www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5688280
Para todos los públicos El cazador de cerebros - Investigando contra la Covid 19 - ver ahora
Transcripción completa

(HABLA EN INGLÉS)

"Se declara el estado de alarma."

La UE cierra sus fronteras exteriores.

"¿Por qué hay personas que pasan la COVID-19 sin síntomas?"

"Que tosan en el codo y que se laven las manos."

"Los expertos van conociendo más cosas del coronavirus,

aunque certezas absolutas todavía hay muy pocas."

"'Sin ciencia, no hay futuro'.

Es un lema que ha escalado

hasta el cuarto 'trending topic' mundial."

"La OMS tuvo que aclarar unas controvertidas declaraciones

de una de sus técnicas."

"Parte de este miedo y desconcierto del que hablamos

se debe a la cantidad de información que tenemos

que se mezcla con los bulos y la información falsa.

Así que esto es lo que sabemos ahora de este virus."

"Si estás viendo esto, es que eres una mente inquieta.

Ya somos dos.

Me llamo Pere Estupinyà y quiero investigar

cómo la ciencia intenta solucionar problemas globales,

explicarnos cómo funciona el mundo y hacernos más felices.

Y, para ello, busco cerebros que estén en la mismísima frontera

del conocimiento para que nos cuenten lo que saben.

Bienvenidos."

2020 quedará marcado como el año de la COVID.

Sin duda. Como la gripe española de 1918

y muy superior a los sustos del SARS de 2003, del ébola,

de la gripe aviar o la gripe porcina del H1N1,

que olvidamos rápido, pero tras las cuales los científicos

nos dijeron: "Cuidado, que una pandemia

de consecuencias más dramáticas, tanto humanas como económicas,

tarde o temprano llegará".

Es esta. Y, pese a todo, no estábamos preparados.

Hoy queremos analizar la COVID no desde perspectivas concretas,

como un fármaco determinado o las mascarillas,

sino en contexto con uno de los virólogos

más experimentados de España

y conociendo a los investigadores que han girado sus carreras

para intentar solucionar la pandemia de la COVID

y las que vendrán.

Esteban, qué locura esto del coronavirus.

Te lo llegan a decir hace un año... No solamente hace un año.

Si me lo llegan a decir en febrero,

yo digo que no va a ocurrir lo que está ocurriendo.

No lo hubiera podido anticipar.

Ese grado de distorsión social, de impacto que está teniendo,

yo no lo habría anticipado de ninguna manera.

"Miembro de la Academia de Ciencias de los EE. UU.,

considerado uno de los mayores virólogos de nuestro país,

con más de 50 años de experiencia,

y ni siquiera él lo había visto venir.

La excepcionalidad de esta pandemia está suponiendo

un rompecabezas para la política y para la sociedad,

pero también para expertos y científicos

como Esteban Domingo."

¿Tú habías visto algo parecido en tus 50 años de experiencia

como virólogo a primerísimo nivel internacional?

Bueno, yo viví la epidemia del sida.

En los años 80. Comenzó en los años 80.

La viví por los trabajos que se publicaron,

el misterio inicial de qué tipo de virus era el causante,

que ahora parece muy claro que era un retrovirus,

pero en la época hubo varios meses de duda,

hasta que al final se confirmó.

Y todas la reacciones sociales que hubo a distinto nivel.

En aquel momento, era... Es un virus de transmisión sexual,

en vez de respiratorio, como la COVID,

y, por tanto, esto trajo una serie de argumentos

de tipo social, de modo de transmisión, etc.,

que afectaron de un modo distinto.

Pero yo diría que es lo más parecido a lo que se está viviendo ahora.

Pero los científicos sí que decíais que algo así podía ocurrir.

Qua apareciera un virus que saltara de los animales a los humanos

y fuera muy contagioso, muy patógeno...

Sí. Y yo me pregunto:

si tan claro lo teníais,

¿por qué no estábamos más preparados?

Bueno, los científicos teníamos claro que podía ocurrir.

Y no solamente los científicos en general,

sino que está escrito en artículos, en libros,

y, además, apoyado por instituciones y personas muy importantes.

Entonces, el político no ejecuta las cosas que no sean

de un beneficio inmediato o bien para ellos

o bien porque ven que no hay más remedio

que abordarlo en algún momento.

Y estos peligros un poco potenciales,

aunque estén dichos en los libros, estén predichos, etc.,

no dan una respuesta

de la contundencia que se debería dar.

Y esto es general.

¿Y los científicos habéis insistido suficiente?

Te pido un poco de autocrítica. Sí.

Tenéis unas líneas de investigación.

Al final también presentáis vosotros las propuestas que...

Sí.

No. Tienes razón.

Los científicos a veces nos hemos dedicado demasiado

a nuestro trabajo

y hemos insistido demasiado poco en la importancia de la ciencia.

Y yo me pongo entre ellos,

porque la verdad es que el problema de la COVID

ha pillado desprevenido a todo el mundo.

Analizar responsabilidades no es fácil.

Los políticos podrían haberlo hecho mejor,

también algunos ciudadanos, la propia OMS tuvo errores...

Los programas de investigación de la UE tampoco estaban preparados.

Y la respuesta del supuesto país más avanzado del mundo, EE. UU.,

fue decepcionante.

Y la ciencia, como comunidad, quizá también debería reflexionar

y analizar por qué no le dedicó más esfuerzos

o cuán fuertes y eficientes son de verdad

sus vínculos con la sociedad.

"Aunque sí es cierto que la reacción y el despliegue de científicos

volcados a investigar la COVID-19 está siendo espectacular,

y planteando preguntas bien dispares.

¿Cómo afecta el SARS-CoV-2 a las células envejecidas

de personas mayores?

Si se transmite por el aire, ¿cómo lo podríamos detectar?

¿Qué exactamente lo hace tan contagioso y patógeno?

¿Cómo van los ensayos clínicos?

¿Tenemos nuevas estrategias?

¿Y las PCR? ¿Son efectivas? ¿Podrían mejorar?

Hoy los científicos son más que nunca los protagonistas.

Veamos qué nos cuentan."

"La carrera de fondo contra la COVID se corre en grandes laboratorios

como los del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa,

donde muchos investigadores han redirigido sus proyectos

a buscar soluciones contra la pandemia.

Bueno, nuestro futuro podría depender de ellos."

Desde el inicio, se ha dicho que algo importantísimo

es el testeo masivo.

Hay muchos métodos, pero la prueba estrella ha sido la PCR.

A ver qué es.

Begoña, aquí tengo el bastoncillo que se mete en la nariz,

se guarda en este líquido la muestra,

se extrae la RN y luego llegamos aquí,

a la famosa PCR, ¿no?

Que amplifica el material genético y, si hay virus, lo detecta.

Lo detecta.

¿Cuánto tarda este proceso?

Desde que nos llega, que extraemos el RNA,

hacemos las PCR y analizamos los resultados,

seis u ocho horas.

¿Y eso no se puede reducir?

También depende del número de muestras.

Si te llegan muchas, todo el proceso va en aumento.

Y también lo que queremos es hacer un trabajo de calidad.

Sí. Y por eso son seis u ocho horas,

para dar un buen resultado.

También hay que tener en cuenta que lo que te dice una PCR

es que a día de hoy no tienes virus en la parte

en la que con el bastoncito te la han cogido.

Nos tendríamos que ir a técnicas más sofisticadas,

como puede ser una PCR digital,

en la que ya incluso una molécula la podemos detectar.

Esto es lo que estáis investigando vosotros, ¿no?

Sí. Por un lado, estamos trabajando para mejorar

lo que es la PCR de diagnóstico.

Lo que estamos haciendo es intentar detectar

en lugar de un solo gen del virus, dos genes.

Estamos intentando ver...

Utilizar unas encimas que sean más sensibles.

Estamos optimizando para que podamos detectar

incluso una carga viral baja.

(ASIENTE) A esa persona le podríamos hacer

en ese caso una PCR digital,

que ahí sí lo que nos hará es cuantificar

de una forma muy fina

y ver incluso si hay solo una molécula de virus.

"Las limitaciones de la PCR

y la falta de test inmediatos y precisos

ha sido un problema en todo el mundo.

Y desde el principio se están intentando diseñar

métodos más efectivos,

como el del laboratorio de Miguel."

(INAUDIBLE)

"En su método, utilizan una sonda de ADN

que, al entrar en contacto con el virus,

cambia su forma lineal para volverse circular.

Entonces se activa una encima muy especial:

la ADN polimerasa phi19,

que empieza a dar vueltas a esa molécula circular

generando múltiples copias de la sonda.

Y cuando esto ocurre,

por una reacción química el líquido cambia de color,

indicando la presencia inicial del virus

de manera rápida y eficaz."

Como se puede ver aquí, el tubo amarillo sería negativo

y el color rosa sería positivo.

Este test alternativo a la PCR que estáis investigando,

¿qué ventajas tendría? Fundamentalmente, rapidez,

sensibilidad...

Se puede hacer de manera masiva,

a temperatura ambiente,

lo cual no necesita ni equipamiento ni personal muy especializado

para poderlo hacer, a diferencia de una PCR.

Se puede hacer en el sitio donde se recoge la muestra.

¿Qué grado de confianza tienes en que esto que investigáis

termine aplicándose? 100 %.

¿Ah, sí? Sí.

Esto va a llevar probablemente más tiempo del que nos gustaría,

pero al final se va a hacer.

Quizá no lleguemos a diagnosticar la segunda oleada,

pero es que va a ser necesario para las que van a venir.

No solamente para la COVID, es que vendrán más pandemias.

Una curiosidad.

El laboratorio donde investiga Miguel

es el de la gran científica fallecida en 2019 Margarita Salas.

Y la molécula que utiliza es la que ella descubrió.

La encima phi29,

que se convirtió en la patente más rentable de la ciencia española

partiendo de ciencia básica.

Y es que los científicos se están reinventando

y dirigiendo toda su experiencia a la lucha contra la COVID.

"Antonio Alcamí, por ejemplo, es experto en buscar virus

en lugares extraños como glaciares o la Antártida.

Y ahora intenta cazar el coronavirus en el aire."

En virología había muy pocos métodos capaces de medir virus en el aire.

Nosotros, de hecho, casualmente, llevamos años trabajando en esto.

Y, de hecho, habíamos diseñado y puesto a punto

un sistema de filtros, este de aquí,

que son capaces de captar virus en el aire.

Entonces lo que hacemos es captar aire

durante un tiempo en estos filtros,

ahora retiramos este filtro y hacemos una PCR,

típica PCR que se usa para diagnóstico,

y la aplicamos a estos filtros.

En paralelo estamos trabajando con tecnólogos

para desarrollar métodos rápidos de detección.

¿En qué consisten?

Uno de los métodos es que sobre estos filtros

vamos a poder amplificar la señal rápidamente,

y por método de color, que podemos ver con nuestros ojos,

no necesitamos ningún aparato especial,

vamos a poder ver que aparece color o no aparece color.

Resultado positivo o negativo.

Otra metodología que estamos desarrollando

se llama LIF, de "Laser-induced fluorescence".

Esencialmente es un aparato que está contando

partículas del aire continuamente en tiempo real.

Y hay un láser que incide contra esas partículas.

Cuando haya una partícula de coronavirus,

entonces emitirá un espectro particular

y podremos identificarlo.

Si tuviéramos ese método, podríamos tener,

al entrar en un hospital,

este aparato midiendo en tiempo real partículas del aire,

y si aparece la partícula que porta coronavirus

u otro virus, el virus de la gripe u otros virus respiratorios,

saltaría una alarma.

Sobre el origen del virus

se ha dicho que podría ser sintético,

se ha dicho que podría haberse escapado de un laboratorio...

Cuando oigo que se ha creado un virus, digo:

"No es tan fácil".

Cuando dicen: "Se ha escapado de un laboratorio",

dices: "Bueno, quizá". No sería la primera vez que pasa.

No. Ha habido escapes, por ejemplo, muy clásicos

del virus de la gripe.

Se vio que un virus había escapado del laboratorio hace mucho.

Un escape de laboratorio es algo que tampoco puedes descartarlo.

Yo, personalmente, no me lo creo.

No hay ningún hecho que no sea absolutamente compatible

con la dinámica que hay de estos virus

en reservorios animales,

por ejemplo, en el caso de esto, parecen murciélagos,

y que se da un salto de especie a la especie humana.

Y no veo ninguna razón ni científica

ni, por lo que a mí me ha llegado, de peso de otro tipo de información,

para decir: "Sí, este virus se ha escapado de un laboratorio

porque no es compatible que tenga esta secuencia o la otra".

Nosotros...

Perdona, esto suena algo sarcástico en este momento de pandemia

terrible para mucha gente,

pero nosotros existimos gracias a los virus.

Los virus han participado en la construcción del mundo celular

y de nosotros como organismos.

Entonces, esa especie de compenetración

que hay entre el mundo celular y el mundo viral,

que sabemos de esa dinámica continua,

a mí no me induce a ninguna sospecha de que ese virus

deba haberse escapado de un laboratorio.

"Pero ¿cómo es este coronavirus?

El SARS-CoV-2 mide entre 90 y 120 nanómetros,

menos de la milésima parte de un cabello humano.

Su genoma es una cadena de ARN con solo diez genes codificantes.

Los humanos tenemos alrededor de 20.000.

Y las proteínas que lo envuelven son como pequeñas agujas

que recuerdan la corona solar.

De ahí el nombre de "coronavirus".

Y vendrían a ser como el velcro.

Se unen a unas proteínas de nuestras células

llamadas receptores ACE2,

que son clave en el estudio de la COVID,

porque son la puerta de entrada de este virus a nuestro organismo."

Es que es como un virus pegajoso.

Es decir, los virus respiratorios se transmiten,

como se ha dicho mucho, esto está muy claro,

con las microgotitas de saliva, etc.,

que salen mientras uno habla, etc., etc.,

pero hay una cierta probabilidad de que cuando el virus llega

a un potencial nuevo hospedador,

se quede o no se quede.

Es decir, imagínate que el virus entra,

toca una de mis células, pero resbala sobre la célula.

"Si en la célula hay un receptor, que llamamos,

que es como un gran imán,

y el virus se pega rápido, como un imán que es pegajoso,

entonces la probabilidad de que un encuentro"

del virus con una persona susceptible,

potencialmente susceptible,

la probabilidad es mayor.

"Los primeros pacientes de fármacos experimentales

siempre son los ratones de laboratorio.

El problema en este caso

es que no son susceptibles al coronavirus.

Pero en el animalario del CBM los modifican genéticamente

para humanizarlos."

¿Cuántos ratones transgénicos haces al año?

Pues, entre unas cosas y otras,

solemos hacer entre 20 y 30 líneas distintas.

Guau. Ahora estamos muy centrados

en modelos de COVID-19 y lo que hacemos nosotros

es tratar de proporcionarles un ratón que se adapte mejor

al tipo de estudios que ellos quieren realizar

o tienen que realizar.

El virus utiliza un receptor de membrana

que hay en las células humanas epiteliales

y que no es igual al que tiene el ratón,

y por eso la COVID es capaz de entrar en la especie humana,

o afecta a la especie humana,

pero a los ratones no les afecta.

Y lo que estamos haciendo es cambiar esa información en el ratón

de tal forma que le demos ese receptor humano,

que es el AC2, una proteína... Ajá.

...y que, de esa manera, pueda infectarse por el SARS-CoV-2

y desarrollar una enfermedad.

Posiblemente no sea idéntica al COVID-19,

pero trataremos de que sea lo más parecida posible.

Es un receptor clave

en la lucha contra el coronavirus.

Me imagino fármacos dirigidos a este receptor,

intentar entender la diversidad humana

a partir de este receptor... Sí, pero también entendiendo

que tiene su función natural.

Claro. Es decir, no está porque sí.

Y, en este caso, este es un receptor

que trabaja con la regulación de la presión arterial.

Ah, fíjate.

Entonces, si tú lo bloqueas totalmente,

puedes estar evitando, a lo mejor, la entrada del virus,

pero también estás bloqueando la actividad fisiológica

que tiene ese receptor.

Desgraciadamente, no hay una solución

que lo pueda arreglar todo de un golpe.

Es muy difícil.

En muchos casos, es un poco de equilibrio.

"Fiebre, dolor de cabeza, tos seca...

Estos son algunos de los síntomas de la COVID,

pero no todos los padecemos por igual.

En algunos son graves; en otros, leves,

y algunos, asintomáticos."

Hay una gran pregunta:

¿por qué hay personas a las que les afecta tanto la COVID

y otras que ni se enteran?

Y quizá la respuesta está en los receptores que investigan.

Sí, en nuestro proyecto nos hemos centrado

en la posibilidad de que el receptor para el virus

cambie su expresión dependiendo de las personas

y en que hay algunas personas que de alguna manera

lo liberen al medio

y lo usen como una especie de señuelo

para evitar que el virus infecte las células.

Los pacientes que tienen altos niveles de este receptor

circulando en sangre

no sufren enfermedades, o no se infectan, incluso,

o apenas sufren síntomas.

Y cuantos más síntomas tienen, menos receptores.

Hay una relación inversa.

En principio, es un poco contraintuitivo,

porque en cuanto más receptores, se pensaría que el virus entra más,

pero es el receptor que está fuera de su contexto natural

en las células.

"Si el SARS-CoV-2 se engancha a los receptores ACE2

de nuestras células,

en principio parecería que cuantos más ACE2 tengamos, peor,

pero se está viendo que entonces muchos virus

se unen a la misma célula y la infección va más lenta.

Además, cuando hay receptores ACE2 libres en sangre,

hacen de señuelo.

Algunos virus se enganchan a ellos y quedan anulados,

una de las muchas sorpresas

que se están descubriendo del virus."

Si una persona tiene niveles muy altos de este receptor,

probablemente, si sufre la enfermedad,

la sufrirá de una manera leve,

y eso puede guiar al clínico en sus decisiones clínicas,

y otra cosa que nos dice es que podemos usar

moléculas como ACE2 inactivas en su función realmente biológica,

o sea, para evitar cualquier efecto secundario,

como una droga,

como un mecanismo para parar el virus.

La COVID es dramática, sin duda, pero hay algo alucinante

en la historia científica de que aparezca un virus nuevo,

se vaya descubriendo su origen,

en qué receptores de nuestras células se engancha,

cómo actúa, qué lo hace más contagioso que otros virus,

por qué para unas personas es letal y otros ni se enteran,

qué estrategias moleculares hay para frenarlo...

Es un virus desconocido, misterioso,

y los científicos lo están descifrando

quizá no todo lo rápido que queríamos,

pero a una velocidad inusitada.

En vuestro laboratorio, investigáis la evolución de los virus,

cómo mutan...

Claro, los virus van cambiando.

Se dice que, muchas veces, a menos patogenicidad,

porque les es más fácil expandirse.

¿Cómo evolucionará este virus?

Los virus con ácido ribonucleico como material genético,

y el virus SARS-2, causante de la COVID,

es uno de ellos,

mutan siempre.

Siempre.

Mutan dentro de la persona infectada.

Siempre.

No es posible mantener al virus infectando durante 3, 4, 5 o 10 días

a una persona sin que mute.

Esta es la primera cosa que me gustaría aclarar,

porque de ahí surgen estrategias para combatir el virus

que si uno no piensa así, no son tan evidentes.

Entonces, ¿nos debemos preocupar de las mutaciones?

Hombre, no en el sentido que son inevitables,

no las podemos evitar, pero sí de sus consecuencias.

Claro. Puede ser un virus, de repente,

resistente a una serie de anticuerpos

que han desarrollado las personas infectadas

con virus hace dos meses, medio año o lo que sea,

y tienes un virus capaz de superar esa barrera de anticuerpos

debido a las mutaciones. Puede ser más leve,

expandirse más,

pero generar una respuesta inmune y protegernos

y que de alguna forma desaparezca o puede hacerse más patógeno.

Claro. Y llegar a...

Ese es un punto importante.

Pero hay un principio general en genética,

no quizás de un virus que está emergiendo ahora,

pero, en principio,

de los sistemas genéticos que ya funcionan,

que se llama "trinquete de Muller".

"Como la mayoría de las mutaciones son perjudiciales,

este virus, al mutar constantemente,

debería ir debilitándose por sí solo.

Cierto que alguna mutación puede hacer al virus más peligroso,

pero, basándose en este principio, el equipo de Esteban Domingo

está trabajando en una técnica llamada 'mutagénesis letal',

que consiste en un fármaco que fuerza al virus a mutar mucho

y a un ritmo tan alto que podría terminar colapsando."

Desde fuera, quizás hemos visto por primera vez

la ciencia mientras se está haciendo,

y hemos visto una ciencia imperfecta,

con revistas equivocándose, la OMS desbordada,

científicos discutiendo, con mucha presión...

¿Tú qué crees que quedará de esto?

¿Forzará algunas transformaciones en la ciencia?

¿O será pasajero?

Yo tendría la esperanza

de que esto siempre sirva positivamente,

en el sentido de que se vea

que realmente hay cuestiones que no se pueden acelerar.

Uno no puede publicar rápidamente algo

sin toda la evidencia realmente consolidada.

Vivimos en una época de excesiva información.

Pero el gran problema que tiene el exceso de información

es que también se valúa poco el rigor de la información.

Hemos visto una ciencia con imprecisiones y errores,

pero dejadme defenderla en un sentido:

la rectificación.

A veces, se oía que a veces nos dicen una cosa

y luego otra.

Eso no es malo necesariamente.

Señal de que van aprendiendo y rectificando.

A finales de mayo, dos prestigiosas revistas,

"Lancet" y "New England Journal of Medicine",

publicaron unos estudios que se la colaron.

Fue un error y hubo una gran reacción científica en contra.

En menos de una semana, lo retiraron.

Se equivocaron y rectificaron.

Y eso la ciencia lo hace mejor que la mayoría de nosotros.

Y deberíamos aprender de ello.

Lo que ocurre es que, normalmente, todo este proceso no lo vemos,

porque la ciencia se nos suele presentar terminada,

cuando ya ha pasado todos los filtros y revisiones durísimas.

Ahora, en la COVID, no hay tiempo de que sea tan estricta,

pero ver que el proceso es vulnerable

yo creo que en realidad la refuerza.

"Algo bueno es que combatir la COVID

es enfrentarse también con enfermedades

que nos llegan con la vejez."

Cayetano, qué gracia ver células de personas jóvenes y de mayores.

¿Qué diferencias ves?

Estas células las vamos acumulando de manera crónica en nuestro cuerpo

según envejecemos,

y tienen unas peculiaridades muy características.

Son mucho más grandes que las células jóvenes,

están más aplastadas,

el ADN tiene una estructura compactada diferente,

no proliferan...

Llega un momento en que por cualquier señal,

aunque sea...

Como las células jóvenes proliferarían,

las células viejas, no.

Y lo que es más interesante es que, metabólicamente,

son hiperactivas.

Y es lo que pensamos que hay detrás del cuadro clínico de la COVID-19.

¿Vale? Ajá.

Estas células podrían estar jugando un papel.

¿Por qué ser metabólicamente hiperactivas es negativo?

Porque crean un entorno proinflamatorio crónico...

Vale. ...en el tejido donde se acumulan.

Eso es nocivo para el organismo.

Creemos que el coronavirus, cuando infecta,

amplifica los efectos negativos de las células senescentes

en nuestro organismo,

que no deja de ser un entorno inflamatorio exacerbado.

Desde hace unos años,

ya hemos oído hablar del antienvejecimiento

y las terapias "antiaging".

Igual alguna de estas puede servir para la COVID

de alguna manera indirecta, ¿no?

Sí. De hecho...

O sea, hay varios "serolíticos" en el mercado...

Actualmente hay terapias que se basan en estos fármacos

que las matan específicamente.

Hay otros fármacos que las silencian,

que hacen que no sean metabólicamente activas

o no generen el entorno inflamatorio.

Y luego hay otras que es el hecho de generar una vacuna,

una respuesta inmune específica que vaya eliminando estas células

de manera progresiva y eficiente de nuestro organismo

a lo largo de nuestra vida.

Con cualquier terapia que elimine estas células

llegaremos con mejor salud a la vejez

y afrontaremos mejor este tipo de infecciones,

vamos a decir, oportunistas, como la COVID,

que se aprovecha de unas circunstancias del organismo,

bajas defensas y tejidos envejecidos con el resultado que vemos.

Qué bueno. Es como hacer limpieza de...

Un "detox" de las células senescentes.

Exactamente.

"Esteban, da la sensación de que los científicos

terminaréis controlando el SARS-CoV-2 con una terapia"

o con vacunas o conociendo mejor la enfermedad.

Ojalá se hubiera estado más preparados al principio.

Pero también decís que otra pandemia vendrá seguro.

¿Qué tenemos que hacer para que no vuelva a ocurrir esto?

Sí. Las pandemias que seguramente van a surgir,

porque vivimos en un mundo globalizado

y hay muchos factores que lo favorecen,

van a ocurrir.

Será siempre muy impredecible.

Por lo tanto, es muy difícil estar realmente preparados

para una pandemia en particular.

¿Qué es lo que podemos hacer?

Estar preparados a nivel científico y técnico,

con buenas inversiones que nos cubran unos niveles de conocimiento

respecto a los agentes potencialmente generadores de una pandemia.

Y esta inversión,

si tenemos en cuenta la catástrofe económica

que ha supuesto esta pandemia y la que supondrá la próxima,

es lo más inteligente que se puede hacer.

Absolutamente.

Ya verás como España será de los países que más sufrirá

después de la pandemia de la COVID,

porque nos falta ese sustento de innovación tecnológica

que viene de la inversión en ciencia.

Te pongo un ejemplo curioso.

Yo he trabajado durante muchos años en mi grupo

con el virus de la fiebre aftosa.

Y ocurrió un pequeño episodio de fiebre aftosa en Lérida.

Estoy hablando de los años 80.

El dinero que causó este pequeño brote

podría sostener el trabajo de mi grupo de investigación

durante 500 años.

Fíjate lo que representa,

lo que cuestan resultados de problemas sanitarios,

a nivel humano, veterinario, etc., etc.,

respecto a las inversiones en ciencia.

Es fantástico. Qué fuerte.

"'Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia',

dijo Santiago Ramón y Cajal hace más de 100 años.

Y parece que no hemos mejorado todo lo que tocaría.

Pero, esta vez, creo que hemos aprendido la lección.

Si dijimos que desde la gripe española de 1918

no se había visto nada igual,

ahora sabemos que la siguiente pandemia no tardará tanto

y que no nos puede volver a encontrar desprevenidos."

# Saber que se puede.

# Querer que se pueda.

# Quitarse los miedos,

# sacarlos afuera.

# Pintarse la cara color esperanza.

# Mirar al futuro con el corazón.

# Saber que se puede.

# Querer que se pueda.

# Quitarse los miedos,

# sacarlos afuera.

# Pintarse la cara... #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Investigando contra la Covid

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

El cazador de cerebros - Investigando contra la Covid 19

19 oct 2020

A principio de este año nadie habría podido imaginar hasta qué punto la Covid-19 cambiaría nuestras vidas. Ahora, en plena pandemia, reflexionamos sobre cómo hemos llegado a esta situación y visitamos un centro de investigación puntero donde buscan soluciones para liberarnos de esta pesadilla.

ver más sobre "El cazador de cerebros - Investigando contra la Covid 19" ver menos sobre "El cazador de cerebros - Investigando contra la Covid 19"
Programas completos (48)
Clips

Los últimos 98 programas de El cazador de cerebros

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Yors

    Buenos reportajes. Los pongo en clase para mis alumnos de 4º de la ESO, me resultan muy útiles, gracias!!!

    29 oct 2020