www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5695250
Para todos los públicos El cazador de cerebros - Neandertales - ver ahora
Transcripción completa

"No están a diez metros de la entrada.

Ni a 50.

Ni siquiera a 200.

Están muy profundo en la cueva.

Y, de repente,

un primer vestigio de que hace decenas de miles de años

alguien estuvo aquí de pie

dibujando este bisonte.

Y, al lado, unas manos

pintadas unos cuantos miles de años antes

por un ser que debía tener una mente muy parecida a la mía.

Un ser que quizás no era un 'Homo sapiens'."

"Si estás viendo esto, es que eres una mente inquieta.

Ya somos dos.

Me llamo Pere Estupinyà y quiero investigar

cómo la ciencia intenta solucionar problemas globales,

explicarnos cómo funciona el mundo y hacernos más felices.

Y, para ello, busco cerebros que estén en la mismísima frontera

del conocimiento para que nos cuenten lo que saben.

Bienvenidos."

En 2018, la revista "Science" publicó un estudio mostrando

que algunas pinturas rupestres de cuevas españolas

en Cantabria, Málaga y Extremadura,

tenían, como mínimo, 60.000 años de antigüedad.

Ocurre que en esa época no había sapiens en la península.

Quienes vivían aquí eran los neandertales,

y esto rompe esquemas,

porque el concepto que tenemos de ellos es, sí,

esa especie con la que convivimos, nos emparentamos,

pero que eran más primitivos y tenían una mente

menos sofisticada que la nuestra.

Bueno, quizás no era así.

¿Cómo eran los neandertales?

"El arte rupestre y el uso de conchas o pigmentos como adornos

es una de las evidencias más impresionantes

del comportamiento simbólico.

Que hace decenas de miles de años

humanos entraran tan adentro de las cuevas

para dejar sus marcas es un misterio.

La Pasiega, en Cantabria, es una de las tres cuevas

en las que se han datado pinturas de al menos 60.000 años.

La íbamos a visitar, pero, al final, por motivos de conservación,

nos emplazaron a visitar la cueva de El Castillo.

Otra maravilla donde los primeros sapiens,

o los últimos neandertales,

demostraron con su arte y representaciones

que ya tenían una mente abstracta y simbólica.

Aquí he quedado con João Zilhão."

Eh, João.

Hombre, ¿qué tal? Qué pasada, ¿no? Qué maravilla.

"João Zilhão es uno de los paleoantropólogos

que firman el estudio de 'Science' y un enamorado del arte rupestre."

Es increíble.

Cada vez que vengo aquí y lo veo, me quedo sin palabras.

"Es muy rotundo en las conclusiones de su estudio.

Las pinturas de La Pasiega son de, como mínimo, 60.000 años.

Pero aquí la antigüedad de las pinturas es más reciente."

Es que más de 30.000 años tiene. Sí, sí, sí.

Más de 35.000.

A mí lo que me sorprende

es que lleguen tan adentro.

No se quedan en la entrada de la cueva a hacer pinturas.

Pero, ojo, esto sigue hasta el final.

Allí ya no hay luz artificial, necesitarás una linterna.

Te la paso.

Pero hasta el final,

hasta donde se puede caminar por la cueva,

allí iban y hasta allí hay pinturas.

Es una pasada.

"João insiste en que las dataciones de estas pinturas

son edades mínimas, porque lo que ellos calculan

es la antigüedad de la calcita que se forma encima del pigmento."

Y en este rincón maravilloso, se ve perfecto.

Este es el punto que dibujaron.

Esta es la calcita que se ha formado en algún momento después.

Y, si os fijáis, aquí falta un trocito,

que es el muestreo que han hecho.

Entonces, esta calcita, de 30.000 o 35.000 años,

por fuerza es más tardía que el punto.

Puede que sea poco tardía o puede ser que sea más.

Y allí el público ya no entra, ¿no? No, no.

"Por el camino, encontramos más dibujos,

estructuras preciosas,

marcas de garras de osos

e incluso pinturas estropeadas por el cemento de los operarios

que prepararon hace años el camino.

Pero nuestros antepasados no tenían camino.

Ni lámparas eléctricas. Ni abrigos."

Mira, Pere, aquí estamos llegando al final de la cueva.

"Si venían hasta aquí, a 750 metros de la entrada,

era con una intención sofisticada.

Y eso refleja una manera de pensar muy humana.

No era por hacer un garabato en el primer sitio que encontraran."

Se ve muy bien que aquí lo que están intentando hacer

no es dibujar, no es representar,

sino marcar ciertos lugares.

"Llegados a este punto,

es importante explicar bien un detalle.

Hubo una primera migración originaria del 'Homo antecessor'

hace cientos de miles de años cuyos descendientes,

los neandertales,

acabaron poblando gran parte de Europa.

Mientras que nosotros evolucionamos del 'Homo antecessor'

al 'Homo sapiens' en África.

Se calcula que empezamos a expandirnos fuera del continente

hace tan solo unos 60.000 años.

Y no fue hasta hace unos 40.000 años que llegamos a la península ibérica.

Así que no fuimos los primeros en llegar.

Aquí nos encontramos a los 'Homo neanderthalensis',

los neandertales,

de los que se han encontrado fósiles de 100.000 años de antigüedad."

João, vamos al meollo,

porque estas pinturas son espectaculares.

Y las habéis datado

de, como mínimo, 40.000 años.

Con estas dataciones no te permite saber

si fueron obra de los últimos neandertales

o de los primeros sapiens.

En cambio, vuestro trabajo más reconocido

fue en cuevas de Extremadura, Málaga...

Y aquí al lado, en La Pasiega, encontrasteis pinturas

de, como mínimo,

y tengo aquí el "paper", 65.000 años.

O sea, esto implica que fueron obra de los neandertales.

Esto tiene unas implicaciones de cambio de paradigma, casi, ¿no?

Hombre, efectivamente.

Aquí creo que hay dos aspectos importantes en este trabajo.

Uno, demostramos que aquello que llamamos "arte"

con independencia de quién lo haya hecho,

es mucho más antiguo

de lo que se pensaba

y que hay una fase inicial

que no es de representación de animales,

que es aquel aspecto del arte paleolítico más conocido,

de los uros, los caballos, etc.,

pero que es esto que hemos visto aquí de discos,

de manos negativas,

de pintura de estalactitas y estalagmitas.

Eso tiene más de 65.000 años.

Y, sí, con esa cronología, en estos lugares del mundo,

que son la península ibérica, solo había neandertales,

con lo cual lo han hecho los neandertales. Punto.

"Neandertales artistas.

Esto no solo cambia los libros de historia,

sino que a nivel filosófico hay que volver a preguntarse

qué nos hace humanos

o si realmente hay algo que nos haga especiales.

Hoy exploraremos nuestro pasado evolutivo

y veremos cómo nos relacionamos con nuestros hermanos neandertales.

Y lo haremos con una paleoantropóloga de referencia,

María Martinón, que también es médico.

Pero antes quiero ver y tocar a un neandertal.

Me han dicho que en Madrid está el coleccionista de huesos

que me puede ayudar."

¿Qué tal? ¿Cómo estás? ¿Qué tal?

Muy bien. Pero ¿qué tenéis aquí? Parte de la evolución humana.

Estos son los fémures precisamente del neandertal,

del original, del que dio nombre al grupo,

del del valle de Neander. Ajá.

De neandertal.

Y estos son unos fémures de personas como tú y como yo.

Como nosotros. Más robustos.

¿Y cerebro mayor también o no? Veo un cráneo de neandertal.

Sí. Es más grande que el de un sapiens.

Nosotros tenemos un cerebro muy grande,

la especie humana actual.

Pero, curiosamente, los neandertales,

que desarrollaron su propio cerebro grande,

era más grande que el nuestro.

Concretamente, el promedio de un neandertal son 1.500 cm3,

mientras que el promedio de una persona, de un "Homo sapiens",

son 1.350.

Cuando comparamos,

vemos una forma distinta y un volumen distinto.

(ASIENTE) Curiosamente, los neandertales,

esa especie aparentemente primitiva, tosca, atrasada,

tenían un cerebro mayor que el nuestro.

"Pero lo más importante no es el tamaño del cerebro,

sino los pliegues de la corteza cerebral

y el desarrollo de ciertas áreas.

Por eso, el equipo de Rosas ha construido moldes de cerebros

a partir del interior de los cráneos."

Esto es de un juvenil, de un individuo de unos siete años.

Con siete años, el cerebro sería lo más parecido

que tenemos hoy en día a un cerebro de un fósil humano,

de un neandertal. Sí.

Lo que estamos estudiando no es, ni más ni menos,

que la impronta que queda en el hueso.

Comparando unos con otros y con otros homínidos fósiles,

no solamente sapiens y neandertales,

porque esto hay que ponerlo en un contexto amplio

de la evolución humana,

pues hemos visto que hay algunas diferencias

y también grandes similitudes. Ajá.

El cerebro neandertal es un cerebro humano

evolucionado a su manera, con pequeñas diferencias,

y luego cabe inferir, por otras informaciones,

que la manera de funcionar de este cerebro

era ligeramente distinta a la nuestra.

Es evidente que se nos están escapando cosas,

porque a mí me gusta decir, por ejemplo,

que el concepto que podemos tener nosotros

del espacio y tiempo,

eso no fosiliza,

pero, sin embargo, determina nuestras vidas.

Sí. De una manera muy inconsciente.

Un concepto distinto al del espacio y del tiempo

en una especie humana no fosiliza,

pero probablemente tendría una capacidad de comprender el mundo

de manera distinta.

Eso sería una diferencia clave,

pero que no tiene reflejo ni anatómico ni arqueológico.

¿Cómo puedes medir el tipo de cognición

que tenían estos ancestros de hace 50.000 o 100.000 años?

Solo por lo que hacían, ¿no? Sí, sí, sí.

Cuando lo mides por lo que hacían, ¿qué ves?

Nos damos cuenta de que lo mismo. Claro.

Cuando se empezaron a encontrar fósiles de neandertales,

al ver que eran más antiguos,

se asumió que eran seres muy primitivos.

Y se ha ido descubriendo... Aquí tengo otro "paper" tuyo.

115.000 años.

Uso de conchas marinas para decoración.

Después hay estudios que dicen que enterraban a sus muertos,

que hacían este arte que habéis demostrado.

Hay un montón de evidencias de que tenían

este pensamiento tan complejo como los sapiens de la época.

Esto significa que, cuando hablamos de neandertales,

hablamos de humanos. Claro.

Humanos. Punto final.

Claro, es que tú vas un paso bastante lejos.

Es decir, no es solo que los neandertales hagan arte

y, por tanto, son tan sofisticados como nosotros.

Tú dices: "No, no eran dos especies diferentes.

Se han hibridado. Lo sabemos por la genética".

O sea, en esto no todo el mundo está de acuerdo.

Es normal que no todo el mundo esté de acuerdo.

Es más, es saludable que no todo el mundo esté de acuerdo.

João habla calmado, pero lanza verdaderas bombas.

O sea, llega a plantear que,

con todo lo hibridados que estábamos neandertales y sapiens

y lo parecido que era nuestro comportamiento,

que seamos especies diferentes es un concepto caduco.

La mayoría de expertos está en contra,

pero guerras entre paleoantropólogos ha habido siempre y continuarán.

"Sea como sea, la colección de huesos neandertales originales

que me enseña Rosas es impresionante.

Es la más completa de España y se encuentran representados,

al menos, 12 individuos de ambos sexos

y diferentes edades.

Y de ahí se obtuvo ADN neandertal.

La mayor cantidad de restos de contenido de moléculas de ADN

procede de estos fragmentos. Ostras.

Aquí tenemos una colección que ha aportado

su buen granito de arena al universo de la paleogenética.

Todavía tenemos más.

Pasa, por favor, y vemos unas maravillas paleontológicas.

"Un momento, porque antes de ver más neandertales,

necesitamos rebobinar y ponernos al día.

Visitemos Atapuerca,

muy cerca de Burgos,

con la gran paleoantropóloga María Martinón.

Hacía mucho que teníamos pendiente esta charla.

Qué lujo de sitio."

El mejor del mundo. Es una pasada.

En cualquier época del año, incluso en esta tan fría. (RÍE) Sí.

Hombre, frío hace. (RÍE)

Bueno, esto es Burgos, pero, mira,

aquí vinieron homínidos durante cientos de miles de años.

O sea, que algo tiene. Es espectacular.

Algo tiene esta tierra.

Este es un yacimiento que en sus niveles inferiores,

los más antiguos que se excavan en la actualidad

en todo el conjunto de yacimientos de la sierra de Atapuerca,

tiene una antigüedad de unos 1,2 millones de años.

En el año 2007,

un día que, me acordaré toda la vida, yo estaba excavando,

me llamaron porque había aparecido un diente,

que es mi campo de especialización. "Ven a ver un diente".

Entonces el corazón...

Cuando me llaman por un diente, es que es algo especial.

¿Y a qué edad era? O sea, ¿de 1,2 millones de años?

1,2 millones de años.

Ahí donde está esa roca, que hay una etiqueta de plástico.

Justo ahí se encontró un diente y a los días apareció la mandíbula

en la que encaja ese diente.

Tenemos aquí, de nuevo, al humano más antiguo de Europa.

En este caso, con 1,2 millones de años.

"Hasta entonces se creía

que los homínidos más antiguos de Europa tenían 500.000 años.

Y, de nuevo, un pequeño hallazgo,

un diente, replantea las teorías establecidas.

Hace más de un millón de años, esta presencia humana ya existía."

Quizá no tan intensa como en periodos posteriores,

el de los preneandertales,

pero estaban aquí. Sí.

Siempre digo que esto es como una enciclopedia

que cubre todo lo sucedido

desde hace más de 1,5 millones de años hasta la actualidad

a la que no le falta un capítulo.

Está completa, desde entonces hasta ahora.

Pero pensaba que justo lo que no habíais encontrado

eran neandertales, ¿no? Ya estamos todos.

¿Ah, sí? Ya estamos todos.

Neandertales también. Hay un yacimiento espectacular

que será el que nos dará las sorpresas

en las próximas generaciones.

Mi última vez en Atapuerca fue en 2015 con Arsuaga.

Me contaba que habían encontrado una nueva especie, el antecessor,

la mayor colección de fósiles del heidelbergensis que existe,

el ADN más antiguo humano que existe...

Tienen restos de flora, fauna, de los utensilios que usaban...

Pero estaba mosca porque no habían encontrado

la pieza que les faltaba, el neandertal.

Bueno, en 2018, un estudio del propio Arsuaga

encontró, por fin, fósiles de neandertales.

Y yo creo, sabiendo cómo avanza la ciencia,

que Juan Luís lo sabía y no me lo dijo.

"Ya tienen la enciclopedia completa, neandertal incluido."

Tú vas mucho a Asia también, ¿no?

Sí, llevamos unos años ya... En Asia, en China,

se habrá empezado a excavar recientemente, imagino, o...

No, yo creo que más que se han puesto excavar,

es que finalmente hemos juntado las piezas del puzle.

Ah... Digamos que la historia oficial

de la evolución humana se estaba contando

sin tener en cuenta una pieza gigante de este puzle.

Y ahora es un momento fascinante porque juntamos las evidencias.

Estamos viendo que probablemente el origen de nuestra especie,

la evidencia sigue apuntando a que fue en África,

pero que fue algo más complejo y menos lineal

de lo que habíamos pensado.

Y todo es ponerlo en contexto. Claro.

Para nosotros,

ha cambiado nuestra interpretación de "Homo antecessor".

Cuando se halló el "Homo antecessor",

tenía unas características muy primitivas

en la mandíbula y en la dentición, no en la cara.

Entonces se pensó que el antecessor tenía un origen africano.

Ya. Años después, nos ponemos a estudiar

con un contexto más amplio, con todo el material de Asia,

y vemos que las poblaciones europeas tienen más similitudes

con las poblaciones asiáticas que con las africanas.

Y eso nos ha llevado, de los últimos 10-15 años,

a proponer que el origen de los primeros europeos

no es africano, sino asiático.

Y para nosotros ha supuesto una gran sorpresa,

un hallazgo descubrir una nueva interpretación

de lo que teníamos. Claro.

"La evolución humana siempre se nos ha enseñado

como un árbol, con unas ramas diferenciadas.

Pero lo que hemos ido descubriendo en los últimos años,

especialmente con la genética,

es que estas ramas se fueron entrelazando.

Las especies se cruzaron.

Y el árbol evolutivo debería ser un arbusto.

Sin ir más lejos, 'Homo neanderthalensis'

y 'Homo sapiens' tuvieron descendencia.

Y nosotros ahora tenemos ADN neandertal en nuestro genoma."

En las poblaciones actuales de Papúa Nueva Guinea,

tienen hasta un 2-3 % de ADN denisovano,

que es una especie parecida al neandertal,

pero diferente.

Y en el suroeste asiático, por el hecho

de que hasta hace 100.000 años había "Homo erectus",

y esto es un descubrimiento muy reciente,

también tienen algo de ADN de erectus en su genoma.

Y con esta paciencia que tenéis los paleoantropólogos,

que vais centímetro a centímetro excavando,

dentro de poco llegaréis a ese nivel donde se supone que hay más.

(CON TONO SINIESTRO) Ya están aquí. (RÍEN)

Tocará regresar a Atapuerca, porque de lo más interesante

y novedoso que contó María,

es este estudio de las paleoproteínas,

que son moléculas más estables que el ADN,

más fáciles de extraer, ahora de analizar,

y que, por tanto, pueden darnos información

de fósiles mucho más antiguos.

El ADN se deshace más fácilmente.

Se han recuperado proteínas del "Gigantopithecus",

que es un primate enorme que habitó hace 1,8 millones de años.

Y en territorios que por el clima

era difícil que se conservaran estos restos.

En ambientes tropicales, podremos recuperar

información importantísima para ese estudio

del árbol de familia con nuestros ancestros.

Es lo bonito de la mezcla de los tiempos.

Estamos juntando técnicas casi futuristas

con el estudio del pasado, o sea, que la diversión está servida.

(RÍEN)

"Qué frío hace aquí.

Y pensar que neandertales y sapiens convivimos en este sitio.

Pero vayamos al yacimiento donde se encontró al neandertal

para analizar nuestra convivencia y abordar la gran duda:

su extinción."

¿Cómo era la coexistencia?

Dejamos descendencia fértil,

pero ellos ya no están y nosotros sí.

Creo que sigue siendo un misterio,

porque, dejando aparte la evidencia genética

de que hemos tenido una gran cercanía,

siguen faltando yacimientos en los que tú puedas constatar

la presencia de ambas especies,

que hubiera habido una convivencia estrecha.

Por eso creo que la hibridación era algo que sucedía,

a lo mejor con más frecuencia de la que creíamos,

pero no creo que haya sido la norma en el comportamiento

de estas especies.

Lo que sabemos es que alguien tuvo que cuidar

de esa descendencia, y eso sí que es interesante.

Lo de que el enfrentamiento o la extinción

tenía que haber sido algo violento, esta competición entre especies,

estamos viendo que no, que ha habido algo más,

que no tenemos evidencias de que esa extinción

de los neandertales se haya debido a un enfrentamiento violento.

Vale. Entonces, ¿qué hipótesis aplican a su desaparición

si no es una competencia estricta con el sapiens?

Las extinciones, al final, son procesos muy paulatinos

de presiones demográficas que se van agotando.

Y los neandertales son un grupo muy homogéneo,

que se reconoce muy bien.

Pero, probablemente, pagaron también ese precio de la homogeneidad.

Es una población aislada durante mucho tiempo,

muy endogámica, de poca diversidad genética,

son todos muy parecidos,

y eso, al final, te hace más vulnerable.

¿Nuestro genoma nos ha dado alguna ventaja?

O sea, ¿tiene algún sentido?

Pues parece que sí.

Hay que tener mucho cuidado en querer atribuir

efectos específicos a unos genes.

No es que este gen provoque esta enfermedad o esta ventaja.

Pero sí se ha visto que la mayoría de los genes

que hemos conservado de los neandertales

son genes que podrían haber aportado ventajas o alteraciones o cambios

en el sistema inmune.

Hay una serie de cambios que quizá esa genética neandertal

nos dio un equipaje mejor para adentrarnos en un territorio

que no tenía nada que ver con lo que conocíamos en África.

Hablamos muchas veces

de si los neandertales eran inferiores o no.

Estaban adaptados y lo estamos viendo hoy,

en un día terrible de frío. Sí.

Los neandertales estuvieron durante 500.000 años,

su linaje, sobreviviendo en las condiciones más inhóspitas

y más difíciles donde se creería que un sapiens

no sobreviviría ni un invierno.

"Y, sin embargo, quedamos los sapiens y no ellos.

No sé.

Y sin genes de resistencia al frío, por lo menos yo.

Bromas aparte,

Rosas tenía un esqueleto de neandertal que enseñarme.

Bueno, dos."

Tenemos conservados los restos de los individuos inmaduros

de El Sidrón, de los neandertales.

Es decir, aquí tenemos los juveniles.

Son fósiles originales.

Esto es una maravilla, esto es una joya única.

Y, en particular, este, el juvenil 1...

Ajá. ...es el esqueleto más completo

que hemos encontrado en El Sidrón

y uno de los juveniles más completos del mundo.

"Este sirvió para ver que los neandertales tardaban más

en desarrollar el cerebro y la columna.

Es decir, su proceso de crecimiento era más largo.

Y aquí, aunque no es original, una recreación del esqueleto

de un neandertal adulto.

¿Cómo no iba a extinguirse siendo tan feo?"

Una corpulencia mayor, la estatura es menor,

el volumen encefálico grande, esa cara proyectada,

ese tórax, por ejemplo, esas costillas anchas...

En realidad, nuestro cuerpo es muy esbelto.

Sí. Nuestro origen africano

se delata en la arquitectura del cuerpo.

En los climas tropicales, el cuerpo es más...

Sí, sí, sí.

Una curiosidad de los sapiens más antiguos.

Sabemos que había un 10 % de zurdos porque apoyaban preferentemente

la mano izquierda en la cueva

y soplaban el pigmento con la derecha.

De los neandertales, al analizar los huesos

y las marcas en los dientes, se ve que también eran diestros.

Utilizaban preferentemente la derecha.

Pero es que, además,

en el registro fósil se observa claramente

que separaban las actividades como hacemos nosotros

entre hombres y mujeres.

Lo que estamos viendo a lo largo del programa

es que no somos tan diferentes, los sapiens de los neandertales.

Bueno, no somos tan diferentes como hemos creído que éramos,

porque los neandertales tienen una mala prensa

y una mitología construida en torno a ellos

que los caracterizaron de una forma muy distinta a nosotros.

Pero, efectivamente, los neandertales eran una especie humana.

"Homo neanderthalensis", "Homo sapiens".

Especies humanas.

El trabajo de laboratorio, después de lo que hemos visto,

debe de ser menos estimulante.

No, no, no. ¿No?

A mí es que me gustan los dos. (RÍE) A ti te gusta todo.

Hay algo muy interesante en tu perfil.

Eres médico de formación

y diste el salto a la paleoantropología,

pero creo que esto te hace reflexionar mucho

sobre que nuestros cuerpos evolucionaron

en un entorno determinado.

Ahora vivimos en un entorno muy diferente

y eso afecta a nuestra salud.

Nuestro estilo de vida ahora es sedentario completamente.

Ese desajuste es el que produce una serie de enfermedades

porque nuestra biología no ha evolucionado

al mismo ritmo que la tecnología y el estilo de vida que llevamos.

¿Qué aspectos de nuestra sociedad nos generan un conflicto

con nuestra manera de ser biológica?

Eso es curioso, porque decimos que nuestro cerebro no ha cambiado.

Sí que se ha descrito, sobre todo a partir del Holoceno,

que ha habido algún cambio en nuestro cerebro, pero...

Iba a decir hacia la dirección que no nos gusta oír,

porque se ha dicho que se puede haber reducido.

Y una de las razones que se propone es que esta pequeña reducción

de la masa cerebral puede estar relacionada

con la autodomesticación.

Es una palabra muy fea, esa es la realidad.

No gusta esa palabra, pero tiene un sentido evolutivo importante,

porque eso ha aumentado los niveles de tolerancia

para la convivencia.

Somos muchos, muchísimos, vivimos muy cerca,

y es mejor que seamos una versión más dócil, más tolerante,

de nosotros mismos.

Ahora, al final, la evolución del ser humano...

Hay una presión social increíble, brutal,

incluso más importante, y tecnológica.

Ahora no es importante ser fuerte, sino estar bien arrimado.

(RÍE) Sí, sí, sí.

A qué árbol te arrimas o a qué grupo perteneces.

Es mucho más importante estar bien conectado

que tener tu fortaleza.

Proceso de autodomesticación, qué concepto interesante.

Ha llegado un momento en el que los humanos

no nos adaptamos al medio, adaptamos el medio a nosotros,

pero no necesariamente en nuestra biología.

Es más, estamos en un momento donde la biotecnología

permite empezar a cambiar nuestros cuerpos.

¿Estaremos evolucionando hacia una nueva especie?

Con tu visión tan amplia que tienes

de la historia evolutiva del ser humano,

¿cómo nos ves ahora mismo a los sapiens?

Estamos en un momento singular.

La evolución no para.

Yo me inclino a que cambiaremos de especie

porque nuestra capacidad adaptativa, nuestro sistema inmunitario,

nuestra psicobiología,

la implementación de la tecnología en nuestra vida,

el flujo de información, nos hará ser distintos.

Las grandes sorpresas nos las estamos dando nosotros mismos

sobre nuestra propia especie,

que es un periodo muchísimo más dinámico,

más complejo, de actores y de interacciones.

Yo creo que es fascinante porque le da otro color

a la soledad de nuestra especie.

Asumimos que ahora somos la única especie humana que queda,

y es verdad, somos los únicos.

Y te hace pensar que hace unos 100.000 años,

éramos muchos.

Y yo creo que nos hace plantearnos qué significado tiene

la soledad del "Homo sapiens".

No estábamos solos y ahora sí.

"No sé, hay algo que João, Antonio y María,

cuando se lo planteé, me decían: 'No, esto es complicadísimo',

pero no decían que fuera imposible.

Y es que si tenemos ADN de neandertal

y somos tan parecidos,

¿se podrían devolver a la vida?

Ya sé que es una locura,

pero a mí me encantaría conocer mejor a estos primos

que también entraban en las cuevas a pintar."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La huella neandertal

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El cazador de cerebros - La huella neandertal

26 oct 2020

¿Qué nos hace humanos? Durante décadas los científicos han basado la superioridad del Homo sapiens en múltiples factores: desde rasgos morfológicos como la estructura ósea hasta las actividades que realizaban esos homínidos.

ver más sobre "El cazador de cerebros - La huella neandertal" ver menos sobre "El cazador de cerebros - La huella neandertal"
Programas completos (48)
Clips

Los últimos 98 programas de El cazador de cerebros

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios