'Documaster' el estreno de las mejores series documentales de cultura, historia y ciencia.

'Documaster' el estreno de las mejores series documentales de cultura, historia y ciencia.

5852471 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Documaster - Diana: La entrevista que impactó al mundo - Ver ahora
Transcripción completa

No hay nada normal cuando vas a hacer una entrevista televisiva.

No es un ambiente relajado.

-Todo es falso. Cada simple cosa es falsa.

Llegas a estar hiperconsciente de todo.

Brillando en tu cara hay enormes luces,

del tamaño de un frigorífico.

Y alguien te dice: "Tranquila. Ignora la cámara".

-A veces, cuando me entrevistan, me quedo bloqueado.

Tengo dificultad para expresarme.

-Y...

...ahora estoy haciendo exactamente

lo que he dicho que no se debería hacer:

pensar en una respuesta.

-En una entrevista pasan cosas que no esperas.

Te hacen preguntas para las que no estabas preparado.

-Pobre de ti si dices algo frívolo porque luego ¡explota!

(Música)

-Es genial siempre que en la televisión algo sale mal.

-Tenemos algo malo que lo saca a relucir,

ese momento triste

en el que nos alegramos por el mal ajeno,

va a haber un accidente de coche.

En 1995, la princesa Diana corrió uno de los mayores riesgos

que cualquier figura pública podría asumir.

-Su Alteza Real, ¿estaba preparada

para soportar las presiones que recibiría

al convertirse en miembro de la familia real?

A los 19 años una siempre cree estar preparada para todo.

-Al verlo, era completamente consciente

de que era un programa televisivo extraordinario

y, prácticamente, cada frase era impactante.

Esta confesión tan pública hizo añicos para siempre

la imagen de cuento de hadas

de una de las mujeres más famosas del mundo.

-Fue como si hubiera estallado una bomba

en medio de la familia real.

Sin embargo, durante décadas,

los entresijos de la entrevista han sido un misterio.

-Martin Bashir había ocultado todo lo referente a la entrevista

en un drama increíble,

como algo sacado de las obras de John Le Carré.

Descubriremos de la mano de empleados de la BBC,

periodistas de investigación

y personas del círculo íntimo de Diana

por qué la princesa decidió dar esa extraordinaria entrevista.

-Corría el rumor de que ella creía

que estaba siendo vigilada por el MI5

y que podría haber sido un objetivo.

Preguntaremos si Diana estaba más controlada

de lo que nadie sospechó.

-La princesa me contó

que Martin le había instruido sobre cómo responder a las preguntas.

Y descubriremos

cómo la entrevista transformó no solo la propia vida de Diana,

sino toda la cultura británica.

-Por fin estábamos viendo a una mujer moderna del siglo XX

defendiéndose a sí misma.

También cómo se encendía la mecha de la tragedia.

-La atención del público fue estratosférica.

-Se agravaba. Te preguntabas dónde iba a acabar aquello.

DIANA, LA ENTREVISTA QUE IMPACTÓ AL MUNDO

-La princesa ha empezado el día

con una visita a un gimnasio del oeste de Londres.

Parece estar alegre,

impasible por la tormenta que se ha desatado con su entrevista.

Una tormenta que ha creado incluso más interés de lo normal en ella.

-Creo que es una ingenua, porque no tiene necesidad de...

-Parecía una joven triste en muchos aspectos.

Confusa. Muy confusa.

Quisiera ser reina de corazones, reinar en el corazón de la gente,

pero no me veo como reina de este país.

-Vi a la princesa un año después de la entrevista de Panorama

y me dijo que nunca debería haber dicho reina de corazones.

No lo decía en serio.

Fue algo trivial.

-No creo que hubiera pensado exactamente

las consecuencias de muchas de las cosas que dijo.

-No lo creo.

Ella era completamente consciente de lo que estaba haciendo.

Entró en la familia real como una pequeña, preciosa

y ruborizada novia adolescente,

pero maduró hasta convertirse en todo lo contrario,

alguien muy fuerte,

y creo que la entrevista de Panorama fue una señal de ello.

Fue una decisión muy inteligente de Diana

explicar su versión de la historia.

La explosión de esa entrevista fue el resultado

de las frustraciones que habían ido creciendo en Diana

a lo largo de más de una década.

Para comprender cómo se prendió la mecha de la entrevista,

tenemos que regresar a una de sus primeras apariciones mediáticas.

-A las tres en punto,

el príncipe Carlos y Lady Diana aparecieron por primera vez

en público.

Fue la primera vez que vimos el anillo de zafiros y diamantes.

En aquella época,

la entrevista por su matrimonio fue vista

como el principio de su casting estelar

como princesa de cuento de hadas.

No sabía qué pensabas de mí. Que eras alguien increíble.

Sin embargo,

visto a través del objetivo de la entrevista,

estas imágenes familiares adquieren una luz muy diferente.

-Esta mañana, el padre de Diana nos dijo

que creía que sería una muy buena ama de casa.

Oh, ¿eso ha dicho?

Ya veremos.

-Bien. Listo. Toma uno.

-Me llamo Bidisha y soy directora de cine y periodista.

Cuando veo entrevistas tempranas de Diana,

veo una mujer inteligente que está luchando con su papel

y con el puro menosprecio

que muchos entrevistadores le manifiestan con sus sonrisitas.

Me sorprende lo valiente que ha sido aceptándome.

-¿Y supongo que por aceptar su amor? Por supuesto.

Lo que sea que ese amor signifique. Interprételo como quiera.

-Si, como mujer, estás viendo el programa, intuyes el peligro.

Huye. Huye.

-Me llamo Dickie Arbiter.

Soy ex portavoz del Palacio de Buckingham

y ahora comentarista de la casa real.

Creo que para el príncipe de Gales era un poco vergonzoso decir que sí,

que estaba enamorado.

No puedes culparle por decir lo que dijo,

dado el hecho de que no son educados para expresar emociones.

-Resultó que tenía una aventura en toda regla con otra persona.

A mitad de los años 80,

la aventura de Carlos con Camilla Parker Bowles era

un secreto a voces.

Sin embargo, a lo largo de la década,

documentales televisivos,

como los presentados por Alastair Burnet,

mantuvieron viva la fantasía de una pareja de cuento de hadas.

-Sí. Cuatro manos, dos príncipes y un piano.

Una sesión de fotos en el Palacio de Kensington

con el príncipe, la princesa de Gales y su familia.

-Me llamo Richard Kay

y, durante muchos años,

fui corresponsal del Daily Mail de la casa real.

Durante la época crucial de Diana, escribí muchísimo sobre ella

y llegamos a ser amigos.

Mostró cómo era un documental real en esa época.

Era muy cuidado y muy respetuoso.

Parecía evocar algo que podría ser de la década de los 50.

-¿Cuál cree que es su papel? ¿Su contribución?

Creo que mi papel es

el de apoyar a mi esposo en lo que pueda,

estar siempre detrás de él, animándolo

y también, ser madre y esposa, que es lo más importante.

Para Diana, la perdurable fantasía nacional de la esposa diligente

se estaba convirtiendo rápidamente en una trampa.

Y en junio de 1992 trató por primera vez de ser libre.

-Faltan 24 horas para que salga a la venta

el libro que asegura

exponer serias desavenencias en su matrimonio.

Al trabajar con el escritor Andrew Morton,

a través de un intermediario,

Diana mantuvo en secreto su propia implicación

en esta revelación de su triste matrimonio.

Sin embargo, al aparecer sospechas sobre su complicidad,

la furia llegó a palacio.

-La opinión de la reina es

que no se deben expresar sentimientos públicamente,

porque formas parte de la monarquía.

Debería estar por encima de todo eso.

Lejos de liberarla,

el libro de Andrew Morton simplemente apretó sus cadenas.

-Esperaba que el libro de Morton la rescatara, pero no lo hizo,

porque la casa real cerró las puertas.

Desde 1992, Diana vivió sola en el Palacio de Kensington,

separada, pero no divorciada.

Con todas las citas con los medios

ahora ferozmente controladas por el palacio,

parecía atrapada en un limbo real.

Sin embargo,

un movimiento de su esposo le dio la idea para salir de ese punto muerto.

-Creo que lo que la motivó principalmente

a hacer aquella entrevista de Panorama

fue la entrevista de Carlos con Jonathan Dimbleby,

el año anterior.

Esa entrevista había impresionado bastante a Diana.

Se recuerda únicamente por una revelación.

-¿Trató de ser fiel y honesto con su esposa

cuando aceptó el voto del matrimonio?

Sí. Por supuesto.

¿Lo fue? Sí.

Hasta que se desmoronó irremediablemente.

-Hubo algo en cómo ella se sintió

una vez que Carlos salió de esa entrevista.

Hubo una especie de franqueza en esa entrevista

que ella admiró bastante

y comenzó a preguntarse y a hablar

sobre si debería hacer algo ella también.

-Me llamo Paul Burrell y fui mayordomo de Diana,

la princesa de Gales.

Sí.

Recuerdo que una vez la princesa me dijo:

"Me gustaría que salieras a recoger a alguien de White City.

Es un secreto.

No queremos que nadie se entere".

Recuerdo haber ido en mi coche a recoger a Martin Bashir.

Él se tumbó en el asiento trasero del coche

y le cubrí con una manta.

Nadie sabía que Martin Bashir estaba visitando a Diana, princesa de Gales,

y tenía que seguir siendo un secreto.

Era como un crío

saltando las escaleras del palacio de Kensington.

Para él era muy emocionante.

Por aquel entonces pensé

que la princesa tenía muy pocos amigos

y que había conseguido uno dentro de la BBC,

alguien que le daría consejos sobre los medios.

No pensé nunca

que esa amistad se convertiría en una gran entrevista.

En 1995, cada movimiento de Diana era observado

por los consejeros de la casa real,

con miedo a que pudiera, de nuevo, declarar en contra del futuro rey.

En ese verano, ya se había formado una pequeña grieta

en la fortaleza que el servicio de prensa real había diseñado

para evitar el escándalo.

Me llamo Richard Ayre y a principios de los años 90 era

el director de política editorial de la BBC.

Mantenía reuniones regulares con el editor de Panorama.

Creo que esto pasó a principios del verano de 1995.

Teníamos una reunión rutinaria

y estábamos repasando algunas ideas para el programa.

Steve se levantó para irse y llegó a la puerta de mi oficina.

Lo recuerdo bien.

Entonces, se volvió y dijo: "Ah, por cierto.

Ahora que estoy aquí, debería decir esto de la princesa Diana".

Y me contó que Martin Bashir, reportero de Panorama,

pensaba que tenía oportunidad de reunirse con la princesa.

Supongo que si hubiera que elegir

qué reportero de Panorama tenía más posibilidades

de conseguir una exclusiva,

en una escala mundial así,

Martin hubiera sido probablemente

la última persona en la que se hubiera pensado.

-Más importante, de hecho,

voy a probar la primera tortilla de Leonard.

Y aquí viene.

Muy bien. Muchas gracias.

-Martin Bashir era un pececito en el gran estanque de la BBC.

Había participado como reportero en el programa Songs of Praise,

pero no era muy conocido en aquella época.

-No sé quién era. ¿Quién era?

-Ni yo ni el editor de Panorama hubiéramos pensado que Martin...

que hubiera una oportunidad

de que ella nos concediera una entrevista.

-Parte de ello se debía a que a ella siempre se le acercaban periodistas,

sobre todo, periodistas de televisión famosos,

para pedirle una entrevista.

-Recibía numerosas peticiones de entrevistas.

Había comido con frecuencia con Clive James, con David Frost

y otros periodistas importantes de la época.

-Me hubiera encantado entrevistar a Diana, por supuesto.

Supongo que, esperando que sucediera algún día,

le escribí diciéndole:

"Si alguna vez te apetece hablar de esto en cámara,

aquí estoy yo. Estoy aquí".

Diana podría haber decidido ya, en privado,

que quería hacer algún tipo de documental televisivo,

pero ¿cómo venció Martin Bashir a sus rivales,

muchísimo más famosos,

y ganó el premio a la entrevista más deseada del mundo?

-Me llamo Chris Blackhurst

y era periodista y reportero de investigación de The Independent.

Muy poco después de que apareciera la entrevista,

la historia sobre la historia se hizo muy famosa.

No faltó gente que sospechara

de lo que había logrado Martin Bashir

y, sobre todo, sus propios compañeros.

Estuvimos en contacto con compañeros de la BBC

y esta información me hizo pensar

que las cosas podrían no ser lo que parecían.

Según la investigación de Blackhurst,

Martin Bashir se había reunido con el hermano de Diana,

el conde de Spencer,

para discutir ideas sobre un posible documental.

¿Su tema? La vigilancia estatal de la familia real.

El conde de Spencer sospechaba de los servicios de seguridad

y de que iban a por él o de que le vigilaban,

a él y a su familia.

Y a medida que Martin Bashir conocía a Charles Spencer,

fue capaz de alimentar estas sospechas,

dándose cuenta, según avanzaba,

de que se estaba acercando cada vez más

a un premio fantástico:

una entrevista con Diana.

Según avanzaban las conversaciones,

parece que Martin Bashir hizo una afirmación audaz.

Martin Bashir estaba comentando a la gente

que alguien dentro del MI5 le había dicho

que la princesa estaba siendo vigilada, seguida, etc.

-Recuerdo que levanté las tablas del suelo,

buscando aparatos,

desatornillé teléfonos...

La princesa siempre pensó que le habían pinchado los teléfonos,

siempre le pareció que la estaban escuchando.

Nunca sabes cuánto. Nunca lo sabrás.

-Oh, lo sé, querida.

-El periódico The Sun afirma que esta cinta es auténtica.

Solo tres años antes,

The Sun había revelado la existencia de una grabación

de una supuesta conversación telefónica

entre Diana y su íntimo amigo James Gilbey.

-La grabación de la cinta fue, casi sin duda, hecha

por uno de los servicios de seguridad y filtrada deliberadamente.

-El Ministro del Interior ha refutado las acusaciones

sobre la involucración del MI5 en...

-Nadie ha presentado la más mínima evidencia

respaldando la repetida afirmación

de que el MI5 o cualquier otro servicio de seguridad

estuviera a favor de él.

-¿Aprovechó Martin estos miedos y prejuicios que tenía Diana?

Probablemente sí.

Sinceramente, no hubiera sido muy difícil.

Las cosas se pusieron más turbias cuando, tras la entrevista,

se descubrió que Martin Bashir había producido

un buen número de documentos falsos.

La pregunta era por qué.

-Fue a ver a un artista gráfico,

quien elaboró un extracto bancario de una cuenta de Natwest en Brighton,

que, aparentemente, pertenecía

al exjefe de seguridad del conde de Spencer Alan Waller.

El extracto mostraba un pago

de una misteriosa empresa en un paraíso fiscal.

Surgieron sospechas

de que Martin Bashir podría haber creado estos documentos falsos

para alimentar los temores de la princesa y de su hermano,

lo que, a su vez, llevaría a Diana a acceder a la entrevista.

-Parecía que Martin Bashir le estuviera diciendo

a Charles Spencer

que los servicios de seguridad estaban pagando a Alan Waller

por información sobre él y sobre su hermana.

Tras la entrevista, la BBC abrió una investigación.

-Al final, no negaron

que los extractos hubieran sido creados.

No lo negaron,

pero dijeron que estaban satisfechos de no haber asegurado la entrevista.

No se la habían mostrado a Diana y tampoco la habían asegurado.

Con las negaciones de Martin Bashir y, aparentemente, de la propia Diana

confirmando que no había visto los documentos falsos,

Bashir fue absuelto.

En cuanto a la explicación de la BBC

de por qué se crearon los documentos,

no convenció a todos.

-Me temo que muchos de nosotros nos burlamos en aquel momento.

¿Por qué llegarías hasta tal punto?

¿Por qué te complicarías tanto como para crear un extracto bancario,

algo tan serio?

Sin embargo,

muchos creen que fue otro elemento de la estrategia de Bashir,

el factor más importante para asegurar la entrevista.

-La Diana que conocí quería hacer ese programa.

Iba a hacerlo,

tanto si le habían mostrado un documento falso como si no.

La discreción era la clave.

Martin no estaba preparado

para seguir los trámites generalmente aceptados

para conseguir una entrevista real.

-Creo que la princesa opinaba que si un periodista entraba

por la puerta principal del Palacio de Buckingham,

es decir,

siguiendo los procedimientos establecidos por la oficina de prensa

para pedir una entrevista con ella,

esa petición nunca le llegaría.

Los acercamientos de entrevistadores de perfil alto

que se sometieron a ese filtro

del servicio oficial de prensa de palacio

nunca tuvieron éxito.

-Por supuesto, Martin era un secreto.

Nadie le conocía y esa era su gran ventaja.

No había pasado el procedimiento normal

a través de la oficina del secretario real.

-Él no era famoso.

Solo había una persona famosa en la entrevista y esa era Diana.

Era importante que si iba a dar una entrevista,

y eso es lo que sucedió con Panorama,

fuera con un desconocido comparable.

Tras semanas de reuniones secretas con Diana,

las negociaciones de Martin Bashir al fin dieron frutos.

-El proyecto tomó forma de repente, rápidamente, a finales de octubre,

lo que me llevó a redactar

el único documento escrito que hay de todas nuestras conversaciones.

"Steve Hewlett y uno de sus reporteros",

es decir, Martin Bashir,

"vinieron a verme para hablar de un proyecto

del que llevamos conversando ya varios meses.

El resultado de esa reunión fue que debemos avanzar a toda máquina.

Siento ser tan ambiguo": escribo al final de este escrito.

El consentimiento de Diana a la entrevista

tenía una condición decisiva.

-No debe saberlo el Palacio de Buckingham.

Lo que ella dijo no fue que no daría la entrevista,

sino que si la noticia se filtraba, estaba segura

de que palacio encontraría la manera de detener la entrevista.

Trabajamos con la base de, va a sonar tonto, pero...

de dar información solo a los que necesiten saberla.

En las primeras semanas, básicamente solo Martin Bashir,

su editor, Steve Hewlett,

Tony Hall, director de BBC News,

y, luego, yo.

A principios de noviembre,

lo sabían ya siete u ocho personas más; John Birt, por supuesto.

John Birt era entonces director general de la BBC.

A mucha gente no le gustaba cómo había modernizado la cadena

y era difícil trabajar para él.

Sin embargo, era un periodista muy duro.

John Birt rápidamente dio su apoyo a la entrevista.

Sin embargo, por encima de John en la jerarquía de la BBC,

había alguien que era poco probable que lo aprobara.

-El presidente de la junta de gobernadores de la BBC era

Marmaduke Hussey, onocido como Duke Hussey,

un pilar de la institución.

Nombrado por Margaret Thatcher,

para muchos, Duke Hussey encarnaba una visión retrógrada

y deferente de la BBC.

Esto había provocado tensiones con el director general,

modernizador de la cadena, John Birt.

-Sí. Adelante.

-Me llamo Richard Eyre

y durante nueve años fui gobernador de la BBC.

Sucedió en una fiesta de Navidad, poco después de unirme a la cadena.

Marmaduke Hussey, esa especie de hombre gigante

que había perdido su pierna en la batalla de Anzio de 1944,

se me acercó y me dijo: "Vamos a sentarnos. Sentémonos".

Nos sentamos.

Él, con algo de dificultad y entonces me dijo:

"Bueno, conoces a John Birt, ¿no?"

Le respondí: "Claro. Sí, le conozco".

-"Un tipo muy raro. No me hablará nunca".

No dijo que no le hablara,

sino que John nunca le dirigiría la palabra.

Y me dijo: "Oye, ¿no podrías intentar que John me hablara?"

Al día siguiente llamé a John y me dijo: "No pasa nada.

No voy a hablar con él.

No tiene sentido".

Y entonces descubrí en qué me había metido.

En lo que respecta a la entrevista, no fueron solo

las diferencias políticas entre Birt y Hussey

las que plantearon un problema.

-De manera más crítica,

Duke Hussey era el esposo de Lady Susan Hussey,

dama de cámara de la reina;

de hecho, dama de compañía de la monarca hoy en día.

-Se habría sentido obligado hacia su esposa y hacia la reina

a informar a palacio de lo que estaba sucediendo.

El día que John Birt acordó finalmente

que la entrevista podía seguir adelante, tomó dos decisiones.

Una, permitir la entrevista; y dos, no decírselo a su presidente.

-Echó a perder las relaciones entre Birt y Hussey,

que, de todos modos, no eran buenas,

pero las echó a perder de forma irrevocable.

-Fue un momento muy importante para la BBC;

transcendental en el desarrollo de su historia.

Una declaración de su independencia.

Era la forma más demostrable en la que la BBC podía decir:

transmitimos programas que el público debería tener derecho a ver y oír.

La fecha elegida finalmente para la entrevista fue

el 5 de noviembre de 1995,

aniversario del plan para volar en pedazos el Parlamento.

¿El lugar?

El Palacio de Kensington.

Delante mismo de las narices

de buena parte de la familia cercana a la reina.

-Hay que recordar

que también viven allí otros miembros de la familia real.

Los Gloucester y los Kent no estaban tan lejos.

-Recuerdo bien el domingo en que la princesa me dijo:

"Paul, no te has tomado ningún día libre esta semana,

¿por qué no te vas hoy a casa y juegas con los niños?"

Pensé: "¡Qué raro! Qué raro que me deje salir así, sin más".

Para pasar el control de seguridad de palacio,

el pequeño equipo de la BBC ideó una tapadera.

-Yo entendí que la princesa les presentó

como técnicos de un equipo de alta fidelidad

que iban a instalarle un nuevo aparato de estéreo.

Perfectamente creíble si no se sabe mucho de estos equipos.

Para garantizar la discreción,

el equipo que entró al Palacio de Kensington era

de solo tres personas: el cámara Tony Poole,

el productor Mike Robinson y Martin Bashir.

Dejaron a Tony preparando su equipo,

quedando Martin Bashir y Diana

una hora y media antes de empezar la grabación.

-La gente se pregunta:

"¿Había ensayado Diana la entrevista con Martin Bashir?"

Por supuesto que no lo había ensayado con la BBC.

Bashir no le da las preguntas antes.

Sin embargo, hay quien tiene una opinión diferente.

-Lo habían ensayado.

En una conversación posterior con la princesa,

ella me dijo que lo tenía que hacer perfecto.

Documentos internos publicados por la BBC exponen

que se había informado a la princesa anteriormente

de "los temas a grandes rasgos de las preguntas,

pero no de las preguntas".

Sabían exactamente cuáles serían las preguntas

y cómo las respondería la princesa.

Martin había instruido a la princesa Diana

sobre cómo responder a las preguntas.

La ayudó a través del campo de minas de la entrevista.

El cámara escogió el marco informal del salón

y usó iluminación tenue

para preparar la escena de una confesión familiar e íntima.

Alrededor de las nueve de la noche,

Martin y Diana por fin se sentaron uno frente al otro

en sillas cuidadosamente colocadas.

El cámara, Tony Poole, pulsó el botón de grabar.

-Realmente, a ella no se le daban mal este tipo de situaciones,

pero no era una intérprete de televisión nata.

En noventa minutos de grabación,

el cámara recordó que en una pregunta clave,

referida al supuesto amante de Diana, James Hewitt,

la princesa se puso nerviosa.

-¿Su relación pasó a ser algo más que una amistad cercana?

Sí. Así fue. Sí.

¿Le fue infiel?

-Tuvo que estar muy nerviosa.

Sabía que tenía que pensar muy rápido.

Tras algo de reflexión, Diana llegó a una respuesta inteligente.

Sí. Le adoraba. Estaba enamorada de él.

-El equipo del programa estaba en sus respectivos hogares,

esperando la llamada de teléfono.

Supongo que esperaba que fuera a primera hora de la noche...

y la llamada no llegó.

Las horas pasaban y pasaban

y es justo que diga...

que me puse muy nervioso.

Debía ser ya casi medianoche cuando...

Era Steve Hewlett.

Me dijo que ya estaban fuera, que lo tenían

y que habían hecho una copia de seguridad.

Sinceramente, fue un momento de gran placer.

(Música)

-A la mañana siguiente, llegué al Palacio de Kensington,

entré al salón y pensé: "Qué raro. Esta silla no es de esta sala".

Además, habían movido los sofás,

porque veía que las ruedecitas habían hecho marcas en la alfombra.

Entonces, le dije a la princesa:

"¿Por qué se han movido los muebles del salón?"

Respondió: "Estuve haciendo ejercicio con Jenny

y movimos los muebles para poder ejercitarnos".

"¿De verdad?" "Sí, ¿acaso dudas de mí?"

"No. No hay ninguna razón para dudar de vos".

Con la grabación terminada,

se planeó realizar la edición en un edificio de la BBC en desuso

en el centro de Londres.

Sin embargo, el editor de Panorama, Steve Hewlett,

pronto expresó sus preocupaciones.

-Me dijo: "Creo que hay que moverse. Hay que irse.

Hay que encontrar otro sitio".

Le pregunté el porqué y me respondió: "No estoy a gusto.

Creo que nos están vigilando. Creo que están vigilando el edificio".

Entonces le pregunté que a dónde quería ir y me dijo:

"No te preocupes. Déjamelo a mí. Encontraré un sitio".

(Música)

-Me llamaron diciendo

que había un trabajo de montaje en Eastbourne,

pero no me podían decir de qué se trataba exactamente

y que lo descubriría cuando llegara.

De hecho, me dijeron que ni siquiera le dijera a mi esposa adónde iba.

Fui al Grand Hotel y allí instalé el equipo de edición.

Al día siguiente, Mike, el productor, y Martin llegaron,

me entregaron un montón de cintas y me dijeron:

"Queremos que edites esto".

Puse la cinta y allí estaba la princesa Diana mirándome.

-Su Alteza Real, ¿estaba preparada

para soportar las presiones que recibiría

al convertirse en miembro de la familia real?

A los 19 años,...

una siempre cree estar preparada para todo.

-Fue simplemente increíble tenerla delante de mí en una entrevista.

Creo firmemente que siempre se debe confundir al enemigo.

Nunca me hubiera imaginado que ella diría esas cosas

y fuera tan honesta sobre temas como el príncipe Carlos,

el matrimonio...

-De acuerdo con algunos artículos de prensa,

la situación se ha vuelto tan difícil que trató de hacerse daño.

Mmm.

¿Es eso cierto?

Cuando nadie te escucha o sientes que nadie te escucha,

empiezan a pasar todo tipo de cosas.

-Era una lista de cosas que sentía

que habían estado reprimidas dentro de ella durante mucho tiempo

y que quería compartir con todos nosotros.

O quizás clavar el cuchillo,

depende de qué manera se mire, en realidad.

No pensé que esto la ayudara, pero sabíamos que iba a ser dinamita.

Unos días más tarde, el montaje estaba listo

para hacer un primer visionado de los ejecutivos de la BBC.

-Hicimos un viaje de dos horas en coche hasta Eastbourne.

Ninguno de los que iba a ver la grabación por primera vez

tenía idea de su contenido.

No sabíamos si había sido sincera o si se había echado a llorar.

No sabíamos si había abandonado la entrevista, enfadada.

No sabíamos nada

y, en retrospectiva, creo que fue importante que lo desconociéramos,

porque era muy probable

que nuestra reacción predijera la reacción de la audiencia.

No hubo charla trivial ni nada, estábamos allí para ver la grabación,

así que pulsaron "Play".

-Durante los visionados, me senté ligeramente de lado,

para ver cómo reaccionaban a la respuesta a cada pregunta.

-No creo que nadie hablara durante esos sesenta minutos,

pero, en ocasiones, inspiramos con fuerza.

-No se podían creer lo que estaban viendo en pantalla.

No era parecido a nada que hubieran visto antes.

-¿Cree que el príncipe de Gales será rey algún día?

No creo que ninguno de nosotros sepa la respuesta a esa pregunta.

Por supuesto, es una pregunta que está en la cabeza de todos,

pero quién sabe lo que deparará el destino

y qué circunstancias provocará.

La idea de que la línea de sucesión pudiera saltar por completo a Carlos

quería decir que esta entrevista podría sacudir la monarquía.

-Claramente iba a ser muy embarazosa para la familia real,

para su heredero al trono, el futuro rey.

Por supuesto que era una amenaza.

Sí, para toda la monarquía.

Las actas de una reunión de la BBC,

obtenidas gracias a la Ley de Libertad de Información,

revelan que "se dejó poco material sin usar".

De todos modos, se ha especulado durante mucho tiempo

sobre lo que podría haberse cortado.

-Había una pregunta relacionada con la Reina Madre.

Quizás era un poco despectiva.

Creo que era bien sabido que no se llevaban muy bien.

Creo que ella sentía que no tenía el apoyo que necesitaba.

Obviamente, la Reina Madre era una persona querida en el país,

por lo que criticarla no parecía ser lo correcto, en ese momento.

No estoy aquí sentada con resentimiento.

Estoy sentada con tristeza, porque este matrimonio no ha funcionado.

La BBC nunca publicó las imágenes sin editar de la entrevista,

incluidos los comentarios de Diana sobre la Reina Madre.

Sin embargo,

incluso eliminando ese contenido de la emisión final,

la entrevista siguió siendo explosiva.

-Su Alteza real, muchas gracias.

-Ha estado bien, ¿no?

Llevaba mucho tiempo sin verlo.

Cuando acabó la entrevista,

el director de BBC News y yo cruzamos la calle

y hablamos sobre el programa.

No dijimos nada hasta estar en el paseo marítimo,

apoyados en la barandilla.

Creo que fui yo quien habló primero.

Le dije:

"Este programa va a significar o bien el final de la BBC,

o el final de la familia real,

o quizás ambos,

y no hay ninguna duda de que tenemos que emitirlo".

Una vez el programa estuvo listo,

era muy importante que lo emitiéramos rápidamente,

porque, con el tiempo, todo se filtra.

Ya habíamos acordado al principio

que sería la princesa quien diera la noticia al palacio.

Diana le dio la noticia a Robert Fellowes,

secretario privado de la reina.

-Le dijo:

"Robert, quiero que sepas

que he hecho una entrevista con la BBC".

Y en la cabeza de Robert empezaron a sonar alarmas,

pero dijo espléndidamente:

"Ah, ¿tiene algo que ver con Children in Need?"

-Su respuesta fue: “No, ha sido con Panorama”.

-Empezaron a sonar todos los teléfonos.

Mis compañeros me preguntaban por los demás reporteros de la casa real.

"¿Qué hay en ese programa?" "Ni idea".

El fotógrafo de la casa real, Mark Saunders, estaba en el lugar

mientras se desataba el caos, la semana previa a la emisión.

-Fue una semana de locos. Sí.

Para empezar,

la prensa mundial había llegado a Londres.

Fue el mayor número de corresponsales de prensa internacional

que había visto desde la Guerra del Golfo.

(Alboroto)

(Música)

Con la espera casi a punto de terminar,

los hogares de todo el país se prepararon para el escándalo.

-Había habido mucha expectación los días anteriores.

Había titulares para despertar el interés público,

para poner frenética a la multitud.

23 millones de personas iban a sintonizarla

y escuchar su versión de la historia.

-Estaba nerviosa, muy inquieta por ver la reacción de la gente,

pero en todo momento Bashir la tranquilizaba

diciendo que había hecho lo correcto

y que el programa tendría el impacto deseado que ella quería.

-Me imagino que estaría recluida con expectación y, quizás, ansiedad.

-Hay que recordar

que la gente lo veía hasta en los pubs.

Fue un evento masivo.

-Y, sin embargo, no puedes controlar las reacciones de otras personas,

por lo que es como si pendiera de un hilo

la opinión de todo el país sobre ti.

Y siempre se reduce a si crees a la mujer o no.

(Música de informativo)

-Esta noche, en Panorama, la princesa de Gales.

En el Palacio de Buckingham,

el servicio de la oficina de prensa vio la emisión horrorizado.

-Estaba con mis compañeros de la oficina de prensa.

Todos estábamos patidifusos

y enfadados con lo que se estaba emitiendo.

Se usó mucho lenguaje soez.

Nunca me ha dado miedo

dar un paso al frente cuando se trata de lenguaje soez.

-¿Cree que se ha llevado a cabo una campaña en su contra?

Sí. Por supuesto. Sí.

¿Por qué?

Era la esposa separada del príncipe de Gales.

Era un problema, y punto.

Esto es nuevo.

¿Qué hacemos con ella?

-Me ofendió bastante

que hiciera acusaciones que, simplemente, no eran ciertas.

Señalaba al príncipe de Gales como el culpable,

o a su oficina,

por impedirle que hiciera cosas.

-No podía creerme

que hubiera hecho público cada aspecto de su vida privada,

hasta el punto de hablar de su adulterio y amor por Hewitt,

y su opinión sobre Camilla.

-¿Qué evidencia tenía

de que su relación seguía adelante aunque estuvieran casados?

La intuición femenina es muy buena.

-Fue un titular tras otro.

-Al verlo, era completamente consciente

de que era un programa televisivo extraordinario

y, prácticamente, cada frase era impactante.

-Su Alteza real, muchas gracias.

(Música)

En la BBC,

el equipo de noticias se reunió para celebrar su triunfo.

-Una vez finalizado el programa,

abrimos, al menos, una botella de vino blanco barato,

por lo que mis recuerdos de entonces son confusos, por decirlo suavemente.

-Tras la entrevista a Diana, hay una reacción inmediata.

-Con razón,

Newsnight dedica todo su programa a la entrevista sensacionalista.

-Es un buen amigo del príncipe Carlos.

Presuntamente, iba a ver la entrevista esta noche.

¿Qué cree que pensará de ella?

-No tengo ni idea

y, claramente, no podría hablar por el príncipe de Gales,

pero, en mi opinión, como espectador interesado,

buena parte de ella ha sido terriblemente vergonzosa.

-Aún a día de hoy, me da escalofríos,

porque la reacción inmediata

de muchos comentaristas de la institución

era completamente del medievo.

-Es una muestra de un estado avanzado de paranoia.

-¿Es todo invención suya?

-No tengo ni idea,

pero a mí me parece que es muestra de un estado avanzado de paranoia.

-Si quieres criticar a una mujer, di que está loca.

Es una acusación muy poderosa y no hay forma de defenderse de ella,

porque si dices que no lo estás, que no es cierto,

te ves como una loca.

No tengo ninguna duda

de que mucha gente escuchó el comentario de Nicholas Soames

y pensó: "Sí, está loca y paranoica.

Es mi excusa para odiarla aún más de una forma muy clásica

que no ha cambiado desde la antigüedad".

-La mayor parte de la cobertura se centró en lo que reveló Diana,

sobre todo, en su reconocimiento del adulterio,

que provocó reacciones en el público británico.

-Diana estaba enfadada por haber mencionado a James Hewitt,

porque no creo que hubiera predicho

que iba a ser la historia más fuerte para los tabloides

y quería una respuesta mucho más pulida para la entrevista.

-La prensa fue casi uniformemente hostil con Diana.

Al hablar con ella, tuve la sensación

de que se preguntaba si lo había calculado mal.

-Recuerdo que la princesa me dijo: "¿Qué dirá la reina de esto?

Verá los efectos colaterales".

-No mucho después, estaba comiendo con la reina,

cuando me dijo, espontáneamente: "¿Cómo va todo en la BBC?"

Y le respondí: "Oh, pues bien. Sí".

Me dijo: "Es espantoso. Lo que hizo mi nuera es espantoso".

-Los problemas del matrimonio de Carlos y Diana habían creado

un clima sombrío en la familia real.

Ahora, la reina ha decidido llevar todo el asunto a un punto crítico

y les ha aconsejado que se divorcien.

En la entrevista,

Diana había expresado claramente que ella no deseaba eso.

- ¿Usted quiere el divorcio? No, no quiero.

¿Por qué? ¿No lo resolvería todo?

¿Por qué lo resolvería todo?

-Su mayor temor era que le quitaran a sus hijos.

Ella dijo que iban a hacer eso,

que iban a intentar quitarle a sus hijos.

-La reina les envió una carta a ambos, a Carlos y a Diana,

diciendo: "Ya basta. Id a un abogado

y empezad con los trámites del divorcio".

-Ese fue el precio que pagó por la entrevista de Panorama.

(Música)

Poco a poco, Diana había destruido la fantasía de cuento de hadas

que una vez había sido su prisión.

Mucha gente,

tanto de la clase dirigente, como de los medios,

la había castigado por revelar una realidad más compleja.

-Tenemos derecho a esperar de nuestra familia real

cierto grado de reticencia, cierto grado de dignidad.

Pero en las calles se mostraba otra historia.

-Creo que conseguirá muchos apoyos con esto.

Da la impresión de que ha sido el príncipe quien la ha engañado.

-Ella tenía que hacer algo.

Tenía que dar su versión de la historia

para que la escucháramos.

Creo que es genial que lo haya hecho.

-Lo que cuenta es la reacción pública a Panorama,

no los periódicos, ni los columnistas,

ni todas esas personas que escriben cosas desagradables sobre ella

en los diarios ylos dominicales.

Era la reacción del público; y al público le encantó.

Creo que tuvo mucho que ver

con lo que dijo Diana sobre su propia salud mental.

Estaba indispuesta con depresión posparto,

de la que nadie habla.

Te enteras leyendo sobre ello, después.

-Claramente abrió su corazón.

No se podía concebir que nadie más de la familia real

usara el lenguaje que Diana usó en Panorama.

Te despiertas por la mañana sin ganas de salir de la cama,

te sientes incomprendida...

-El riesgo de hablar de salud mental en los años 90 era alto.

Era muy fácil poner etiquetas a las personas que hablaban del tema.

Era un progreso para Diana

el hablar tan abierta y confiadamente de la depresión posparto.

Significaba que las mujeres de todo el país y del mundo

miraban a su alrededor y eran capaces de verse reflejadas,

no en una princesa, sino en una madre.

Los amigos por parte de mi esposo decían

que volvía a estar inestable emocionalmente, enferma,

y que debían internarme en algún sitio, para que mejorara.

Yo era casi una vergüenza para ellos.

En solo unos días, tras Panorama,

Diana recibió unas seis mil cartas de apoyo

de mujeres que se identificaban con ella.

-Diana me contó después de Panorama

que se le había acercado gente en la calle

agradeciéndole que hubiera hablado de ello, de su matrimonio infeliz.

Que ella había conseguido liberarse y que ellas iban a hacer lo mismo.

Les dio fuerza a las mujeres infelices, para alzar la voz.

-Hoy iban por caminos separados.

Cuando el príncipe de Gales salía del Palacio de Kensington,

la princesa entraba.

-El matrimonio es ya historia. Es el final.

-Sí. Es el final.

Panorama había dejado a Diana

con un divorcio que afirmó que nunca quiso.

Entonces pudo haber sentido

que todo lo que había buscado lograr con la entrevista había fallado.

Sin embargo,

pronto descubriría que, a la larga, transformaría su reputación.

-La entrevista de Panorama fue

una plataforma y un trampolín hacia otra dimensión

y eso es lo que Panorama hizo por ella.

-Ya no estaba comprando en Sloane Street

y comiendo en Belgravia.

De repente, estaba codeándose con gente como Bill Clinton

y por fin obtuvo la credibilidad que creo que anhelaba.

Y mientras negociaba este nuevo mundo,

Diana tenía a su lado a un viejo aliado.

-La relación personal

que había desarrollado con Martin Bashir

no terminó cuando él y los suyos guardaron su equipo de cámara

y abandonaron el Palacio de Kensington.

Se convirtió en un visitante constante

y un apoyo para ella durante muchos meses.

Comenzó a ayudarla con sus mensajes públicos,

con sus discursos.

Tras Panorama,

muchos de los críticos de Diana afirmaron

que estaba siendo utilizada por Martin

de una forma que ella había llegado a lamentar,

pero su alianza continua con el periodista sugiere

algo muy distinto.

-Me llamo Judi James

y soy escritora y experta en lenguaje corporal.

Pensar que amenazaron a Diana

para que hiciera esta entrevista con Martin Bashir

es algo que me hace gracia, sinceramente.

Ella estaba completamente preparada,

tenía sus emociones bajo control y también toda la entrevista.

Era ella quien dirigía, guiaba...

Él le hacía una pregunta,

sus ojos se movían hacia la izquierda e inspiraba un poco...

-¿Es eso cierto?

-...pero luego, rápidamente, ella regresaba,

sin vacilar en absoluto,

con una respuesta perfecta.

Bueno, el enemigo era el departamento de mi marido,

porque yo siempre tenía más publicidad...

Con informes aparentemente conflictivos,

no había forma segura de saber si había ensayado para la entrevista

o no.

Sin embargo, el análisis detallado de la interpretación de Diana

arroja algunas pistas interesantes.

-Para mí,

esas revelaciones involuntarias implicaban

que probablemente había habido alguna forma de confabulación

acerca de cuáles serían las preguntas

y luego se le dio tiempo para calcular las respuestas.

-La entrevista no fue espontánea.

Muchas de las cosas que dijo ya las había oído.

Yo quedé con Diana para tener una charla bastante larga

cinco meses antes de esa entrevista;

solas las dos.

Estas notas son de junio de 1995

y aquí dice que desde el primer día

había habido tres personas en el matrimonio: Camilla.

Éramos tres en este matrimonio, eso es una multitud.

Esa es una de las citas más famosas de esta entrevista.

Era algo que ya estaba en su cabeza meses antes.

Aquí hay páginas y páginas sobre ello.

-¿Cuál fue su reacción

a la revelación de su esposo de que, de hecho, había cometido adulterio?

No era completamente consciente del contenido del libro

y vi en las noticias que iba a revelarlo...

-Parte del plan era no parecer demasiado rencorosa.

Hay una frase en una obra de Shakespeare que dice:

"He venido a enterrar a César, no a ensalzarlo".

Creo que eso es lo que hace Diana.

Se ejemplifica bien con Carlos.

Lo entierra ensalzándolo.

...pero luego admiré su sinceridad,

porque se necesita mucho valor para hacer eso.

¿En qué sentido?

Bueno,

ser sincero sobre una relación con otra persona

teniendo su posición,

es algo importante.

La apariencia física de Diana también influyó

a la hora de guiar la respuesta de la audiencia.

-Usó lo que parecía un lápiz blanco bajo el borde de los ojos

para parecer incluso más triste.

-Parece alguien que trata de maquillarse

para ocultar así su dolor.

Como alguien que ha estado llorando mucho,

ha salido corriendo de una habitación

y diez minutos después vuelve tras haberse retocado el maquillaje.

Creo que se trata de una decisión consciente

y que se presentó como una víctima.

-Eso no fue ser astuta ni calculadora.

Fue supervivencia.

-La astucia de la apariencia de espontaneidad,

es decir, actuar, es muy considerable,

pero, al mismo tiempo, no significa

que lo que estaba actuando no fuera cierto.

La actuación de Diana podría haber sido algo ensayado hábilmente,

pero no fue simplemente un intento de vengarse.

También fue parte de una propuesta de trabajo.

-¿Qué papel se ve desempeñando en un futuro?

Me gustaría ser embajadora de este país.

Me gustaría representar a este país en el extranjero.

En 1997, Diana convirtió en realidad su ambición,

haciendo viajes a Angola y Bosnia

para promover la prohibición de las minas terrestres,

pero muchas personas de la clase dirigente se mostraron escépticas.

-¿Puede presentarse?

-Me llamo Charles Crawford y fui embajador en Bosnia.

En 1997, fui anfitrión de Diana cuando vino de visita.

Era un tema políticamente sensible, sí.

Está claro que este tipo de arma había sido usado

de manera indiscriminada e inapropiada en estas guerras.

Pero hacer algo al respecto

y tener un tratado que sea sólido

y asegurarte de que no se hagan trampas

es un trabajo para la diplomacia experta.

Afortunadamente para Diana,

el nuevo primer ministro británico, Tony Blair,

parecía dispuesto a apoyar sus ambiciones.

Más tarde, admitió que había hablado explícitamente con Diana

de un papel especial como embajadora.

Habría sido la culminación

de todo lo que Diana había buscado conseguir con Panorama.

Sin embargo,

la entrevista también había puesto en marcha otra serie de fuerzas

que pronto tendrían consecuencias mucho más oscuras.

-Por supuesto, Panorama la hizo verse incluso más sensacionalista.

Había hecho esa entrevista de la que todo el mundo hablaba,

así que la atención de la prensa y del público fue estratosférica.

(Música)

Nunca sé dónde puede haber un objetivo.

Un día normal vuelvo a mi coche

y me encuentro a seis fotógrafos asaltándome.

En el verano de 1997,

la presión sobre Diana, a raíz de la entrevista,

alcanzó su punto máximo.

-Cuando la prensa escuchó los rumores

de que ella estaba en un yate en el sur de Francia

y que estaba teniendo una aventura con Dodi,

hijo del dueño de Harrods, Mohamed Al-Fayed,

empezó la caza.

-En pocas palabras, fue una cobertura mediática excesiva.

Cada uno de esos cuarenta y cuatro días

con masiva cobertura de prensa.

Se agravaba.

Te preguntabas dónde iba a acabar aquello.

(Estruendo)

(Música de tensión)

-Hacer esta entrevista ha sido muy emocional. No me lo esperaba.

La gente no entiende

lo difícil que es hacer una entrevista.

Lo difícil que es

proyectarte a ti mismo y tus emociones

a través de esa pequeña caja cuadrada.

-Supongo que, en sentido religioso, es como una confesión.

-Eres consciente

de que está siendo grabado todo lo que estás diciendo

y se va a quedar ahí para la posteridad.

(Música triste)

(Música)

-Dentro del palacio de St. James, el féretro de la princesa Diana yacía

en la paz y la intimidad de la capilla real,

mientras afuera multitud de personas querían presentar sus respetos.

-¿Jugó un papel importante la entrevista de Panorama

en la respuesta del público a su muerte?

Indiscutiblemente, sí.

-Creo que fue víctima de la fama y que la superó.

Fue un buen ejemplo para muchas personas.

-Gente que no la conocía

y gente que había recordado sus palabras en la entrevista

quería estar allí para mostrar su respeto hacia ella.

-Solo dio esa única entrevista.

Nunca dio otra entrevista con sustancia.

El público probablemente llegó a pensar que conocía a Diana

de una forma que no conocía a otros miembros de la familia real

y que no la habían conocido antes de Panorama.

Tras su muerte,

una sola frase de Panorama llegó a definir a la princesa.

-Era la reina en los corazones de la gente

y lo que le ocurrió... No era su hora.

-Se arrepintió de haber usado la frase "reina de corazones".

Dice que fue un terrible error,

pero esa es la frase que la gente recuerda.

-Creo que el público en general comprendió

que era una mujer que estaba realizando un viaje.

Estaba viajando de ser la mujer obediente,

la mujer difamada,

a ser lo que debería haber sido,

la mujer que se había realizado y hecho a sí misma.

Y su muerte interrumpió esa historia.

-Pero, de hecho, había desencadenado algo.

Su muerte lo cambió todo. Por supuesto que sí.

-¡Demos la bienvenida a Gary Barlow!

-La entrevista de la princesa Diana fue un verdadero hito,

en muchos sentidos.

En la siguiente generación,

nadie se ríe al hablar de salud mental.

-Engordé mucho entonces y pasé por una gran depresión.

Al principio, echas un vistazo atrás a esa época y piensas:

"En realidad, todo estaba bien".

Pero luego vuelves a mirarlo y ves que había muchos problemas.

-No es de débiles hablar de tus sentimientos.

De hecho, es de fuertes.

Está visto como algo que los famosos deberían estar haciendo

y, de hecho, sospechamos

de las personas que no se comportan como la princesa Diana.

-¡Dame un abrazo!

-Oh, ¡gracias! ¡Gracias!

-Sí. Yo también.

-Con la salud mental siempre ha existido un estigma, ¿no?

Y ahora todos hablan de ella. ¿Por qué?

Porque Guillermo y Harry hablaron de ella.

-Hemos visto una y otra vez

que los problemas de salud mental sin resolver forman parte

de algunos de nuestros mayores desafíos sociales.

-¿Por qué Guillermo y Harry han hecho eso?

Porque ella lo hizo primero.

Eso fue lo que dijo realmente en Panorama.

Hago las cosas de forma diferente porque no sigo las tradiciones.

Me guío por el corazón, no por la cabeza.

-A ambos nos gusta estar conectados emocionalmente y por palabras,

pero ahora...

-Si quieres ser cruel con esa situación, puedes decir:

"Oh, bueno, es que es muy íntimo

y somos todos millennials frágiles que se ofenden fácilmente

y no podemos hablar sobre nada sin hablar de cómo sufrimos".

-La gente se está ofendiendo por todo.

Es demasiado susceptible, demasiado fácil de ofender.

¡Que se calmen de una vez!

-Los sentimientos son muy importantes,

pero pensar y ser un poco disciplinado, duro,

sabio, comedido e inteligente

también es parte de ello.

Es fácil mirar a este mundo más tolerante que tenemos ahora

y pensar que siempre fue así, pero no.

-He tenido pensamientos suicidas en el pasado.

Sí, lo pensé. Sí.

-Hablar es muy bueno y te ayuda a superar muchísimas cosas.

-Pero también existe la posibilidad

de que las personas den un paso al frente

asegurando ser víctimas

cuando, en realidad, según la experiencia histórica,

no tienen de qué quejarse.

-¡Debemos defender lo que es correcto!

-Creo que ser sincero sobre lo bueno y lo malo está muy bien.

Todas las cosas

por las que nos reíamos de la princesa Diana en 1995

se han convertido verdaderamente en la norma.

Dirá algo bueno para las personas que van a crecer

en un mundo mucho más articulado emocionalmente.

(Música)

(Música)

(Música)

Documaster - Diana: La entrevista que impactó al mundo

01:00:04 21 abr 2021

El 20 de noviembre de 1995, BBC Panorama emitió una sincera entrevista con la princesa Diana en la que rompió todos los protocolos exponiendo traumas y escándalos de la vida en la casa real. 25 años después, este documental analiza cómo se orquestó el evento televisivo del siglo.

Contenido disponible en España hasta el 30 de noviembre de 2023.

El 20 de noviembre de 1995, BBC Panorama emitió una sincera entrevista con la princesa Diana en la que rompió todos los protocolos exponiendo traumas y escándalos de la vida en la casa real. 25 años después, este documental analiza cómo se orquestó el evento televisivo del siglo.

Contenido disponible en España hasta el 30 de noviembre de 2023.

ver más sobre "Documaster - Diana: La entrevista que impactó al mundo" ver menos sobre "Documaster - Diana: La entrevista que impactó al mundo"

Los últimos 94 documentales de Documaster

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Episodio 3: Tras el dinero

    Episodio 3: Tras el dinero

    50:49 pasado miércoles

    50:49 pasado miércoles Más de dos millones de africanos se perdieron en el mar cuando traficaban con ellos hacia el nuevo mundo. Durante 400 años, unos doce millones fueron esclavizados y maltratados. Nada de esto habría ocurrido si no generara dinero, mucho dinero. Gran parte del mundo actual se construyó aprovechándose de los esclavos africanos. Para averiguar cómo sucedió esto, seguiremos la pista del dinero. Con localizaciones como Surinam, Brasil, Portugal y el Reino Unido, este episodio explora la economía del tráfico de esclavos por el Atlántico. Emprendemos la búsqueda del buque naufragado Leusden, en Surinam. Este navío marcó una enorme pérdida en vidas de africanos. La tripulación clausuró todas las salidas, condenando a más de 640 personas a una muerte que pudo haber sido evitada. Contenido disponible hasta el 19 de Mayo de 2021.

  • Episodio 2: Comercio de esclavos

    Episodio 2: Comercio de esclavos

    50:49 pasado miércoles

    50:49 pasado miércoles En su búsqueda por contar la historia de la trata transatlántica de esclavos, Samuel L. Jackson ahora recluta a dos periodistas galardonados, Simcha Jacobovici y Afua Hirsch, para seguir los pasos de los esclavizados. ¿Cómo racionalizó la gente 400 años de trata y el asesinato de millones de personas de países africanos? En el mundo antiguo, el color no era un criterio por el cual las personas se juzgaban entre sí. Entonces, ¿cómo comenzó la ideología del racismo? Jackson envía a Jacobovici y Hirsch en una misión para comprender el proceso que llevó a los europeos a ver la esclavitud no solo como rentable, sino racional y justificada. Paralelamente a esta investigación, en el Canal de la Mancha, los buzos de DWP localizan el primer naufragio de esclavos jamás encontrado. Hacen historia: recuperar un objeto que estuvo enterrado durante 350 años a una profundidad de más de 100 metros. Este episodio se rodó en locaciones de Ghana, Reino Unido y España. Contenido disponible hasta el 19 de Mayo de 2021.

  • Episodio 1: Culturas olvidadas

    Episodio 1: Culturas olvidadas

    50:49 pasado miércoles

    50:49 pasado miércoles El primer episodio explora la épica historia del tráfico de esclavos a través del Atlántico, como lo evidencia el propio suelo marino. Samuel L. Jackson se reencontrará con la tribu de sus antepasados, los Benga, y tendrá acceso exclusivo y nunca antes visto a sus ceremonias secretas y costumbres locales. En esta oportunidad, cumplirá los requisitos para celebrar la ceremonia que le unirá a su tribu. Pero Jackson va un paso más allá: convierte su odisea personal en un esfuerzo monumental para educar al planeta sobre la trata transatlántica de esclavos. Con este fin, recluta a buceadores de 'Diving With a Purpose' (DWP) para ir en busca de barcos de esclavos hundidos. Contenido disponible hasta el 19 de Mayo de 2021.

  • Episodio 1

    Episodio 1

    1:31:28 05 may 2021

    1:31:28 05 may 2021 Documental que analiza la evolución de la especie humana desde sus orígenes en África hasta su desarrollo en Atapuerca (España). Cuenta con la participación de los más prestigiosos científicos y la presentación de Juan Luis Ausaga, codirector de las excavaciones en Atapuerca. Contenido disponible hasta el 20 de Mayo de 2021.

  • 57:07 28 abr 2021 'Cantata de la Guerra Civil' es un documental que cuenta, a través de las canciones, músicas populares, e imágenes de archivo, la vida cotidiana y el enfrentamiento que hubo entre los españoles durante los años 1936 a 1939. En 2019, se cumplen 80 años del final del conflicto. Constituye la primera aportación histórica dentro de su género, que integra y reconstruye en su totalidad la memoria sentimental e intelectual de ese tiempo a través de sus canciones y músicas más representativas. Esta antología combina las piezas “civiles” (de la vida cotidiana) y “militares” (de trinchera), al compás y ritmo que marcaban los hechos. José Ramón Pardo, Fidel Moreno, Luis Pastor, Pedro Guerra o José Antonio Martín Otín comentan la importancia y repercusión que tuvieron los himnos y las coplas para afrontar el día a día de la contienda. El hilo narrativo se refuerza con la locución del actor Javier Gutiérrez.

  • 2:26 27 abr 2021 Un documental que rescata la historia de los siete españoles que participaron en una misión crucial de la II Guerra Mundial. Descifrar la maquinaria nazi, Enigma.

  • 1:00:04 21 abr 2021 El 20 de noviembre de 1995, BBC Panorama emitió una sincera entrevista con la princesa Diana en la que rompió todos los protocolos exponiendo traumas y escándalos de la vida en la casa real. 25 años después, este documental analiza cómo se orquestó el evento televisivo del siglo. Contenido disponible en España hasta el 30 de noviembre de 2023.

  • 54:19 21 abr 2021 La Reina Isabel II es la monarca con el reinado más largo de Gran Bretaña. La princesa tímida fue transformada por las exigencias de seis años de guerra. Deseosa de colaborar en el esfuerzo de la guerra, la crisis nacional convirtió a esta joven en la líder que su país necesitaba. Contenido disponible hasta el 21 de Mayo de 2021.

  • 52:57 21 abr 2021 Gracias a las imágenes de archivo y algunas escenas dramatizadas, junto con entrevistas de quienes conocen mejor a la Familia Real, este documental de historia repasa los hitos clave de la Reina de los últimos 10 años. A los 93 años, la Reina de Inglaterra encarna el recuerdo de nuestro mundo moderno. Contenido disponible en España hasta el 21 de mayo de 2021.

  • 54:40 10 feb 2021 Las ciudades romanas eran vivos ejemplos de prosperidad. En este episodio se recoge gran parte del territorio que abarcaba el imperio romano mostrando diversos y variados ejemplos de ciudades y como fue el proceso de romanización.

  • Las ciudades I

    Las ciudades I

    50:07 10 feb 2021

    50:07 10 feb 2021 Documental que explica cómo Roma sirvió de modelo para el resto de ciudades del Imperio y cómo se fundaba una ciudad: la decisión de su ubicación, los rituales, el marcado de su perímetro, la parcelación o el reparto entre los colonos. El capítulo primero se centra en la antigua Tarraco.

  • Los acueductos II

    Los acueductos II

    48:55 03 feb 2021

    48:55 03 feb 2021 Documental sobre los avances tecnológicos del imperio romano en relación a la construcción de los acueductos.

  • Los acueductos I

    Los acueductos I

    54:45 03 feb 2021

    54:45 03 feb 2021 Los romanos decidieron la ubicación de acueductos en algunas de las ciudades más importantes del Imperio. Nos centramos en especial en la ciudad de Nîmes, la antigua Nemausus, y el magnífico reto que supuso dotarla de uno de los más espectaculares abastecimientos de aguas de la antigüedad. Muestra a través de precisas y elaboradas simulaciones por ordenador, las obras y la ingeniería necesaria para hacerlo realidad: las técnicas que los romanos emplearon para perforar las montañas, salvar los valles y desfiladeros y distribuir el agua a la ciudad.

  • Minería

    Minería

    56:53 27 ene 2021

    56:53 27 ene 2021 Roma poseía un elevado grado de ingeniería para la extracción de los metales y otros minerales y hacía un enorme uso de ellos. Roma puso en marcha la explotación de los recursos mineros en unas magnitudes y dimensiones colosales, hasta entonces nunca vistas.

  • Carreteras

    Carreteras

    52:44 27 ene 2021

    52:44 27 ene 2021 En este documental, el ingeniero de Obras Públicas Isaac Moreno nos llevará a sobrevolar las llanuras de España y Francia, en las que observaremos los trazados y los vestigios de las calzadas romanas.

  • ¿Vamos a vivir en Marte?

    ¿Vamos a vivir en Marte?

    00:32 26 ene 2021

    00:32 26 ene 2021

  • Altamira, el origen del arte

    Altamira, el origen del arte

    1:15:30 29 jul 2020

    1:15:30 29 jul 2020 El descubrimiento de la Cueva de Altamira en 1879 fue un hallazgo que cambió nuestras ideas sobre el origen de la humanidad. El documental reflexiona sobre el arte como expresión inherente al hombre y sobre la necesidad de expresarse a través de ella desde el principio de los tiempos. Dirigido por Jose Luis López-Linares, y producido por Morena Films, con música a cargo de Arturo Cardelús, un fantástico documental para "redescubrir" la llamada Capilla Sixtina de Arte Rupestre. Contenido disponible hasta el 22 de junio de 2030.

  • 2:59 24 jun 2020 Whitney Houston y rapero Bobby Brown mantenían una relación tóxica y de autodestrucción mutua por la dependencia a las drogas. Consumían marihuana, cocaína y alcohol sin control hasta el punto de descuidar a su única hija, Bobbi Kristina Houston. Whitney se llevaba a su hija a las giras, tal vez para no dejarla sola con personas que pudieran atacarla como le ocurrió a ella. En su intento por protegerla de esos posibles peligros, la pequeña creció en un entorno hostil donde era inevitable escapar de las drogas. Como consecuencia, Bobbi Kristina también sufrió adicción a estupefacientes y se intentó suicidar. En 2015 fue hallada en circunstancias similares a las de su madre y trasladada al hospital, donde murió a los 22 años tras seis meses en coma.

  • 3:01 24 jun 2020 El documental destapa la relación que mantuvieron Whitney Houston y su asistente, Robyn Crawford a principios de los ochenta. Se conocieron cuando eran adolescentes en un campamento de la zona en la que residían y desde entonces se hicieron inseparables. Por primera vez se habla de uno de los tabús en la vida de la cantante, su bisexualidad. "Robyn era lesbiana y Whitney un alma libre que fluía". Una relación amorosa que Crawford relata en un libro publicado en noviembre de 2019, A song for you: My life with Whitney Houston. Robyn, que era repudiada por la familia de su amiga por su condición sexual, no sólo fue su rock manager, sino que también era la responsable de la imagen, escenografía y estilismo de la artista.

  • 3:00 24 jun 2020 La primera actuación profesional de Whitney Houston fue en el legendario club de jazz Mikell's, en Nueva York. Desde que tenía uso de razón, quiso ser cantante y, aunque hizo sus primeros pinitos artísticos como modelo, sabía que su destino era la música. Comenzó cantando en el coro de la Iglesia Bautista Nueva Esperanza (Newark), donde Cissy Houston era la directora musical. Y de ahí, pasó a actuar con su madre en el local de Manhattan, donde el fundador de Arista Records, Clive Davis, la descubrió con tan solo 17 años.

Mostrando 1 de 5 Ver más