www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5579335
No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

Hola, soy Luis, y ésto es "El método".

La pandemia de coronavirus tiene un aspecto psicológico

muy importante que, no sólo interesa a los expertos,

también a tí, a mí, a todos.

Porque COVID-19 no afecta sólo a tus pulmones,

también ataca a tu mente.

¡Vamos!

Aislamiento social, inseguridad económica,

o bueno, el mero hecho de saber

que no tenemos ni vacunas ni medicamentos

contra un virus que puede matarte,

y que ha paralizado el mundo entero,

son motivos más que razonables para estresarse un poguito.

Primero: ¿por qué narices me seguís enviando éstas...

al whatsapp?

Vamos a solucionarlo.

Hola Elena.

¿Por qué creemos y, sobre todo, por qué creamos, inventamos,

explicaciones tan improbables, en lugar de tener evidencias?

Esto en el fondo es como una hipótesis,

una hipótesis que necesitamos todos tener

para explicar lo que está ocurriendo.

Y si no somos capaces de explicarlo, pues nos lo inventamos.

Todos necesitamos desarrollar hipótesis

para explicarnos, para entender lo que nos está pasando,

Y mucha gente las empieza a compartir sin necesidad de ponerlas a prueba.

Hoy nos planteamos tres cuestiones, la de los bulos, hecho,

y también, cómo o a quién está afectando más, psicológicamnte,

la pandemia,

y si hay pistas ciéntificas que seguir,

pues para salir un poquito mejor de ésta.

Pero entiende que empiece por llamar a una buena amiga,

y profesora de psicología.

Hola, Carolina.

Oye, he leído por ahi que podemos asimilar

las fases del confinamiento, a las tan famosas fases...

¿del duelo?

Efectivamente, yo creo que se ha vivido una primera fase

una primera parte de shock,

incluso de negación,

en la que sí tenemos observado, que mecanismos de minimización,

que tienen que ver con la negación, esto es igual que una gripe,

esto no pasa nada, posiblemente no me pase a mí,

solo le pasa a ciertas personas que no se lavan bien las manos,

que no tienen una higiene adecuada, etcétera, ¿no?

Después, estamos viviendo también una etapa, ahora ya, últimamente,

más de... de sintomatología, más de ansiedad y depresión.

Ha habido una etapa intermedia de poco cuidado y de desesperanza,

¿no? bueno, pues, eh... y de rabia, de mucha rabia e irascibilidad,

que se ha notado también con esa... esos mecanismos que tenemos,

que necesitamos, para controlar, echar culpas tanto, por ejemplo,

a la cultura china, de que son los chinos, o por ejemplo,

estar continuamente echando culpas a la gente...

¿Y quién se está viendo más afectado?

Sí que se ve que la edad es uno de los factores que...

que puede estar mediando esa sintomatología, de hecho,

personas más jóvenes tienen mayor sintomatología de estrés,

de ansiedad y depresión.

Y mujeres.

Wow, wow. ¿Jóvenes y mujeres?

Si son los que menos riesgo tienen de COVID...

Los trastornos emocionales, de ansiedad, depresión,

son más prevalentes, normalmente ya partimos de una prevalencia mayor

en mujeres que en hombres.

Pues, eh... yo creo que los estudiantes

es una de las poblaciones que más está sufriendo este confinamiento,

porque sí que es verdad que hay mucha incertidumbre con respecto a...

cómo se les va a examinar,

piensan que va a ser un año perdido para ellos...

Y, ¿los demás? Todos. ¿Cómo viviremos la incertidumbre

del virus, los confinamientos, lo que tiene que venir?

Una de las consecuencias que hemos observado en los estudios

de estrés postraumático, de traumas,

en concreto de víctimas del terrorismo, es que...

después la persona tiene una... lo que yo llamo precaución,

pero lo que tiene es miedo a poder hacer una planificación

a medio o largo plazo, por lo que pueda pasar.

Ahora vamos a ver si hay precedentes,

algo parecido en el pasado que nos sirva de guía,

para ver cómo nos veremos afectados por esta crisis.

Hola, Carmelo. Oye, he leído por ahí que el gran confinamiento

y el shock de la pandemia pueden compararse a otros episodios

que tú has estudiado,

como el atentado de las torres gemelas,

el de Atocha, o el tsunami de Chile.

Una de las conclusiones que obtuvimos de ese análisis

de víctimas de esa experiencia catastrófica, fue que...

había, digamos, que dos tipos de trayectorias

después de la experiencia, y lo que vimos es que esos dos tipos

de trayectorias parecía que era posible predecirlas,

estadísticamente, matemáticamente, con dos tipos de actitudes mentales.

Si aquellas personas que en el principio de la gestión emocional

del tsunami, comenzaron a darle vueltas a lo que estaba pasando,

haciéndose preguntas de respuesta imposible, ¿no?

¿Por qué nos ha sucedido esto?

¿Por qué hemos sido merecedores de esta desgracia?

Esas preguntas, que muchas veces, de un modo rumiativo,

incurrimos en ellas, eran personas que, normalmente,

llevaban a una perpetuación de los síntomas de estrés.

Y, por el contrario, aquellas personas que tenían una mentalidad,

vamos a decir más constructiva, más de intentar pensar en aquellas

herramientas que nos van a permitir so... gestionar,

parece que eran las que ayudaban a predecir una sensación de crecimiento

a pesar del trauma, ¿no?

¿Queréis un ejemplo de mentalidad de crecimiento bueno, de verdad?

Ahí va una de mis novelas favoritas transformada en éxito

cinematográfico total, un verdadero thriller para nerds:

"The Martian", de Andy Weir.

Hay un aspecto fundamental del personaje,

un botánico que queda aislado en Marte tras una misión fallida.

Es que no sólo se trata de una carta de amor a la ciencia,

hay mucha psicología, porque el conocimiento no lo salva,

es su actitud lo que lo mantiene con vida.

Cada desastre se transforma en un problema a resolver

que no tiene carga moral.

Quejarse no suele resolver problemas.

Eso es algo que todos los ingenieros sabemos.

Para inspirarnos, deberíamos preguntarnos:

"¿Qué haría el astronauta Matt Watney ante el Coronavirus?"

Regresemos.

Carmelo, mentalidad de crecimiento:

¿Se nace o se hace?

Decía Bertrand Russell algo que a mí me gusta mucho,

que es que "el éxito de la felicidad es elegir bien a tus padres", ¿no?

Y no sólo es una cuestión de genes, es una cuestión de elegir,

entre comillas, aquellos padres que te den una buena educación

y que realmente tengan una actitud "mindset",

que es muy contagioso por otro lado, ¿no?

De modo, que sin duda, es algo que se hace, más que se nace.

Dime, al menos, ¿qué podemos hacer individualmente?

Decía Jorge Semprún que la clave para sobrevivir

en el campo de concentración que él tuvo,

era lavarse la cara todos los días. ¿No?

No hace falta irnos a una experiencia tan singular y extrema

como el Holocausto.

Todos experimentamos retos en la vida,

desde desafíos cotidianos hasta eventos traumáticos;

la muerte de un ser querido, un accidente,

o la ocasional pandemia global.

Algo sorprendente es que, generalmente, nos adaptamos bien,

con el tiempo.

¿Cómo?

Con lo que los ecólogos llaman la "resiliencia":

la capacidad que tenemos de adaptarnos positivamente

a situaciones adversas.

Ésta implica recuperarse, sí, pero también crecimiento personal.

Y por cierto, durante el COVID, parece que los más mayores

son los más resilientes, según un estudio

que ha llevado a cabo nuestra Carolina.

"Resiliencia", ¡queda dicho!

Y ahora, esto no sería un programa

de psicología, si no le pidiera a nuestros psicólogos que nos ayuden

con nuestras emociones.

Bueno... ocurren muchas cosas que todos estamos viendo, ¿no?

de aplausos en los balcones, de solidaridad con los sanitarios,

de sensación de pertenecer a una empresa común,

a estar en un barco común...

y esto son cosas que realmente no son nada triviales.

Pensamos que pueden ser semillas, que pueden ser...

o pueden germinar realmente en una sensación de crecimiento,

en una sensación de que a pesar de la desgracia,

puede haber una experiencia de crecimiento personal

o crecimiento colectivo.

Carolina, de ésta, ¿cómo se sale?

Eh... Y es, sobre todo,

es la pregunta de si nos hemos estado moviendo

por la responsabilidad o por el miedo.

Evidentemente, el miedo es muy lícito,

y todos lo tenemos, y está ahí.

Pero sí que es verdad, que cuando vemos estadísticas

que empiezan a bajar,

el miedo... la falta de ese miedo,

conlleva respuestas muy impulsivas, ¿no?

Si uno se mueve por la responsabilidad,

aunque el miedo no esté,

las conductas van a ser siempre responsables.

Ministro, ¿algún consejillo de astronauta

para cuando termine un encierro?

Tengo que decir que he estado confinado algunas veces,

naves espaciales, cuevas,

también un laboratorio submarino durante una serie de días...

Lo que sí recuerdo como enseñanza es:

Cuando terminas un confinamiento, antes de terminarlo,

tienes que pensar en las sensaciones placenteras que quieres absorber,

de lo que no has podido estar haciendo.

Y así, pues lo mismo ahora, cuando la gente salga de casa,

pues, apreciar más lo que tenemos, es decir,

apreciar lo que es un paseo,

apreciar lo que es hablar con la gente en la calle,

aunque sea a una distancia prudencial,

apreciar, sobre todo, pensar en lo que vas a apreciar,

porque así vas a disfrutar muchísimo más de salir.

Os lo dije, el bicho no sólo afecta a los pulmones,

debemos cuidar la mente en estos extraños tiempos.

Otros desastres apuntan a que el crecimiento,

mental, no solo económico, es una herramienta fundamental.

Hagamos de astronauta, a la Pedro Duque o a Mark Watney,

para cada problema, una solución, y no perdamos nunca, jamás,

el buen humor.

Y sí, habrá momentos malos, difíciles, es normal.

Para el ocasional desconsuelo, apagón, o noche sin luna,

recordad aquello de que una persona querida,

desbarata, por una vez, la muerte.

Nos vemos en el próximo episodio.

Subtitulado por Victoria Sánchez Mayo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • ¿Qué consecuencias psicológicas tendremos tras el confinamiento?

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

¿Qué consecuencias psicológicas tendremos tras el confinamiento?

20 may 2020

Covid-19 no solo afecta a la salud física, también influye en nuestra salud mental. Aislamiento social, inseguridad económica, incertidumbre científica: ¿Cuándo tendremos la vacuna? ¿Cómo nos va a afectar el confinamiento?. En el capítulo 14 de El Método Luis Quevedo conversa con expertos para entender el papel fundamental que juegan nuestras emociones a la hora de sobrellevar las consecuencias del coronavirus.

ver más sobre "¿Qué consecuencias psicológicas tendremos tras el confinamiento?" ver menos sobre "¿Qué consecuencias psicológicas tendremos tras el confinamiento?"

Los últimos 17 programas de El Método

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos