www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3607709
Para todos los públicos El escarabajo verde - La mar de ácido - Ver ahora
Transcripción completa

Del calentamiento global causado principalmente por el CO2

de sus consecuencias oímos hablar casi a diario.

Sin embargo, las emisiones de CO2 tienen también un impacto

muy desconocido en nuestros mares, e igualmente preocupante.

Habéis acertado: empieza “El escarabajo verde”.

(Música)

Las aguas como estas, por ejemplo, las del Mediterráneo frente

a las costas de Barcelona, absorben el 30% de las emisiones

de CO2 que generan las actividades humanas.

Eso lo que hace es alterar el pH de nuestros océanos,

y los vuelve más ácidos.

Este proceso tiene un impacto directo en los organismos marinos

con caparazones calcáreos, como los moluscos o el coral,

y pone en riesgo su subsistencia. Pero no solo eso: la acidificación

está disminuyendo la población de fitoplancton:

el principal sustento de muchas especies de peces y crustáceos.

Le pedimos a la periodista de “El escarabajo verde”,

Carme Nicolás, que se arremangara junto a mariscadoras,

pescadores y bateeiros que viven del mar,

y también con científicos que investigan en Galicia

las consecuencias de que el mar se vuelva ácido.

(Música)

Miras aquí y es nuestro patrimonio. Aparte de ser nuestro puesto

de trabajo, es nuestro patrimonio. Lo queremos, pues...

como si fuera propio.

Es que es propio, ¿no?

Pero como si fuera de tu casa.

Para nosotros el mar, es nuestra vida...

Todo.

(Música)

-¿Cuántos secretos encierran aún estas aguas?

Quizás, algunos de ellos permanezcan todavía sepultados,

hasta quién sabe cuándo.

Otros han empezado a aflorar, y a preocupar.

Hace tiempo que se sabe que los océanos almacenan buena parte

del CO2 generado por la acción del hombre.

Con ello ayudan a atenuar los efectos del calentamiento global.

Pero desde las profundidades oceánicas, asoma ahora una voz

de alarma: emitimos tanto dióxido de carbono que nuestros mares

no dan a basto.

Y estamos alterando la química de las aguas.

Hasta el punto de que se están volviendo ácidas.

¿Qué significa que cambia la química

del agua, que se vuelva ácida? Y sobre todo,

¿qué consecuencias puede tener?

Empecemos por desempolvar algunos conceptos que nos van a ser

de utilidad.

Asomamos la cabeza en el laboratorio de un instituto.

Empieza una clase práctica de química de cuarto de ESO.

Donde vamos a repasar el pH.

Es la medida que indica si esa sustancia es ácida

o por el contrario, básica o alcalina.

En una escala que va del 0, el valor más ácido, hasta el 14.

-Y se entiende que el 7, que es el pH del agua destilada, es neutro.

Porque supongo que os suena que nuestra piel tiene un pH de cuatro

coma algo, que el agua del mar es de un pH aproximadamente de ocho...

Habéis oído hablar del pH, ¿no?

-Empecemos la práctica. Vamos a ver los cambios

que se producen en un medio neutro.

En este caso, agua destilada teñida de azul,

al añadirle sustancias ácidas, como lejía y zumo de limón.

-¿Qué os parece más fuerte? ¿El color del vinagre o del limón?

-Limón.

-El limón es más ácido, y el cambio de color

es más rojo que el del vinagre. CO2, y pueden reaccionar con los...

-La práctica continúa ahora disolviendo en el agua destilada

amoníaco y bicarbonato; que son dos sustancias alcalinas.

-Tenéis que pensar la importancia de que el medio sea ácido o básico,

o sea demasiado ácido o demasiado básico.

Como veis, hemos...

-Un medio ácido, nos explica la profesora, disuelve la cal.

Lo ejemplifica con un huevo sumergido en vinagre durante varias horas.

La cáscara, que es calcárea, se ha reblandecido y se ha vuelto flexible.

-Como un huevo normal. Si el ácido es capaz de afectar

a los metales y a los carbonatos, es capaz de afectar

a las estructuras de los edificios.

Además de afectar a las estructuras vivas que tengan metales,

que no es el caso, o que tengan carbonatos.

Como es el caso de los animales marinos con las conchas.

Vamos a hacer la prueba con estas conchas, con ácido concentrado.

Esta efervescencia es el CO2 que se ha formado.

Los ácidos son capaces de reaccionar con los carbonatos,

destruirlos y provocar CO2, y esto puede ser un problema

para los animales que tienen estructuras calcáreas,

como pueden ser las conchas.

(Música)

-Bivalvos, corales, crustáceos...

Nuestros océanos están llenos de vida.

Apuntalada en estructuras calcáreas.

Y si el CO2 se transforma en ácido en contacto con el agua,

¿cómo afecta a las especies que su medio

se esté tornando corrosivo?

Nos desplazamos a Galicia: tierra con estrechos lazos

hacia el mar que la bordea. Y con una biodiversidad exuberante.

Aquí, un grupo de investigadores del CSIC es pionero

en estudiar el fenómeno de la acidificación de los mares.

Estamos en el Departamento de Oceanografía del Instituto

de Investigaciones Marinas.

Cid Fernández investiga los cambios en el pH de las aguas

desde los años 80.

Cuando apenas nadie consideraba relevante este parámetro.

(Música)

Encabeza un equipo de seis personas.

En verano se embarcan en uno de los buques oceanográficos del CSIC,

y emprenden expediciones de varias semanas.

Desde la Península Ibérica hasta Groenlandia.

Durante el recorrido, recogen muestras

de las aguas a diferentes profundidades.

Se sabe que el pH de las capas superficiales está en torno a 8.

Y en las profundas es más ácido y baja a siete y medio.

-El impacto de la acidificación oceánica es importante

en los organismos vivos.

Cuanto menos básico, o va aumentando la acidez en el agua,

lo que ocurre es que a ellos les está costando más

mantener internamente las condiciones idóneas para generar

sus estructuras calcáreas.

Pero, como os comentaba antes, en el Atlántico Norte tiene

la particularidad de que esto se exporta a profundidades muy altas.

Del orden de miles de metros.

Y hay muchos ecosistemas marinos profundos,

con una alta biodiversidad, y que están soportados

por estructuras, lo que se llaman corales de agua fría.

Y lo que estamos viendo es que sí que ahí hay horizontes,

digamos, en un horizonte sobre 2000 metros de profundidad,

donde la acidificación oceánica, que es relativamente rápida,

precisamente por el sistema de circulación que tiene el Atlántico

Norte, digamos que estos organismos se van a ver, digamos,

en condiciones más desfavorables para su desarrollo.

-El Atlántico Norte es, hoy por hoy, la región oceánica del planeta

con mayor acumulación de CO2 generado por el hombre.

Cid contrasta sus datos con otro equipo del CSIC ubicado en Cádiz,

que mide la acidificación en el Mediterráneo.

-Buenos días.

-Buenos días.

-Hoy es Día Internacional de la Mujer.

-Cierto es.

-Susana, Emma: ¿Cuáles son los resultados de vuestra investigación,

allí en el Mediterráneo?

-Este problema es particularmente relevante en el conjunto

de la Cuenca Mediterránea, por debajo de un determinado valor de pH,

estos organismos calcáreos no tienen disponible

el cemento que ellos utilizan para formar sus estructuras carbonatadas.

Ese cemento es el carbonato cálcico. Entonces, si el pH cae de un valor

determinado, estos organismos, no es que no tengan disponible este

carbonato cálcico a su alrededor. Sino que es que, encima, se disuelve,

por un proceso de difusión: de cambio de concentración.

-Este cambio es al menos 100 veces más rápido de cualquiera

que se haya podido observar en registro fósil.

Esto es lo que está preocupando a la comunidad científica:

la tasa de cambio, más que el propio cambio.

-¿Por qué? ¿Porque la biodiversidad,

las especies no tienen tiempo de adaptarse, o por qué?

- Claro. Y el propio sistema, estas reacciones químicas no son

suficientemente rápidas para poder contrarrestar este cambio de pH.

-Entre las especies con estructuras calcáreas que se están viendo más

afectadas, destaca el mejillón.

Cuyo cultivo es uno de los puntales de la economía gallega.

-Hola, Marcos.

-Hay una fase en que las..., digamos, las larvas de mejillón,

antes de fijarse en la roca o en las cuerdas,

tienen una vida acuática y es cuando empieza a formar su concha.

Entonces, hay estudios en laboratorio

donde muestran que pierden viabilidad.

(Música)

-En Rianxo, bañada por la Ría de Arousa, quién más, quién menos,

vive del cultivo del mejillón.

Aquí se concentra el 70% de toda la producción gallega

de este molusco.

Aún se cría de manera artesanal mediante bateas:

unas plataformas flotantes, a varios kilómetros de la costa.

(Música)

Nos embarcamos rumbo a ellas con Francisco:

bateeiro desde los 20 años.

-El mar es todo, ¿no? Nuestro medio...

No sé. Nuestro medio de vida... Todo.

Sin esto no... Sería complicado, ¿no?

Y bueno. Salimos aproximadamente sobre las seis de la mañana, y bueno,

y, dependiendo un poquito de las condiciones del tiempo y tal.

Nos echamos unas horitas aún.

-¿Y es un trabajo duro, o no?

-Bueno, es duro. Es un trabajo que... Constante.

Creo que tenemos que dedicarle mucho tiempo para hacer un buen mejillón.

No cabe duda, ¿no? Desde luego las primeras bateas

no tienen nada que ver con muchas estructuras que vemos ahora, y bueno.

Fueron años, desde luego, muy duros, ¿no?

-Tras 20 minutos de trayecto, llegamos a la zona de bateas.

De estas construcciones de madera, sujetas al fondo del mar,

penden las cuerdas en las que se desarrolla el mejillón.

-¿Qué es lo que vas a hacer ahora?

-Bueno, ahora vamos a enrollar esta mejilla, que es la cría de mejillón

pequeña que cogimos hoy en la mañana en los bancos naturales en la costa.

Y la vamos a enrollar a la cuerda.

Esto...

-O sea: eso es cría de mejillón.

-Esta es la cría de mejillón pequeñita...

-Las mallas con las que enrollan las crías son biodegradables.

Y desaparecen en pocas horas. Justo el tiempo que el mejillón

necesita para fijarse a la soga, mediante unos filamentos

que desarrolla.

-Venga, vamos.

-A ver. Ahí. Sin miedo a la muerte.

-Claro.

-¿Notáis que el mar está cambiando?

-Lo que notamos es que el mar no está produciendo como producía antes.

Lo que estamos notando son cambios. Cambios importantes,

sobre todo hay años, por ejemplo, que el mejillón

no se sujeta a la cuerda como debería sujetarse,

y bueno, y lo que necesitamos son preguntas.

Saber el porqué, qué es lo que le está pasando a nuestras aguas,

porque dependemos todos de tener todos una...

Bueno, pues... Unas aguas limpias y...

Para tener un buen cultivo; para tener un buen mejillón.

-Una cuerda cosechada pesa hasta 200 kilos.

Y cada batea puede soportar medio millar de ellas.

Hasta que el mejillón alcanza la talla comercial,

al año y medio de sembrarse.

Como el resto de bivalvos, se alimenta filtrando el agua.

En un proceso que, además, depura el entorno.

Si su medio se vuelve ácido, no solo se reduce la población de la especie.

También se vería afectada la calidad de las aguas.

-Hay una preocupación. Porque algo notan que pasa en el mar,

pero no existe un conocimiento real de qué es lo que va a pasar

en un futuro.

Necesitamos absorber mucho más conocimiento.

No sabemos cómo van a ser las condiciones futuras.

Hay previsiones. No sabemos cómo todas esas variables,

que son muchas, van a afectar, en conjunto, a estos organismos.

Lo que sí tenemos claro es: cuanto más fuerte y más sanos

sean estos organismos y el medio, mejor se van a enfrentar

a esas nuevas condiciones.

Entonces, nuestro mejillón es fiel reflejo de esa calidad de las aguas.

Y por eso tenemos una denominación de origen.

Es una forma de producir un alimento que es 100% gallego,

y que se produce 100% de forma natural,

mediante el método tradicional en batea.

-Hora de volver a puerto, y de dejar atrás la ría más prolífica

del planeta.

La que sitúa a España entre los tres primeros productores mundiales

de mejillón.

(Música)

A 70 Km. de aquí, bordeando la costa, el mismo mar y otras vidas

ligadas a él.

En O Grove, el paraíso del marisco,

las siluetas de las mariscadoras motean el paisaje

cuando baja la marea.

En busca de almejas, navajas o berberechos.

Acompañamos a Lola.

Su jornada empieza hoy sembrando en la ría.

Es decir: devolviendo al mar las almejas que han capturado

sus compañeras, y que aún no dan la talla.

- Yo... Yo vengo de familia de mariscadoras.

Mi abuela, mi bisabuela, mi madre, mi padre, mis tías...

Casi todas, menos dos que emigraron a Alemania,

todos vivieron del mar y del marisqueo.

Y entonces, como aquí se suele decir, cuando eres pequeña,

ya vas con tu madre, ya te enseña, por aquí y por allí.

(Música)

-La seguimos ahora hasta la Playa de Rons.

Alternan las zonas de captura para no agotar el recurso.

La mayoría son mujeres.

Y mariscan para complementar el sueldo de sus parejas.

-Me da la sensación de que es un trabajo durísimo.

-Sí, es un trabajo muy duro, por eso de que tienes que andar

con la espalda muy baja, hay muchas humedades, cuando llueve te mojas,

y cuando hay un sol fuerte, que nos coincide estar en la Playa,

pues también lo pasas mal, porque... Con la calor, ¿no?

Pero aparte, es un trabajo bonito porque estás al aire libre,

te da tiempo, si tienes niños, si tienes personas mayores,

no tienes un jefe que te está ahí..., tal.

Tú te levantas, hablas con la compañera,

en otras empresas no puedes hacer eso:

tienes que estar a lo tuyo y calladita.

-Asombra saber que su trabajo está regulado desde hace solo 20 años.

Gracias a una dura lucha para que se reconocieran sus derechos.

Hasta entonces, escamoteados.

La almeja fina es la captura más codiciada.

La que mejor se paga en la lonja.

Entre 20 y 30 euros el kilo.

-Las almejas es como los árboles.

Datamos los años por las “viras” de crecimiento que tiene.

Estas es de un año.

Y si un año hay unos meses que es muy bueno desde la primavera,

puede crecer así de grande.

Sí, las viras. Mira.

Un año, dos años, tres años, cuatro años...

Esta almeja puede tener cinco años. A lo mejor esto la ha... en dos años.

-Desde hace un año no recogen ni un solo berberecho,

porque una bacteria mortal, la Marteilia,

los ha arrasado sin que se sepa aún por qué la plaga

se propaga con tanta virulencia.

Al igual que la almeja, se alimenta por filtración.

En condiciones normales, la almeja filtra entre 2 y 3 litros por hora.

En aguas más ácidas, tan solo la mitad.

-¿Habéis notado si tardan más en crecer las almejas?

¿Más que antes?

-Sí, hay algunas zonas que, por ejemplo, hay algunas especies,

que es como la almeja babosa, que sí le cuesta más crecer:

alcanzar el tamaño para poder comercializar.

-Y ¿tenéis idea de a qué puede ser debido?

¿Intuís alguna cosa?

-Claro. Nosotros le achacamos, a ver:

los productos que van al mar y todo eso que...

De todos los lados, ¿no?

Porque, como decimos: el mar va a parar todo.

-Y ¿habéis oído hablar de la acidificación de los océanos?

¿Tenéis idea de lo que es?

-Sí, a ver. Nosotros, de algún programa, de tal, que...

Pues vas oyendo y todo eso, ¿no? Y... Y claro que nos preocupamos.

Porque si esto... Si va yendo a menos y a menos,

nuestros puestos de trabajo peligran. No solamente para nosotros.

Sino también para las futuras generaciones.

De nuestros hijos. De nuestro...

De la gente joven.

-Acabada la jornada en la playa, llevan las capturas a la lonja.

Ordenadamente, las 400 mariscadoras de la cofradía pasan la cosecha

del día por el cedazo.

Y de los ejemplares que no pasan la criba se devolverán al mar.

Diariamente comprueban con desasosiego

cómo aumentan los moluscos que no dan la talla.

También ven impotentes cómo han caído las capturas en todas las cofradías.

Apenas hay berberecho.

La producción de vieira ha bajado un 60%.

Y la del resto de especies, entre un 20 y un 30%.

(Música)

Nos acercamos ahora hasta el Museo do Mar de Galicia.

Donde nos hemos citado con Jorge Alfaya:

el biólogo de la Cofradía de Pescadores de Vigo.

Las salas ilustran la enorme vinculación histórica

de los gallegos con el medio marino.

-¿Habéis notado que alguna especie está disminuyendo más que otras?

-Sí. Hay un conjunto de especies, que son los moluscos bivalvos,

que, en los últimos años, se ha notado un descenso,

paulatino pero constante.

Lo que pasa, que es difícil establecer una relación directa

entre esa disminución de los recursos y un solo factor, ¿no?

Normalmente, suele haber varios factores que inciden

sobre esa disminución de los recursos.

-Acidificación, imagino, también.

-Acidificación también, cambio climático, la acidificación,

que es una consecuencia también del cambio climático, ¿no?

Y todo ese tipo de cosas desde luego que inciden.

Lo que pasa que...

Es difícil establecer esa relación directa, a veces...

Acidificación, por ejemplo, va a afectar mucho más a los moluscos

y a los crustáceos, que tienen esqueleto calcáreo, ¿no?

Que a lo mejor a los peces.

-Sin embargo hay estudios que demuestran que la acidificación

está afectando al fitoplancton y a las bacterias marinas.

¿Qué consecuencias puede tener esto?

-Pues que afecte al fitoplancton es afectar, digamos,

a todo el ecosistema marino.

Fitoplancton son la base de..., de la cadena trófica en el mar.

Porque fitoplancton alimenta a otro tipo de organismos marinos,

que, sin ese sustento, sería imposible su desarrollo.

-¿Qué consecuencias puede tener esto?

-El equilibrio de las redes tróficas es complejo, pero es muy delicado.

Cuando afectas a un eslabón de esa cadena,

es fácil que todos los demás eslabones de la cadena

se vean afectados.

(Música)

-Cualquier cambio en las condiciones del medio marino

afecta a las especies.

Y por tanto, alerta Jorge, a la pesca.

(Música)

Llueve desde ayer. Apenas hay trasiego esta mañana

en el puerto de Vigo.

La noche ha sido tan desapacible que solo unas pocas barcas

se aventuraron a salir a la mar.

Nos acercamos a una.

Su patrón, José Manuel Saavedra,

lleva 35 años practicando la pesca de cerco.

Nos invita a subir a su barca. O más bien a descender,

de tanto como ha bajado la marea esta mañana.

-Hola.

-Manita por aquí.

-Un pie aquí.

-Un pie por aquí...

-Bien. Ahí.

-Y... ¿Me suelto?

-Venga.

-Nacimos para esto, yo soy libre, yo cojo mi barco, y...

Y salgo por la Ría de Vigo todos los días, eso es...

La satisfacción más grande que tienes, ¿no?

Dirás tú: “¿Dónde está el pescado?”.

Pues yo me voy a pescar. Cómo tengo que hacer para cogerlo.

Cómo tengo que ladear la red. El mar, tienes que pescar cuando...

Cuando... Cuando el mar te da el pescado.

Bueno, pues la pesca de cerco es una pesca muy selectiva.

Es una pesca de las más selectivas que hay,

porque nosotros nos dedicamos a buscar el cardumen del pescado...

-¿Qué es cardumen?

-Cardumen es cuando el pescado está concentrado, ¿no?

Como decir... Una mancha de pescado.

La cerramos, la metemos dentro de la red,

y después vamos a meter la red por un extremo,

y cuando llegas al tope, adonde está el pescado,

al final, pues si el pescado no nos convence,

o no es el pescado que nosotros queremos, si es pequeño, o si no es.

Lo soltamos vivo. Porque no le hacemos daño al pescado.

O sea: es un arte muy selectiva.

Y... Así, tanto que no tiene ni descartes.

-La principal preocupación ahora mismo entre su colectivo

es el nuevo sistema de reparto de cuotas de pesca,

que consideran injusto e irracional.

-Mi vida siempre fue el mar.

Y yo nunca pensé dejar de andar al mar. Ahora ya...

Ya tengo 51 años, todo lo que está pasando en torno a la pesca

nos está afectando mucho, a mí y a mis compañeros,

o sea, por el tema de las cuotas...

O sea: no puede ser, ¿no? O sea...

Todos los barcos tienen que tener, como mínimo, un modo de vida.

Vemos que esto sí que nos va a llevar a la ruina.

No nos llevó el Prestige, y esta...

Este modelo de reparto sí que nos va a llevar a la ruina.

-En la lonja, el trajín habitual de un día cualquiera.

En el que se subastan 300 toneladas de pescado fresco.

Su consumo se ha duplicado en todo el mundo en las últimas décadas.

Nunca antes se ha comido tanto pescado,

ni se ha dependido tanto económicamente del sector.

7000 personas viven aquí de la pesca.

Todas, nos cuenta Marián, se preocupan por unas amenazas

ambientales que ponen en jaque su trabajo y la alimentación global.

-10-10.

-¿Quién marca el precio del pescado?

-Los vendedores.

O sea: el armador designa a un vendedor y marca el precio.

Por eso el puerto no interviene para nada en su venta.

-¿Cuánto dinero se mueve aquí?

-Se mueve... mucha cantidad de dinero.

Lo que pasa que el consumo de pescado aquí es importante,

y esto da de comer a cantidad de gente.

Porque hay cantidad de servicios indirectos alrededor de la pesca.

Si las capturas disminuyen, el problema trasciende,

no solo al armador del barco.

Sino trasciende a todos los empleados que trabajan para ese armador,

a las empresas que venden aquí, incluso, luego, al producto final.

Porque cada vez hay menos producto.

Si hay menos producto, el precio encarece.

(Música)

-Parte de las capturas se manufacturan.

Estas sardinas frescas, por ejemplo, en una hora estarán enlatadas.

La industria transformadora de productos de la pesca

tiene un peso capital en la economía de España.

Actualmente, el segundo productor mundial de conservas

de pescados y mariscos.

-Galicia tiene una gran importancia, es la gran región europea

de producción de conservas de pescados y mariscos.

La pesca da empleo a unas 12 000 personas,

y tiene un enorme efecto multiplicativo sobre el sector.

La acidificación, la influencia del CO2, no es invisible.

Está en el debate hoy en día, ¿no?

Naturalmente.

Esta industria tiene más de 125 años de tradición.

En Galicia las conserveras empezaron en 1840-1850 a funcionar,

y queremos seguir trabajando.

Por tanto, naturalmente que estamos preocupados

por cualquier aspecto que, a corto, medio o largo plazo,

pueda afectar a la sostenibilidad de los recursos.

(Música)

Todo lo que vertimos a la atmósfera y a los océanos

acaba volviendo a nosotros. Aunque no se perciba a simple vista.

Quizás en ello estriba uno de los mayores peligros de la acidificación.

Sus efectos quedan ocultos bajo las aguas.

Pero su impacto se asemeja al de las llamas que devoran un bosque.

Y de seguir al ritmo actual de emisiones procedentes

del uso de combustibles fósiles, nuestros mares

serán tres veces más ácidos a finales de siglo.

Los océanos se están volviendo ácidos.

Y una vez más, está en nuestras manos el poner fin a este proceso,

que podría acabar, a largo plazo, con la biodiversidad marina.

Lo que os podemos asegurar a corto plazo es un nuevo e interesante

“Escarabajo verde”. Mientras llega el próximo documental

sabéis que podéis encontrarnos en Facebook

y también en Twitter @marioescarabajo,

en Instagram, en Spotify y en nuestra web,

con más contenidos.

Nos vemos. Aquí, en La 2, en siete días.

Poco tiempo.

No faltéis, que os echaremos de menos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La mar de ácido

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El escarabajo verde - La mar de ácido

13 may 2016

Más del 30 por ciento de las emisiones de CO2 que generan las actividades humanas pasan directamente a los océanos, cosa que altera la química de las aguas y produce lo que se conoce como acidificación.

ver más sobre "El escarabajo verde - La mar de ácido" ver menos sobre "El escarabajo verde - La mar de ácido"
Clips

Los últimos 612 programas de El escarabajo verde

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos