www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5822158
El condensador de fluzo - ¡Sociedades al borde del ataque de nervios! - ver ahora
Transcripción completa

Fijaos en estas ruinas, si prestamos atención

casi se puede sentir el antiguo murmullo de esta ciudad.

Tiempo atrás quizás fuera el centro urbano de una gran civilización.

La pregunta es ¿qué ocurrió? ¿Por qué hoy son solo unas ruinas?

Todas las culturas antiguas han colapsado,

grandes imperios que parecían eternos

han desaparecido enterrado por la historia.

Los hititas, los incas, los mogoles,

incluso el gran Imperio Romano

y las causas de sus colapsos han sido de lo más variadas.

A veces han sido motivos externos, como invasiones o guerras,

otras causas internas como crisis económica

o la inestabilidad política.

Unas han caído de forma repentina

y otras se han ido apagando poco a poco.

Hoy solo nos quedan sus restos como un testimonio de un pasado glorioso.

Pirámides, templos, calzadas

y la certeza de que de los vestigios de estas culturas,

nacieron otras civilizaciones.

Hoy, en "El Condensador de Fluzo",

Sociedades al borde de un ataque de nervios

o grandes desastres.

(Música)

Buenas noches, bienvenidos y bienvenidas

a "El Condensador de Fluzo".

Jueves, 24 de octubre de 1929,

más conocido como el jueves negro.

La bolsa en Nueva York se desploma

y provoca un colapso financiero sin precedentes,

es lo que conocemos como el crack del 29.

Después llegó la gran depresión, una enorme crisis económica,

con un impacto brutal en toda una generación

y por supuesto el arte se hizo cargo y eco de ello,

como en la obra gótico estadounidense,

del pintor Grant Wood,

conocéis muy bien el cuadro,

es una pareja de granjeros que muestran la aridez

y el desencanto de una época tan dura como aquella.

Este cuadro se convirtió en todo un icono del siglo XX

y eso es algo común,

los grandes desastres siempre han ocupado un lugar preferente

en la cultura pop.

Para hablarnos de ello recibimos a nuestra historiadora del arte,

Sara Rubayo, más conocida como la gata verde.

(Música)

Gata.

Juan.

Juan.

Juan.

Oye, hoy programa de colapsos,

¿cómo fusionas tú los colapsos con la cultura pop?

Básicamente porque pasan muchísimo desde que el mundo es mundo

y que hay de todo tipo

y esto le viene muy bien a la cultura pop para sacar provecho de ello.

Vale, me viene a la cabeza, el diluvio.

Entre muchas otras.

Pero vamos a empezar por la primera, ¿vale?

La primera es la gran extinción del cretácico.

Hasta allí nos vamos.

Te mola ¿no?

Pero te has remontado mucho ¿no? Claro, el meteorito.

Te he dicho el inicio.

El meteorito, bien,

pero se llama el gran impacto K-T.

Esta es el nombre de la hipótesis

y es un gran meteorito que impactó contra la Tierra,

matando al 75 % de la vida en ella

y entre otros, muchísimos dinosaurios.

Luego pasó un poco más tarde,

pero menos mal que nuestro amigo Bruce Willis nos salvó.

Nos salvó.

Efectivamente, lo del meteorito lo hemos visto

en infinidad de ocasiones.

Un montón de veces.

Earth, Arlo...

Armageddon.

Armageddon de Michael Bay,

pero no es lo único en cultura pop.

No, hay miles, este es el inicio

de aquí pues podemos por ejemplo irnos a unas dimensiones bíblicas.

Vale.

Nos vamos a Egipto y sus 10 famosísimas plagas

que esta sí que ha sido llevada al cine mil veces.

Las plagas bíblicas también las hemos visto en "Los 10 mandamientos"

Efectivamente, se han visto en un montón de películas,

incluso de dibujos animados, pero claro,

tú ponte en la situación de que de repente

empiece a llover fuego y granizo y de repente ranas y mosquitos,

ahora mismo sería un auténtico desastre.

¿Qué más plagas tienes o desastres?

Tenemos más colapsos y no siempre son naturales.

Nosotros, la humanidad, colapsamos muchísimas más veces.

Si no que se lo digan a Roma, la caída del gran imperio romano,

pues se estuvo gestando durante un siglo

y en unas dos décadas acabó.

O sea, 120 años...

Sí.

...es lo que más o menos los historiadores

identificáis como lo que dura la caída del Imperio Romano.

A ver, también es razonable, porque un gran imperio,

ni se construyó en dos días, ni tampoco se destruyó en dos,

entonces, pues oye, las cosas de palacio van despacio.

Es verdad. Más colapsos.

Pues desgraciadamente, los colapsos o desastres sanitarios

no es algo nuevo,

ya en el siglo XIV vino la gran pandemia de la humanidad,

la más grande de todos los tiempos que es la peste negra.

Devastó prácticamente Europa y Asia durante todo el siglo XIV

y ¿sabes cuánta gente murió?

Ni la menor idea.

Las cifras más optimistas hablan de 75 millones de personas,

y las pesimistas en 200 millones.

Bueno, en la película que me has traído hoy

has puesto a Sean Bean

que me parece poner a Sean Bean y la peste negra al mismo tiempo

es hilar bastante fino.

¿Qué más colapsos traes hoy Sara?

Esto de colapsar, ¿vale?, y esto de los grandes desastres

van cambiando en función del tiempo.

A medida que vamos avanzando en la historia

pues surgen nuevos avances y nuevos miedos

y entonces... imagínate que tu ordenador ¡eh! cobra inteligencia

y de repente entramos en esta batalla contra las máquinas

que tanta gente ha temido.

Efectivamente tenemos "Blade Runner", tenemos...

"Terminator" y "RoboCop".

RoboCop era bueno, ¡eh!

Esa es la cuestión, esto es lo que te vengo a plantear.

Si las máquinas se revelan contra nosotros,

si tu teléfono móvil de repente cobra vida,

qué crees, ¿que te ayudaría o que se te tiraría al cuello?

No lo sé, pero lo que más miedo me da es que cobra vida mi Thermomix.

Porque no quiero ni imaginarme lo que podría pasarle a mis lentejas

y a la pared de mi cocina.

¿Terminas con esto?

Voy a terminar con el final de los finales

que es... imagínate que estamos ya en un espacio ya postapocalíptico,

ya se ha acabado todo,

nos hemos cargado parece ser que el planeta,

porque si se acaba esto, muy probablemente sea culpa nuestra,

entonces ¿cómo te imaginas que estaría la Tierra?

Pues como en "Waterworld",

todo lleno de agua

y con mucho más pelo en la cabeza de Kevin Costner

del que hay en la realidad.

Yo me inclino más por un desierto terrible

antes que por una inundación gigantesca.

"Interstellar" además, particularmente

es la que a lo mejor se acerca más

a lo que tenemos que hacer en el futuro, que es marcharnos.

Por ahí están lanzando los cohetes, nunca mejor dicho

para intentar llegar a Marte.

Para huir de esta realidad tan terrible

como la que me has dejado aquí, Sara, de verdad,

¿no te da un poquitito de vergüenza?

La verdad que ninguna.

Pues muchísimas gracias, Sara Rubayo, la gata verde.

(Música)

Y vamos con el primer verdadero fluzo como siempre,

a lo largo del programa veremos cuatro anécdotas históricas,

aunque una de ellas es un fluzo, o sea no es auténtica, es falsa,

es como un duro de madera.

En casa tenéis que cazarla, atentos, porque al final os lo mostramos.

Isaac Newton, además de físico, matemático, inventor y alquimista,

fue un estudioso de la Teología.

Realmente la mayoría de sus escritos son religiosos

y uno de los temas de los que se ocupó fue el juicio final.

A partir de una serie de cálculos con cifras bíblicas,

predijo la fecha en la que se produciría el fin del mundo.

Y no hagáis planes a largo plazo porque señaló el año 2060.

¿Verdadero o fluzo?

Vamos a Portugal al 1 de noviembre de 1755,

porque ese día se produjo el gran terremoto de Lisboa,

fue absolutamente devastador.

El epicentro se localizó en el Océano Atlántico,

pero su fuerza terminó arrasando Lisboa,

a las sacudidas del seísmo le siguieron tres tsunamis

y un enorme incendio porque como era la festividad de Todos los Santos

las casas e iglesias estaban repletas de velas encendidas.

Murieron entre 60 y 100.000 personas,

está considerada la primera catástrofe moderna,

aunque los portugueses supieron reponerse y reconstruyeron la ciudad

lanzándola a la modernidad.

Hoy me temo que nuestro condensador de fluzo

nos va a llevar de catástrofe en catástrofe,

porque es el programa de hoy, los colapsos,

así que agarraos muy fuerte, a ver a qué catástrofe nos lleva esta vez.

Vamos a averiguarlo.

Saludos desde el año 79.

Año de grandes desastres, pero también de increíbles conquistas,

estrepitosas derrotas y prometedores nacimientos,

lo de siempre, vaya, a mí es que ya no me impresiona nada.

Ha fallecido el emperador romano Vespasiano

y me temo que la causa de su muerte no ha sido muy digna

para un emperador.

Diarrea.

Según Suetonio, en su lecho de muerte ha dicho:

Y no se equivoca.

Su hijo Tito lo sucederá y lo divinizará

aunque teniendo en cuenta la causa de su muerte, en Dios de qué.

En China ha nacido Zhan Heng

científico, astrónomo, artistas e inventor.

Vaya, el Leonardo da Vinci chino.

Aunque teniendo en cuenta que el genio del renacimiento

no nacerá hasta dentro de casi 1.400 años,

mejor diremos que Leonardo es el Zhan Heng italiano.

En su honor en el futuro bautizaréis un cráter de la Luna con su nombre,

que algo es algo.

Las campañas romanas en Britania continúan.

El general Cneo Julio Agrícola funda las ciudades

que conoceréis como Chester y Manchester,

pero fracasa en su intento de penetrar en Caledonia.

Alguien debería haberle dicho que en el futuro será conocida como Escocia

y que por allí no se andan con chiquitas.

Ha muerto Plinio El Viejo, a los 56 años,

el motivo de su muerte no os lo voy a contar yo,

pero os adelanto que las cosas por aquí

están a punto de ponerse muy calentitas.

Bienvenidos al año 79.

Plinio El Viejo murió entre otros muchos

víctima de un terrible desastre, uno de los más famosos de la antigüedad.

Es lo que viene a contarnos nuestro domador de caballos de cabecera

y romanista en sus ratos libres, Néstor Marqués.

(Música)

Néstor.

Salve, te digo lo primero.

Lo primerito.

Ahora sí.

¿Ya puedo hablar?

Cuéntame.

¿Qué nos traes hoy?

Vamos a hablar de un desastre bastante terrible,

que te va a sonar a ti y a todos,

porque es la erupción del monte Vesubio en el 79,

el año en el que nos ha dejado nuestro condensador de fluzo.

¿Quién no conoce la destrucción de esa ciudad de Pompeya

y de sus ciudadanos que se quedaron congelados en el tiempo.

Pero vamos a situarnos.

Estamos en la bahía de Nápoles, una zona opulenta y rica

en la que bueno, pues a los romanos les encantaba para veranear,

lo que pasa es que estaban a la sombra de un volcán,

el problema es que, ellos no sabían lo que era un volcán,

porque ni siquiera tenían un término para definirlo.

¿Ah, no?

No.

Era el monte Vesubio.

Era el monte, pero un volcán,

el concepto volcán no existe en la antigua Roma.

Y el Vesubio había dado algunas pistas de que aquello iba a petar,

como por ejemplo en el año 62,

hubo un gran terremoto que de hecho

en el momento en el que entra en erupción

todavía se estaban recuperando de ello,

y el caso es que el 24 de agosto de año 79,

más o menos a la una de la tarde, la hora séptima,

el Vesubio entró en erupción.

Gracias a la realidad aumentada, podemos ver ese momento

en el que una columna de humo de 15 kilómetros de altura

llega hasta la estratosfera y convierte el día en noche.

Piensa que había gente que creía ver gigantes entre el humo,

otros pensaban que los dioses estaban castigándoles

y hay otros muchos que directamente pensaban que ya no había dioses,

y que aquella era la larga noche eterna

de la que el mundo ya no iba a despertar nunca.

Pero, claro, ¿cómo sabemos todo esto?

Algo ha tenido que quedarnos de crónicas, supongo de la época.

Efectivamente.

Tenemos un testigo de excepción, Plinio el Joven,

el sobrino del gran naturalista Plinio el Viejo.

Que además era el almirante

de la flota imperial de Miseno

y que murió en el desastre.

Estamos hablando de un joven que muchos años después,

le contaría a su amigo, el historiador Tácito, en dos cartas,

todo lo que allí había ocurrido,

especialmente la historia de su tío,

y por suerte el contenido de esas cartas pues lo hemos conservado.

Y gracias a él también sabemos que la fuerza destructora de la erupción,

duró casi un día completo

y la verdad que mucha gente trató de huir,

pero hubo quienes se encerraron en sus casas

esperando que aquello pasara y ese fue el primer error,

porque piensa que todo ese material acabó por hacer colapsar los tejados

y o les mató o les condenó para siempre

a quedar enterrados allí.

Había gente que murió aplastada,

había otros que murieron todavía de formas más desastrosas

porque respiraron los gases nocivos del volcán

y directamente es que los pulmones se les solidificaron,

murieron asfixiados.

Y quienes todavía se habían salvado en aquel momento,

no lo llevaron mucho mejor,

porque aquella no era una erupción normal,

el Vesubio no estaba echando lava en un río lento y tranquilo

como suelen ser las erupciones

si no que esto era algo mucho más dañino.

Era lo que llamamos una erupción pliniana,

precisamente en honor de Plinio el Joven

que fue el primero en describir una.

Fíjate, porque en realidad aumentada podemos ver

las oleadas de flujo piroclástico bajando por la ladera del volcán

a más de 200 kilómetros por hora y 500 grados de temperatura.

La primera de ellas tuvo lugar durante la noche

y arrasó por completo una ciudad que hasta entonces se había salvado,

Herculano.

La ciudad quedó enterrada en segundos,

bajo 26 metros de escombros volcánicos.

¡Guau!

La línea de costa se llevó un kilómetros hacia el interior del mar,

y al amanecer, las ciudades de Pompeya, Estabia

y cientos y cientos de villas rurales y de ocio

corrieron la misma y desgraciada suerte.

Fíjate, solo en Pompeya se han encontrado más de 1.200 cuerpos,

aunque se piensa que realmente el número de víctimas

es muchísimo mayor, porque claro, no se ha escavado todo,

piensa en los caminos entre las ciudades

que tenían que estar llenos de gente que estaba huyendo despavorida

en plena oscuridad

y claro, la misión de rescate que envió el emperador Tito

acabó siendo simplemente

un reconocimiento del desastre terrible que había ocurrido

y bueno, pues las esperanzas de reconstruir las ciudades

se piraron totalmente.

¿Cuánta gente vivía en Pompeya?

Unas 20.000 personas tenemos en Pompeya,

unas 5.000 en Herculano

y muchas más repartidas por todo el territorio,

imagínate la cantidad de gente.

Sí, eran muchísima gente, no sabemos el número de víctimas,

ni cuánta gente de salvó,

hemos recuperado 1.200 cuerpos hasta ahora,

pero creo que vosotros los romanistas, los arqueólogos,

seguís descubriendo constantemente en esas ruinas,

o en los sitios prospectivos del desastre,

todavía hoy siguen apareciendo cuerpos, ¿no?

Efectivamente.

En las excavaciones seguimos encontrando día tras día

nuevos cuerpos como estos que estamos viendo.

Personas que se están tapando la cara con las manos

para intentar respirar

o incluso perros y esclavos que siguen atados todavía con cadenas.

Imagínatelo, que les habían atado allí sus amos

para que no pudieran huir.

Toda esta gente quedó olvidada durante más de 1.500 años.

Especialmente hasta el siglo XVIII,

el momento en el que un joven Carlos III, no sé si te suena...

Algo, sí.

...claro el que luego sería rey de España,

empezó las primeras excavaciones regladas

a través de una serie de túneles como este que estamos viendo aquí.

Pero esta es una historia que mejor, si te parece,

la vamos a ver en vídeo.

Venga, por favor, dale.

Pues dentro vídeo.

Era una tranquila mañana del año 79 en Pompeya,

cuando de pronto...

Un momento, ¿has oído eso?

Eh, no.

(Explosión)

Quedó sepultada por las cenizas y por la historia.

La ciudad romana permaneció oculta durante años, décadas y siglos

hasta que en 1738 un campesino le contó a Carlos III

que conocía un pozo del que salían estatuas y otros objetos

y así dieron con la ciudad de Herculano,

también enterrada por la erupción del Vesubio.

¡Yujuuu!

Estaban en racha, porque una década después se halló Pompeya.

En aquella época, la Campania,

región donde se encontraban estas poblaciones

pertenecía al reino de Nápoles,

cuyo rey era el futuro Carlos III de España,

quien con aire insigne se quitó el sombrero,

muy lentamente bajó de su caballo

y con voz profunda le dijo a su lacayo:

ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo, la ciudad de Pompeya.

No rima.

Y como Carlos III era un déspota ilustrado

y estaba muy interesado en la cultura, financió las excavaciones.

El rey puso al frente de los yacimientos

al ingeniero militar Roque Joaquín de Alcubierre.

Hasta entonces las prospecciones se hacían de forma poco científica,

estaban más interesados en hallar tesoros

que en el conocimiento del pasado,

en cambio Alcubierre tuvo en cuenta el contexto,

cartografió detalladamente las ciudades

y usó técnicas de minería para no dañar las estructuras.

Y gracias a su trabajo

se pudieron recuperar objetos de la vida cotidiana.

Obras de arte, viviendas, edificios, o restos orgánicos.

Carlos III solía visitar los yacimientos

y cuentan que en una ocasión paró unos días los trabajos

cuando se encontró una estatua erótica

del Dios Pan con una cabra.

Aunque los proyectos promocionados por Carlos III

también estuvieron rodeados de polémica.

Johann Winckelmann, padre de la arqueología...

Y de la historia del arte.

...y de la historia del arte, acusó de destrozar las ruinas

y de estar solo preocupados

por encontrar estatuas para embellecer el palacio del rey.

A Alcubierre le sustituyó el ingeniero suizo Karl Jakob Weber,

de Weber destacan los minuciosos dibujos

que realizó de los yacimientos,

gracias a ellos se publicó "Las antigüedades de Herculano expuestas",

un valiosísimo libro de varios volúmenes con grabados

donde se muestran los hallazgos de Herculano y Pompeya,

en definitiva con sus claroscuros,

la arqueología como disciplina nació con las excavaciones

que estos hombres emprendieron en Pompeya.

(Todos)¡Yujuuu!

Un momento ¿y el rey?

Ah, en 1759, le nombraron rey de España

y estaba muy ocupado tratando de ser el mejor alcalde de Madrid.

¿Tenéis ya el monumento que rimara con

"ahí está, ahí está, viendo pasar el tiempo"?

La puerta de Alcalá.

Como hemos visto en el vídeo,

le debemos el inicio de esas excavaciones,

de las ciudades de Pompeya, Herculano y Estabia, al rey Carlos III,

es que son verdaderas cápsulas en el tiempo.

Todavía conservamos sus casas decoradas, con objetos, con pinturas,

con esculturas, mosaicos...

y con representaciones numerosísimas de escenas mitológicas, eróticas,

o incluso muy comunes, como esta, de la casa del poeta Trágico de Pompeya

en la que un perro nos recibe con una advertencia en latín,

"cave canem", cuidado con el perro.

Eso no deja de ser una advertencia que sigue estando en muchas casas.

Efectivamente.

Hay una cosa que me flipa y es que muchas veces no pensamos

que cuando vosotros tenéis que buscar

las huellas de nuestro pasado,

tenéis que hacerlo muchos metros debajo de la tierra,

porque las ciudades se siguen construyendo encima de sí mismas,

y nosotros estamos literalmente encima de nuestra antigüedad.

Tú piensa, que a partir de la Edad Media,

se empezaron a construir por encima de lo que allí no había nada,

de esos restos, empezaron a construir pueblos.

Por ejemplo el pueblo de Resina que cuando se descubrió Herculano

se le volvió a cambiar el nombre

y hoy en día se vuelve a llamar Herculano.

Todo eso lo vemos por ejemplo en las calles que ya se han excavado,

tenemos las rodadas de los carros

que transportaban esas mercancías día a día.

Podemos ver al aire libre otra vez las termas,

en las que los hombres y mujeres se iban a bañar

y por supuesto los lupanares o prostíbulos

con sus pequeños cubículos

y esos camastros que eran duros como piedras.

Podemos ver por ejemplo también los llamados thermopolium

que son como pequeños bares o tabernas

en los que los romanos picaban algo a mediodía.

¿Recuerdas que al principio hablábamos

de la fecha de la erupción? ¿Te acuerdas cuál era?

¿24 de agosto?

Efectivamente.

Pero resulta que la arqueología cada vez más nos está diciendo,

que esa fecha no es correcta y que la erupción seguramente fue un 24,

pero no de agosto, sino de octubre.

Fíjate, hemos encontrado braseros en el centro de las habitaciones

para calentar las casas.

También frutos de otoño, alfombras,

la vendimia que ya estaba almacenada en grandes dolias,

e incluso una moneda que posiblemente esté acuñada

en septiembre del año 79,

todo esto hace imposible que la erupción fuera en el mes de agosto

y es que al final todos estos yacimientos

lo que hacen es esperar, pacientes,

a que nosotros como detectives del pasado

vayamos a descubrir su historia.

Esto fue una gigantesca desgracia en realidad,

pero para vosotros, los historiadores,

en realidad fue una bendición,

porque de alguna forma sirvió para conservar hasta el día de hoy,

toda esa pedazo de historia

que de otra forma no podríamos haber recuperado.

Efectivamente. Es historia en estado puro.

Estamos hablando de la historia de su destrucción,

del redescubrimiento y de su conservación

que es lo que a nosotros nos toca ahora.

Es algo maravilloso para los arqueólogos

y es que al final, tanto en la historia como en la vida,

lo más importante es no caer en los errores y las pistas falsas

que nos van dejando todos estos yacimientos que podemos encontrar,

y siempre tratarlos con el máximo rigor y máximo respeto

y un poquito de sentido común.

Muchísimas, gracias, Néstor Marqués.

Gracias.

(Música)

Curiosamente el día H, no tiene nada que ver

con la Segunda Guerra Mundial.

Fue uno de los desastres más curiosos de la historia.

Así es como se llamó en Suecia la fecha en la que todo el país

debía pasar de conducir por la izquierda a hacerlo por la derecha.

Fue el 3 de septiembre de 1967, exactamente a las 5 de la mañana.

A esa hora todo el tráfico del país cambió de sentido

y ya imaginaréis que fue un auténtico caos.

Hubo líos en las carreteras, atascos,

múltiples accidentes porque no es fácil transitar por el otro lado,

algo que sabe muy bien nuestro siguiente colaborador.

Javier Cansado.

(Música)

Ese Juan.

¡Jau!

¿De qué vienes a hablar hoy?

Has comentado lo de los coches de Suecia.

Sí.

Pues te voy a hablar de los coches en España,

y de ahí ya he sacado los y si...

los,...

Más de uno.

Plural, porque uno ya no me vale, no me sacia.

Venga, dale.

El primer automóvil matriculado en España fue en 1900, ¿vale?

El primer coche matriculado fue en 1900.

El primer código de la circulación es 1924,

por tanto, hay 24 años que no hay normas.

No hay normas.

Qué bonito.

Tú puedes ir por la derecha, por la izquierda, aparcar donde quieras,

había pocos coches, pero no había ninguna norma,

pero se circulaba como máximo a 15 kilómetros por hora.

Ahí viene los y si...

¿Y si la velocidad de los automóviles fuera 15 km/h?

No se pudiera pasar de 15 km/h.

Siempre.

Eso es, esa es la ucronía.

Y si fuéramos a 15 km/h everybody, everyday, every...

Everyone?

Y... otro y si...

¿Y si a día de hoy no hubiera código de circulación,

pudiéramos hacer lo que quisiéramos? ¿Qué te parece?

¿Sí o no?

Sí, vale, vale.

Primero ¿y si sólo pudiéramos ir a 15 km/h?

Si te atropella un coche que va a 15 km/h quizás te lo merecieras.

Quizás seas tú y no sea él. Seas tú.

O por ejemplo los viajes a 15 por hora, imagínate,

los viajes serían larguísimos.

Por ejemplo, te encuentras a un amigo en el coche,

¿dónde vas?

Me voy a pasar la Semana Santa a París.

¿La Semana Santa a París? Estamos en Navidad.

Por eso.

Por ejemplo las ambulancias,

las ambulancias, oye es urgente.

¿Es urgente o muy urgente?

Es muy urgente, entonces vamos andando.

(Risa)

Van con las parihuelas.

Por ejemplo, los ladrones, muy beneficiados,

los ladrones muy beneficiados,

estás robando, iiiiiih, viene la policía,

cuidado que viene la policía.

Como cuidado, hasta que vengan nos da tiempo a pillar.

Eso sería cómo funcionaría las cosas buenas y malas

del y si... funcionamos a 15 por hora.

A mí la que me gusta, la ucronía que me gusta

es la que te he planteado, la segunda,

no hay código de circulación, imagínate la vida, tío.

Vale.

Sales y la vida es un albur.

Imagínate, bicicletas por las aceras, imagínate lo que es eso.

Una bicicleta por una acera. No hay normas.

Nunca se ha visto una bicicleta... nunca.

Un patinete eléctrico aparcado donde quieras,

para que los invidentes se choquen, eso no se ha visto,

eso serían locuras.

Llegaría un momento que sería un Mad Max urbano.

Entonces la gente tiene que defenderse, lógicamente.

Lo que pasa es que hay una ambivalencia,

porque tú a veces eres peatón y a la vez tienes automóvil.

Sí.

O sea, estás en los dos bandos a la vez.

Sí.

Te vuelves loco. ¿Y los viajes?

Imagínate que te vas de viaje, vas sin normas

y vas causando el desastre por donde vas.

Pero déjame que te cuente lo mejor y lo peor,

porque tengo ganas de irme a casa ya, ¿vale?

Venga.

¿Qué sería lo mejor, obviamente,

lo mejor de esas dos glorias que hemos dicho?

Obviamente sería que Hitler no invade Polonia.

Es que es así, es obvio.

A 15 por hora, es que los paras así los carros de combate.

No te pide.

Los paras así.

Lo mejor es que Hitler no invade Polonia,

¿lo peor?

Sería que viviríamos en un mundo híper contaminado,

y si tú tienes un coche que va a 15 por hora,

tienes que hacer un motor poco eficiente.

En vez de un coche que te gaste 5 litros a los 100 kilómetros,

tienes que hacer uno que te gaste 30 litros a los 2 kilómetros,

algo que sea...

porque pobres petroleras,

tienen que vender sus productos también.

Como tú tienes que vender tus libros y yo vender mis espectáculos,

las petroleras tienen que vender petróleo.

Pues nada, vamos a hacerle un poquito más de caso a las petroleras

y vamos a ponerte un coche que va a ir a tu casa, pero va a ir a pilas.

Muchísimas gracias, Javier Cansado.

(Música)

La batalla de Ayacucho en 1824 fue el último gran combate

por las posesiones españolas en América.

Se libró entre los realistas y los independentistas.

Este desastre militar para España, condujo definitivamente

a la independencia de Sudamérica,

aunque España no aceptó la pérdida de aquellos territorios

hasta 12 años después.

¿Verdadero o fluzo?

Qué ganas tenía de decir esta frase en un programa de historia,

hablemos de milenarismo.

El milenarismo no va a llegar, lo siento, Arrabal,

porque siempre ha estado entre nosotros.

Esta corriente extendió el bulo del fin del mundo

y la llegada del reino de Dios, no solo en el año 1000,

si no en muchas otras fechas.

Por desgracia hay bulos que se instalan en la sociedad,

y son muy difíciles de contrarrestar.

Como el que nos va a contar nuestra catedrática de Historia,

María Jesús Cava.

(Música)

Hola, Juan.

¿Cómo estás María Jesús?

Pues muy bien.

Que ganas tenía, te lo juro, de decir,

el milenarismo va a llegar.

Al final no viene, ¿no?

No, bueno, no, es cíclico, pero no se ha ido todavía, lamentablemente.

Pero vamos a hablar de otra cosa,

vamos a hablar de un bulo en Historia interesante,

que es la Armada Invencible,

la mal llamada Armada Invencible.

Porque en este caso ni se llamó la Armada Invencible,

ni colapsó con el imperio español,

ni llegó a cumplir los objetivos previstos.

Primero de todo, España e Inglaterra están en guerra desde 1585

hasta 1604.

El objetivo de Felipe II es conseguir destronar a Isabel I,

se intenta primero casar con ella, pero no lo consigue.

No funciona.

No funciona. Entonces da la casualidad

de que el proyecto es un secreto a voces

porque están reuniendo una gran flota,

lo hacen durante casi 2 años,

entonces como es rey de Portugal, también,

Felipe II, el punto de partida va a ser Lisboa.

Bueno, en toda esa expedición enorme,

la heterogeneidad es un punto que en realidad contribuye también

al fracaso finalmente,

porque lo que no hay es una clara visión de estrategia marítima,

porque recae en Álvaro de Bazán, primero,

pero luego, el desencuentro con Felipe II

hace que finalmente sea el duque de Medina Sidonia,

el que comande,

pero el propio duque de Medina Sidonia

le explica a Felipe II, oiga, yo de estrategia marítima, bastante poco,

buen militar, pero bastante poco.

No es lo mismo combatir en el mar, que combatir en la tierra,

no se parecen absolutamente nada.

Nada, absolutamente. ¿Qué es lo que sucede?

Tiene un buen asesoramiento, porque están Martín de Bertendona,

está Recalde, está Oquendo, el donostiarra,

eeeh, también está Leiva, hay gente muy diversa,

porque en realidad la mal llamada Armada Invencible,

se compone de varias armadas.

Bueno, todos ellos caminando desde Lisboa, con un objetivo,

embarcar a los tercios de Flandes que comandaba Alejandro Farnesio

y que iban a ser los que iban a cumplir el objetivo,

de la invasión, para conseguir destronar a la reina.

Hay dos objetivos más que conviene subrayar

y que están detrás del proyecto.

Uno, tenían que yugular cualquier acción de la piratería inglesa

que ponía obstáculo, lógicamente, a todo el tránsito

de las expediciones marítimas españolas

con el imperio español en América,

hay un tercer objetivo que no puedo olvidar,

desmantelar la retaguardia de los rebeldes flamencos

que en este momento son levantiscos.

Bien, pues se pone en marcha esa enormísima armada,

donde ya digo, había de todo, pero desde Lisboa hasta La Coruña,

ya la cosa empieza rara, porque hay un gran temporal,

llegan sin agua, llegan sin vituallas,

tardan un mes en salir desde La Coruña

y entonces ya puestos en marcha hacia el Canal de la Mancha,

hay un momento donde cabe la posibilidad

de entrar en batalla directa, en combate directo,

en Plymouth y en la Isla de Wight,

pero las órdenes de Felipe II son; hay que embarcar a los tercios

y hay que invadir Londres.

Entonces la acción británica es la de hostigar en el mar a los españoles,

los españoles se ven obligados a fondear en Calais,

porque están esperando que Farnesio le responda

para embarcar a los tercios de Flandes,

pero eso se retrasa, hay una pésima coordinación,

y entonces los ingleses toman la iniciativa

y en Calais lo que hacen es literalmente enviar unos brulotes,

que son unos barcos cargados de explosivos incendiados.

Esos primeros barcos que atacan a la flota española,

consiguen dañar a un número de barcos reducido,

pero se produce ya un cierto desorden,

entonces, lo que decide el duque de Medina Sidonia,

es seguir ruta, pero ya se ven imposibilitados

de embarcar a los tercios de Flandes

y entonces se produce la única realmente batalla importante,

de combate directo entre los ingleses y los españoles,

en la batalla de Gravelinas.

A partir de ese momento, hay un cierto desorden

que lleva finalmente... porque la meteorología no acompaña,

los vientos del norte son fortísimos y entonces se decide

que como no se puede dar marcha atrás y retornar a España,

porque no pueden embarcar, insisto, a los tercios,

entonces el Canal de la Mancha está ocupado por los británicos,

y no tienen más remedio que retornar a la Península Ibérica

pero bordeando Escocia y la costa irlandesa,

y ahí es donde se produce el gran desastre.

Embarrancaron, estuvieron literalmente al albur del oleaje,

los náufragos llegan a las playas de las costas irlandesas

pero hay que decir que la hospitalidad irlandesa

no fue precisamente muy saludable.

Porque hay un punto que se identifica como el Spanish point,

que hay ahí una fosa común donde prácticamente se puede calcular

por estudios arqueológicos posteriores

que mueren como unos 300, 400 españoles ajusticiados.

Lo mismo pasó en Galway,

lo cierto es que, ¿cuántos retornan?

pues hay que decirlo claro, murieron, -se calcula entorno a unos 20.000-,

pero viene prácticamente dos tercios de la flota.

Es decir, se perdieron un tercio de los barcos, únicamente,

pero vuelven maltrechos.

Entiendo que vienen como medio rotos

pero la idea que nosotros tenemos en España

es que se acaba con toda la Armada.

No, por eso. Entre las conclusiones de todo este relato,

evidentemente fracasó el proyecto de la invasión

y fracasa en cierto modo también la monarquía de Felipe II

frente a la de Isabel I

porque ellos convierten todo este asunto en un hito nacional,

y lo que Felipe II sentenció con esa frase atinadísima

de "yo no mandé a mis naves a luchar contra los elementos"

es la pura realidad

pero lo que es evidente es que la propaganda británica

reconvierte todo ello de una forma que alimenta un mito nacional

sobre el que se sustenta incluso en la iconografía de la propia reina.

Ahí la ves con la mano sobre el globo terráqueo

como adueñándose de los imperios

que todavía quedaron en manos de los españoles durante muchas décadas,

y con la Armada Invencible a su espalda,

como demostrando que ellos habían sido los vencedores.

Es más, hay una famosísima soflama que ella dirige a sus soldados,

el 8 de agosto en concreto del año 1588,

que viene a decir eso de

"sé que soy una mujer frágil pero tengo el corazón y las entrañas

de un rey, del rey de Inglaterra".

Esa soflama tan peliculera, sí la dijo, es real,

pero no se había producido ninguna batalla,

ni tuvieron ocasión los soldados ingleses

de confrontar con los españoles.

Pero lo divertido no es ganar batallas,

lo divertido es contar que las has ganado,

sobre todo si te ha salido gratis.

Y esa es la fabulación y esa es la gran propaganda,

hasta el punto de que los libros de historia,

incluso de escolares británicos siguen alimentando todavía

un mito nacional que ha sido utilizado por cierto,

tanto por Churchill durante la Segunda Guerra Mundial,

como incluso durante la guerra de las Malvinas.

En este caso Felipe II no fracasó militarmente

porque no hubo ni vencedores ni vencidos

pero sí fracasó en el proyecto de la invasión

y desde luego se fracasó en cuanto que el orgullo británico se superpuso

a lo que en definitiva había sido el gran proyecto filipino.

¡Ay! Si ellos van todavía diciendo por ahí

que fueron los primeros en circunnavegar el globo ¡eh!

Es verdad, eso está en los libros de historia de los ingleses todavía.

No me extraña que le pusiéramos Pérfida Albión...

Totalmente.

...¿verdad? que está muy justificado.

Absolutamente.

Como justificada está, siempre que vienes tú,

tu presencia en este programa.

Muchísimas gracias. María Jesús Cava.

Gracias, Juan.

(Música)

Señores, ya no aguanto más, voy a serles franco,

estoy has los coj...

(Pitido)

de todos nosotros.

Estas palabras al parecer las pronunció Estanislao Figueras

para interrumpir un consejo de ministros en 1873.

Era el primer presidente de gobierno de la Primera República

y al día siguiente se fue a París.

Estanislao Figueras colapsó,

España estaba atravesando la tercera Guerra Carlista,

una crisis económica terrible a nivel internacional,

que se conoció como la gran depresión del 73,

con los independentistas cubanos liándola parda

al otro lado del océano,

los catalanes amagando con proclamar el Estado catalán

y también teníamos la amenaza de un posible golpe de estado.

Así que poco colapso tenía Estanislao.

No es nuestro caso,

porque a nosotros cada semana nos templa el ánimo, Miguel Iríbar.

(Música)

Miguel.

Juan.

Desastres hoy y apareces tú,

yo no quiero decir que correlación implique causalidad,

pero a lo mejor.

A lo mejor, no lo descartaría.

Vengo a hablar de desastres, por suerte no míos,

voy a hablar de desastres en la Península Ibérica, en España,

porque por aquí han pasado muchas culturas,

y cada una ha tenido su particular desastre.

De entrada los íberos ya tuvieron su pequeño desastre con los romanos

y llegaron atraídos por las materias primas que había en la Península

y claro, pues se comportaron como si estuvieran en un bufet libre,

claro, ya lo ibérico molaba entonces, y los romanos tampoco son tontos.

Ganan los romanos,

los romanos ganan pero tienen su pequeño desastre

porque empiezan las invasiones de los vándalos, de los alanos,

los romanos entonces piden ayuda a los visigodos,

que era como, bueno, venga...

los visigodos llegan como en plan, buen rollo, ayudamos

y con esto de que empiezan a ayudar están tres siglos,

o sea, el típico ejemplo de... te dan la mano y te agarran el imperio.

Fue un poco desastre.

Los visigodos tuvieron su propio desastre,

porque claro, de repente los musulmanes llegan,

estaba el rey Rodrigo ocupado,

que tenía que hacer sus cosas ese señor, estaba en el norte.

Se tuvo que cruzar toda la Península para llegar

hasta la batalla de Guadalete,

claro, no había AVE, ese señor estaba muy cansado cuando llegó

y le dieron la del pulpo.

Ay, pobrecito mío.

Hoy nos traes un vídeo.

Exacto.

Me he ido a Córdoba, yo pensaba que me mandaban a Córdoba pues no sé,

a tomar salmorejo o flamenquines, pero no, era para hacer un vídeo...

Nosotros también lo pensamos, no te creas.

Ya, ya, pero no me pude escapar, tuve que hacer un vídeo

que por suerte no ha quedado, en absoluto, desastre,

pero sí que habla de un colapso muy interesante,

te recomiendo que lo veas.

Por favor, ponlo.

Dentro vídeo.

Mi nombre es Miguel Iríbar y siempre llego tarde a todo.

Llego tarde a los sitios, llego tarde al trabajo

y acabo de empezar a ver "Juego de tronos".

Llego tarde incluso a contemplar la grandeza de una sociedad

como la que existió aquí, el califato de Córdoba.

Fue una de las mayores potencias de su tiempo,

un referente cultural y de pensamiento

en buena parte del mundo,

pero acabó colapsando, rompiéndose en mil pedazos,

bueno, pedazos o taifas.

Todo empezó con Abderramán I

que huyendo de una matanza que acabó con toda su familia,

llegó a la Península porque aquí tenía algunos contactos de confianza.

Y tan de confianza, porque en poco tiempo había reunido un ejército

y fundado el emirato independiente de Córdoba,

con amigos así, cualquiera.

Treinta años después de iniciar su mandato,

ordenó la construcción de la que sería

la segunda mayor mezquita del mundo, solo por detrás de La Meca.

La Mezquita de Córdoba.

Y casi 200 años más tarde, su descendiente, Abderramán III,

incorporó el poder religioso al político,

y lo convirtió en el deslumbrante califato de Córdoba.

Para entender la magnitud de su grandeza,

he quedado con Eduardo Manzano Moreno,

historiador medievalista

especializado en la historia de Al-Ándalus.

En el año 929 lo que hace Abderramán III

es que él decide entrar en ese juego

y proclamarse él mismo califa, por varias razones.

Primero porque él dice,

este es un título que ha correspondido a mis ancestros.

Al mismo tiempo eso lo hace en una situación

en la que la sociedad andalusí está muy islamizada

y por lo tanto en ese momento tiene mucho sentido proclamarse califa

con vistas puestas a volver a recuperar el liderazgo

sobre la comunidad musulmana,

que los ancestros de los califas omeyas,

que habían gobernado en Damasco

y que ahora se habían exiliado aquí en Córdoba, habían tenido.

¿Qué papel tenía la mezquita dentro del poder califal?

La mezquita es básicamente una muestra

de la islamización de la sociedad.

Desde la conquista árabe del siglo VIII,

hasta el siglo X, la población se ha ido islamizando,

hay un mayor número de musulmanes.

¿Qué relación mantenía el califato

con los reinos cristianos que estaban en la Península

y con otros reinos europeos?

Hay momentos de conflicto muy fuertes,

que se resuelven en campañas casi anuales, contra estos reinos,

y hay momentos en cambio de una mayor digamos paz.

El momento quizás más claro de relaciones pacíficas

es quizás la época de Al Hakam II

y la última parte del califato de Abderramán III

que es su padre,

y sin embargo el momento de mayor conflicto con los reinos cristianos

se produce cuando a la muerte de Al Hakam II

se hace con el poder Almanzor.

Entonces ¿por qué llega a colapsar el califato de Córdoba?

No hay una única razón por la que colapse, hay muchísimas razones.

Una de ellas quizás pueda ser el hecho de que la comunidad musulmana

está sometida de repente a una fortísima tensión,

que es que existen facciones distintas

que no logran ponerse de acuerdo.

En la Fitna, en la guerra civil, las disensiones son muy fuertes

y acaban generando conflictos armados.

Un baile de califas, de traiciones, se saqueos,

y al final como en todo baile que se precie,

alguien termina rompiendo algo.

En este caso la que según la leyenda era la ciudad más bella de occidente,

Medina Azahara.

En lo que queda de ella me espera Antonio Vallejo Triano,

arqueólogo y director del conjunto arqueológico de Medina Azahara.

Bueno, Antonio, ¿qué significado tiene Medina Azahara

en el contexto del califato de Córdoba?

Es un nuevo modelo de ciudad

que no existía con anterioridad en Al-Ándalus,

un nuevo modelo tanto por su monumentalidad

como por la arquitectura de sus edificios.

Se cree que de Medina Azahara solamente se ha excavado,

alrededor de un 10 % y que hará falta el trabajo de varias generaciones

hasta descubrirla del todo.

Además se sabe que existió una ciudad perdida,

una ciudad de la que todavía no se han encontrado sus ruinas,

que era Medina Alzahira.

Vamos, que el mundo está pidiendo a gritos

un Indiana Jones en Córdoba.

Medina Alzahira es la ciudad que construye Almanzor,

al este de Córdoba.

La fundó en el año 978

y en muy pocos años se traslada él con su familia,

traslada una buena parte del aparato administrativo,

que estaba residenciado aquí en Medina Azahara

y desde luego también traslada todo lo que sería el aparato ceremonial

y de representación política.

¿Cuántas cosas nos quedan todavía por descubrir del gran califato?

No conocemos bien como fueron esos inicios del califato,

cómo se produjo el proceso de decisión,

que hace pasar el emir Abderramán al califa Abderramán Al Nasir

y los años finales del califato, hasta la Fitna

también nos resultan bastante complejos.

Dicen que cuanto más alto subes más dura es la caída,

así que imaginaos hasta donde llegó el califato de Córdoba.

Todavía hoy sigue siendo uno de los mejores ejemplos

de cómo destrozar el trabajo de cientos de años

en solo unas pocas décadas.

Eso sí, solo haber contemplado ese espectáculo, ese colapso,

debió de haber sido espectacular.

Nueva York, verano de 1977,

un corte del suministro eléctrico deja sin servicio

a casi toda la ciudad.

El apagón provocó una oleada de desórdenes público y pillaje.

Al grito de "tonto el último"

se produjeron más de 1.000 saqueos en tiendas.

La policía detuvo alrededor de 3.000 personas,

las comisarías no daban abasto en lo que fue uno de los mayores arrestos

de la historia de la ciudad que nunca duerme,

y aquella noche, mucho menos.

¿Verdadero o fluzo?

No solo hay personas o sociedades que colapsan,

también lo hacen las estructuras.

Atención a este peligroso contoneo,

es el puente de Tacoma Narrows en el estado de Washington,

que empezó a construirse en 1938.

En aquel momento, este novedoso puente colgante,

era el tercero más largo del mundo

pero sus diseñadores no habían tenido en cuenta,

los efectos del viento de la zona,

lo cual por otro lado, es importante.

Bueno, como se vio, porque se inauguró en julio de 1940

y cuatro meses después llegó el desastre.

Afortunadamente no hubo víctimas.

Este fracaso al menos sirvió para avanzar en la investigación

en aerodinámica, y aeroelasticidad estructural,

lo que al tiempo permitió grandes construcciones.

Pero ¿sabéis por qué se cayó el puente de Tacoma Narrows? ¿No?

Porque estaba sometido a las leyes de la física,

como todo menos nuestro condensador de fluzo,

que se rige por sus propias normas.

A ver hasta qué desastre y hasta qué año nos lleva en esta ocasión.

Aquí 1431.

Este ha sido un año histórico, ¿aunque acaso no lo son todos?

Los ingleses han juzgado por herejía a una chica de 19 años

que igual os suena: Juana de Arco.

Tras un juicio tensísimo, ha sido declarada culpable

y la han quemado en la hoguera.

Dentro de 25 años se la exonerará de toda culpa

y dentro de casi 500, la Iglesia católica la hará santa.

A buenas horas, mangas verdes.

El Vlad II segundo ha sido admitido en la orden caballeresca del dragón

y ahora es conocido como Vlad Dracul.

¿Os suena de algo?

Pues no es él, es su padre.

El padre de Drácula, de tal palo, tal estaca para empalar a sus enemigos.

En la Península Ibérica, firmamos el Tratado de Medina del Campo,

para sellar la paz entre Castilla y Portugal.

Vuestras futuras vacaciones en el Algarve están a salvo.

De nada.

Enrique VI de Inglaterra,

ha sido coronado también, rey de Francia

en la Catedral de Notre Dame.

El problema de ser rey de dos de las principales potencias mundiales

con solo 9 años, es que a partir de ahí, todo es cuesta abajo.

Nezahualcoyotl ha sido coronado náhuatl

de la ciudad estado de Texcoco

después de derrotar junto con otras ciudades a los tepanecas

de la ciudad de Azcapotzalco.

Ya, pues imagínate yo, que lo he tenido que decir.

Hace tiempo que no nos llegan noticias del Imperio Jemer

en la península indochina,

así que mientras se deciden a dar señales de vida,...

Ahora me he quedado preocupado, ¿les habrá pasado algo?

...en fin, bienvenidos a 1431.

Vamos a descubrir qué pasó con el imperio Jemer,

nos lo cuenta nuestro historiador del arte y experto en patrimonio,

Miguel Ángel Cajigal "el barroquista".

(Música)

Imperio Jemer.

Jemer.

El Imperio Jemer nos trae una idea que nos parece imposible, ¿no?

como la sección... mira qué bien está hilado esto ¡eh!

Eres un genio.

No lo sabes tú bien.

¿A ti te parece posible, por ejemplo,

que el imperio que tiene la ciudad más grande del mundo,

desaparezca prácticamente sin dejar rastro?

O sea, así, placa...

A ver, exageramos un poquito en el placa,

pero que al final nos quedemos casi sin saber donde estaba el imperio,

sin saber dónde están los restos de ese imperio,

y que todo se lo trague la jungla.

Eso es lo que nos pasa con el Imperio Jemer.

Fíjate en lo que tenemos ahí.

Esto es Angkor Wat, que es la capital del Imperio Jemer

durante una parte bastante amplia.

Antes de empezar vamos a enfocar, a centrarnos,

¿dónde está exactamente el Imperio Jemer?

Así que te he traído un poquito de realidad aumentada

para que veas más o menos que encaja con la actual Camboya

y un poquito más ¿vale?

¿Un poquito de Vietnam, a lo mejor?

Un poquito de lo que estaba alrededor,

Laos, por aquí... ya sabemos que esto de las fronteras

cambia mucho con el paso del tiempo ¿no?

En esa zona se va a desarrollar un imperio muy potente,

a partir del siglo IX.

¿Y por qué un imperio tan potente nace de repente?

Creemos que por dos razones fundamentalmente.

La primera es que están en una zona de paso, de zona comercial,

esto es muy típico de muchos imperios,

y la segunda y más interesante es que estamos en una zona

climáticamente compleja. ¿Te suena el monzón?

Sí, claro.

Una de las zonas más húmedas del mundo,

así que cuanto los Jemer

consiguieron dominar de alguna manera esa climatología

se convirtieron en unos hachas del cultivo y de la agricultura.

Fíjate en la foto.

Eso es el centro de Angkor, de la capital,

y lo que ves en el medio es Angkor Wat,

el templo de la capital.

Ves que hay un estanque alrededor ¿no?

Un estanque potente.

Ese estanque no es solo ornamental, sirve para retener el agua,

parece una reserva de agua

y luego a través de millones y millones de canales

repartirla por el territorio,

entonces con todo esto,

al final se convirtieron en una potencia económica muy fuerte.

Es verdad que para dominar el crecimiento poblacional,

tienes que dominar el agua.

Exacto.

¿Qué más?

Fíjate lo que tenemos en el centro,

porque la naturaleza era muy importante para esta cultura,

incluso en la manera en la que construían.

Te he traído otra vez realidad aumentada

para que veas, ese templo de Angkor Wat,

que cuando se construye es el templo más grande del mundo,

se supone que sigue siendo el templo más grande del mundo,...

Estamos en el siglo IX, ¿no?

El templo ya se construyó en el XII, XIII, ya es más tardío,

pero aquí estábamos en Europa

construyendo catedrales románicas góticas...

Pequeñitas.

...y aquí estaban haciendo cosas mucho más grandes

y que recuerda mucho a la forma de una montaña.

Es un poco la idea de la montaña sagrada del hinduismo,

todo muy hilado, no es casual nada de lo que vemos.

Cuando este imperio florece

pues ya sabes lo que hacen cuando les va bien,

urbanizar.

Esta ciudad no es una casualidad,

es un lugar que busca captar población del territorio,

al mismo tiempo que la agricultura funcione bien,

porque el sistema de regadío estaba funcionando desde el centro

e irradiando un poco hacia el exterior,

y atraer población,

suponemos que superó el medio millón de personas...

Es mucho para el siglo XII.

Pero hay quien piensa que llegaron al millón,

estamos hablando de una ciudad que hoy día la jungla tapa mucho,

vemos solo el centro,

pero tiene más o menos el tamaño de Nueva York.

En extensión, entendemos.

En extensión.

Hay que empezar ya a respetar un poco al Imperio Jemer.

¿Cómo desaparece? ¿Cómo se la traga la jungla?

¿Qué puede ocurrir para que una ciudad tan boyante, de repente...?

Supongo que puede ser una invasión externa,...

Puede ser.

...puede ser una pandemia...

Podría ser.

...o puede ser que el comercio que había estado boyante

desaparezca y económicamente se hunda o una combinación de todo.

Una combinación de todo y te ha faltado un factor.

Factor que nos preocupa actualmente, el clima.

Si tú estás forzando la naturaleza,

para que la naturaleza funcione tan dopada,

vamos a decir que doparon la agricultura,

en cuanto haya un par de temporadas que las lluvias no se comporten igual

o haya una sequía o haya algún tipo de cambio en el clima,

eso puede ir en picado.

Creo que lo entendemos fácil.

Es cierto que eso despertó todos los demás problemas.

El comercio ya no iba tan bien,

las potencias cercanas empezaron a tener intereses

en quedarse con este territorio tan fértil,

y el resultado es lo que nosotros conocemos actualmente de Angkor Wat.

Las lianas, la vegetación creciendo por todas partes.

La ciudad es abandonada.

¿En qué año estamos, en qué siglo?

Se abandona hacia el siglo XV más o menos

aunque hay como oscilaciones,

en el siglo XV desaparece el Imperio Jemer,

y antes de desaparecer trasladan la capital

cerca de donde está la actual capital de Camboya, Nom Pen,

pero en el siglo XV ya no levantan cabeza

y de alguna manera se disuelve ese Imperio Jemer.

Es cierto que la ciudad nunca estuvo abandonada del todo,

aunque dejó de ser capital, los monjes budistas se quedaron allí,

prácticamente de manera indefinida, hasta casi el presente,

pero ya sabes lo que nos pasa a los europeos,

de repente llegamos por allí, sobre todo llegaron los franceses,

y hay un señor Henri Mouhot, un francés que lo tienes ahí,

que llega allí y actualmente se le considera el redescubridor

de Angkor Wat.

En realidad pasaron por allí misioneros portugueses, españoles,

e incluso gente de otras zonas de Asia peregrinaba al templo,

porque el templo tenía una importancia religiosa,

pero es cierto que él va a ser el gran popularizador de Angkor Wat,

a través de imágenes que se distribuyen por todo el mundo

y desde entonces esto ha sido un beat,

nos queda un poco lejos,

pero es uno de los sitios más visitados del mundo,

actualmente lo sigue siendo y por ahí pasaron pues Lara Croft,

en sus vídeo juegos y en sus películas

y es muy probable que esta idea del templo perdido

en medio de Asia, te traiga ideas de otra película.

Efectivamente, 1984, si no recuerdo mal,

"Indiana Jones y el templo maldito"

que es mi favorita de la saga.

Esto nos trae un poco una idea que nos tiene que hacer reflexionar.

Aunque nos parezca imposible que una ciudad tan próspera desaparezca

o quede sepultada por la naturaleza, tenemos que tenerlo muy presente.

Fíjate que está tan presente Angkor Wat actualmente,

incluso en el ideario colectivo de Asia,

que está en la bandera de Camboya, que es eso que tienes a la izquierda.

Desde que se redescubre o se recupera Angkor Wat,

ha sido siempre el símbolo de Camboya,

incluso durante los jemeres rojos, la dictadura de Pol Pot,

siguió estando en el centro de la bandera.

Y es un caso raro, porque no sé si te viene alguna otra bandera

que tenga un monumento en el centro.

En un país no, pero sí en una ciudad aquí en Madrid,

tenemos en el centro de la bandera de la ciudad,

tenemos el oso y el madroño, que es un monumento característico.

Con eso te ganas la cátedra de vexilología.

No sé lo que es la vexilología.

Ya lo mirarás en internet.

Mientras yo lo busco, tú te piras. ¿Te parece bien?

No me queda más remedio, tú mandas.

Muchísimas gracias, "el barroquista".

Chao.

(Música)

El Imperio Romano de Occidente sucumbía cuando su último emperador,

Juliano Cesárulo,

fue depuesto en el año 476 por Odoacro, rey de los hérulos.

Pero Cesárulo vio en una crisis, una oportunidad y se reinventó.

El antiguo emperador se hizo monje y durante sus últimos años de vida,

se dedicó a copiar manuscritos de autores como Aristóteles

con los años llegó a ser canonizado como San Juliano.

¿Verdadero o fluzo?

Es momento de conocer el dato erróneo

o lo que es lo mismo el fluzo de la semana.

Os recuerdo los cuatro.

2060 como el año que marcó Newton para el fin del mundo, ese es uno,

el desastre militar de Ayacucho, otro,

los desordenes público en Nueva York,

durante el apagón del 77, tres,

o Juliano Cesárulo, el último emperador romano de Occidente,

cuatro.

¿Habéis acertado el fluzo en casa?

Vamos a desvelarlo.

El fluzo es...

Juliano Cesárulo, el último emperador romano.

Lo cierto es que a quien se considera

el último emperador romano de Occidente,

es a Rómulo Augústulo.

Tenía solo 16 años, cuando en el año 476,

fue depuesto por Odoacro.

Se cree que este envió al joven con su familia, en Campania,

a partir de ese momento se pierde su rastro en la historia.

El final del Imperio Romano de Occidente, fue un gran desastre

y su último emperador desapareció sin dejar rastro.

Así que antes de que nuestras mentes colapsen

tras presenciar tanto desastre junto,

vamos a deleitarnos con el ilustrado filtro de Isaac Alcántara,

David Omar Sáez y Juan Jesús Botí,

tres historiadores conocidos, todos juntos,

como "at absurdo".

Este programa me ha dejado planchado.

Terremotos, epidemias, crisis...

¿Qué ha quedado del 29, por ejemplo?

Empieza en Nueva York y acaba afectando a todo el mundo.

Siempre pasa algo.

Mira esos pobres lisboetas en 1755, ¡boom, terremoto!

Terremoto, incendio y tres tsunamis, ni uno, ni dos, tres.

¡Boom!

Pero mira lo que pasa después, cuando llega el marqués de Pombal,

y de repente moderniza la ciudad.

¿Sabes quien no se modernizó?

Pompeya, porque tras la erupción del Vesubio, ahí está,

toda sepultada.

Mira Suecia en 1967,

dicen, venga, vamos a hacer las cosas bien,

y vamos a conducir por la derecha

y accidentes, atascos, se arma un pifostio.

Es que hasta los desastres típicos, son malos.

(Bocina)

Tú estás ahí arando el campo tranquilamente en Soria

y te reclaman para alistarte en la grande y felicísima Armada.

Para que naufrague al poco tiempo en las costas de Irlanda.

Luego pensad en lo siguiente, el milenarismo,

Todo el mundo diciendo,

se va a acabar el mundo, se va a acabar el mundo

y aquí seguimos.

El que no sigue aquí es el Imperio Jemer,

que te monta un imperio chulísimo y de repente, sequía, hambruna

y se va todo a la mierda.

Mira, ahora mismo la televisión en Nueva York, en 1977,

se te va la luz, apagón y ¡ale! a robar, a saquear, si es que...

Con vosotros no se puede discutir, así que paso, me piro.

Han colapsado imperios que parecían inquebrantables.

Han caído, personas poderosas

y se han derrumbado infraestructuras colosales.

Ojalá el ser humano, nunca se viera enfrentado a grandes desastres,

pero contra eso no podemos luchar, así que nos queda aprender de ellos

y ante lo inevitable solo podemos tratar de resurgir de las cenizas,

siendo un poquito más sabios.

Muchas gracias por acompañarnos hoy, nos vemos la semana que viene.

Ey, Juan, corre, mira, Lepanto.

¡Lepanto!

Te va a encantar porque escucha,

tienes el barco donde iba Cervantes, ¿qué te parece?

(Música)

Oye, estoy pensando que a lo mejor, una esquina coqueta

sí que me podías dejar, ¡eh!

Para el verano, digo, ¡eh!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • ¡Sociedades al borde del ataque de nervios!

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El condensador de fluzo - ¡Sociedades al borde del ataque de nervios!

18 mar 2021

El condensador de fluzo repasa las grandes catástrofes que han sacudido a la humanidad. Todas las culturas antiguas han colapsado. Grandes imperios que parecían eternos han desaparecido enterrados por la historia: hititas, aztecas, Roma... Las causas de sus finales han sido de lo más variadas: invasiones, crisis económicas, hambrunas, mala gestión... Juan Gómez-Jurado y su equipo repasan los desastres y caídas, en busca de las lecciones que nos han quedado de ellos.

ver más sobre "El condensador de fluzo - ¡Sociedades al borde del ataque de nervios!" ver menos sobre "El condensador de fluzo - ¡Sociedades al borde del ataque de nervios!"
Clips

Los últimos 131 programas de El condensador de fluzo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios