www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5816459
El condensador de fluzo - `¡Más de la mitad del mundo!¿ o `El papel de la mujer en la Historia¿  - ver ahora
Transcripción completa

Imaginad el interior de esta fábrica.

El ruido es atronador,

se respiran gases tóxicos

y las jornadas laborales son eternas.

Aquí dentro el peligro es constante porque se está fabricando armamento.

Un dato más: la mayoría de los trabajadores de esta fábrica

son mujeres,

mujeres jóvenes de clase baja

a las que se conoce como "munitionnettes".

Al estallar la Primera Guerra Mundial,

los hombres fueron reclutados para ir al frente,

pero en la retaguardia

las factorías debían seguir funcionando

para producir armamento y también munición.

Fueron las mujeres quienes cubrieron esos puestos de trabajo.

Era la primera vez que ellas se incorporaban en masa

al mundo laboral.

Y no solo se las requirió en fábricas:

las mujeres también entraron

en sectores como el financiero, el administrativo o el transporte.

Sin embargo, al acabar el conflicto,

los hombres regresaron a casa y muchas de ellas fueron despedidas.

Aunque ya no había marcha atrás.

Aquello había marcado un antes y un después.

Preparaos porque hoy, en "El condensador de fluzo",

"Más de la mitad del mundo

o el papel de la mujer en la historia".

(Música de cabecera)

Buenas noches.

Bienvenidas y bienvenidos a "El condensador de fluzo".

Seguramente sabéis que películas como "Peter Pan",

"Alicia en el país de las maravillas"

o "La Cenicienta" son de Walt Disney,

pero a lo mejor no sabéis que todas ellas surgieron

a partir de los conceptos artísticos de una mujer llamada Mary Blair.

Esta artista estadounidense

comenzó a trabajar en Disney en 1940.

Era un momento en el que la factoría

estaba completamente dominada por los llamados "nueve viejos",

el apodo con el que se conocía al equipo clásico de animación,

los que habían empezado con Walt desde el primer día.

Ella supo modernizar el arte de las producciones

con sus diseños atrevidos y coloristas,

muchos de ellos inspirados

en un viaje que hizo a Latinoamérica.

Hoy, la influencia de Mary Blair

sigue siendo enorme para dibujantes y artistas.

En 1991 recibió, a título póstumo, el premio Leyenda Disney,

el máximo galardón que entrega la compañía.

Pero si existiera el premio Leyenda al Condensador de Fluzo,

no dudo que la que se lo llevaría sería Sara Rubayo, La Gata Verde.

(Música)

Gata. Juan.

Hoy es el programa de mujeres. (ASIENTE)

Estoy perdidísimo.

Te juro que no tengo ni idea de por dónde quieres tirar.

Bueno, pues como hoy van a hablar mis compañeros y compañeras

de un montón de grandes mujeres de la historia,

yo voy a contarte cómo estas grandes mujeres

han servido de inspiración y sirven a día de hoy de inspiración

para las grandes divas del pop, así que vamos a empezar.

Y, como siempre, me gusta a mí empezar por el principio.

Vámonos a la Antigua Grecia.

¿Qué nos puede inspirar más que una diosa de la belleza?

Vale, tenemos aquí a la izquierda a la Venus de Milo en el "videowall"

y la segunda no sé quién es.

Pues es la Venus Calipigia,

que en griego, "Calipigia" significa la "Afrodita de Bellas Nalgas".

Obviamente, está girándose el torso para mirarse...

El culete. El pompis.

Oye, ¿"Calipigia" significa "de bellas nalgas"?

No, "Afrodita de Bellas Nalgas". Exacto.

Vale, vale.

¿Y no te parece que tiene además una pose supericónica

que además se ha reproducido hasta la saciedad

en nuestra gran cultura pop,

en concreto, en las alfombras rojas?

Acabo de entender que...

Vamos, me acabas de reventar la cabeza

porque entiendo, de repente,

qué es lo que nos estabas intentando transmitir,

que es como, digamos, como una representación icónica.

Eso es, y viene de atrás.

Yo no sabía que tenía tantos siglos de antigüedad.

Efectivamente, la Venus Calipigia es del siglo II antes de Cristo,

o sea que imagínate el plan. Vale, vale, vale.

Pues que sepas que la Venus Calipigia

se ha reproducido muchas veces a lo largo de la historia

porque es un icono, igual que la de Milo,

y por ejemplo tenemos, te he traído esta de aquí,

que ¿no la notas distinta?

¡Está vestida! Efectivamente.

Es que la censura, pues bueno,

ha hecho sus travesuras de vez en cuando,

y en el Barroco, François Barois la esculpió, esta copia,

en 1683 más o menos,

y la tuvo que vestir, claro.

Eso se llama, esa técnica de paños mojados,

lo que pretende es pues que la figura siga siendo

pues muy sensual y que se sienta, se presienta ese desnudo,

pero tapándolo para que no esté literalmente desnuda

para quitarle un poco de peso erótico.

Aunque no lo tengo claro, ¿eh?

No sé si vestida con los paños mojados

es más erótica que desnuda.

La censura a veces...

2200 años para que acabemos

en una alfombra roja de una peli de Marvel

con la misma postura del pasado.

Hoy en día lo conocemos como la pose de la Pataky,

que es la pose Calipigia,

a partir de ahora, todo el mundo pose Calipigia.

Pero bueno, vámonos ahora al plano terrenal,

como es, efectivamente, la emperatriz Teodora,

que estuvo casada con Justiniano,

y la cuestión es que ella era una actriz y bailarina callejera

de la que Justiniano se enamoró muchísimo

y entonces ella subió al poder, también como emperatriz,

y utilizó su poder para ayudar a las mujeres,

entre otras cosas, perseguir a los proxenetas.

A ver, pero esto que estamos viendo aquí,

este mosaico,

¿cómo demonios me lo identificas con la cultura pop?

Ah, pues porque tenemos a la reina del pop, Madonna,

que un día se vistió de Teodora haciéndole un tributo

en la Met Gala del 2018.

Qué bonito esto, ¿no?

O sea, de repente un reconocimiento

a una figura histórica que a lo mejor pueda ser inspiradora

y que se transforma de alguna forma...

Exacto, Madonna no da puntada sin hilo nunca

y entonces pues esta vez pues tampoco iba a ser menos.

Más ejemplos.

Pues vámonos a Francia a conocer a Juana de Arco,

que la conoce todo el mundo, obviamente,

esta campesina que con 13 años empezó a tener visiones

donde se le daban instrucciones para ayudar al rey Carlos VII

a echar a los ingleses de Francia

en el final de la Guerra de los Cien Años.

Con 19 años acabó en la hoguera

y su historia fue llevada al cine en 1928

por el gran cineasta Dreyer,

que hizo una película con una secuencia mítica

de un plano fijo muy cerrado de la cara de Juana

suplicando y llorando que por favor no la matasen

porque realmente lo que ella veía era real.

Bueno, pues la cuestión es que

esta imagen ha servido de inspiración después

para un gran videoclip de otra gran diva,

que es Miley Cyrus,

en su mítico videoclip de "Wrecking Ball".

Y ahora que me dices eso y viendo esta imagen de Dreyer,

no es la única,

porque también Sinéad O'Connor en "Nothing Compares 2U",

también tenía un plano muy parecido.

Vale, vale, ya entiendo por dónde nos estás llevando.

¿Tienes más ejemplos?

Tendría muchísimos más,

pero creo que hoy mis compañeros y compañeras

tienen historias fascinantes sobre grandes mujeres de la historia

y les voy a dar paso.

Bueno, pues les voy a dar paso yo, si no te importa,

que para eso me habéis encargado que presente este programa.

Lo que voy a hacer es despedirte a ti.

Venga, perfecto. Pero no sin antes decirte,

referencias de mujeres importantes que no nos falten,

y menos si saben tanto como tú.

Muchísimas gracias, Sara Rubayo, La Gata Verde.

(Música)

Nos toca jugar a "¿Verdadero o fluzo?".

Cuatro datos históricos que veremos a lo largo de todo el programa

de los que uno es falso,

o sea, un fluzo como una catedral.

En casa tendréis que cazarlo.

No vale mirar en Google, ¿eh?

Antes de irnos tenéis que pillarlo y luego al final lo desvelamos.

Vamos con el primero.

Hedy Lamarr,

además de una de las caras más famosas del Hollywood dorado,

fue una nadadora de alto nivel.

Entre película y película,

Lamarr tuvo tiempo de ganar una medalla de oro y otra de plata

en los Juegos Olímpicos de Londres de 1948.

Una lesión en el hombro la retiró de las piscinas,

pero no de la alfombra roja.

¿Verdadero o fluzo?

Mide 110 centímetros de altura, alrededor de 27 kilos de peso,

tiene unos 20 años y seguramente ha sido madre.

Os presento a Lucy.

Es el esqueleto más famoso del mundo.

O más bien el 40% del esqueleto más famoso del mundo.

Tiene más de tres millones de años

y es una "Australopithecus afarensis".

Sus restos están custodiados

en el Museo Nacional de Adís Abeba, en Etiopía,

y se llama Lucy porque el día en que la encontraron,

sus descubridores escucharon en la radio

"Lucy in the Sky with Diamonds", la canción de Los Beatles.

Lo que van a sonar ya

son los engranajes de nuestro condensador de fluzo,

que siempre nos lleva

a un momento muy especial de la historia.

Agarraos, que nos movemos.

Bienvenidos al 6000 antes de Cristo.

Estamos en el meollo del Neolítico.

Poco a poco, la ganadería y la agricultura

se van popularizando

y cada vez se estila menos eso de llegar a un sitio,

comerte todo lo que encuentras y salir pitando.

Como especie, estamos sentando la cabeza.

Uno de los primeros asentamientos estables

es el de Catalhöyük, en Anatolia,

que tiene entre 5000 y 10 000 habitantes.

Al final, la clave del sedentarismo

no va a ser el Neolítico, sino que hay ambientillo.

Cerca de Tiflis, en Georgia,

han empezado a experimentar con técnicas de fermentación

y fabrican su propio vino.

Bueno, vino...

A ver, que estamos en el Neolítico y más que vino debe ser...

Bueno, ya está.

La única pega es que todavía no hemos inventado

el queso para acompañarlo.

O a lo mejor es que lo hemos inventado

y nos comemos hasta las cortezas.

Pero el caso es que hasta dentro de unos cientos de años,

no os dejaremos restos para que los estudiéis.

El nivel del mar ha subido varios metros

en poco más de un siglo,

aunque no tanto como la ola que ha provocado

el deslizamiento de tierra del volcán Etna en Sicilia,

que es de nada menos que 50 metros.

Menos mal que estamos empezando con esto del sedentarismo

y todavía no tenemos casi nada construido

en primera línea de playa, que si no...

Por cierto, que las mujeres

ya llevan tiempo haciendo lo mismo que los hombres,

por si no lo sabíais.

Anda, pasad y os lo explicamos.

Bienvenidos al 6000 antes de Cristo.

Conozco a alguien que nos trae las últimas teorías

sobre el papel de las mujeres en las sociedades del pasado.

Es la prehistoriadora Marga Sánchez Romero.

(Música)

Hola, Juan.

Marga, ¿cómo estás? Muy bien.

Hoy nos vas a hablar de mujeres antes.

¿Cómo eran antes las mujeres?

Bueno, yo creo que podemos estar de acuerdo

en que las mujeres han estado poco presentes

en el discurso histórico.

No están en las clases que nos enseñan

ni están en los libros de texto

y casi casi tampoco aparecen en los museos,

y cuando lo hacen están, como tú bien dices,

muy estereotipadas.

Pero cuando miramos a la prehistoria,

esa asignación de lo que hacen o lo que han hecho

hombres y mujeres,

en la mayor parte de las ocasiones está basada en estereotipos

que no tienen base científica,

de manera que en muchas ocasiones,

cuando por ejemplo pensamos en viajes,

cuando pensamos en creación artística

o cuando pensamos en caza en la prehistoria

se nos vienen antes hombres que mujeres, ¿verdad?

Sí, claro.

La arqueología está empezando a desmentir estos supuestos

y te voy a poner tres ejemplos.

Vamos a empezar, por ejemplo, con el de la caza.

Aquí tienes un hallazgo que ha sido muy reciente,

se ha producido en los últimos meses,

que es el yacimiento de los Andes peruanos

de Wilamaya Patjxa.

Esta sepultura femenina con un ajuar

que tiene los útiles necesarios para la caza mayor.

Así que, primer supuesto, las mujeres no cazan, descartado.

Aquí tenemos la prueba.

Siempre se decía que eran sociedades de cazadores-recolectores,

ellos cazaban

y las mujeres recolectaban, ¿no?

Estaban en tareas un poquito menos peligrosas.

Esto nos demuestra, como digo,

que las mujeres también cazaban en las sociedades del pasado.

Bueno, vamos a hablar de viajes.

Mira, te presento a la mujer de Egtved.

Fíjate en la sepultura y el gran estado de conservación

ha permitido, como vamos a ver en la realidad aumentada,

que sepamos, por ejemplo,

que nació en algún punto del sur de Alemania,

probablemente la Selva Negra.

Eso lo sabemos por el análisis del primer premolar, ¿de acuerdo?

Luego sabemos por el análisis de otros restos orgánicos,

por ejemplo el pelo,

que en los últimos dos años de su vida

viajó de Alemania a Dinamarca al menos dos veces

y en Dinamarca fue donde murió finalmente.

Y bueno, pues aquí tienes algunas imágenes,

por ejemplo de la excavación, que es de 1921,

el pelo, tenía 23 centímetros de pelo se había conservado,

y fíjate la moda, muy a la moda.

Pero ahí hay una cosa más que yo deduzco también

sobre esta sepultura

y es que tenía que ser alguien de cierto poder

o de cierto nivel socioeconómico

porque bueno, se le ha enterrado con un ajuar

que entiendo yo que para la época era bastante significativo, ¿no?

Evidentemente fue una mujer con un cierto estatus.

Y además, fíjate, que la enterraran precisamente como dices,

con esa parafernalia, de esa manera,

refleja también que fue acogida por esa población nueva

de una manera muy normal,

que la acogieron rápidamente, sin ningún tipo de problema.

Bueno, pues el tercero de los casos que te quiero poner

es el que tiene que ver con la creación artística.

Bueno, el arte rupestre.

Sabemos que las mujeres

están representadas en el arte rupestre

desde hace mucho tiempo, fíjate en estas mujeres de El Cogul,

pero teníamos más dudas o había más dudas, yo no,

había más dudas sobre la autoría de esas pinturas rupestres.

Bueno, pues tenemos dos métodos distintos

para poder saber sexo y edad.

El primero son las huellas dactilares.

Ahora estamos pudiendo saber a través de la huella dactilar

el sexo y la edad de las autoras, en este caso,

porque hay autoras que son mujeres, de las pinturas rupestres.

Claro, pintaban con los dedos. Efectivamente.

Y hay veces, no siempre, que podemos reconocerlas.

La segunda de las metodologías

es a través de las huellas palmares.

Las huellas palmares, que aparecen en todo el mundo,

pero que, por ejemplo,

las que encontramos en el norte de la Península Ibérica

y en el sur de Francia, en las cuevas,

como Cueva de La Garma o la cueva de El Castillo

o Altamira

nos han enseñado que probablemente más del 60% de esas manos

sean manos de mujeres.

Hay hasta manos de bebés.

Ah, ¿sí? ¿Y cómo se hace ese reconocimiento?

¿Cuál es la distinción

entre una mano de un hombre y de una mujer?

Por la medición de la longitud de los distintos dedos,

en la ratio de cada uno de ellos.

Ah, la proporción,

que a lo mejor es distinta en hombres y en mujeres, ¿no?

De la distancia entre los dedos.

Y me has dicho el 60%, ¿no?

Más del 60% están documentados.

Y esto quiere decir que las mujeres

también eran artistas en la prehistoria, ¿no?

Por supuesto, porque el arte rupestre es una forma de comunicación

y participa toda la comunidad.

Pero fíjate, te voy a contar una anécdota.

Yo, cuando alguna vez en clase o en alguna conferencia

pongo esta imagen tan bonita de Arturo Asensio,

siempre hay alguien que me pregunta:

"Oye, ¿y tú cómo sabes que era una mujer

la que hizo las pinturas?".

¿Sabes lo que le contesto yo?

"¿Y tú cómo sabes que es un hombre?".

Ahí está, muy bien, Juan. Claro, es que es lo lógico.

¿Algún ejemplo más, artístico, de mujeres en la prehistoria?

Bueno, pues sí, porque, desde luego,

si hablamos de mujeres en la prehistoria,

digamos, la representación más famosa

son esas figurillas que empiezan a aparecer

en el Paleolítico

y que nos muestran una enorme diversidad de mujeres.

¿Quieres conocerlas? Sí, por favor.

Pues dentro vídeo.

El Paleolítico superior.

¡Qué tiempos!

Hace unos 35 000 años, el "Homo sapiens",

es decir, personas anatómicamente como las actuales,

ya se había establecido por Europa.

Estos grupos se dedicaron

a mejorar cada vez más sus herramientas de hueso y piedra,

a perfeccionar la caza y a hacer arte.

¿Arte? ¡Oh!

Me interesa para mi galería en el Village.

Sí, arte.

Y no solo pinturas rupestres.

Aquellas sociedades tallaban esculturas,

quizás las más antiguas hechas por el ser humano.

Son las conocidas como Venus del Paleolítico.

Perdón, el nombre "venus" no es correcto porque...

No puedo atenderle.

"Venus del Paleolítico" es el término genérico

con el que se engloban estas figuras.

Son de tamaño pequeño,

algunas con el vientre abultado,

la vulva, las mamas y las nalgas muy marcadas,

brazos con poca presencia,

los pies apenas se distinguen

y muchas no tienen cara.

Están talladas en materiales

como el hueso, el marfil, la piedra, la madera o el barro,

y se han encontrado desde los Pirineos Franceses

hasta las llanuras siberianas.

Algunos ejemplos son:

la Venus de Lespugue,

hecha de marfil,

más o menos 26 000 años de antigüedad;

la Venus de Dolní Vestonice,

hecha de terracota,

29 000 años de antigüedad más o menos;

la Venus de...

Un momento, esta no es ninguna venus,

es Robert Prosinecki en el Real Oviedo,

hecho de acero, 51 años de antigüedad,

pero no es de lo que estamos hablando.

Sigamos a lo nuestro:

la Dama de Brassempoy,

y la más famosa de todas las Venus del Paleolítico,

tallada en marfil hace 26 000 años.

Eh... Disculpe, debo insistir

en que el término "venus" es inadecuado, ya que...

Ahora no.

Y no podemos olvidar a la famosísima Venus de Willendorf.

Esta icónica figura de una mujer desnuda

mide 11 centímetros,

está hecha con piedra caliza y tiene alrededor de 25 000 años.

Fue hallada en 1908 cerca de Willendorf, Austria.

Existen varias teorías

sobre la función y significado de estas estatuillas:

culto a la fertilidad,

culto a la Madre Tierra,

amuletos transportables...

No es fácil de determinar.

Entre las últimas teorías, hay quien apunta

que podrían estar hechas por mujeres que se autorretrataban.

Este punto de vista explicaría las distorsiones del cuerpo

y que las estatuas no tengan cara.

Si se compara la perspectiva que tiene una mujer embarazada

de su propio cuerpo,

existen grandes coincidencias con el resultado de las venus.

Tengo que insistir en que decir "venus"...

¡Que ahora no!

Es preciso aclarar algo importante.

Dada su variedad tipológica,

es difícil que todas tengan un mismo significado.

Además, el término "venus" no es correcto.

Se bautizaron así

al creer que representaban un ideal de belleza prehistórica,

aunque esta idea ha sido rechazada.

Cuando se descubrió la primera,

la del yacimiento de Lauregie Basse,

en 1864,

a los arqueólogos les recordó a una Venus Púdica,

un tipo de esculturas clásicas

que representan a la diosa Venus cubriéndose el pubis y los pechos,

y como la venus encontrada no se cubría,

la llamaron la Venus Impúdica,

y así hizo fortuna este término poco adecuado para designar un arte

que refleja la importancia de la mujer

en el Paleolítico superior.

Por cierto, ¿quería usted decir algo?

Ya no.

-Como hemos visto en el vídeo,

estas figurillas que hemos llamado venus,

y de manera, realmente, bastante incorrecta,

representan una enorme variedad de mujer.

Pero ahora quiero hablarte de otra cuestión,

quiero hablarte de la vida cotidiana,

quiero hablarte de lo que hoy denominamos trabajos domésticos

y en la prehistoria, en la arqueología,

denominamos actividades de mantenimiento.

O trabajo, sin más.

Efectivamente, las actividades de mantenimiento

son esas que tienen que ver

con la preparación y el consumo de alimentos,

con la gestación, con la crianza,

con la higiene, con la socialización,

pero que hemos de reconocer

que la historia no ha valorado en su justo valor.

Te voy a poner un par de ejemplos.

Mira, este es un ejemplo de cuidados.

Esta es la necrópolis megalítica de Panoría, en Granada,

y aquí en el centro tienes un húmero que ha sufrido un fuerte traumatismo

y que muestra los procesos de salación, ¿vale?

Se ha curado.

Bueno, pues hace falta mucho cuidado y mucha atención

y mucho conocimiento

para ser capaces de que esta persona,

este individuo adulto,

sobreviviera y pudiera seguir haciendo su vida normal.

Eso sí, como ves, el cuidado y la solidaridad

pues tampoco están muy valorados a lo largo de la historia.

Te voy a poner otro ejemplo.

¿Sabes lo que son estos? No tengo ni idea.

Pues mira, son biberones. (RÍE)

Que demuestran

que las criaturas durante la prehistoria

bebían leche de animales domésticos.

Es muy importante esto porque claro, ten en cuenta que el destete

es una época bastante difícil para estos niños y niñas.

¿Por qué?

Porque pasan de la alimentación materna,

de la leche materna, a la alimentación adulta,

y en ese proceso pueden contraer enfermedades, alergias,

distintas formas de infección,

por preparar con alimentos que no son muy higiénicos,

y sabemos, gracias a los estudios de isótopos,

que normalmente empiezan a destetarse al año de existencia

y, bueno, pues es un proceso que dura varios años.

Como ves, Juan,

esa división sexual del trabajo que tenemos tan clara en la cabeza

no tiene por qué haber funcionado igual

en todas partes del mundo en cualquier periodo histórico.

Es probable que en un principio

la división sexual en el trabajo estuviera más limitada

y que empezara a fortalecerse, a ser más importante,

a partir de la sedentarización y de otras formas de producción,

pero reconóceme

que narrar la historia,

narrar la prehistoria,

contando con todos los miembros del grupo

no solo es más riguroso, sino además mucho más divertido.

Pues muchas gracias

por habernos abierto otro poquito más los ojos.

Muchas gracias, Juan.

Muchas gracias, Marga Sánchez Romero.

(Música)

Fijaos en esta mujer.

Su nombre es Sirimavo Bandaranaike,

o como la apodaron sus detractores, "la viuda llorona".

Fue la primera mujer de la historia en presidir un gobierno.

Lo hizo en 1960 en Ceilán.

Un gobierno democrático, se entiende, ¿eh?

Bueno, ella llegó al poder

cuando un monje budista asesinó a su marido,

que era el primer ministro.

Desde aquel momento, aunque de forma intermitente,

ostentó el cargo durante décadas

y no titubeó en romper lazos por ejemplo con Reino Unido

o cambiar de nombre al país por Sri Lanka,

y dilató su carrera política, llena de luces y de sombras,

hasta prácticamente su fallecimiento en el año 2000.

En cambio,

si hay alguien que sabemos muy seguro

que no nos gustaría nunca que gobernase este país

es nuestro siguiente colaborador, Javier Cansado.

(Música)

¡Ay!

Te has acercado a mí, te diré, con una cierta reticencia.

¿Eso es bueno o es malo?

En los metros finales.

Te has sentido a lo mejor...

Por favor, Juan, vamos a la sección de hoy.

Vamos a mi ucronía.

Javier Cansado,

¿qué ucronía me traes hoy?

Vale, es una cosa difícil de enunciar,

va a ser difícil de explicar para mí.

O sea, una cosa normal sería fácil de explicar,

pero hoy va a ser difícil, vamos a ver.

Fíjate en el enunciado, ¿vale?

¿Y si, y si

los acontecimientos que les sucedieron a algunas mujeres

no les hubieren sucedido?

¿Hubieran o hubiesen sucedido es lo que querías decir?

Imagina por un momento que Juana la Loca no lo es,

no es tal, no se le considera tal,

no lo está y reina, ¿vale?

Sí.

Y entonces Fernando se queda en Aragón

y Castilla se alía con Portugal.

¿Pues sabes qué? ¿Sabes lo que pasaría?

Que tú y yo seríamos riquísimos.

¿Por qué?

Porque nosotros con Portugal, que éramos navegantes de narices,

hubiéramos... El mundo entero para nosotros.

Hubiera sido nuestro cortijo.

Y todas las guerras... De España.

De España, que sería de Aragón, con lo cual nosotros...

Nosotros a...

Chocolate.

A troche y moche

y nada de guerras ni de Felipe II ni de picas en Flandes ni historias.

Nada. Demos un paso más allá.

¿Qué hubiera pasado si Fernando VII

no promulga la Pragmática Sanción?

¿Sabes lo que es la Pragmática Sanción?

Pues que no hubiera gobernado Isabel II

y seríamos un país, desde mi punto de vista,

más conservador.

Más conservador.

¿Vale? Eso sería un cambio radical.

Sigamos adelante. Venga, más.

Vamos a Rosa Parks.

Sube al autobús

y entonces sabes que estaba segregado,

en Estados Unidos estaban segregados los autobuses,

iban detrás los de raza negra

y delante, los de raza blanca, ¿vale?

Hay un señor de raza blanca que está delante y le dice:

"Jefa, siéntese aquí".

No hubiera pasado nada.

Claro. No hubiera pasado nada.

Porque es importante el conflicto

para que se desarrolle la heroicidad.

Eso es.

Ese conflicto lo recoge Martin Luther King

y lo lleva hasta el paroxismo, ¿vale?

O sea, ese incidente lo lleva hasta el paroxismo.

Es un incidente menor, pero a cambio

crea una corriente de reivindicación muy grande.

Javier Cansado, ¿alguna ucronía más?

La última te dejo, venga.

Maria "Sklovodna".

No sé quién es Maria "Sklovodna".

Estoy diciéndolo obviamente de memoria,

Maria "Sklovodna".

A lo mejor no es exactamente Maria "Sklovodna",

pero va por ahí.

¿Quién es Maria "Sklovodna"? Madame Curie.

Ah, Madame Curie. O sea, Marie Curie, ¿vale?

Madame Curie, Marie Curie,

Maria "Sklovodna".

Si no se hubiera casado con el señor Curie,

no se hubiera nacionalizado francesa, seguiría siendo polaca,

descubriría el radio y todo lo demás,

pero claro, ya no sería Madame Curie,

sería Madame "Sklovo...".

Imposible, no hubiera pasado a la historia,

"Sklov...", con ese apellido no...

Maria "Sklovodna" no...

No puede pasar, todos los niños...

Los niños pequeños no saben decir Maria "Sklovodna".

Vale, lo mejor y lo peor de estas ucronías tuyas,

si quieres hacernos como una especie de colofón final.

Bueno, yo creo que lo mejor es que es una cosa absolutamente,

que es, está claro, ensalzar la labor de las mujeres en la historia,

que están un poquito solapadas, digamos,

pero se ve, con mis ucronías, se ve que han sido importantísimas.

¿Y qué es lo peor?

Lo peor de esta ucronía

es que Hitler hubiera invadido Polonia igual,

porque claro, no influye.

Claro, porque no es una mujer. No influye.

Pues tienes toda la razón.

¡Muchísimas gracias, Javier Cansado!

(Música)

Cixí pasó de nacer

en uno de los clanes manchú de menos prestigio

a dirigir el destino de China durante casi 50 años,

que ya son trienios cotizados.

Cixí se convirtió en consorte del rango más bajo

del emperador Xianfeng.

Con el tiempo, fue escalando posiciones

hasta que en 1861,

tras quedarse viuda del emperador,

se convirtió en la emperatriz regente

y ya no soltó el poder.

Gobernó "de facto" el Imperio chino hasta que murió en 1908.

¿Verdadero o fluzo?

La denominada caza de brujas

se produjo entre los siglos XV y XVIII.

La mayoría de las víctimas fueron mujeres,

muchas de ellas viudas y solteras,

normalmente de estratos sociales bajos

y que practicaban la medicina o incluso que elaboraban remedios.

Nadie las vio volar con una escoba ni hacer conjuros,

pero se las acusó de brujería y de aliarse con el diablo.

Los últimos estudios

calculan que se produjeron entre 40 000 y 60 000 ejecuciones,

normalmente en la hoguera o en la horca.

Fue uno de los bulos

más grandes y sangrientos de la historia.

Y de bulos históricos,

quien más sabe es nuestro siguiente colaborador,

el arqueólogo y divulgador Néstor Marqués.

(Música)

"Salve". "Salve", Juan.

(RÍEN)

Hoy me lo he sabido.

Me resulta un poquito raro

encontrarte a ti hoy en "'Fake news' históricas".

¿Ves? Eso estaba pensando yo.

No he estado en esta sección,

pero me hace especial ilusión estar en ella

porque yo siempre estoy al pie del cañón

con las "fake news" de la Antigua Roma.

No hay que dejar pasar ni un solo bulo.

Y hoy, precisamente por eso, te vengo a hablar

de una mujer que tiene una historia

bastante llena de bulos históricos.

Una mujer, además, de las más famosas del mundo antiguo.

¿Quieres saber ya de quién se trata?

Por favor, si no te importa.

Pues nada más y nada menos que de Cleopatra,

la reina de Egipto entre los años 51 y 30 antes de Cristo,

y, de hecho, la última reina de Egipto.

Porque al final,

lo que sabemos de Cleopatra a través de la historia

es que era toda una "femme fatale", ¿no?

Una embaucadora de hombres,

y esto tiene bastante de bulo, vas a ver.

Cleopatra sedujo, primero de todos, a Julio César,

que llegaron hasta a tener un hijo,

que le llamaron, o la gente le llamaba, Cesarión,

pero César nunca le reconoció oficialmente.

Y como bien sabrás, César fue asesinado

en las idus de marzo del año 44 antes de Cristo,

¿y en quién crees que se fijó Cleopatra

después de César?

Marco Antonio. Efectivamente.

El que había sido la mano derecha de César.

Y con él tuvo no uno, sino tres hijos,

o sea, que imagínate.

Y la cosa se iba a poner bastante mala con este tema

porque Marco Antonio

estaba en esos momentos inmerso en una lucha política

con Octaviano, el futuro emperador Augusto,

este sí, el primer emperador de Roma,

y Octaviano otra cosa no,

pero de bulos históricos

y de propaganda política

sabía un rato.

Baste decir que la relación entre Cleopatra y Antonio

era todo un filón propagandístico.

Claro, porque de alguna forma,

a ver, no dejaba de ser

una gobernante de un país

que era aliado a ratos, enemigo otros ratos.

Sí.

Bueno, pues era bastante fácil, de alguna forma,

echarles, digamos, "fake news" encima.

Efectivamente.

Estaba la cosa bastante complicada, sinceramente,

porque claro, Octaviano lo que hacía

era echar esa propaganda en contra de Antonio,

y es que Antonio tampoco se lo puso muy difícil,

porque fíjate que oficialmente él estaba casado en Roma

con la hermana del propio Octaviano,

y mientras tanto se estaba paseando por Alejandría

de la mano con Cleopatra, o sea que imagínate.

Encima eran cuñados Octaviano y Marco Antonio.

Claro, si allí todos eran familia al final.

Era un deshonor terrible.

Todo mal. Claro.

Octaviano aprovechó para hacer una guerra.

En realidad era una guerra civil,

pero se vendió de forma muy inteligente

como una guerra contra una enemiga extranjera:

Cleopatra.

De hecho, a Marco Antonio le ofrecieron el perdón total

si volvía arrepentido a Roma.

A ver, que era mentira,

pero es que tampoco nadie esperaba

que Antonio fuera a aceptar la oferta, claro.

Claro, era un poco: "Vente, vente, Marco Antonio,

que no pasa nada,

que seguro que no te ajusticiamos un poquito".

Efectivamente.

¿Marco Antonio picó o no picó?

No, no picó.

Se enfrentaron en combate en la batalla de Actium

y después en Alejandría

y Octaviano venció a Cleopatra y a Marco Antonio.

De hecho, Marco Antonio se suicidó

pensando que Cleopatra también lo había hecho

y esto es una historia un poco a lo "Romeo y Julieta"

porque Cleopatra estaba viva, no se había suicidado,

y al final Marco Antonio murió en brazos de la reina egipcia.

Claro, imagínate.

Octaviano es el nuevo dueño de Egipto,

Cleopatra es su prisionera

y la iba a hacer desfilar en la procesión triunfal en Roma,

y esto es algo que ella no podía permitir,

y entonces al primer descuido se suicidó.

¿Recuerdas cómo se suicidó Cleopatra?

Recuerdo una áspid, una serpiente.

Exacto. Se dejó morder por una serpiente.

Efectivamente, vemos un montón de representaciones

que nos muestran esta escena,

que en realidad es bastante leyenda,

porque las fuentes clásicas nos dejan claro

que nadie sabe realmente cómo se suicidó

porque había varias opciones.

Una de ellas es esta,

otra es que tenía una aguja de pelo hueca con veneno dentro

y que se la clavó.

En fin, hay cosas en la historia que tenemos que resignarnos,

porque seguramente nunca las vamos a conocer,

como por ejemplo también el aspecto que tenía Cleopatra,

que no lo hemos hablado todavía.

Porque imagínate,

si hacemos caso al cine,

Cleopatra tiene la cara de... Elizabeth Taylor.

La película que casi hunde una productora ella sola,

esa película de cinco horas

que costó una auténtica salvajada, una millonada de la época.

Y que seguramente está llena de bulos históricos.

Muy probablemente. Imagínate.

Muy probablemente, pero bueno,

me voy a quedar con Elizabeth Taylor.

Tenemos una versión del cine mudo de principios de siglo,

pero no sabemos cómo era Cleopatra.

No, y lo que sí que sabemos es que realmente su belleza

no debía ser tan canónica como la estamos viendo aquí.

La mejor representación de Cleopatra que conservamos es una moneda,

este denario en el que la vemos junto a Marco Antonio

y en el que se identifica

el único rasgo que de ella tenemos seguro:

que tenía la nariz aguileña.

Esto es lo único que sabemos,

porque, efectivamente, hay otras representaciones de Cleopatra,

pero seguramente son más tardías y están idealizadas, normalmente.

El caso es que Cleopatra

podía ser rubia, morena o hasta pelirroja,

pero fíjate,

qué más dará cómo fuera Cleopatra

si lo importante es que fue una mujer

que estudió la literatura y la lengua griega,

porque ella era griega,

aunque muchas veces la representemos a la egipcia,

que era toda una erudita

y que esa erudición y ese carisma

era lo que realmente la hacían atractiva.

Porque no era otra Helena de Troya

a la que solo se idolatraba por su belleza,

sino que era una mujer, como digo, poderosa

que siempre hizo lo mejor para su pueblo

y que consiguió todo lo que se propuso,

incluso en su muerte

para no ser esclavizada por un hombre en Roma.

Al final pienso

que más allá de las "fake news" y de los bulos históricos,

esta es la mejor forma de conocer a la verdadera Cleopatra.

Al menos esa pequeñita parte

que la historia nos ha dejado conocer.

Es verdad que de Helena de Troya

se decía que era un rostro capaz de hacer botar mil barcos.

Así es.

A mí me parece que por un rostro no boto mil barcos,

pero por una mente como la de Cleopatra o como la tuya,

que era una estudiosa, una erudita de la historia,

por eso como mínimo ponemos un coche, ¿te parece?

Claro que sí, genial.

Pues muchos más coches tendremos que poner

para que vengas a este programa.

¡Gracias, Néstor Marqués! "Bene vale".

(Música)

Un día cogió un lápiz para elaborar un diccionario.

Esto es un boli, pero da igual, me entendéis.

Pensó que sería un proyecto que le llevaría unos pocos meses,

le ocupó 15 años.

Estoy hablando, por supuesto, de María Moliner,

la autora del célebre diccionario de uso de la lengua española

que lleva su nombre,

y esta bibliotecaria y lexicógrafa

llevó a cabo ella sola, completamente sola,

un descomunal trabajo que refrescó y actualizó el español.

En 1966 publicó el primer tomo de un diccionario

que también contenía sinónimos,

frases hechas y familias de palabras.

La RAE, por desgracia, rechazó su candidatura en 1972,

pero a ella no le importó,

porque María Moliner era una guerrera solitaria.

Veamos de qué otras guerreras ha venido a hablarnos hoy

el también muy levantisco Miguel Iríbar.

(Música)

Levantisco, Miguel, buenas noches.

Levantisco no, no es para tanto.

No es para tanto, ¿no?

A lo mejor levantisco es por el pelo.

Rumores. Exacto, será por el pelo.

Porque, además, yo creo que tú eres el único ser humano

que se baja el pelo para que le quede así.

Puede ser.

¿De qué vienes a hablarnos hoy, Miguel?

Vengo a hablarte de mujeres guerreras en España.

Tres casitos, tres ejemplos que me gustan especialmente.

Agustina de Aragón sería la primera. Vale.

Agustina de Aragón,

ya sabemos, Guerra de la Independencia,

asedio a Zaragoza,

lucha contra los franceses.

En la Puerta del Portillo, Agustina de Aragón

se lía a cañonazos contra los franceses.

Debió acertar muchísimo,

porque a partir de entonces se ganó el apodo de "La Artillera".

Con 22 años, eso es lo que me flipa, con 22 años ya eres "La Artillera".

O sea, yo con 40 me fui a la Feria de Sevilla

y con una escopeta de feria

le di al perrito piloto de la caseta de al lado.

Me apodaron "Trabuquito de Triana".

Bueno...

Segundo caso: Catalina de Erauso, ¿vale?

Esta mujer, también conocida como Francisco de Loyola,

porque bueno, la historia es peculiar.

Es una chica que se crio en un convento.

A los 15 años se salió del convento, por lo que sea pues no era lo suyo,

se vistió ya de hombre para toda la vida,

se hizo llamar Francisco de Loyola

y Francisco de Loyola fue mujeriego, pendenciero,

un espadachín muy hábil.

Posteriormente, después de su muerte, la llamaron la Monja Alférez.

Me parece un nombre como muy bonito.

Precioso para alguien

que no ha parado de batirse en duelo y ser mujeriego.

O sea, quiero decir, o eres alférez o eres monja,

las dos cosas a la vez no pueden ser.

Yo la veo para película de X-Men ibérica:

Magneto, Mística

y el que lo revienta todo es la Monja Alférez, lo veo bien.

¿Tienes un problema? La Monja Alférez.

Me gusta mucho, sí.

¿Si necesitas que alguien te saque las castañas del fuego

con estas personas que te están molestando?

La Monja Alférez. Correcto.

Llevas dos, dos mujeres guerreras. Llevo dos.

No quería dejar la oportunidad de hablar de María Pita.

Coruñesa. Coruñesa, efectivamente.

Estaba en A Coruña,

estaba atacando la Armada Invencible británica

y de repente, aprovechando un hueco entre la multitud,

agarró una lanza

y atravesó al líder de los ingleses en ese ataque.

O sea, esta mujer no sé si tiene mote,

pero desde luego tuvo mucha puntería.

Lo que tiene es plaza en Coruña,

bueno, y en muchas ciudades de Galicia,

y muy merecida.

¿Pero qué es lo que traes hoy?

Vengo a hablarte de mujeres guerreras en España.

No exactamente guerreras de armas,

pero sí fueron bastante guerreras

con la pluma, con el pincel, con su arte, con su inteligencia.

Fueron mujeres muy importantes

para ir cambiando poco a poco el papel de la mujer en el siglo XX.

¿Lo puedo ver? Venga.

Dentro vídeo.

"Mi nombre es Miguel Iríbar

y siempre he querido quitarme el sombrero ante alguien".

"Pero quitármelo de verdad, nada de metáforas,

así que me he agenciado este, que milagrosamente es de mi talla,

y voy a descubrirme ante un grupo de mujeres

que también se quitaron el sombrero,

pero no como muestra de respeto hacia alguien,

sino hacia ellas mismas: las Sinsombrero".

Cuenta la pintora Maruja Mallo

que un día iba con su amiga Margarita Manso, también pintora,

por aquí, por la Puerta del Sol, paseando junto a Lorca y Dalí,

cuando de repente decidieron quitarse el sombrero

en un acto de rebeldía juvenil

que de alguna forma rompía con lo establecido,

ya que la norma decía que había que llevarlo en todas partes.

Lo que casi se rompen es la cabeza,

porque la gente se lo tomó bastante mal.

"Ese pequeño gesto refleja a la perfección

la esencia de las Sinsombrero,

un grupo de artistas, escritoras y pensadoras

que conforman la mitad menos conocida

de la Generación del 27

y de la que nadie esperaba que tuviera voz propia".

"¡Y qué voz tenían aquellas mujeres, por cierto!"

El origen de todo se encuentra aquí,

en la que fue la Residencia de Señoritas,

el primer centro oficial de enseñanza superior para mujeres

en España.

Aquí es donde mujeres como Josefina de la Torre,

María Zambrano, Rosa Chacel, María Teresa León, Maruja Mallo,

Conche Méndez, Zenobia Camprubí o Marga Gil Roësset

empezaron a hacer historia.

"La Residencia de Señoritas

fue creada por la humanista María de Maeztu

y abrió sus puertas en octubre de 1915

con solo 30 alumnas".

"Lo hizo en dos edificios que dejaron libres

la archiconocida residencia de estudiantes masculina".

"Ahí he quedado con Christina Linares,

filóloga y especialista en la Generación del 27".

-Se trataba de una institución pionera

en la educación de las mujeres de la época.

Creó un ambiente muy propicio

para el estudio, para el conocimiento.

Tuvieron conferencias

de las personalidades más importantes de la época.

Es un espacio en el que las mujeres pueden conocerse, pueden crear lazos,

se ayudan entre ellas

y hay muchísima creatividad.

De aquí salen poetas, novelistas, políticas...

-¿Qué le deben las Sinsombrero y todas aquellas mujeres de la época

a la figura de María de Maeztu?

-Bueno, pues le deben todo,

porque María de Maeztu fue realmente una pionera en pedagogía

y fue una gran humanista.

La verdad es que María de Maeztu se formó internacionalmente,

tanto en Alemania como en Bruselas, en Estados Unidos,

y trajo aquí la vanguardia en cuanto a educación, a pedagogía.

Tenemos que recordar que en aquella época

partíamos de una educación

prácticamente analfabeta en su totalidad

y nos encontramos con mujeres

que de la noche a la mañana tienen acceso a una educación

y este sitio, por eso,

esta es la cuna de la educación de las mujeres en España.

-A María de Maeztu le debemos también la creación de otro lugar clave,

no solo para las Sinsombrero,

sino también para todas las mujeres de la época:

el Lyceum Club Femenino.

"Esta asociación internacional tuvo sedes

en algunas de las ciudades más importantes del mundo".

"Era un club dedicado exclusivamente

a promover la formación cultural, artística y profesional

de las mujeres

y el único requisito era haber firmado una obra literaria,

científica o artística,

poseer títulos académicos

o participar en causas sociales".

"Aunque si tenemos en cuenta

que más de la tercera parte de la población era analfabeta

y que estaba más

para recibir ayuda social que para darla,

no era poco requisito".

Su sede en Madrid fue la famosa casa de las Siete Chimeneas,

que hoy pertenece al Ministerio de Cultura.

Ahí se reunía lo mejor de la intelectualidad femenina,

aunque algunos despectivamente las llamaban

"el club de las maridas"

en referencia a sus esposos.

¿Por qué? Pues porque gente faltona ha habido siempre.

"Ahí me espera Vanessa Montfort,

dramaturga y especialista en el movimiento artístico femenino

de principios del siglo XX".

¿El Lyceum Club Femenino

era una especie de Café Gijón para las artistas

o era algo más?

-Bueno, era mucho más, porque aquí,

aparte de tomar café y beber y fumar,

como las acusaban los sectores de la época,

eso también lo hacían,

pero era un club cultural de mujeres intelectuales,

en su mayoría pues eran abogadas, escritoras, científicas.

Aquí se fraguó la Ley de Divorcio;

de reconocimiento de los hijos ilegítimos,

que hasta ese momento no se habían reconocido;

el matrimonio civil;

y tantos otros hitos para la lucha de las libertades.

-¿Cuáles eran las principales figuras que se daban cita aquí?

-Estaba Victoria Kent, que por aquel entonces

fue la primera mujer colegiada como abogada en España;

Clara Campoamor, que fue la segunda,

y que fueron ellas las que se enfrentaron

por el voto en las Cortes;

estaba Zenobia Camprubí,

que siempre la hemos visto a la sombra del genio,

de su marido, de Juan Ramón Jiménez,

pero que era una gran traductora;

tenemos a Colombine, la gran periodista escondida

bajo un montón de seudónimos, Carmen de Burgos,

pero que fue, entre otras muchas cosas,

nuestra primera corresponsal de guerra.

Así que tenemos un plantel aquí, en esta biblioteca del Lyceum Club,

que ya sabemos que

se lo estaban pasando probablemente muy bien,

pero que hicieron una gran labor por la literatura, por la ciencia

y, sobre todo, por la cultura de todos.

-Mi intención era rendir un homenaje

a un grupo de pensadoras, de artistas,

y al final me he dado cuenta de que a partir de los años 20

fueron muchas las mujeres

que empezaron a tomar el control de sus vidas,

a salirse del marco

que tantos siglos de tradición les había impuesto.

No tengo más remedio

que quitarme el sombrero ante todas ellas.

Va por vosotras.

Concepción Arenal,

periodista, poeta y pensadora del siglo XIX,

tuvo que vestirse como un hombre para asistir a la universidad

en 1841.

Cuando la descubrieron,

se le permitió acudir como oyente,

pero tenía que esperar sola en una sala

para que la recogiera el profesor e ir juntos al aula.

Al acabar la clase,

ese mismo docente

la volvía a acompañar de vuelta a la sala.

¿Verdadero o fluzo?

Nos vamos a las costas de China.

Allí, a principios del siglo XIX,

dominó los mares la temida pirata Ching Shih.

Llegó a comandar 2000 barcos y 70 000 hombres.

Nadie cuestionaba su autoridad.

Incluso se enfrentó a los barcos del emperador,

ni más ni menos.

Ching Shih, además, impuso

unas estrictas normas de conducta en su flota.

No cumplirlas implicaba la muerte.

Nadie podía violar a las mujeres apresadas,

nadie podía hostigar a los campesinos

que habían prestado ayuda a la flota

ni tomar nada del botín hasta que se hubiese registrado.

Madame Shin, como también era conocida,

representó un auténtico problema

para las autoridades chinas de la época,

seguramente porque se movía por el océano

igual de bien que nosotros nos movemos por el tiempo,

ella con su flota

y nosotros con nuestro condensador de fluzo.

¡Zarpemos!

1929.

La verdad es que me sorprende veros por aquí

porque no es un año para tirar cohetes.

La bolsa ha hecho "crack"

y nos estamos preparando para la Gran Depresión.

Vamos, que podéis pasar,

pero no esperéis que os saque nada de picoteo.

Encima seguimos con la resaca de la Primera Guerra Mundial.

En Francia están construyendo la Línea Maginot

para defenderse en caso de futuras guerras

y se ha celebrado la Tercera Convención de Ginebra

para el correcto trato de los prisioneros de guerra.

Oye, ahora que lo pienso,

no se estarán preparando para otra, ¿no?

En la Unión Soviética, Stalin ha consolidado su poder,

Trotski ha tenido que poner pies en polvorosa

y un joven reportero belga, Tintín, ha vivido su primera gran aventura.

Vale que el último es un personaje de ficción,

¡pero qué personaje, amigos!

En España ha tenido lugar

la primera temporada de la Liga Profesional de Fútbol,

dejando al Fútbol Club Barcelona como ganador.

Aunque hasta que llegue la tele, el balompié seguirá siendo

un deporte relativamente minoritario.

Sí,

he dicho "balompié" y "minoritario" en la misma frase

y me he quedado tan ancho.

Una buena noticia, que no todo van a ser tragedias.

Alexander Fleming ha anunciado el descubrimiento de un hongo

que dará lugar al primer antibiótico de la historia: la penicilina.

Ya os lo digo yo:

ese gran señor y ese pequeño hongo se merecen un Premio Nobel.

En Nigeria andan metidos

en revueltas contra el gobierno colonial,

pero antes de explicaros eso,

quiero daros las gracias por pasaros por 1929,

que nunca recibimos visitantes.

Los viajeros en el tiempo

suelen preferir años más vacacionales.

Para saber qué estaba pasando en Nigeria,

recibimos a nuestra doctora en historia contemporánea

Carmen Guillén.

(Música)

¡Hola, Juan!

Carmen.

¿Qué tal? Muy bien.

Vienes hoy con "Lo imposible".

Vengo con "Lo imposible".

Y es verdad que yo,

por lo que me han contado de tu sección,

el temita se las trae, ¿eh?

Bueno, vamos a ver.

Lo primero, vamos a empezar por el año.

Estamos en 1929,

ahí es donde nos ha dejado nuestro condensador de fluzo,

ese año que probablemente todo el mundo recuerde

por el "crack" de la Bolsa de Nueva York.

Pero mientras todas las miradas apuntaban a Wall Street,

en Nigeria estaba teniendo lugar una historia,

como bien dices, que parece imposible.

Es la historia de una revuelta pionera

contra el gobierno colonial inglés

liderada y protagonizada por mujeres.

Eso está muy bien por varias razones.

Primero: nadie miraba a África en aquella época

más que para explotarla.

Exactamente.

Las potencias occidentales estaban viviendo

los últimos retazos del colonialismo

y por lo que entiendo es que ya es rara una revuelta

como para que encima

sea una revuelta protagonizada por mujeres.

Sí, pero vamos a empezar por el principio.

Te voy a poner en situación.

En Nigeria, antes de que llegaran los ingleses,

que fue aproximadamente a mediados del siglo XIX,

existía en el sur del país,

en una zona que se conoce como Aba,

un grupo étnico conocido como los Igbo,

y dentro de los Igbo,

las mujeres tenían una posición social bastante buena.

Los cargos de autoridad eran electos

y podían aspirar a ellos tanto hombres como mujeres.

Además, ellas podían poseer tierras y también ganado,

y de hecho tenían el privilegio

de estar exentas de pagar el impuesto sobre el ganado,

o sea que, como verás,

ser mujer Igbo era un chollo en aquel momento.

Bueno, sí, dentro de lo que es

vivir en la Nigeria de los años 20 del siglo pasado,

pero vamos,

comparativamente hablando, digamos que sí.

Estábamos muy bien, ¿no?

Pero no solo eso.

Además, ellas tenían unos mecanismos para protegerse entre ellas,

unas redes de sororidad muy fuertes.

Vamos a ver un esquema aquí en la realidad aumentada

para entenderlo un poquito mejor

y mira, te pongo un ejemplo:

imagínate que una mujer

tuviese un conflicto con un hombre de su aldea,

digamos que le robaba ganado.

Vale, pues ese hombre se enfrentaba a todas las mujeres de la aldea,

que actuaban como una sola unidad.

O sea, había, como te digo, unas redes de sororidad importantes

para apoyarse entre ellas.

Pero claro, llegan los ingleses ¿y qué pasa?

Se dinamitan todas estas prácticas sociales.

Acaban con ellas y aparece un poder jerárquico

que ocupa muy poquitas manos,

las de los hombres que quieren negociar con los colonos ingleses.

Claro, y que a los ingleses a lo mejor también les venía mejor

tener un único interlocutor, entiendo.

Exactamente, sí, sí, sí.

¿Por aquí es por donde va a venir esa revolución?

Exacto, esto cabrea mucho a las mujeres Igbo,

como te puedes imaginar, porque pierden

su posición de privilegio dentro de la sociedad

tal y como la tenían hasta ese momento.

Pero la chispa que hace saltar

esta revuelta de la que te vengo a hablar hoy

es un conflicto que tiene una mujer en concreto,

una mujer Igbo llamada Nwanyeruwa,

que tiene una disputa con un funcionario colonial

que empieza a hacer un conteo del ganado que tienen las mujeres.

Ella se da cuenta enseguida que ese recuento tiene que ver

con que van a empezar a cobrarle impuestos

y ya te he dicho que ellas estaban exentas de pagarlo,

y dicen: "Bueno, pues hasta aquí, vamos a organizar una revuelta".

Nwanyeruwa organiza una asamblea colectiva

a la que acuden miles de mujeres

y allí acuerdan acudir a las principales ciudades de Nigeria

para protestar, en primer lugar, por ese impuesto,

y en segundo lugar,

porque habían acabado con todas esas estructuras sociales

donde ellas tenían un privilegio.

Pero para hacer esta revuelta,

pues utilizaron una práctica un poquito particular

que tenían ellas,

que se llamaba sentarse encima del hombre.

Sentarse encima del hombre. Sí.

Vale, esto sí que me lo tienes que explicar,

porque no lo entiendo.

¿Cómo funcionaba esto?

Bueno, está relacionado con estas redes de sororidad

que te digo que utilizaban las mujeres Igbo.

Cuando una mujer tenía un conflicto

con un hombre de su aldea,

todas acudían a la casa de ese hombre,

la rodeaban

y comenzaban a cantar canciones obscenas

que intentaban ridiculizar la virilidad del hombre,

y cuando la cosa se ponía más seria,

pues podían incluso llegar a destruir la casa

o incluso a incendiarla.

Me gusta mucho que pasamos de reírnos a quemarle la casa.

Bueno, pues durante el tiempo que duró esta revuelta,

que fue aproximadamente dos meses,

unas 25 000 mujeres Igbo acudieron a las principales ciudades de Nigeria

y a través de esta práctica,

pues llegaron allí, cantaron, bailaron,

fueron a las cárceles, sacaron a presos que había allí,

o sea que fue una revuelta en toda regla.

De hecho, en Nigeria se conoce como la guerra de las mujeres Igbo,

o sea, fue una cosa bastante seria.

Pero entiendo que tenían sus reivindicaciones,

pero también tenían enfrente

a todo el poder del imperio colonial.

Efectivamente, no se quedaron de brazos cruzados, como bien dices.

Salieron a las calles los funcionarios coloniales ingleses,

atacaron a las mujeres,

dispararon contra ellas,

aproximadamente unas 50 mujeres fallecieron

en estos meses de conflicto

y otras tantas resultaron heridas,

pero, Juan, consiguieron lo que querían.

En primer lugar, no tener que pagar ese impuesto sobre el ganado,

y en segundo lugar, limitar el poder de los jefes locales

que habían instaurado los ingleses.

Y no solo eso: fue una revuelta tan importante

que sentó las bases del independentismo en Nigeria,

que conseguiría emanciparse de Gran Bretaña

pues años después, ya en 1960.

Es verdad que cuando tú haces una revuelta

y obtienes resultados sobre tus reivindicaciones,

estás plantando la semilla

para que exista algo después

para que las peticiones vuelvan a ti de alguna forma.

Exacto, y es que además esta revuelta fue un hito en la consecución

de los movimientos de independencia en África

y también en los movimientos proderecho de la mujer africana,

o sea que fue un hecho bastante importante.

Es verdad que yo no había escuchado nunca antes

nada ni remotamente parecido

a esto que me cuentas de las mujeres Igbo,

¿pero esto fue un hecho aislado o pasó en más sitios de África?

Bueno, claro, es que esto parece

como una cosa casi anecdótica y puntual

que pasó aquí, en Nigeria, pero ni mucho menos.

Hay otros ejemplos de revueltas

lideradas y protagonizadas por mujeres en África

en otros países como por ejemplo en Camerún,

en Costa de Marfil y en Senegal

pasaron historias más o menos similares.

Al final, todo esto respondía

a la presencia repentina de los europeos en África,

que no supieron o no quisieron respetar esas estructuras sociales

que tenían muchos pueblos de África.

Qué bonito que de una chispa encendida por un grupo de mujeres

se acabara contagiando a las demás naciones de su entorno

y que ahora sean un ejemplo pues para las generaciones de hoy.

Correcto.

Y eso lo sabemos porque nos lo has contado tú hoy,

si no, no lo sabríamos.

Era una historia completamente desconocida,

por lo menos para mí.

Muchísimas gracias, Carmen Guillén. A ti, Juan.

(Música)

En 1913, Emily Davison se convirtió en mártir del movimiento sufragista

al morir arrollada por un caballo.

El dueño del équido era el mismísimo rey Jorge V.

El incidente ocurrió

mientras Emily protestaba a favor del voto femenino

durante el famoso Derby de Epsom.

El animal se llevó por delante a la activista

cuando trataba de colgar un cartel.

¿Verdadero o fluzo?

Y ya vamos a conocer el dato erróneo,

el fluzo de la semana.

Os recuerdo, cuatro posibilidades.

Uno, la actriz Hedy Lamarr y sus medallas olímpicas.

Dos, la emperatriz Cixí,

tengo un chino perfecto,

gobernando China durante 47 años.

Concepción Arenal vestida de hombre, esa sería la tercera,

para ir a la universidad.

Y por último, Emily Davison

arrollada por el caballo del rey de Inglaterra.

¿Tenéis claro cuál es el fluzo?

Vamos a descubrirlo.

El fluzo es...

Hedy Lamarr y sus medallas olímpicas.

Esta actriz nacida en Viena fue toda una precursora.

Protagonizó el primer orgasmo femenino

en una película comercial,

también el primer desnudo,

aunque nunca combinó el cine con la natación.

En realidad, lo hizo con las telecomunicaciones.

Lamarr fue una gran inventora.

Pues ya sabéis, nada de medallas olímpicas,

pero si tenéis wifi en casa, es gracias a Hedy Lamarr.

Bueno, si estáis alucinando con todo lo que estamos descubriendo hoy,

mucha atención a lo que queda por llegar,

porque si en un diagnóstico médico

siempre es aconsejable pedir una segunda opinión,

en "El condensador de fluzo" no hemos querido ser menos

y hemos acudido a una de las miradas más certeras y originales.

Nos ilustra la sapiencia de Laura Egiptología.

Hoy, en "El condensador de fluzo", hemos viajado por el tiempo

poniendo nuestros ojos en la historia de las mujeres.

La arqueología de la prehistoria ha puesto patas arriba

los prejuicios que tenemos de las mujeres del Neolítico.

Ahora sabemos que las mujeres también cazaban,

como demuestra el hallazgo

de la mujer en Wilamaya Patjxa, en Perú.

También viajaban, como prueba la mujer de Egtved, en Alemania,

que viajó a Dinamarca.

Y, por supuesto, las mujeres también pintaban,

como se puede ver gracias a los estudios

de las huellas dactilares en las pinturas rupestres.

Y hemos visto un poco más de cerca a Cleopatra,

que todos tienen siempre por mala o por facilona.

Cleopatra fue una reina egipcia de origen macedonio

que debió de ser una mujer muy inteligente

y con grandes dotes políticas.

La idea que todos tenemos de Cleopatra

viene de la propaganda política por parte de Augusto.

Y mujeres de armas tomar siempre ha habido:

Agustina de Aragón en la Guerra de la Independencia;

Catalina de Erauso, que se hacía pasar por espadachín;

María Pita en el siglo XVI.

¿Qué me decís de las mujeres Igbo en Nigeria?

Que en 1929 se enfrentaron

al gobierno colonial británico

y a sus autoridades masculinas

para evitar la imposición

del impuesto sobre el ganado en las mujeres.

Y mujeres en la piratería también ha habido siempre.

Hemos visto el ejemplo de Ching Shih en China,

que lideró los mares con 70 000 hombres a su cargo,

suponiendo un verdadero peligro para las autoridades de la época.

Estas grandes olvidadas ya están siendo recordadas,

completando nuestra comprensión de las realidades sociales

del pasado reciente y lejano.

Emperatrices, ingenieras, piratas, activistas,

pintoras y filósofas,

atracadoras de bancos, políticas, matemáticas...

Hoy hemos visto historias asombrosas protagonizadas por mujeres.

No en vano son más de la mitad del mundo.

Muchas tuvieron que pelear duro por hacerse un sitio.

Es el caso de la bioquímica y farmacóloga estadounidense

Gertrude Belle Elion,

que, en los años 40,

una mujer tenía complicado ya de por sí

encontrar trabajo en un laboratorio, como le pasó a Gertrude,

pero al final triunfó su perseverancia y su talento

y en 1988 obtuvo el Premio Nobel de Medicina.

Ella misma dijo:

"He aprendido a lo largo de los años

que cuando les pones batas blancas a los químicos,

todos se parecen".

Nos vemos la semana que viene...

¡Juan!

¡Juan!

¡Juan! Ven, ven, Juan.

Javi, si es que te veo aparecer por detrás,

por el monitor de referencia, y ya me vengo abajo.

¿No voy a poder despedir ni una sola vez?

No puedes.

Tú eres el sueco, ¿vale? Que te gusta mucho hacértelo.

¿Y si los suecos fueran todo mujeres vestidas de hombres suecos?

(Música)

A lo mejor me quedo con esto, ¿eh?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • ¡Más de la mitad del mundo! o 'El papel de la mujer en la

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El condensador de fluzo - '¡Más de la mitad del mundo! o "El papel de la mujer en la Historia"

11 mar 2021

‘¡Más de la mitad del mundo!’ o ‘El papel de la mujer en la Historia’ es el título con el que ‘El condensador de fluzo’ reivindica la igualdad de género en la semana del Día de la Mujer. Se hablará de Juana de Arco, Frida Kahlo, Miley Cyrus, Rosalía… auténticos iconos pop, pero también de las mujeres que las inspiraron.
Juan Gómez-Jurado y el equipo de ‘El condensador de fluzo’ revelarán también el verdadero papel de la mujer durante la prehistoria, o la figura de Cleopatra alejada de mitos y leyendas.

ver más sobre "El condensador de fluzo - '¡Más de la mitad del mundo! o "El papel de la mujer en la Historia" " ver menos sobre "El condensador de fluzo - '¡Más de la mitad del mundo! o "El papel de la mujer en la Historia" "
Clips

Los últimos 131 programas de El condensador de fluzo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios