www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3593839
Para todos los públicos Economía de bolsillo - Contratos - ver ahora
Transcripción completa

(Zimmer "Dies Mercurii I Martius")

Hoy hemos venido a hablar del mundo laboral.

Pero ¿qué tienen en común el mundo laboral y el remo?

Estos remeros nos lo van a demostrar.

Vamos a ser cuatro, ¿no?

(Zimmer "Dies Mercurii I Martius")

Da igual en qué trabajemos: carpinteros, panaderos,

electricistas, oficinistas, diputados...

Lo importante es remar juntos, en equipo,

para avanzar más, para mantenernos a flote.

Cuando hay que ganarse la vida,

seamos asalariados, autónomos o empresarios,

todos nos esforzamos y luchamos para lograr nuestro objetivo:

llegar a la meta.

Esto sí que es trabajo de equipo.

Bueno, unos trabajan más que otros.

Ya que trabajar en equipo es lo mejor,

busquémonos uno bueno.

Yo tengo la suerte de estar con unos campeones.

(Zimmer "Dies Mercurii I Martius")

(LAS GAVIOTAS GRAZNAN)

(Sintonía "Economía de bolsillo")

(Canción: "St. Louis Blues")

Si trabajas, puedes hacerlo de dos maneras:

como asalariado de una empresa o como autónomo.

Hoy veremos en qué consiste cada uno de estos caminos

y hasta qué punto elegir uno u otro puede marcar tu futuro.

La mayoría de trabajadores en España son asalariados.

Eso tiene ventajas,

como tener un sitio estable donde resguardarse sabiendo

que al día siguiente no te preocupará encontrar trabajo.

Podrás planificar tu vida personal

con más tiempo y con más tranquilidad.

(Yael Naim "Walk, walk")

Si trabajas para una empresa, habrás tenido una entrevista

con alguien de Recursos Humanos.

Ellos se ocupan de seleccionar, contratar

y formar al personal de tu empresa.

Y ellos se encargan de gestionar tu nómina y tu salario.

Echemos un vistazo a uno de los departamentos de Recursos Humanos

más curiosos de este país de la mano de su responsable.

(Yael Naim "Walk, walk")

Una de las particularidades de Fira

es que tiene una variabilidad de empleados radical.

En ocasiones sois, como comentas, una plantilla de 350 personas,

pero, de repente, sois miles.

De hecho, en pocas semanas, te puede cambiar

este lugar de trescientas personas a miles, ¿no?

Pues sí.

Nosotros vamos desde hacer una feria pequeñita

con la propia gente de la casa, sin necesitar a nadie más,

hasta el ejemplo más claro que sería Global World Congress,

que llegamos a necesitar a 13 000 personas para gestionar ese evento.

Esas 13 000 personas son, lógicamente, contratos eventuales

que van desde dos o tres días hasta alguna semana más.

Y se trata de informáticos, arquitectos, diseñadores,

gente de la limpieza, de seguridad

y lo hacen todo para que ese evento funcione de la mejor forma posible.

¿En qué consiste exactamente tu tarea?

¿Cuál es tu día a día?

En realidad, nos dedicamos a cosas muy diversas,

que van, yo digo siempre, desde lo más...

desde lo menos visible, pero muy importante,

como puede ser la nómina...

La nómina tiene que salir bien sí o sí.

Y, cuando sale bien, la gente no se queja.

Pero, si sale mal, tienes un problema.

Seleccionamos y contratamos personas.

Les pagamos adecuadamente

y con unos beneficios sociales adecuados.

Hacemos planes de formación y desarrollo,

comunicación interna, predicción de riesgos laborales...

¿Y qué valoráis en los empleados? ¿Qué...?

Porque, evidentemente, estáis subcontratando y contratando

constantemente.

¿Qué valoráis más de un empleado hoy en día?

¿Cuáles son las características que tiene que tener?

En general,

toda la gente de Fira tiene un gran compromiso con la organización.

Lo que valoramos más yo creo que es

ese compromiso y esa dedicación,

pero, a la vez, capacidad de reinventarse constantemente.

Personal inquieto.

Sí, inquieto por su formación, por saber qué hay en el mundo.

Yo te diría que es una de las características

que buscamos.

Echemos cuentas.

Si le dedicamos 40 horas semanales a nuestra actividad laboral

durante unos 40 años,

en nuestra vida pasaremos 76 800 horas trabajando.

Eso son 3200 días.

O sea, casi nueve años sin parar, que se dice pronto.

Por eso, nuestro primer consejo es que elijas muy bien tu profesión.

Ten en cuenta que trabajos hay para todos los gustos.

¿Queréis ejemplos?

¿Habéis imaginado tener la cama en el trabajo?

¿Poder acostaros cuando queráis?

Aunque parezca increíble,

ha habido en algunas ocasiones

personas que han cobrado por eso,

por no hacer nada, por tumbarse en la cama.

La NASA ha llegado a pagar 18 000 dólares a alguien

por estar tumbado sin hacer absolutamente nada.

Puede parecer bien pagado,

pero ¿os imagináis no poderos mover durante tres meses?

En un hotel de San Francisco, existe el trabajo de limpiamonedas.

Una tradición centenaria

cuyo origen se remonta

a la época en que las mujeres usaban guantes blancos

que debían mantenerse impolutos.

(Les Paul "Jazz me blues")

Una empresa de maquinaria de jardinería ofreció un trabajo

durante un mes que también requería muy poco esfuerzo.

Pagaba 2000 euros por supervisar un robot cortacésped

e ir narrando su experiencia en las redes sociales.

El empleado podía hacer su trabajo desde una tumbona

y no tenía que moverse porque el robot cortaba el césped solo.

(Les Paul "Jazz me blues")

Y, en otro hotel de EE. UU., hubo un empleado

que durante 50 años se dedicó a pasear patos.

Esta persona tenía unos estrictos horarios de paseo.

A las 11:00 y a las 17:00.

Y su trabajo consistía en llevarlos a la fuente para que bebieran

y se refrescaran antes de volver al hotel.

(Dan Romer "A house forgotten")

Como hemos visto, hay oficios de todos los colores.

Por eso también hay contratos laborales

con todo tipo de cláusulas.

Firmar un contrato es un momento importantísimo de nuestra vida.

Y tiene que ver con la estrategia y con la inteligencia,

como el ajedrez.

Por eso yo os recomiendo que os pongáis en manos de un gestor

que os ayude en la redacción de ese contrato.

Así tendréis una buena jugada y las mejores condiciones laborales.

No olvidemos que el asalariado suele estar en desventaja

a la hora de negociar porque necesita el trabajo que le ofrecen.

Dafne, ¿empezamos así?

Me parece injusto para ti.

¿Por qué?

Porque no estamos en las mismas condiciones.

Vaya, esto es como cuando se firma un contrato laboral.

¿Hay que intentar estar en las mismas condiciones?

Pues sí.

Y, de hecho, serías tú, la parte trabajadora,

porque es la parte más vulnerable cuando se firma un contrato laboral.

Y, en un contrato laboral, ¿qué debo tener en cuenta

en términos generales?

¿Qué debo hacer al firmar un contrato laboral?

Lo mejor es que, antes de firmar un contrato,

vayas a un profesional y te asesores sobre ese contrato.

Cuando quieras, puedes empezar. Empiezo.

Vale.

En ese contrato laboral,

¿hay algunas cosas que deba tener especialmente en cuenta?

Pues, básicamente, que la categoría profesional

por la que te contraten sea efectivamente la que realizarás.

Puede ser que utilicen

en el contrato una categoría inferior

para pagarte un salario inferior.

Entonces, es conveniente que la categoría que conste en el contrato

sea la que, efectivamente, realices.

Por ejemplo,

si es el convenio colectivo de la hostelería

y, verbalmente, te han dicho que te necesitan contratar como cocinero,

pues que conste la categoría profesional de cocinero.

¿Y el convenio laboral qué es exactamente?

El convenio colectivo laboral

es la norma básica que regula

las condiciones del trabajador

dentro de la empresa.

Puede ser, por ejemplo, la categoría profesional,

el tema del horario,

las horas que realizará,

el máximo de horas que hará en su jornada laboral semanal...

Todo esto.

En el contrato laboral, aparecen las horas que tienes que hacer.

Pero ¿si es temporal o es fijo y todo esto, también aparece?

Sí. En el contrato, básicamente,

figurará si es un contrato temporal

o indefinido

y la jornada laboral que hará en la semana.

El contrato puede ser a jornada completa,

que en España son 40 horas semanales,

o jornada a tiempo parcial.

Una de las cosas que debemos considerar es la temporalidad, ¿no?

Sí, existen dos tipos de contratos:

los indefinidos y los temporales.

Puede ser que una empresa utilice

sucesivos contratos temporales

cuando, en realidad, la relación es indefinida,

no sabe cuándo finalizará.

Entonces, nos podemos encontrar

que utilicen esta cláusula abusiva cuando la relación es indefinida.

¿Y esto por qué lo hacen?

Básicamente, es para no pagar indemnización.

En los contratos indefinidos, tiene que existir una causa

para poder despedir a una persona.

Si no existe esta causa, se tiene que indemnizar.

¡Me has comido la reina! Lo siento.

Te has despistado. Exacto, me he despistado.

Parece que la partida ha causado interés.

Voy a preguntar si alguien quiere jugar o preguntarte algo.

No sé, vamos a ver.

¿Hay alguien que quiera preguntar o jugar?

¿Tú? Pues te invito a que le preguntes.

Os dejo.

"Local Forecast-elevator")

Sirve porque el trabajador puede tener

unos derechos, como un incremento del salario

por el tiempo que lleva en la empresa

y, además, como cómputo de indemnización

en el caso de que hubiera una rescisión laboral.

No. Siempre tiene que ser por algún motivo.

Si no existe motivo,

entonces, te tendrá que pagar la indemnización que proceda.

El despido improcedente es el que es realizado sin motivo alguno.

La indemnización se establece en el estatuto de los trabajadores

y puede cambiar en función de la legislación.

Se tiene derecho al finiquito cuando finaliza la relación laboral.

En el finiquito, se incluyen las pagas extraordinarias

si no están prorrateadas en la nómina

y, además, las vacaciones pendientes de disfrutar.

Las horas extraordinarias se deberían pagar con un incremento

del 25 % de la hora ordinaria si el convenio colectivo no lo mejora.

Y, en el caso de que no quieran pagar este incremento,

se debería compensar con tiempo de descanso.

Los tres primeros días de baja,

la empresa no paga nada.

A partir del cuarto hasta el 21,

el 60 % del salario.

Y, a partir del 21,

el 75 %.

Por lo tanto, cobras menos de salario.

Siempre los convenios colectivos pueden mejorar estas cantidades

y complementar la parte hasta llegar al 100 %.

Muchas gracias, Dafne.

Jaque mate.

(The Heavy "How you like me now?")

La palabra "nómina" se deriva de la latina "onoma",

que significa "nombre".

Antiguamente, se refería a la lista de personas

que en una empresa debían percibir un salario.

En esta pared, tenemos todas las nóminas

que recibirá un asalariado medio durante toda su vida.

Lo curioso es que, a pesar de recibirlas cada mes,

no todos saben interpretarlas.

Una nómina está llena de datos y de cifras,

pero es más sencilla de lo que parece.

En realidad, hay solo dos partes fundamentales:

los devengos y las deducciones.

(Belize "Little secrets")

Los devengos son tu salario bruto.

Es decir, todas las cantidades que tú generas con tu trabajo.

Hay dos tipos de devengos.

Por un lado, los que se consideran salariales, como tu salario base,

que es el que viene fijado en tu convenio colectivo.

(Belize "Little secrets")

Los otros devengos son los que no forman parte del salario,

como dietas, gastos de transporte, pluses...

(Belize "Little secrets")

Y tu imagen se disuelve en mi mente.

La otra parte importante de la nómina son las deducciones.

A la suma de todos los devengos

habrá que descontarle las deducciones,

que son, principalmente, lo que pagas en impuestos.

Es decir, la retención del IRPF

y tu aportación a la Seguridad Social.

Esto en la nómina consta como cotizaciones

y en el futuro te puede servir, por ejemplo, para cobrar el paro.

Si restamos los devengos y las deducciones,

obtendremos el salario neto o líquido a percibir,

que es lo que llegará a nuestra cuenta.

(Belize "Little secrets")

Si quieres trabajar por tu cuenta, puedes hacerte autónomo.

Esto, probablemente, te exigirá afrontar una mayor responsabilidad,

porque serás tu propio jefe.

Pero también podrás ser más libre

para dirigirte adonde más te interese.

Canción: "St. Louis Blues")

En realidad, el autónomo tiene dos trabajos.

Además de su actividad, debe estar muy atento al papeleo

y no despistarse nunca.

Ser autónomo implica tareas como llevar tu propia contabilidad,

emitir y guardar facturas, perseguir a tus clientes,

en algunas ocasiones, esperar 90 días para cobrar

y, además, debes hacer la declaración trimestral del IVA

además de muchas otras cosas.

Por lo tanto, si no te administras bien,

podrías verte totalmente desbordado.

(Pavarotti "Pagliacci/Act 1")

Vamos a poner orden

y vamos a ver qué pasos seguir para ser autónomo

y no morir en el intento.

(Adriano Celentano "Azurro")

El primer paso es darte de alta

en el Impuesto de Actividades Económicas: el IAE,

en la Agencia Tributaria.

(Adriano Celentano "Azurro")

También en Hacienda deberás presentar el alta censal:

una declaración que indica que vas a iniciar una actividad.

En los 30 días siguientes, afíliate en el régimen especial de autónomos

de la Seguridad Social.

Si abres tu local, pide licencia de apertura en el Ayuntamiento.

Y, si vas a hacer obras, solicita la licencia en el Ayuntamiento.

Una vez seas autónomo, estas serán tus principales obligaciones.

La cuota de la Seguridad Social o cuota de autónomos

es obligatoria y se paga mensualmente.

El autónomo debe presentar siempre una factura por sus trabajos,

donde se reflejen el IVA y el IRPF.

El autónomo debe pagar a Hacienda la diferencia

entre el IVA que ha cobrado a sus clientes

y el que ha pagado por su compras a proveedores.

También debe realizar declaraciones trimestrales de IVA.

Además, debe pagar el IRPF

y debe presentar la declaración de la renta todos los años.

(Adriano Celentano "Azurro")

Las cosas empezaron a ir mal a partir de los 16 años,

que me empecé a quedar calvo.

Bien yo ya no voy a estar.

¿Qué te pasa?

Pues soy artista y trabajo en la comedia

y soy autónomo.

Y siempre estoy a la espera de que me llamen,

porque, al trabajar en la comedia o en el artisteo,

en el tema de los autónomos,

enviar un currículum no lo puedes hacer.

Y siempre estoy ahí con... como con la...

esperando esa llamada fantasma.

Pienso siempre que me están llamando por el móvil,

que lo voy a coger y me van a dar un trabajo muy bueno.

Y estoy en la mierda y... Y no llega.

No suele llegar.

A veces, incluso, me hago perdidas a mí mismo desde otros teléfonos

y contrato a gente para que me llamen

y me digan que tienen trabajo para mí.

A mí me hubiera gustado ser cajera en Mercadona

y tener una placa con mi nombre

y verlo todo el tiempo para saber quién soy yo.

(Canción: "Me olvidé de vivir")

De tanto correr por la vida sin freno,

me olvidé que la vida

se vive un momento.

De tanto querer ser en todo el primero,

me olvidé de vivir

los detalles pequeños.

En España cada vez hay más autónomos.

Muchos se ven obligados a serlo

y por eso le ven muchísimos inconvenientes.

Un asalariado solo debe preocuparse de que su nómina esté bien,

pero un autónomo debe hacer de secretario

y de su propio gestor.

Y, además, por si fuera poco, sus ingresos no son fijos.

Ya no soy como ayer.

Pero ser autónomo tiene ventajas y puede ser una experiencia positiva.

El "coach" Sergio Fernández, autor del libro "Vivir sin jefe",

lo tiene clarísimo.

Me olvidé de vivir.

Tony, cuéntame, te escucho.

Yo vengo de trabajar en empresas

en el mundo de la hostelería.

Vengo de una seguridad, de tener un trabajo normal,

de tener una nómina...

Incluso hacíamos cenas de empresa.

Eso, como autónomo, no lo puedo hacer.

Y, luego, en 2013,

me llaman para hacer colaboraciones de humor en programas de radio.

Y, claro, me doy de alta de autónomo.

Y, entonces, me doy cuenta de que es una trampa mortal.

Cuotas, la trimestral...

Eh...

Tienes que hacer recibo de todo lo que tienes.

Todo tienes que facturarlo.

Están detrás de ti.

Yo te voy a dar otro punto de vista.

Hay que entender que no hay nóminas y que no van a volver a existir

y que fue algo bonito del pasado.

Este es el primer cambio.

En el siglo XXI, cosas que existieron en el siglo XX

y que nos contaron en el instituto y en la universidad

que existirían en nuestra vida ya no existen,

porque el mundo ha cambiado...

Se siguen haciendo contratos.

Sí, pero la tendencia es que cada vez se hacen menos contratos

y los que se hacen cada vez ofrecen menos garantías.

¿Esto adónde nos lleva?

A darnos cuenta de que los profesionales, como es tu caso,

profesionales independientes,

solo tienen una salida: constituirse como sociedad o como autónomo.

Necesitamos aprender a vender.

Y esto yo creo que es una cosa

que es indiscutible y que es una buena noticia,

porque se puede aprender a vender.

Necesitaríamos, en este primer encuentro,

tener claras las tres claves, las tres ideas fundamentales

que todos a los que les va bien en el mundo de la empresa tienen

porque entienden cómo funciona la venta.

La primera es hacer una base de datos de personas

a las que tú puedas ayudar.

Vender va de ayudar, va de servir.

Tú podrías ayudar a dueños de bares o de locales a llenarnos,

a hacer más caja y, por tanto, a que les fuera mejor.

Y lo siguiente es hacerles una propuesta de valor.

"Yo creo que te puedo ayudar de esta manera.

Me encantaría que lo probaras".

Y ofrecer una posibilidad que implique

el menor compromiso posible.

Y la tercera clave, y tú la sabes, es la de tener una marca personal.

Es decir, la de que no tengas tú que ir a vender,

sino que te vengan a comprar. -Eso lo tengo.

Pero luego me roban los bolos los otros artistas.

Hay una frase que podría resumir esto.

Siempre hay más posibilidades de las que parece.

Siempre hay alguien que hace lo mismo que nosotros

y le va mejor.

Lo que tenemos que hacer es entender qué hacen esas personas

y hacerlo nosotros.

Voy a intentar aplicarlo.

Mañana, con los proyectos que tengo en mente,

voy a ir a los despachos a dar una patada a la puerta

y voy a entrar y lo voy a vender todo.

Y luego voy a...

pagar la puerta rota.

Os presentamos aplicaciones útiles para asalariados y autónomos.

La primera es Nómina PRO.

Comunica a Recursos Humanos con los empleados de una empresa.

Así disponen de toda la información laboral

que en cualquier momento y desde cualquier lugar podrán consultar.

Sí.

Actibva es un simulador de sueldos

que calcula tu sueldo bruto, neto y tus retenciones.

Muy interesante.

Asesor Autónomo es como tener una gestoría en tu móvil.

Te hacen la contabilidad y presentan los impuestos.

Lo estoy mirando.

Esta te la compro.

Q-Tax convierte los tickets diarios de pequeños importes en facturas

para que los desgraves en el IVA.

Me encanta.

La quiero.

Y Autónomo PRO, que te permite gestionar información de clientes,

administrar facturas,

hacer informes de ingresos, gastos y beneficios

para que sea más fácil cumplimentar tus declaraciones.

Chao.

(Heinali "Sway, sway")

¿Y tú cómo crees que es el empleo ideal?

¿En qué trabajarías

independientemente de lo que cobres?

¿Qué crees que es más importante para un empresario:

las horas que trabaja o los resultados?

¿Qué prefieres: ganar dinero o desarrollar tu talento?

Supongo que estás esperando a que te demos respuestas.

Lo sentimos, pero no te las daremos

porque la respuesta la tienes tú.

Y, decidas lo que decidas,

solo te lanzaremos otra pregunta:

¿Estás haciendo lo que te apasiona?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Contratos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Economía de bolsillo - Contratos

30 abr 2016

Marc Vidal se va de excursión a un lago para ver en qué se parecen el empleo y un deporte como el remo. Juega al ajedrez con Dafne Muratet, pare mostrarnos todo lo que hay que saber al firmar un contrato laboral o, entre risas, conoceremos lo dura que es la vida del autónomo.

ver más sobre "Economía de bolsillo - Contratos" ver menos sobre "Economía de bolsillo - Contratos"
Programas completos (15)

Los últimos 30 programas de Economía de bolsillo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos