www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5610622
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 2 - ver ahora
Transcripción completa

En el primer capítulo de la historia del macho montés,...

..les contábamos la vida de un campeón de las serranías...

..que fue vencido en el último combate de su vida.

Humillado y perdido, recordaba los momentos de su infancia.

El ataque del águila real a los muflones.

Recordaba también a los animales de la montaña, la culebra rayada...

..y la temible víbora.

De nuevo la llegada del águila real, que casi se lo lleva con sus garras,

..si no hubiera sido defendido por su madre.

El viejo macho montés vencido, perdido en el bosque,...

..humillado, recuerda su vida. Y la vida posible...

..del viejo macho montés es nuestra inventada historia.

Recuerda el vencido, como todos los vencidos...

..que se encuentran en el umbral de la muerte: Su infancia.

Infancia feliz, lejana, dócil, 15 años quizá de vida...

..en las más ásperas serranías. Infancia de triscar, de comer...

..las ásperas hojas de las encinas cerca de sus compañeros.

Un día, estaba el rebaño matriarcal en su roca y se oyó un tropel.

Todos miraron hacia el bosque.

Y en el bosque, con aire de viejos paladines medievales,...

..tristes como nostálgicos, los muflones, sus parientes lejanos.

Los muflones que llevan el miedo en el corazón porque siempre temen..

..el ataque del lobo. Y el lobo duerme en las alturas,...

..en las cumbres, donde ya no crece el pino,...

..cerca de las nieblas y de las nieves perpetuas.

El lobo que está y ha estado en la historia de estas sierras...

..y de estos animales, va a vivir en la vieja leyenda del macho montés

..la más portentosa secuencia de cuanto el pequeño macho montés,

..vio en su vida.

Los lobos han olido a los muflones,

..y los muflones han olido antes a los lobos.

Los muflones corren, al principio unidos en compacto rebaño.

Los lobos, profundos estrategas, les van rodeando.

Los animales salvados de la persecución...

..corren en todas las direcciones del bosque.

Y el viejo ejemplar, para de correr un momento, quizá para ver,...

..colgados ya en las altas cumbres a los lobos que se llevan...

..los despojos de su víctima.

Pero la vida en la naturaleza es así,...

..la hierba crece bajo el beso del sol...

..y los herbívoros se comen la hierba,...

..y los carnívoros se comen a los peores de los herbívoros,...

..a los muy jóvenes o a los muy viejos,...

..a los enfermos o a los lisiados.

También hubo momentos felices, los momentos de dominio...

..en la vida del viejo macho montés.

Cuando condujo durante años al gran rebaño,...

..que se reunía en el verano,...

..alejándose de las hembras y de los chivos.

Machos portadores de cornamentas prodigiosas...

..que ponían en la propia piedra de la montaña el alma,...

..el espíritu y la decoración de la piedra.

Y el viejo macho montés en sus tiempos de fuerza..

..y de dominio, siempre al frente de los suyos.

En los veranos los machos forman grandes manadas,...

..las hembras se apartan de ellos en grupos matriarcales,...

..en los que sacan adelante a los pequeños.

En los veranos, los machos monteses tienen otro pelaje,...

..más claro, más corto, más brillante.

En los veranos, los machos monteses se dejan conducir por un líder,...

..y el líder de nuestra historia era nuestro protagonista,...

..el macho antes vencido y que durante mucho tiempo,...

..fue el señor indiscutible de la serranía.

Los recuerdos gloriosos en nuestra inventada historia,...

..cuando la conocida cicatriz del cuerno del viejo macho montés,

..ponía el miedo en el corazón a todo el rebaño.

Pero el otoño se deja sentir también en los valles y su olor...

..llega hasta las altas cumbres. Muchos otoños en la vida...

..del macho montés, otoño de choperas amarillas...

..en las vallejadas de la sierra.

Otoños dorados en las hojas de los quejigos.

En las hojas del majuelo.

En las del rosal silvestre.

Otoño perenne en el mismo color de las hojas de la encina...

..o en el rojo de las bayas.

Muchos inviernos en la turbia memoria del macho montés.

Los inviernos solitarios, inmaculados de la montaña.

El río cristalino, serpenteante, acariciado por la nieve.

Los inviernos del lobo que es pieza fundamental en el ecosistema salvaje

Y el lobo es personaje inolvidable en la inventada historia...

..de nuestro viejo macho montés.

La serranía nevada, la nieve que no es enemiga de los machos monteses,

..que saben refugiarse en los abrigaños...

..y encuentran en las hojas de los árboles, la comida,...

..que les falta en los pastos cubiertos.

En los machos que saben doblar la rama con el peso de su cuerpo,

..fijándolas con las pezuñas.

Los inviernos agrestes, solitarios, grandiosos de las cabras montesas.

Los inviernos que no mitigan el celo,...

..que no mitigan los ardores de la parada nupcial.

Inviernos gloriosos en la memoria del macho vencido.

Cuando la nieve les llega a los animales hasta los corvejones.

Cuando la nieve va empujando a las cabras hacia las rocas desnudas,

..donde su carrera no se verá entorpecida como la del venado...

..o la del muflón, si les atacan los lobos.

En las grandes nevadas de invierno, reina el miedo en la sierra.

El lobo siempre caza y las cabras se ponen a salvo de su ataque,...

..en las cotas más altas,...

..en las rocas a las que el lobo nunca seguiría.

En las laderas de la sierra, en el feudo de los muflones...

..está el peligro, de nuevo los lobos de caza.

Nuevamente tras los pasos de su pieza favorita.

Y éstos son datos atesorados en la memoria del viejo macho montés

..de nuestra historia, también tiene recuerdos felices,

..y también tiene recuerdos de amor,

..de cuando el viejo macho montés era el líder de todas las cabras...

..de la serranía, no osaban sus competidores...

..acercarse a sus hembras, esperaban a que el viejo sultán...

..terminara sus escarceos.

Le contemplaban con envidia los más jóvenes,...

..y él, con el rígido protocolo de los machos monteses,...

..cortejaba a las hembras. La cola en alto,...

..para que una glándula secretora esparciera el olor almizcle...

..por el ambiente.

Y esperan los que ocupan los puestos más bajos en la jerarquía,...

..a que les llegue el turno. Y buscan pareja por los riscos,...

..pero no osan meterse en el terreno del dominante.

Las hembras parecen ausentes, prestan muy poca atención...

..a los insólitos gestos de la faz de sus galanes.

Éstos, sumamente tímidos, levantan el labio,...

..emiten un sonido estridente y agudo, pero jamás tocan,...

..sin su previa actitud de aceptación a una cabra montesa.

Herido el poderoso se levanta y adopta la extraña expresión...

..del macho montés galanteador.

Pero un día vinieron los machos competidores.

Un día atesorado en la memoria del macho vencido,...

..comenzaron los recién llegados, fuertes y bien armados a desafiarse.

Había amenazas en el ambiente, se preparaba un gran combate.

Y un macho montés, venido de alguna parte,...

..desafía al viejo campeón.

Miden con ritual de paladines sus armas, ajustan su cornamenta.

Se consideran igualmente fuertes, igualmente armados.

El duelo será definitivo, hasta que uno muera,...

..o se dé por vencido.

Ha llegado la última batalla del viejo campeón.

Aún resuenan los testarazos en la memoria del macho vencido.

Y el destronado, que no osa levantarse, sabe,...

..como saben los animales, con la inteligencia de la especie,

..lo que les pasa a los derrotados.

Y así termina la historia de nuestro viejo macho montés.

Es un cuento, una ficción, pero las imágenes reales...

..fueron tomadas en las sierras de Cazorla y de Segura,...

..donde todavía quedan cabras montesas, e historias y aventuras,

..como para que las generaciones venideras piensen y sepan...

..que son verdaderos tesoros de nuestra fauna...

..y de nuestra geografía.

Subtitulación realizada por Arantxa Montero Arribas.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 2

27 jun 2020

Vencido, antes de morir, el viejo macho montés recuerda su vida: el ataque del águila real en la infancia, los duros inviernos, la parada nupcial y el combate que le costó la jefatura de la manada.

Histórico de emisiones:
02/01/1976
06/08/2012
11/09/2015

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 2" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 2"
Programas completos (122)
Clips

Los últimos 184 programas de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios