'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5737497 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: El desierto del Gobi - ver ahora
Transcripción completa

Vuelven, Miquel Silvestre y su Gorda.

El escritor que viaja en moto para enseñarnos que el mundo

es un lugar apasionante.

Pero sobre todo, que la gente que vive en él

es mucho mejor que lo que nos hacen creer.

Comienza un viaje apasionante por Mongolia

para seguir las huellas imborrables de Gengis Kan. Segunda parte.

(Música)

Acompáñanos a la undécima temporada de "Diario de un nómada".

Episodio 11. El desierto del Gobi.

En el episodio anterior, Miquel y su amigo ruso Oleg,

llegaron a Kharkhorin,

y allí visitaron una extraña roca con una forma muy peculiar.

La Penis Stone.

La famosa roca, de Kharkhorin, tiene una forma muy especial.

(Habla en inglés)

Hemos encontrado aquí un cartel explicativo,

escrito en inglés y con el sello de la Unesco,

porque Kharkhorin

el Yacimiento arqueológico de Karakórum,

y el monasterio de Erdene Zuu,

son Patrimonio Mundial de la Unesco.

Entonces, aquí nos cuenta

la verdadera historia de la piedra.

Aquí nos dice que cuando el jefe supremo del budismo mongoliano

visitó el monasterio de Erdene Zuu

el cambo Lama, que debía ser el jefe del Monasterio

le preguntó cómo ayudar o prevenir

que los jóvenes monjes desobedecieran la disciplina budista,

a base de seducir a las mujeres.

Entonces,

en la cabeza suprema le contó que construyera una piedra,

con la forma que hemos visto y la colocará en el valle.

Esta... esta colocación aquí, en la entrada del valle,

que hace que cuando se pase por aquí rumbo al monasterio, se vea,

pues ha hecho que visitantes y trabajadores y turistas

y creyentes de todo el mundo

hayan venido aquí a rezarle a la piedra,

para ser bendecidos con la fertilidad tan deseada.

Y después de tener un hijo, las parejas vuelven a dar gracias

a este ídolo local y tiene un valor histórico.

Y esto lo dice la UNESCO, no lo digo yo.

A mí me parece una cochinada, pero esto lo hizo la Unesco.

Así que yo afortunadamente no tuve que venir a rezar a la piedra.

Mi mujer y yo conseguimos tener hijos,

bueno, de forma natural.

Y no hubo que... no hemos tenido que volver,

porque aquí a Mongolia para ver se viene una vez,

pero si me dicen ahora mismo que tengo que volver...

No sé yo, el viaje es durito y con una vez en la vida,

ya se ha cumplido con el ritual aventurero,

pero vamos regresar por propio gusto,

a darle gusto o darle gracias a la piedra, sería muy heavy.

(Música)

Tras contarnos tan curiosa historia,

los viajeros se dirigen al casco urbano en busca de un hotel

para poder tomar, por lo menos una ducha que limpie sus cuerpos,

después de una noche de acampada y un duro recorrido por la estepa.

(Música)

Vamos a ver si en este hotel de aspecto anodino y normal,

tiene hasta dos estrellas, ahí pone,

tienen un toilette, o sea un baño,

porque he estado en el sitio recomendado como muy típico,

pero me ha parecido muy casposo, muy decrépito, muy sucio

y deteriorado.

Y no es que sea especialmente sibarita.

Si hace falta dormir de acampada se hace una acampada,

pero después de una acampada lloviendo y tal

pues me apetece una ducha

y sobretodo, no un agujero en el suelo.

(Música)

A rebosar.

Vamos a ver si tienen aquí habitación.

(Música)

(Habla en inglés)

No es una yurta.

Es nieto yurta.

Oh, dos camas casi grandes.

La ducha está encima del váter.

Puedes hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Es súper higiénico.

(Música)

Amanece sobre la auténtica joya, de Kharkhorin

el monasterio budista de Erdene Zuu.

(Música)

El templo más antiguo de Mongolia

que sobrevivió a la fiebre anticlerical

del periodo comunista de Mongolia.

(Música)

El monasterio fue construido a finales del siglo XVI

para celebrar la adopción del budismo tibetano

como religión oficial del país.

(Música)

En 1939 se ordenó su destrucción

durante las purgas que mataron a más de 10.000 monjes.

(Música)

Sin embargo, Erdene Zuu se salvó

gracias a la intervención de Stalin,

quien necesitaba poder mostrar a los visitantes extranjeros

alguna prueba de que en el régimen comunista

se toleraba la libertad religiosa.

(Música)

En 1949 se convirtió en museo y solo en 1990,

con la caída del comunismo se devolvió al culto.

(Música)

Esa es la habitación del hotel.

Por ahí pasan las vacas.

Estas son las bonitas vistas que tiene

a una especie de patio trasero con contenedores y cosas oxidadas.

(Música)

Vale, pues ahora os vais a venir conmigo en la moto,

al sitio que he descubierto para ver el monasterio, guay.

Ahí está el monasterio.

Y esta es la vista normal que tienen los viajeros cuando llegan.

Cruzan este puente con baches...

y lo que primero se ve,

es ese montón de chiringuitos.

Entonces la sensación es de corrupción total.

Pero ¿cómo verían los viajeros antiguos el monasterio?,

¿cómo sería la impresión que ellos tendrían

cuando lo divisaran a lo lejos?

Y no hubiera nada de esto.

Este... horripilante mercadillo.

Esta es la visión buena que os quiero enseñar del monasterio.

Cuando los viajeros venían desde allí,

en esa dirección,

lo que verían,

sería lo que os voy a enseñar ahora.

Se encontrarían con esto.

En mitad de la estepa.

Este es el verdadero monasterio de Erdene Zuu,

como en los tiempos de la Edad Media.

Y esta era una de las puertas de acceso,

a la muralla sagrada,

de las cien estupas de Erdene Zuu.

Esto es lo que quería ver. Y esto es lo que quería enseñaros.

¡Chulo, eh!

(Música)

Mikel y Oleg abandonan Kharkhorin, en dirección Ulán Bator,

la capital del país,

aunque hoy no está previsto que lleguen,

pues antes tienen que visitar un lugar muy especial.

(Música)

Así que se toman con calma el viaje por la carretera asfaltada

y se detienen cuando algo llama su atención.

(Música)

En el camino que hay entre Erdene Zuu el monasterio

y Ulán Bator,

nos encontramos esta especie de monolito

con las cintas, las ofrendas...

Supongo que para pedir a las deidades.

Pues, riqueza, salud, prosperidad...,

embarazos,

amor.

Las cosas que se le piden a los dioses.

Parece que los seres humanos siempre necesitamos algo a quien implorar.

Aquello que nos hace falta.

Era rojo una piedra.

Y yo veo que aquí alguien ha dejado un billete.

Un pequeño billete de 20.

Y yo...

yo quiero también dejar algo, porque esta mañana

me he llevado de Erdene Zuu, un trozo de cinta

para ponérselo en mi moto.

Pero no he caído en dejar algo en correspondencia.

Si tomas,

tienes que entregar.

Aún se ve en algunos albergues del Camino de Santiago,

esas cajas que dice:

"deja lo que puedas, toma lo que necesites".

Cada peregrino en función de sus necesidades

o aporta o toma.

Yo no tengo cintas, aunque no tengo estas cintas de tela,

pero sí tengo cinta americana.

Con esto he estado arreglando mi moto

y para mí la cinta americana,

es algo más que cinta americana, es como un símbolo.

Mi moto, prácticamente

está completamente cubierta de cinta americana,

porque las reparaciones no las puedo hacer con otras piezas.

Entonces voy a dejar un trozo de cinta americana,

que seguro que a alguno le parece una barbaridad.

Pero para mí tiene todo su sentido. Un trozo de cinta americana,

como ofrenda.

Para pedir que el viaje vaya bien.

Y como no quiero pecar de rácano, dejaremos algo de dinero...

a los dioses.

Pidiendo no riqueza para nosotros,

porque yo ya soy suficientemente rico.

Simplemente,

prosperidad para todas aquellas personas que han venido aquí,

reclamando mejor suerte en la vida.

Y espero así que los dioses

me disculpen por haberme llevado ese trozo de cinta.

Así que en correspondencia, yo he dejado algo.

Así que sigamos nuestro camino hacia Ulán Bator,

después de nuestras ofrendas,

lo que pido es que protejáis dioses a esta Gorda.

Y de paso, al que va encima.

(Música)

Con el paso de las horas sienten hambre

y aprovechan que están en una zona

que hay más restaurantes y cafés de carretera para comer algo

y admirarse ante el abigarramiento y frenético ritmo

de estas sencillas cocineras.

(Música)

(Música)

Después del rápido refrigerio se desvían de la ruta principal

para adentrarse por unos caminos llenos de espesa arena,

que dificultan algo la marcha,

pero anticipan otro de los tesoros de Mongolia.

El desierto del Gobi

y los campamentos de yurtas tradicionales

donde poder dormir a la vera de las inmensas dunas doradas.

(Música)

Esto está bien para dormir, ¿no?

El sitio es espectacular.

La yurta es compartida, pero bueno, son para cuatro personas.

Son 25 euros por persona, me parece.

Está muy bien, no tienen desayuno incluido, pero...

fíjate, está ahí la duna.

Spasiva.

Oye pues está muy bien, eh.

También de mosca está..., pero qué le vamos a hacer.

Es lo que tiene el campo mongol.

No se puede...

La yurta esta se ve súper confortable.

Mejor.

Y luego es muy curioso, porque la señora me ha explicado

que en una explicación muy prolija, que esto es caca de vaca

y que se usa como combustible,

pero está seca.

Y lo que dice es que una vez que se prende

el humo de la caca de la vaca, pues han determinado

científicos japoneses y lo ha dicho con mucho orgullo,

que mata a 300 clases de bacterias distintas que hay en el aire,

porque es como el ganado,

come salvaje y libre en los prados de Mongolia,

pues tiene estas propiedades especiales.

Caca de la vaca para calentarse

y el humo con que espante a las moscas, a mí me sería suficiente.

Pero bueno ya os conté

cuando estuvimos en Tayikistán que la "bosca" de yak,

es un sistema de calefacción, lo que tienen los pamires para calentarse,

porque allí, árboles y madera no hay

esta madera, no sé de dónde la habrán traído,

pero desde luego aquí muchos árboles para talar y hacer madera no hay.

Con lo cual es un material muy preciado

y por tanto, la caca de vaca que abunda por todas la estepa,

pues, eh....

Oleg y yo estamos reventados, no nos podemos ni mover.

Un calor... de repente, aquí,

en el mini Gobi desert, o sea,

te metes en la yurta, tampoco tiene mucha ventilación,

pero es mejor que...

con la puerta cerrada, estás mejor que fuera.

O sea, son las tres y media.

Y es como no moverse. Ahora ha empezado el verano mongol.

Qué suerte he tenido con la lluvia.

Tanto que me quejaba.

Ahora estoy mirando la aplicación, a ver si llueve, ojalá llueva.

No llueve. Es que no puedes hacer nada.

Me gustaría enseñaros un poco las dunas y este sitio.

Ya me gustaría verlo yo, pero

hasta que no baje un poco el calor, no podemos hacer nada.

O sea, es un fulgor el de fuera,

que es como si cayera fuego del cielo.

Y caminas y te va aplastando.

Este desierto tiene variaciones térmicas de 35 grados

a menos 10, 20 grados bajo cero. Es una cosa brutal.

Entonces, bueno,

uno de los desiertos más grandes del mundo,

el desierto del Gobi,

pero luego esto de las películas

de las dunas que tenemos aquí, justo detrás,

que luego os las enseñaré, son dunas guapas, eh,

de arena finita, muy chulas.

Estas dunas no representan más que el 3 %

de la superficie total del desierto del Gobi.

El resto es otro tipo de paisaje.

Igual que en el Sáhara, jamada, piedrolos, piedras, cañones,

superficie reseca.

Pero las dunas, así bonitas

en las cuales se puede hacer alguna cosa

como deslizarse como por un tobogán, pues es la parte más pequeña,

pero eso es lo que atrae a los turistas, ¿no?

Las dunas que antes suponían la... digamos pesadilla de los viajeros,

cuando las veían, decían buah, menudo marrón tener que cruzar eso.

Ahora, sin embargo,

las dunas son el nuevo oasis de los viajeros

y sobretodo de los lugareños.

¿Qué es lo que pasa?,

que los lugareños que tienen cerca una duna

pues ya montan un negociete,

compran unas jaimas, bueno, en este caso, unas yurtas,

para alojar a los turistas, servirles el té,

poner aquí abalorios camelliles y sacar algo de dinero

para salir adelante.

Entonces, cómo han cambiado los paradigmas de...

antes la duna era el horror. Ahora es la bendición.

¡Uff! Este calor puede conmigo,

sería capaz de hacer todo el episodio, aquí tumbao.

No me lo perdonaríais. Así que me arriesgaré luego

cuando baje un poquito el sol y saldré fuera.

Y os enseñare un poquito más desierto del Gobi

y del famoso monstruo gusano,

que también es una pesadilla de los mongoles.

Todos los... hay lugares que tienen

sus bestias fantasmagóricas y mitológicas,

como el monstruo del lago Ness,

pues aquí tienen su gusano del mal.

Pero eso será luego.

Ahora vamos a ver si echamos en una siesta.

(Música)

(Música)

Como ha llovido, tanto,

pues tenemos... lo que rodea las dunas, de color verde.

(Música)

Ah, ¡qué bonitas las dunas!

(Música)

(Música)

Como un gran gusano,

le llaman el gusano de la muerte.

Aka Allghoi Khorhoi.

El Aka Allghoi Khorhoi es la criatura mítica, mitológica

que vive en el desierto y debe aparecer desde la arena

a comerse a la gente, es un gusano gigante. El gusano de la muerte.

Bueno, no sé lo encontré en Internet.

Igual estoy fantaseando, pero eso es lo que he encontrado,

así que tenía que decirlo,

porque me ha encantado lo del, Aka Allghoi Khorhoi.

Es que tiene nombre de...

Aka Allghoi Khorhoi. Aka Allghoi Khorhoi.

Y te dicen que cuidado con el Aka Allghoi Khorhoi

ysales corriendo.

El Gobi es como ya os he dicho antes,

uno de los desiertos más grandes del mundo.

Esto es, simplemente una pequeña parte del Gobi,

porque este es el mini Gobi.

Pero es un desierto que no todo es arena.

La arena, que es lo que nos gusta, de las dunas, de las fotos

y tal, eso está muy bien, pero son el 3 %.

Lo que pasa es que el desierto del Gobi,

que está situado entre la cordillera del Altai,

las mesetas mongolas,

la llanura China y la meseta del Tíbet,

pues forma un ecosistema a lo bestia

donde hay una gran diversidad biológica.

Lo que ocurre es que la sobreexplotación tanto turística

como el sobre pastoreo de las cabras que dan el cachemir,

la lana de Cachemir.

Y sobretodo que cada vez hay más coches

y la gente conduce como le da la gana, tanto los turistas

como los mongoles que van...

Pues eso está acabando en parte

con esta maravillosa biodiversidad del Gobi.

Y hay que proteger el desierto,

porque el desierto no es una cosa muerta.

El desierto es algo siempre vivo,

y además, como siempre digo que los desiertos son los lugares

donde más cambia el paisaje,

uno piensa en un desierto como algo inerte.

Algo que siempre es lo mismo, pues no.

El desierto,

cualquier desierto, el Gobi, el Sáhara, el Kalahari,

cualquiera en los que yo he estado

el desierto del Mojave, el del Colorado,

cualquiera en los que yo he viajado

cuando lo empiezas a recorrer, los primeros kilómetros

son de una forma y enseguida cambian

y se convierte en otro paisaje distinto.

Y este es muy bonito.

Estas dunas son también diferentes a las dunas que se ven en Marruecos.

Incluso la arena es distinta. Como más compacta.

El Gobi, teníamos que venir, teníamos que enseñarlo,

aunque fuera una pequeña parte, porque estamos en Mongolia.

(Música)

Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: El desierto del Gobi

29:30 13 dic 2020

Miquel Silvestre viaja en moto por Siberia y Mongolia.

Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. jesus martin gomez

    una pena que se acabe un programa que a la vez que cultural, es entretenido y nos muestra de la forma mas natural, las costumbres y gentes de otros paises, asi como la historia de nuestros viajeros de otros tiempos y otros personajes historicos mundiales. Espero que lo sigan emitiendo. Un saludo

    14 dic 2020
  2. jesus martin gomez

    Pues es una lastima que se acabe y que no den continuidad a un programa que aparte de cultural, ya que nos enseña mas historia que otros, es entretenido, con un viajero que nos enseña a pie de moto y de la manera mas natural como son en otros paises y sus constumbres. Espero que lo sigan emitiendo con nuevas historias adaptadas a la nueva situacion. Un saludo

    14 dic 2020

Los últimos 237 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 12 Ver más