www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5610619
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 1 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRtve.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Sonido de golpes secos.

Ésta es una historia que comienza cuando un viejo macho montés...

..perdió la última vieja batalla de su vida.

Durante años había dominado en la sierra, tras la derrota,...

..humillado, se retira a lo más profundo del bosque,...

..le ha sustituido un nuevo campeón.

El macho, tendido sobre el suelo, deja flotar su poderosa cornamenta,

..marcada por las cicatrices de mil duelos.

El macho para el que ha terminado todo, acaso recuerda,...

..acaso toda una vida, 10, 12, 14 años,...

..están pasando ahora por su mente.

Comenzaría la inventada historia, cuando el macho, pequeño chivo,...

..viajaba con el rebaño de las hembras y de los pequeños,

..por lo más áspero de la serranía.

Las cabras se habían acantonado en una zona de cortaduras,...

..donde ningún animal que no tuviera sus pezuñas, podría llegar.

Siempre alertas, las cabras montesas trataban de criar a sus pequeños.

Y el macho montés que aún no había descubierto...

..que los miembros de su especie y de su sexo...

..podían llegar a poseer poderosas cornamentas,...

..vivía feliz en el rebaño de las hembras y de los pequeños.

Vivía seguro, porque siempre alguna vieja cabra vigilaba lo que ocurría.

En el mundo de la roca, en el que nadie podía penetrar,...

..no siendo las aves, los chivillos confraternizaban con sus compañeros.

Los más pequeños se amamantaban en las ubres de las hembras.

En un mundo cuyo conocimiento es una pura aventura,...

..el pequeño macho montés pasaba seguramente,...

..los momentos más felices de su vida.

Los juegos ingenuos, deslizarse por el dorso de la madre,

..y conociendo a los animales de su mundo.

El insecto que ante las pupilas ingenuas y curiosas...

..del pequeño chivo, es un puro fuego de artificio.

Y siempre mirándolo todo.

La curiosidad, el arma de conducta más poderosa de estos animales.

Y la curiosidad le lleva a descubrir la crueldad en la naturaleza,...

..la mantis religiosa, la ley básica,...

..comer y no ser comido.

Un universo fascinante que desde la tranquilidad de las altas cumbres

..conduce al pequeño macho a conocer a los de su especie.

Las pezuñas poderosas, los músculos de acero que les permite trepar...

..adonde no llega nadie.

Las pezuñas, varadero prodigio en la mecánica zoológica...

..que pueden actuar en las rocas...

..con una extraordinaria capacidad de adhesión y de sustentación.

Y así iba pasando la infancia del pequeño macho montés.

Conoció también al muflón, un pariente lejano,...

..que en otro tiempo se extinguió de sus serranías...

..y que después fue introducido por el hombre.

Al muflón que nunca sería un verdadero competidor en el roquedo..

..para las soberbias cabras montesas.

Los muflones nunca podrían competir con las cabras montesas...

..porque éstas,además de sus pezuñas tienen un estómago de hierro,...

..pueden digerirlo todo, comen tanto la áspera hoja de la encina,...

..como las cortezas del árbol, en las nevadas del invierno.

El pequeño montés aprende también, sin dejar de amamantarse,...

..lo que hay que comer.

En las horas calientes del mediodía, la madre sestea,...

..siempre en una estrecha cornisa y siempre vigilando al pequeño.

Y desde su valuarte, el único enemigo que puede llegar,..

..es descubierto a tiempo por las cabras que vigilan.

El águila real.

Es preciso ponerse a salvo porque las alas del águila real...

..la pueden llevar a todas partes.

Por fortuna para las cabras, hay parientes peor dotados,...

..los muflones que son presas más fáciles de los lobos y las águilas.

Quizá por esta razón se extinguieron en tiempos prehistóricos...

..en todo el Continente y encontraron sus últimos refugios...

..en las islas de Córcega y Cerdeña.

Pasado el peligro, el rebaño matriarcal,...

..siempre conducido por las viejas y expertas hembras,...

..buscará pagos adecuados para librarse de sus enemigos.

Esta vez con la fortuna, de que cerca de las resecas encinas,

..se encuentren las tiernas hojas del majuelo que el pequeño chivo...

..y su madre, la cabra, pueden comer con deleite.

Es como si las madres les fueran diciendo:

"Esto sí y esto no se puede comer".

Hay pocas cosas que no puedan comer, su capacidad digestiva...

..las permite vivir en regiones donde otros ungulados no podrían.

En el bosque próximo viven animales que no se alimentan...

..de hojas de majuelo o de encina.

Viven animales que necesitan matar para comer, son seguramente...

..las criaturas más bellas, las más vigorosas del ecosistema,

..el águila calzada.

El águila calzada que se dispara y pone una nota dramática...

..en la primavera del bosque.

Pero a medida que pasa el tiempo y los meses del verano llegan,...

..sigue el interminable ramonear de las cabras...

..que cambian de sitio para encontrar arbustos...

..adonde no hayan llegado los dientes de los competidores.

Las cabras bajan a las laderas, lugares menos protegidos,...

..donde conocen a nuevos animales que quizá el pequeño macho montés...

..no había visto nunca, la culebra rayada.

Contemplan sin ningún interés las cabras y los chivos...

..al pequeño ofidio y algo parece decirles que no es peligroso.

¿Por qué saben que la culebra rayada es inofensiva?

¿Acaso conocen que los ofidios con placas en la cabeza,...

..con escamas definidas, no son peligrosos?

¿Acaso tienen una memoria de especie que las permite informarse,...

..con precisión de lo que ven? ¿O son ilustrados por sus mayores?

Porque lo cierto es, que cuando su presencia es turbada...

..por la presencia de otro ofidio, la reacción es muy distinta.

La temible víbora de Lataste.

La cabeza chata, el morro remangado, escamas sobre el cráneo...

..en lugar de placas: La reacción de las cabras va a ser distinta.

Despejado el terreno, la víbora orientándose con el olfato

..exteriorizado de su lengua bífida, se dedica a su paciente caza...

..de pequeños mamíferos que hallará entre las grietas del roquedo.

En la montaña las aves crían en pleno verano.

En las ramas de una encina, el águila calzada arregla su nido.

En el mundo de las cabras montesas, la pequeña rapaz africana,...

..viene a instalarse todas las primaveras.

Y en la horquilla del árbol viejo, saca adelante a su único retoño.

Con toda la meticulosidad y amor, el águila calzada alimenta a su cría

Y las crías del zorzal que también se instala en la arboleda,...

..son profusamente cebadas con insectos diversos.

Ésta es época infantil,...

..el reino de los pequeños, comer y desarrollarse.

Pero en la turbia mente del macho montés que ha perdido su cetro,

..debe estar también el recuerdo imborrable...

..del pasaje más dramático de su vida.

Cuando de nuevo el águila real vino a cazar en el bosque,...

..aquí no era posible ponerse a salvo.

Y entonces descubrió el pequeño macho montés...

..una particularidad de su especie que no la posee ningún otro.

La particularidad de que las hembras son tan bravas...

..que acometen a los enemigos de los pequeños,...

..aunque sean del poder del águila real.

Y los pequeños que no se separan de sus madres en cuando hay peligro,

..evitan así que las águilas puedan llevárseles por los aires.

Imborrable recuerdo el del viejo macho montés...

..cuando su madre le libró del ataque del águila.

Nadie ha visto, no siendo una cabra montesa...

..y quienes contemplan la película, cómo en lo profundo de los bosques,

..las madres abnegadas de nuestros machos monteses,...

..vencen al peor de sus enemigos.

Éste es un imborrable recuerdo en la turbia memoria...

..del viejo macho montés destronado, cuya historia inventada,...

..estamos tratando de contarles.

Pero no se acaban aquí las aventuras,...

..la vida del viejo macho ha sido larga y llena de peligros,

..peligros que conocerán en el próximo capítulo.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 1

27 jun 2020

Vencido, antes de morir, el viejo macho montés recuerda su vida: el ataque del águila real en la infancia, los duros inviernos, la parada nupcial y el combate que le costó la jefatura de la manada.

Histórico de emisiones:
26/12/1975
02/08/2012
10/09/2015

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 1" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El macho montés 1"
Programas completos (122)
Clips

Los últimos 184 programas de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios