonso.

Pues ahora no caigo. Si me disculpas...

Esperad un momento, os lo ruego.

O me suelta o llamo a la Policía.

Te dije lo que pasaría.

Iba a ser mi última misión con el Ministerio.

Iba a empezar una nueva vida con ella.

Y no me conoce de nada, no me recuerda.

Te dije lo que pasaría.

Hay que acabar ya con esta pantomima.

¿Y no podemos viajar al pasado para solucionarlo?

Solo ellos tienen el "Libro de las puertas".

Irene hizo una copia, pero se la llevó cuando se fue.

Eh... Bueno, a ver.

Podemos intentarlo.

En mi móvil yo tengo... otra copia.

La mía es más completita.

Viene cómo viajar al pasado y...

y al futuro.

¿Cómo? ¿Que...? ¿Que se puede viajar al futuro?

Sí, el rabino Levi halló la fórmula al final.

¿Eh? Démelo.

Ajá. Dudo que ninguno de nosotros esté capacitado

para entender estas fórmulas. -Además, no tenemos tiempo.

Hemos de actuar antes de que Ureña venda el 51% de sus acciones

a un inversor americano.

Y lo hará mañana.

Una empresa llamada Darrow. ¿La conocen?

¿Darrow?

Los que intentaron robarnos "El Quijote" y el "Guernica", ¿no?

Los derrotamos, eso sí.

No, en este tiempo paralelo, no.

Aquí se los quedaron y nos los vendieron a buen precio.

Estos americanos se van a quedar

hasta con la fórmula de la paella y de los zarajos de Cuenca.

¿Y qué podemos para evitarlo? Solo hay una manera.

Destruir el Ministerio.

Hombre, yo me imaginaba algo menos drástico.

Juramos proteger la historia, y la están destrozando.

Los que viajan por el tiempo solo buscan beneficiarse de ella.

Solo quieren ver sangre y victorias heroicas,

en la guerra, en el fútbol...

Todo es mero espectáculo.

Tenemos que cumplir con nuestro trabajo como sea.

De acuerdo. ¿Y... cómo lo haremos?

Lo tenemos todo preparado.

¿Está todo listo para la firma?

Aunque antes debería ver esto.

Creo que Ernesto no es de fiar.

(OFF) "Buenos días. ¿Qué desea?".

"El director me está esperando".

Señor director, está aquí el señor...

Ureña, del "Ministerio del Tiempo".

El señor Ureña, del "Ministerio del Tiempo".

Ya está.

¿Estás bien?

No.

No estoy bien.

que Salvador era tan punki. Venga, esto ya está.

Dame.

Toma.

¿Cómo vais? Casi está.

Cuanto esté, tenemos cinco minutos para refugiarnos en la cafetería.

¿Seguro que no habrá víctimas inocentes?

Ahora no hay viajes.

Joder.

¿Y no sería mejor buscar a Irene?

Cambia de época para que no la atrapen.

Si contactamos con ella, la localizarían.

Podríamos buscar al tal Ureña. Imposible.

Siempre está protegido.

(Pitidos electrónicos)

(Pitidos electrónicos)

¿Qué haces?

¿Qué coño haces? Pero ¿qué haces?

Lo siento, pero no puedo hacerlo.

¿Por qué? Si destruimos el Ministerio,

no volveré a ver a Elena, no puedo perder lo único que tengo.

Vámonos, vámonos de aquí, vámonos. Demasiado tarde.

Levanten las manos, donde pueda verlas.

Lo siento. Es la primera vez que desobedezco una orden.

Nada, tranquilo.

Así que son ustedes los que me chafaron el estreno de mi serie.

¿Eh?

La verdad es que se lo agradezco.

Pues no me extraña. Tampoco era tan buena, ¿eh?

Ahora la van a hacer unos americanos.

Seguro que les queda mejor.

Pero no es eso a lo que me refería.

Ustedes hicieron que yo pensara a lo grande.

Y aquí me tienen.

¿Quién me iba a decir que la joven secretaria iba a ser mi enemiga?

Si le vale, se lo digo yo ahora.

Me gusta. Tiene carácter.

Pues entonces yo os voy a encantar.

Estoy convencido que sí, pero no vamos a tener tiempo.

Supongo que el viejo Salvador Martí está detrás de todo esto, ¿eh?

Qué obsesión tiene este hombre por luchar contra el progreso.

No, si ahora resulta que usted es un gran hombre, ¿eh?

Usted es un usurero de mierda.

Y ese el verdadero oficio más antiguo de la humanidad.

Cuando tu enemigo te insulta, es que le has vencido.

Júntenlos con las demás piezas del 1350.

¿Qué va a hacer con nosotros?

Digamos que hay una serie de viajes selectos que no publicitamos.

Son los más caros.

Y a ustedes les va a salir gratis.

Llevároslos.

Vamos.

(Puerta cerrándose)

Vamos a tener que empezar a preocuparnos por nuestro futuro.

¡Corred! -¡Vamos, vamos!

¡Vamos! ¡Corred!

(Disparo)

Vamos.

Vamos.

(Relincho)

(TOSE) (CHISTA)

Si no morimos de un tiro, lo haremos de otra cosa.

(Disparos)

¡Tirad las armas!

(Ráfaga de disparos)

¿Qué haces aquí, Ernesto?

Es... Es muy largo de contar.

Qué alegría verte, Irene.

¿Y tú de qué me conoces? Otra que no se entera de nada.

¿Y ese ojo?

El que me lo hizo perdió los dos. Ya me encargué yo de eso.

En los Tercios conocí hombres con menos redaños que ella.

Ya ves.

¿Son habituales estas cacerías?

Los que huimos del Ministerio nos avisamos unos a otros

cuando vemos llegar una.

No es casualidad que yo estuviera ahí.

Gracias a eso estáis vivos.

¿Tenéis móviles?

Cuando huimos del Ministerio, nos llevamos todo lo que pudimos.

Pero solo nos sirven para llamarnos entre nosotros.

Si llamamos al 2017, nos localizarían.

Es lo último que me podía esperar: cazar seres humanos.

Bueno, como "El malvado Zaroff".

La película de los años 30.

Eh... Si están matando gente ahora,

¿no están cambiando la historia? Ellos creen que no.

Eligen leprosos, enfermos, condenados a muerte...

Están sanos y cuesta mucho cazarlos.

Pero también están cambiando la historia de otra manera.

¿Cómo?

Traen enfermedades que matan a la población,

virus que se reproducen cada vez más deprisa.

La gripe mata más que la peste.

Y se crean cepas intertemporales imposibles de controlar.

Iremos cayendo todos.

Como chinches.

Hasta ahora, todo iba bien.

¿Qué quieres decir?

Venid conmigo.

¡Angustias!

Angustias.

¿Qué te pasa? -¿Quiénes son?

Agentes de un Ministerio que no hemos vivido.

¿Qué ha pasado? No lo sé.

En apenas un mes, algo ha cambiado.

Supongo que será una nueva cepa de gripe.

En los pueblos, la gente muere; muchos se están quedando vacíos.

Y nosotros...

quedamos la mitad de los que vinimos, unos 50.

¿Qué haréis con los prisioneros?

Devolverlos a su tiempo, como hacemos siempre.

Todos llevan una pulsera de seguridad,

y apretando un botón, vienen a su rescate.

¿Qué estás pensando?

Ellos traen virus, se llevarán otros de vuelta.

Ojo por ojo...

Diente por diente.

Traed a uno de los cazadores.

Voy a necesitar un palito con un algodón.

¿Para qué?

Se van a llevar a casa los virus que han traído.

Sí, y una carta explicando lo que pasa aquí.

Perfecto. La escribiré bien clarito.

Te tendremos que molestar un poco, Angustias.

Sacadme todo lo que me tengáis que sacar...

y untádselo bien a ese cabrón.

Tranquila, Angustias..

Tranquilo, tranquilo. Mira, mira a mi colega.

Mira. Anestesia.

La boca.

Abre la boca.

Estaría bien pincharle con una aguja

que hayáis usado con uno de los infectados.

¿Sabes que vamos a acabar con el futuro?

No.

Volveremos a recuperarlo, con nuestras condiciones.

¡Llamen a los médicos! ¡Inmediatamente!

¿Una carta para el señor Ureña?

-No, no es seguro

hasta que sepamos exactamente de qué se trata.

¿Ha dicho algo el médico? ¿Es peste bubónica o...?

"Antes de perder el conocimiento,

dijo que si lo fuera, se habría resuelto con antibióticos".

¿Entonces de qué se trata?

"De que hemos contaminado el pasado

y nos la devuelve con enfermedades incontrolables".

No se ponga catastrófico, por Dios.

"¿De qué le van a servir los millones que ha ganado?".

"¿Se los va a llevar al otro mundo?".

Váyase usted a la mierda.

¿Salvador? Le necesito urgentemente.

¿Con una condición?

¿Cuál?

De acuerdo.

No tenían que haber venido.

Vamos a contagiarnos todos.

Me parece que eso va a ser inevitable.

Pero ¿qué podemos hacer? -Voy a ser breve.

Y se lo explicaremos con dibujitos, para que lo entienda.

Irene, por favor.

Sí, señor.

Esta es la evolución de la enfermedad en una semana.

En un mes...

En un año.

Solo se salvarán las Canarias.

Eso, si cierran los aeropuertos y el transporte marítimo,

que es lo que hará con nosotros el resto del mundo.

Enhorabuena.

Ha acabado usted con nuestro pasado y futuro.

¡Y yo voy a acabar con usted! (SALVADOR) ¡Por favor!

¡Dejadme! ¡Vamos!

Estoy bien. Estoy bien, estoy bien.

-¡Pero eso es solo un dibujo! -No, no lo es.

Y además, no tiene solución.

A no ser que vayamos atrás y...

y evitemos que usted monte este pollo.

Ah.

Ese es su objetivo,

quitarme del medio y volver a usar esta poltrona.

No hay peor sordera que la del que no quiere oír.

lo puede ver él mismo, ¿eh?

Ya sabe que con mi móvil...

Sí, pero con una condición.

Será el primer y último viaje

que en este Ministerio haga al futuro.

¿Al futuro? Sí.

Yo le acompaño. Sí, no vaya a ser que se pierda.

Y avise al mejor de sus ingenieros.

Este es un galimatías de padre y muy señor mío.

La he liado parda, Dios mío.

Pero parda, parda, Ureña.

Volver atrás, justo al momento en el que usted lo empezó todo,

y convencer a su otro yo de que no haga lo que hizo.

(ERNESTO) Año 2011.

Yo le acompaño a la puerta exacta.

¿Y Lola, Alonso y yo...?

Volveréis a 1966, el año desde el que llegasteis aquí.

Bueno, pues...

Eh...

Me da el móvil, ¿no, jefe?

Ah, no. Pero antes, tengo que hacer una cosita.

Ya está. No hay futuro.

Se podía haber esperado un poco

antes de ponerse así, en plan Sex Pistols.

Lo digo porque a lo mejor...

a lo mejor el otro Salvador no pensaba lo mismo.

Pensaría lo mismo, no lo dudes.

diciendo 1000 veces que no se puede viajar al futuro

para que ahora se pueda hacer. No, hombre, no.

Ahora no tenéis ideología.

Al contrario, abuelo.

Ahora sabemos que no hay más ideología que el dinero.

Este libro...

me va a abrir muchas puertas.

Nunca mejor dicho.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

¿Alguien más tiene llaves de esta casa?

No, que yo sepa.

Sí. A ver cómo te lo digo.

Vengo del año 2017.

Tenemos que hablar muy seriamente.

La Cafinitrina, la Cafinitrina.

(CHISTA) Ahí, debajo de la lengua, abuelo.

La pregunta correcta es: ¿qué pasará?

Cuando se recupere, os lo contaré todo.

"De todo esto trata este humilde programa

que se llama, no se asusten, 'Historias para no dormir'".

Estupendo. No solo han conseguido

que ese bodrio de serie sobre el Ministerio no exista,

sino que han conseguido salvar la existencia

de una de las glorias de nuestra televisión.

¿Por qué me miran así?

No, porque nos encanta verle ahí, sentadito en su sillón.

A mí también me miran raro.

Es que tienes unos ojos muy bonitos, Irene.

Pero ¿tú sabes el peligro que tiene decirme eso a mí, bonita?

(SALVADOR) Centrémonos en otro asunto. (CARRASPEA)

¿Qué sabemos de Alonso?

-Me pidió permiso. Asuntos personales.

¿Nos podemos ir? Sí, sí. Claro, claro.

Vaya, ahora que os traía café.

¿Una copita, abuela? Encantada, nieto.

¿Qué pasa aquí?

Eso me gustaría saber a mí.

Para no querer correr por correr, te veo muy sonriente.

Porque soy feliz.

¿Por qué?

¿Por qué?

He aprendido que hay cosas más importantes

que salvar la historia,

o a los personajes que salen en los libros.

¿Y qué es eso más importante? A ver.

Pues...

salvar tu propia vida,

tu historia.

Aunque no la vayan a estudiar nunca en las universidades.

No os hagáis la remolona, venga.

¡Venga, uno, dos, uno dos! ¡Va, va, va, va!

¡Venga!

Hermoso día para morir.

Desde luego, para dar ánimos, eres la hostia.

Bonito día para machacar a esos cabrones.

Eso me gusta más.

¡Vamos, hay que salir de aquí!

(AMELIA) ¡Ah!

¡Julián!

¡A por ellos! -¡A por ellos!

(AMELIA) "¿Habéis detectado a los soviéticos?".

Habrá que buscaros apodo taurino.

Yo soy el Tercio, el Tercierito... el Tercierito de Flandes.

Muy bien.

(SALVADOR) "El simple aleteo de una mariposa"

puede cambiar el mundo.

Puta mariposa.

"Soy Gonzalo Guerrero".

Ser independiente nunca ha estado muy bien visto en este país.

Está claro que ninguna idea es original.

Bueno, alguna más que otra.

Qué barbaridad.

¡Qué barbaridad!

Puede que no lo creas,

pero eso no cambia la verdad.

Soy tu hija.

(VELÁZQUEZ) "Disculpe, Francisco".

es un grandísimo honor conocerle.

"No sabe cómo le admiro".

Y esa mujer es Blanca, mi esposa.

No es posible.

¡Ah!

(ADULTA) "Desertarás del Ministerio y traficarás con arte".

Te guste o no, tú eres yo.

"¿Por qué siempre es tan difícil volver al día antes"

cuando la cagamos?

Porque nuestra vida es lo que es,

con nuestros aciertos y nuestras cagadas.

¿No será usted escritor?

Nunca me habían reconocido.

¡Que tengo 14! ¡14!

Ese soy yo.

Escribís lo que la gente quiere oír, no lo que deben saber.

Cuando pasen los siglos, yo seré el símbolo de este tiempo,

y a vos ni os recordarán. -Ja, ja, ja.

(HABLAN EN CATALÁN)

Padre, si usted me autoriza un segundo pase de "Viridiana",

yo le saco a los jedis vestidos de cura.

(AMELIA) La pradera de San Isidro, como Goya la pintó.

Le estamos salvando la vida.

Es lo menos que podemos hacer

por alguien que va a ser presidente de este país.

¿Yo, presidente?

(AMELIA) "Necesito elegir entre"...

el Ministerio y mi familia, y...

voy a elegir a mi familia.

Cada vez está más difícil soñar.

A ver, que no es cuestión de gustos.

Es una serie de mierda y punto.

Al final nos ha derrotado el turismo.

"¿Acaso hay algo que acabe bien en España?".

"De todo esto trata este humilde programa,

que se llama, no se asusten, 'Historias para no dormir'".

No sé si estoy en lo cierto o lo cierto es que estoy aquí.

Otros por menos han muerto.

Maneras de vivir.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T3 - Capítulo 13: Entre dos tiempos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El Ministerio del Tiempo - Temporada 3 - Capítulo 13: Entre dos tiempos

01 nov 2017

El secreto de la existencia del Ministerio está a punto de desvelarse. En 1966, se está produciendo una serie llamada 'El Ministerio del Tiempo'. En ella, capítulo a capítulo, se cuenta como se salvó al Empecinado, a Lope de Vega... Misiones reales llevadas a cabo por la patrulla de Alonso, Julián y Amelia. Para colmo, si llega a estrenarse, desaparecerá para siempre 'Historias para no dormir', la histórica serie de Chicho Ibáñez Serrador.
La joven Lola, Pacino y Alonso deberán encontrar al culpable, sin duda buen conocedor del Ministerio, mientras contemplan atónitos el rodaje. Persiguiéndole, volverán al año 2017. Y descubrirán que el Ministerio no es el que conocían.

ver más sobre "El Ministerio del Tiempo - Temporada 3 - Capítulo 13: Entre dos tiempos" ver menos sobre "El Ministerio del Tiempo - Temporada 3 - Capítulo 13: Entre dos tiempos"
Programas completos (40)
Clips

Los últimos 625 programas de El Ministerio del Tiempo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Joralis Adami

    Es interesante mirar y reflexionar acerca de la ficcion o la realidad en este capitulo..el capitulo 13 de la temporada 3,habla de un virus con los mismos sintomas del covid19,y usando los mismos terminos del estado de emergencia en españa,solo que fue emitido por primera vez en el 2017,3 años antes ,,esto es alucinante ,,,buen trabajo

    13 may 2020
  2. Eduardo Ramos

    No se pueden ver los capitulos del 1 al 16... una pena.. la 1ra y gran parte de la 2da temporada... seria bueno poder ver todos las capitulos .. de esta belleza de serie...

    06 may 2020
  3. Pablo

    Yo solo recomendaria que le pudieran poner una calidad mas baja a los capitulos, para los que no cuentan con un internet muy veloz, estaria increible

    20 abr 2020
  4. ERIKA

    Hola desde Madrid!! Siempre me quede con las ganas y ahora la he disfrutado muchisimo. Muy buena!!! Gracias!!

    30 mar 2020
  5. Lucy Colon

    Hola, soy de San Juan, P.R. En este momento tan difícil que vivimos no tienen idea cómo he disfrutado de esta serie. Es excelente y divertida !!!!! Adelante ! Les deseo salud para todos ! Lucy

    21 mar 2020