www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5522277
No recomendado para menores de 12 años Documentos tv - Fortaleza: La historia del espía que salvó a Europa
Transcripción completa

"Decíamos ayer..." es la frase que ha pasado a la historia

como la defensa de una mente libre contra viento y mareas.

La pronunciara o no,

exactamente así un gran humanista español,

hace cuatro siglos,

hoy es un símbolo de resistencia, de reafirmación,

de voluntad, como estas playas de Normandía.

Vivíamos ayer, sentíamos ayer, pensábamos ayer...

Hoy, es siempre todavía, siempre es tiempo de cambiar la historia,

de no perder la memoria, ni olvidar... de comprender que sí,

hay verdades que condenan, pero también hay mentiras que salvan.

"Maestro de espionaje". ¿Pujol fue un héroe?, yo creo que sí.

Engañé a Hitler porque era un enemigo de la Humanidad.

Fue un momento de osadía, de ideales.

Fue el agente doble más importante de la segunda guerra mundial.

¿Quién fue en realidad? ¿Qué pretendía? ¿Cómo lo hizo?

¿Por qué guardó silencio?...

El suyo es uno de los relatos

cuyos detalles han sido durante mucho tiempo secretos.

Es la increíble historia

de cómo un hombre dibujó una colosal maniobra de engaño...

y participó con una élite de agentes del Mi5,

el servicio secreto británico, uno de los más sofisticados del mundo,

en una de las grandes batallas psicológicas de nuestro tiempo.

Y digo: ¿Por qué no escribimos las memorias?

Y ella me dijo: "Raúl, porque hay cosas que no puedo contar".

Tenían miedo de que nos pudieran secuestrar.

Nunca abrió la boca, nunca, ni antes, ni durante, ni después, nunca.

Muchos de quienes sobrevivieron en estas playas se lo deben a él.

Español. Agente doble. Salva miles de vidas.

Engaña al mismo Hitler.

Las palabras que escribe son clave para la derrota del nazismo,

para el final de la Segunda Guerra Mundial....

Un conflicto con una estela de 60 millones de muertos.

Solo aquí pierden la vida, casi 200 mil personas,

podrían haber sido muchas más si el ejército nazi

hubiera enviado sus temibles Divisiones Panzer.

La primera se da la vuelta... gracias a este insólito espía.

Lo reconoce, Eisenhower, en una carta a sus mandos,

la victoria aliada no hubiera sido posible sin él.

Sin aquel agente conocido como Garbo,

cuyo nombre real es secreto durante más de cuarenta años...

Las playas de Normandía, ven el comienzo de la liberación de Europa.

La gigantesca operación de los aliados tiene varios nombres,

la idea brillante, la maniobra de engaño, de encubrimiento,

la colosal persuasión...uno especial,

que tal vez le sea útil a Europa hoy, porque este, además,

es un relato que habla a gritos al presente...

-No son las políticas económicas las que salvan Europa, son las ideas,

como fue en el origen en los años 40-50

lo que creó Europa fueron las ideas de que era posible

una Europa unida solidaria,

en un continente que recordemos nuestra única comunidad

había sido la de matarnos durante siglos

y particularmente en el siglo XX.

Ahora, en el siglo XXI,

Europa llama a científicos sociales y a todos los ciudadanos,

a "reinventar Europa",

y proteger un proyecto común de solidaridad y democracia,

cercado hoy por viejos fantasmas que reviven:

totalitarismos, ultranacionalismos, populismos antieuropeos...

todo lo que pone en cuestión la libertad,

y que persuadiría a cualquier persona con coraje, para actuar...

En un mundo de redes sociales,

la persuasión es un arma política fundamental.

Y en la medida en que hoy día hay fuerzas importantes en el mundo,

que están intentando desintegrar Europa

porque es la única institución geopolítica importante

que se puede oponer a los designios de supremacía de Estados Unidos,

que bajo Trump, no es una democracia,

de Rusia que bajo Putin, no es una democracia,

y de China,

que aunque no es geopolíticamente importante en lo político,

pero sí es en lo comercial y en lo tecnológico,

y que tampoco es una democracia.

Entonces la última isla de democracia y de civilidad,

con todos los problemas que existen, es nuestra Europa.

Nuestra Europa está en peligro y, en gran parte,

también necesita alguien que haga una contrapersuasión.

El antiguo Ritz de Barcelona. Ahora el Palace Hotel.

Inaugurado tras la Gran Guerra hace 100 años, a finales de 1919.

Barcelona vive en aquel momento

una fuerte y violenta movilización social...

Es la Barcelona convulsa, que marca la infancia de Juan Pujol García.

Años difíciles para la familia de la burguesía catalana en la que nace,

en este número de la Calle Muntaner, en febrero de 1912.

Su padre, propietario de la mayor empresa de tintes de la ciudad,

de formación humanista, y profundos valores,

rechaza la violencia y le inculca un convencido pacifismo...

Hoy no existen ni el mismo edificio, ni las vías del tren cercanas que,

en sus recuerdos, a Juan Pujol, siempre le evocarán la infancia...

-Vivíamos en la calle Septimanía, yo nací en la calle Muntaner.

Siempre había sido un chico bastante libre, no pedía explicaciones,

mis padres le pagaron los estudios en la escuela,

luego se fue a trabajar a una granja....

Estuvo, no sé... trabajando.

Tenía un perro muy grande. Yo era la más pequeña de todos.

-¿Usted cuantos años tiene? -Yo?, ciento tres.

Estudiante rebelde y lector compulsivo,

en 1931, una apendicitis aguda está a punto de acabar con su vida,

ese mismo año, en una decisión sorprendente,

abandona los estudios de Filosofía y Letras

y se matricula en la escuela de avicultura de Areyns de Mar.

Este es su, hasta ahora, desconocido expediente,

el que le va a otorgar un título y una profesión, la de avicultor.

Aún son años felices. En 1933, hace el servicio militar.

Licenciado como alférez, entonces de la República,

le tocará a vivir un año después la muerte de su padre

y en poco tiempo,

los momentos más trágicos y peligrosos de su vida

en la Guerra Civil Española.

Cuando estalla la Guerra Civil, el 18 de julio de 1936,

es director de una granja avícola.

Ese domingo tiene previsto subir al Montseny,

en los primeros momentos de confusión,

se refugia en la casa de su novia en la Calle Girona...

no saldrá de allí en meses...

Contrario a la guerra, piensa desertar.

A su hermana y su madre las detienen unas pocas horas.

Los del POUM, vinieron a buscarnos, porque yo había ido a Montserrat.

Y ellos decían: "¿A qué fuiste?"

Su experiencia de la Guerra es muy traumática.

En la Navidad de 1936 una patrulla

le detiene en la casa de la calle Girona

y le lleva a la comisaría de Vía Laietana.

Ahí podía haber acabado su vida, si su novia no mueve contactos

y consigue que alguien le abra la puerta del calabozo

y le dé una dirección en el Barrio Gótico...

Una casa donde permanecerá escondido más de doce meses...

Tiene 25 años, pero el encierro le va a hacer envejecer,

perder 20 kilos y casi todo su pelo...

Siempre recordará como el hijo de la familia que le acoge,

le salva un día la vida...

engañando con desparpajo

a quienes se presentan buscando desertores,

y cómo se va a quedar solo en esa vivienda, en penumbra,

en silencio, muchos meses, hasta que a comienzos de 1938,

no puede más y decide salir a la calle.

Ya parece un adulto decrepito.

Esa experiencia le marca, le cambia para siempre.

Yo creo que Pujol pertenecía a esa tercera España

de la que tanto se habla

que no eran los unos ni eran los otros,

era gente que tenía bueno su concepto de vida, su modelo de sociedad,

sus reglas, sus valores,

pero que ni estaban dispuestos a matar por ellas,

ni seguramente estaban dispuestos a morir tampoco.

Todo su afán en plena Guerra Civil, es huir.

Ensaya como escapar a Francia, pero lo descarta

y decide presentarse voluntario al ejército de la República

como telegrafista, para no disparar un solo tiro y cruzar las líneas.

Hoy allí, una Asociación Cultural

recupera y reconstruye la memoria de aquel tiempo

en la sierra Fatarella, en las estribaciones del Frente del Ebro,

donde él estuvo destinado...

-Oye, rojillos...

¿Qué os han dado hoy de comer? ¿Lentejas otra vez?

Los dos frentes se comunicaban por altavoces, entonces decía mira:

Hoy, ¿qué comieron?, ¿qué comisteis hoy?

Cosas así, entonces, él les decía:

Hemos comido muy bien, estamos todos,

cuando era mentira lo que comían eran arvejas, lentejas.

Con la excusa de revisar los cables de telefonía estudia las líneas

y el terreno todos los días, pero no dice nada,

hasta que otros soldados le confiesan que van desertar.

Entonces, con ellos,

Pujol se enfrenta a la operación más arriesgada de toda su vida.

Con dos bombas de mano y otros dos compañeros

se lanza en busca de la otra trinchera.

Nunca sabrá que uno de ellos morirá en el intento.

El se pierde, se tiene que refugiar en unos arbustos

y está a punto de ser descubierto por una patrulla...

Como contará muchos años después, reza, deja las botas y las granadas

y trepa hasta que le encuentran los de la otra trinchera.

"Tranquilo muchacho, ya estas a salvo".

Él era el que les hacia todas las noticias,

el telegrafista principal,

él tenía toda la información a la mano

y se daba cuenta de que no había forma de victoria.

Tanto que, aún yéndose para el otro lado,

tampoco es que entra al Ejército de Franco, ¿no?

O sea, porque él sale directamente y lo rescatan y lo meten preso

y de ahí lo recuperan, lo rescata un padre de San Juan de Dios.

Juan Pujol acaba en un campo de concentración en Deusto,

lo que le causa un gran impacto,

de allí le saca un religioso amigo de la familia...

después se queda en Burgos,

donde conoce a Araceli González que ha sido enfermera,

y que pronto será su mujer.

Yo creo que Pujol vio en ella la persona adecuada

para iniciar ese cambio de vida que él buscaba en ese momento

y, de hecho, su vida cambia radicalmente a partir de 1939,

parte de cero y su vida comienza en Madrid, pues a partir de 1940.

Con el final de la Guerra Civil regresa a Barcelona,

para reencontrar a su familia.

Pero nunca más volverá a vivir allí.

Se coloca de gerente en el Hotel Majestic de Madrid,

donde se han alojado tiempo atrás las Brigadas Internacionales.

Ahora se ha convertido en un edificio sucio y ruinoso.

Le duele ver un Madrid que es una ciudad, en buena medida,

destruida, donde hay pobreza, hay represión, hay hambre,

una ciudad gris, triste.

Y si él tenía unas convicciones pacifistas heredadas de su padre,

yo creo que lo que él ve primero en la propia guerra

y luego también en Madrid a partir del año 39,

y a partir de entonces, le reafirma precisamente

en la necesidad de parar cualquier baño de sangre.

Un viejo receptor de radio. Su conexión con el mundo.

Oye las emisiones en castellano de la BBC.

Escucha como estalla la Segunda Guerra Mundial.

La invasión de Polonia, en septiembre de 1939.

Los acontecimientos se suceden con rapidez...

Casado con Araceli desde abril de 1940,

ambos sueñan con marcharse de España...

y ya con ser espías.

La evacuación de civiles y de británicos y aliados en Dunkerque,

le decide a dar el paso...

Quiere ayudar aunque no sabe cómo hacerlo.

Por aquellos días, el rechaza el fascismo con la misma determinación

con la que antes se ha opuesto al comunismo...

"Él de una u otra manera quería luchar contra el fascismo,

quería luchar contra los totalitarismos de una u otra forma."

Este centro, heredero del Instituto Alemán de Madrid,

aún conserva el mapa con el que se enseñaba los alumnos alemanes

de aquella época la batalla de Dunkerque,

una maqueta de un buque de guerra y un piano de aquel momento,

entre otros objetos.

Bueno, yo creo que él está muy influido por su experiencia

en la Guerra Civil Española,

es una experiencia que le marca,

tiene un sentido muy pacifista de la experiencia vital

de lo que estaba viviendo en ese momento

y es por ello que se dedica a su misión y su objetivo en la vida

en aras de la defensa de la democracia.

Yo creo que esa es la idea o el ideal que le hizo tener éxito.

Decidido a todo, una mañana de enero de 1940,

Pujol se dirige a la antigua embajada británica,

justo en el mismo lugar que ocupa hoy otro edificio moderno y abandonado.

Se ofrece como espía. Pero le rechazan.

Herido en su amor propio, espera y traza otro plan,

ganarse a los alemanes,

para poder convertirse en una baza que interese a los británicos.

A comienzos de 1941, llama desde el Majestic a la embajada alemana.

Al día siguiente, vuelve a llamar y le dan una cita.

A las cuatro y media, en el café Lyon,

una persona alta de ojos azules le esperará...

Sabe que todo depende de que simule una adhesión ferviente al nazismo.

Lo prepara a conciencia.

De aquel antiguo Café Lyon que hoy es un pub irlandés,

apenas queda nada original,

más que la pintura que recuerda que en el sótano

había un elegante salón alemán,

lugar de tertulias y conspiraciones llamado: La ballena alegre.

Dos días después, justo al lado, en el Café Correos,

mantiene un nuevo contacto. Los servicios secretos alemanes,

le aceptan y le encargan que viaje a Gran Bretaña.

El 26 de abril de 1941,

Pujol sale de Madrid con destino a Lisboa, con una misión.

Entre dos aguas, entre dos bloques en guerra en ese momento,

en Lisboa tiene su primer contacto con lo que es ser un auténtico espía.

Sin aprenderlo, por instinto, por intuición,

y en el más absoluto secreto, va a dar la talla...

Lo demuestra en cómo consigue algo muy difícil en ese momento...

Un visado diplomático.

En un modesto hotel, el Suizo Atlántico donde se aloja,

traba amistad con un gallego que tiene un visado oficial

para viajar a Argentina.

Intima con él en salidas nocturnas en dulce noche lisboeta.

Y le invita a conocer el casino de Estoril.

Un lugar que hoy sigue siendo único, entonces plagado de espías,

aventureros y buscadores de fortuna.

"Nao mais apostas. Jogo feito"

Una noche, mientras juegan, finge un fuerte dolor de estómago,

vuelve a la habitación del hotel Monte Estoril donde se alojan

y fotografía el visado diplomático de su amigo...

Aún existe el edificio de lo que fue aquel hotel

y la tienda de grabados centenaria en la que Juan Pujol,

al día siguiente de este episodio,

pide que le hagan una plancha metálica

con el escudo de España y un sello.

Así obtiene doscientas copias de un visado diplomático español,

con ellas regresa a Madrid y llama a la embajada alemana.

Con ingeniosos engaños,

convence a los agentes del servicio secreto alemán

de que va a viajar Gran Bretaña.

En julio de 1941, con un frasco de tinta invisible,

códigos cifrados y tres mil dólares,

que camufla en tubos de pasta de dientes y crema de afeitar,

Juan Pujol emprende camino a Lisboa con su mujer.

Se instalan en una discreta casa de pescadores en Cascais,

y después en Estoril.

Vuelve a ofrecerse a la embajada británica en Lisboa, sin éxito.

Entonces empieza a enviar sus cartas con tinta invisible,

a simular que las manda desde Londres

y a inventarse una red de espías ficticios,

de personajes muy convincentes, por los que incluso,

cobra gastos a los alemanes...

Llegarán a ser un total de 27, una red sorprendente, literaria,

verídica y muy eficaz.

Es capaz de inventar una historia de cada uno de estos personajes

desde un marinero venezolano

que estaba operando en uno de los puertos ingleses.

Cada uno con su propia personalidad. Cada uno con su propia historia.

Y toda esa información convergía en su contacto.

Carlos Khunenthal que era el contacto que tenía Alaric,

en este caso como era conocido por los alemanes, en Madrid.

Los lobbies de los grandes hoteles,

un lugar perfecto para intercambiar informaciones.

Se conserva intacto, casi como entonces, el Palacio Estoril,

en cuyos pasillos se cruzaría Pujol con Dusko Popov, Triciclo,

el espía doble que inspira a Ian Fleming,

también cliente del Hotel, su primera novela sobre James Bond.

Popov es el auténtico 007 mujeriego y vividor,

que va a coincidir en la misma misión, con otro agente doble,

cuya existencia ahora solo empieza a sospechar el Mi5...

-Y lo que es interesante de esa segunda estancia suya, es que ahí,

los británicos que ya escuchaban los mensajes del Abwehr, de Alemania,

en un momento determinado empezaron a darse cuenta que había una figura

que les parecía importante,

que estaba dando informaciones desde Lisboa a los alemanes.

Juan Pujol se convierte en un espontáneo

que hace la guerra por su cuenta con guion propio.

Cuando el 1 junio de 1943 la aviación alemana

abate un vuelo de pasajeros que hace la ruta Londres- Lisboa,

en el que viaja entre otros el actor y colaborador del espionaje británico

Leslie Howard... Pujol se queja airadamente en una de sus cartas

de que ponen en peligro su canal de comunicación y tiene éxito...

Pujol efectivamente manda una carta a la embajada alemana en Madrid

y bueno, lo cierto es que nunca más se volvió a producir el abatimiento

de un avión comercial británico...

nunca más volvió a pasar en el transcurso

de la Segunda Guerra Mundial.

Para que le acepten los británicos,

Pujol decide llamar a la puerta de los norteamericanos. Le citan.

Espera paciente en este bar ingles de Estoril que aún existe,

aunque no acude nadie.

El local lo ha abierto un año antes,

un agente escocés del servicio secreto británico

que lo convierte entonces en un lugar habitual de encuentro

para los espías de la zona...

Sí, conocí personalmente a Popov... era un hombre simpático.

Que era un agente doble...

Al escocés lo conocí también, era un hombre campechano también...

A nosotros nos visitaba ya como amigo

y como gente que hizo aquí su vida trabajando también,

porque era una forma no solo de explotación de "restaurant"

pero de trabajar también para los servicios secretos ingleses.

Pero parece que nada es suficiente para que le hagan caso.

Él sigue inventando nuevos agentes y enviando cartas.

Sin saber inglés, busca información en el lugar

donde todos van a comprar la prensa extranjera, aún existe,

junto al café donde se reunían los espías.

Sus mensajes extensos y prolijos, están llenos de errores,

errores que los alemanes no detectan,

también están llenos de imaginación.

Se hace experto en rudimentarias tintas invisibles.

Y en códigos secretos.

El desdén de los británicos agota su paciencia.

Hasta que es su mujer, Araceli,

quien toma la iniciativa de ir a la embajada norteamericana...

Ella tuvo el valor y la determinación

de presentarse en la embajada americana en Lisboa,

y decirles que el espía

que el servicio de inteligencia británico estaba buscando,

era su marido, se presentó allí llevando pruebas,

una carta escrita con tinta invisible, y ella lo demostró,

dijo: "este es mi marido" y por fin le creyeron.

Pasarán meses, hasta que algo llame mucho la atención.

En una carta a los alemanes,

él se inventa que un convoy va a salir de Liverpool

en dirección a Malta.

Ese mensaje, falso,

moviliza a las fuerzas del Eje en el Mediterráneo y al Mi6,

el servicio secreto británico en el exterior.

El sólo, con unas pocas palabras, ha puesto en marcha a dos ejércitos.

Los americanos pensaron que era una figura importante

y convencieron a los británicos, por lo tanto, a los espías,

a la agencia secreta británica de que sería interesante reclutarlo.

Y de ahí, él fue entonces reclutado

y de esa vez se fue a Londres y a Inglaterra.

Los servicios secretos británicos

saben que existe un agente alemán apodado Arabel

desde el primer mensaje,

lo paradójico es que le buscan mientras él les está buscando.

Quienes más tarde serán sus jefes, eligen a un agente intermedio,

un británico, de origen maltés,

que le cita en una terraza del Paseo Marítimo de Estoril.

Juan Pujol acaba convenciéndole.

Comprende que esta vez es la definitiva,

que en ese lugar entre Lisboa, Estoril y Cascais,

en el corazón del espionaje europeo, acaba de cambiar su vida.

Enseguida le envían a Gibraltar.

Allí un agente le pone su primer sobrenombre: Bovril.

Días después, el 24 de abril de 1942, sale rumbo a Inglaterra.

Arabel, ha conseguido su objetivo, ya es Bovril, pero pronto...

será Garbo.

No puede ni siquiera sospecharlo,

pero llegar a Londres en 1942 es llegar a la máxima sofisticación

de los servicios de inteligencia.

Allí esta Kim Pilby,

y todo el Círculo de Cambridge.

Allí está el Sistema de la Doble Cruz,

creado por Tar Robertson para engañar a Hitler

y captar a quienes espían para los alemanes.

Allí está la élite, (creme de la creme)

de la inteligencia militar y también, muy cerca,

los matemáticos e ingenieros

que descifran los códigos secretos alemanes de la máquina Enigma.

Allí está Cyril Mills y Tom Harris, los dos agentes que le reciben,

le supervisan y le interrogan en el 55 de Elliot Road.

Es su primera casa, el lugar donde le ponen a prueba.

Mills decide su nombre en clave: Garbo,

porque considera que su actuación está al nivel de la mejor actriz,

para él, de la historia.

-Había aspectos de su caso

que el propio Garbo no conocía o no entendía:

por ejemplo, sus mensajes fueron usados

para descifrar el sistema de encriptado alemán.

Sus mensajes eran transmitidos de Madrid a Berlín

a través de una máquina de cifrado Enigma;

y, como los británicos ya tenían el texto del mensaje original,

podían reconstruir el código de cifrado;

y se usaban los mismos parámetros durante todo ese período de 24 horas.

Como Garbo mandaba mensajes casi a diario,

eso contribuyó a romper el sistema de comunicación del enemigo

durante todo ese período.

Evidentemente, Garbo no lo sabía.

Tampoco sabía que había otros agentes dobles.

Historiador y ex Político,

Nigel West es el pseudónimo

del escritor que descubre a Garbo...

Contempla el lugar en el que estaba entonces

la sede del Mi5,

donde operaba la élite los agentes, incluido Tom Harris,

quien proporciona a Pujol documentación falsa como Juan García

y una tapadera como traductor en la BBC.

Pujol se instala cerca de allí en una pequeña oficina

en un edificio de Jermyn Street, para estar próximo a Harris.

A partir de mayo de 1942 Garbo ya está preparado en Londres

y dispuesto para desarrollar la mayor operación de engaño

diseñada contra el Ejército nazi.

Pide que lleven a Londres a su mujer y a su hijo, lo consigue en 1942,

no sin dificultades, días después el 27 de abril,

Garbo envía su primera carta desde Londres a Madrid.

Llegará a escribir 315.

En su texto oculto informa de que ha conseguido un trabajo en la BBC.

Como todos los agentes dobles,

está vigilado y su teléfono particular está pinchado.

Mientras, la colaboración con Harris es cada vez más fructífera,

con él continúa ampliando la red de agentes ficticios.

Su imaginación es desbordante

para crear personajes que son mentira,

desde un piloto de la KLM, un venezolano que es su mano derecha,

un camarero en Londres evacuado de Gibraltar...

así hasta 27... que crea en colaboración con Harris.

Lo mismo inventan una batería anti aérea en Hyde Park,

o todo un Ejército esperando en Escocia...

centenares de informaciones salen de su red.

Fue una de las grandes campañas de manipulación de todos los tiempos,

ya que generó un elemento de sorpresa en torno al desembarco,

que permitió establecer la cabeza de puente en Normandía.

Probablemente sea el mejor ejemplo de la operación de engaño estratégico

más exitosa de toda la guerra.

En la elegante calle de Londres donde reside Tom Harris,

donde está la galería de arte de su familia,

también preparan los mensajes.

Mensajes que llegan a Madrid y son radiados a Berlín,

haciendo constar la fecha, la hora

y la persona a la que deben ser entregados.

En febrero de 1943 el MI5 le pone a Garbo una radio,

y un radiotelegrafista, un antiguo empleado de banca, para manejarla.

Llegará a hacer 1.200 envíos.

La guerra ha vuelto a Londres más inseguro

y el equipo trabaja en la parte trasera de la casa de las afueras,

en el barrio de Hendon, donde está instalada toda la familia.

-Yo nací en Londres en el año 1942,

cuando mi padre estaba trabajando para el "mifive"...

Recuerdo un jardín, recuerdo un verdor de la hierba,

recuerdo una pelota, un balón que andaba por ahí,

esos son mis recuerdos británicos.

Sí, recuerdo que dormíamos, nos ataban en la cama,

porque se oía el ruido de muchas bombas.

Claro, estaba en guerra todo.

Desde una cabina en Londres Garbo llama a Tom Harris,

cuando su mujer, Araceli, saturada de su aislamiento,

amenaza con ir a contarlo todo a la Embajada española.

Harris traza un plan y detiene a Garbo hasta que ella cede.

Justo a tiempo.

La Guerra está comenzando a decantarse hacia los aliados,

pero la batalla definitiva parece imposible.

Las primeras 24 horas, el Día más largo como lo bautiza Rommel,

van a ser decisivas.

El Muro Atlántico construido por el Eje, es temible.

Pero los británicos ya tienen un arma, que no destruye,

que no mata al enemigo, que solo... penetra en sus cabezas.

Se proponen convencerle de lo que en realidad espera,

que el desembarco será por el paso de Calais...

En el plan de engaño, en la Operación Fortaleza,

Garbo será clave.

Pujol pasa a ser un engranaje más en ese proceso de engaño,

pero pasa a ser, sobre todo, un engranaje decisivo,

porque en junio de 1944 que es el hito, digamos,

el gran hito de la actuación de Pujol como espía y como agente doble,

posiblemente podemos decir sin riesgo a equivocarnos.

Pujol se ha convertido en el agente,

en el espía en que los alemanes confiaban más

como fuente de información.

Las playas de Normandía...

Mucho antes de que más de 150 mil soldados desembarquen en ellas,

se ha librado otra batalla con miles de mensajes,

de comunicaciones, de intrigas.

El más inteligente equipo de agentes ha preparado la operación.

Se pone en marcha en abril de 1944.

Con decenas de envíos,

Garbo ha ido fortificando la idea de que hay un ejército preparado

en el norte de Inglaterra, para invadir por Calais.

Intercala datos falsos con alguno auténtico.

Los aviones ven desde el aire lo que es un ejército de falsas lanchas

y falsos tanques.

El trabajo de Garbo es muy intenso todos esos meses.

Se acerca el Dia D, le autorizan a que horas antes,

desvele la operación, algo esencial para mantener su credibilidad.

Anuncia a Madrid que mantengan la estación abierta de madrugada.

Va a ser el 5 de junio,

lo comunicará tres horas y media

antes de que el primer soldado llegue a tierra.

Él y Harris estudian cuidadosamente el mensaje.

Es largo y se apoya en su red de agentes.

Pero el clima obliga a retrasar la operación 24 horas...

La noche del cinco al seis, Robertson,

y otro alto mando del espionaje, están en su casa.

Mantienen el contacto y a las doce, la radio se queda muda.

A cientos de kilómetros los soldados embarcan en el sur de Inglaterra,

su destino está escrito en las playas de Normandía.

La primera línea del frente está en Hendon,

en centro emisor en la casa de Garbo.

A las 3 de la madrugada, envía el mensaje.

Pero Madrid no responde.

Lo intentan de nuevo, pero nada.

Más de cuatro mil barcos, navegan hacia Cherburgo.

Por fin la recepción alemana contesta en Madrid,

pero, a las ocho de la mañana.

Garbo les regaña por ello. Exagera. Disimula...

Pero Fortaleza ha sido un éxito.

El mar estaba lleno, abarrotado de barcos.

En el aire había globos, que servían para los aviones,

para que los aviones alemanes no pudieran sobrevolar los barcos.

Unos versos de Verlaine, "Canción de otoño",

y otras claves emitidas por radio,

han anunciado el Desembarco a la gente de la Resistencia.

Todos ellos, son testigos de aquel momento, su relato,

es intenso, largo y estremecedor,

desde la misma casa de los canadienses

en la playa donde lo vieron todo...

Lo cuentan como si hubiera sucedido ayer...

Todos los cañones estaban destruidos,

y había algunos soldados alemanes muertos encima de sus cañones.

Eso fue el 6 de junio.

Después de eso, para nosotros, la guerra había acabado.

Tú fuiste a otro sitio...

Por la tarde, mi padre nos propuso ir a dar una vuelta a la playa,

para ver el desembarco, porque estábamos al lado.

Llegamos a la playa, y allí...

No se veía el mar.

Estabanegro, negro, con los barcos, los globos, todo eso...

Y nos encontramos a un canadiense que nos dijo:

"Por lo que más queráis, no toquéis nada, no toquéis nada".

Y seguíamos avanzando, y mirando...

Oíamos el ruido de los barcos chocando, el mar...

Era espantoso.

Y avanzamos, y llegamos delante de un montón de cadáveres.

Había diecisiete.

-El primer soldado canadiense que entró en la granja

tenía una granada en la mano.

Tiró la granada en la cocina, donde estaba mi tío,

y murió en la explosión.

El primer canadiense que entró en la granja mató a mi tío.

-Fue la única víctima.

-Él fue la única víctima del día.

Menos mal que vinieron los canadienses,

los ingleses y los americanos.

Si Hitler no hubiera retirado los tanques

que tenía estacionados en la Abadía de Ardenas,

no se habría producido el desembarco.

En la media noche del 6 de junio,

las primeras tropas son lanzadas sobre Normandía.

Miles de aviones bombardean desde hace horas

los sistemas de comunicación alemanes.

Y las defensas costeras.

Solo queda una batería, la más mortífera.

La que causa la más sangrienta batalla. En Omaha.

Los casi cien kilómetros de costa

se convierten en un escenario de lucha feroz.

Los altos mandos del Ejército nazi,

se han ido de viaje ese fin de semana, incluido Rommel.

A Hitler, que duerme hasta altas horas,

no se han atrevido a despertarle.

Varias semanas después,

seguirá esperando el gran desembarco por Calais.

El muro Atlántico, la muralla de muerte que ha construido,

se derrumba.

El gran bunker es asaltado.

Es de esperar una contraofensiva con las temibles divisiones Panzer.

Pero Hitler no la ordena.

Ha recibido el 9 de junio

la traducción del mensaje de uno de sus agentes, Arabel,

y le cree... por ello, le concederá la Gran Cruz de Hierro.

Es el Archivo Nacional británico, el lugar en el que se custodia ese,

el principal, y todos los mensajes de Garbo,

desclasificados sólo muchos años después...

Hasta mil doscientos. Ahí está el documento.

Un simple papel mecanografiado, con varias copias,

mezclado entre otras notas,

en la carpeta que contiene las pruebas más rudimentarias

de la victoria de Fortaleza,

la batalla de desinformación que decidió en Normandía

el curso de la historia.

-El documento al que te refieres es, probablemente,

uno de los documentos históricos más importantes

y significativos de la Segunda Guerra Mundial.

Era el momento en el que la primera división SS Panzer,

que estaba estacionada en la frontera entre Francia y Bélgica,

esperando un ataque en el Paso de Calais,

empezó a moverse;

la habían desplegado para contraatacar en Normandía.

Habría sido un desastre para los Aliados.

Pero les llegó un mensaje del Cuartel General de Hitler

para que regresaran con los tanques

adonde se encontraban hasta el momento, el Paso de Calais.

El mensaje es muy claro, dice:

"Según la información de nuestra mejor fuente de Inglaterra, Arabel",

porque el nombre en clave de Garbo era Alaric,

y su organización era Arabel,

la información decía:

"la verdadera invasión se producirá inminentemente en el Paso de Calais".

Sobre el terreno,

el centro del espionaje está en un castillo en Normandía.

Ocupado por los alemanes el día D y abandonado horas después,

va a ser el núcleo del cerebro aliado.

El 10 de junio mientras el Ejército alemán

paraliza 7 Divisiones Panzer, llega para instalarse aquí,

Bradley, el Comandante en jefe del primer Ejército norteamericano,

que ha desembarcado en Utah y en Omaha,

con todo el grupo de la inteligencia del Desembarco,

se convierte entonces, en el castillo de la propaganda y el espionaje.

El 10 de junio.

El 10 de junio llegaron 150 hombres,

que pertenecían a la vez al 12 cuerpo de Ejército y a la OSS,

es decir, la Oficina de Servicios Estratégicos,

el antepasado de la CIA;

o sea, eran hombres que trabajaban en los servicios secretos.

La batalla continua.

Mientras, Garbo no para de enviar mensajes, el 19 de junio,

descarga sobre Normandía la mayor tormenta de los últimos 40 años.

Uno de los famosos muelles Mulberry

construidos para el desembarco queda destrozado.

Un segundo, muy dañado.

Estas viejas moles aún supuran por sus heridas.

En agosto, la batalla de Normandía está decidida.

Veintiuna mil tumbas de alemanes se alinean en este cementerio,

con cruces de piedra volcánica, algunas no tienen nombre,

son soldados desconocidos, como dice una inscripción en la entrada:

"muchos de los cuales no habían elegido una causa por la que luchar".

Primero fue enterramiento norteamericano

hasta que después de la guerra, se creó este otro, el definitivo,

en un promontorio con vistas a la playa de Omaha.

Alberga las tumbas de casi 10 mil Militares estadounidenses.

La mayoría perdieron la vida en Normandía aquellos días...

Allí están también las tumbas de dos de los hermanos Niland,

que son los hermanos Ryan

de la película que hizo Steven Spielberg en homenaje a su padre,

veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Muchas historias de entonces hubieran sido anónimas,

si este otro castillo no llega a convertirse en la sala de prensa

de la Batalla de Normandía.

Nací en esta casa, en octubre de 1944.

Dos meses atrás se agolpaban aquí

todos los grandes nombres de la prensa americana,

los grandes reporteros de guerra americanos.

Ernie Pyle, entre otros... estaba el fotógrafo Robert Capa...

Ernest Hemingway, John Thompson... muchos, muchos nombres.

Eran 50 americanos.

Días después, aquellos 2 reporteros,

que se han conocido en la Guerra Civil española,

Robert Capa y Ernest Heminway,

salen de allí en dirección al Mont Saint-Michel,

que acaban de abandonar los alemanes

y que contempla a lo lejos la Batalla de Normandía,

en la que los mensajes de Garbo

son esenciales para el éxito de la Operación Fortaleza,

aunque él nunca lo supiera

y no fuera lo que más iba a recordar de la guerra.

Una estación abandonada en plena City. Hay hasta cuarenta.

Las bombas volantes, V-1 y V-2, devastadoras,

la respuesta del Ejército nazi

que se recrudece sobre Londres en junio y septiembre del 44.

Un sonido inconfundible...

Será su mayor recuerdo de la Guerra, y su otra misión como agente doble.

Los alemanes le encargan que les informe con precisión

de lugares idóneos para los bombardeos.

Todo un dilema moral para Garbo.

En este caso con el apoyo del Mi5

lo que ahí consigue es dar información falsa

de tal manera que las bombas,

aunque caían en zonas que estaban realmente habitadas,

no caían en las zonas más pobladas y, por lo tanto,

ahí también se produce, bueno, una reducción,

un número de bajas muy inferior,

al que las bombas hubieran provocado en otro contexto.

La misión de Garbo en Londres está tocando a su fin.

Los alemanes no han llegado a sospechar, pero el Mi5,

como coartada, simula su detención.

Arabel comienza a intentar desaparecer.

La prueba son los pasaportes que solicita en esos días,

verano del 44,

cuando el Gobierno alemán le concede la Gran Cruz de Hierro,

aunque se la denegará después por no ser alemán.

Tom Harris, Robertson y la élite del Mi5

ya han pedido para él la Medalla de Miembro del Imperio Británico.

Sobre toda su actuación cae el más absoluto secreto.

Pero en diciembre de 1944 en un club privado londinense,

la plana mayor del contraespionaje británico

y sus más directos colaboradores le rinden homenaje

y le entregan la medalla de forma simbólica.

Tom Harris ha empezado a golpear la mesa,

y al unísono todos corean su nombre.

Nadie, obtiene, como él, la más alta condecoración de los dos bandos

durante la Segunda Guerra Mundial.

Yo quisiera rendir homenaje ¿no? A Juan Pujol por su labor.

Y creo que en la página web de nuestro servicio secreto británico

el MI5 dice con razón que Pujol fue el agente doble

más importante de la II Guerra Mundial y su labor fue fundamental,

no solo al esfuerzo británico,

sino al esfuerzo aliado

que recuperó la libertad y la democracia,

en nuestro continente.

Londres. La guerra ha terminado.

Garbo mantiene intacta su credibilidad como espía.

Vive, como un hombre anónimo entre la multitud

la celebración de la victoria el 8 de mayo de 1945.

Envía desde Londres su último mensaje.

Y se cita con sus contactos alemanes en Madrid.

El MI5 le prepara un plan de fuga que le va llevar a los Estados Unidos

y a varios países latinoamericanos.

Le cautiva Caracas, como relatará después,

quiere encontrar un país democrático

para establecerse de forma definitiva.

Se instala con su familia en Venezuela,

en todo ese tiempo ha amasado una importante fortuna como espía,

que pronto perderá...

El director del FBI Hoover quiso conocerle

y se fue con Tomas Harris a Washington, le conocieron,

y quedo muy impresionado también según se cuenta, Hoover,

y ya viviendo en Venezuela,

parece ser que recibió una notificación del propio Hoover,

de que había una célula nazi queriéndole encontrar, buscándole.

Mantiene la máxima discreción, solo una vez despierta sospechas.

En el Archivo General de la Administración española

se guarda el expediente de la investigación

que le abren al poco de llegar a Venezuela,

al finales del 45,

porque aparece en la prensa

como alguien que se propone llevar a Caracas

50 cuadros de grandes pintores españoles, italianos,

franceses y flamencos.

La investigación sobre los cuadros emprendida por el Consulado español

y el Ministerio de Asuntos Exteriores,

no concluye en nada y la sospecha se disipa...

como su pequeña fortuna...

Compra una gran finca, pero la pierde en una revuelta.

Trabaja como profesor de inglés y se separa.

Araceli y la familia vuelven a España.

Él va a iniciar una nueva vida.

-Le pidió el divorcio a mi madre, eso lo recuerdo, que me lo enseñó,

un divorcio hecho en Méjico, ella lo acepto

y ya después de esto, prácticamente,

ya no volvimos a saber nada más de él.

Araceli González, tal como quería, regresará a España con sus hijos.

Con el tiempo, se volverá a casar con un galerista norteamericano.

Nunca revelará sus secretos.

-Yo creo que la verdadera dama, la verdadera inteligencia,

la verdadera espía era ella.

Era de una sutileza, de una picardía, de una simpatía arrolladora.

Yo la quería mucho porque, entre otras cosas, me prestó dinero.

Y un día me enseñó, porque toda su familia se dedicaba,

los hijos eran galeristas, y me enseñó cuadros fastuosos.

Pero de los grandes pintores españoles, que tenía en un cuarto,

en un cuarto trastero.

No, decía, cuando necesitemos dinero, los vendemos, no te preocupes.

En una pequeña localidad, cerca de Maracaibo, Lagunillas,

Pujol pone una modesta tienda de regalos y forma una nueva familia.

Se vuelve a casar y tiene tres hijos.

Jamás les revela nada de su pasado.

En Choroní, una remota aldea del Caribe venezolano

de donde es su segunda mujer, Carmen Cilia, el abre la primera posada.

Cuentan que evita todo contacto con súbditos alemanes...

Nunca dice nada, hasta que recibe una llamada en los años 70.

Y llega en la noche y me dice, mira yo mañana tengo una reunión,

en una dirección que me dieron, me llamaron...

no sé con quién me voy a reunir,

yo tuve cierta actuación en la Segunda Guerra Mundial,

y no sé de qué se trata, no tengo idea ¿no?.

Si yo estando en la reunión en media hora no bajo, no regreso,

por favor llama a la policía.

En esa reunión, que después me lo dice,

porque no me lo dijo ahí,

el servicio secreto inglés,

le dice que a los veinticinco años todos los secretos

iban a ser liberados sobre toda la Segunda Guerra Mundial,

pero que no se preocupara porque él iba a aparecer como muerto.

Había muerto.

La muerte de Garbo ya ha tenido lugar.

A finales de los años 40 el MI5 le da por muerto en Angola

y lo difunde.

Nadie duda hasta que la primera desclasificación

de sus documentos secretos en los años setenta,

inicia el hilo de la investigación

que desarrolla Nigel West,

el historiador, especialista en espionaje,

que en 1984 encuentra a Garbo.

-Había un agente doble, en particular

que era el mejor de todos.

También era el más misterioso: nadie sabía quién era.

En 1982,

estaba investigando para otro libro

sobre los Servicios Secretos británicos

durante la Segunda Guerra Mundial

y estaba entrevistando a un Oficial de inteligencia

que había estado en Madrid después de la guerra.

Le pregunté si se acordaba del "caso Garbo" y me dijo:

"¡Claro! Pero es ultrasecreto".

Le pregunté:

"¿Se acuerda del verdadero nombre de Garbo?"

y me dijo: "Sí, pero no se lo pienso decir".

Así que le dije: "No se preocupe, ya lo conozco:

es Juan, o José García".

Y él me corrigió: "Juan Pujol García".

En el mundo de la inteligencia,

esto es lo que se conoce como "sonsacar una información"

Llamé al Palacio de Buckingham y hablé con el Duque de Edimburgo

y le conté una pequeña mentira

¡me tiene que prometer que no se lo va a decir!:

Le dije que había dado con Garbo,

que Garbo iba a viajar a Inglaterra por el 40 aniversario del Día D

―el desembarco de Normandía―,

que se celebraría en junio de 1984

y que me gustaría mucho llevarlo al Palacio.

Así que le dije a Garbo:

"Le llamo del Palacio de Buckingham.

Tengo una invitación para un tal Juan Pujol García,

que espió para los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial"...

Ahí se produjo un silencio larguísimo...

y por fin dijo: "Sí, soy yo".

En el palacio de Buckingham, en junio de 1984,

le espera el reconocimiento oficial.

Después de 40 años de precaución y miedo a ser descubierto,

llega por fin el momento de saldar cuentas con la historia.

Jamás ha hablado con nadie de su pasado,

ni con sus propias familias.

Antes de recoger la medalla,

vuelve a España y se encuentra con sus hijos,

con su exmujer, con su familia de Barcelona.

El nos citó en la puerta del Majestic

estábamos esperándole los tres hijos, los tres hermanos

y claro fue de una emoción tremenda,

porque recuerdo

que el apareció en la calle

y se puso a llorar y nosotros también.

Lo supimos por el periódico,

y por la radio mi tía se enteró en el metro

que iba a trabajar ella

Yo trabajaba en la diputación y cuando llegue a la diputación

en plaza de san Jaime, me dijo,

una chica entraba, una compañera mía, dice has leído el periódico.

― no.

―Digo- ¿Porque?.

Ah porque hablaban de tu hermano.

Digo si

hace un siglo que no lo veía...

o sea siempre era un poco enigma todo.

Esos días del verano de 1984,

son el balance de su propia vida.

La emotiva entrega oficial

de la medalla del imperio británico por el duque de Edimburgo,

en una recepción privada,

mucho más larga de lo habitual.

El encuentro por primera vez con las playas de Normandía

y allí con los veteranos y los Jefes de Estado.

El es el que ocupa las portadas, es el boom de su historia,

firma exclusivas con la prensa internacional

y en España da una rueda de prensa en el Ritz de Barcelona.

¿Recuerdas el titular de aquella entrevista?.

Si, engañe a Hitler

porque era un enemigo de la humanidad... Pero sobre todo,

hay un aspecto que yo considero muy emotivo,

que es cuando yo le dije: ¿y porque hizo usted esto?,

entonces se le arrasaron los ojos en lágrimas, me dijo:

"Porque mi padre me enseñó lo que era la libertad".

Fuimos invitados a almorzar en la casa de Cyril Mills,

él era el jefe él directo del servicio secreto.

Cuando se vieron, se abrazaron lloraron.

Cuando conocí a Garbo,

en 1984,

era mucho más consciente del alcance de sus acciones,

de su contribución al Día D;

pero creo que tuvo que regresar a Londres y viajar a Normandía

y ver las playas,

para darse plenamente cuenta ―por fin― de lo que había logrado.

La segunda muerte de Juan Pujol, esta vez, la real,

ocurre solo cuatro años después.

Fallece en Caracas a causa de un derrame cerebral.

Su tumba está en Choroní,

frente las playas idílicas del Caribe venezolano

en las que paseaba con un hombre anónimo

y cerca del pequeño hotel que creó allí,

donde ya hay una placa que dice:

"aquí estuvo el mayor espía de la historia".

Y la tumba de Pujol es una tumba muy sencilla

es una tumba digna pero humilde, muy normal,

en un cementerio muy modesto, que está a las afueras de Choroní,

donde reposan también

los restos de algunos miembros de su familia venezolana,

como es el caso de su hija.

En una entrevista que dio que le preguntaron

si él se sentía satisfecho

de su actuación en la Segunda Guerra Mundial ¿no?

Y él dijo

que no se sentía satisfecho

¿y Por qué?

Porque la guerra comenzó por Polonia y se perdió Polonia.

Mi padre directamente a mí solamente me dijo una cosa

que fue que lamentaba no haber podido salvar más vidas.

Eso es lo único que me dijo

porque había estado en Normandía y había llorado...

cuando vio aquellos cementerios y cuando vio aquellas playas...

Nadie sabía realmente que este señor que tenía un humilde negocio

cerca de Maracaibo, en una tienda,

había sido el mayor espía de la segunda Guerra Mundial.

La Segunda Guerra Mundial, fue una guerra global,

la mayor de la Historia,

quedó muy grabada en ellos porque como millones de personas,

sus padres, sus familias, combatieron o sufrieron la guerra.

Pero el peligro es que

las generaciones que no tienen memoria directa

quizá olviden que las sociedades cambian

por esfuerzos colectivos,

que se quedarían en nada

sin la intuición y el coraje de seres anónimos

que desde la soledad de sus vidas deciden contribuir a ese cambio.

Personas que sienten también hoy que las amenazas, las mentiras,

las falsas noticias que atacan nuestro mundo,

van directamente contra ellos ...

Hoy en día es muy burdo lanzar una noticia falsa

que se vea claramente que lo es, hoy en día,

se trata de camuflar esa esa mentira, en un conjunto de verdades

para que,

sea complicado desentrañar la realidad.

El siglo XXI en Europa, es la misma idea de Europa,

la misma llama europea ...

que está atravesando grandes dificultades.

Y está atravesando grandes dificultades

por dos razones.

La primera es

que se está viendo atacada desde el exterior,

por fuerzas extranjeras que la quieren destruir

―en particular, por Rusia―.

La segunda es que

se está viendo atacada por fuerzas interiores,

lo que yo llamo los populismos.

Pero ideas de por qué hay que ser europeo

y qué es lo que puede hacer la Unión Europea,

pocas entonces ahí estamos,

necesitamos quizá, no sé si un espía, pero por lo menos un persuadidor,

un inspirador,

que empiece a generar mensajes a través de los cuales

podamos creer en Europa y en la bondad de Europa.

Somos rivales...

No les interesa que nosotros lleguemos a conformar,

tengamos esa solidez que nos daría todavía esa preponderancia mundial.

Estamos en peligro,

como estaban en los años 40

como estaban en el Antiguo Régimen

y las esperanzas que hay son de gente que dice no,

hay que cambiar el relato, puede ser de otra manera.

Personas que luchamos por la democracia

y somos ciudadanos europeos al fin al cabo,

además de historiadores, periodistas ...

tenemos el deber también

de combatir peligros

y al fin al cabo

seguir aquellos modelos de figuras inteligentes

porque no es nada fácil engañar a dos lados al mismo tiempo

y en realidad trabajar para uno de los lados

que era el lado de la democracia.

Quizá este moderno relato de David contra Goliat,

sea hoy más oportuno

cuando en Europa proliferan discursos que fueron letales ...

a la unión europea

le vuelven a asediar peligros de forma permanente.

En español la palabra "garbo" significa: gracia,

desenvoltura y brío, en la forma de actuar o de moverse.

Nunca sabremos por qué

a otros dos espías que dijeron la verdad

nunca les creyeron,

uno les anunció a los alemanes cuándo sería el Dia D

y el otro a los norteamericanos

cuándo los japoneses atacarían Pear Harbor,

Nunca sabremos por qué una mentira, fue tan eficaz.

La clave es que Gabo utiliza los mismos métodos:

decir lo que otros quieren oír

mezclar verdadero y falso al mismo.

Lo cierto es que Garbo tenía "garbo"

y con su inteligencia

supo demostrar que el destino, a veces,

ofrece la oportunidad de vencer,

a quienes padecen la historia y no lo solo a los que la hacen.

Me gustaría saber

cuánto me costaría limpiar esta camisa.

Tres cuarenta.

¿Es una camisa de mujer?

Si.

Cuatro cincuenta la camisa de mujer.

Tres cuarenta la camisa de hombre.

Es un hecho

es mucho más caro para las mujeres que para los hombres

y normalmente el servicio no lo justifica en absoluto.

Investigaciones en EEUU

demuestran que las mujeres pagan al año

mil cuatrocientos dólares más que los hombres

por artículos similares de consumo cotidiano.

En Europa la historia del denominado impuesto rosa

se repite.

El caso de las maquinillas de afeitar es escandaloso.

¿Por qué las gillette para mujer son más caras que las del hombre?

Pues no lo sé.

Un patinete para niña cuesta cuarenta y nueve dólares

y el mismo pero en rojo, en vez de rosa,

cuesta veinticuatro.

Y así una y otra vez.

La disparidad en el precio la marcan dos colores.

Desde hace una década

determinados sectores de la industria

han convertido el rosa y el azul

en una estrategia comercial,

que está saliendo muy cara a los consumidores.

Es de sobra conocido

que segmentar algo en marketing duplica las ventas.

Todo esto a fin de cuentas no es importante,

pero te obliga a consumir más.

Bicicleta y patinete en dos colores

para los dos sexos,

eso se aplica a casi todos los juguetes.

El marketing de género

está muy presente en peluquerías, tintorerías ...

cosmética o juguetes,

¿es posible que el precio de los productos

dependan del sexo al que vayan dirigidos?

La mujer paga la publicidad, la comunicación,

los equipos de marketing que piensan en el producto.

Están dispuestas a pagar más.

Llevan años repitiéndoles que tienen que cuidarse.

Es importante estar guapa.

Las marcas de cosméticos venden muchos sueños

y eso cuesta mucho.

El impuesto rosa.

la próxima semana en Documentos TV.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Fortaleza: La historia del espía que salvó a Europa

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Documentos tv - Fortaleza: La historia del espía que salvó a Europa

25 feb 2020

El agente doble más decisivo de la Segunda Guerra Mundial comenzaba a borrar sus huellas en los primeros meses de 1945. Había engañado a Hitler y a todo el Servicio Secreto de la Alemania nazi. Aún confiaban en él. Nunca dejaron de hacerlo. Mientras, el Servicio de Inteligencia británico, el Mi5, le homenajeaba en secreto. Desvelamos la trayectoria vital de aquel español, Juan Pujol García, conocido por los británicos como “Garbo”, y analizamos el mensaje que su historia ofrece a Europa hoy.

Toda la información en la web del documental

ver más sobre "Documentos tv - Fortaleza: La historia del espía que salvó a Europa" ver menos sobre "Documentos tv - Fortaleza: La historia del espía que salvó a Europa"
Clips

Los últimos 650 programas de Documentos TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos