'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5721944 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Conociendo el budismo de Mongolia - ver ahora
Transcripción completa

Vuelven Miquel Silvestre y su Gorda,

el escritor que viaja en moto

para enseñarnos que el mundo es un lugar apasionante,

pero, sobre todo, que la gente que vive en él es

mucho mejor que lo que nos hacen creer.

Comienza un viaje apasionante por Mongolia,

para seguir las huellas imborrables de Gengis Khan.

Segunda parte.

Acompáñanos a la undécima temporada de...

DIARIO DE UN NÓMADA

EPISODIO 8 CONOCIENDO EL BUDISMO DE MONGOLIA

En el episodio anterior,

Miquel Silvestre había realizado un largo tramo sin asfaltar

y, al final del día, divisó su meta,

una auténtica ciudad de nombre Boyohongor,

que, con sus edificios, sus calles pavimentadas,

su urbanismo completo

y viniendo de la nada esteparia y de dormir al raso,

casi le parecía una Nueva York,

donde poder darse una buena ducha

y cenar algo más sustancioso

que la manzana y el queso que cenó el día precedente.

(Música)

Pues, después de dar unas cuantas vueltas,

he encontrado este hotel

que no tiene mala pinta

y está en el centro del pueblo, que, vaya,

parece Chicago o Nueva York, en grande.

En grande y desarrollado, o sea,

parece mentira que hayamos llegado,

después de recorrer ese camino infernal

y nos encontremos una ciudad... que está bien puesta.

Con un parquecito...

una plaza ahí, con estatuas de héroes...

gente por la calle...

aseados, limpios, modernos incluso.

Vamos a ver si tienen habitación...

para un viajero cansado.

Do you speak english?

Esta habitación es fabulosa. Fabulosa.

Menudo... menudo oasis hemos encontrado.

Tenía razón cuando te dije "mira, ese es el oasis del náufrago".

O la isla del náufrago

o el oasis del navegante en el desierto.

Esto, por veintidós euros que debe costar, está fabuloso.

Después de la noche que me pegué de acampada, esto, buuuf, va a ser

un disfrute de los sentidos.

Porque mañana me tocará otro marrón de pista de tierra y de polvo,

sobre todo, es el polvo, que se me mete por todas partes.

Y tiene ducha.

O sea, buuf, con esto no puedo... no podía pedir más.

Esto ha sido el final mejor que podía haber tenido el día.

O sea, lo que mola de sufrir es para luego llegar aquí y disfrutar.

Esto debe estar muy por encima de mis posibilidades,

de mis expectativas.

Muy por encima de mis expectativas.

Very good! Jo, Mongolia sorprendiendo otra vez.

Esta ciudad de repente.

Está muy bien y con vistas al parque tengo.

Está fabuloso.

Así que... nada. Me voy a duchar, a descansar y tal

y luego veré.

¡Venga!

¡Cojonudo!

(Música)

Ok. Good. Vale.

Green tea.

Green tea? Ok.

¡Buuf!

Pues esto no tiene nada mala pinta.

De hecho es de...

Tiene pinta de ser de lo mejor que me han servido en Mongolia.

Es como un filete con puré de patatas

y algo de verdura.

Pero, bueno...

Ah! Green tea. Good. Thankyou. Bread.

Algo de té.

Pues me llama la atención que...

la ley antialcohol.

Y he investigado un poquito y es que, bueno,

aquí hay un serio problema de alcoholismo en la sociedad.

He visto muchos mongoles muy borrachos.

Y de tambalearse y tal...

o sea...

una cosa poco edificante.

Pero... resulta que en Ulan Bator hay una ley

que impide que se venda alcohol

el primero y creo que es el vigesimoprimer día de cada mes.

Pero luego, cada distrito puede establecer su regulación

y algunos, como este, que es un día a la semana,

no se vende alcohol.

Lo que pasa es que, bueno, aquí no, en este hotel, no, porque es bueno.

El pan es... el pan es de molde.

Bueno, qué más da. Lo que haya.

Y en este distrito, parece que son más estrictos y...

impiden que se venda todos los lunes.

Bueno... pero luego parece que eso te lo venden bajo cuerda;

en este hotel, no, porque es bueno,

es un sitio decente,

para viajeros decentes, como yo.

Pero... hecha la ley, hecha la trampa.

¡Uaaah!

Bueno, pues vamos a meterle al... a esto.

Oye, es un filete, eh.

Un filete auténtico.

Muy tierno.

Me llama la atención, porque...

en Asia Central no encuentras filetes.

Es siempre la carne picada.

Huum. Esto está buenísimo.

¡Qué suerte he tenido de encontrar este sitio!

Y en cuanto a la ruta de mañana,

hay como tres pueblos seguidos.

Hay uno que está a doscientos diez kilómetros,

parece que también hay alojamiento,

y he visto que en el GPS hay como tres tramos sin asfaltar,

pero no demasiado largos.

Ya veremos qué nos depara la ruta.

Hoy ha sido un poco pesadilla, pero es Mongolia,

y a esto habíamos venido.

Bueno, pues nada, voy a cenar tranquilamente,

a disfrutar de mi cena,

y mañana seguimos contando películas...

de Mongolia.

Very good.

(Música)

Amanece sobre Boyohongor

y se revela una ciudad viva, populosa, luminosa y alegre.

Una ciudad donde la gente pasea,

sale a la calle,

juega,

ríe y ama.

(Música)

Y, aparcada en la puerta del hotel, nuestra querida Gorda,

siempre centro de atención.

Aunque llena de heridas de guerra y barro seco.

(Música)

Esta moto está sufriendo mucho en su vuelta al mundo.

Quizás se merezca algún mimo.

(Música)

Miquel Silvestre arranca y se adentra en la ciudad.

¿A dónde irá tan decidido?

(Música)

¡Ah! A un lavadero de coches.

(Música)

Where are you from? Spain.

Para los españoles, más barato.

Spain. Spanski. Madrid.

(Hablan en otro idoma)

No. No russian.

Están los precios ahí. Ah, claro.

Ten thousand. Ten thousand?

¡Pero si la moto es mucho más pequeña!

La Gordita es que fijaos qué cantidad de mierda tiene.

(Hablan en otro idioma)

Aquí tienen a Gengis Khan y el mapa de su conquista.

Es impresionante.

Ahí está Gengis Khan.

¡Gengis Khan!

Y ahí está. 1206, que es cuando conquista la estepa de Mongolia,

cuando se considera unificada Mongolia,

y, al final, el imperio total de Gengis Khan,

el imperio mongol,

que va desde el Caspio llega prácticamente...

se mete en Rusia,

y llega hasta la costa del Pacífico de China.

Es el imperio más grande en extensión territorial

jamás conocido.

Lo que ocurre es que, claro, los mongoles no construían ciudades,

no construían carreteras,

no construían vías de comunicación...

aunque Gengis Khan sí protegía el comercio.

Protegía las ciudades y protegía el comercio

y los gravaba con un tributo.

Porque era consciente

de la importancia que tenía el comercio.

Entonces, no lo asolaba todo.

Un trabajo a conciencia,

aunque me da pena que lo esté limpiando una señora...

tan mayor.

Es una señora muy mayor para hacer esto, hombre.

Only water? Only water.

Pero, ¿lo podemos ver?

Hay aquí un monasterio budista justo enfrente del lavacoches.

Enfrente del lavadero de coches, este bello monasterio.

Se ve que esta ciudad tiene su importancia.

Es la capital del distrito...

y este distrito tiene una historia curiosa

y es que fue,

en tiempos del comunismo y de la Unión Soviética,

y sus buenas relaciones con la Mongolia

o con la República Popular de Mongolia,

fue premiada por su esfuerzo agropecuario.

Y aquí se invirtió dinero de la Unión Soviética

en el desarrollo.

Sin embargo, la religión fue completamente perseguida

y miles de monjes fueron enviados al gulag

o, directamente, asesinados.

Así es la historia.

No me la estoy inventando.

Entonces, después del comunismo,

la religión ha vuelto a renacer en Mongolia,

como en casi todos los países de la antigua Unión Soviética,

donde han florecido las iglesias cristianas,

las mezquitas y los templos budistas.

Vamos a ver si podemos ver el templo,

aunque me ha dicho el del lavadero que los monjes hoy se han ido.

Es curioso, porque en Mongolia se practica el budismo tibetano.

Y, de hecho, la palabra Dalai Lama procede de Mongolia.

Todos estos eh... templetes

se llaman estupas

y están por todo Nepal

y aquí hay también bastantes de ellas.

Este monasterio, como vemos, es bastante nuevo,

porque los monasterios antiguos fueron destruidos

durante el periodo socialista.

Hay alguna reconstrucción más o menos fiel

y luego la veremos, cuando visitemos Jarjorín,

el que se supone que es el monasterio más antiguo de Mongolia.

Vamos a verlo.

Este es el templo. Aquí rezan.

(Miquel ríe)

(Móvil)

Pasa tú.

(Móvil)

¡Buah, tío!

(Móvil)

¡Qué maravilla!

(Móvil)

¡Maravilloso!

Este señor me ha dejado entrar en el interior del templo.

El ambiente está cargado como a especia.

Huele maravillosamente bien.

Y es la paz total.

Lo único que se oye es el teléfono móvil de este guarda tan amable

que me ha dejado entrar.

(Móvil)

Y aquí están las ofrendas:

los panes, caramelos...

Esta religión cree en la transmigración

y digamos que el objetivo de la transmigración es,

prácticamente, el desaparecer.

En todo caso,

el budismo es la religión mayoritaria de los mongoles,

no así de los kazajos, que es una etnia minoritaria en Mongolia,

pero muy abundante.

Estamos hablando de, quizá, medio millón de personas,

que practican el islam suní,

pero el budismo es una de las religiones

más practicadas en el mundo,

después del Islam y después del Cristianismo,

en sus distintas ramas.

El origen del budismo se encuentra en India

y, sin embargo, es un país que dejó de ser budista.

Ahora es hinduista.

El budismo se practica mayoritariamente en Nepal,

en Mongolia, en Bután y en el Tibet,

pero, como estados oficialmente independientes,

creo que solamente Bután y Mongolia son oficialmente budistas.

Porque en Nepal también se practica el hinduismo

y en el Tibet, pues no es un estado, porque está ocupado por China.

En cualquier caso, este sitio es absolutamente maravilloso.

(Música)

Ya tenemos a La Gorda limpia y reluciente.

¿Cuánto durará así de brillante?

Conociendo a Miquel y a Mongolia, es fácil prever que no mucho.

(Música)

Apostamos que, a final del día, volverá a estar embarrada

y sucia de aventura,

que, al fin y al cabo, es la mejor forma de suciedad que existe.

(Música)

Miquel se aproxima, pero vemos que no viaja solo.

Alguien le acompaña.

¿Quién será?

(Música)

Es el motorista ruso de San Petersburgo,

Saint Petersburg,

que me he encontrado en la gasolinera.

Bueno, hemos decidido viajar un ratito juntos.

No me gustan los grupos grandes,

pero encontrar un motorista solitario

con el que compartir algunos kilómetros

es siempre muy agradable.

(Música)

Los dos motoristas se lanzan hacia el horizonte,

lleno de promesas de Mongolia.

(Música)

Es fácil imaginar que, después de tantísimos kilómetros de soledad,

sea agradable rodar con alguien,

aunque cada nuevo compañero de ruta es siempre una incógnita.

(Música)

¿Cómo será realmente? ¿Congeniarán al final del día?

¿Se separarán inmediatamente? ¿Seguirán más tiempo juntos?

Preguntas que solo el camino puede responder.

Porque viajar es la mejor forma de conocer a las personas.

(Música)

Allí se ve de nuevo

que la tormenta está descargando a lo bestia.

Es lo mismo que me pasó en la ciudad de Altai,

que yo veía que ahí estaba ¡buuuuu...!

Entonces, hay que esperarse un poquito,

porque esa tormenta se va moviendo.

Entonces, no vamos a meternos dentro de ella.

Así que, para entretenerme un rato,

he visto que aquí tienen como un templo budista, muy chulo,

con estupas... y hay unos caballos, esculturas y tal,

y luego una garita, con un guardián, que tiene ahí una cuerda

y, si le pagas, te deja pasar.

Entonces, le voy a pagar y vamos a entrar.

Y lo vamos a ver, porque hay que hacer tiempo,

y aquí, en la estepa, no hay nada.

Ya hemos estado en un monasterio budista.

Voy a repetir otra historia budista, porque,

como no hay bares de carretera,

pues esto es lo más parecido que he encontrado.

No es un templo budista,

es un memorial dedicado

a los caballos famosos que ganaron carreras.

Tienen cada uno su nombre y su historia.

Lo que le cuento es lo que nos pasó en un hotel,

que yo le... utilizaba el tradutor de ruso,

con una... la dueña de un hotel,

y la cosa es que yo le preguntaba en ruso,

y, claro, ella me las contestaba en mongol.

Y, entonces, el resultado era completamente absurdo.

Pero, bueno, son cosas que pasan en los viajes.

This is a nice place.

(Estornuda)

(Música)

Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Conociendo el budismo de Mongolia

29:21 22 nov 2020

Miquel Silvestre llega a una ciudad mediana de Mongolia y allí podrá profundizar en una peculiaridad de este remoto país: su religiosidad basada en el budismo tibetano, en los templos y en sus monjes, que ejercían el poder político antes del comunismo del siglo XX. El camino le traerá una sorpresa más, un nuevo amigo, Oleg, motorista ruso con el que decide viajar algunas jornadas.

Miquel Silvestre llega a una ciudad mediana de Mongolia y allí podrá profundizar en una peculiaridad de este remoto país: su religiosidad basada en el budismo tibetano, en los templos y en sus monjes, que ejercían el poder político antes del comunismo del siglo XX. El camino le traerá una sorpresa más, un nuevo amigo, Oleg, motorista ruso con el que decide viajar algunas jornadas.

ver más sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Conociendo el budismo de Mongolia" ver menos sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Conociendo el budismo de Mongolia"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Rafael Lorencio

    ¿Pero es que no hay un solo árbol en Mongolia?

    04 dic 2020

Los últimos 237 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 12 Ver más