Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente | Dirigido por:  | Félix Rodríguez de la Fuente

El programa más conocido de Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció en Alaska el 14 de marzo de 1980 mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

5823154 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El hombre y la tierra (Fauna ibérica) - El río viviente I - ver ahora
Transcripción completa

En esta ocasión, pretendemos narrarles la historia de un río.

Por primera vez, va a ser la geografía nuestro protagonista.

Vamos a acompañar a un río en su largo viaje

a través de muy diferentes paisajes,

lo que también nos permitirá conocer a muchos animales.

Nuestra historia, lógicamente,

se inicia en las altas cumbres de nuestras montañas;

precisamente en este momento en el que el blanco manto invernal

va adelgazándose por la elevación de la temperatura.

Es la época del deshielo y la nieve se trueca en germen de río.

Estamos en los primeros días de abril y la montaña pierde

su traje de invierno para adquirir los primeros verdores.

Son ruidosos y casi violentos estos delgados arroyuelos

que impulsados por la abrupta pendiente de la alta montaña

se precipitan en busca de los llanos.

Y en su despeñarse, el agua forma esa espuma vivificante

que oxigena y da vida a las límpidas corrientes.

La pureza y la calidad biológica de los elementos líquidos

de nuestro planeta potencian la mayor parte de las formas vivas,

como esta nutria común,

indiscutible protagonista de los ríos vivientes de España.

Van aunándose, como con prisas por alcanzar su madurez,

los riachuelos serranos

para formar corrientes cada vez más grandes y turbulentas.

Por eso, en cuanto abandonan el piso alpino de alta montaña,

entran en los dominios

de lo que los botánicos denominan bosques de coníferas.

Algo se remansa nuestro río. Y con esa relativa quietud,

aparecen los primeros pájaros de ribera;

como la lavandera blanca, que se afana,

como casi todos los seres vivos en la temprana primavera,

en la búsqueda de los primeros insectos.

A estos frescos veneros también acude el mirlo acuático,

ave que solo vive en los torrentes de montaña

y que pronto tendremos la ocasión de conocer

con mayor profundidad, porque vamos a dedicar mucha atención

a todos los animales cuya única morada es el río.

Pero aunque estamos en el dominio

de las aguas frías y alborotadas, podemos descubrir

una serie de pequeños animales realmente sorprendentes.

Son larvas y ninfas de efemeras, libélulas, plecópteros,

coleópteros acuáticos, moluscos y otros invertebrados

que pueblan los fondos de los ríos

de una bulliciosa e inquietante vida.

Porque todos estos pequeños animales acuáticos son

muy apetecidos por algunos de los protagonistas del río viviente.

Pero sigamos acompañando el río en su descenso

para entrar en lugares donde los caprichos del agua

dan lugar a un espectáculo realmente bello.

En estos apartados y límpidos rincones de los ríos montanos

encontramos al topo de río, según unos,

o al desmán de los Pirineos, según otros;

pero, en cualquier caso,

uno de los animales más singulares de nuestra fauna.

Pertenece al mismo grupo de los topos comunes, es decir,

un insectívoro que asombrosamente se ha lanzado

a vivir a expensas del prolijo elemento nutritivo

que suponen las larvas y ninfas

de los invertebrados que acabamos de conocer.

Continúa el agua,

no solo fabricando algunas de las más bellas imágenes

paisajísticas que hemos podido filmar,

sino también edificando con su trabajo de siglos los perfiles

que en la actualidad conforman nuestros valles.

Nuestro todavía joven río muy pronto va a permitirnos penetrar

en sus espejeantes entrañas y nos va a ofrecer

el espectáculo de sus más genuinos pobladores, los peces.

Y precisamente porque en los tramos altos de nuestras

corrientes de agua todavía viven abundantes truchas,

puede subsistir este simpático,

legendario y escaso animal que ya todos conocemos.

La nutria, en efecto,

tiene un régimen alimentario netamente piscívoro y,

aunque puede alimentarse también con otros vertebrados,

como puedan ser aves, reptiles y anfibios,

toda su vida gira en torno al consumo de los escurridizos peces.

La nutria, además, se caracteriza por ser uno de los raros

mamíferos terrestres adaptados perfectamente

a los medios acuáticos, hasta el punto de nadar y bucear

a la perfección; es más, cualquiera que como nosotros

ahora se deleite contemplando estas escenas, podría afirmar

que la nutria toma sus actividades como un juego,

pero el gran mustélido acuático se dispone con fantástica

precisión a demostrarnos sus dotes como pescador.

Los peces, avisados del peligro, intentan una y otra vez

escapar del acoso, pero todo responde a una táctica

bien definida, consistente en dar sucesivos ojeos

que desconciertan a las truchas hasta que una de ellas

se ponga al alcance del pescador.

Y, claro, más pronto o más tarde,

uno de estos hermosos peces no consigue ponerse a salvo.

Una vez concluida la expedición cinegética,

la nutria, quién sabe si un poco exhibicionista o intuyendo

la presencia de nuestras cámaras, pone de manifiesto

su espíritu lúdico, sus siempre inagotables ganas de jugar;

para ello, ahora utiliza como objeto de entretenimiento

el pez recientemente capturado. Pero la nutria no ha pescado

para divertirse, sino para cumplir

con la insoslayable necesidad de alimentarse.

En el soto cercano, no lejos de la charca donde la nutria

ha pescado, se encuentra el cubil de este mamífero.

En él descubrimos a dos cachorros.

Van siendo pocos los lugares tranquilos, los tramos de ríos

que no frecuentan los pescadores o los excursionistas.

Y, sobre todo, empiezan a ser ya realmente anecdóticos

los ríos que quedan al margen de la contaminación.

Pero en esos últimos rincones paradisíacos,

si se tiene un poco de paciencia,

podremos contemplar a una celosa y vigilante mamá nutria

que permanece atenta al entorno ante la llegada

al agua por primera vez de sus cachorros apenas destetados.

Porque vamos a contemplar un verdadero acontecimiento

en la naturaleza, el primer contacto de dos jovencísimas

nutrias con lo que de ahora en adelante será su medio vital.

Las precauciones, evidentemente, se imponen.

El agua por la que nada y bucea su madre

es algo completamente nuevo para estos cachorros.

Con sus pasadas constantes ante los ojos de sus pequeños,

mamá nutria parece incitar a que sus pequeños la imiten

y bucea una y otra vez para decirles

que lo que ella hace está al alcance de sus posibilidades.

Uno de los pequeños cachorros de nutria parece

algo más decidido e intenta su primera inmersión

ante el estupor de su mucho más prudente hermano.

En verdad, nada puede ocurrirles a los pequeños,

desde el momento en que su madre permanece atenta a sus operaciones.

.

Así se evitarán accidentes

o el peligro que manará de cualquier enemigo natural.

Pero el trascendente momento no hace olvidar

a las pequeñas nutrias su innata tendencia al juego,

aunque en esta ocasión todo parece haber quedado

en una intentona y los cachorros vuelven a su cubil,

donde reposarán tranquilos hasta adquirir

la fuerza y la destreza necesarias

para emprender su difícil vida en los ríos de montaña.

Ya conocemos al desmán de los Pirineos

y bastante bien a la nutria, pero nuestro viaje río abajo

no puede, como las mismas aguas, detenerse.

Esto nos lleva a parajes donde el creciente suelo permite

la aparición de los primeros sotos de alisos, chopos,

álamos y fresnos;

y, aunque un tanto encajonada por la arboleda,

todavía la canción permanente del agua

viene a glosar la salud, el frescor y la vitalidad

que todavía gozan muchos rincones de nuestra tierra.

Y esto nos hace concebir ciertas esperanzas en un futuro

en que la degradación y las contaminaciones

sean simples motivos para el recuerdo.

Y no podemos pensar de otra forma

en lugares como los que ahora atraviesa nuestro río,

porque ese íntimo contacto entre la roca, la luz, la tierra,

los árboles y el agua solo inspiran esperanza

y nos permiten pensar que la inagotable fuerza renovadora

de la naturaleza vencerá al milenario acoso de los humanos.

El martín pescador es otro prodigio que solamente puede vivir

en los ríos sin contaminar. Esta joya, esta esmeralda alada,

se dispone a iniciar su parada nupcial.

Y entre los martines pescadores todo empieza

cuando el macho regala a su compañera

el producto de sus increíbles lances pescadores.

Camina el río con paso seguro hacia su madurez,

lo que nos permite entrar en contacto con otro inconfundible

pájaro que liga su existencia a estas corrientes,

la lavandera cascadeña. Y, junto a ella, el mirlo común,

ave extraordinariamente abundante que casi puede ubicar

su nido en todos los ecosistemas terrestres

con un poco de vegetación.

En las mismas orillas por las que corretean estas aves,

encontramos a los primeros anfibios, como este sapo común;

al parecer, contemplado con curiosidad por una rana.

Estos frecuentes anfibios de todos los medios húmedos se refugian

en las aguas ante la más pequeña amenaza;

que, en este caso, va a adoptar un ciertamente inquietante aspecto.

Río abajo viene algo que podríamos calificar

de monstruo de dos cabezas, pero no se alarmen,

es una pareja de sapos que está iniciando la reproducción

bajo la atenta mirada de otro macho de la misma especie.

En muchos anfibios, sobre todo entre los pertenecientes

al grupo de los sapos, resulta frecuente

que la hembra doble o triplique el tamaño de los machos.

Precisamente por este claro dimorfismo biométrico,

los machos de los sapos han desarrollado

un órgano destinado a asirse firmemente

a las hembras gigantescas con el fin de garantizar la reproducción.

Como si tuvieran duros garfios en sus extremidades,

los sapos permanecen unidos a las hembras

durante una o dos semanas completas,

a lo largo de las cuales las hembras llegan a poner

de 2.000 a 7.000 huevos en puestas

que forman esos largos cordones de puntos negros unidos

por una especie de gelatina y que, en primavera,

todos encontramos en las charcas y arroyos.

Pero lo realmente singular y a lo que apenas dábamos crédito

cuando se tomaron estas imágenes es que un segundo macho,

tal vez cegado por los ardores del celo,

considerara a una pareja ya en pleno acoplamiento

como punto de mira de sus ardores, y por eso no duda

en incorporarse al dúo para dar lugar

a un espectáculo filmado por primera vez en nuestro país.

Ahora estamos ante un verdadero tren de sapos en el que,

tal vez durante 14 ó 15 días seguidos,

dos machos van a intentar fecundar a una sola hembra

que en ningún caso podrá librarse de sus galanteadores

y que tendrá que transportarlos estoicamente

sobre su dorso provocando

el lógico asombro entre los animales del río y del soto.

Y del soto cercano precisamente proceden estos dos tejones;

que, por supuesto, no viven en el agua,

sino que, como tantas especies animales, acuden a los ríos

no solo para saciar su sed, sino con la esperanza

de que la alta densidad de animales que viven

en estos biotopos les permita encontrar algo con que alimentarse.

Y en esta ocasión ha habido suerte,

pues uno de los tejones ha sorprendido a una rana.

Con no pocos remilgos, el mustélido mira y remira,

y hasta parece acariciar a su presa, lo que nos hace pensar

en que su intención es quitarle la piel antes de ingerirla.

Este comportamiento seguramente responde a una equivocación,

a que el tejón cree haber capturado un sapo;

que, como todos sabemos, tiene glándulas venenosas en la piel,

lo que, lógicamente, impone a sus escasos predadores

la previa extirpación de sus tegumentos tóxicos.

No lejos de donde sus progenitores merodean,

una pareja de jóvenes tejones se aventuran,

quién sabe si también por primera vez como las nutrias,

fuera de su cubil subterráneo

y olisquean y juguetean como todos los cachorros del mundo.

Mientras, la tejona,

parece que intuyendo que sus poco prudentes hijos

han abandonado el abrigo natural que les cobijaba,

se dirige hacia su oculto cubil, al tiempo que el tejón

insiste en pelar una rana que no acaba de consumir.

Este comportamiento no es

tan infrecuente como podría pensarse,

pues son muchos los carnívoros y omnívoros que, en ocasiones,

se limitan a juguetear con otros animales

que bien podrían servirles de alimento.

Abandonada definitivamente la manoseada rana,

el tejón continúa sus correrías acuáticas hasta dar gracias

al finísimo olfato que posee con un pez muerto.

La naturaleza en este caso ha regalado

un buen festín a un animal como el tejón,

que generalmente debe pasar enormes fatigas para alimentarse.

Pero la alternancia entre la escasez y la abundancia,

también puede ser considerada

como una de las características de los ciclos naturales.

Y nuestro recorrido por el río viviente no termina aquí,

pero se despide hasta el próximo capítulo con la alegría

de esta pareja de tejones que retornan a su guarida

tras lo que parece haber sido una jornada afortunada.

El hombre y la tierra (Fauna ibérica) - El río viviente I

23:59 20 mar 2021

A lo largo de dos capítulos seguiremos el curso de un río de montaña .En su ininterrumpido viaje los caminos del agua van a convertirse en el espejo al que se asoman animales ligados a las corrientes.

A lo largo de dos capítulos seguiremos el curso de un río de montaña .En su ininterrumpido viaje los caminos del agua van a convertirse en el espejo al que se asoman animales ligados a las corrientes.

ver más sobre "El hombre y la tierra (Fauna ibérica) - El río viviente I" ver menos sobre "El hombre y la tierra (Fauna ibérica) - El río viviente I"

Los últimos 188 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 32:15 15 may 2021 En la primera parte de la carrera de mil millas, vimos cómo se organiza la salida y cada etapa , aquí veremos cómo Félix sigue la llegada de los primeros clasificados. El hombre y la Tierra hará un seguimiento de las etapas con imágenes de una belleza espectacular mostrada con dos cámaras.

  • 33:27 08 may 2021 En esta ocasión El hombre y la tierra viaja a un apartado rincón del planeta, Alaska nos espera, no van a ser sus legendarios osos, ni sus águilas calvas lo que persiguen nuestra cámaras, se trata de una carrera de trineos tirados por perros recorriendo media península en pleno invierno.

  • Aventura en Canadá

    Aventura en Canadá

    33:50 08 may 2021

    33:50 08 may 2021 Se inicia la aventura por el parque nacional de Nahanni con el descenso por este río al borde de dos potentes embarcaciones de acero con motor a reacción, único sistema seguro para llegar hasta las famosas cataratas Virginia.

  • El trampero

    El trampero

    28:09 01 may 2021

    28:09 01 may 2021 Los tramperos del Canadá se han hecho famosos en el mundo entero a través de los relatos del novelista Jack London, su vida primitiva en los territorios salvajes, el conocimiento de la fauna y el clima, su independencia y su hospitalidad.

  • Gran fauna canadiense II

    Gran fauna canadiense II

    23:39 01 may 2021

    23:39 01 may 2021 El equipo de El hombre y la Tierra viaja al parque nacional canadiense Pacific Rim, en la isla de Vancouver, para filmar las ballenas grises, que hoy día ocupan una gran atención por parte de los sabios como de los proteccionistas de la fauna y de la naturaleza.

  • Invierno en Canadá

    Invierno en Canadá

    28:15 24 abr 2021

    28:15 24 abr 2021 En el mes de noviembre una gran parte del Canadá está cubierta de nieve. El equipo del hombre y la Tierra , volando en plena nevada se desplaza hasta la tundra ártica para filmar la migración invernal de los caribúes y los bisontes que van hacia las praderas más abrigadas.

  • Gran fauna canadiense I

    Gran fauna canadiense I

    28:20 24 abr 2021

    28:20 24 abr 2021 En Canadá se han concitado circunstancias sumamente favorables para la supervivencia de la fauna. En primer lugar, la colonización fue tardía. El duro clima invernal limitó las actividades de cazadores y tramperos. El gobierno tomó medidas legales que protegían la fauna.

  • Operación Rescate

    Operación Rescate

    34:49 17 abr 2021

    34:49 17 abr 2021 En los últimos días del otoño, están ya prácticamente helados todos los lagos, ríos y lagunas del norte de Canadá; como consecuencia algunos pigargos americanos o águilas calvas son incapaces de pescar para alimentarse.

  • Operación Caribu

    Operación Caribu

    28:22 17 abr 2021

    28:22 17 abr 2021 Uno de los animales más importantes del norte de Canadá es el Caribu, este gran cérvido que se alimenta fundamentalmente de líquenes, representó la base de la supervivencia para los esquimales y los indios del gran norte.

  • El lago de los castores

    El lago de los castores

    29:23 10 abr 2021

    29:23 10 abr 2021 Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes.

  • Operación peregrino

    Operación peregrino

    31:05 10 abr 2021

    31:05 10 abr 2021 El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves.

  • Kluane

    Kluane

    30:08 03 abr 2021

    30:08 03 abr 2021 El 4 de julio de 1979 se inicia la primera expedición canadiense para obtener el primer reportaje del interior del Parque Kluane. Después de pernoctar en un lago, el equipo se dispone a llegar hasta los altos glaciares, el principal atractivo de la zona.

  • El cementerio helado

    El cementerio helado

    31:57 03 abr 2021

    31:57 03 abr 2021 En el año 1971 fue descubierta en una escarpa del parque nacional de Nahanni, una profunda caverna helada a la que se le dio el nombre de Gruta Valeria. A Ochocientos metros de profundidad se descubrieron esqueletos perfectamente conservados.

  • Nahanni

    Nahanni

    23:13 27 mar 2021

    23:13 27 mar 2021 La primera unidad del equipo de 'El hombre y la Tierra' explora las tierras canadienses hasta las cataratas Virginia. 250 kilómetros atravesando el Parque Nacional de Nahanni. Durante tres etapas viajan hasta las cataratas, acompañados por una invasión de mosquitos, por lo que van equipados con máscaras especiales y guantes para no fracasar en la expedición.

  • El río viviente, 2

    El río viviente, 2

    24:44 27 mar 2021

    24:44 27 mar 2021 Segunda parte dedicada a seguir el curso de un río en la montaña donde se asoman una serie de animales ligados a las corrientes.

  • El río viviente I

    El río viviente I

    23:59 20 mar 2021

    23:59 20 mar 2021 A lo largo de dos capítulos seguiremos el curso de un río de montaña .En su ininterrumpido viaje los caminos del agua van a convertirse en el espejo al que se asoman animales ligados a las corrientes.

  • Los flamencos

    Los flamencos

    24:05 20 mar 2021

    24:05 20 mar 2021 Las someras aguas de la laguna salitrosa de Fuentedepiedra acoge a un gran número de flamencos año tras año, último refugio en la ibérica de esta escasa ave, que actualmente está protegida por la ley.

  • El martín pescador

    El martín pescador

    22:34 13 mar 2021

    22:34 13 mar 2021 El subarchipiélago de Cabrera, situado en el archipiélago balear, está constituido por un grupo de islas e islotes que albergan multitud de especies orníticas de extraordinaria importancia científica.

  • 29:27 13 mar 2021 España es la nación más rica de Europa en aves rapaces : buitres negros, leonados, alimoches, quebrantahuesos, varias especies de águilas, ratoneros, aguiluchos, halcones, azores y gavilanes, alcotanes y cernícalos, se distribuyen por las distintas regiones naturales ibéricas.

  • El hombre y el lobo

    El hombre y el lobo

    25:28 06 mar 2021

    25:28 06 mar 2021 Este capítulo resume la vida cotidiana en los campamentos de filmación del equipo de 'el hombre y la tierra', siempre inmersos en plena naturaleza y la convivencia entre el hombre y el lobo.

Mostrando 1 de 10 Ver más