Presentado por: Félix Rodríguez de la Fuente Dirigido por: Félix Rodríguez de la Fuente

Recuperamos a uno de los más importantes protagonistas de la historia de la televisión en nuestro país: Félix Rodríguez de la Fuente, legendario naturalista que falleció hace 32 años en Alaska, el 14 de marzo de 1980, mientras realizaba uno de sus documentales sobre fauna y naturaleza.

Más información en nuestro especial "30 años sin Félix".

5666250 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 2 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Mellada la cría,...

...con 15 días de edad aproximadamente los polluelos,...

...los abejarucos se ven obligados a cazar insistentemente en el aire.

Entre sus presas se encuentran también las bellas mariposas.

En este caso, muy cerca de la colonia,...

...una de las mariposas está posada sobre un cardo.

La técnica de caza de los abejarucos es asombrosa.

Pueden capturar cualquier insecto volador.

Y en este caso, ha sido la mariposa la víctima propiciatoria.

Mariposa, de la que también se encuentra un resto...

...cerca del polluelo que acaba de tragarse...

...la que ha capturado su madre.

Se aprovechan las hormigas de todos estos despojos...

...que no comen los pollos de los abejarucos.

Pero, no lejos del nido, en el roble...

...que sostiene la vieja plataforma de las cornejas,...

...el pollo del alcotán está ya bastante distinto.

Las plumas que han aparecido en su faz...

...le dan el aspecto de un pequeño bandido...

...con el rostro cubierto por un antifaz.

El apacible y gordo polluelo del alcotán...

...dedica casi todo su tiempo a hurgarse en los incipientes...

...cañones de las plumas.

Permanecerá cerca de un mes y medio en él.

Pero en el interior del túnel de los abejarucos...

...las cosas no transcurren tan apaciblemente.

Estas criaturas son tremendamente agresivas.

Se pasan la mayor parte del día propinándose tremendos picotazos.

Parece que buscan pelea de una manera obsesiva...

...con cualquiera de sus hermanos.

Con las duras pinzas de sus picos se sujetan tremendamente.

Hasta el punto de que temíamos de que pudieran llegar a matarse.

Únicamente, la llegada de la madre al nido, con una presa...

...en la punta del pico, vendrá a calmar el carácter belicoso...

...de los pequeños.

Estábamos nosotros asombrados durante la filmación,...

...tratando de explicarnos la razón que, sin duda alguna,...

...debía existir,...

...por la que los polluelos luchaban...

...de manera tan inmisericorde.

Se hacían tremendas presas en el cuello y en el pico.

Se mordían en las alas, en la cola, en el vientre, en la propia faz.

Por qué razón luchaban estos desventurados.

En contraste con el carácter tremendamente...

...agresivo y belicoso de los abejarucos,...

...el apacible alcotán...

...es alimentado profusamente por su madre.

Alguna razón debía haber...

...en el fondo de este antagónico comportamiento.

Algún motivo debían tener los abejarucos...

...para luchar tan infatigablemente.

Habrían de transcurrir diez largos días...

...para que los polluelos de los abejarucos...

...adquirieran su bonita librea juvenil...

...y para que nosotros nos percatáramos de las razones...

...de las luchas,...

...aparentemente, crueles e inútiles.

Evidentemente, pasamos para ello, muchísimas horas observando...

...nuestro nido de abejarucos.

Los padres patrullaban incesantemente...

...los cielos azules de la primavera.

Las presas eran entonces muy abundantes.

Las cebas podían repetirse hasta 30 y 40 veces en la mañana.

Siempre había un pollo en el túnel...

...esperando la llegada de su progenitor.

Y esta situación de privilegio, el puesto a la puerta del nido,...

...era la razón de las luchas, aparentemente, inútiles.

Porque, tan pronto como un polluelo había recibido...

...algunas cebas repetidas,...

...uno de sus hermanos, que permanecía cara a la pared,...

...lo desafiaba para ocupar su puesto.

Las durísimas pinzas de los picos...

...se enzarzaban en unas batallas tremendamente crueles.

La madre o el padre observaban tranquilamente a los pequeños...

...desde la puerta del nido.

Como si no les fuera nada en aquellas batallas de sus hijos.

Y hasta que uno de los polluelos...

no ponía al resto de sus hermanos de espalda,...

...de cara a la pared, no terminaban los combates.

Era, precisamente, en ese momento,...

...cuando el vencedor tenía a sus hermanos dominados,...

...cuando la madre tomaba la decisión de penetrar...

...en el túnel y cebar al pequeño vencedor.

Y después se iba tranquilamente a cazar en los cielos,...

...haciendo gala de sus vuelos acrobáticos,...

...mientras seguramente, seguían las batallas...

...en el interior del nido.

Evidentemente, no era siempre el mismo polluelo el que comía.

Pudimos comprobar que el hambre...

...era el factor determinante de la agresividad.

El polluelo que había comido el último,...

...el que llevaba ya varias cebas repetidas,...

...iba perdiendo ardores belicosos...

...y era derrotado por uno de los hermanos,...

...que llevaba mucho tiempo sin ser cebado.

Muy distinto era el caso del alcotán.

Este polluelo único no tenía que disputar las presas...

...a ningún congénere.

Y el paso del tiempo había transformado...

...también su aspecto.

Y aquella blanca bolita de plumón...

...se había transformado ya en un auténtico pájaro de presa...

...que se pasaba largas horas durante el día...

...vigilado y defendido por sus padres.

La curiosidad de las aves de presa resulta extraordinaria.

Mientras los abejarucos,...

...en el interior de la oscura cámara de cría,...

...no tenían más horizonte que aquella luz...

...que les llegaba del exterior,...

...el pequeño alcotán podía observarlo todo...

...con sus negros y brillantes ojos.

El pequeño alcotán,...

...que hacía ejercicio feliz,...

...preparándose para el ya próximo vuelo,...

...disfrutaba aparentemente de una infancia...

...mucho más feliz que la de los abejarucos.

Es cierto que no pasaban hambre...

...los jóvenes cazadores alados africanos.

Es cierto que a medida que crecían, se intensificaban las cebas.

En ocasiones, coincidían el macho y la hembra en el nido.

Y como era de vía única...

...no tenía más remedio que ceder galantemente el sitio...

...el macho a la hembra.

La disposición en la rotación de cebas era perfecta.

Siempre un turno rigurosamente guardado...

...y puesto en marcha mediante luchas...

...que nunca llegaban al derramamiento de sangre.

Las abejas, en gran parte,...

...además de las libélulas, las mariposas,...

...las hormigas voladoras,...

...eran las presas habituales de los abejarucos.

También, como en todas las aves migradoras,...

...que han de darse prisa en desarrollarse...

...porque antes de que lleguen los fríos del otoño...

...habrán de estar ya en las lejanías de sus viajes,...

...el pequeño alcotán muestra un apetito insaciable.

Contrariamente a los abejarucos, él tiene la oportunidad...

...de tomar ya, desde el nido, auténticas lecciones de caza.

Porque muchas veces contempla la actuación de sus padres.

Quizá llegue a descubrir también a los multicolores abejarucos...

...que ahora no deben tener significado alguno para él.

Más le atraen los tremendos espectáculos...

...de los picados fulminantes de sus padres.

Picados que, generalmente, terminan...

...con el impacto sobre una presa.

Con una presa que constituye, ni más ni menos,...

...que el alimento cotidiano del pequeño alcotán.

Porque en esa época cazan los alcotanes pocos insectos.

Alimentan a sus crías particularmente...

...con pájaros de la familia de los aláudidos.

Una cogujada traída desde el cercano campo de trigo...

...es el alimento que tomará el pequeño alcotán esta mañana.

Por cierto, con ese apetito aparentemente insaciable...

...que caracteriza a las rapaces migradoras.

El secreto radica en el hecho de que abandonarán el nido...

...cubiertas de panículo adiposo.

Tienen muy poco tiempo sus padres para enseñarla a cazar en Europa.

Habrán de emprender muchas veces el vuelo...

...viviendo de las reservas que acumularon...

...durante su vida en el nido.

La actividad febril en la caza...

...no solamente caracteriza a los alcotanes...

...cuando sus polluelos son grandes.

También los abejarucos, en estos días,...

...han de actuar infatigablemente...

...en las inmediaciones de la gran colonia.

Algunas de sus presas más voluminosas y nutritivas,...

...como las libélulas,...

...son a su vez, feroces depredadoras.

De esta manera, los abejarucos vienen a establecer...

...un equilibrio entre los insectos de los que se nutren.

Los polluelos, que merced al orden jerárquico de las cebas...

...son nutridos mediante un sistema rotativo...

...que permite que todos ellos se desarrollen...

...prácticamente al mismo tiempo,...

...han de comer mucho para terminar...

...el desarrollo del plumaje.

Los turnos se establecen ya de una manera mecánica.

Las aportaciones de presas al nido...

...llegan a superar las 100 y hasta las 125 cebas al día.

Resulta increíble que aves que han de capturar...

...a los insectos voladores...

...mediante vuelos acrobáticos y no siempre cortos,...

...obtengan las suficientes presas para alimentarse ellos mismos...

...y para sacar adelante a los pequeños.

La cámara nos va a mostrar en este momento...

...algunas de las capturas.

Una avispa, aportada rápidamente al nido,...

...y una zumbadora libélula,...

...que como pequeño helicóptero,...

...llama la atención de uno de los abejarucos,...

...que se lanza en picado sobre ella.

El momento de abandonar el nido...

...se está acercando para los abejarucos.

El plumaje está ya completo.

Todos ellos tienen...

...sobrantes capacidades para el vuelo,...

...si bien el desarrollo psíquico es un poco posterior...

...al desarrollo anatómico.

No se asomarán a la puerta de su túnel...

...hasta que no estén...

...en condiciones para volar perfectamente.

Para el alcotán el problema no es tan grave.

Ha vivido siempre al aire libre...

...y pasar desde la plataforma de las cornejas...

...hasta la rama del roble...

...no ha significado más que un pequeño paseo.

Ahora, más que nunca, lo vigilan sus padres,...

...el macho y la hembra.

El pollo, grande,...

...es más vulnerable que en ningún momento.

Es ya una verdadera joya emplumada.

Un depredador de 250 gramos de peso,...

...capaz de volar a más de 200 kilómetros por hora.

El primero de los polluelos...

...del profundo nido de los abejarucos...

...se asoma por primera vez en su vida...

...a la puerta del nido.

Descubre a sus vecinos, los conejos.

Graciosos y alegres gazapos,...

...que parecen muñecos de peluche.

Descubre también una inquietante criatura:

el pacífico cernícalo, sin embargo, cazador de insectos.

Y en el cielo, la libélula.

Mira los alrededores de su mundo el pequeño abejaruco...

...y quizá llegue a ver, posado en una rama,...

...al joven alcotán.

Vuelan entretanto sus padres y lo animan a abandonar el nido,...

...cerca de los azulones,...

...que han sacado adelante ya a su prole.

Deben ser emocionantes...

...los primeros momentos de un pollo de abejaruco,...

...que ha pasado toda su vida...

...en el negro interior de una caverna.

Su primer vuelo es observado por el alcotán.

Ambos, el abejaruco y el alcotán,...

...van a debutar en la naturaleza.

El primero, como presa;...

...el segundo, como cazador.

Ambos se van a enfrentar en un duelo vital.

Dos de los mejores voladores...

...de nuestra fauna ornítica.

Frente a frente.

Jugándose ni más ni menos que la existencia.

Como estaba seguramente previsto en el código de la naturaleza,...

...ha vencido el alcotán.

Pero también el abejaruco...

...venció a la libélula, a la abeja y a la avispa.

Y en este mundo en el que habitamos,...

...sin esta tremenda balanza...

...entre los depredadores y las presas,...

...la vida no resultaría posible.

De siete huevos de abejaruco nacieron seis polluelos.

De seis polluelos, uno murió en garras del alcotán.

Los otros tienen campo libre para abandonar el nido.

Han pagado el primer tributo...

...a las leyes de la naturaleza.

Ante los jóvenes abejarucos...

...se ofrece un auténtico paraíso.

Pasarán algunas semanas aún...

...antes de emprender el viaje,...

...disfrutando de las delicias del vuelo...

...y de la caza aérea en compañía de sus padres.

Formarán pequeños grupos erráticos.

Después, en bandos de unos 50 individuos,...

...atravesarán el estrecho de Gibraltar.

Atravesarán también el gran desierto del Sáhara.

Llegarán hasta el África tropical;...

...algunos, incluso, al África austral.

Y la gran colonia se irá quedando vacía.

Y al año siguiente y todos los años,...

...si sabemos proteger a nuestra fauna,...

...volverá a escribirse la epopeya de los abejarucos.

El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 2

26:03 19 sep 2020

Los secretos de la vida del abejaruco, desde la parada nupcial hasta los ritualizados combates a que se entregan los polluelos para mantener el orden jerárquico dentro de sus nidos, pasando por la acción de su gran enemigo: el alcotán.

Los secretos de la vida del abejaruco, desde la parada nupcial hasta los ritualizados combates a que se entregan los polluelos para mantener el orden jerárquico dentro de sus nidos, pasando por la acción de su gran enemigo: el alcotán.

ver más sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 2" ver menos sobre "El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) - El abejaruco, 2"

Los últimos 186 documentales de El hombre y la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Operación zorro 1

    Operación zorro 1

    29:09 pasado sábado

    29:09 pasado sábado Otro animal en peligro de extinción, el zorro ibérico. En este capítulo podemos observar su vida y sus costumbres.

  • Los córvidos, 2

    Los córvidos, 2

    32:25 pasado sábado

    32:25 pasado sábado Los córvidos, como todos los omnívoros, son extraordinariamente inteligentes. La conducta nupcial, la construcción del nido, el comportamiento social y las técnicas de caza son extraordinariamente elaboradas.

  • Los córvidos, 1

    Los córvidos, 1

    28:41 21 nov 2020

    28:41 21 nov 2020 Los córvidos, como todos los omnívoros, son extraordinariamente inteligentes. La conducta nupcial, la construcción del nido, el comportamiento social y las técnicas de caza son extraordinariamente elaboradas.

  • Rapaces nocturnas 2

    Rapaces nocturnas 2

    25:13 21 nov 2020

    25:13 21 nov 2020 En este capítulo podemos ver a Félix y su equipo -entre ellos el biólogo Carlos Sanz- atrapan diferentes búhos y rapaces nocturnas para implantarles un sistema tecnológico escondido entre su plumaje para poder observar sus hábitos y costumbres. Podemos ver también a estas rapaces en plena acción y las imágenes nos muestran sus atributos de eficientes cazadoras de las tinieblas: plumaje mimético, vuelo silencioso, garras aceradas y ojos prodigiosos.

  • Rapaces nocturnas 1

    Rapaces nocturnas 1

    22:55 14 nov 2020

    22:55 14 nov 2020 En este capítulo podemos ver a Félix y su equipo -entre ellos el biólogo Carlos Sanz- atrapar diferentes búhos y rapaces nocturnas para implantarles un sistema tecnológico escondido entre su plumaje para poder observar sus hábitos y costumbres. Podemos ver también a estas rapaces en plena acción y las imágenes nos muestran sus atributos de eficientes cazadoras de las tinieblas: plumaje mimético, vuelo silencioso, garras aceradas y ojos prodigiosos.

  • El cormorán

    El cormorán

    26:17 14 nov 2020

    26:17 14 nov 2020 Mientras el equipo de El Hombre y la Tierra navega por aguas del subarchipiélago de Cabrera, descubre un pequeño polluelo de Cormorán que ha caído al mar y parece condenado a morir si no se le rescata de las aguas. Histórico de emisiones: 14/04/1978 19/07/2012 31/08/2015

  • Matadores inocentes

    Matadores inocentes

    30:23 07 nov 2020

    30:23 07 nov 2020 En este capítulo podemos ver que en el bosque Mediterráneo abundan los pequeños fitófagos, como ratones, lirones caretos, ardillas y conejos. Sus poblaciones son contenidas por pequeños y medianos depredadores, sumamente útiles, como comadrejas, hurones, ginetas o zorros.

  • El clan familiar

    El clan familiar

    29:45 07 nov 2020

    29:45 07 nov 2020 El programa de hoy nos muestra cómo vive una manada de lobos desde que nacen los cachorros hasta que abandonan la lobera. Los lobeznos crecen rápidamente y van cambiando su color; desde el negro completo hasta unos tonos más pardos. Félix Rodríguez de la Fuente nos enseña como estos tiernos cachorros se preparan para su vida de grandes cazadores. Existe mucha tensión entre dos de los grandes cazadores de nuestra fauna, el águila real y el lobo, y es lo que constituye la trama de este capítulo dedicado a El Clan Familiar del Lobo Ibérico.

  • El cazador social

    El cazador social

    24:46 31 oct 2020

    24:46 31 oct 2020 El lobo es un depredador que vive y actúa en el seno de grupos perfectamente jerarquizados, cuatro años de estudio y filmación de una manada de lobos nos permiten observar las delicadísimas pautas de conducta social.

  • El juego de la caza II

    El juego de la caza II

    32:31 31 oct 2020

    32:31 31 oct 2020 Tan pronto como los jóvenes turones terminan la lactancia sus padres transportan los animales que capturan hasta el interior de la madriguera para alimentar a sus hijos.

  • 8:37 28 oct 2020 En nuestra sección de ciencia abordamos la antigüedad de nuestro Planeta Tierra... lo hacemos con nuestro compañero Manuel Seara, director del programa de divulgación científica "A hombros de gigantes" de RNE. 

  • El juego de la caza, 1

    El juego de la caza, 1

    25:22 24 oct 2020

    25:22 24 oct 2020 Entre los carnívoros más agresivos se encuentran sin lugar a dudas los mustélidos. En una pequeña madriguera un Turón lucha a muerte con una enorme rata.

  • La bella matadora

    La bella matadora

    28:05 24 oct 2020

    28:05 24 oct 2020 La gineta es un mamífero depredador de costumbres nocturnas, que vive en todo el África, en la Península Ibérica y en el suroeste de Francia; en este capítulo se recoge la biología de este eficiente mamífero.

  • El buitre sabio

    El buitre sabio

    37:18 17 oct 2020

    37:18 17 oct 2020 En este capítulo conoceremos en primera persona cómo el alimoche es capaz de utilizar instrumentos para realizar tareas que le permiten la supervivencia, concretamente guijarros de piedra que toma del suelo con el pico y usa como herramientas para romper los huevos de avestruz para alimentarse.

  • El jabalí 2

    El jabalí 2

    27:36 17 oct 2020

    27:36 17 oct 2020 Entre los grandes depredadores de nuestra fauna los jabalíes son sin duda los más abundantes y prósperos. Sus depredadores naturales son los linces, las águilas y los lobos, aunque cada día son menos sus depredadores naturales, en las monterías se abaten un gran número de piezas.

  • El jabalí 1

    El jabalí 1

    25:15 10 oct 2020

    25:15 10 oct 2020 Entre los grandes mamíferos de nuestra fauna ,los jabalíes son sin duda los más abundantes y prósperos. El elevado número de crías que sacan adelante las jabalinas , así como su omnivorismo, facilitan a la especie para mantener tan elevados niveles de población.

  • 31:22 10 oct 2020 En este capítulo observamos su alimentación, tiene lugar en los bosques donde nidifican, son insectívoros y contribuyen a la salud de dichos bosques, ya que esta depende del trabajo infatigable de los pájaros carpinteros que capturan todo tipo de insectos bajo las cortezas de los árboles.

  • 26:25 03 oct 2020 En este capítulo observamos que los pollos de los pájaros carpinteros se desarrollan deprisa, macho y hembra de pico real y pico picapinos ceban incesantemente a sus polluelos, vemos como crecen y comienzan a asomarse a la realidad asumiendo el ataque de otras especies.  

  • 24:27 03 oct 2020 Estas aves, pertenecientes al grupo de los piciformes, construyen sus nidos perforando la madera. Entre los pájaros carpinteros hay algunos que son prácticamente omnívoros, como los picapinos. Otros, como los pitos reales, se alimentan de larvas xilófagas y de hormigas. Para ello se sirven de su larguísima lengua protáctil.  

  • Olimpiada zoológica 2

    Olimpiada zoológica 2

    19:33 26 sep 2020

    19:33 26 sep 2020 La naturaleza tiene su propio ránking de deportistas, y en este episodio Félix Rodríguez de la Fuente estudia las capacidades de cada uno de ellos.

Mostrando 1 de 10 Ver más