Donde viajan dos La 1

Donde viajan dos

Viernes a las 23:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5692941
Donde viajan dos - Mallorca - ver ahora
Transcripción completa

Ya está. Con este perfil vas a triunfar más

que Bertín Osborne o Julio Iglesias.

No exageres, Langui.

¿Cómo que no? Mira.

Jesule, cuarenta y pocos.

Actor premiado y agente secreto.

Me gusta el mar, los amaneceres y los bebés foca.

Bueno, esto igual es un poco típico, pero funciona.

Busco mujer culta y sensible para una relación salvaje.

¿Salvaje? Eso es demasiado, tío.

¿Sí? Bueno, venga, va, corrijo.

Salvaje, pero no mucho.

Sin poner en peligro las retinas.

Mucho mejor.

Nos aseguramos de tener una foto chula.

A ver esta que tienes aquí.

¡Hala, cuando subiste el Angliru!

La de Top Gun.

¿Con Edurne?

Esta, esta, esta, oh, oh.

Con tu morrito. No se hable más.

Y ya solamente queda que una chica haga match.

(Pitido)

Mira, ya está.

¿Tan pronto? A ver quién es la afortunada.

¿El Jefe?

O le pones un poco de Photoshop a esa cara de Bartolo

o no te comes ni un colín.

Te lo digo por experiencia. Pero vamos a lo que vamos.

Vuestra misión consiste en condecorar,

nada más y nada menos, que a Rafa Nadal.

Las razones están clarinetes.

Es uno de los españoles más queridos.

De esfuerzo y superación sabe un rato.

Y tiene una fundación que lucha contra la exclusión.

Lo tiene todo para ser el embajador de nuestro programa.

Y, de paso que lo tienes delante,

que te ayude a mejorar tu revés cruzado.

El que tienes ahora da pena.

Y ya que vais a Mallorca,

me traéis una ensaimada.

# Será maravilloso viajar hasta Mallorca.

# Sin coger el barco o el avión,

# solo caminando en bicicleta o autoestop. #

hay que fastidiarse con el karaoke.

Venga, venga, ahuecando.

Somos la Agencia de Movilidad, Inclusión y Bienestar.

Un organismo secreto del gobierno

formado por agentes muy especiales.

Dos de nuestros mejores hombres trabajan infiltrados

en las más altas esferas de la música y el cine.

Ahora tienen un nuevo objetivo: viajar por España y el extranjero

para dar visibilidad a las personas con discapacidad.

El Langui y Jesús Vidal

son la mejor, principal y última

línea de defensa contra la exclusión.

Nombre en clave de la misión: "Donde viajan dos".

# Será maravilloso

# viajar hasta Mallorca.

# Sin necesidad de usar el barco o el avión,

# solo a patita, en bicicleta o autoestop. #

Al que escribió la cancioncita se le olvidó el hidropedal.

Las cosas ya no son como eran.

Ha habido muchos recortes.

Pedalea, que vamos a contracorriente.

Podríamos intercambiar posiciones, ¿no?

Después de lo bien que lo hiciste en el Angliru,

no quiero robarte tu momento.

Además, aquí se está mortal de necesidad.

Si ves tierra, avisa.

¡Qué morro tienes!

¡Uy, qué a gustito se va aquí atrás, amigo!

(TARAREA)

# Será maravilloso...#

Se te da genial pedalear, Jesule.

Tú dale ahí, Marino Lejarreta.

Te voy a dar yo a ti pedales.

# La verdad es que aquí, en Mallorca, se está mortal. #

¿Habías estado alguna vez en Mallorca?

No, pero he comido tantas ensaimadas

que ya hablo un poco de mallorquín, aixó.

Molt bé.

¿Cómo vamos, Langui?

Tú sigue, que cuando lleguemos, te aviso.

Langui, tú, como vigía, no tienes precio.

Muchas gracias, Jesús. No me has entendido.

Quiero decir que no tienes precio porque no vales nada.

# Te vamos a integrar, ya eres uno más. #

Espero que se te dé mejor encontrar a Rafa que divisar tierra.

Muy gracioso. ¿Por dónde empezamos?

¿Dónde puede estar? Vamos a empezar por su fundación.

A ver si nos lo encontramos aquí a Rafa.

¡Hola! Hola, ¿cómo estáis?

¿Qué tal, María Francisca? Muy bien. Bienvenidos.

Muchísimas gracias. Venimos buscando a Rafa Nadal.

Para condecorarle por su labor, por su sacrificio.

El trabajo con la fundación, la integración.

Qué ilusión. Pero no le vemos.

No, aquí no le podéis encontrar.

Aquí estamos en el Centro Fundación Rafa Nadal.

Pero sois bienvenidos a conocer el proyecto.

Era la excusa, venimos a verte a ti,

que eres la directora general de la fundación y que nos cuentes.

Así, bueno, ya empezamos mejor.

Qué ilusión que nos reciba María, la mujer de Nadal.

Quién mejor que ella para que nos explique

de qué va la fundación. ¿Verdad?

¿Qué hacéis en esta fundación?

Trabajamos, sobre todo, en deporte, en cómo el deporte

influye en los niños y jóvenes.

El deporte es un elemento muy potente,

pero acompañado de educación, los resultados son superpositivos.

Deporte y educación, qué interesante.

Grandes pilares.

Lo más importante es la igualdad de oportunidades,

independientemente del origen o la situación social.

Y darles las herramientas para sacar la mejor versión.

Exacto, cada uno de ellos tiene cosas positivas.

Y hay que potenciar al máximo estas capacidades.

¿Los muchachos y muchachos de qué edades son?

Entre los 5 y los 17 años.

¿A los 5 años, qué hace un niño que llega aquí?

Sobre todo, lo que trabajamos

son hábitos que les pueden ayudar en el colegio.

Psicomotricidad, coordinación.

Es lo que están haciendo. Exacto.

Ejercicios de psicomotricidad.

A mí me faltaron en la infancia.

(RÍEN)

Además de la fundación, tenéis proyectos en el extranjero.

Exacto. Tenemos este centro.

Abrimos otro en Valencia y hay un proyecto en India.

Pero la India está muy lejos. ¿Cómo estás en contacto...?

Estamos en contacto diario semanal.

Y viajo cada año.

Y qué sensación la India, no tiene nada que ver con esto.

La verdad es que la primera vez que fui fue un impacto fuerte.

Después de 10 años, me sigue pasando.

Allí, el entorno, obviamente, es muy diferente.

Cuando conoces cómo viven, cómo sobreviven

y cómo luchan para seguir viviendo y mejorando,

te quedas con el esfuerzo que hacen.

Nos hace ilusión cada año ir. Nos reencontramos con el equipo,

con los chicos, que les ves crecer,

que luego te cuentan lo que han estado haciendo,

lo que han mejorado cuando están estudiando.

Es muy importante esa parte también.

Estoy disfrutando con ella como un enano.

Como los enanos que estaban jugando en el patio.

Te podías haber puesto con ellos. Ganas me dieron.

¿Y vosotros, qué tal? Vi la película, Jesús.

¿Qué tal la experiencia? También, deporte.

Una historia sobre la superación.

Sí, para mí fue la oportunidad de dar el salto al cine.

Y fue una experiencia, tanto actoralmente

como personalmente, de muchísimo crecimiento.

Y tú, Langui, tu historia de superación

es increíble. De estar por casa.

No, no, en casa te lo pusieron difícil,

dijiste, recogiendo el Goya.

Sí, yo creo que es fundamental.

Que te lo den todo hecho, a la larga, es perjudicial.

Hay que autosuperarse.

Y dar las herramientas para hacernos independientes.

Sí, y lo has conseguido, sin duda.

Ese esfuerzo, en definitiva, es lo que se enseña aquí.

Exacto.

El esfuerzo, la superación.

Lo sabéis vosotros, lo sabemos nosotros

por las historias de los críos que atendemos.

Y es algo a tener en cuenta por toda la sociedad en general.

Madre mía...

10 años de fundación. ¿Cómo la ves dentro de 10 años?

Pues no lo sé, yo me quedo un poco

con la ilusión de seguir creciendo en proyectos,

de seguir ayudando, intentando que los niños sean felices,

que tengan oportunidades.

Que haya muchos niños, que podamos atender a cuantos más, mejor.

# Quédate conmigo. #

¿Y Rafa Nadal? Tenemos ganas de verle.

Quiero perfeccionar mi revés.

¿Cuando entra, qué se dice, sí?

In. ¿In?

Está entrenando ahora mismo.

Y en la academia están los chicos de "Más que tenis".

¿Qué es eso de "Más que tenis"?

Es el segundo proyecto de la fundación.

Ya llevamos con ellos 10 años y lo que hacemos

es que jóvenes y niños con discapacidad intelectual

que quieran practicar tenis, les ofrecemos las herramientas

necesarias para ello.

Es una gozada ver cómo evolucionan,

cómo mejoran, lo bien que se lo pasan.

Nos vamos para allá, a ver a Rafa

y a los muchachos y muchachas.

Prepárate, porque te van a agarrar en la pista.

A ver si perfecciono mi revés.

Ya estás suficientemente enrevesado, Langui.

Pasadlo muy bien y gracias por la visita.

A vosotros. Y seguid haciendo estos viajes.

Que sigáis con la fundación, que es tan necesario

y en estos momentos, mucho más. Haremos lo que podamos.

Gracias. Nos vemos.

Hasta luego. Hasta luego.

A ver si tenemos un poquito más de suerte

y encontramos a Rafa en la academia.

Mantén los ojos abiertos, divisando el "percaluni".

# Vamos a jugarlo todo. #

¿Qué tal, chicos? Hola, Maribel.

¿Está Rafa? Si no lo sabe su hermana...

Sí, Rafa está por aquí.

Está entrenando en tierra.

¿Queréis ir a verle? Claro, a eso hemos venido.

# Estoy loco por el tenis,

# me encanta su juego tan emocionante. #

¿Entrena mucho Rafa?

Sí, la verdad es que sí.

Hay que entrenar, chicos. Hay que esforzarse.

A ver si necesita que le pase con el carrito la tierra.

Después de pisar mis pies, vas a por la tierra batida.

Venga, Maribel. Hasta luego.

Ya me has dado una pasada al pie.

¿Te he pisado? Como siempre.

Qué rencoroso, macho.

# Primero, el drive... #

¡Venga, Rafa!

¡Jo, macho, qué revés!

La pelota va por ahí.

¡Vamos, Rafa!

¡Esa bola ha entrado, que lo he visto clarísimo!

# Qué bueno es el tenis. #

¡Cómetelo! Que es un entrenamiento.

Da igual, da igual.

¡Ese Rafa cómo mola, se merece una ola!

¡Eh!

¡Eh!

Joder, botafumeiro, cómo te mueves.

¿Qué tal, cómo estamos? Venimos a entregarte algo.

Aquí estamos. Después hacemos una charla.

Y a perfeccionar mi revés. Bueno.

Te enseñamos lo que haga falta.

Tiene un revés cruzado, muy cruzado.

¿Muy cruzado, cómo, demasiado? Me paso.

Te dejamos entrenar. Venga, después hablamos.

Gracias, Rafa.

Muy buenas. Maribel.

¿Habéis encontrado a Rafa? Sí, pero le hemos dejado tranquilo.

Somos unos escandalosos. El escandaloso eres tú.

Yo os he escuchado desde aquí. Sí, ¿verdad?

Vamos a dejarle tranquilo. Luego hemos quedado.

Qué bien. ¿Estaba fino? Fino, como es Rafa.

Perfecto.

Os quería enseñar el museo. Sí, hombre.

Nos hace ilusión. Os va a gustar.

Pues nada, vamos a por ello.

(Latidos)

¡Guau!

¿Qué tal, os ha gustado?

Que te dan ganas ya de ponerte a jugar.

Estos son los primeros trofeos de Rafa, cuando era pequeño.

La primera raqueta.

Que mi madre la encontró, no sé cómo.

Pero es bonito tenerla.

La mamá la encontró. Sí, sí.

("Feels", Calvin Harris)

¡Cómo mola el museo! Y con cosas de otros deportistas.

El coche de Fernando Alonso.

¡Qué guapo!

¿Lo puedo tocar? Lo puedes tocar.

(Piano)

He tocado el coche de Fernando Alonso.

Ya te he visto, casi te montas y sales disparado.

Ganas me dieron.

¡Cómo mola!

Esta es la pista central de la academia.

Están entrenando dos chicos

del proyecto "Más que tenis" de la fundación.

Si os atrevéis a dar unos raquetazos, os estaré mirando.

Pues claro. ¿No?

Bueno. Así me gusta.

Bueno, chicos, nos vemos después. Maribel, muchas gracias.

Voy a poner a prueba mi revés.

Tú sí que estás al revés.

Te gusta ese chiste, ¿eh?

("Great balls of fire")

¡Cómo le dan a la raqueta!

¿Les preguntamos y que nos cuenten cómo les va?

Vamos. ¡Chicos!

¡Tenistas, "venirse" para acá!

¿Qué tal? Buenas, ¿qué tal?

Muy bien, echando el ojo.

(RÍEN)

No veas cómo le metéis a la raqueta.

Sí, llevamos bastante tiempo.

Creo que cinco años. ¿Cómo son los entrenamientos?

¿Son intensos? Sí, sí.

Nos meten caña con el físico.

Pero lo pasáis bien, eso es lo fundamental.

Ayuda mucho el tenis.

Aparte de que es psicológico, el entrenador te ayuda mucho.

La actitud en la pista.

Aprendes mucho fuera y dentro.

Y está muy bien eso.

Tirar para adelante, el fallo, volverlo a intentar.

La voluntad. La voluntad, sí, sí.

La filosofía de Rafa. Sí, sí.

Sí, señor.

Os veo muy parados a los dos.

Nos unimos al entrenamiento. Venga.

Venga, va.

Hola, chicos. Vamos a hacer una fila.

Porque haremos el golpe de derecha.

Golpe de derecha, vendremos aquí,

golpe de derecha.

Nos iremos corriendo para ir a la fila.

¿Y no podría haber una fila para mí?

Sí, también.

¿Y un recogepelotas personal? Venga.

(RÍE)

Preparado.

Uy, que te meto.

Prepara. Muy bien.

Siguiente. Más arriba.

Jesús, te toca.

¡Vale!

Aquí detrás.

¿No te importa que me cuele? -No pasa nada.

-Abajo. ¡Uy!

¡Uy!

Otra.

Vamos, Jesús, arriba. ¡Uy!

Yo creo que es mejor que le pongas de recogepelotas, el mío.

¿Te toca a ti otra vez?

Me he colado. Ya te he visto.

Es que le pegas una vez y quieres pegarla mil.

Venga, va.

Perdone, profe.

Prepara. Ya.

¡Se ha ido fuera!

Vaya ojo de halcón estás hecho, esa ha entrado, colega.

Sí, sí, ha entrado en tu casa.

Out!

¡Pero qué out, pero que ha entrado!

¿Cuando entra, se dice sí? In.

Out!

¡No!

Siguiente ejercicio, la volea de revés.

¡No!

¿Y no podría ser comerse un plátano en el banquillo?

Esto es muy cansado.

Ya.

Oh, qué dejada. Venga.

# Me gusta el tenis, sí.

# Me gusta, me gusta. #

Vamos. ¡Madre!

¡Qué buena!

Venga, Langui, va. Langui.

Que me he venido arriba. Me he visto con la cinta

en la cabeza y me creía McEnroe machacando en la red.

John McLangui. Con el mismo revés.

Chiquillo, ¿no estás nervioso?

¿No ves mi cara de emoción? ¡No!

¿Estás? ¿Te bajo la red, Jesús?

Mira bien la pelota.

¡Eh! Va.

¡Buena, Jesús!

Molt bé! Una técnica propia.

No se puede meter la raqueta dentro del campo contrario.

¡Ha entrado, ha entrado! ¡Ole, qué dejadón!

Con efecto, macho. Cucharón.

¡Uy! Con salto, Jesús.

¡Salto, bien!

(Aplausos)

¿Cómo crees que nos ha ido?

Yo creo que no valemos ni para recogepelotas.

¡No!

Bueno, chicos, chicas. Muchas gracias por dejarnos

entrenar, ha sido un gustazo.

Nos vamos. Bueno, Langui.

Vete tú, yo me quedo a hacer de juez de línea.

¡Qué dices! ¡Hombre!

Pues nada, ojo de halcón, ahí te quedas.

¡Match point!

¡Out! (RÍE)

¡Out! Out.

¡Out! Out.

¡Out! Out.

Out.

¡Langui, qué malo eres!

¡Sí! ¡No das ni una, Langui!

¡No!

¡No! ¡No! ¡No!

(RÍE)

Vamos a encontrarnos a Rafa Nadal.

¿No estás nervioso? ¡No! Bola, set y partido.

¿Qué tal? ¡Hombre!

¿Cómo estamos? Hola, Rafa.

¿Bien? Muy bien.

El tenis cansa demasiado.

Y más, con este calor.

Hemos estado en tu fundación. ¿Sí?

En la academia. ¿Y qué tal?

¿Qué os ha parecido el tema? Fabuloso.

Yo también tengo mi asociación.

Intentamos becar a los jóvenes

que tienen un entorno desfavorecido.

Sé lo que hay detrás.

Tenemos un gran grupo de profesionales que se encargan

de que en todos los proyectos los niños y niñas

estén lo mejor atendidos posible.

Que estén felices y que se generen oportunidades,

que quizá, sin esos centros, sería imposible.

La verdad es que su destino está más

en lugares un poco más complicados.

(Risas)

Merece la pena tanto esfuerzo, imagino.

Siempre vale la pena. Cuando ves a los niños y niñas,

que han tenido una evolución positiva,

niños que tenían un destino muy complicado en la vida.

Sabes que les das una salida positiva y les preparas

para una vida que pueda ser una vida agradable.

Eso es algo que no tiene precio.

Es una gran satisfacción poder ayudarles.

Cuando llegas a un entreno a visitarles,

y ves a los chavales y chavalas que están aprovechando

y hablas con los entrenadores, monitores,

te van contando la evolución de cada muchacho,

merece la pena el esfuerzo, la dedicación,

el dinero que haya que meter aquí.

En cierto modo, me siento con la obligación

de ayudar, porque al final, la vida a mí

me ha tratado mucho mejor de lo que hubiera soñado jamás.

Con lo cual, es el momento también de darlo de vuelta.

Es lo que decidimos hacer 10 años atrás,

cuando se fundó la fundación.

Yo también hago 10 años. Es verdad.

Estamos aquí... 10 años con fundación mutua.

Vamos ahí a la par.

Y con la fundación, también, no solamente aquí,

intentáis ayudar con proyectos internacionales.

Tenemos el proyecto en India.

Los chicos van por las tardes, juegan al tenis.

Estudian inglés, matemáticas, informática.

Y yo creo que...

La verdad es que las condiciones allí son muy complicadas.

Pero vale la pena.

¿Y cuándo descansas tú, Rafa, tío?

Filete, ¿cuándo descansamos? Yo...

Yo, filetillo, descanso cuando puedo.

Cuando puedo, descanso.

Pero sí, tengo mis momentos.

¿Y fuera del tenis, algún hobby que otro?

Me encanta el mar, jugar al golf.

Rafa, has sido campeón

del Open de Baleares Amateur. No, no.

Perdí, perdí. Al final, la pifié.

Estuve a punto.

¿Qué cosas se te dan mal? Muchas.

El orden, lo primero. ¿El orden?

Ahí también vamos a la par. Estamos ahí, el orden...

Pregúntale a mi mujer, si hablas con ella,

si está muy contenta con el orden en casa.

Lo tuyo es cuestión de pelotas: tenis, golf.

Me encanta el deporte en general.

Eso se nota mucho en el museo.

Cómo cuidas los diferentes deportes.

Esas zapatillas de Pau.

Ese coche de fórmula uno.

Al final, estamos dentro de una instalación deportiva.

Yo creo que era bonito tener un museo.

Nunca quise tener un museo que fuese solo mío.

Quería hacer un museo del deporte.

Aquí tenemos recuerdos de los deportistas

más importantes de la historia.

Encima, humilde, nuestro mejor deportista.

Eso a mí no me va mucho.

Esa humanidad es por lo que la gente te quiere tanto, Rafa.

Bueno, no lo sé.

Yo estoy muy agradecido. A mí me han tratado genial.

¿Y hasta cuándo te ves pegándole a la raqueta?

Hasta que esto y esto me digan que basta.

Soy feliz haciendo lo que hago.

Cuando llegue el momento y deje de ser feliz,

será momento de dedicarme a otras cosas.

¿Tienes algo pensado, te inquieta algo fuera de...?

Confío en saber adaptarme a lo que pueda venir.

Pero esperemos que no sea ya.

Te van a hacer igual de feliz o incluso más.

Al final, se trata de mantener la ilusión por vivir y evolucionar.

¿Cómo ves tú eso de la inclusión, la diversidad?

Creo que es importante aceptarse uno como es,

lo primero, para salir hacia delante.

Aceptar sus problemas, sus virtudes.

Sus limitaciones. Y a partir de ahí, aprender

que cada uno es especial en unas cosas,

el mejor en otras cosas,

aceptarse como uno es y ser feliz con lo que tiene.

¿Tienes oportunidad de conocer el día a día

de todos los proyectos de la fundación?

Estoy informado de las cosas que van sucediendo.

En India sí que he estado. En Palma, evidentemente.

Los chicos de "Más que tenis".

Hemos estado peloteando con ellos. Los veo habitualmente.

Aparte, vienen a entrenar aquí. La verdad es que son una pasada.

Cuando los ves sacando su mejor versión.

Esto te da felicidad y te alegra la vida.

Siempre, con un ojito

en pensar cómo podemos crecer

y cómo podemos mejorar en todo.

Bueno, Rafa, a lo que hemos venido, tío.

A ver. Entre otras cosas...

Hacerte entrega de la insignia de nuestro programa.

Coge el pin. "Donde viajan dos".

Para que seas embajador de nuestro mensaje

y lleves, como lo haces siempre,

la inclusión, el buen rollo y la verdadera igualdad.

Un verdadero placer, me hace mucha ilusión.

No digo que te lo ponga Jesús, que te pinchará el pezón.

¿Sabes? ¿Es peligroso o qué?

Tira con bala.

Como todos tus trofeos, muérdelo un poquito.

Rafa, tío, que sigas igual de bien.

Tú y toda tu familia. Mil gracias.

Vamos a seguir nuestra partida. Venga.

Esta charla con Rafa la voy a recordar toda mi vida.

Se montó atrás en la motillo.

¿En serio? Tengo pruebas.

¿Eh?

Le faltó ponerse la chichonera.

("Jolene", Dolly Parton)

Y ahora vamos a conocer a otro mallorquín ilustre.

Miquel Montoro. ¿El youtuber payés?

Ese. ¿El de les pilotes?

El mismo. Hostia, pilotes!

Oh, que son de bones, m'encanten!

Qué ilusión me hace, Jesús.

¡Bueno! ¡Bueno!

¡Bueno!

¿Cómo estamos?

Muy contentos de estar aquí. Igualmente.

Pero antes de todo, tú ya llevas la gorra,

pero te tengo que dar una cosa, Jesús.

Tengo que darte una boina.

Tienes que ir bien por el campo.

Claro que sí. Si no, la peladilla...

Claro.

Pero bueno.

Como cuando me calzo mi gorra, que le meto el flow.

Y te la colocas por todo.

Y detrás.

Le queda bien. Le queda perfect.

Para ponerse a labrar y a recoger el fruto.

Ya soy todo un payés.

Vamos a labrar un poquito.

Tú vas a probarlo también.

Hombre, claro, yo te aro lo que me digas, estoy aquí para ti.

Muy por la labor.

Venga, Jesús, agárrate a mí.

¿Qué me has puesto aquí enganchado?

Un apero, para que tú y tu tractor lo probéis.

Voy a echarte un cable y a quitarte un poco de faena.

Ya lo veremos eso, ya.

Yo me quedo aquí

y así veo cómo lo hacéis.

¡Miquel!

¡Miquel!

¿Qué te ha pasado?

Que he encallado, tío.

Joder, tío, ahora para salir.

Parece que te ha puesto ahí el ayuntamiento, echa un cable.

(Música de "Superman")

¡Vale, vale, vale, tienes una fuerza descomunal!

Esto no... No, ¿verdad?

Voy a buscar dos cuerdas y te tiro con el tractor.

Venga, vale. Voy a buscar dos cuerdas.

No te muevas, ¿eh? No, no, no.

Si no me puedo mover.

¡Qué pena! Pero...

¿Cómo que qué pena, no vas a echar un cable?

De acercarme, ni hablar, que me pillas con la motillo

y me pasas con el arado.

Es que tienes un tractor chapucero.

Yo lo muevo y todo.

Qué chapucero, es el terreno. Es chapucero.

Sácame de aquí y ponme en asfalto.

Te montas y la pruebas. Y me dices si es chapucero.

Vamos a probarlo, a ver si es verdad.

¡Ya verás tú la mía!

(Música)

Tu tractor, por el campo, no.

A ver. Oh, qué cómodo.

¿Es más cómodo que tu tractor o qué?

No, no. Todo tuyo.

Anda que no tienes recta.

Lo voy a poner a 100.

¡Vamos!

¡Cuidado, Miquel, cuidado, cuidado!

Ay, como se piñe, que me quedo sin motillo.

(RÍE)

¡Madre mía, yo quiero una de estas, Langui!

Que le ha cogido el gustillo, se va a la Península con ella.

Yo quiero uno de estos.

(RÍE)

¡Miquel, vuelve!

(RÍE)

¿Qué?

¡Madre mía, qué bien va esto!

Ahí tienes mi tractor, todo tuyo, te lo cambio.

¡No!

¿Qué más hacemos, damos de comer a las gallinas?

A los animalejos. No es mala idea.

Así trabaja mi primo.

Pero Miquel, déjame la...

Pero que este tío quiere que vaya andando.

Este ya se ha adueñado de mi moto.

Se la podías regalar.

¡No!

Tendrán hambre ya, ¿no? Creo que sí.

Siempre tienen hambre.

¿Los ves aquí?

¡Ich, ich, ich!

Pasa, Jesús. ¿Así los llamas tú?

¡Ich, ich, ich!

¡Ich, ich, ich!

Ich.

Ich, ich.

Al cerdo, no.

Al cerdo, no. Dale.

Ah, bueno, a mí me gusta mucho escuchar la radio.

¿Dónde la escuchas? En mi taller.

Arreglando motores, sí.

Me gusta mucho Michael Jackson.

("The way you make me feel")

Pues eso, que me gusta mucho.

Y luego, también me gustan mucho los animales,

como puedes ver.

El campo, en general. Y el tractor.

Están disfrutando. ¡Madre mía!

Como nosotros. La verdad, tenía muchas ganas de conocerte.

Y que eres admirable, tío.

Tu amor por la naturaleza, tu forma de vida.

Te ha jugado alguna mala pasada en el colegio.

Claro, yo no jugaba a videojuegos.

Se reían de mí por estar gordo.

Y también, por mis gustos.

Son cosas que pasan, hay que cerrar las páginas.

Sé que es difícil porque todos nos enfrentamos...

¿Qué le pasa al resto? Que lo diferente no gusta.

Cuántos muchachos y muchachas

tienen sobrepeso,

tienen el cuerpo como yo,

la vista, como Jesús, o sus gustos son totalmente diferentes

al resto de la clase.

Y en ti ven un referente.

La variedad complementa la sociedad.

Ya, pero luego, si queremos comer cosas bien hechas,

¿adónde vamos? Al campo.

¿Por qué tienes tantos likes?

Porque eres auténtico.

Porque haces las cosas de verdad.

Y eso llega a la gente.

Y tu forma de vida, en realidad,

conquista a la gente. Muchas gracias, igualmente.

Porque sois muy auténticos.

Este es un poquito falso, pero él es muy auténtico.

Qué chico más majete.

("Here comes the sun")

Ya viene.

Tú y yo nos entendemos.

Qué bonito eres, coño. Precioso.

Le da besos al burro.

Ay, cómo molan los burricos.

¿Tú habías dado de comer a un burro?

Quitándote a ti, nunca.

De tanto dar de comer al burro, al otro burro

le han entrado las ganas de comer.

¿No tendrás por ahí pan payés con sobrasada o pilotes?

Hay de todo.

Os voy a poner un poquito.

Venga, Miquel.

Que estoy deseando. ¡Jo, macho!

El entrante. Luego, si quieres, la olla.

Parecía que estabas comiendo las uvas en Nochevieja.

Además, me comí 12. O más.

(Campanadas)

Me voy a quedar aquí a vivir.

Contigo. A ver, camas hay.

Si no, duermo con el burro. Mientras haya pilotes...

¿Tú cocinas, Miquel? Yo, sí, me gusta mucho.

¡Que le estás robando el plato!

Si es que no come.

Cómo me puse de pilotes, qué buenas.

Este plato es muy raro. Se mueve y todo.

Algo raro tiene. Qué patas más largas.

Mira las pilotes, dónde están las pilotes.

Mira, Jesule. Tápate.

Bueno, Miquel, muchas gracias por atendernos,

por abrirnos tu casa, por darnos gloria bendita.

Un vídeo sí que hacemos. Los que hagan falta.

Muy bien, Jesús, un poquito más fuerte.

Bueno, aquí estamos, en Mallorca.

Vamos a hacer una carrerilla.

(RÍE)

Vas a conocer un medio de transporte superecológico.

Pues sí que te ha dado fuerte el espíritu de Miquel.

Parece sacado de la película "Mad Max".

Más allá de la motillo del Langui.

¡Buenas!

¿Qué tal, Rafa, Santi? Buenas tardes.

-Bienvenidos.

Eres el fundador de Handy Sport. Así es.

Actividades deportivas para gente con discapacidad.

¿Cómo se llama este deporte? Blokart.

Se ha convertido en la clase más popular

que hay de vela en tierra.

Santi, eres campeón europeo, campeón del mundo.

De España, del mundo y europeo, varias veces.

Saliste en las temporadas 1 y 2 de "Bola de dragón".

El maestro Mudenroshi.

Exactamente.

¿Mucha peña con discapacidad practica este deporte?

Hay cada vez más.

Aquí no se distingue discapacidad, es el peso y fuera, ¿no?

-El peso del piloto.

Cuando te sientas en un blokart, no sabes quién usa silla de ruedas.

Dentro del casco todos somos iguales.

Es el grial de la inclusión social.

No hay ninguna otra actividad dinámica que se le parezca.

En el último mundial, compañeros y compañeras

de 16 a 78 años.

Con hemiplejia, amputaciones, parálisis cerebral.

-Mucha gente con discapacidad se está metiendo

en un deporte precioso e inclusivo.

Pues este es el deporte idóneo para nosotros, Jesús.

Además, con tu peso, seremos campeones del mundo.

Y con tu placa solar de ahí arriba, fíjate.

A arrancar. Vamos, Roquefort.

¿Cómo se llama este medio de transporte?

Blouky, blo...

Coche con vela.

¡Cómo mola, tío!

Como nos animemos, nos apuntamos al mundial.

¿Y esto puede volcar?

Sí.

# Y volar y sentir que ya no queda veneno. #

Qué sensación más bonita.

¡Guau!

¡Qué pasada! ¡Cómo mola!

Sin motor, con el viento.

Cómo mola, Jesús.

Compartiendo, tú, tirando de la cuerda.

Tira de la cuerda.

Bueno, ¿qué te ha parecido?

Que qué nos ha parecido. Muy bien.

Esto es un subidón. Adrenalina pura.

Pura y dura.

-Solo me queda inscribiros para el mundial.

Muchísimas gracias por enseñarnos este deporte.

Nos lo llevamos puesto. Allá vamos.

Hala, hasta la próxima. ¡Al foro!

¡Vamos!

Aún no tenemos la ensaimada para el jefe.

¿Y si en lugar de comprarla, la hacemos nosotros?

¡Buena idea, bachillerato!

# Hay una isla en medio del mar

# con palmeras y monos que saben hablar.

# Y te cuentan secretos. #

¿Dónde estamos?

En un sitio donde hacen unas ensaimadas muy especiales.

¿Qué tienen de especial?

Los chicos y las chicas que las preparan.

¡Hola!

Hola. ¿Qué tal, Óscar?

Bienvenidos, Langui, Jesús.

Lo tenemos todo a punto.

¡Qué contentos de estar aquí!

¿Los artífices de estas fabulosas ensaimadas?

-Yo soy Loli.

-Gabi. -Magdalena.

Encantadísimos. Aquí hacen unas ensaimadas muy especiales.

Están elaboradas por muchachos y muchachas

con una historia muy potente detrás.

Con un esfuerzo increíble.

Queremos conoceros un poco más y saber qué se hace aquí.

-Aquí identificamos las capacidades de cada persona.

Les dotamos de las herramientas que necesitan

para desarrollar un trabajo.

Tenemos restaurantes, cafeterías, servicio de limpieza.

Y en todas estas actividades,

las personas con necesidad de soporte son fundamentales.

Nos vais a enseñar a hacer ensaimadas.

-Por supuesto.

-Me han dicho que de ensaimadas tenéis algo de idea.

Yo tengo idea de una cosa de las ensaimadas.

Cómo comerlas. (RÍEN)

La palabra ensaimada deriva del mallorquín saim.

Y podría traducirse como enmantecadas.

Se elabora con... Espera, bachillerato.

Esa me la sé yo.

Se elabora a partir de una masa fermentada

hecha con harina, agua, huevos y manteca de cerdo.

A partir de ahí, échale lo que más cameles.

¿Cómo te quedas colega? Muy bien.

¡Hombre, no!

Si os parece, vamos a ver vuestras capacidades.

Quiero veros metidos en harina y tocando la manteca.

¿Hacemos una ensaimada? A eso hemos venido.

¿Tú crees que nos va a quedar bien?

Da igual, si es para el Jefe.

Lo primero que tenemos que hacer es coger la levadura

y disolverla con el agua.

-Remueve, Jesús.

-Ahora, el azúcar.

Venga, lo echo yo. Poco a poco.

Lo hago poco a poco.

(RÍEN)

Se me va el pulso.

-Se te va a endulzar la mano. -Ahora, los huevos.

Eso, también.

Cuidado, que estás echando cáscaras.

Nos gustan los tropezones.

(RÍEN)

Ahí, masa madre, que no se diga.

Masa madre.

Hay que poner masa madre en todos los lados.

Colegui.

Esto lo vamos a meter ahí.

(RÍE) ¿Vale?

Ahora sí lleva cabello de ángel.

Sí, efectivamente.

Lo estás haciendo divinamente.

Divinamente bien lo estás haciendo, Jesule.

Como los castillos de arena. Sí.

Y esto lo cortamos, un cachito.

Hay que estirar. Así, a lo largo.

Con más fuerza.

Y esto se hace así luego.

-No, eso no se hace así.

Estamos innovando, en la cocina es bueno innovar.

Cómo cuidamos el producto.

-No lo cuidáis bien. -Lo hacéis mal.

Le falta la manteca.

Es verdad, la manteca.

Manteca de cerdo, no escatimamos en mantequita.

Muy bien, Langui, tiene una pinta brutal.

Nuestra primera ensaimada. ¿Qué te parece?

Que tal y como nos ha quedado, va a ser la última.

¿No tendréis por ahí una de la que vosotros hacéis,

que sois los profesionales, lleváis tiempo en esto?

¡Oh!

Esto sí se lo podemos llevar al Jefe.

Se la vamos a lleva así. Por un poquito no pasa nada.

Hala. Hazme caso a mí.

Se parte aquí con esto.

¡Mm!

De 10. Bravo.

No me suenan las palmas, pero las veis.

(RÍEN)

Pues muchas gracias. -Muchas gracias.

Bueno, fabuloso viaje. ¿Cómo volvemos a la Península?

Ni de coña cogemos el hidropedal.

Con lo a gustito que yo iba.

Mira, pregunta a Gertrudis.

¿Vas a la Península?

Mira, Jesús, ahí tienes un rufián.

Oiga, perdone.

¿Nos lleva a la Península?

Tampoco le cuesta mucho.

Mira, un Borja Mari, pregúntale.

Oiga, perdone, ¿nos lleva a la Península?

Si no sabes hacer nudos.

Ya te dije que esto del barcoestop no iba a funcionar.

¿Prefieres esto o el hidropedal?

Esto, esto. Pues entonces.

A preguntar, Jesús.

Ahí va. Llamadita, llamadita.

El Jefe.

Vidal, Montilla, si de mí dependiera,

volvíais a casa nadando a lo perrito.

Pero vamos con la misión.

Chicos, estáis de suerte.

Os vais a Ibiza. No entiendo los motivos.

Os han nombrado embajadores inclusivos de la isla.

¿Embajadores?

No, no. ¿A nosotros?

Vais a estar a la altura de personajes del nivel

de David Guetta o Ferrán Adrià.

Tenéis que ir hasta allí, recibir el nombramiento

y salir corriendo antes de que se arrepientan.

Ahuecando. Ah, otra cosa.

Para que dejéis de lloriquear.

En Ibiza han tirado la casa por la ventana.

Os van a mandar un transporte de lujo

que llegará en tres, dos, uno...

Ahí está.

¡Oh!

¡Menudo nivel!

Se acabó la miseria.

Ibiza style.

Qué chiquillos.

¿Tendremos embajada propia?

Claro, y coche, teléfono, comida gratis.

De esta nos retiramos.

Con que te retires tú, me vale.

Qué bien que nos hagan embajadores,

nos ponen todo por delante.

Esto es maravilloso, Langui.

Contigo al lado, pero bueno, la verdad es que esto es precioso.

Vamos un poquito lentos, ¿no?

¡Capitán! ¿No le podría dar un poco de chicharrilla al asunto?

¿O es que tiene miedo a la velocidad?

¿Cómo me va a dar miedo, tío?

¡Madre!

¡Uuu!

¡Pero si es Fonsi Nieto!

Es capaz de llevarnos haciendo caballitos.

¡Dale chicharrilla, que me mola tu turbina!

¡Jesús, cuidado con las córneas!

¡No se te vayan a salir!

Pero si es...

¡Alto!

-Pero ¿qué es esto, qué está pasando?

-Este coche queda confiscado en nombre de la agencia.

Estoy reventado.

¡Puedes, puedes!

(CANTAN)

En Ibiza, ¿verdad? Tengo un regalo para vosotros.

¿Os lo esperabais? -Vais a flipar.

¡Uuu!

Chiquitín. ¡Ya estamos!

Míralo, parece una farola. (RÍE)

El Llanero Solitario.

(RÍE)

Te quedas con una cara que es mortal de necesidad.

Tengo la barra reventándome los riñones que flipas.

Me da igual. Eso tiene óxido.

Yo soy de campo.

Si yo te dijera...

Se come hasta las moscas.

¿Has comido? Yo como de todo, como tú.

La madre que te parió.

Muy bien, muy a gusto.

Eres capaz de sacarlo sin el tractor.

Os lo recomiendo. Retomamos.

Claro, Mad Max. Max.

Pero cuidado, que te pisa. Le entregamos un pin.

Que no me pise, que tengo que jugar, Jesús.

Que no me lesione.

Es de Mallorca este burro. ¿Tú de dónde eres?

¿Burro autóctono?

Mamá, papá, ¿cómo me habéis dado este cuerpo?

# En bicicleta o al... #

Alcorcón.

(Risas)

No digo que te lo ponga Jesús porque te va a pinchar el pezón.

¿Sabes? ¿Es peligroso o qué?

Tiene la técnica del cucharón. Mira, cucharón.

¡Vamos, Miquel! ¡Venga!

(RÍE)

¡Cuidado, el escalón!

Joder, qué buen postrecito.

Sí, pero para el postre te has soltado.

(RÍEN)

¡Qué malo!

Quería echarme crema.

Yo me quiero ir con Rafa salir montado en la moto.

(RÍE)

Uep! Com va?

Donde viajan dos - Mallorca

24 oct 2020

Jesús Vidal y El Langui viajan a Mallorca para encontrarse con el reciente campeón de 20 títulos de Grand Slam: Rafa Nadal.

Los agentes Vidal y Montilla aterrizan en Mallorca para cumplir su misión: descubrir el lado más sensible del tenista manacorí a través de los proyectos solidarios que lleva a cabo con la Fundación Rafa Nadal. En el centro para niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad ubicado en Palma, conversan con Maria Francisca Perelló, directora de la Fundación y esposa de Rafa Nadal.

Desde allí, se desplazan a Manacor, donde les esperan muchas sorpresas. En las instalaciones de la Rafa Nadal Academy, no sólo tienen la oportunidad de ver a Rafa entrenar, sino que pueden visitar su museo y charlar distendidamente con el campeón de 13 títulos de Roland Garros. Como a El Langui y a Jesús les entran ganas de coger la raqueta, deciden unirse a una sesión de entrenamiento de 'Más que Tenis', proyecto dirigido a jóvenes con discapacidad intelectual.

Cumplida la misión, visitan al segundo mallorquín más famoso de la isla: el youtuber Miquel Montoro. El granjero adolescente les enseña a ser buenos payeses, a conducir su tractor y a cocinar sus famosos "pilotes". Para moverse por Mallorca practican blokart. Antes de marcharse, visitan un obrador muy especial donde elaboran su propia ensaimada inclusiva. En el puerto deciden hacer "aguastop" para volver a casa, pero... ¿consiguen que algún yate les lleve?

ver más sobre "Donde viajan dos - Mallorca" ver menos sobre "Donde viajan dos - Mallorca"
Programas completos (8)

Los últimos 10 programas de Donde viajan dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios