Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente | Dirigido por:  | Félix Rodríguez de la Fuente

El programa más conocido de Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció en Alaska el 14 de marzo de 1980 mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

5838570 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - El lago de los castores - ver ahora
Transcripción completa

Habíamos recorrido más de 50 000 kilómetros

en el Canadá empleando los más modernos

y sofisticados medios de locomoción.

Como helicópteros, hidroaviones,

aviones o barcas a motor.

No podíamos, sin embargo,

abandonar el fascinante país sin recorrer largamente,

como lo hicieron los buscadores de metales preciosos,

los pioneros y los tramperos,

estos paisajes que caracterizan y hacen inconfundible

al gran país de Norteamérica.

La marcha por la taiga,

el bosque representativo del Norte del planeta,

es un verdadero placer.

Durante el corto verano,

el suelo se cubre de plantas rampantes,

de arbustos, de gramíneas, de flores.

El bosque, ajeno a la labor destructora del hacha

o de la motosierra, constituye un todo homogéneo

en el que además de las plantas diversas pueden encontrarse

los maravillosos que constituyen el objetivo de nuestra marcha.

Como lo hicieron los antiguos cazadores de pieles,

buscamos un roedor que está en el escudo del Canadá

junto a la hoja del arce.

Me refiero, amigos míos, al castor.

El nombre científico: Castor canadensis.

Las pieles de castor fueron el móvil

de la gran industria peletera de Hudson Bay

y de los territorios del Noroeste.

Y un hombre que vive aislado en el bosque

en una antigua cabaña va a ser nuestro guía,

el suizo Charles, en la prospección de los castores.

Pregunto a este hombre solitario,

que pasa su vida en una antigua cabaña de trampero,

el lugar donde podemos encontrar a los castores,

el tiempo que tardaremos en llevar a cabo nuestra película.

Puntualmente nos va informando de todas estas cosas.

Nos llaman la atención las golondrinas que

nidifican en el alero de la vieja casa de madera.

Exactamente igual que en la patria suiza de Charles.

De donde él partió

huyendo de la civilización hace muchos años.

Ha encontrado un paraíso.

Y para nosotros va a ser un guía inestimable.

Gracias a él podremos conseguir nuestro propósito.

Terminada nuestra conversación con Charles,

descendemos hacia el lago de los castores.

Nada más llegar a la orilla,

nos encontramos ya con las marcas características

y representativas de estos grandes

e inteligentes roedores.

Me refiero, amigos míos, a la madera cortada.

A los troncos de toda suerte y tamaño tendidos en tierra.

A los tocones, característicos del trabajo

de los incisivos del castor.

Estos animales dependen enteramente

de la madera para sobrevivir.

Llevan a cabo un corte característico

en los abedules, en los sauces, en los chopos

y toda esta flora tan propia del Canadá

para utilizar la madera, tanto en su alimentación

en invierno como sobre todo en la construcción

de sus casas-fortines y de sus diques.

Tomamos fotografías del trabajo

de estos asombrosos roedores que son capaces de talar

en pocas horas grandes árboles.

Típico es el corte que llevan a cabo

con sus herramientas portentosas.

Enormes algunos de los árboles que derriban,

si se les compara con su talla y su peso,

de unos 25 ó 30 kilos en los machos más corpulentos.

Pero, ¿podremos observar a los castores

realizando su trabajo en pleno día?

Sabemos muy bien y nos los ha dicho Charles,

que los castores son roedores nocturnos.

Tras una larga exploración por las lagunas,

los lagos y los ríos del territorio del Yukón

en el Parque de Kluane, encontramos un lago apropiado

donde se ha instalado

una familia de castores que cuenta con dos habitáculos.

Pacientemente, podemos descubrir a uno de ellos que

nada en silencio con el cuerpo en inmersión.

Únicamente se descubre la cabeza y la cola,

que le impulsa como si fuera una hélice de movimientos lentos.

El castor, abundantísimo en otros tiempos

en toda Norteamérica,

en buena parte de Europa y en Asia,

fue prácticamente exterminado en algunas regiones

cuando la gran fiebre de la caza de pieles

para la industria peletera.

Nosotros vamos a llevar a cabo una estratagema,

que tenemos la esperanza nos permita filmar

a estos portentosos animales.

Pero antes podemos realizar

un sucinta descripción anatómica.

Perfectamente adaptados a la vida acuática,

los castores, que son los segundos

de los roedores vivientes en tamaño,

pueden ocluir las fosas nasales, los orificios auditivos,

mediante esfínteres especiales.

Se propulsan empleando su cola plana

y las extremidades posteriores palmeadas.

Pero, mientras estudiamos la anatomía de los castores,

voy contando yo a mi colaborador, Manolo Peña,

técnico de sonido del equipo, la estrategia que

vamos a emplear para obligar a los castores a trabajar de día.

Las cabañas de madera de los castores tienen

la particularidad de que la entrada es subacuática.

Entonces, el castor, para meterse se sumerge

y llega aquí, a esta plataforma perfectamente ventilada,

porque tiene unos canales de aire,

unos conductos, aquí, en la parte alta.

Al haber roto nosotros el dique, va a descender el nivel del agua.

Y entonces, la entrada de la cabaña se va a quedar

al alcance de cualquier enemigo de los castores.

Pero ellos, espero, que rápidamente empiecen

a reconstruir el dique para que vuelva

el nivel del agua y mantengan esa situación tan formidable que

hace que el castor, que es un roedor grande,

esté a salvo, por ejemplo, del lobo, del coyote o del lince.

Efectivamente,

los castores son grandes constructores de diques.

Para mantener el nivel

de los lagos artificiales que realizan,

en los cuales están ubicadas sus casas-fuerte

se ven precisados a mantener constantemente

el nivel del agua.

Esto favorece no solamente la vida de los propios castores,

sino de algunos animales, como los alces,

que se alimentan en verano y primavera

de vegetación sumergida.

En este aspecto, la misión ecológica de los castores

no puede ser más beneficiosa.

Hasta tal punto es así que

en toda Norteamérica se han repoblado los castores

en aquellos lugares de donde desaparecieron

como consecuencia de la caza masiva de pieles.

Ha llegado a lanzarse en paracaídas

en las regiones inexpugnables,

a los castores, que iban dentro de cajas que

se abren automáticamente cuando tocan el suelo.

Deambula la focha americana por el lago de los castores.

Y nuestra cámara, descendiendo lentamente

desde los troncos de los abedules,

que constituyen la materia básica

para la construcción de los habitáculos

y de los dique y cuya corteza es el alimento invernal

de los castores,

va a descubrir la brecha que acabamos de llevar a cabo

en el dique.

El agua se precipita ruidosamente por ella.

En unos pocos minutos,

.descenderá el sagrado nivel del lago artificial.

Tienen sentidos los castores para darse cuenta

de este hecho inmediatamente.

Apenas comienza a precipitarse el líquido elemento

por la brecha abierta del dique,

cuando uno de los adultos se dirige rápidamente

hacia el lugar.

El explorador comienza a inspeccionar la obra.

Inmediatamente descubre la ruptura de la esclusa.

Parece como si tomara notas mentalmente

de la cuantía de los daños.

Y raudo se va hacia el fondo del lago.

Hacia la zona donde están ubicadas las casas-fortín.

¿Cómo comunicará nuestro castor a sus semejantes que

ha surgido un daño en las obras hidráulicas?

Los antiguos indios llamaban a los castores

'los pequeños hermanos que hablan'.

Precisamente por esa razón,

por la rapidez con que una colonia

de 12 ó 14 individuos se comunica los hechos que

tienen lugar en aquellos intereses vitales

para su supervivencia.

Tres especimenes llegan a la ruptura del dique.

Estos lo examinan con mucho más detenimiento.

Evidentemente, si el nivel de las aguas

desciende medio metro, quedarán al aire libre

las entradas de las madrigueras donde en este momento

los castores están sacando al mundo a los tiernos pequeños.

Resulta imprescindible que el trabajo de reparación

se lleve a cabo lo antes posible.

¿Serán capaces, amigos míos, los castores,

de cohibir la enorme hemorragia que está dando al traste

con todo el equilibrio de sus obras hidráulicas?

¿O esperarán quizá a que se haga de noche para reparar el daño?

Esta era la duda que nos atormentaba,

mientras uno de los castores parecía comer

las hojas de una rama de abedul caída al agua.

Pero pronto descubrimos a un gran espécimen que lleva

una rama mediana prendida por los incisivos.

¿Serán capaces los castores de reparar la brecha

en pleno día?

Si así fuera, sería esta

una de las pocas ocasiones en las que se ha podido filmar

esta actividad del pueblo castor,

como llamaban a estos animales los antiguos indios.

Poco después, llega un gran transporte.

Un castor que trae cogida por la punta una gran rama.

Parece que es el primer tapón que van a colocar

para que vaya reteniendo después el barro,

las raíces y las ramas mayores en la reparación de la brecha.

Efectivamente, este trozo arbóreo ramificado se va a fijar

perfectamente al suelo y va a impedir que lo arrastren

las aguas casi torrenciales en el escape de la laguna.

Se dice que los castores fueron

los inventores del cemento armado.

Podría afirmarse también que lo fueron de la sierra mecánica.

Este gran ejemplar, sin embargo,

parece que desiste de obtener una buena viga

para apuntalar la obra en el dique.

Quizá la prisa le lleva a buscar material más ligero.

El gran problema reside en el hecho de que

la fuerza de las aguas sea mayor que la rapidez

en el aporte de materiales por parte de los castores.

Un gran tapón de raíces mezcladas con barro.

No nos atrevemos, sin embargo,

a utilizar el suspense como aliciente en esta filmación.

Ha podido comprobarse que prácticamente no hay

ruptura de un dique que no puedan reparar los castores,

si el número de los habitantes de un lago excede

a los 10 ó 12 individuos.

Son tales las capacidades para la ingeniería

de esos roedores, es tan grande su inteligencia que

lentamente van taponando cualquier tipo de brecha

que se lleve a cabo en sus lagunas artificiales

antes de que el nivel de las aguas

descienda peligrosamente.

No tiene que sumergir tanto la cabeza para comer,

como consecuencia de nuestra obra, el joven alce.

Está atiborrándose durante todo el día

con las plantas subacuáticas.

Ha retornado el gran castor al tronco del abedul.

Y aquí deberíamos plantearnos nosotros una pregunta.

¿Cómo ha tomado las dimensiones que le van a permitir

cortar un puntal a la medida de la brecha?

Esta es una de las muchas incógnitas

que tenemos aún acerca del comportamiento animal.

Siguen, entretanto, los compañeros del castor

que ahora está talando el tronco del abedul,

en la reparación de la brecha.

Los incisivos del castor de autoafilado

y crecimiento continuo actúan como garlopas

sobre la blanda madera del abedul.

Lentamente, sus compañeros van aportando barro

mezclado con raíces, piedras,

simples plantas acuáticas.

Todo cuando puede ir cohibiendo la pérdida de agua

en el pantano familiar.

El gran adulto va a rematar la obra.

Pero no sólo debe cortar la madera,

sino transportarla hasta la brecha del dique.

En el agua, el trabajo resulta ya mucho más fácil.

Ha podido comprobarse,

aunque aquí no nos haya sido posible filmarlo

la estructura de las presas, que los castores han construido

canales hasta de 300 metros de largo

para transportar la madera por un auténtico laberinto que

se interna en los bosques.

Este trabajo favorece la reproducción de los peces,

la irrigación de las tierras y cambia prácticamente

la ecología de regiones norteamericanas enteras.

El hermano castor, el pequeño hermano que habla,

se dirige hacia la presa con el gran puntal.

Va a estar, sin embargo, muy terminada la obra

cuando llegue con el gran madero.

Otros componentes de la colonia habrán transportado

simultáneamente, aparte del cemento armado,

grandes y fuertes puntales que colocan atravesados

con objeto de que la presión del agua no arrastre

los materiales blandos.

Y ahora, cuando los castores parece que han cohibido

finalmente la pérdida de agua en su pequeña laguna,

nos hacemos nosotros una nueva pregunta.

¿Son realmente inteligentes,

hablando de inteligencia a escala humana,

estos grandes roedores?

El trabajo que han llevado a cabo, que ha consistido en

examinar primero el daño que acabamos de causar en su dique.

Que ha consistido después en aportar

los materiales necesarios para cegar

la pérdida de líquido, en colocarlos adecuadamente,

en mezclarlos para que la presión del agua no les empuje.

En llevar a cabo, en definitiva, una obra que

los seres humanos no hubiéramos hecho mejor.

¿Son inteligentes los castores en el aspecto

de inteligencia que apreciamos los seres humanos?

Es decir, una inteligencia reflexiva,

capaz de reaccionar de maneras distintas

ante diferentes situaciones.

Lo etólogos, que han estudiado durante años

con todo detenimiento el comportamiento

de los castores en la naturaleza y en los laboratorios,

nos dicen, queridos amigos, que no.

Que los castores actúan

según un comportamiento hereditario.

Que no necesitan comunicación de experiencias,

como hacemos los seres humanos, a través de aquel lenguaje

que pensaban los indios que poseían

los pequeños hermanos castores.

Que ante la ruptura del dique bastará el estímulo

de la pérdida de agua,

del descenso del nivel en su presa para que

automáticamente, y esta palabra resulta dramática,

se pongan a trabajar.

Sin embargo, parece que la experiencia adquirida

da unos ciertos matices a estos automatismos,

a estas pulsiones instintivas, a este comportamiento

no inteligente en el sentido cultural,

en el sentido humano que ha llevado

a las poblaciones de castores a realizar obras

con tanta rapidez y perfección como no podían hacerlo

los seres humanos antes de la invención

del cemento armado y las máquinas que

nos permiten actuar sobre las corrientes de agua.

Ante nuestros ojos, la brecha reparada.

El pajarillo palustre, que ha sido testigo

cerca de su nido del trabajo de los castores,

puede también estar tranquilo porque no va a perderse

ni en un centímetro el nivel preciso que

ecológicamente necesitan los distintos habitantes

de esta red fluvial modificada y mantenida por los castores.

Aún pasarán horas,

que nosotros sintetizamos en algunas tomas,

terminando la reparación de la brecha.

Podríamos decir que refuerzan el primer tapón

con objeto de que una rápida crecida

motivada por las lluvias del verano

no vaya a romper nuevamente la presa.

El largo dique aparece intacto ante nuestras cámaras.

Ha pasado así miles

y quizá millones de años.

El pueblo castor ha mantenido las características

de inmensos territorios donde viven otros muchos animales.

Algunos tan importantes para el hombre como el alce.

Terminado el trabajo de reparación del dique,

los castores se dedicarán inmediatamente

a acicalar su pelaje,

a limpiar sus sensitivas vibrisas, a lamerse las manos,

a quitarse las porciones de material que

han quedado entre sus dedos sensibles.

Pero un visitante más peligroso que los naturalistas

de "El hombre y la tierra" va a turbar

el pequeño banquete residual de los castores.

Me refiero, amigos míos, a la llegada del grizzli,

el temible oso pardo norteamericano.

Pero el nivel de las aguas es ya óptimo.

La entrada de los fortines es subacuática.

No tiene nada que temer el pueblo

de los pequeños hermanos que hablan.

Pronto retornan las lluvias.

Los escasos centímetros perdidos

en el pantano de los castores

volverán a recuperarse.

Nosotros hemos cumplido con nuestra misión.

Les hemos mostrado en una jornada apasionante

cómo no solamente el hombre es propietario

de esa actividad que orgullosamente llamamos

la tecnología.

(Música)

El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - El lago de los castores

29:23 10 abr 2021

Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes.

Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes.

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - El lago de los castores" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Serie canadiense) - El lago de los castores"

Los últimos 188 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 33:27 pasado sábado En esta ocasión El hombre y la tierra viaja a un apartado rincón del planeta, Alaska nos espera, no van a ser sus legendarios osos, ni sus águilas calvas lo que persiguen nuestra cámaras, se trata de una carrera de trineos tirados por perros recorriendo media península en pleno invierno.

  • Aventura en Canadá

    Aventura en Canadá

    33:50 pasado sábado

    33:50 pasado sábado Se inicia la aventura por el parque nacional de Nahanni con el descenso por este río al borde de dos potentes embarcaciones de acero con motor a reacción, único sistema seguro para llegar hasta las famosas cataratas Virginia.

  • El trampero

    El trampero

    28:09 01 may 2021

    28:09 01 may 2021 Los tramperos del Canadá se han hecho famosos en el mundo entero a través de los relatos del novelista Jack London, su vida primitiva en los territorios salvajes, el conocimiento de la fauna y el clima, su independencia y su hospitalidad.

  • Gran fauna canadiense II

    Gran fauna canadiense II

    23:39 01 may 2021

    23:39 01 may 2021 El equipo de El hombre y la Tierra viaja al parque nacional canadiense Pacific Rim, en la isla de Vancouver, para filmar las ballenas grises, que hoy día ocupan una gran atención por parte de los sabios como de los proteccionistas de la fauna y de la naturaleza.

  • Invierno en Canadá

    Invierno en Canadá

    28:15 24 abr 2021

    28:15 24 abr 2021 En el mes de noviembre una gran parte del Canadá está cubierta de nieve. El equipo del hombre y la Tierra , volando en plena nevada se desplaza hasta la tundra ártica para filmar la migración invernal de los caribúes y los bisontes que van hacia las praderas más abrigadas.

  • Gran fauna canadiense I

    Gran fauna canadiense I

    28:20 24 abr 2021

    28:20 24 abr 2021 En Canadá se han concitado circunstancias sumamente favorables para la supervivencia de la fauna. En primer lugar, la colonización fue tardía. El duro clima invernal limitó las actividades de cazadores y tramperos. El gobierno tomó medidas legales que protegían la fauna.

  • Operación Rescate

    Operación Rescate

    34:49 17 abr 2021

    34:49 17 abr 2021 En los últimos días del otoño, están ya prácticamente helados todos los lagos, ríos y lagunas del norte de Canadá; como consecuencia algunos pigargos americanos o águilas calvas son incapaces de pescar para alimentarse.

  • Operación Caribu

    Operación Caribu

    28:22 17 abr 2021

    28:22 17 abr 2021 Uno de los animales más importantes del norte de Canadá es el Caribu, este gran cérvido que se alimenta fundamentalmente de líquenes, representó la base de la supervivencia para los esquimales y los indios del gran norte.

  • El lago de los castores

    El lago de los castores

    29:23 10 abr 2021

    29:23 10 abr 2021 Después de atravesar más de 50.000 kilómetros a lo largo de Canadá, el equipo de 'El hombre y la Tierra' se marcha en busca de castores para comprobar sus hábitos. Un roedor que aparece en el escudo de la bandera nacional junto con una hoja de arce. Los castores se caracterizan por su capacidad para derribar y cortar árboles con sus dientes.

  • Operación peregrino

    Operación peregrino

    31:05 10 abr 2021

    31:05 10 abr 2021 El halcón peregrino es uno de los animales favoritos de Félix Rodríguez de la Fuente y dedicó un capítulo del rodaje en Canadá para grabar este centro donde se han criado más de 300 aves.

  • Kluane

    Kluane

    30:08 03 abr 2021

    30:08 03 abr 2021 El 4 de julio de 1979 se inicia la primera expedición canadiense para obtener el primer reportaje del interior del Parque Kluane. Después de pernoctar en un lago, el equipo se dispone a llegar hasta los altos glaciares, el principal atractivo de la zona.

  • El cementerio helado

    El cementerio helado

    31:57 03 abr 2021

    31:57 03 abr 2021 En el año 1971 fue descubierta en una escarpa del parque nacional de Nahanni, una profunda caverna helada a la que se le dio el nombre de Gruta Valeria. A Ochocientos metros de profundidad se descubrieron esqueletos perfectamente conservados.

  • Nahanni

    Nahanni

    23:13 27 mar 2021

    23:13 27 mar 2021 La primera unidad del equipo de 'El hombre y la Tierra' explora las tierras canadienses hasta las cataratas Virginia. 250 kilómetros atravesando el Parque Nacional de Nahanni. Durante tres etapas viajan hasta las cataratas, acompañados por una invasión de mosquitos, por lo que van equipados con máscaras especiales y guantes para no fracasar en la expedición.

  • El río viviente, 2

    El río viviente, 2

    24:44 27 mar 2021

    24:44 27 mar 2021 Segunda parte dedicada a seguir el curso de un río en la montaña donde se asoman una serie de animales ligados a las corrientes.

  • El río viviente I

    El río viviente I

    23:59 20 mar 2021

    23:59 20 mar 2021 A lo largo de dos capítulos seguiremos el curso de un río de montaña .En su ininterrumpido viaje los caminos del agua van a convertirse en el espejo al que se asoman animales ligados a las corrientes.

  • Los flamencos

    Los flamencos

    24:05 20 mar 2021

    24:05 20 mar 2021 Las someras aguas de la laguna salitrosa de Fuentedepiedra acoge a un gran número de flamencos año tras año, último refugio en la ibérica de esta escasa ave, que actualmente está protegida por la ley.

  • El martín pescador

    El martín pescador

    22:34 13 mar 2021

    22:34 13 mar 2021 El subarchipiélago de Cabrera, situado en el archipiélago balear, está constituido por un grupo de islas e islotes que albergan multitud de especies orníticas de extraordinaria importancia científica.

  • 29:27 13 mar 2021 España es la nación más rica de Europa en aves rapaces : buitres negros, leonados, alimoches, quebrantahuesos, varias especies de águilas, ratoneros, aguiluchos, halcones, azores y gavilanes, alcotanes y cernícalos, se distribuyen por las distintas regiones naturales ibéricas.

  • El hombre y el lobo

    El hombre y el lobo

    25:28 06 mar 2021

    25:28 06 mar 2021 Este capítulo resume la vida cotidiana en los campamentos de filmación del equipo de 'el hombre y la tierra', siempre inmersos en plena naturaleza y la convivencia entre el hombre y el lobo.

  • 31:14 06 mar 2021 En algunas de nuestras montañas perviven animales que se encuentran al borde de la extinción, concretamente el quebrantahuesos, el oso pardo y el urogallo, encuentran sus refugios en las cumbres de los pirineos y en los bosques de montaña pirenaicas.

Mostrando 1 de 10 Ver más