Dirigido por: Iñaki Mercero, Javier Quintas, y José Ramos Paíno

Jesús Expósito (Fernando Guillén Cuervo) es un lobo solitario, un ex policía que se ha hecho a sí mismo y tiene un espinoso pasado. Clara López-Dóriga (Verónica Sánchez) es una niña bien, universitaria, cosmopolita y con un presente más complicado de lo que le gustaría.

Ambos no podrían ser más diferentes, pero están condenados a entenderse, porque el perro viejo del periodismo y la chica novata con aspiraciones se han convertido en los periodistas estrella de 'El Caso¿, el periódico de sucesos que marcó toda una época

Inspirada en hechos reales, ‘El Caso. Crónica de sucesos’ es una serie de investigación donde en cada episodio se cuenta un crimen que fue portada, o pudo serlo, en el periódico con mayor tirada de la época y que se ocupaba de contar los sucesos más escabrosos y violentos. Reportajes sobre asesinatos pasionales, desapariciones de personas en extrañas circunstancias, fenómenos paranormales, ritos satánicos.

Este contenido no está disponible en México, Argentina, Belice, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela y Brasil por restricciones de derechos. 

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5642439
No recomendado para menores de 12 años El Caso. Crónica de sucesos - Capítulo 5, 'Operación Ituren' - ver ahora
Transcripción completa

No he visto la edición.

Tuvimos un problema en rotativas. Falló el suministro de papel.

Esta noche he perdido muchos cuartos.

¡Ay! Hay que pagar las facturas.

De eso se encargaba Paloma. La secretaria.

Venga. Levante el ánimo.

El sol sale para todos.

Me cago en tus muertos.

Paloma no da señales de vida.

Se me hace raro venir por las mañanas

y no verla esperándome con el café.

He sido un gilipollas.

Pero mira que eres mendrugo.

Paloma es un encanto.

Llevas años enamorado de ella.

Es la mujer de tu vida.

Loli es solo tu cheque en blanco. (RÍE)

Rodrigo, ¿cuánto dinero genera este periódico a la familia de Loli?

(RESOPLA) A paladas. Dinero a paladas.

¿Y lo van a cerrar?

Piensa un poco.

(Música de suspense)

¿Qué? ¿Hay algo? Nada.

Aquí tampoco. Ninguno ha publicado nada.

Ni lo harán. (CHASCA LA LENGUA) ¡María Belén!

Ese abrigo te ilumina la cara. Pareces una florecilla.

Todos los días dices lo mismo y luego, nada.

Porque eres muy "peque". Calla, zalamero.

¿Qué ha pasado con "El Caso"? No me ha llegado.

Preparamos una edición especial. Pero saldrá.

(Música inquietante)

Gracias.

Mira.

¿Qué? ¿Te apuntas al circo al final?

Mira qué graciosa.

(Música caribeña)

Yufera. ¿Te suena?

La secretaria se llama Lupe Yufera.

Hago una síntesis y te lo doy. -Perfecto.

-¿Nadie sabe nada de Paloma?

-No contesta ni en el piso ni en la pensión donde vivía.

-Espero que no haga tonterías. Paloma es muy novelera.

Aparicio, ven un momento, por favor.

Margarita. Gracias. ¿Gracias? ¿Por qué?

Si todo va bien, mañana lo sabrás.

Manda este anuncio a todos los periódicos.

¿También en provincias? Todos.

(Música de intriga)

Eleuterio. (RÍE) Eleuterio.

(Máquina de escribir)

(Música de intriga)

(SUSPIRA)

-Lo sabía. Mira que lo sabía.

-No, madre. No sabe usted nada. (SOLLOZA)

He venido a ver a Blas.

-Abuela, ¿quién es?

(Música dramática)

(RÍE)

¿Cuándo has vuelto?

Hace unas semanas.

¿No pensabas decirme nada?

No sabía si querías verme.

Soy un cobarde.

Pero eso ya lo sabes.

¿Has pensado qué haremos?

Tú y yo.

Porque yo te quiero.

¿Y tú a mí? Necesito tu ayuda para un artículo.

Seguro que sabes algo de los dos cadáveres de Ituren.

Estoy convencida de que son Yuri Alsahar y su secretaria.

¿Qué sabes de eso?

Ibas en serio con lo del periodismo.

¿Sabes lo que me pides? Sí. Por eso te lo pido a ti.

(SUSPIRA)

¿Son Yuri Alsahar y su secretaria?

Ella no lo sé.

Pero él...

Lo que se cuenta en la embajada es que Marruecos, Francia y la CIA

conspiraron para detenerle.

¿Marruecos también?

Que todo esto no sea solo para sacarme información.

(SUSPIRA)

Apúntamelo.

(ACE. CUBANO) ¿Es usted Jesús? ¿Omara?

¿La conoce?

Intento ganarme la vida cantando, no quiero problemas.

Tienen el mismo apellido: Yufera.

No es muy corriente.

(SUSPIRA) Es mi hermana.

Lupe.

Hace tiempo perdimos el contacto.

Ella se creyó la revolución y se quedó en Cuba.

Yo no me fiaba de Castro y me vine acá.

(SUSPIRA)

¿Está bien?

(Música dramática)

¿Está bien mi hermana?

¿Este zapato es de ella? (JADEA)

Muy bien, Jesús. Poneos a ello.

Escribid en casa, no vengáis, no quiero levantar la liebre.

Ya sé que tenemos algo grande. Déjate de proclamas

y a darle al tambor.

La hermana ha reconocido a la chica. El zapato.

Es la secretaria de Yuri Alsahar.

Ergo, nuestro cadáver desdentado es el hombre más buscado por la CIA.

No se habla de otra cosa en la embajada de Marruecos.

Ningún periódico habla del asunto. Ya lo sé.

Esperaba que Jesús y Clara se equivocaran.

No me jodas. No puedes echarte atrás ahora.

No lo haré. Nosotros somos lo que somos.

Si publicáramos lo que los demás no seríamos "El Caso".

¿Y Cabrera?

Hoy no ha venido. Nos lo pone fácil.

Les he dicho a Jesús y Clara que no vengan

hasta que tengan el material.

(Máquina de escribir)

"Yuri Alsahar luchó contra Francia por la independencia de Marruecos,

pero cayó en desgracia..."

(TECLEA) "Vivió exiliado

en distintos países.

Siempre con miedo".

"Para Estados Unidos representaba un peligro,

denunciaba la intervención de la CIA

en América Latina".

(TECLEA) "Sus enemigos

tramaron un plan.

Atraerlo a París

con la excusa

de colaborar en una película documental

sobre la colonización".

"Pero todo era una trampa.

(TECLEA) Cuando llegó a París,

fue detenido junto a su secretaria".

(TECLEA) "Y nunca más se supo".

"Hasta hace unos días, en el cementerio de Ituren.

A 25 km de la frontera con Francia".

(Música de tensión)

"Sus asesinos atravesaron la frontera

y llegaron a este idílico paraje.

Pensaron que no había mejor lugar

para deshacerse de unos cadáveres

que un cementerio".

(Máquina de escribir)

"Pero todo crimen deja su rastro.

Y hasta el más desnudo cadáver acaba contando su historia".

(Música de tensión)

(Timbre)

(INSPIRA)

(SUSPIRA)

Esto no lo podrás hacer con Camacho.

(RÍE) No te pongas chulo ahora.

Venga. ¡Puagh!

Hey.

No te cases con él.

Eres como el perro del hortelano. No puedes pedirme nada y menos eso.

Llevas el perfume que me gusta. Y el traje que me gusta.

Soy hombre y periodista. Sé leer a las personas.

¿Ah sí? (ASIENTE)

Has leído en Braille mucho tiempo. Hay que estar ciego

para no ver venir esto.

No digas tonterías.

Quieres que te pida que no te cases con él.

(SUSPIRA) Es demasiado tarde ya.

En todo hay una última vez y esta es la nuestra.

(Música de tensión)

¿Dónde se ha metido? Ni idea.

¿Has dejado los huecos? -Cuatro páginas y un faldón.

No lo cambiéis otra vez. No te cambiamos nada.

(ACELERADA) Llego, llego. ¡Que vamos justos!

¿Y Jesús? No lo sé. Viniendo.

Dame copia.

Ya voy, ya voy. (RESOPLA)

Toma. (GIME)

Al pasar he visto a Cabrera en el Lido.

¿No habrá venido, no? Pues no.

No sé qué le pasa, pero nos va bien tenerle lejos.

¿Cuánto tardarás? ¿Cuánto tiempo me das?

Pareces gallego. Lo quiero para ya.

Súmale 20 minutos a ese "ya". 15 minutos y a rotativas,

que están de brazos cruzados. ¡Al lío!

Vamos.

¿Qué pasa? ¿A qué hueles?

(RÍE) ¿Qué?

(Música de tensión)

(RESOPLA)

Aguantad, aguantad las rotativas.

Ya bajamos. (CUELGA) ¿Lo tenemos?

Listo. Eres un artista.

(APARICIO RÍE)

-¿Adónde van ustedes?

No nos puede hacer esto.

Juega con el pan de muchas familias.

¿No lo comprende? La gente necesita saber.

Necesitan saber.

No me tome a cachondeo.

La historia no sale.

Censurada. No es la primera vez.

Cambiamos portada y mañana será otro día.

Esto es demasiado grande. No nos rindamos.

¿Quién ha dicho que me rendiré?

Nos han censurado. Déjalo. El periódico tiene que salir.

Llevamos un día de retraso. Que sean dos.

Esta historia saldrá por mis cojones.

Hay que joderse,

entre los cojones de uno y otro, el número sin salir.

-Cabrera se ha llevado el artículo, las fotos, todo.

¿Para qué quiere todo eso?

El cabrón quiere que no quede rastro del asunto.

Pues va listo.

Jesús y Clara, reescribid el artículo.

Aparicio, dibuja un zapato para la portada.

Que se parezca.

Llama a rotativas. Que se vayan a casa.

¿Qué harás? (RESOPLA) Mover mis hilos.

Aún me quedan amigos, pocos, pero me quedan.

¡Dale, Massiel!

(Música dinámica)

Sé que es muy tarde, discúlpeme,

pero el ministro tiene en gran estima su opinión.

Ya sé que fue con Cabrera el colegio del Pilar, sí.

La próxima vez que le llame ese malnacido

dígale que se vaya a la p...

¿Qué quieres? ¿Que nos echen del país?

¿Algún avance? Nada.

La censura no la levanta ni el santo Job.

Tampoco ayuda tener un jefe tan temperamental.

¡Coño! ¿Has abierto el whisky de 200 pesetas?

El premio Pulitzer ya no nos lo dan.

Confórmate con que no nos cierren el chiringuito.

¿Hay dinero para aguantar el retraso?

Bah, dinero, dinero, dinero.

Dos días sin salir el periódico

no son nada comparado con lo que me pide Loli.

Maldito el día en que abrí este periódico.

Pero si lo abriste justo por esto.

Para publicar lo que nadie publica. Para darle a la censura.

Si te pone cachondo, reconócelo.

Solo nos puede salvar un milagro.

(Música de suspense)

(LOS DOS A LA VEZ) ¡Perdona!

¡Rodrigo!

¿No querías un milagro?

Tus compañeros de residencia estarán orgullosos de ti.

Vamos, yo lo estaría. Cómo no van a estarlo.

Con tu capacidad de tratar los temas delicados.

Todavía recuerdo tu crónica del exorcismo de Ciudad Lineal.

¡Espeluznante!

A ver, qué queréis. ¿Qué?

Algo queréis. Lleváis una hora haciéndome la pelota.

No será nada libidinoso.

(RÍE) -¿Libidinoso? (RÍE A CARCAJADAS)

Pero qué dices, meapilas. Con lo feo que eres.

Queremos que hables con tus amigos, con tus hermanos del Opus,

y le pidan al obispado

que nos apliquen la censura eclesiástica

y nos manden un censor.

Solo así nos quitaremos de encima a Cabrera.

Mira.

Mira estos periódicos.

Están bajo la censura eclesiástica. ¿Y nosotros por qué no?

Porque somos así de chulos. Vamos a puerta gayola.

Y así nos va.

Con un censor militar que nos coge por los cojo...

Cataplines. La Iglesia llega a todas partes.

Si nos consigues un censor eclesiástico,

el santo poder de Roma vencerá a cualquier poder militar.

Efectivamente. ¿Tú qué dices?

(INSPIRA)

Que no ganamos unas cruzadas para nada.

¡Fiu! (RÍE)

Honorio, coño, esas porras.

(Máquinas de escribir)

Aquí está la autorización firmada por el arzobispo.

Ahora será tarea nuestra que no publiquen Uds. inmundicias.

Claro, claro. Muchas gracias, Su Santidad.

Nos ha salvado la vida. A sus pies.

Muchas gracias, padre.

Si nos disculpa, vamos a escribir, que debemos sacar un número.

Yo les acompaño, así me pongo a trabajar.

Soy su nuevo censor, pero no me llamen Santidad.

Con padre Sanchís será suficiente. Ah, claro.

¿Aníbal, le puedes enseñar al padre Sanchís la redacción?

Sí, claro. Por aquí, padre. Venga.

Qué ojo que tienes.

¡Ay! ¡Por favor! Esto no es necesario.

No seas siesa. No me gusta que me toquen.

(SUSPIRA) (RÍE)

No podemos perder un segundo. ¿Habéis escrito el artículo?

Palabra por palabra. Está encima de la mesa.

Fetén.

(RESOPLA)

¡Me pone nervioso!

¡Quédese quieto!

Sí, sí. Perdón.

Me han traído para poder publicar esto del último tango

de estos dos individuos.

(INSPIRA) Padre, no le engañaré.

Dos personas han muerto. Sus familias tienen derecho

a saber qué ha pasado, el artículo es de interés humano.

No me venga con pamplinas. Usted quiere vender periódicos.

No intente colármela como si fuera un triste censor militar.

Al censor militar no le importaba el interés humano, créame.

Es que...

(SUSPIRA)

(Música de suspense)

Padre, mire esta mujer.

Llevaba meses desaparecida.

Ayer le contamos a su hermana que estaba muerta.

¿Sabe qué hizo la pobre mujer?

Con lágrimas en los ojos, besó el crucifijo que llevaba.

Se santiguó.

Disculpe. (SE EMOCIONA)

Y dio gracias a Dios por saber que su hermana descansaba en paz.

Hágalo por esa mujer.

Honremos a una buena cristiana.

(SUSPIRA)

Es que esto...

(MURMURA) "El último tango..."

Jesús y Clara, correcciones. Marga, llama a rotativas.

Aparicio. Cuatro páginas sin faldones.

¡Y el zapato! Venga, esas máquinas, no las oigo.

(Máquinas de escribir)

(Música de tensión)

Clara, mi amor.

He pedido el traslado definitivo a Madrid.

Abogado en el ministerio.

No es el trabajo de mi vida, pero... No será mal, ¿no?

No. Merece la pena intentarlo.

Bueno...

Me... vuelvo al hotel.

Me da miedo pedirte que lo pienses.

Te he fallado como marido, como...

Como hombre. Gerardo...

Déjame terminar, por favor.

Renunciaría a todo por ti.

A lo que fuera.

Y debes creerme.

¡Gerardo!

(Música sensual)

No te vayas.

(RÍE)

(RÍE)

-¿De verdad me dejarás por esa fulana?

No. Te dejaré porque no te quiero.

Ah. (RÍE) Ni tú a mí, Loli.

Nuestro matrimonio es una farsa. Eso qué más da.

A ti te ha salido rentable.

Toma, un pago por lo que tu familia ha invertido en el periódico.

Para redecorar la casa cuando me vaya.

Serás cabrón.

Con este dinero no hay ni para empezar.

No me convencerás.

Yo no, pero quizá él sí.

¡Pase, pase!

Papá, ¿qué haces aquí?

(INSPIRA) Buenos días.

Dígale, por favor.

Te saliste con la tuya cuando te casaste con este...

mastuerzo.

Sin ánimo de ofender, claro.

Ya que te vas de la familia, para qué ocultar que no me gustas.

No me ofende, faltaría más.

¿Tú le apoyas? -Míralo de este modo.

Nos libramos de él

y el periódico no se cierra.

Porque, por mucho que me horripile, nos da mucho dinero.

Y, cariño, admítelo,

no hay nada que te guste más.

(ASIENTE)

(SUSPIRA ALIVIADO)

(Teléfono)

(CARRASPEA) ¿Sí?

Soy yo.

(SUSPIRA)

(Máquinas de escribir)

A ver, chicos.

Tengo dos noticias: una buena y una mala.

La mala. La buena primero, ¿no?

-La buena.

La buena es que me ha salido bien una jugada

y Paloma puede volver.

(GRITAN DE JÚBILO)

Pero... ¿tú no tenías problemas de dinero?

¿Eh?

Le he acallado la boca a Loli

con el dinero que he sacado vendiéndole a la competencia

una fotografía de El Lute.

¡Coño!

¿Qué...?

¿Qué dices?

¡Esa foto era mía!

No tenía ningún derecho.

¿Tuya? Entérate, Germán.

Lo que hacéis en horas de trabajo me pertenece.

(GRITA) ¡Nos tiene trabajando 24 horas al día!

Tranquilito, Germán.

Si tienes quejas del horario, monta una mercería.

Coño, Rodrigo...

¿Y la mala? ¿Cuál es la mala noticia?

Me ha llamado Arturo, del ministerio.

Han ordenado secuestrarnos la edición.

(GRITA) ¿Qué? ¿Cómo?

(MARGA) Joder.

(RESOPLA)

No se interpongan.

Procederemos al secuestro de la edición.

Usted no tiene ningún derecho. Ya no es nuestro censor.

Lo sé. He venido como miembro del ministerio.

Por cierto.

Mi jefe les da las gracias por su gran servicio al país.

¿Cómo?

¿Por qué creen que han llegado tan lejos?

No entiendo.

Creo que yo sí.

¡Psst!

¿Qué coño es esto, Miguelito?

Pregúntale a Camacho.

(CON DESDÉN) Camacho...

¡Toma!

Señorita, por favor. No puede pasar.

Señora, si no le importa.

¿Qué habéis hecho?

(Música de intriga)

¿Qué coño nos habéis hecho? Ya tardabas en venir.

-Siéntate, anda.

-Siéntate, es largo de contar.

Cuando volví de Ituren, recibí una llamada.

Una orden de arriba

que recibió otra orden de arriba para olvidar el asunto.

La CIA. Los americanos estaban implicados.

(Teléfono)

"Luego recibí otra llamada.

Extraoficial.

Querían que lo investigásemos,

pero que no fuera una investigación oficial".

¿Dígame? -Averigüe todo lo que pueda.

Pero de forma extraoficial.

-Me han dado la orden... -"Es una orden".

Los americanos

creen que pueden actuar fuera de su país

dejando cadáveres debajo de alfombras ajenas.

No podíamos permitirlo.

¿Y todo esto por orgullo nacional?

No. Negocios.

Estábamos a mitad de una negociación

para que los americanos instalaran tres refinerías en España.

Eso son muchos puestos de trabajo.

Pero los franceses se metieron por medio.

Ellos también querían las refinerías.

Estaban haciendo sus méritos. Teníamos que ser rápidos.

Averiguar qué tramaban los americanos,

pero... Claro...

no de forma oficial.

(CAMACHO) "¿Y cómo averiguar algo sin investigar?"

(RESOPLA)

No me jodas.

(RÍE)

No teníamos nada, Expósito. Nada.

Solo que los cadáveres venían de Francia,

algo para poner el anzuelo.

Parece que venían de Francia.

Pregúntale a los gabachos.

(Máquinas de escribir)

Nos habéis utilizado.

(CAMACHO) "Todos saben que tu niña tiene contactos en altas esferas".

(LÓPEZ DÓRIGA) "Al amigo Jean-François

no fue difícil convencerle".

Nos habéis utilizado.

¿Piensas que no reconocí a tu compañero

disfrazado de camarero?

Hay que ser burro.

Así que, objetivo cumplido.

Tenemos una información incómoda para los americanos

que un periódico rebelde se ha encargado de investigar

y que, naturalmente, no quieren que salga a la luz.

-Sois buenos investigando. A veces sois buenos.

Se me olvida, pero sois buenos.

-Buen trabajo, hija.

-Otra cosa, Expósito. Dime.

Deja de rondar a Rebeca.

Gilipollas.

(Música de tensión)

Esos cabrones nos han usado para chantajear a los yanquis.

A veces pensamos que somos más listos que ellos.

Nos puede la sed de un buen titular.

¿Cómo hemos sido tan torpes? Parecemos principiantes.

No te confundas.

Un principiante no consigue lo que hemos logrado.

Miles de puestos de trabajo para España.

Tocarle los cojones a todo el mundo.

Pero eso también, Margarita, que no es moco de pavo.

Palacios...

Cómo te cuidas, ¿eh?

Antes que digas nada, de la foto de El Lute...

Creo que quedó estupenda.

Un momento histórico.

Ha surgido un inconveniente.

Mi jefe se ha apropiado de la foto

y... bueno...

La ha vendido.

Lo puede hacer.

¡Para con la puta mano de los cojones!

No tengo el dinero.

Palacios, se me ha jodido el negocio.

Y por supuesto que te pagaré pero... Debes entender que ahora mismo...

-Germán...

¿Sabes algo de un policía que ha acabado en silla de ruedas?

Alguien le dio una paliza en plena calle.

Hay testigos.

-No tengo ni idea.

-Se te acaban los amigos, Germán.

Y tus enemigos no paran de crecer.

Eso para un mindundi como tú empieza a ser peligroso.

Lo del dinero lo apunto en tu cuenta.

Tendré que empezar otro cuaderno.

-Busca la foto central.

-Señor director, disculpe. Dígame, padre.

Debemos hablar de la nueva sección.

¿Nueva sección? ¿Qué sección?

Falta un hueco para las noticias del arzobispado y de la santa sede.

Quizá si lo sustituimos por el consultorio sentimental...

-"Consulte a Meri".

Esto tiene un contenido fuera de lugar.

(Música sensual)

El consultorio sentimental se queda.

Busque otro hueco.

Esto no se queda así.

No vengo aquí a trabajar para que no me hagan caso.

¡Esto llega al arzobispado!

¿Viste mi anuncio?

Vi tu anuncio.

Rodrigo, antes de seguir con esto,

debo presentarte a alguien.

Blas, cariño.

Él es Blas.

Mi hijo.

Hola, Blas. Hola.

Tienes que explicarme muchas cosas.

Sí, sí. (ANÍBAL CARRASPEA)

Han encontrado una chica muerta en el callejón de la Mina.

Pero eso será en otro momento. Ahora hay trabajo.

¡Vamos! Sí.

¿Jesús dónde está? ¡Buscadme a Jesús!

(Música inquietante)

María Belén. (SOLLOZA)

(SUSPIRA)

Hijo de puta.

(Música dramática)

Titular: "El asesino de la mirilla".

Subtítulo: "Psicosis en el barrio de Salamanca".

Un momento, por favor.

(Disparador de cámara)

No me lo puedo creer.

Mira, Mortadelo y Filemón. Ya está el gracioso de los cojones.

(GIME) Descansa, Jesús, tienes mala cara.

-¡Carroñeras! Sabemos que son de "El Caso".

O tenemos algo para esta noche o mañana no salimos al quiosco.

Venga. Esas máquinas. ¡No las oigo!

(TECLEA) "Marcial

y opresivo..."

(CHILLA)

Ya.

-Lo que Ud. tiene es una enfermedad,

como el sarampión o la tuberculosis.

No se preocupe, le aseguro que en un tiempo

solo tendrá ojos para las mujeres.

-Para las mujeres no.

-Tiene usted huevos.

Por eso se le eligió para esto.

(Griterío)

El Caso. Crónica de sucesos - Capítulo 5, 'Operación Ituren'

08 ago 2020

Clips

Los últimos 201 programas de El Caso. Crónica de sucesos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios