Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente | Dirigido por:  | Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

5832007 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - Operación peregrino - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

(Música cabecera)

(Piadas de aves)

Estamos, amigos de "El hombre y la tierra",

en el Centro de Reproducción de Aves de Presa,

dirigido por el profesor Richard Fyfe.

Él nos ha invitado para observar

la técnica que emplea

en la cría de halcones

jerifaltes y peregrinos en cautividad.

Personalmente, nos va a pormenorizar

algunos de estos importantísimos matices científicos.

(TRADUCE LO QUE DICE RICHARD) "Uno de los elementos más útiles

con los que contamos es el empleo de monitores de televisión;

nos permiten vigilar las aves,

sin tener una persona dedicada a cada jaula.

Y además, un solo naturalista puede vigilar varias jaulas.

Podemos observar cómo crían los adultos

y cómo cuidan a su pollada.

Por ejemplo, en el monitor grande, los adultos están

alimentando a los jóvenes jerifaltes."

Richard, ¿cuántas rapaces han nacido en su centro?

"Hemos criado, aproximadamente, 300 aves, unas 200 de ellas

son peregrinos que, en su mayoría,

han sido devueltos a su vida silvestre en la naturaleza.

De hecho, algunos de ellos están criando de nuevo en libertad."

Queridos amigos,

acaba de decirnos, el profesor Richard Fyfe, que 300 aves

de presa, de ellas 200 halcones peregrinos,

han nacido ya en cautividad

en este centro de Canadá.

La mayor parte de los aficionados a la naturaleza,

de los proteccionistas de las aves de presa,

saben que los halcones se encuentran en grave peligro.

Se han contaminado, prácticamente en el mundo entero

y, sobre todo, en América, con DDT en sus tejidos.

Esto altera su capacidad reproductora.

Pero hay muy pocos proteccionistas que sepan que está prácticamente

resuelto el problema de la reproducción

de los halcones en cautividad.

Hace solamente 10 ó 15 años, parecía prácticamente imposible.

Hoy, se están reintroduciendo ya en la naturaleza,

concretamente, en Canadá,

decenas y decenas de halcones peregrinos.

Mi buen amigo, el profesor Richard Fyfe, ha sido uno

de los pioneros en este trabajo fascinante.

Por eso, va a ser él, personalmente,

quien nos va a contar, aprovechando nuestra estancia

en Canadá y en el centro que dirige,

las particularidades de este trabajo,

de este programa verdaderamente fascinante

y creo que de absoluta importancia para el futuro

de los halcones en la naturaleza.

(HABLA EN INGLÉS) (TRADUCE) "En 1970,

nos percatamos por primera vez del problema de la disminución

de los peregrinos, cuando estábamos realizando

un reconocimiento a nivel nacional.

Se decidió que deberíamos poner en cautividad algunas aves jóvenes

y tratar de hacerlas criar.

Y quizá, poderlas devolver a su medio silvestre,

cuando hubiera desaparecido el problema de los pesticidas."

Nuestro amigo, el profesor Richard Fyfe,

nos sigue contando los pormenores

de su operación de reproducción de halcones en cautividad,

para la posterior reintroducción en la naturaleza.

El primer problema fue el de construir

los espacios adecuados para que los halcones,

aves que difícilmente

se habían reproducido antes en cautiverio,

pudieran dar rienda suelta a su parada nupcial.

Hicieron enormes jaulas como esta, que está ocupada

por una pareja de los raros jerifaltes blancos,

que está alimentando a unos polluelos.

Estas grandes jaulas, que tienen más de 15 metros

en sus diámetros mayores,

por ocho o diez metros de altura,

perfectamente ventiladas,

carecen de cualquier tipo de acondicionamiento climático.

Tienen, sin embargo, cámaras de televisión

y micrófonos, que recogen tanto la imagen

como los sonidos de los halcones,

con objeto de poder seguir sus movimientos

desde el interior del laboratorio de los científicos.

Podemos nosotros, gracias al esfuerzo

del profesor Fyfe y de sus colaboradores,

contemplar una pareja

de los bellísimos halcones jerifaltes blancos.

Normalmente, los ayudantes de Fyfe les observan,

no solamente a través de la televisión,

sino a través de una mirilla de cristal, que únicamente

resulta transparente por un lado.

No hay ningún tipo de techo en las grandes jaulas

ocupadas por los halcones peregrinos y por los jerifaltes.

Una fuerte tela metálica, clavada a un entramado de madera,

con objeto de que los halcones no pretendan pasar

a través de ella, permite que las condiciones climáticas

sean prácticamente las mismas que en el exterior.

En el suelo de la gran jaula, crece libremente la vegetación.

(Piadas de los halcones)

Y en un rincón de la misma, generalmente el más protegido,

como veremos después, se encuentra el nido,

artificial evidentemente,

que adoptan estas parejas cautivas.

Por ejemplo, la pareja de halcones jerifaltes blancos,

rarísimos y valiosísimos, como les decía,

está criando a tres polluelos de color pardo,

que no son hijos suyos, sino adoptados.

Todos los sonidos que emiten los jerifaltes son perfectamente

captados por el micrófono que conduce directamente

a los monitores de televisión.

Podemos ver nosotros a esta vieja hembra

de jerifalte blanco que aún no ha sido capaz

de criar por sí misma, pero que, sin embargo,

saca perfectamente adelante a los polluelos adoptados,

en compañía del bellísimo y blanco macho.

Aquí hemos podido observar las diferencias de color

y de tamaño de ambos consortes.

Estos jerifaltes blancos habitan en el norte; muchos de ellos,

en el Círculo Polar Ártico, en Groenlandia,

en el norte del Canadá, en Islandia.

Los colaboradores del profesor Richard Fyfe pueden observar

perfectamente desde el interior de casetas adecuadas,

que están dentro de las jaulas, muy de cerca,

y no solamente a través

de los monitores de televisión, a sus pupilos.

Por ejemplo, podemos ver nosotros a través de los ojos

del ayudante del profesor Fyfe cómo el blanco jerifalte

se dispone a alimentar a sus tres hijos adoptivos.

La historia de esta familia

de jerifaltes no puede ser más interesante.

Nacieron los tres polluelos en un viejo nido de cuervo,

pero lo curioso es que el nido de cuervos estaba instalado

en un árbol artificial, concretamente,

en el palo mayor de un navío

anclado en un río

del Ártico.

Llevaba allí el barco varios años;

habían criado tranquilamente los cuervos

en su nido improvisado, hasta que un primavera,

los halcones jerifaltes, más fuertes que ellos mismos,

les arrebataron la cómoda plataforma.

Posiblemente, la falta de árboles en la región incitó

a los jerifaltes a apoderarse del nido de los cuervos.

Pero en esta primavera, cuando los jerifaltes estaban

sacando adelante a sus tres pequeños,

el barco había de levar anclas

y abandonar su emplazamiento en el río Ártico.

Fue avisado el profesor Richard Fyfe.

Rápidamente, envió a sus colaboradores

para que rescataran unos pollos que, evidentemente,

estaban condenados a muerte.

Los polluelos pardos fueron trasladados al centro

donde vivían los bellos halcones blancos

y sin ningún tipo de prejuicio racial,

estos adoptaron inmediatamente a los huérfanos

y aquí ven, queridos amigos, cómo la hembra, solícitamente,

está sacándoles adelante.

Quizá este sea el mejor aprendizaje para que, por primera vez,

en el centro de Richard Fyfe,

la pareja de blancos y bellos jerifaltes del Ártico

pueda poner huevos

y sacar adelante a sus propios hijos.

Este será otro gran éxito del profesor Fyfe,

que ha conseguido ya tantos polluelos

de halcón peregrino.

(Piadas de los polluelos)

(HABLA EN INGLÉS) (TRADUCE) "Durante un tiempo,

vivimos en el Ártico, como sabes, Félix,

y uno de los pájaros más interesantes del norte

es el jerifalte blanco, que solíamos ver sólo en primavera.

Pero en cierta ocasión, tuvimos la oportunidad de filmar

estas aves en los lugares donde tienen sus nidos.

Y esto es algo que creo que debes ver."

El profesor Richard Fyfe proyecta entonces

una de las películas en súper 8

que tomó en el Ártico, durante los años que pasó

como profesor de los esquimales.

Precisamente allí, entre otras regiones del Canadá,

contrajo el profesor Fyfe su gran amor a los halcones,

a estas hermosas criaturas, que llegan hasta la región

de los grandes hielos.

Recorría, Richard en compañía de sus amigos los esquimales,

con sus trineos y con sus perros

la banquisa polar, en primavera,

en el mes de junio, poco antes del deshielo.

Estas expediciones, te permitían observar y filmar

prácticamente a todas las criaturas salvajes

que viven en el Ártico.

Me sigue contando el profesor Fyfe cómo fue capaz de instalar

un hide, es decir, un escondite,

cerca del nido de un jerifalte blanco.

Sería entonces, Richard Fyfe, uno de los primeros hombres

vivientes que era capaz de obtener una película

en su propio ambiente,

acerca del príncipe de los halcones:

El jerifalte blanco.

Un ave que en la Edad Media llegó a alcanzar cotizaciones

elevadísimas y por la que hoy día

..darían un tesoro los emires del petróleo.

Precisamente, en la filmación y en la observación

de los halcones salvajes, Richard Fyfe va adquiriendo

los notorios conocimientos

respecto a la conducta reproductora de estas aves.

Esta experiencia le permitió después formar un equipo

que hoy está sacando adelante, en su centro científico,

300 pollos, como nos ha dicho,

de halcones para repoblar la población.

Descubrió también, por primera vez en el mundo,

el profesor Fyfe que los halcones de las praderas

son capaces de transportar en el pico a sus polluelos,

exactamente igual que puede hacer un mamífero con una cría.

Este es un dato absolutamente inédito que nos pone

perfectamente de manifiesto el enorme interés

de las observaciones y las filmaciones

de este científico canadiense.

Pero volvemos nosotros a las jaulas para ver ya,

pormenorizadas, las distintas fases

en la compleja crianza

de los halcones peregrinos

y los halcones jerifaltes.

Aprovechamos la oportunidad para decir que,

en estos momentos, hay un gran centro

en los Estados Unidos de América,

dirigido por el profesor Keith, en Cornell,

donde también se reproducen halcones.

Y otro, en Berlín, en Alemania,

dirigido por el profesor Christian Saar.

Philip, que es el ayudante del profesor Fyfe,

abre la trampilla que comunica con el nido artificial

donde acaba de depositar un huevo una hembra

de halcón peregrino.

Concretamente, de Falco Peregrinus anatum,

del raro halcón de los patos norteamericano,

que se encuentra en peligro de extinción.

Con este huevo, que acaba de poner, como decimos, el halcón,

llega al laboratorio, donde lo introduce en una incubadora.

No se deja a los halcones que incuben sus propios huevos,

puesto que si lo hicieran, pondrían solamente

tres o cuatro, que es el número normal de la puesta.

Mientras que si les quitan los huevos,

a medida que los van poniendo, llegan a poner hasta nueve o diez.

Con lo cual se multiplica su descendencia.

En el interior de la incubadora, con los huevos

que han sido retirados los días anteriores,

permanecerá el huevo del halcón,

durante 32 ó 33 días.

Diariamente, se pesan estos huevos para constatar

su pérdida de peso, que indica que la incubación va en marcha.

(HABLAN EN INGLÉS)

Noche y día, atienden los ayudantes del profesor Fyfe

a los huevos y a los polluelos

que se encuentran en el laboratorio.

Y tenemos nosotros la rara oportunidad

de filmar un polluelo de halcón peregrino,

inmediatamente después de su eclosión.

(PÍA)

Nada más nacer, e incluso antes, dentro del cascarón,

el polluelo del halcón emite unas llamadas

que tienen la misión de estimular a su madre

para la protección y para la alimentación.

(PÍA)

Son las mismas llamadas que, en este momento,

está emitiendo el pequeño polluelo de halcón

recién nacido, que lo primero que ve en su vida

es la faz y el aspecto del hombre.

Pero el hombre, en este caso, Philip, el ayudante

de Richard Fyfe no cuenta con medios propios

para calentar al halcón recién nacido.

(HABLAN EN INGLÉS) Para suplir

esta deficiencia biológica

cuenta, sin embargo, con medios técnicos.

El pequeño halcón es introducido durante unas horas,

antes de comer, mediante unas horas

en las que se nutre con su propio vitelo,

en el interior de una estufa incubadora.

(EL POLLUELO PÍA)

Extraído posteriormente, se dispone Philip

a darle la primera comida.

No deja de ser este un momento trascendental e importantísimo

también en las relaciones entre madre adoptiva e hijo.

(IMITA LA PIADA DEL HALCÓN)

(IMITA LA PIADA DEL HALCÓN)

Emite, como podemos escuchar, unos sonidos el naturalista

que remedan, de alguna manera,

el grito del propio halcón madre en la naturaleza.

Es posible que exista un recurso genético en el pequeño,

que aún tiene los ojos cerrados

y que le permita identificar

esa llamada como el estímulo desencadenante e innato

en el acto de alimentarse.

Se anota cuidadosamente la hora de la comida

y habrá de esperarse a que el pequeño halcón

consuma todo el buche,

para establecer el ritmo alimentario.

Solamente cuando el pájaro tenga siete u ocho días,

se le podrá dar de comer cada dos o tres horas,

con objeto de que adquiera su gran ritmo de crecimiento.

Y efectivamente, los pequeños halcones peregrinos,

cuando nacen, pesan unos 30 gramos

los machos y 40, las hembras.

Hay que pensar que, seis semanas más tarde, pesarán

650 ó 700 gramos los machos

y 850 ó 900 gramos las hembras.

El enorme crecimiento se lleva a cabo

sólo en un período de seis semanas.

(PÍA)

Durante los primeros días de su vida,

los pollitos de halcón peregrino prácticamente no ven,

incluso después de haber abierto los ojos.

Por consiguiente, el comportamiento del ave y el del hombre

que le cuida debe ser, sobre todo, acústico.

(PÍA NERVIOSO)

Tenemos ya un polluelo próximo a las dos semanas.

El grado de crecimiento ha sido muy elevado y supera ya

la mitad del peso que va a tener durante el resto de su vida.

Una extraordinaria higiene,

una reglamentación en la comida

y en la permanencia del halcón en el interior de la estufa

o en el exterior, son las responsables

de que puedan llevarse a cabo estos delicadísimos programas

de crianza en cautividad de un elevado número

de polluelos de halcones peregrinos y halcones jerifaltes.

(EL POLLUELO PÍA)

Cuando el polluelo ha superado los 10 ó 12 días de edad

come ya con gran facilidad, como puede observarse.

Se va acercando el momento de llevarle nuevamente

en compañía de sus verdaderos padres.

La razón por la que se lleva a cabo esta reintroducción

del joven halcón en la jaula paterna

se debe a la circunstancia biológica de que, si el pequeño

fuera criado y alimentado permanentemente por el hombre,

hasta que llegara a emplumarse totalmente,

quedaría absolutamente impregnado o troquelado

y tendría serios problemas para emparejarse

con un miembro de su propia especie

cuando llegara a la madurez.

Esta es la razón científica por la que el pequeño polluelo,

después de que ha trabado amistad con el hombre

y el hombre, nuestro amigo Philip, con él,

ha de ser depositado nuevamente en la jaula de su madre,

que lo desconoce absolutamente,

puesto que salió de allí

cuando no era más que un huevo recién puesto.

(PÍA)

Sin embargo, la capacidad de los halcones peregrinos

y de los halcones jerifaltes para adoptar

a crías desconocidas es elevadísima.

Son contados los casos en que una hembra

de halcón peregrino motivada rechaza a un polluelo,

cualquiera sea su origen que se pone en su nido artificial.

En el corto tiempo que transcurre mientras nuestras cámaras

realizan una nueva panorámica sobre la batería

de grandes jaulas del profesor Fyfe,

los padres del joven halcón lo habrán reconocido

y se dispondrán a defenderlo y a cebarlo.

(Piadas de los halcones)

El primero en posarse cerca del pequeño es el macho;

se diferencia de la hembra en su color más claro

y en el tamaño más pequeño.

Se enfrenta el resuelto macho con la cámara

y va tomando conocimiento del aspecto de su hijo.

Ha llegado ya la hembra que, en compañía del macho,

desafía a la cámara cinematográfica,

demostrándonos que está dispuesta

a sacar adelante al pequeño halcón.

(PÍA CON FUERZA)

Pero únicamente pasará dos semanas el joven halcón peregrino

en compañía de sus padres.

Nuevamente, cuando tenga cuatro semanas,

será retirado del nido artificial por Philip.

Se sabe que esas dos semanas, concretamente,

entre los 15 días y el mes, son suficientes

para que el pequeño halcón

obtenga una idea del aspecto de sus congéneres,

para que no quede impregnado irremisiblemente

por la imagen del hombre,

para que cuando llegue a ser adulto,

sea capaz de reconocer

a su parteneir sexual y reproducirse.

En esta gran cámara depósito, donde son colocados

los polluelos de cuatro semanas, hay también una pareja

de pequeños pollos que aún no han sido llevados

con sus padres naturales.

Aquí, los halcones comerán ya solos,

crecerán muy a prisa,

perderán la gran masa de plumón

que cubre sus cuerpos

y que tiene la misión de defenderlos

de las bajas temperaturas ambientales

y de camuflarles en sus nidos naturales.

(PÍA)

Un fresco amanecer, dos semanas más tarde

de que los pollos hayan sido colocados

en la gran cámara de los jóvenes,

salen ya en el interior de un cajón.

Van hacia el nido artificial que se les ha construido

en lo que va a ser su medio ambiente.

(HABLAN EN INGLÉS)

Pero aquí sí que vamos a tener una sorpresa.

Los primeros halcones nacidos en cautividad fueron depositados

por el profesor Fyfe y por sus ayudantes

en cortaduras naturales;

la mayor parte de ellos murieron matados

durante la noche por los búhos,

o durante el día, por los linces,

por los mustélidos y otros carnívoros.

Había que buscar pues un nido artificial

que estuviera en un lugar donde los jóvenes

halcones peregrinos pudieran volar

y pudieran reintroducirse en la naturaleza,

pero donde estuvieran a salvo de enemigos naturales.

15 días más tarde, pude comprobar personalmente

la innovación que Richard Fyfe había hecho

en los procedimientos de reintroducción

en la naturaleza de jóvenes halcones peregrinos.

Había colocado el nido artificial en lo alto de un edificio

de Edmonton, donde, naturalmente,

no pueden llegar los búhos y mucho menos

los mamíferos depredadores.

En un alto inmueble aislado, precisamente

un gran centro de laboratorios,

el profesor Fyfe había colocado

el nido artificial.

(HABLAN EN INGLÉS)

Iba yo a ver, en su compañía,

aquellos jóvenes halcones peregrinos que habíamos visto

unas semanas antes en su centro de reproducción,

volando en plena libertad.

Me está explicando el magnífico resultado

de estos nidos artificiales situados en plena ciudad.

(HABLAN EN INGLÉS)

Resultó tan positivo que podemos descubrir

en el cielo un halcón peregrino de una muda,

que fue colocado el año anterior

en el nido artificial de Edmonton,

que voló hasta el Golfo de México,

donde pasó el invierno y que acaba de retornar,

estamos en el mes de julio,

para tomar nuevamente posesión

del cortado artificial

donde había sido introducido por el hombre.

Vemos perfectamente cómo se posa

uno de los halcones en el nido artificial.

(HABLA EN INGLÉS)

Con legítimo orgullo,

con satisfacción de científico,

mi amigo Richard Fyfe me cuenta

el éxito de su programa.

Puede tener el placer de contemplar cada tarde

a los halcones peregrinos, nacidos en cautiverio,

volando libremente

en torno al gran edificio donde no serán devorados

por los depredadores.

Lentamente, estos halcones irán sustituyendo

a sus hermanos salvajes, que murieron

o que no pudieron reproducirse,

como consecuencia de los pesticidas

acumulados en sus tejidos.

El halcón, que ha pasado todo un año

en el Golfo de México, acaba de llegar

al alero de la casa.

Le contemplamos nosotros muy cerca del nido artificial,

donde fue introducido un año antes.

Su instinto migratorio infalible le permite contemplar ahora

desde lo alto del edificio

el entorno de la ciudad de Edmonton.

Y dejando aquí al halcón Anatum,

a esa rara y hermosa especie ornítica que estaba a punto

de extinguirse cerca del nuevo emplazamiento

que le han fabricado los hombres,

a través de sus ojos,

hacemos la última panorámica sobre esta hermosa ciudad

de Canadá, donde vive nuestro amigo y sabio

el profesor Richard Fyfe.

El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - Operación peregrino

31:05 10 abr 2021

El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves.

El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves.

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - Operación peregrino" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - Operación peregrino"

Los últimos 188 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El trampero

    El trampero

    28:09 pasado sábado

    28:09 pasado sábado Los tramperos del Canadá se han hecho famosos en el mundo entero a través de los relatos del novelista Jack London, su vida primitiva en los territorios salvajes, el conocimiento de la fauna y el clima, su independencia y su hospitalidad.

  • Gran fauna canadiense II

    Gran fauna canadiense II

    23:39 pasado sábado

    23:39 pasado sábado El equipo de El hombre y la Tierra viaja al parque nacional canadiense Pacific Rim, en la isla de Vancouver, para filmar las ballenas grises, que hoy día ocupan una gran atención por parte de los sabios como de los proteccionistas de la fauna y de la naturaleza.

  • Invierno en Canadá

    Invierno en Canadá

    28:15 24 abr 2021

    28:15 24 abr 2021 En el mes de noviembre una gran parte del Canadá está cubierta de nieve. El equipo del hombre y la Tierra , volando en plena nevada se desplaza hasta la tundra ártica para filmar la migración invernal de los caribúes y los bisontes que van hacia las praderas más abrigadas.

  • Gran fauna canadiense I

    Gran fauna canadiense I

    28:20 24 abr 2021

    28:20 24 abr 2021 En Canadá se han concitado circunstancias sumamente favorables para la supervivencia de la fauna. En primer lugar, la colonización fue tardía. El duro clima invernal limitó las actividades de cazadores y tramperos. El gobierno tomó medidas legales que protegían la fauna.

  • Operación Rescate

    Operación Rescate

    34:49 17 abr 2021

    34:49 17 abr 2021 En los últimos días del otoño, están ya prácticamente helados todos los lagos, ríos y lagunas del norte de Canadá; como consecuencia algunos pigargos americanos o águilas calvas son incapaces de pescar para alimentarse.

  • Operación Caribu

    Operación Caribu

    28:22 17 abr 2021

    28:22 17 abr 2021 Uno de los animales más importantes del norte de Canadá es el Caribu, este gran cérvido que se alimenta fundamentalmente de líquenes, representó la base de la supervivencia para los esquimales y los indios del gran norte.

  • El lago de los castores

    El lago de los castores

    29:23 10 abr 2021

    29:23 10 abr 2021 Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes.

  • Operación peregrino

    Operación peregrino

    31:05 10 abr 2021

    31:05 10 abr 2021 El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves.

  • Kluane

    Kluane

    30:08 03 abr 2021

    30:08 03 abr 2021 El 4 de julio de 1979 se inicia la primera expedición canadiense para obtener el primer reportaje del interior del Parque Kluane. Después de pernoctar en un lago, el equipo se dispone a llegar hasta los altos glaciares, el principal atractivo de la zona.

  • El cementerio helado

    El cementerio helado

    31:57 03 abr 2021

    31:57 03 abr 2021 En el año 1971 fue descubierta en una escarpa del parque nacional de Nahanni, una profunda caverna helada a la que se le dio el nombre de Gruta Valeria. A Ochocientos metros de profundidad se descubrieron esqueletos perfectamente conservados.

  • Nahanni

    Nahanni

    23:13 27 mar 2021

    23:13 27 mar 2021 La primera unidad del equipo de 'El hombre y la Tierra' explora las tierras canadienses hasta las cataratas Virginia. 250 kilómetros atravesando el Parque Nacional de Nahanni. Durante tres etapas viajan hasta las cataratas, acompañados por una invasión de mosquitos, por lo que van equipados con máscaras especiales y guantes para no fracasar en la expedición.

  • El río viviente, 2

    El río viviente, 2

    24:44 27 mar 2021

    24:44 27 mar 2021 Segunda parte dedicada a seguir el curso de un río en la montaña donde se asoman una serie de animales ligados a las corrientes.

  • El río viviente I

    El río viviente I

    23:59 20 mar 2021

    23:59 20 mar 2021 A lo largo de dos capítulos seguiremos el curso de un río de montaña .En su ininterrumpido viaje los caminos del agua van a convertirse en el espejo al que se asoman animales ligados a las corrientes.

  • Los flamencos

    Los flamencos

    24:05 20 mar 2021

    24:05 20 mar 2021 Las someras aguas de la laguna salitrosa de Fuentedepiedra acoge a un gran número de flamencos año tras año, último refugio en la ibérica de esta escasa ave, que actualmente está protegida por la ley.

  • El martín pescador

    El martín pescador

    22:34 13 mar 2021

    22:34 13 mar 2021 El subarchipiélago de Cabrera, situado en el archipiélago balear, está constituido por un grupo de islas e islotes que albergan multitud de especies orníticas de extraordinaria importancia científica.

  • 29:27 13 mar 2021 España es la nación más rica de Europa en aves rapaces : buitres negros, leonados, alimoches, quebrantahuesos, varias especies de águilas, ratoneros, aguiluchos, halcones, azores y gavilanes, alcotanes y cernícalos, se distribuyen por las distintas regiones naturales ibéricas.

  • El hombre y el lobo

    El hombre y el lobo

    25:28 06 mar 2021

    25:28 06 mar 2021 Este capítulo resume la vida cotidiana en los campamentos de filmación del equipo de 'el hombre y la tierra', siempre inmersos en plena naturaleza y la convivencia entre el hombre y el lobo.

  • 31:14 06 mar 2021 En algunas de nuestras montañas perviven animales que se encuentran al borde de la extinción, concretamente el quebrantahuesos, el oso pardo y el urogallo, encuentran sus refugios en las cumbres de los pirineos y en los bosques de montaña pirenaicas.

  • 25:06 27 feb 2021 En algunas de nuestras montañas perviven animales que se encuentran al borde de la extinción, concretamente el quebrantahuesos, el oso pardo y el urogallo, encuentran sus refugios en las cumbres de los pirineos y en los bosques de montaña pirenaicas.

  • 31:36 27 feb 2021 En algunas de nuestras montañas perviven animales que se encuentran al borde de la extinción, concretamente el quebrantahuesos, el oso pardo y el urogallo, encuentran sus refugios en las cumbres de los pirineos y en los bosques de montaña pirenaicas.

Mostrando 1 de 10 Ver más