www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5929559
Para todos los públicos El escarabajo verde - La música del olmo - ver ahora
Transcripción completa

"El supuesto conflicto entre arte y ciencia,

ha dominado de manera estéril

nuestra discusión académica desde hace un par de siglos.

¿Es más precisa para entender el mundo la objetividad pura

tal como lo entiende la ciencia?

¿Dónde queda el reflejo de su imagen impresa

por los sentidos?

¿Y qué hay de la más intuitiva de todas las artes?

La música."

Para celebrar mañana el Día del Medioambiente,

este programa se ha propuesto un modesto milagro,

fruto de la creatividad y del talento humanos.

La transmutación de un árbol en música.

"Y no es un árbol cualquiera.

Ya hace unos meses os contamos la historia de la muerte

y resurrección del olmo en este país.

Un árbol imprescindible en la identidad de un mundo rural

que desaparecía, a la par que una enfermedad fúngica

acababa con él.

Hemos encargado la construcción de una guitarra

con la madera de olmos muertos,

que se convertirán, así, en el mejor mensaje

de respeto y admiración hacia este planeta

y todos sus seres vivos.

Maiol es un lutier que cree en la artesanía

y la magia trasmitida al instrumento

que se trabaja directamente con las manos."

Os hemos traído las maderas de olmo.

Y vienen de Madrid, son de olmos

que estaban en un pueblo de Toledo, murieron hace 25 años.

Si quieres quitamos...

-Bueno. -¿Depende mucho la sonoridad

de la guitarra de un tipo de madera u otra que utilices.

-Claro. -¿Se nota mucho?

-Todo afecta, claro. -Sí.

-Eso nos da un tono o... -Ajá.

O en haber un brillo, un tono, sonoridad diferente en cada madera.

"Hoy comenzamos su construcción."

"Fue viga de techos y pilar de fuentes.

Banco y borriquita de tallares.

Acero de labranza y yugo de bueyes.

Y en las plazas de las villas, su abundante sombra mitigó fatigas."

"Testigo de cortejos y uniones matrimoniales.

Espectador de juicios, y en ocasiones,

codiciado tablón de anuncios.

Asistente en primera fila a fiestas y debates.

Su amplia sombra sirvió de cobijo

durante aquellos largos y calurosos veranos

en tantos y tantos pueblos, e incluso bajo su copa,

se celebraron responsos tras más de un último adiós.

Árbol de referencia en la España de la posguerra

y elemento de unión en múltiples territorios.

Así ha sido la figura del olmo en nuestro país.

Y así fue en Yela, en La Alcarria.

Al menos, hasta principios de los 90."

Estamos empadronados 23 personas.

Ahora bien, en verano, somos más de 200.

Ahora estamos en La Plaza de la Olma, tenéis una olma

con más de 200 años que murió por la grafiosis.

¿Cómo fue esta historia?

Para el pueblo, era mucho más que un árbol.

La olma era el lugar de reunión.

Por ejemplo, tenía poyete similar a este en el que estamos.

La gente quedaba en la olma.

Las fiestas, el baile se hacía debajo de la olma.

Las comidas comunales. De hecho, en esta misma plaza,

se puede ver el suelo tapado con cemento,

con la anterior ubicación de la olma.

Y en 2016, decidís acogeros

al Programa de Conservación del Olmo Ibérico,

puesto en marcha por el Ministerio.

¿Cómo fue esa decisión? Tenéis este ejemplar,

que tiene cuatro años ahora. ¿Cómo fue?

La idea, en principio, era hacer un homenaje a la olma

de fotografías y tal, porque la recordábamos en el pueblo.

Y uno de los vecinos, nos dijo

que había una posibilidad de conseguir un olmo resistente

a la grafiosis, que entonces, los demás no lo conocíamos.

Y nos pusimos en contacto con el Ministerio y le solicitamos,

a través del Ayuntamiento, solicitamos...

Hay que cumplir una serie de requisitos,

estar en terreno público, y se la vaya a cuidar, etc.

Pero sí, conseguimos, en un pueblo pequeñito,

con seguimos uno, en esta provincia, desde luego,

de los primeros ejemplares que existieron.

Fernando, ¿qué media de edad tenéis en el pueblo?

Bueno, pues no lo he calculado exactamente,

pero seguro que estamos por los 60 o más.

¿Qué va a pasar con el futuro de estos pueblos?

Mira, ahora todo el mundo habla de la España vaciada.

Estamos de moda, pero claro,

está muy bien que se hable de nosotros,

pero hay que hacer políticas activas.

Para recuperar estos pueblos, patrimonio que no se puede perder,

es necesario que sus habitantes tengan cubiertas los servicios.

La sanidad, el transporte, que se cubra la brecha digital.

Eso posibilitará que, por ejemplo,

se pueda hacer teletrabajo en los pueblos y tal.

"En el centro del inframundo, despliega sus añosas ramas

un inmenso olmo.

Y es fama que allí habitan los vanos sueños,

adheridos a cada una de sus hojas."

Hemos sacado cuatro tirillas.

¿Vale? De las cuales, ya tenemos una preparada para hacer

la guitarra de olmo.

Y un par de tiras más de las cuales hemos encolado

el fondo de la guitarra de olmo.

"Los recursos naturales de la Tierra deben preservarse

en beneficio de generaciones presentes y futuras

mediante cuidadosa planificación u ordenación, según convenga."

"Ese es uno de los principales derivados

de la Conferencia de la ONU por el medioambiente

en Estocolmo, en 1972.

Por primera vez, se ponía encima de la mesa

el tema del medioambiente como preocupación política y social.

Por ello, el texto incide en las palabras 'planificación'

y 'ordenación', que llevan implícitas

un nivel de desarrollo humano.

Desde entonces, varios científicos de ámbito internacional

ha puesto de manifiesto la inminente pérdida de especies.

Aunque el Convenio Internacional por la Diversidad Biológica

no fue aprobado hasta mayo de 1994,

la necesidad de tomar conciencia y conservar

las distintas especies del planeta,

empezaba ya a ocupar un halo de luz en el foco de la opinión pública."

Con solo que salváramos la mitad de la superficie de la Tierra,

la mitad de la tierra firme y mitad de los mares,

volveríamos a la normalidad y detendríamos el ritmo

de extinción, estabilizaríamos al 85 %,

a más del 80 % de las especies.

Podemos salvar a la mayoría de las especies,

ya demás hacerlo rápido.

¿Es posible hacerlo?

Si miramos la geografía de la Tierra,

la respuesta es que sí.

Atendiendo a la cartografía de la Tierra

y lo que queda disponible,

vemos que hay mucho espacio donde la naturaleza

todavía prevalece, y hay que hacerlo.

Simplemente, se tiene que hacer.

Así que, pongámonos manos a la obra.

"En esta entrevista

con nuestro compañero, Pere Estupinyà,

director de 'El cazador de cerebros',

Edward Osborne Wilson, impulsor de la sociobiología,

imprime un carácter

de urgencia dramática a sus palabras.

Apela a la conservación de al menos una quinta parte del planeta

para poder mantenerlo vivo.

Y seguir disfrutando de los servicios que nos presta.

No solo materiales.

Pero como de costumbre para nosotros, sentados en un sofá,

escuchando esto de salvar al mundo

para así dejar un planeta mejor en el que vivir,

estos problemas nos parecen lejanos y grandilocuentes.

Hasta que alguien les aplica un valor económico.

Pues bien, en 1997, un grupo de economistas

ya se tomó la molestia de hacer este cálculo.

El valor resultante de aportación de los sistemas naturales

al planeta, se estimó en 33 billones de dólares.

Sí, con 'b' de biodiversidad.

De este modo, no es de extrañar

que este concepto haya cogido cada vez más peso

en la esfera política.

Sin ir más lejos, hace menos de un año, 64 líderes mundiales

se dieron cita en la Cumbre Mundial por la Biodiversidad.

Allí acordaron revertir la situación actual para 2030."

(HABLAN EN INGLÉS)

"¿Pero cómo pasar de la teoría a la práctica?

Esto nos lleva a otro término conocido como resalvajización.

O 'rewilding'.

En palabras del periodista y activista George Monbiot:

'Quizá, el equilibrio yace en la capacidad

de resistir la tentación de controlar la naturaleza

y dejar que esta siga su propio camino'.

Lo que podríamos entender como dejar al planeta tranquilo

en ciertas zonas valiosas y dejar que todo siga su curso.

Una idea tachada por muchos de bobería romántica.

Si observamos bien el mundo que tenemos a nuestro alrededor.

Absolutamente intervenido desde hace incontables generaciones.

Sus críticos aducen que la creación de reservas

es necesaria, pero no para devolver a la naturaleza

un estado arcádico primordial,

que quizá solo esté en nuestra imaginación.

Que es precisamente el desarrollo

de todas las potencialidades humanas en el medio

el que crea la necesidad de su protección y cuidado.

En 2021, se celebran 50 años

del programa de la Unesco 'El hombre y la biosfera'.

La red mundial de reservas de la biosfera.

Quizá, ante el desconocimiento de parte de la población,

España es el país

que más espacios de estas características acoge.

En concreto, ostenta 52 reservas.

O lo que es lo mismo, un 12 % del total mundial de estas figuras.

Quizá sea ahora un buen momento para valorar en retrospectiva

cómo estamos tratando todo aquello que nos ha permitido estar aquí.

Así que, lejos de querer mostrar un enfoque negativista,

esta pieza pretende recoger las buenas intenciones

y el esfuerzo llevado a cabo durante todos estos años

para conservar y promover la biodiversidad.

Ahora disponemos de un conocimiento creciente,

y como ya se sabe, conocer es amar."

"Categorizar, conceptualizar, dar nombre,

es la forma imperiosa del conocimiento científico.

Pero la naturaleza no utiliza palabras para dialogar con nosotros.

Su absoluta indiferencia hacia nuestra suerte,

su imprevisibilidad, ha llenado de terror

los corazones de incontables generaciones.

Su conquista, podríamos decir, que ha consistido

en capturar lo incapturable.

Paradójicamente, siempre hay algo

que se escapa a nuestro conocimiento codicioso.

Y es que el logro de establecer una relación con la naturaleza

es a la vez una ciencia y un arte.

Una semilla germina, crece un árbol,

este condensa a su alrededor anhelos humanos,

y cuando muere, su carne se convierte en música.

El arte nos habla de una experiencia personal.

Nos habla de nosotros mismos, nos perfila e individualiza.

Y la naturaleza también."

Es trabajo duro si quieres hacerlo de manera tradicional.

Evidentemente, se puede mecanizar todo en esta vida.

con la tecnología de hoy en día, máquinas de control numérico,

se pueden hacer, pero nunca el acabado será el mismo.

Ni puedes, lo que hace la artesanía,

que es trasmitir una actitud o un sentimiento

en una pieza; tú vas trabajando,

depende de cómo te salen las vetas, cómo ves las aguas,

cómo ves el dibujo, vas trabajando hacia una dirección,

o hacia otra; una máquina te va a dejar la pieza perfecta.

Pero como la tiene programada, nada más.

"Apenas diez centímetros de su metro y medio de diámetro.

Esa es mi vida en comparación

con la de este gigante, que murió a los 165 años.

Por suerte, un grupo de biólogos, genetistas y científicos,

se puso en marcha hace más de tres décadas

para llevar a acabo la resurrección de esta especie."

Luis, hace 30 años empezó

el Programa Nacional de Conservación del Olmo Ibérico.

¿Por qué empezó esto? ¿Cuáles son los antecedentes?

Exclusivamente, la ilusión cuando yo vi

cómo se morían millones de ejemplares

por causa de la actuación humana; árboles monumentales

que se encontraban en las plazas de los pueblos,

que se encontraban en las calles de Madrid,

que se encontraban por todas partes y yo asistí

a cómo poco a poco iban cayendo.

Entonces, joven tuve la ilusión y la confianza,

y como profesor que era de genética,

de que era posible conseguir encontrar genotipos resistentes,

aunque sabíamos que el periodo de tiempo implicado

iba a ser muy largo.

"Una muerte, la de esta especie,

que se produjo por un agente muy concreto.

La grafiosis.

Esta enfermedad fúngica de manera relativamente simple.

Pero sus efectos son devastadores.

La patología la trasmite un escarabajo

que se introduce en el árbol cavando una serie de galerías

en su capa intermedia, entre la corteza y el tronco.

Este escarabajo o vector, libera las esporas del hongo

y este obstruye los vasos conductores del hongo

hasta causarle la muerte.

La pandemia golpeó en dos oleadas.

Una, a principios del siglo XX, procedente de China.

Y una segunda, en los años 70, procedente de Estados Unidos.

Ambas por la importación de madera.

El Programa Nacional de Conservación del Olmo Ibérico

se puso en marcha en 1986,

después que la grafiosis destruyera más de 2 millones

de ejemplares en toda la península.

El objetivo era conseguir individuos resistentes

a esta enfermedad para después clonarlos."

El proceso es coger un trozo de yema, sesionarla,

para que de la yema, en un medio de cultivo,

crezca en brotes, y entonces, salen muchos brotes

de una misma yema, y en un momento dado,

lo que tenemos que hacer es coger esa yema,

individualizarlas y colocarlas para que crezcan individualmente

y alcancen mayores desarrollos.

Aquí lo que hacemos es, los olmos que ya hemos replicado,

pues los cogemos y los mantenemos durante un cierto tiempo

en el medio de cultivo, ya los individuos,

para conseguir que echen raíces.

Tú dices que simplemente aceleráis

el proceso que se llevaría a cabo en la naturaleza

y no manipuláis, ¿por qué esto?

Pues, no manipulamos, fundamentalmente,

porque, como esto lo vamos a difundir en la naturaleza,

para recuperar lo que fueron antes antiguas olmedas,

el ecologismo, que es muy radical en la concepción, no admitirían

que fueran transgénicos.

"En los siguientes procesos,

los olmos van pasando progresivamente

de una situación de completa esterilidad

a una situación de más vulnerabilidad.

Y paulatinamente, toman contacto con el exterior.

Empiezan a fotosintetizar y desarrollar su sistema radicular.

Como si de una película se tratara,

la criatura coge forma y sigue adelante con su crecimiento.

Un árbol no puede correr, esconderse, mimetizarse o morder.

Enraizado como queda, desde el nacimiento,

ante un depredador o plaga no tiene más defensa

que la química que genera o su propia morfología.

La ciencia busca ejemplares en los que se expresan

estas características para potenciarlas a base de cruces

y buscar la supervivencia de la especie."

El olmo estaba amenazado por la enfermedad,

y había que hacer algo para intentar salvar su genética,

sus recursos genéticos, en este caso.

Entonces, se fueron recopilando todos los ejemplares

que se veía que sobrevivían en la naturaleza,

para hacer una colección como base para trabajar

sobre ella y buscar resistencia en la especie.

¿Qué proceso se lleva a cabo desde que el olmo entra aquí

hasta que sale por petición de un ayuntamiento

para ser donado o para otras funciones?

Lo primero es la propagación, tienes que coger los esquejes,

o las semillas del árbol en la naturaleza.

Propagarlo aquí. Llevamos unas cuantas réplicas

a este banco de conservación para asegurar la conservación.

Y luego, con otras réplicas, hacemos las parcelas de ensayo.

Y ahí es donde se inocula la enfermedad artificialmente

para ver su resistencia.

Si pasa el test y se considera como un ejemplar resistente,

empieza otro proceso de propagación

para obtener las réplicas que ya van a la naturaleza.

El Programa del Olmo es un claro ejemplo de éxito.

El Programa del Olmo, tú piensa que empezó hace

34 años, se inició en el año 86.

Estamos iniciando otros programas ahora parecidos,

como es el de "La encina y el alcornoque"

frente al síndrome de seca de las quercíneas.

Y queremos obtener resultados similares

a lo que hemos hecho con el olmo para solucionar

el problema de las mortandades de las encinas y los alcornoques

en las dehesas y el monte mediterráneo.

Luis, para acabar, cuando tú te jubiles,

¿qué va a pasar con este programa?

Pues, que lo mismo que quedan los olmos,

quedan un grupo de personas muy interesadas

que se han ido formando a lo largo de estos años

y que, indudablemente, seguirán el camino.

Con lo cual, ¿tiene la vida garantizada?

Totalmente.

Lo que le falta es la expansión.

La vida está garantizada, pero ahora es su expansión

porque el olmo era un árbol que estaba presente en toda España.

Estos árboles más grandes serían para actuaciones en pueblos,

o en plazas de pueblos, paseos y ese tipo de cosas

en estas dos tipologías.

Aquí están los ejemplares que nos llevamos, ¿no?

Pues mira, aquí los tenéis, estos son nuestros bebés de olmos.

Y, bueno, pues os los entregamos para que los plantéis

en Olmeda. Muy bien.

¿Alguna precaución cuando lo plantemos?

Bueno, pues nada, hacer un hoyo profundo.

La tierra mullida, y sobre todo,

el primer verano, prontito, a finales de mayo,

empezar a regar, porque ese primer verano,

es básico para el establecimiento de las raíces.

Luego ya, en los pueblos ya saben cómo cuidarlas.

Pues vamos a ello, vamos a contribuir a esto.

Muy bien, muchas gracias. Nada.

"¿Recordáis aquellos pequeños olmos en el coche

al inicio del programa?

Pues bien, nos hemos propuesto colaborar con el proyecto

para entender todo el proceso que se está llevando a cabo

sobre la restauración de este árbol tan singular.

Vamos en dirección a Olmeda de la Cuesta.

Este pequeño pueblo tiene un alcalde atípico,

que desde que ostenta el cargo, no ha parado

de intentar colocar al municipio en el mapa.

Preocupado por su gente y porque el pueblo avance,

ha llevado a cabo acciones un tanto peculiares."

Buenas.

Luis, ¿qué tal el viaje? Muy bien.

Hola, encantado. Hola.

-Claro. -¿Lo has traído todo?

Dale.

Cuéntame cuantos olmos teníais en el pueblo.

hasta que llegó la grafiosis.

Bueno, era incontable, había miles,

en todo el pueblo alrededor, hay olmedas, se llaman olmedas

la zona donde hay olmos, y llevan unos 200, 300 años.

Están plantados, y entonces, se van reproduciendo

por la propia raíz, abarcaba extensiones grandísimas.

La grafiosis liquidó todos.

-Más arriba. -No tires para arriba de él.

-Vale, abajo. -Para abajo, aplasta.

"Sin cesar en su empeño de otorgar notoriedad a Olmeda,

y como apasionado de los olmos que es,

José Luis contactó hace 15 años

con la Universidad Politécnica de Madrid para tratar

de conseguir olmos resistentes.

Pero por aquel entonces, los avances en el programa

aún no eran suficientes."

Ya está.

Si es simplemente...

Escucha.

Y hace unos 10 o 12 años, hablé con el personal del Ministerio,

bueno, del Ministerio, de la universidad,

me dijeron que habían conseguido clones resistentes.

"Estos pueblos tienen una atmósfera diferente.

Aquí, cada detalle de sus casas,

cada maceta de flores de sus balcones,

o cada una de las piedras de las fachadas de sus casas

respiran tradición y arraigo cultural."

En 1940, pasó de 400 habitantes, pero ahora son bastantes menos.

Sí, 450, 500 casi, su máxima población.

En los años 40, 50. La inmigración en los años 60, 70.

Ahora empadronado están 20, viviendo habitualmente,

en invierno, los puntos mínimos, 5 o 6 personas.

"Estos pueblos están en peligro de extinción.

Aunque algunos ya dispongan de conexión wifi,

continúa su batalla particular por sobrevivir."

Habéis hecho cosas peculiares. Aquí me decías

que tenéis un árbol de Guernica, un olivo de Jerusalén.

¿De dónde salen estas ideas?

Cuando hay cosas que tengo un rato libre,

imagino cosas novedosas que pueda traer al pueblo.

Y me puse en contacto con toda la comunidad autónoma

de España para que cedieran ejemplares típicos de sus zonas

para plantarse en el pueblo, un paseo etnobotánico.

Pero es que como todo es una suma; olmos, casas, solares,

esculturas, todo es un laboratorio

de pequeñas ideas que haciendo un todo suman

que sea un pueblo original y que algunas sean así ejemplo

de la lucha contra la despoblación.

Los resultados son distintos, lógicamente,

el trabajo es lo que llama para instalarse en un municipio.

"José Luis ha buscado durante años llamar la atención

en la connotación más positiva del término.

Atraer habitantes, recursos e infraestructuras.

Prueba de ello es la subasta de solares del pueblo

que hicieron hace varios años.

Suelos prácticamente regalados

a cambio de construir en el municipio.

Como Olmeda, hoy cientos de pueblos en España

también esperan su repoblación."

Vamos a centrarlo.

Pues ya hemos puesto el tutor.

Y ahora podemos empezar a echar la tierra.

Luego, ya le pasas a Mónica.

Echa por allí. Písale, Paco.

Eso es un poco la ejecución final de todo el camino.

Sí, es la mano de obra que termina

el proceso del proyecto que está diseñado

desde hace tiempo, nosotros, al fin y al cabo,

somos los que lo ejecutamos y terminamos de darle forma

a la idea.

-Que no tire el agua. -Qué mareo.

Sí, pues es una desagradable coincidencia

el que esta enfermedad, llamada grafiosis,

diezmase prácticamente el 90 % de la población

de los olmos, coincidiendo

con la paulatina y también salvaje despoblación

de los cascos rurales de los pueblos.

Y formándose esto que llamamos ahora todos

a España vaciada. Coincidencia, pero es así.

Y ahora, casi 40 años más tarde, vuelven los olmos a los pueblos,

¿volverá también la población?

Hombre, es una idea bonita que también se intentara

hacer coincidir el despegue de esa población

que tenía ese origen rural,

que volviese otra vez a sus orígenes coincidiendo también

con este proyecto en el que hay mucho interés

y mucho esfuerzo detrás.

Tengo muchas ganas de que enseñes lo que has hecho

porque, bueno, yo, eso, toco mucha guitarra,

pero lo de hacer una, ya sí que me parece

un arte total, vamos.

-Muchas gracias, a ver qué tal. -A ver.

Ya el olor ya me gusta.

Huele a nueva guitarra, recién estrenada.

Huele a nueva total.

Qué pasada, estas también tienen como la forma de la madera.

-(ASIENTE) -Bueno, cuéntame.

Quedó algo ahí.

-Cuéntame, ¿cómo empiezas con esto? -Pues nada.

Pues, empezamos desempaquetando

un paquetito de madera de olmo, muy viejita.

Con mucha alegría y muchas ganas.

Y nada, nos llegó esta madera tan bonita.

Empezamos a trabajar, probar los aros,

poner el fondo, fabricar el mástil, y luego, ensamblarlo todo.

Porque, normalmente, ¿las guitarras con qué madera se hacen?

Normalmente, las capas son de picea.

O de cedro. Y las maderas de fondo, pues, un poco va más a gustos.

Hay más libertad.

Se usa un poco de todo, dependiendo del sonido que quieras.

Y lo que tengas a disposición y lo que quieras gastar.

Sí, me encanta que tenga como, eso,

que tenga como las pequeñas imperfecciones.

Porque así se nota de verdad que estás tocando un árbol.

Sí, ahí les dejamos porque no había más remedio.

Pero también, la verdad, que le dan un poco de autenticidad.

-Claro, pero no hacen... -No sería lo mejor para el sonido.

-Pero... -Es lo que iba a decir.

No hace... Mientras que no haya perforación del todo, ¿no?

Sería muy grave en la tapa, en el fondo,

no diré que no pasa nada,

-porque me van a cortar la cabeza. -Sería mentira.

-Pero... -Pero a veces las imperfecciones,

acaban siendo virtud.

Yo, en mis cuerdas vocales, tengo un nódulo

que es lo que hace, cuando subo el agudo, que se me rompa la voz.

Y al final, es lo que me da el color que a la gente le gusta.

-Así que... -Bueno.

-Lo probamos. -Ahí lo dejo.

Pero va a ser un placer gigante tocarla, de verdad.

# Imagina que nos despojamos

# de nuestras mochilas.

# Ser libre, de todo, libre.

# Libre hasta de ti.

# Hasta de ti.

# Si confías,

# abandona lo que no tenga valor.

# Enciende lenta tu mano.

# Agarra fuerte la mía, # solos tú y yo.

# Solos tú y yo.

# Te llevaría a una playa lejana.

# Observar un horizonte, # turquesa, infinito.

# A que enterraras # tus pies en la arena,

# que nos despeinaran # los vientos más fríos.

# Te subiría hasta a un acantilado.

# Al más alto, cortante y valiente # para gritar fuerte.

# Qué hermosa puedo ver # a través de tus ojos la vida.

# Imagina que hoy el viento sopla

# en otra dirección.

# Solo tropieza el que camina.

# Y también hay lugar para el error.

# Bendito error.

# Con mis dedos

# voy a dibujar mensajes en tu piel.

# Atiende a las señales.

# En verdad, # nunca hay nada que temer.

# Larala.

# Te llevaría # ante un cielo encendido

# a hablar # con las estrellas brillantes

# que guían a sumergirnos ligeros

# del mundo en lo más profundo, # donde no nos vean.

# Te abrazaría hasta que amaneciera.

# Hasta que los minutos no pasen, # no maten, no hieran.

# Qué hermosa puedo ver # a través de tus ojos la vida.

# Que hermosa puedo ver la vida.

# Sube a este tren, hay paisajes

# que solo verás una vez.

# Sube a este tren, que es probable

# que no vuelva a pa... # Sube a este tren.

# Hay paisajes # que solo verás una vez.

# Sube a este tren, que es probable

# que no vuelva a pasar. #

Bueno, Maiol.

-Aquí está la guitarra. -Vamos a ver qué has traído.

Que me tenía muy intrigado.

-Bonita sí que es. -Cógela, por favor.

Hay otras maderas aquí. Creo, no sé.

Digo por el color. Y por la veta.

El olmo lo tenemos en los laterales.

-En los aros y en el fondo. -Ajá.

La parte de atrás es de olmo.

Muy blandita.

Yo me traje un afinador, pero creo que ha pasado bastante

el control de afinamiento. Está así, así. Pero bueno.

-Aceptable. -Sí, está bastante bien.

Para un oído medio, está bien.

Haces trampas, vienes de la acústica.

Está más predispuesta a sonar blanda.

Sí, y bueno, ¿y cómo...?

¿Qué cualidades tiene que tener una madera

para que pueda servir para hacer una guitarra?

Estar muy seca la madera para poder trabajarla.

Porque si no está seca, se mueve.

Tiene plasticidad.

¿Pero qué hace que una madera de un árbol sea, en principio,

más apropiada o menos apropiada?

A ver, hay dos temas; en el mundo clásico,

-en el mundo del violín, la viola... -Ajá.

Sí que son muy específicas las maderas.

Si no, nos dan un sonido que no entra en una orquesta.

En el mundo de la guitarra, somos más flexibles.

Lo que es muy importante es la tapa, en este caso de picia.

Y eso nos da el brillo, sonido.

La caja, realmente, nos hace de resonador.

Y sí que la madera le da una característica, un tono.

Pero estamos ahí jugando, el 90 % es la tapa.

La tapa, mira.

Ajá. Eh, hola, mira. Hay remodelación por aquí.

Y, entonces, de repente, según quien te pida una guitarra,

tú buscas una madera apropiada, ¿no?

Claro, sí, depende del estilo que tocas,

-del sonido que quieres. -¿Lo ves el olmo

que puede ser un candidato para ser guitarra?

Es muy bonita y se ha dejado trabajar muy bien.

Creo que sí, sería un candidato.

# La perdí de vista.

# A principios del verano.

# Se llevó el bolso de mano.

# Y no dejó ninguna pista.

# Me quedé mirando el techo.

# Con la procesión por dentro.

# Un remolino en el centro.

# Matemático da el pecho.

# El tiempo se resbala # gota a gota por mi frente.

# Estoy solo de repente # y esta soledad es mala.

# En el sofá, # conversando con las plantas.

# Tengo un nudo en la garganta, # sé que ya no volverá.

# Sueño con un otoño # de besos y rosas.

# Con la silueta # de las ramas desnudas.

# Con rubias, morenas y pelirrojas.

# Sueño con un amor que me sacuda.

# Si julio es pedregoso, # agosto es un desierto.

# Muchas noches me despierto # empapado y tembloroso.

# Que caiga una tormenta.

# Que borre todas sus huellas.

# Cien mil rayos y centellas.

# Hasta perder la cuenta.

# El tiempo se resbala # gota a gota por mi frente.

# Estoy solo de repente # y esta soledad es mala.

# En el sofá, # conversando con las plantas.

# Tengo un nudo en la garganta, # sé que ya no volverá.

# Sueño con un otoño # de besos y rosas.

# Con la silueta # de las ramas desnudas.

# Con rubias, morenas y pelirrojas.

# Sueño con un amor que me sacuda.

# Sueño con un amor que me sacuda.

# Sueño con un amor que me sacuda.

# Sueño con un amor que me sacuda.

# Sueño con un amor que me sacuda. #

"Este cuadro, 'El corazón de Los Andes',

fue pintado por el norteamericano Frederic Edwin Church

y exhibido por primera vez en Nueva York en 1858.

Cuando el cuadro viajaba hasta Europa,

Alexander von Humboldt, su mentor espiritual,

murió en Alemania.

Humboldt era un gran científico que colocaba la pintura de paisajes

como una de las mejores expresiones de nuestro amor por la naturaleza.

El cuadro trasmitía la fe de la ilustración

de que la historia humana avanzaba hacia el progreso y la armonía,

pasados en la expansión creciente del intelecto.

Pero otro gran intelecto dinamitó esta idea

al reconfigurar la naturaleza

como una escena de competencia adaptativa.

No de armonía superior y progreso.

Charles Darwin publicó ese mismo año

'El origen de las especies', donde el orden y el buen diseño

surgen por selección natural.

Y solo como consecuencia secundaria de esta lucha.

La supuesta armonía del mundo es un efecto colateral del caos.

De la creación y destrucción incesante de vida.

El arte humano, mientras tanto, sigue rindiendo tributo

a esta naturaleza en la que estamos plenamente insertados.

Emoción y objetividad no son incompatibles,

sino, precisamente, algo profundamente humano."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El escarabajo verde - La música del olmo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El escarabajo verde - La música del olmo

04 jun 2021

En nuestro proyecto de transmutar la madera de olmo muerto en guitarra y música, participa mucha gente: Tras más de 30 años de esfuerzos institucionales, de investigadores y alcaldes se han conseguido ejemplares resistentes a la enfermedad. Viajamos a varios pueblos para asistir a su replantación. En el reportaje conocemos a los investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y el Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales artífices de estos ejemplares. Y en paralelo a la historia de estos árboles veremos como el lutier Maiol Xercavins construye nuestra guitarra de olmo, una pieza única. La guitarra será tocada por Rozalén y Ariel Rot que, con su arte y sensibilidad, se han sumado a nuestra iniciativa. La guitarra en manos de los músicos y su arte se convierte en un objeto mágico, la encarnación del mensaje que La2, como servicio público, quiere transmitir a la ciudadanía.

ver más sobre "El escarabajo verde - La música del olmo" ver menos sobre "El escarabajo verde - La música del olmo"
Programas completos (405)
Clips

Los últimos 636 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios