'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5547834 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años  Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: La Chuya Highway de Altair - ver ahora
Transcripción completa

Vuelven Miquel Silvestre y su Gorda,

el escritor que viaja en moto para enseñarnos

que el mundo es un lugar apasionante,

pero, sobre todo, que la gente que vive en él

es mucho mejor que lo que nos hacen creer.

Comienza un viaje apasionante por Asia Central

para seguir las huellas imborrables de Gengis Kan.

Acompáñanos en la décima temporada de "Diario de un nómada".

Episodio duodécimo.

"La Chuya Highway de Altái".

(Música rock)

En el episodio anterior,

Miguel Silvestre había entrado en la república rusa de Altái,

enclavada dentro del área geográfica

conocida como macizo de Altái,

que se extiende por una cordillera

compartida por la Federación Rusa, China, Mongolia y Kazajistán.

Es una bellísima y boscosa región montañosa

que fue declarada Patrimonio Natural por la Unesco

por su extraordinaria biodiversidad.

La ruta que sigue Miquel, conocida como Chusky Trail

o Chuya Highway, es el paso natural a Mongolia,

pero se hace tarde

y hay que buscar un lugar donde descansar.

He llegado a un sitio

para quedarme.

Ha sido un viaje bastante rollo, ¿eh?,

y un poco decepcionado.

La verdad es que me sabe mal decirlo

porque siempre me gusta encontrar el lado positivo de las cosas,

aun de las más incómodas,

pero el viaje no me ha gustado mucho

y la Chuya Highway tenía tantas esperanzas,

que...

me ha dejado un poco frío, porque sí, el paisaje es bonito,

pero como paisaje, el asturiano, el cántabro,

cualquier carretera de los Alpes es como esto o mejor.

Y sobre todo, este tiene mucho tráfico.

O sea, si buscaba soledad, no la he encontrado.

Eh, la primera parte del camino ha sido espantosa,

o sea, un tráfico endemoniado

y luego por aquí,

que se supone que es la carretera que ya lleva a Mongolia,

un tráfico que es que... hace incómodo viajar por allí.

¡Las llaves! ¡Me dejo las llaves puestas!

Solo faltaba que se llevaran la moto.

Por lo menos,

la habitación es grande,

y la cama, con corazones.

Bueno, no voy a decir lo que parece el sitio

porque esto es simplemente el estilismo ruso,

pero... ¡Oh!

Esperaba que a partir de Gorno-Altaisk

la cosa mejorase

porque ya se supone que es la capital de la república del Altái

y que, a partir de ahí, bueno pues la carretera lleva a Mongolia,

y entonces, que bajase el tráfico, pero, al salir de Gorno-Altaisk,

el tráfico era peor que nunca

porque ya empezaba la montaña, la carretera estrecha,

pero coches, camiones humeantes, mogollón de gente...

Porque, además, es como una zona turística,

pero claro, yo estoy acostumbrado a las zonas turísticas cuidadas,

o sea, lo que tenemos en España ya está muy cuidado,

en los Alpes están muy cuidado,

en Estados Unidos, yo qué sé.

lo turístico ya está cuidado, bonito, ¿no? Aquí, no.

Aquí, bueno, es turístico

porque ponen negocios de toda clase,

pero, después, todo un poco maltratado, deteriorado y cutre.

Y... ha sido un momento de bajón, ¿no?

Después hay un momento en que la carretera se desvía

y ya es la Chuya Highway

y, bueno, aumenta la belleza,

pero el tráfico sigue siendo endemoniado.

Y luego, conducen como diablos,

o sea, te tienes que apartar porque si no, te arrollan.

Aquí, claro, no están muy acostumbrados a las motos.

En fin, no sé. Eh...

Por mi experiencia, es mejor...

A mí me divierte más

circular por las antiguas repúblicas socialistas soviéticas

que por Rusia.

Rusia está...

Hay mucho tráfico.

Eh... En la parte occidental y aquí, en Siberia.

Me ha sorprendido que en Siberia haya tanta población.

Quizás en esta parte del sur, quizás en el norte,

haya menos, pero, claro, me esperaba otra cosa.

Te hablan de Siberia

y te esperas, pues bueno, como algunos se encuentran,

por ejemplo, en Escandinavia o en el norte de Estados Unidos,

en Canadá, que es que la gente no está.

Entonces, hay enormes espacios y carreteras interminables y tú solo

y aquí, de repente, pues no.

Es que vas a Suecia o vas a Noruega y es más bonito,

las carreteras son mejores y todo.

Es que en Suecia o en Noruega no hay un solo cartel de carretera,

no hay un anuncio para no estropear la postal, aquí no.

Aquí todo es... "Bah, lo que sea".

Ay, no sé.

No sé, no siempre las cosas salen como uno piensa.

Pero bueno, esto también hay que contarlo.

A ver qué pasa en Mongolia.

Ya solo faltaría que me encontrara atascos,

un país que no tiene apenas población.

En fin. Bueno, voy a ver si luego me dan de cenar algo

o me acuesto pronto

y mañana ya a ver si duermo ya cerca de la frontera

y ya estaremos cerca del objetivo.

¡Ah!

("The White West")

Se despierta un nuevo día sobre el macizo de Altái.

El cielo está despejado.

Luce el sol e ilumina la magnífica hermosura natural

de este paraíso en la Tierra.

Hoy será un gran día para montar en moto.

Hoy se ha levantado un día bonito

en la Chusky Highway,

a ver lo que dura

el cielo despejado,

y tengo que hacer 270 kilómetros.

No es mucho, pero serán cinco o seis horas.

¡Mongolia!

(RÍE)

Uf, cada vez me pesa más, estoy más cansado.

(ARRANCA LA MOTO)

Okey.

(HABLA EN RUSO)

(Música rock)

Miquel comienza a recorrer el tramo más bello

de la célebre Chuya Highway o Chusky Trail,

técnicamente conocida como la "Carretera Federal P256"

o "antigua M52".

Parte de la gran carretera asiática AH4,

que conecta la ciudad rusa de Novosibirsk

con la paquistaní de Karachi,

pasando por la china Urumchi.

La Chuya Highway es considerada una de las carreteras

más escénicas del mundo al atravesar el macizo del Altái.

Esto ya es otra cosa.

Con el día sin nubes, ya metidos en el Altái,

en la Chusky Trail o la Chuya Highway,

la cosa cambia, cambia de color literalmente.

Esto...

es...

lo que llaman "la farmacopea natural del mundo".

Aquí, en el Altái, hay la mayor variedad de plantas medicinales

de todo el planeta, al menos eso dicen.

Se utilizan como remedios naturales

desde la época de los chamanes,

muy antiguo.

Las tribus altaicas ya utilizaban estos remedios.

Iremos viendo cómo en la carretera y en los hoteles,

en los cafés,

venden estas hierbas secas clasificadas por categorías

para curar distintas dolencias.

En cualquier caso, ahora mismo se comprende la exuberancia natural

y el atractivo de esta región

que en invierno está completamente nevada

y ahora, en verano, es cuando recobra la vida,

a veces demasiada porque hay mucha gente,

pero claro, para los rusos esto es un destino turístico muy atractivo.

Además, es un paso, el paso natural,

que había entre Siberia Occidental y Mongolia.

La Chusky Trail...

se asfaltó a partir de 1923,

y desde entonces está considerada

como una carretera de interés estatal.

Vamos a intentar pasar las montañas Seminsky

y ya estaremos en descenso hacia Mongolia.

"Very good".

(Música rock)

La ruta de la P256

sigue en ascenso hacia el paso Seminsky.

Esta perfecta alfombra de asfalto,

por la que tan divertido es ahora circular,

fue hasta no hace mucho un difícil camino de herradura,

y como tantas otras grandes infraestructuras siberianas,

tiene una historia triste.

La triste historia de la Chuya Highway

es que tanta belleza como hoy se puede cómodamente disfrutar

está construida sobre la sangre y el sufrimiento de los presos

de los Gulags siberianos en la década de los 30.

Fueron los prisioneros políticos

quienes asfaltaron el primitivo camino de herradura

para conectar la URSS con Mongolia,

su estado satélite, que le servía de tapón con la China de Mao.

Aunque de eso ya hablaremos más adelante.

Este es el monumento erigido

para señalizar el paso Seminsky

entre las montañas Seminsky

en la Chusky Trail, Siberia Occidental, Rusia,

como se deduce por todos los carteles que me rodean

que son muy soviéticos ellos, ¿no?

Ahí hay uno que es una especie de cartel de reclutamiento

que me parece una copia de aquel famoso cartel del Tío Sam,

del que te señalaba.

Y es que, en realidad, los soviéticos

copiaban a los norteamericanos.

Los carteles de reclutamiento son muy parecidos.

O, a lo mejor, los norteamericanos copiaban a los soviéticos.

En cualquier caso, eran como almas gemelas,

se necesitaban mutuamente como espejos para ser lo que eran.

Pero después tenemos ahí

un cartelón de Putin como gran defensor de la naturaleza.

Aunque parece que no la defiende del todo.

porque ahí han puesto una papelera,

en el paseo del Seminsky, en el Altái, pureza máxima,

pero está hasta rebosar de desperdicios.

Es decir, no los han recogido en bastante tiempo, es una pena.

Y después,

tenemos aquí los arbolitos con las cintas

de los ritos chamánicos, ¿no?, típicos del Altái.

O sea, que esto es Altái cien por cien.

Y luego, por supuesto, un mercadillo

donde encontraremos todos los productos

que se fabrican o se producen aquí: la hierba, la miel...

En fin, etc, etc.

Un sitio estupendo.

Llegar hasta aquí me ha costado mucho, está muy lejos.

El paisaje ha mejorado mucho y, aunque hay tráfico,

es mucho mejor que ayer, que ayer estaba un poco deprimido.

Pero bueno, vamos a darnos una vuelta por los mercaditos,

a ver los puestecillos, qué es lo que tienen,

y luego seguiremos viaje hacia esas montañacas que se ven allí,

que nos llevarán a Mongolia.

Altái. (HABLA EN RUSO)

"Papapapapa".

(HABLA EN RUSO) Altái.

(HABLAN EN RUSO)

(RÍE)

Ya me he entendido. Esto es para la resaca

(GRITA)

Ah, y por ¡achís!

(HABLA EN RUSO! ¿Esto?

Ah, esto es para... (TOSE)

Esto es para el constipado.

Oh.

¿Y...

para...

el dolor de espalda? ¡Ay!

Ah, eso es... ¿No?

Y esto...

"Complement"?

"Vitamin"? "Da".

"Vitamin".

"Inmunicie... In...".

"Da".

¿Esto es de Altái?

"Da". ¿De Altái?

"Da, da, da". (RÍE) ¡De los indios del Altái!

Altái "people". Da.

O sea, esta es la misma historia

que te venden en los navajos en Norteamérica.

Es que, o es una tomadura de pelo todo,

o es que proceden del mismo sitio.

Vale. "This is jalashojalashó?".

¿No?

¿Altái? Altái, Altái.

Altái ¡ah! "Da".

(RÍEN)

Okey, compraremos una pijada de estas.

Oh, eso es muy grande.

Esto en la moto me va a durar lo que yo te diga,

pero venga, lo pondremos en la moto, okey.

"One".

Ah, "odin".

Esta es la típica...

O sea, ¿cuántas veces no habéis visto esto

que se supone que es para los espíritus,

que te lo traen de Norteamérica y te dicen que es puro navajo?

Ese, ese negro.

"Chernyy".

"Chernyy, da". "Chernyy, da".

"Chernyy, da". Toma.

Y luego tienen detalles como este puño americano

hecho en madera.

(RÍEN)

Un puño americano hecho en madera.

O la globalización ha llegado hasta el...

hasta el marketing indígena,

o realmente

los pueblos mesoamericanos

proceden de Siberia, del Altái,

porque es mucha casualidad que sea...

¡No, no, no! ¿Esto? ¡Puaj!

(HABLA EN RUSO)

El plástico es muy malo para el medioambiente.

Luego estas bolsas se van volando por ahí y es horrible.

O sea, no... Procurad no usar bolsas de plástico

porque luego está la papelera como está.

Esto lo voy a poner en la moto,

aunque creo que va a durar poco,

y esto lo guardaré para tomarme una infusión,

a ver si me pongo a tope, como uno de estos que...

Se les ve a los tíos que tienen una vida dura,

pero se les ve sanos.

He comprado esta historia de los aborígenes altaicos que...,

casualmente, es idéntico que lo que venden en Arizona

para los aborígenes navajos, pero bueno.

El altímetro me marca...

exactamente 1671 metros aquí.

No es un paso muy elevado.

La altura que hemos hecho en otras temporadas ha sido mucho más alta.

¿Os acordáis del paso Ak-Baital que estaba a más de 4700 metros?

Aquello sí que era tela.

Aquí se está muy agradable, la temperatura es muy correcta.

Hay mucho tráfico de camiones, claro, van a Mongolia,

van a llevar productos hasta la última ciudad rusa,

cerca de la frontera, pero bueno,

las montañas que tenemos que cruzar no son demasiado altas.

Eh... Se ve que está despejado el cielo.

Yo creo que será un paseo agradable

y tenemos hasta las ocho o las nueve de luz

porque se hace tarde, se hace... Oscurece muy tarde.

Así que voy a aprovechar para comer algo

porque parece que están asando.

Voy a poner primero el detector y ahuyentador de espíritus.

No sé lo que va a durar, pero lo voy a poner aquí

para que ahuyente los malos espíritus de la carretera

y nos ayude a llegar a Mongolia

y cruzarla sin incidentes,

aunque los incidentes son parte esencial del viaje.

Aquí no hay viajes sin incidentes.

Lo importante es resolverlos, ¿no?,

y precisamente supongo que por eso nos gusta viajar

o hacer estos viajes de aventura,

porque surgen incidentes continuamente

y lo importante es saber resolverlos por tus propios medios

o buscar a alguien que te ayude a resolverlos.

Y en esa prueba permanente de uno mismo,

que es la que le enseña quién es uno en realidad,

es lo que verdaderamente...

mola del viaje de aventura.

Porque todas estas incomodidades no se pasarían

si no fuera porque te enseñan algo.

Venga, vamos a comer.

Me parece que me voy a meter una cosa de estas.

280 rublos, aquí todo es caro.

(HABLAN EN RUSO)

"Pig, pig". Es cerdo, es cerdo.

Se nota que aquí ya no son musulmanes, aquí hay más cerdo.

Prefiero otra cosa, pero qué vamos a hacer, comeremos esto.

Okey.

(HABLAN EN RUSO)

Ah, ya lo tiene hecho.

¿Cuánto tiempo lleva hecho? No, prefiero uno de estos.

(HABLA EN RUSO)

¿Seguro?

Okey.

Me gusta más ese, que tiene menos grasa.

Un buen desayuno de cerdo para comenzar el día.

Energías ahí para que me dure...

el resto del día.

La verdad es que...

las nubes estas son impredecibles,

porque de repente hace sol, de repente se nubla,

pero bueno, casi lo prefiero a cuando hace solo sol

y entonces te asas.

¡Ah!

Mira, mira, mira, mira.

Corta, corta ahí.

¡Ah! Bien hecho, bien hecho.

(HABLA EN RUSO)

Está bien hecho.

¿Qué me vas a echar aquí?

¡Ah, es como el chucrut! Parecido.

¿Kétchup? No, no kétchup.

Ah.

¿Otro? Sí, échame dos trocitos de pan.

Venga, no seas..., que somos amigos.

(HABLA EN RUSO)

(RÍEN)

¿Okey? Okey.

(HABLAN EN RUSO)

He aprendido también cómo se dice "espera un momento",

es "adir minut" y, con eso, ya esperas.

Bueno, pues eh...

esto...

tiene una pinta...

La verdad,

tiene buena pinta.

Cuando me lo cortó vi que estaba perfectamente hecho.

Esto y esto. ¡Okey!

(HABLAN EN RUSO)

Un cementerio aquí, en el Altái,

y me ha llamado la atención,

aparte de por lo espectacular que es el sitio,

que ofrece un lugar

siempre espectacular para el descanso eterno,

es que no he podido evitar

compararlo con los muchos cementerios kazajos

que hemos visto en Kazajistán.

¿Os acordáis allí, con la estepa,

los mausoleos de ladrillo y las medias lunas en lo alto?

Sin embargo, este es un cementerio cristiano

y llama la atención que las tumbas son más sencillas,

pero tienen muchas flores.

Es muy colorido.

Me ha llamado la atención desde la carretera

porque es muy grande,

es casi más bonito que el pueblo, que el pueblo no es nada.

Y, sin embargo,

esta profusión de color

sobre el verde, con las montañas de fondo,

las cruces ortodoxas...

¡Qué bonitos cementerios estamos viendo!

Cómo se nota que en Kazakhstan

se esfuerzan por ofrecer la mejor tumba a sus seres queridos

y aquí ocurre igual.

Son sencillas.

La importancia es la lápida

y la cruz

y, sobre todo,

las flores.

Las flores y el color

recuerdan el cariño que se les tiene.

# Y decían mis vecinos

# que llevaba mal camino

# apartado del redil.

Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan

26:09 29 mar 2020

Miquel Silvestre se encuentra en la región siberiana del Altai ruso, una cordillera de gran belleza y diversidad natural. Recorre una de las carreteras más escénicas del mundo, la conocida como Chuya Highway o Chusky Trail.

Miquel Silvestre se encuentra en la región siberiana del Altai ruso, una cordillera de gran belleza y diversidad natural. Recorre una de las carreteras más escénicas del mundo, la conocida como Chuya Highway o Chusky Trail.

ver más sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan" ver menos sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan"

Los últimos 222 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 12 Ver más