www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5534892
No recomendado para menores de 12 años El Ministerio del Tiempo - Temporada 1 - Capítulo 5: Cualquier tiempo pasado - Ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes. Quizá usted, estando solo en casa,

haya escuchado el sonido de unos pasos

o haya sentido un aliento en su nuca.

Seguro que hay una explicación perfectamente racional,

pero también puede ser que su casa esté encantada,

como la madrileña casa de las siete chimeneas,

sede del Ministerio de Cultura.

Construida por Felipe II para su amante de nombre Elena.

Esta casó luego con un capitán llamado Zapata,

pero la felicidad duró poco.

El capitán murió en Flandes

y al mismo tiempo

ella moría de manera misteriosa e inexplicable.

Durante años, los madrileños dijeron ver

una fantasmal figura femenina en el tejado

dándose golpes de pecho,

siempre mirando a Flandes.

¿Leyenda?

¿Superstición?

Puede.

¿Es esta Elena,

la triste viuda

del capitán Zapata?

Pero si es Irene. (SALVADOR) Sí.

Es Irene. La divertida esposa

de la doctora Celaya.

¿Doctora? Será doctor, ¿no?

En España se pueden casar dos hombres o dos mujeres.

Los tiempos cambian, ya se irá acostumbrando.

¿Por qué nos enseña esto? Por dos razones.

Una, porque es un claro ejemplo de lo que jamás debe ocurrir,

dejar huella del trabajo en el pasado.

Es la segunda vez que ocurre en poco tiempo.

Doy fe, no dejamos ninguna huella. Y yo doy fe de lo contrario.

(RÍE)

Ya he mandado una patrulla a resolver el problema.

Ustedes están aquí para obedecer mis órdenes, ¿de acuerdo?

La segunda razón, y es por la que les he puesto

este programa del pasado televisivo,

es porque Irene fue a buscar algo que no encontró

y que ahora deben ustedes hallar.

El recibo del "Guernica".

Es un cuadro de Picasso.

Quizá sea el más importante de todo el siglo XX.

¿El recibo? ¿Es que lo quieren devolver?

No sé si habrá pasado la garantía, lleva años aquí, en España.

Exactamente desde 1981.

Fue el año en que el MOMA, el museo norteamericano donde estaba,

lo devolvió, bueno, así dice la historia.

Pero nos llega un aviso de que ahora se lo están pensando demasiado.

El cuadro se lo encargó el Gobierno republicano a Picasso

en plena guerra civil. Si hallamos el recibo,

queda claro a quién pertenece el cuadro.

Pero ha desaparecido. Había tres copias del recibo

Perdón, un momento. -Subsecretario.

-¿Cómo se lo tengo que decir? -Subsecretario.

Ni secretario ni leches. ¿Cómo se lo tengo que decir?

-Al menos podría... -Sé que quiere conocer a Picasso,

pero no es posible. No está en España, sino en Francia.

No tenemos cobertura. Qué obsesivo.

-Entonces, ¿no? -Entonces...

Váyase, cuando se pone pesado... -Ya no sé ni por dónde iba.

Sí, en que había tres copias del recibo.

-Sí, gracias, Angustias.

(SUSPIRA) A ver.

Había... tres copias del recibo.

La primera, la del Gobierno republicano en Barcelona,

se perdió en 1939 cuando huyeron a Francia.

La otra, la de la embajada en París, estaba en los archivos

que compró el Gobierno en 1981. Era la que yo buscaba.

¿Y la tercera? La del propio Picasso.

Tendrán que ir a la Barcelona de 1939

y encontrar el recibo antes de que lo pierda el Gobierno republicano.

Este es el alto funcionario que perdió el recibo.

Y ¿cómo valora el apoyo de las muchas estrellas de Hollywood

a la República? -Como algo natural.

El mundo de las artes y las letras lleva tiempo mostrando su apoyo

al legítimo Gobierno de la nación, como no podía ser de otra forma.

Además creemos que la cultura siempre está al lado

de la razón, de la democracia, del mundo, de la humanidad.

Esto es un sindiós. Todos buscan la forma de irse a Francia.

Me dan ganas de decirles que es pan para hoy, nazis para mañana.

¿La habitación está protegida? ¿La del tío ese?

Es la 212 y ahí puede entrar cualquiera.

Con este nivel de seguridad, normal que perdieran la guerra.

Quédate aquí vigilándolo, Julián.

(Alarma antiaérea)

Es una alarma antiaérea. Será mejor que nos vayamos.

Tenemos que... Tranquilos. El refugio del hotel

está en el sótano. Por favor, diríjanse hacia allá con calma.

(Alarma antiaérea)

(Alarma antiaérea)

(Explosiones en el exterior)

(Explosiones en el exterior)

(Explosiones, disparos)

¿Qué es ese ruido? Aviones bombardeando la ciudad.

Pero eso es horrible.

Morirán niños y gente inocente.

El cuadro del recibo, el "Guernica", va de eso.

Durante la guerra civil, la aviación alemana

bombardeó el pueblo de Guernica en el día del mercado.

Murieron mujeres, niños...

En fin, una masacre.

No es de hombres hacer la guerra sin dar la cara.

(Fuerte explosión, gritos)

(Llanto de bebé)

Y decís que hoy en día las guerras se libran más en los despachos

que en el campo de batalla. Cada vez más.

Eso lo explica todo. ¿El qué?

Que ya no seamos un imperio.

Siempre hemos tenido muy buenos soldados,

pero muy malos jefes.

O sea, la cosa viene de lejos.

(Bombas cayendo, explosiones)

(Llanto de bebé)

Vamos, venga, corra, corra.

Huele a humo, una bomba. Si fuera una bomba, no habría hotel

Venga, venga, rápido, es para hoy.

Disculpe, ¿qué ha pasado? Un pequeño incendio,

pero lo controlamos. ¿Dónde ha sido?

En la segunda planta, habitaciones 211, 212 y 213.

Qué casualidad.

Y yo, que lo veía tan fácil.

Nada es fácil.

Nunca.

No nos queda más remedio que ir a por la segunda opción.

Vamos a ver.

En 1981, el Gobierno se gastó una fortuna

en unos documentos que no lo valían

y pagó solo por el recibo.

Forzosamente debe estar ahí. Pero Irene no lo encontró.

No, pero Irene fue dos meses después de que llegaran a España

y pudo traspapelarse en ese tiempo. Así que van ustedes

a recibir los documentos, es decir, la valija.

¿Y no sería más fácil...?

Perdone, vuestra merced, pero ¿no sería más fácil

obtener la copia de recibo del pintor?

Ese tal Picasso. No, calle, menudo lío de herencia.

Tenía mujeres, hijos, no sé cuántas amantes, un lío, no.

Otro como Lope.

¿Todos los genios españoles son unos pichas bravas?

Ahora que lo pienso, puede que tenga razón.

Ah, sí, aquí está, puerta 864.

Según nuestros datos, la valija llegará a Madrid mañana de mañana.

Al Madrid de 1981, claro.

Así que saldrán esta misma tarde.

¿Esta tarde? Quien dice "esta tarde"

dice "a última hora de la tarde". Pero tranquilícese.

Tendrá tiempo de comer con su padre.

Por cierto,

felicítelo de mi parte.

¿Cómo sabe que es su cumpleaños?

Mal jefe sería yo si no supiera nada acerca de mi gente.

Y ahora dense prisa o van a llegar tarde.

Angustias ha salido a tomar café. Si necesitan algo...

Como vuelva a insistir, lo mando a Altamira a pintar bisontes.

¡No lo entiendo! -¿No entiende? Ay...

Ya me encargo. (VELÁZQUEZ) (RESOPLA)

Nadie quiere hablar conmigo.

Soy como un apestado en este ministerio.

Tal vez si mejorase las formas...

Ser menos pes... insistente.

No me gusta dar consejos y menos al pintor más grande de España.

No soy el más grande, el más grande es Picasso.

¿Más que usted o que Goya?

Sí, claro, sí, por eso lo quiero conocer.

Pocas veces un artista piensa que otro es mejor que él.

Cuando voy a ver su obra al museo y se acerca un tipo y dice:

"Esos garabatos los haría mi hijo",

me dan ganas de estrangularlo allí mismo. Ignorantes.

Hay gente que pinta abstracto porque no sabría hacer otra cosa,

pero Picasso... Picasso no, Picasso...

pintaba cuadros con 14 años que parecen fotografías.

Es...

Yo... lo llamo "la teoría Picasso".

¿Y cuál es esa teoría?

Solo aquel que pinta la realidad mejor que nadie

puede hacer luego lo que le da la gana.

Prometedme algo y no insistiré más.

Si está en mi mano... No os olvidéis de mí

si necesitáis ayuda.

Lo que sea.

No se preocupe.

Por el cumpleañero. -Ole.

Felicidades, papá. Gracias, Hijo.

La crisis... Ya podías poner unas gambitas.

No sé qué le ves a este bar, hijo. Será la costumbre.

Coño, no cierra el jodido y lo están chapando todo.

El barrio está desconocido. Se lo quedan todo los chinos.

Bueno, todo no.

¿Te acuerdas del bar donde quedabas siempre con tu panda?

El Salem. Bueno, pues ahora es un bar

de merengue y bachata.

El Brother Latino lo llaman, te cagas.

El Salem, no me habré tomado tercios ahí, madre mía.

Hablando de cerrar, ¿cómo lleváis en urgencias los recortes?

Como en todas partes, supongo. A mí no me toca de momento.

Oye, una cosita, ¿cuándo nos vinimos al barrio?

En el 82. Eras un enano, tenías seis años.

¿En el 82, seguro?

Seguro, era el Mundial del Naranjito.

A España la echaron cuando hacíamos la mudanza,

creo que fue Alemania. Cómo pasa el tiempo, ¿eh?

Ajá. Sí, deprisa.

Muy deprisa.

Cómo me gustaría poder volver a aquellos años.

Tendría que existir una máquina del tiempo o algo así. (RÍE)

¿Y por qué querrías volver allí?

Porque cuando tienes un hijo pequeño,

todo el mundo es él, no te fijas en nada más.

Y es maravilloso.

Luego crecéis, os vais...

y es como si te quitaran la vida.

Los hijos tendrías que tener cuatro añitos siempre.

Esa es la edad perfecta. (RÍE)

Qué bonita es, ¿eh? Qué bonita es mi madre.

Ay... Ay, qué cosita.

Guapa, guapa.

¿Qué? ¿Te gustas? No estoy segura.

Con ese pelo parecéis un zagal.

Ni caso, estás muy bien. Es cómodo.

(MEGAFONÍA) "Ana Rodríguez Espinosa, acuda a dirección, por favor".

Por cierto, no te he preguntado, ¿qué tal con tus padres?

Muy bien, tendría que verlos más a menudo.

¿Todo en orden? ¿De verdad tengo que ir así?

No te quejes, te va bien el rollo heavy.

¿Qué es el rollo heavy? Señores, vamos a lo que vamos.

Ah, recuerden, se alojarán en un piso franco.

Lo tenéis señalado en este mapa.

Allí tenéis la documentación necesaria, las acreditaciones

y la ropa para la misión en Barajas.

Perfecto. Alonso...

No se preocupen, en el piso hay ropa de todas las tallas.

No es cuestión de talla, es que parezco mi padre.

Y mi padre es más moderno.

No difiere tanto de la que vos lleváis cada día.

¿Para ti toda la ropa del siglo XX es igual?

Sí. ¿Sí? Si conocieras a Tino Casal,

lo ibas a flipar. ¿Tino Casal? ¿Un soldado?

Ya los acompaño yo a la puerta. Ajá.

Julián.

Verás, una cosita, que...

Bueno, que...

que no va a ser, porque no creo, pero por si acaso,

a lo mejor pasa una chica por el piso preguntando por mí.

(RÍE)

Te llevas a tus ligues al piso franco.

No hay noches más divertidas que las de Madrid en los años 80.

¿No estás casada? Técnicamente aún no.

Esa puerta da a 1981 y no me casé hasta 2012.

No digo ahora, ¿no estabas casada antes?

Sí, cuando me reclutaron en los 60,

pero para el 81 ya estaré viuda, así que en ese año

no tengo ningún compromiso se mire por donde se mire.

Eso es trampa, se mire por donde se mire.

Es mi juego.

Son mis reglas.

La 864.

Es esta.

Recogeré los recados, tranquila. Suerte.

Permiso.

Por aquí.

¿Estáis seguro de que es por aquí? Según el mapa, sí. ¿Por qué?

Estas calles me resultan familiares.

Normal, es el Madrid de los Austrias.

El Madrid de tu época.

¿El Ministerio no te puso una casa por aquí?

Sí, en 1570 y ahora estamos en 1700...

1981. 1981.

¿No cambian las calles? Calla, calla.

No le des ideas al ayuntamiento.

Bienvenidos a casa de los Alcántara.

Supongo que eso significa algo en tu época.

Pues sí.

¿Qué te pasa, Alonso?

Yo he estado aquí.

Es la morada que me otorgaron cuando empecé a trabajar.

¿Estás seguro? ¿Cómo va a ser tu casa?

No es la misma casa, pero sí el mismo sitio, lo juro.

Joder, pues sí la han amortizado. Entonces...

eso quiere decir que en al menos cuatro siglos, pero a la vez,

aquí vive mucha gente.

Calla, que se me ponen los pelos como escarpias.

A veces no tengo claro no estar trabajando para el mismo diablo.

Dejemos al diablo en paz y concentrémonos en lo nuestro.

Salvador nos dijo que aquí encontraríamos

lo necesario para la misión y yo no veo nada.

Miremos en las habitaciones.

Aquí está la ropa para ir al aeropuerto.

¿Qué hay en la caja? Acreditaciones a nombre de los tres

Y un dossier. ¿De qué?

Son recortes de prensa de la última semana

sobre el "Guernica" y la compra del archivo.

Habrá que estudiarlos a fondo.

Mañana hay que estar a las 10:00 en el aeropuerto.

Igual así mejor.

Gracias.

¿Encuentras algo?

Al parecer, los papeles del "Guernica" están en Zúrich.

Un diplomático de la República se los llevó de la embajada de París

antes de que perdieran la guerra contra el bando nacional.

Guerra entre españoles... A veces me dan ganas

de regresar a mi época y no volver nunca más.

Ni que fuera la única.

Isabel la Católica estuvo en guerra contra su hermano, Enrique IV.

El ejército de Carlos I contra los comuneros,

en el siglo XIX, las guerras carlistas.

Ya, suficiente, basta, por favor. Nunca discutas con ella de historia

(TV) "...previsto para el próximo día 15.

Novedades sobre la vuelta del 'Guernica' a España.

Fuentes del Ministerio de Cultura informan de que la venida a España

de la documentación del cuadro, prevista para mañana, debe esperar.

Aún así, se muestran optimistas

y esperan que todo se solucione rápidamente.

Y pasamos a los deportes".

A ver si lo entiendo.

¿La valija no venía mañana? Eso nos dijeron.

Y el Ministerio, ¿no sabe las fechas exactas

de lo que ocurre en el pasado?

Mal asunto, ¿no?

Venid a ver esto.

¿No reconocéis a nadie en esta foto?

Este tío... ¿Dónde lo he visto antes?

Barcelona, 1939, en el hotel.

¿Cómo valora el apoyo de las muchas estrellas de Hollywood

a la República?

Es el mismo.

Y está igual. Y han pasado 42 años.

Ajá, otro viajero por el tiempo.

Esto se nos está yendo de las manos.

Espere un momento que ponga el altavoz.

¿Está segura de lo que dice, Amelia? Sí.

A no ser que tenga un hijo igualito que él.

Y que en el 39 sea reportero y en el 81 esté en Suiza

siempre con el recibo del "Guernica" al lado...

Tampoco creo en las casualidades. Y ¿cómo dice que se llama?

Paul Walcott, con dos tes.

(SALVADOR) Paul Walcott.

Bien, a partir de ahora tenemos dos misiones.

Localizar a ese tal Walcott

y encontrar el recibo del "Guernica".

¿Qué hacemos ahora?

(SALVADOR) Quédense en el piso franco hasta tener nuevas noticias.

Alguien está intentando reescribir la historia.

-La valija debería haber viajado en 1981 mañana, no pasado mañana.

Para colmo, tenemos un americano que viaja por el tiempo

y no trabaja con nosotros.

Otra vez alguien que intenta vender puertas secretas.

Es una posibilidad.

Me extraña que esté en Suiza.

Las puertas del Ministerio solo funcionan en España.

Bien, puede haber viajado a 1981 a Madrid

y de allí haber cogido un avión.

O viaja por el tiempo de otro modo,

lo cual sería abrir un melón importante.

Yo creo que la pregunta es otra.

Nosotros sabemos que Walcott viaja por el tiempo,

pero ¿él sabe que nosotros también lo hacemos?

Bien pensado.

Si es así, no debe ver a Amelia ni a ninguno de la patrulla.

Puede recordar haberlos visto en Barcelona en 1939.

Cuando contacte con él, será mejor que ustedes den la cara.

¿Irene?

¿Seguro que no hay un equivalente al Ministerio del Tiempo en EE.UU.?

¿Por qué no hay un informe de los servicios de información sobre eso?

¿Cree que el servicio de inteligencia español

descubrirá algo que EE.UU. quiera ocultar?

Tenemos 24 horas para averiguar quién es ese tal Walcott.

Contactad con nuestros funcionarios en 1981

para saber si la valija se retrasa aunque sea un solo día.

Averiguad si el recibo del "Guernica" está en ella.

No entiendo por qué nos han encargado esta misión.

¿Tan importante es esa pintura?

Si "Las lanzas" de Velázquez no estuviera en España,

¿te molestaría? Por supuesto. Es el símbolo

de la grandeza de nuestra patria. El "Guernica" es el símbolo

de la España de ahora. No me hagáis reír.

Esos muñecos mal pintados, ¿pueden ser símbolo de algo?

(RÍE) Por lo que he leído,

representan la llegada de la democracia a España

después de la dictadura. ¿Democracia? ¿Qué es eso?

A ver cómo te explico.

Democracia es que el pueblo elige quién lo gobierna.

Pero ¿cómo?

Se presentan unos políticos que quieren mandar,

cada ciudadano vota al que más le gusta

y el que más votos tiene gobierna.

Pero ¿cómo? ¿No lo decide todo el rey?

¿Lo decide la gente? ¿Qué...? Eso es ridículo.

Si supieras la lucha de las mujeres de mi siglo para votar como ahora.

¿Las mujeres también pueden hacer eso de votar?

Esto es un sindiós.

Me voy a dormir, esto no hay quien lo aguante.

A veces lo estrangularía.

Deja, ya recojo yo.

Un hombre recogiendo la mesa. En mi época es impensable.

En mi época, si no lo haces, no veas la bronca que te cae.

Hasta mañana. Buenas noches.

Descansa.

(Risas)

(TV) "Gracias también a este centenar de niños y niñas...".

(Pitido carta de ajuste)

Pero ¿por qué la apagáis? Es muy divertido.

Sí, como ver pastar una vaca, más o menos.

Hasta que no nos den órdenes no sé qué vamos a hacer.

¿Dicen el tiempo que va a hacer mañana?

Esa es la gracia, sí.

Parece cosa de brujería.

Aquí dentro tienes que meterla, Alfonso.

No metes una.

¡Gol! Eso es gol. ¡Coño!

Eso es gol. ¡Gol!

Hasta mañana.

¿Nuevas órdenes? Era Ernesto.

Han confirmado que la valija llega mañana por la tarde.

Irene y él vendrán a primera hora para ayudarnos.

Hasta entonces debemos esperar aquí.

Perfecto.

Bueno, señores.

¿Quién me acompaña a conocer mi barrio?

¿No acabáis de oír que tenemos que esperar aquí?

Si hasta mañana no vienen.

Os empeñáis en desobedecer órdenes. Tú desobedeciste órdenes

y gracias a eso Ernesto sigue vivo.

Oye, me apetece ver mi barrio de cuando era pequeño

mucho más que conocer a Lope de Vega o a Viriato,

os lo aseguro.

¿Es tan difícil de entender eso?

Hasta luego.

Será mejor que vaya con él, no le dé por hacer alguna tontería.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

Así que este es tu barrio. Sí.

¿Naciste aquí? No, no, qué va.

Llegaré a Carabanchel el año que viene.

Hostia.

Este tipo de aquí

va a ganar una millonada a la lotería en cinco años.

Pues el tío siguió con su bar,

levantándose a las 05:00 hasta que se jubiló.

Hay gente para todo, como decía aquel.

El hijo de la dueña de esa tienda iba conmigo al colegio.

Luego me enteré de que se mató arreglando un ascensor.

En fin...

Aquí me traían mis padres cuando era pequeño.

A jugar y tal.

Qué fuerte.

La niña de rojo va a ser la tía buena del barrio.

Estábamos todos locos con ella.

Y resulta que se lió con el de la bodega,

un calvo gordo grasiento que le sacaba 30 años.

Estás disfrutando, ¿eh?

Es como si estuviera viendo una película de mi vida.

Huy, parece que le has gustado.

¡Mayte! Ven, no molestes al señor.

Perdona. No, no pasa nada.

No hay nada que perdonar.

Hola. ¿Ese triciclo es tuyo?

¿Quieres que juguemos un ratito?

Dame la mano. Vamos.

A ver... No es chiquero tu marido ni nada...

¿Eh? Ah, sí, sí, lo es, sí.

¿Tenéis hijos? No, no, todavía no.

Pues tiene mano con los niños.

No veas si es especialita mi niña...

(RÍE) Bueno, se te ve jovencita, tienes tiempo.

Yo, es que si no me ponía, se me iba a pasar el arroz.

(MAYTE) (RÍE) Ya, ya. Ya, ya, ya, ya.

(MAYTE) (RÍE) (SIMULA UN AVIÓN) Muy bien.

Qué bien llevas el triciclo.

Adiós, Mayte.

Te quiero.

Era tu Mayte, ¿verdad? Sí.

Era mi mujer con tres años.

Julián, por Dios. No lo sabía, te lo juro.

No es buena idea escarbar en el pasado

ni en nuestro futuro.

A veces uno piensa que el pasado...

No puede ser.

Gracias, Señor, gracias por estos alimentos.

¿Me acompañas a un concierto esta noche?

Champú, ah, ah, uh, uh.

De huevo.

Champú, ah, ah, uh, uh.

De huevo.

(Aplausos y vítores)

Champú, ah, ah, uh, uh...

(TV) "Con todos vosotros hoy, invitados especiales

dentro de 'La juventud baila', el grupo Leño".

(Aplausos)

(Leño "La noche de que te hablé")

Hoy va a ser la noche de que te hablé.

Hoy va a ser la noche de que te hablé.

De niño escuchaba a Leño en casa.

Era el grupo favorito de mi padre. ¿Quién?

Mi padre. Siempre me pregunté cómo hubiera sido

ir a un concierto suyo, pues mira.

Ventajas de trabajar en el Ministerio.

¿No te gusta? Eh... Sí, sí.

Si la música estuviera más baja, sí.

El rock no se puede tocar bajo. ¿Qué es el rock?

El invento más maravilloso de la humanidad

con la cerveza y las bravas.

Tenemos que irnos, mañana tenemos un día complicado.

Amelia, tienes 20 años, diviértete un poco.

¿Con este ruido? ¿Ruido? No sé cómo podéis

vivir en tu siglo sin rocanrol.

Bastante bien, sin dolores de cabeza.

Una más y nos vamos.

Ponme un botellín.

¡No me lo puedo creer!

¿Estás seguro de que es tu padre?

Pues sí, es él.

Por favor, vámonos. Ni de coña, es mi padre.

Y esa no es mi madre, que está en casa con un niño, o sea, yo.

Será una locura de una noche.

En 2015 sigue con tu madre, ¿no? Sí.

Pues no tienes de qué preocuparte. También se supone que el "Guernica"

llega a España en 1981,

y aquí estamos porque la cosa no está tan clara.

No, no...

No, los servicios no.

¡Julián, por favor! Tendrán ganas de orinar.

Cómo se nota que en tu siglo no había discotecas.

A ver, permiso.

¡Salid ahora mismo!

¡Salid ahora mismo! A ese, ¿qué le pasa?

-Pero, tío, date el rollo, ¿no?

Policía secreta. Todo el mundo fuera.

Venga, carril, rapidito. Joder...

Para, por Dios, ya me da vergüenza. Imagínate a mí, es mi viejo.

¿Salís o tengo que entrar yo? (HOMBRE) Ya va.

¿Se puede saber qué están ustedes haciendo?

Esto es escándalo público.

¿Qué escándalo? Estamos en un concierto de Leño.

¿Quiere pernoctar en comisaría? No queremos. Cállate, Miguel.

Los carnés, por favor. ¡Los carnés!

Ahora, el suyo.

Que no se vuelva a repetir.

Venga, fuera. Aire.

Lo sabía, sabía que os meteríais en un lío.

¿Me quieres dejar en paz?

¿Adónde vais? A acabar de resolver este asunto.

A acabar de fastidiarlo, querréis decir.

Julián, no te puedes ir ahora. Ernesto e Irene ya van a llegar.

Quítate de en medio o te juro... O te juro que ¿qué?

(Telefonillo)

Deben de ser ellos.

¿No te das cuenta de lo que haces? No puedes jugar a ser Dios.

No puedes romper las reglas. ¿Qué reglas ni qué niño muerto?

El Ministerio se las salta cuando les viene bien.

Como cuando nos la jugamos para salvar al rabino.

Hola. Bah.

¿Le importa si me siento? -Total, se va a sentar igual.

Me va a perdonar. Amelia me ha dicho que no sea pesado.

Buen consejo. -Pero no puedo más.

Necesito saber cómo va la misión.

Ernesto e Irene han ido a apoyar a la patrulla.

No le puedo decir más.

¿A qué año han viajado?

¿Y qué más le da? Vayan al año que vayan,

Salvador no lo va a dejar participar en la misión.

¿Usted sabe lo que vale un dibujito con mi firma?

¿Me está sobornando?

No, no, no, no.

Millones, son millones, Angustias.

No.

Un retrato, lo puedo hacer como si fuera de época.

Ya sé, le cambio la cara a "Vieja friendo huevos"

y pongo la suya. -Hombre, gracias por el cumplido.

Pero no me va el costumbrismo.

¿Y una de "Las hilanderas"? ¿Qué le parece?

Es "La fábula de Aracne", un tema trascendente.

Es intelectual. -Mira, ese me pega más, pero no.

Puede pasar a la posteridad de la mano de mi arte.

No quiero pasar a la posteridad.

Yo solo quiero tomar el té en paz.

Solo le estoy pidiendo un poco de información.

Necesito conocer a Picasso.

Qué manía le ha dado con Picasso.

No lo entiendo.

Hace unos garabatos que podría hacer cualquier niño.

¿Se sabe algo del americano? Oficialmente,

su nombre es Paul Walcott, canadiense,

pero vete a saber si es todo falso.

Se hace pasar por especialista en documentación

del periodo de entre guerras. Su avión llega a las 16:00

desde Zúrich. Es importante que no os vea, por si os recuerda

de Barcelona de 1939. Claro.

Que no sepa que viajamos en el tiempo como él.

Esa es mi chica lista. Cuando estemos en el aeropuerto,

¿qué hacemos? Menos mal.

Creía que se había quedado mudo.

Llegaremos al aeropuerto una hora antes.

(ERNESTO) Deberemos ir uniformados para pasar desapercibidos.

Amelia e Irene vestirán de azafatas de vuelo;

Julián, de piloto; Alonso y yo, de guardias civiles.

Al llegar allí, nos dividiremos en dos equipos.

Irene y yo nos iremos a buscar al americano.

Amelia y Julián se encargarán de revisar la valija.

Un grupo de altos funcionarios del Ministerio de Cultura

vendrá a recogerlo. Tendrán un cuarto de hora

antes de que se den cuenta de que Walcott ha desaparecido

y reclamen la valija. Deberán darse prisa.

En cuanto perdamos el contacto visual entre nosotros

acudan de inmediato a hacer su cometido.

Vigilen de tener las comunicaciones abiertas

por si damos señal de retirada.

Debemos actuar perfectamente sincronizados.

¿Cómo algo tan grande y pesado puede volar?

Eso me pregunto yo siempre.

Venga, va, vamos.

¿Cuánto se tarda en llegar a Nueva York?

No he ido nunca, pero un amigo me dijo que unas ocho horas.

Increíble.

"Mr. Walcott? One moment, please".

Hablo español. ¿Algún problema? -Haga el favor de acompañarnos.

-Oye, pondré una queja con mi embajada.

-Sí. -Ya veréis vosotros.

-De momento, cuente tres.

Ahí, vamos, ayúdeme.

Este líquido, ¿cómo se llama? Cloroformo.

Arriba. Buen invento, vive Dios.

Bien.

Usted controle a los del Ministerio de Cultura.

Yo voy a por la ambulancia.

Ahí está. Gracias.

A mandar, señorita.

Ahora.

Retirada.

(RADIO) "Retirada". Mierda.

Voy para allá. Corre.

Aún no hemos terminado.

¿Qué tal os ha ido?

La caja donde debería estar el documento tenía los precintos rotos

y el recibo no estaba. ¿Y el americano?

Lo tenemos, lo llevan al Ministerio, al 2015.

Una vez más, Walcott.

¿Dónde están los documentos que faltan en la valija?

Váyase a la mierda, cabrón.

Siempre me he preguntado por qué lo primero que aprenden

los extranjeros en castellano son los tacos.

Exijo que llamen a mi embajada.

¿Para qué? ¿Para tener que soltarlo en diez minutos?

Deje, deje. -Tengo inmunidad.

Uh, mal asunto.

-¿Eso es que trabaja para el Gobierno americano?

-A nosotros, eso de la inmunidad, como que nos trae sin cuidado.

Cuando se enteren mis jefes, les aseguro, no pensarán lo mismo.

(ERNESTO) Ah, ¿no?

Ustedes, los españoles, me dan risa.

Ustedes siempre hablan y hablan, pero no hacen nada nunca.

Viven de las glorias del pasado.

¿Qué hacemos con él?

Deberíamos hacerle saborear eso que él llama

las glorias de nuestro pasado.

Pero antes me gustaría ver cómo se le hiela la sonrisa.

Perfecto.

Bien, Walcott,

solo una pregunta más.

No, no trabajo para el Gobierno americano.

No, no se trata de eso, es una pregunta muy sencilla.

¿En qué año estamos?

1981.

(ERNESTO) Mire bien la fecha.

2015. (SALVADOR) Como ve,

no es usted el único que viaja por el tiempo.

Raquel.

¿No tuviste bastante con lo de anoche?

¿Podemos hablar cinco minutos?

¿No eres policía?

¿A qué vino el numerazo que montaste?

No soy policía, pero trabajo para el Gobierno, eso sí.

Para un organismo secreto.

¿Miguel está metido en líos? No, no está en ningún lío.

En ningún lío policial.

Entonces, sí que no entiendo nada.

A ver...

Yo conozco a Miguel, ¿vale?

Anoche no dio esa impresión. Yo lo conozco a él

mucho más de lo que él me conoce a mí.

Sé que tiene mujer y un niño pequeño.

Sí, de cinco añitos, es precioso.

Mira, Raquel, esto no puede salir bien.

Te vas a hacer ilusiones y al final te llevarás un chasco.

La familia tira mucho.

Él es distinto.

Otros se enrollan contigo y después de echarte un polvo

te enteras de que están casados.

¿Y él no ha hecho eso?

No, él no me oculta nada.

Me habla de su hijo, de lo mucho que lo quiere.

Se llama Julián, ¿sabes?

Le encantaría que de mayor fuera médico.

Me ha prometido que pronto nos iremos a vivir juntos.

No lo va a hacer, lo conozco.

¿Qué quieres decir?

Raquel, no eres la primera a la que se lo promete.

Hace dos semanas se lo prometió también a mi hermana.

Por eso quería avisarte.

(RAQUEL) (LLORA)

Toma.

Gracias.

Perdona.

¿Privatizar los viajes por el tiempo?

¿En qué cabeza cabe semejante disparate?

Hay cosas que no se pueden privatizar.

Como la educación, la sanidad o los viajes por el tiempo.

Es que se piensa y no se...

Por cierto, ¿y el Sr. Martínez?

Me avisó de que le dolía la cabeza, pero está en camino.

Ya.

Entonces, la misión de Walcott era hacer desaparecer el recibo.

(ERNESTO) Suponemos que el museo de Nueva York

contrató a la empresa de Walcott para borrar cualquier prueba

de que el cuadro pertenece a España. Lo han hecho bien, no hay recibo.

Si me dejan un rato a solas con él...

No, ese no es nuestro estilo. Un estilo blando, por lo que veo.

No se crea, Alonso, ya lo hemos encerrado, y bien lejos.

¿Lejos? Ajá, el Ministerio tiene un lugar

adonde se manda a la gente que juega con el tiempo indebidamente.

(ERNESTO) Ahora, el americano estará arrepintiéndose

de no haber querido hablar con nosotros.

(WALCOTT) ¡Eh! ¡Eh! ¡Llamad!

Llamad a la embajada norteamericana, por favor.

¡Llamad a la embajada norteamericana, por favor!

¡Oye!

(SALVADOR) Bien, volvamos al "Guernica".

¿Alguna idea?

A mí se me ha ocurrido una, pero a lo peor es una tontería.

¿Tú pensando tonterías? Me extraña mucho, la verdad.

Es un método poco ortodoxo.

En la vida no importa el método, sino la victoria,

como en el mus.

¿Y si falsificamos el recibo del "Guernica"?

Mira, eso es muy español.

Sigue en boga la picaresca, ¿no?

Elevada a la categoría de arte, se lo aseguro.

(SALVADOR) No lo veo fácil, Amelia.

Los del museo americano tienen especialistas que analizarán todo.

(ERNESTO) Sí, el papel del documento, la tinta,

la tipografía de la máquina de escribir...

Por no hablar de la firma de Picasso.

No sé, lo veo complicado.

Lo primero sería conseguir la firma original de Picasso.

Total...

Al final alguien va a sacar algo positivo de todo esto.

Don Pablo, "hi ha un senyor a la barra que pregunta por vostè".

El jefe quiere verlo.

-¿Se puede saber dónde estaba?

Comprando un disco en los Sotanillos.

Está prohibido traer cosas de otros tiempos al Ministerio.

No lo voy a vender, es personal.

Podría comprarlo ahora, pero tendría que pagarle una pasta

a un coleccionista y no me apetece. No sé lo que le apetece o no.

Estamos en una misión importante y usted, ¿qué hace?

Irse de compras. El "Guernica" es el símbolo

de la reconciliación de las dos Españas tras la dictadura.

Lo sé.

Dele su disco.

Está prohibido traer cosas de... -Déselo.

Por favor.

Está bien, tenga.

Mire, señor Martínez, yo puedo perdonar todo menos una cosa:

que alguien deje tirados a sus compañeros.

Y es lo que acaba de hacer. Pero...

(SALVADOR) Ni pero ni nada. La misión no está acabada

y hasta que se acabe hay que estar alerta.

¿Sabe dónde están ahora Alonso y Amelia?

Un buen compañero debe saber en todo momento

dónde está y qué hace el resto de su patrulla, ¿entendido?

Sí, señor. Si antepone otra vez sus intereses

a los del Ministerio,

yo mismo me encargaré de que se arrepienta.

Gracias.

Un café con leche, cortito de café, por favor.

¿Qué? ¿Otra vez hurgando por tu pasado?

¿Cómo sabes eso? Tranquilo.

No me ha chivado nadie nada.

Sencillamente nos pasa a todos.

Pero hay dos cosas que debes aprender.

¿El qué? ¿A irme a ligar al pasado sin que nadie se entere, como tú?

Pues sí, tienes que ser discreto.

Todos tenemos secretos, pero nunca deben interferir

en nuestras misiones. ¿Y qué más tengo que aprender?

Que aunque te vaya mal, no eres más que nadie.

El mundo no se para por tu dolor.

Pierdes lo que más quieres, pero todo sigue.

El domingo habrá fútbol

y los telediarios seguirán hablando de guerras.

Alguien dará su primer beso y...

y lloverá.

Lloverá, como ha llovido siempre.

Todo sigue adelante.

Y tú también debes hacerlo.

Gracias.

De nada.

Si necesitas ayuda, ya sabes dónde me tienes.

¿Cómo va la misión? Ahora dependemos de Velázquez,

que por fin ha conseguido lo que quería:

ir a conocer a Picasso.

La de gente que pagaría una pasta por verlos juntos.

Pues sí. (RÍE)

(Risas)

Madrid, como ciudad, es pueblerina, antigua.

Siempre lo ha sido. -Pero su gente es fantástica.

Es cálida, abierta.

Te hacen sentir madrileño desde el primer día.

Y allí está todo lo que un artista necesita para saber de pintura.

El museo del Prado.

Claro, sí, eh...

¿Iba usted a menudo al Prado?

Pasaba más tiempo allí que en la academia.

Panda de inútiles, los de la academia.

¿Para qué pintar naturalezas muertas como si fueran reales?

Para eso ya existe la fotografía.

¿Qué le gusta más del Prado?

Goya, sin duda.

Tiene una capacidad increíble de mostrar el horror humano.

Las pinturas negras, los fusilamientos.

Y Velázquez.

Bueno, Velázquez es el mejor.

¿Ha visto usted "Las meninas"?

Sí, claro, alguna vez, ¿quién no ha visto "Las meninas"?

No digo por un rato, digo mirar el cuadro durante horas.

No.

Pues debería hacerlo.

Cada vez que miras el cuadro descubres algo distinto.

Una luz, una sombra, un rasgo.

Es como si las figuras se movieran y... y todo cambiara.

Ese Velázquez sí que era un genio.

No debe mirar tanto al pasado, Pablo, usted...

Usted tiene la posibilidad de cambiar el mundo.

Hombre, tampoco hay que exagerar. Con vivir de esto me conformo.

Por eso no se preocupe, su firma valdrá millones.

No por lo que ha hecho, sino por lo que le queda por hacer.

¿Es usted vidente?

No, no, pero creo que sé cuándo un artista lo es.

Ah, ¿le puedo pedir un favor?

Cuando sea famoso, me gustaría decir que yo lo conocí antes

y mostrar su autógrafo como evidencia.

Si no le importa...

¿Esto es vino? -Me temo que sí.

Ahora necesitamos una máquina de escribir de la época

y una puerta que nos lleve a los años 30.

El cuarto de fumadores.

¿Hay cuarto de fumadores? No exactamente.

Cuando la prohibición de fumar llegó a la Administración,

la gente empezó a usar esa puerta. Es la salida de incendios

de un teatro de Vitoria. No hace falta cambiarse de ropa,

todo pasa por un ensayo. Es que la selección...

Dicen de Messi, pero quien marca la diferencia es Iniesta.

¿La oficina?

La segunda puerta.

-Disculpen, ¿qué obra están ensayando?

Un Shakespeare. -Qué manía.

Siempre haciendo teatro de vanguardia.

Dónde esté Echegaray...

Sois un indisciplinado. Si por mí fuera,

estaríais con el americano. ¿Cuántas veces he de pedir perdón

para que me dejes en paz? ¿Queréis callar de una vez?

Tenemos una misión que cumplir. ¿Eso qué es?

Esto es muy moderno para mí. A ver, déjame.

Yo vigilo fuera para que nadie os interrumpa.

Venga. A ver, escribe.

Yo, Pablo Ruiz Picasso, recibo... No tan deprisa, no soy Angustias.

Yo, Pablo Ruiz Picasso,

recibo del Gobierno

de la República de España

la cantidad de 100 000 francos

franceses... ¿Qué buscas?

Un sobre.

Aquí hay uno.

¿Qué más pongo? Sí, perdona.

Eh... En concepto

de pago de materiales

empleados

en el cuadro "Guernica".

"Guernica". Ya está.

Tres días de moscosos que me quedan más uno de asuntos propios

más el día de fiesta del lunes,

de un puente me saco unas vacaciones de 15 días

que lo flipas, tío. -Otro truja, que hoy tenemos tajo.

Venga, va.

Lo he enviado a tu nombre.

Años 80, allá voy.

¿La acompaño?

No hace falta, gracias.

(Música pop)

(Telefonillo)

(Telefonillo)

Ya voy.

(Puerta abriéndose)

(HOMBRE) Traigo un sobre para Irene del Lago.

¿Dónde hay que firmar? Aquí.

Gracias.

¿Y tú adónde vas tan deprisa?

Hecho, el "Guernica" es nuestro.

Buen trabajo.

Todo conforme lo había planeado, señorita Folch.

¿Qué te pasa?

Nada, solo estaba pensando una cosa.

Si el recibo del "Guernica" existió alguna vez o no.

Yo también lo he pensado más de una vez.

Pero ya existe, ¿no? Sí.

Pero ese recibo lo hemos creado nosotros, no Picasso.

A veces hay que cambiar las cosas para que todo siga igual.

Lo importante es que el "Guernica" está en España gracias a usted.

Y aún te preguntarás que por qué pueden votar las mujeres.

(MIGUEL) A ver.

Coño, Leño.

Pero si está nuevo. Te debía tu regalo de cumpleaños.

Me encanta cómo huele. Por eso te lo he comprado en vinilo

porque eres un clásico. Lo que soy es un viejo.

Estuve en este concierto, ¿te lo he contado?

Sí, alguna que otra vez, papá. Me repito como los abuelos.

¿Te pasa algo, hijo?

Yo me imaginaba así de viejo.

Yo también.

Pero no con tu madre.

De verdad, no hace falta que me cuentes ciertas cosas.

Tú eras muy pequeño.

Tu madre y yo atravesábamos una mala racha y de repente

la conocí.

Se llamaba Raquel.

La vi y dije:

"Esa es la mujer de mi vida".

¿Qué vas a hacer?

¿Cagarte en el calendario porque no la has conocido antes?

La vida es como las siete y media, nunca sabes cuándo plantarte.

Pero al final te quedaste en casa.

Me hubiera gustado decirte que...

fui yo el que tuve el valor para cortar,

pero no, fue ella.

Nunca se me olvidará ese día.

Hacía tres días que habíamos ido a ver el concierto de Leño

y de repente apareció llorando y diciendo que me dejaba.

Jamás supe por qué.

Nunca la volví a ver.

Pues le agradezco lo que hizo, supongo.

Yo quiero mucho a tu madre, siempre la he querido.

Y tú eres lo más importante que me ha pasado en la vida.

Pero no hay día que no me acuerde de Raquel.

Te quiero mucho, hijo.

Y yo a ti, papá.

Tenía que haberte hecho caso.

Tenía que haberlos dejado en paz. No le des más vueltas.

Hiciste lo que pensabas que era correcto.

¿Lo que pensaba o lo que quería que fuera correcto?

Mi madre siempre dice que los hijos somos egoístas.

Cuánta razón tiene. Con todo lo que habla,

estaría bueno que alguna vez no tuviera razón.

No debería hablar mal de ella.

En realidad se desvive por mí y es mi madre.

Sí, las madres son como la rosa del "Principito".

Rosas hay muchas, pero la importante es la tuya.

¿"El principito"? ¿No lo has leído?

Te lo voy a regalar.

Solo por leerlo merece la pena que hayas viajado al futuro.

¿Me acompañan vuestras mercedes? ¿Adónde?

A saborear nuestro triunfo.

Es emocionante.

Me recuerda a los fusilamientos de Goya.

No entiendo por qué está pintado sin color alguno.

Blanco, negro y gris.

Como si fuera la fotografía de un periódico

que da la noticia del bombardeo.

No sabía que supieras de arte.

Y no sé.

Pero era el cuadro favorito de Mayte

y me lo explicó de cabo a rabo.

Siempre decía que no se podían contar más cosas en un solo cuadro.

Aunque a ti te seguirán pareciendo unos muñecos mal pintados.

Ya no.

La fecha más cercana a la puerta de nuestro hallazgo

está en Salamanca en febrero de 1520.

Es la revuelta de los comuneros contra Carlos I.

Parezco de la tuna, solo me faltan las cintas y la pandereta.

Lo que faltaba.

El rey de Castilla se queda en Castilla.

Dime para quién trabajas.

Esta cárcel es inhumana.

No te quejes, vosotros tenéis Guantánamo.

Viaja por el tiempo a través de un túnel.

Lo pueden graduar temporal y espacialmente

y funciona con energía nuclear.

¿Has usado lo del veneno y el antídoto?

Tal como me enseñaste.

Mi madre se puso de parto al cruzar el río,

por eso me llaman Lázaro de Tormes.

¿El Lazarillo de Tormes existió?

¡Por Santiago y por España!

Era el mejor agente del Ministerio y ahora se pudre entre los peores.

Algo pasa aquí.

Podría deciros cosas del futuro y conseguir lo que quisiera.

-¡Me muero! En toda batalla hay muertos.

Puede que no sepa tanto de la vida como tú, Supermán,

pero una cosa tengo clara: si puedo salvar una vida, la salvo.

La puerta 598 ha desaparecido de nuestro mapa. ¿Qué ocurre?

-¡Comunidad! -Ni se os ocurra luchar.

-El embajador de EE.UU. exige su inmediata repatriación.

Vamos, no hay tiempo que perder.

Ningún agente se queda atrás.

¡Ya está bien! Hay muchas cosas prohibidas,

pero de vez en cuando hay que saltarse las normas.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T1 - Capítulo 5: Cualquier tiempo pasado

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El Ministerio del Tiempo - Temporada 1 - Capítulo 5: Cualquier tiempo pasado

23 mar 2015

El Guernica, tras duras negociaciones, vino a España en el año 1981 como símbolo de la vuelta de la democracia. Sin embargo, llegan informes al Ministerio de que las negociaciones están cambiando con respecto a lo que cuenta la Historia, poniendo en peligro la llegada del cuadro a España. Alguien está interfiriendo en las mismas, queriendo reescribir la Historia y que el cuadro de Picasso nunca venga a España.

Para impedir que esto ocurra, Amelia, Julián y Alonso deberán encontrar el contrato de venta que firmaron Picasso y el gobierno republicano. Para ello viajarán al año 1981, justo en el momento clave de las negociaciones. Su sorpresa será grande cuando descubran quién está detrás del problema, lo que supondrá un shock para el propio Ministerio.

Julián aprovecha el viaje al Madrid de cuando era apenas un niño para reencontrarse con su pasado. Y no es como él se lo imaginaba.

ver más sobre "El Ministerio del Tiempo - Temporada 1 - Capítulo 5: Cualquier tiempo pasado" ver menos sobre "El Ministerio del Tiempo - Temporada 1 - Capítulo 5: Cualquier tiempo pasado"
Programas completos (43)
Clips

Los últimos 636 programas de El Ministerio del Tiempo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios