www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5789164
No recomendado para menores de 12 años Cuéntame Cómo Pasó - Temporada 21 - Capítulo 375: El primer día - Ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal hemos venido?

-Bueno, estoy un poquito mareada.

-Es normal. -¿Sí?

-Después de lo que ha pasado... -(SUSPIRA)

-De todo se sale. -Estoy muy contenta, hijo.

Muchísimas gracias, de verdad. -De nada.

Ahora nos vamos a sentar, ¿vale?

Una pierna...

y la otra. Ahora a sentarse.

Agárrese fuerte.

-¡Enhorabuena, Clara, campeona!

-De esto se sale, Carlitos.

Ya veréis como pronto tenéis a vuestro padre de vuelta en casa.

Muchas gracias.

(Sirena)

Ya están aquí. ¡Sí, sí, chicos!

-¿Es él? -Sí, la ambulancia. Sí, sí.

(Claxon)

Clara.

Ya estamos aquí. ¿Qué tal?

Bien.

Con cuidado.

"2 de abril de 1992.

Una fecha que nunca podré olvidar.

Aquella mañana los médicos me comunicaron

que podía volver a casa.

A mi barrio. Con mi familia, con toda mi gente".

¡Bienvenido al barrio, Antonio!

"Mi llegada a San Genaro no pasó inadvertida para nadie.

Mientras me bajaban de la ambulancia,

me sentía como Perón regresando del exilio.

En su caso fueron 17 años.

En el mío, cerca de dos meses de hospital

acompañados de un recibimiento a la altura de un jefe de Estado".

Bueno.

Aquí está.

"¿Y esta va a ser mi casa?

¿Por qué no vuelvo al piso donde he pasado

los años más felices de mi vida?". Estarás muy bien.

Lo hemos dejado todo diáfano.

Es un poco soso, pero seguro que pronto

le das tu personalidad. Tiempo va a tener, desde luego.

"¿Va a ser este el lugar al que vengan mis hijos a visitarme

con una sonrisa forzada

y haciéndome sentir una carga?".

Mira, aquí te hemos traído la enciclopedia.

Mira por aquí. Venid.

Mira lo que hay.

Esta silla te la ha traído tu hija Inés.

¿Has visto? Y las asas las ha puesto Ramón.

Vamos, mira.

Te he dejado los catálogos del año pasado.

Como no te gusta tirar nada...

"¿Qué será de la agencia?

¿Y de la Expo y mis planes para el 92?".

¿Llevas bien sujeta la bolsa de la sonda?

Sí, que sí.

"¿Tendré que pasarme mi vida atado a esta silla de ruedas?".

Mira, papá. Tus novelas antiguas.

Igual quieres volver a leerlas.

No.

Y esto para que escuches música.

Gracias, hija.

¿Qué me has grabado? Los Panchos...

María Dolores Pradera. Muy bien, hija.

Mira, el espejo lo hemos colocado a esta altura

para que te puedas asear tú solo.

¿No?

Así te puedes cortar esta barba.

Pareces un mendigo.

"Esto es en lo que te has convertido, Antonio".

Vale.

Y la televisión, mira. Te la ha regalado tu hijo Toni.

"Soy como los catálogos del año pasado.

Algo para tirar, que se queda en un rincón hasta que se pudra".

(Sintonía del programa)

(TELEVISIÓN) "Es ahora cuando muchos han entendido

que tú no eras vulgar al quitarte la camiseta.

Todos te admiraron como jugador...". Pobre Juanito.

"Tuviste muchos años para ellos...". Vaya.

"Pero lo que la mayoría no sabían

era tu grandeza como persona".

Pues ya está. "Cinco minutos contigo...".

Anda, Antonio, anima esa cara. Llevas mucho tiempo en el hospital.

Vas a estar muy bien aquí.

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad.

# Te soñaba. -# Sin cesar.

-# Y acerté. -# Ya lo ves.

-# Y una voz. -# En mi ser.

-# Volverá. -# En un nuevo día.

-# Cuéntame cómo te ha ido,

# si has conocido la felicidad. #

Merche, importante.

Revisar lo de las nóminas con lo de la gestoría.

Sí, Antonio.

Antonio. Sí.

¿La leche la quieres fría o caliente? Templada.

¿Va a llover? No sé si llevar el paraguas.

Sí. Merche, recuerda.

Dile a Casandra que te dé las reservas

de Semana Santa y me las subes al mediodía.

Sí, me llevo el paraguas. Parece que va a llover.

Es que tú ahora no te tienes que preocupar de nada de eso.

A desayunar. ¿Cómo que no me preocupe?

Claro que me preocupo, coño. Cuidado con las piernas. Cuidado.

Ya me encargo yo. Y si me encargo yo, me encargo yo.

Mercedes.

Sí. Por favor, pon esto

encima de la mesa, hija. El zumo. No le pongas azúcar al zumo, madre.

Aunque te lo pida no le pongas. Escucha, Merche.

Los hoteles de Sevilla...

Me voy corriendo, llego tarde.

Sí. Oye, papá.

¿Qué? ¿Te has pinchado la heparina?

¿El qué? La heparina.

Sí me la he pinchado, hija. Vale.

Recuerda lo que te dijo el médico. ¿Qué dijo el médico?

Que intentes moverte de vez en cuando.

Muevo lo que puedo, hija, lo que puedo.

Bueno, haz un esfuerzo.

Gracias, hija. Eres la única que te preocupas de mí. Adiós.

Adiós.

Adiós, mamá. Adiós, cariño.

Pasa buen día. ¡Merche!

Abuela, no vengo a comer.

¿Qué? Recuerda que te den la relación

de las reservas de los hoteles en Sevilla

del 24 al 26 de abril y, sobre todo, el puente de mayo,

que es donde sacamos... ¡Ya, ya!

Ya está bien. Solo te estoy poniendo al día.

Antonio, por Dios. Llevas media hora raca raca.

Me siento aquí como Ironside sin poder hacer nada, joder.

Es tu primer día y quiero que estés a la altura.

¿Crees que es fácil? Claro que no.

¿Crees que es coser y cantar? No es coser y cantar, Antonio.

Pero yo sé cómo llevar un negocio, ¿eh?

Ya lo sé, Merche. Por eso confío en ti, joder.

Pues eso. Te advierto que no es fácil.

Pues confía. Confía.

¿Ha habido algún problema hasta ahora?

No lo sé, como no dices nada...

¿Cómo que no? Si te cuento todo, por Dios.

Estate tranquilo, ¿eh?

¿No te tomas un café, hija? No, no. Ya me lo tomaré, madre.

Merche, tenme al corriente. Llámame, no me dejes como un mueble.

Mañana le llevamos el desayuno.

Venga, Antonio, a desayunar.

Tómate el zumo, anda. Puedo yo solo, Herminia.

Ya, sí.

Eso es lo que tú crees.

A ver. Vamos, abre la boca.

Sí, espérese.

(GRITA)

Pero ¿qué pasa?

Está hirviendo. Anda, anda.

Esta hirviendo. ¿No querías la leche caliente?

No, le he dicho templada. Anda, sopla.

No le he dicho todo lo que... Eres como un bebé.

¡No soy un bebé, leche! ¿Cómo que no?

Venga, sopla.

¡Y abre la boca! Vamos.

Ay, Dios mío.

Oye, ¿qué te parece?

-Bien. -¿Sí?

No sé, me lo ha prestado un amigo de vestuario, pero...

-Está bien. -¿No estoy un poco payasa?

-No pasa nada por parecer una mujer de tu edad.

-Ay, joder, Oriol.

-¿Sacaste algo en claro de ese tocho? -(RESOPLA) Bueno, no sé, que...

Que actuar y vender tampoco son tan diferentes.

-Vender te da dinero. Actuar, no.

-Vaya. Hasta ahora has vivido de mi trabajo, ¿no?

Y no te ha ido nada mal.

¿Qué pasa? ¿Esta va a ser nuestra manera de relacionarnos?

-No lo sé. -Ya.

¿Dónde estuviste por la noche? -Es mi vida, ¿no quedamos en eso?

-Sí, bueno, pero bebiste.

-No bebí. -Hombre, y fumaste.

La ropa olía a tabaco. -Llegas tarde y yo también.

-No sigas con esa actitud de perdonavidas.

-¿Perdonavidas? -Sí.

-Dijiste que me descolgara de ti.

-Te lo dije para que salieras con tus amigos,

te lo pasases bien, no sé, fueras al cine,

no para que bebieses y fumases.

-Si vivo mi vida, no preguntes si bebo o fumo.

-Joder.

Mira, que me eches la culpa de todo no soluciona nada, ¿eh?

-Es lo que hay.

(Puerta)

Qué horror. Horrible, horrible.

No se adapta. ¿Qué se va a adaptar?

Parece que la abandono.

Ahora me entiendes. No te imaginas cómo se ha puesto.

Parecía "Pressing Catch".

Ya. Lo hace todos los días, Toni.

Tendrás que familiarizarte con la tragedia.

No sé si voy a ser capaz, me cuesta horrores.

Todo lo que tiene que ver con los niños cuesta horrores.

La cambiamos de guardería.

La guardería es estupenda. Ya, ¿y las cuidadoras?

Si entras ahora, la vas a ver encantada de la vida

jugando con otros niños. ¿Por qué se pone así?

Quiere hacernos sentir culpables.

No le gusta que la dejemos y nos castiga.

No creo que sea tan cabrona. Lo es.

Me tengo que ir.

Tengo un día de locos. Presentación y testeo del nuevo ThinkPad 700.

¿Eso qué es, otro ordenador?

No. Es el ordenador, Toni.

Es tan pequeño que cabe en una mochila.

Puedes trabajar desde casa, la calle, un bar...

No creo que eso vaya a funcionar aquí.

A los españoles no nos gusta llevarnos el trabajo a casa.

Pues los españoles vais a tener que acostumbraros tarde o temprano.

He quedado con tu hermana, hoy empieza su curso.

Sí. Tengo que hablar con Chema.

Se ha enterado de lo de Moncloa y no le ha hecho gracia.

Que le den a Chema.

Suerte. ¡Ah!

Acuérdate de recoger a Sol a las 17:00.

Ya, ya, claro.

"Love you". Adiós.

(Puerta)

(Motor)

(Música disco)

Qué ideal

abrir una peluquería rodeada de toneladas de mierda.

-Esto es por la huelga de basuras. -Gentuza.

-Bueno, mamá, me piro. -Ten cuidado y no corras, ¿eh?

-Suerte en tu primer día.

-Hoy es día de pruebas, de romper el hielo.

-No sé yo. Tú y este barrio como que no.

Esto parece El Bronx. -Pero ¿qué dices?

Esto va a ser el nuevo SoHo

cuando mis pijas de Los Altos vengan en tropel. Si no, al tiempo.

(Música disco)

¡Joder!

¡Joder! Eso digo yo, ¡joder! Encima se ha escapado el 51.

¿Qué es el 51? El bus que lleva a la universidad.

Con la huelga no sé cuándo volverá a pasar.

¿Quieres que te acerque yo? ¿Sí?

Me harías un favor, tengo clase en media hora.

No sé, tendrás cosas que hacer, ¿no? No tengo nada que hacer.

¿No trabajas? No.

¿Estudias?

¿No haces nada? Hago fotos.

Venga, va, sube.

Ay. Estás guapa.

Ahora, te aviso que conmigo te vas a tener que agarrar bien.

¡A ver, abuelete, quita!

(TELEVISIÓN) "Les saludamos desde Washington.

Vamos a transmitir la declaración que harán

el presidente Bush y Felipe González.

Ambos han estado reunidos

durante más de dos horas en la Casa Blanca...".

-No me va a pasar nada, mamá. -Es una guerra.

-Reporteros sin fronteras es una organización seria.

-¿Y si te pasa lo que a Toni? ¿Eh?

Mira, ¿sabes lo que me dice? Que se quiere ir a Bosnia el niño.

¿A Bosnia justamente, hijo? Pues sí, a Bosnia.

No me puedo pasar la vida sirviendo cafés. No es lo mío.

-¿Y que te peguen un tiro? ¿Eso es lo tuyo? Dime.

-No voy a correr ningún riesgo. -No.

Va a hacer el reportaje desde la ventana del hotel.

¡No te digo! -Me tengo que abrir camino

y aquí no lo voy a conseguir.

El bar se queda en buenas manos. -¿Qué importa el bar?

Me ha dicho Paquita que se lo van a quedar Luis y Maite.

Anda, no te pongas así. Sí.

-Por favor, Mercedes.

-Sí. De hecho, viene ahora Maite a verlo.

¿Qué tal está Antonio?

¿Antonio? Mira, como un león enjaulado.

¿Y tú? ¿Yo?

Como la leona que sale a cazar para el león enjaulado.

Te digo una cosa: si pudiese elegir, me iba a Bosnia con tu hijo.

Anda.

Anímate. Pues vaya panorama.

Ay, de verdad.

(SILBA)

(MURMURA)

Qué pesado, de verdad.

Que no, coño, que no.

No me digas que es lo que se paga. No es verdad.

-Tranquilo. -Tranquilo no, Ramón.

No, que me toca los cojones que me quieran engañar.

-Nosotros no estamos engañando a nadie, ¿eh?

Fue lo que acordamos.

-No, no. No cerramos nada.

Vosotros lo pedisteis y Antonio dijo que lo pensaría.

-Antonio me dio la mano.

Me dio su palabra. -Qué vergüenza, Segis. Qué vergüenza.

Después de lo que hemos hecho por ti.

-Y las horas que hemos echado nosotros.

¿Qué está pasando? Estos se quieren poner de huelga.

-Nos plantamos.

Hoy no hacemos el servicio. ¿En huelga?

Hoy salen tres autobuses de ruta.

-Salían. -No te me pongas chulito...

-¿Qué, bigotitos? ¿Qué?

-¡Quieto, joder! Santos, venga.

Quieto.

¿De verdad nos vais a hacer esto?

Yo miro por lo mío como cualquiera. -Como cualquiera.

¿Por qué no entramos y hablamos tranquilamente? Venga.

Pero ¿qué cargo ocupas tú ahora en la empresa?

-Es la que manda. -La que tiene la última palabra.

-Es la jefa, para que lo tengáis claro.

Venga, vamos para dentro.

-Vámonos para dentro...

-Mercedes, lo siento mucho, de verdad.

Menudo estreno, chica.

¿Cómo se le ha ocurrido contratar a este cabestro?

Yo qué sé. Vamos. De verdad.

Muchas gracias.

La verdad es que me viene muy bien en este momento.

-Mira, aquí los tienes.

Acaban de pasar el proceso de selección.

-Hombre, un poco nerviosa sí que estoy.

-¿Tú? -Sí.

-Estás acostumbrada a actuar delante de teatros llenos.

-No es lo mismo. Hablar de ventas, de clientes, de negocio...

-Bueno, de eso tienen que hablar ellos.

Tú tienes que darles las herramientas para que lo hagan lo mejor posible.

-Ya, yo creo que has depositado mucha confianza en mí.

-La que te mereces. -(SUSPIRA)

Venga, a por ello.

-¡Eh!

Estás muy guapa. -Gracias.

-Lo vas a hacer bien. -Gracias.

-Te dejo. Podéis pasar.

(HOMBRE HABLA EN INGLÉS)

-¿Mike?

-Inés.

"Oh, my God". -Hola.

¿Qué haces aquí?

-Yo vengo a hacer el curso.

¿Y tú qué haces aquí? -Yo soy tu profe.

-¡No! Increíble.

Bueno, no tan increíble.

Tú y yo... Nuestras vidas parece que siempre...

-Sí.

¿Cómo estás? -¿Bien o te cuento?

-Me cuentas.

-Es un poco largo. -Después.

-¿Y tú cómo estás? -¿Bien o te cuento?

-Me cuentas. -Pues lo mío sí que es largo.

-¿Cómo está tu hijo?

-Bueno, en plena fase adolescente.

Odiándome, una lata. -Sí.

¿Y tu hija?

-Está con su madre en Osaka.

Llevo 15 meses sin verla.

-Mucho tiempo eso. -Sí, mucho.

-Al final pasan los años y tú y yo...

-¿Qué? -Que no acabamos de tomar tierra.

¿No? -Perdona. Perdona.

Llevo con la duda desde que he entrado por la puerta.

Eres Inés Alcántara, ¿verdad? -Sí, sí.

-La protagonista de "Agujas de hielo".

-Sí. -Me flipó esa película. Me flipó.

Tu personaje de yonqui, brutal. -Sí, gracias.

-Tengo la cinta desgastada de tanto verla.

La segunda me gustó algo menos.

-Suele pasar. -Sí.

¿Ya no eres actriz?

-Sí, hago teatro. -Ah, ¿sí?

¿En qué teatro estás?

-Vamos a empezar.

-Me gustaría ir a verte. -Gracias.

Bueno. Soy Inés Alcántara, soy actriz

y vamos a aprender juntos a hablar en público.

(Música disco)

He ido a toda leche.

Si no, no llegábamos. No pasa nada.

¿Te mola el riesgo? Me mola llegar a mi hora.

Si pretendes impresionarme, no lo has conseguido.

¿A qué hora hemos dicho que salías?

No te lo he dicho. Venga, ahora te recojo.

A ninguna, que yo me vuelvo en metro.

Está hecho un asco. Dan mascarillas para que no se infecten.

Claro. Así que tú el metro ni lo pisas.

¿Bajo tierra? No, gracias. Prefiero esperar a que me muera.

No tardarás mucho llevando el coche como lo llevas.

Qué ingrata eres. Me gusta.

¿Qué haces? Son las tasas por el viaje.

Mira, Alex, yo...

estoy centrada en esto y no tengo tiempo para rollos.

¿Qué haces esta noche?

Estudiar y cuidar de mi padre.

Planazo. Es lo que hay.

Eres joven y tienes 20 años.

¿Vienes esta noche? Hemos quedado en el Kronen.

Las buenas chicas no van al Kronen. Las buenas chicas vais al cielo.

Sí, con los angelitos.

Aburrido, no tienen sexo.

Mola más el infierno. Vale.

Adiós. Adiós.

(TELEVISIÓN) "...para analizar

el estado de las estaciones del Metropolitano

más afectadas, sobre todo las de Sol, Tirso de Molina y Chueca.

La dirección de la compañía entiende

que, pese a los 20 días sin recoger la basura,

no es necesario el cierre de ninguna instalación.

Redacción Madrid, Julia González.

-El anuncio realizado...".

-Adelante.

¡Hombre! Mira quién ha venido. Chema.

¿A qué cojones estabas esperando para contármelo?

No pensé que fuera tan deprisa.

Me he enterado por una llamada de Presidencia.

Sí, porque me pidieron discreción.

Ah, bueno, te pidieron discreción.

Yo te pido fidelidad, ¿eh? Fidelidad.

O, no sé, ¿amistad? Escúchame.

Me has dejado con el culo al aire.

Esta casa había apostado por ti para Barcelona.

Yo había apostado por ti.

Sé que os hago una putada, y los siento.

Pero ponte en mi lugar. Sí, me pongo, me pongo.

Vas a cobrar un sueldazo.

No, no es eso. ¿No es eso? ¿Y qué es?

Me paso el día yendo y viniendo a Barcelona.

Mi mujer trabaja 10 horas, nos volemos locos con los niños.

Y un puestazo en Moncloa te lo va a resolver, ¿no?

Hombre, desde luego trabajar en Madrid va a ayudar bastante.

Mira que de cualquiera de estos me lo habría imaginado, pero ¿de ti?

Venga, hombre. No te pongas melodramático.

Joder, Toni, eres un periodista de raza.

¿Te vas a sentir cómodo trabajando para el Gobierno?

Todos trabajamos para el Gobierno.

No, perdona. No es lo mismo. No es lo mismo. No te engañes.

No estoy en el partido. Soy independiente.

Entras para filtrar noticias, ¿eh? Para maquillarlas.

A lo mejor para inventarlas.

Mira, Chema.

Eres un machista y un déspota,

pero un gran periodista.

Ha sido un orgullo trabajar a tus órdenes estos años.

(TELEVISIÓN) "El horóscopo del jueves.

-Vamos camino de la luna nueva. Mañana lo es en el signo de Aries.

Entonces, por favor...". ¡Por Dios, Herminia!

Deme el mando, que esto está muy alto, mujer.

Está normal, Antonio.

Normal dice.

Joder.

(Timbre)

¡Están tocando el timbre ahora!

Que está normal.

¡Que ya lo sé! Están tocando el timbre, Herminia. El timbre.

(Timbre)

¡Ah, el timbre!

(TELEVISIÓN) "Vamos a empezar contigo.

Absolutamente nadie podrá quitarte

el protagonismo que tienes estos días.

Pero te voy a decir cómo te relaciona con los demás...".

-¡Ay, padre Nivio! Buenos días.

-Buenos días, Herminia. -¿Qué tal? Ahí lo tiene, en el salón.

-¿Qué tal, Antonio?

Regular tirando a mal, Nivio.

Es el primer día, hay que adaptarse.

Yo no me adapto, hombre. No me adapto.

Soy un hombre de acción.

Bueno, hombre, paciencia. Paciencia y...

Bueno, ¿qué? ¿Nos ponemos a ello?

Muchas gracias, hoy no me apetece.

Que sí. Se va a encontrar mucho mejor.

No me encuentro mejor.

No tengo ganas de rezos y no tengo ganas.

No, ¿qué rezos ni rezos?

El padre Nivio viene para bañarte.

Mercedes le ha encargado que te bañe.

¿Me vas a bañar tú?

Sí, tengo experiencia. He bañado a mucha gente mayor.

Ah, ¿mayores? Ajá.

O sea, que sabes limpiar pellejos.

Vamos al piso de enfrente. Joder.

Allí tenemos de todo:

toallas, una muda limpia

y, sobre todo, la bolsa para cambiarle...

Padre Nivio, ¿me quiere hacer usted un favor?

Claro. ¿Por qué no me tira por la escalera?

De frente, que me dé de bruces y me estampe contra el suelo.

A ver si me llevan al hospital.

Venga, Antonio, venga. "Sursum corda".

Esto está hecho un desastre.

-Ya, no me ha dado tiempo a limpiar.

Pero con un poco de agua, jabón y lejía

queda como nuevo, ya verás.

-¿Y el bar?

La vajilla, los cubiertos, todo.

-Normal, Maite.

Clara insistió en que lo llevara Josete...

-No es lo suyo. -No.

-¿Y será lo nuestro, Luis? ¿Crees que esto es buena idea?

-Cocinas de puta madre, Maite.

Acuérdate del hostal. La gente salía encantada.

-¿Y crees que es bueno que vuelvas al barrio?

-¿Por qué iba a ser malo?

-Porque aquí te pasaron cosas que no querría que volvieran a pasar.

-No pienso volver a consumir nunca más en la vida.

Eso lo tengo clarísimo.

Venga, va.

Hagamos que vuelva a ser lo que era.

¿Eh?

Paciencia, Nivio, hijo.

Son los accidentes que pasan.

-Levanta un poquito el brazo. -Anda.

A ver si salimos de esta.

Levanta el brazo, Antonio. Bien por el sobaco.

Dale bien. Ahora la espalda.

Perfecto.

¿Está muy caliente, Antonio? (GRITA)

Qué limpito y qué bien te vas a quedar.

Muy bien, muy bien. A ver.

Toma, Antonio.

Date un poquito por los... -¿Te ayudo?

No, Nivio. Ahí no.

Muy bien, Nivio. Estupendamente.

-Que ya queda poco.

-No se vaya a enfriar, Nivio. Tampoco...

-Voy a cerrar ya, ¿eh?

¿Me acerca una toalla?

Vamos a ver. En menos de una semana me estoy duchando yo solo

por la madre que me parió.

El viernes tendríamos que haber cobrado la extra.

-Pero ¿qué extra?

-Las 15 000 pesetas que hablamos con Antonio.

-Que no, de 15 000 nada. Se habló de 5000.

-Con Antonio negociamos y llegamos a 15 000.

-No me consta.

-Bueno. -Si no consta, no es verdad.

-No me llames mentiroso. -Mentiroso y chantajista te llamo.

-Cuidadito, que al final sales por el escaparate.

-¿Sabes lo que te digo?

Aprovecháis que no está el jefe para sacarnos la sangre.

-¿Qué sangre? -Lo de Semana Santa lo cobraron.

-Venga, hombre. -¿Por qué no lo llamas?

Aquí tienes el teléfono. Llámale.

No le voy a llamar. ¿Por qué?

Por tres razones.

La primera es que Antonio acaba de volver del hospital

y no está para estas vainas.

La segunda, porque ahora la que manda aquí soy yo.

Y la tercera es que no soporto las amenazas

y no me gusta trabajar con presión.

Entonces, ¿qué hacemos?

Pues podemos seguir discutiendo cada uno en su trinchera

o podemos llegar a un consenso.

¿Y el consenso en qué consistiría?

¿7500?

Ni hablar. 15 000 es inviable.

Acabo de aterrizar,

pero he repasado cuentas con Casandra

y no tenemos liquidez.

Ya, pero es que ese es vuestro problema. No el nuestro.

Si queremos mantener la empresa, hay que remar en la misma dirección.

O sea, remar en dirección a los bolsillitos de la empresa.

Con 7500 no hay trato.

-Oye, tú. ¿Y las rutas de esta tarde qué?

-Si no cambiáis de opinión,

se quedarán aparcadas.

Yo a este tío lo mato, vamos.

¿Serán cabrones?

-Nos tienen cogidos por las pelotas.

¿Antonio les prometió esas 15 000 pesetas sí o no?

No lo sé, Mercedes.

-Siempre hace lo mismo.

Se compromete a cualquier cosa

para salir del paso y... ¡Eh, eh!

Antonio tiene su forma de trabajar.

Él se mueve por instinto, ya lo conocemos.

Por cierto, tú y yo tenemos un asunto pendiente.

Ya, ya lo sé.

Te juro que lo voy a arreglar. Eso espero.

Bueno, pues ya está, ¿eh?

Como nuevo. El lunes que viene vuelvo a la misma hora.

¿El lunes?

Me han dicho que una vez a la semana. No, hombre.

No, hombre, no. Yo me ducho un día por medio.

No, no. Si ahora no hace falta.

¿No ves que no te mueves ni sudas?

Gracias, padre Nivio. Tenga. -No hace falta, Herminia.

-Sí, sí. Para el cepillo. -Gracias.

Antonio, recuerda: "sursum corda".

-Bueno, venga.

Vamos a terminar la faena.

¿Esto qué es? Te voy a arreglar la barba.

Que no hace falta. Usted no sabe arreglarme la barba.

¿Cómo que no sé arreglártela?

¿No recuerdas cuando Mercedes no tenía la peluquería

que les cortaba el pelo a los niños?

Claro, iban como los indios motilones.

Sí, ya. Tú sí que eres un indio motilón.

¡Herminia! Tú sí pareces...

No quiero que me arregle la barba. Un indio.

Déjame por lo menos que te peine.

Menos todavía. Vamos a ver la televisión.

No, no. Sí, mira.

Que ponen un programa de ese cocinero vasco

que te gusta tanto. ¡Que se vaya!

(Puerta)

Expresarse con sencillez,

tener claro el contenido de lo que vamos a decir,

ser breves, ser sinceros,

adueñarse de la situación,

no leer, mirar a los ojos

y, sobre todo y lo más importante siempre, disfrutar.

Estar relajados

para no generar tensión en el interlocutor, ¿eh?

Venga. Muy bien, chicos. Hasta aquí yo creo.

Vamos a hacer una pausa de 15 minutos, que me parece que...

Sí, ya os han puesto el "catering".

Así que volvemos ahora en un ratito.

Hasta ahora.

Mike, ¿no te tomas un café?

-No puedo, tengo que recoger "un cosa".

Tengo que estar a las 12:30 en punto en un sitio

y ahora vuelvo. -¿Pasa algo?

-Ya te he dicho. Tengo que ir a un lugar y vuelvo.

-No sé, te he visto raro.

-Inés, sabes que yo siempre he sido un poco raro.

-Vale. -Deséame suerte.

-Suerte.

-Muy buena la exposición, ¿eh? -Ah, bueno, gracias.

-Me ha encantado. Cómo se nota que tienes tablas.

-Sí, bueno.

-No me has dicho en qué teatro actúas.

-Mira, tengo que hacer una llamada. ¿Te importa?

-No, no.

-¿Sí? Vale.

Madre mía, cómo está el patio.

(Teléfono)

(Teléfono)

-¿Sí, dígame? -¿Es la agencia de Catalina Marini?

-Sí, ¿quién es?

-"Soy Inés Alcántara. ¿Eres Iván?"

-Ah, Inés. Hola, ¿qué tal?

-Bien. Te dije que volvería a llamar.

-Sí, claro que sí.

Oye, ¿tu padre cómo está? -Bueno, ya le han dado el alta.

-O sea, que bien, ¿no?

-Bien del todo no, pero por lo menos ya está en casa, sí.

Oye, ¿sabes algo de Cata?

-Pues, mira, no lo ha hecho oficial todavía,

pero va a dejar la agencia definitivamente.

-¿Y eso?

-Una crisis profunda.

-Pero ¿se sabe el motivo?

-Hace dos años que le llevo las cosas y es la segunda vez que la veo así.

-Ya.

¿Y no tendrá algo que ver un exmarido suyo?

"La última vez que hablé con ella estaba nerviosa".

-Escúchame una cosa.

Ella está fuera ahora mismo, ¿vale?

Está buscando a alguien que se encargue del negocio.

Quiere empezar de nuevo fuera de España.

De ahí mi llamada del otro día.

Necesita que tu padre le devuelva

el dinero que le prestó inmediatamente.

¿Has hablado de eso con él? ¿Eh?

"¿Has hablado de eso con él?" -¿Propaganda? Qué va.

¿Con la Expo a la vuelta de la esquina

y las Olimpiadas en julio este Gobierno necesita propaganda?

Todos los gobiernos la necesitan.

Estamos muy fuertes, Toni. Se escuchan tambores de guerra.

Ah, ¿sí? Corrupción.

La oposición, que ha olido sangre y está a la que salta.

Filesa, Ibercorp, el caso Guerra... No es precisamente nada.

No llegará la sangre al río

porque no hay un solo partido que pueda tirar la primera piedra.

A partir de ahora, mide mucho más lo que dices.

(Teléfonos)

Buenos días, chicos.

Este es vuestro nuevo jefe, Toni Alcántara.

Lo conocéis de sobra. Hola, ¿qué tal? ¿Cómo estáis?

Ellos son Bene. -¿Qué pasa?

-Gonza. -¿Qué tal?

-Y Jacinto. -Encantado.

Encantado. Íbamos a tener un día muy tranquilo

con el gran jefazo en Washington, pero parece que no.

Va a haber turrón. Al presi le han pedido dar una rueda de prensa

tras la reunión con Quayle y ha dicho que sí.

-¿No era tras reunirse con Bush?

-Ha cambiado de opinión. -¿Qué hay que vender?

-Que España quiere mantener el control sobre las bases.

-Ja.

-¿Algún problema?

-No. -Si tienes algo que decir,

dímelo antes de salir por esa puerta.

Dímelo a la cara.

-Todos sabemos que es un viaje de cortesía...

-España es un país soberano

y el tema de las bases depende del Gobierno de España. Punto.

-No me des lecciones... -Sí, hombre, claro.

Perdona.

Eres uno de los 14 que sale en la foto de la tortilla, ¿no?

Bueno, a mí me vais contando, que como soy el novato...

Ya has oído. Washington. -Y mañana Berlín.

-Lo de Berlín está en el aire.

Parece ser que Helmut Kohl tiene gripe.

¿Tiene gripe Kohl?

Notición. -Comunicado a las 13:00.

Argumentario para la rueda de prensa.

Habrá corresponsales españoles.

Preparad cortafuegos por si sale el tema de Renfe.

Lo de Renfe, claro. Sí.

Pues muy bien.

¿Tenemos a mano el convenio entre Estados Unidos y España?

¿El del 89?

El que esté vigente.

¿Sabéis mi mesa dónde está?

Gracias.

(GRITA)

Hola, Antonio.

-¿Qué tal? ¿Dando una vuelta? -¿Solo?

¿Siendo el primer día

no es mejor ir con alguien? Así me voy acostumbrando.

Maite y yo nos vamos a hacer cargo del Bistrot.

Ya lo sé. No te compliques la cabeza, hijo.

Aquí lo que mejor funciona es

una carta corta... ¡Esto es una vergüenza!

Una vergüenza. ¿Quién cree que va a pagar aquí?

Es el doble de lo que cobraban antes.

-Bonita, no es una peluquería de barrio.

-Ah, ¿no? -Es un centro de belleza.

Pagas lo que pagas por un cambio de imagen.

-Yo no necesito ningún cambio, se lo aseguro.

-Me vas a perdonar, te haría buena falta.

-Ah, ¿sí? Pues con esos precios

la que va a echar en falta clientas será usted.

-Lo dudo. -No lo crea. No lo crea, vamos.

Antonio, mira.

Escúchame, hombre. Mírame.

Que no. Cuando veas a Mercedes le dices

que ha hecho muy mal, pero que muy mal,

en alquilar la peluquería a la mujer esa.

Que sí. Se cree que es La Moraleja.

Chico, quieto. Mira cómo llevas el pantalón.

-¿Se puede saber qué haces ahí, Antonio?

-Herminia, baje usted.

-Menudo susto me ha dado cuando he visto que no estaba.

-Claro, claro. Mire,

ya se lo subo yo. No se preocupe, ya se lo subo yo.

¡No! Hombre, Antonio, déjame...

No. Llevas eso empapado.

No, no. ¿Qué ha pasado? ¿Qué haces aquí?

Nada. Es un pequeño percance que hemos tenido, mujer.

-¡Mercedes! Cinco minutos. Cinco minutos que le he dejado solo.

-Ya lo iba a subir yo.

Ya le subo yo, gracias.

Pero... ¡Que ya no hace falta!

No me importa, de verdad. No pasa nada.

Si yo tengo todo el tiempo del mundo. ¡Que no hace falta, Josefina!

¡Que me sube ella! Vale, vale.

De verdad.

Por Dios... Con esta mujer.

No puedo más, Merche. ¿Qué ha pasado?

No puedo más con tu madre, Merche.

Me tiene loco, joder. Me pone la televisión

todo el día a todo trapo.

No para de hablarme. Esta mañana...

Esta mañana me ha intentado cortar la barba como si fuera una oveja.

Trasquilándome, coño.

Ya, bueno. Ella te cuida como puede.

¡Que no, hombre! ¡Que no!

Está como una niña el día de Reyes, joder.

Le han traído los Reyes un muñeco. ¿Quién es el muñeco? Tu marido.

Ay, Señor. ¡Qué hombre!

Hablaré con ella.

Eso. Venga.

A la hora de comer sin falta.

No voy a venir a comer. ¿Y eso?

No puedo, Antonio. Me voy a trabajar al taller.

Quita el freno. ¿Y la agencia qué?

Vendré esta tarde. Tú y yo tenemos que hablar de la agencia.

No me gusta nada el tonito.

Mira, a mí tampoco me gusta. Ya hablaremos luego.

Ahora sube, que te va a venir a duchar el padre Nivio.

¿Qué padre Nivio? Ya ha venido y me ha duchado.

Te tendrá que volver a duchar.

No hace falta, mujer. Esto con un trapo húmedo se pasa.

Antonio, de verdad. Cuando te pones así...

Por cierto. ¿Qué?

¿Tú prometiste 15 000 pesetas de plus

a los conductores? ¿Yo?

Mentira podrida.

Bueno, les hablé, pero...

¿Yo? Que no, que no, Merche. Cierra.

Que no, Merche.

De verdad.

Ya sube, madre.

"Hello!".

¿Qué tal ha ido? -Bien, mejor de lo que esperaba.

-Muy bien. -Sí. Además, ha habido sorpresa.

-¿Sorpresa? -Ajá.

Sí. El inglés, Mike. ¿Te suena?

-Sí, el chico...

guapo, rubio. El de la coleta.

-Es mi Guadiana personal.

Aparece, desaparece, aparece y desaparece.

-¿Y ahora dónde está?

-Vendrá en breve. Ha salido a hacer un recado.

-¿Volverás a acostarte con hombres?

-Visto lo visto, supongo que sí, claro.

-O sea, que si este Mike te propusiera...

-No, ahora a Mike le diría que no.

Bueno, o le diría que sí.

No sé, no sé lo que le diría.

Nunca lo sé hasta que llega el momento.

-Pues ahí está.

(CARRASPEA)

Yo no lo dudaría.

-¿Qué?

-Acostarte con él si te gusta.

Jacinto,

¿te importa echarle un vistazo? ¿Yo?

Eres el que más experiencia tiene aquí, ¿no?

Es mi primer día, no me gustaría meter la pata.

Claro, de acuerdo.

Creo que deberías...

cortar esto y retocar esto.

No le gusta dar la impresión de un cambio de criterio.

-Aunque lo haya. -Evolución.

-"Gato blanco, gato negro. Lo importante es que cace ratones".

-Deng Xiaoping.

Supongo que no se es presidente durante 10 años

sin cambiar alguna idea. Evolución, Alcántara. No cambio.

¿Soy yo o noto un desencanto general?

Son muchos años picando piedra viendo cómo te arrinconan.

Cuenta el último que llega.

¿Lo dices por mí? No.

Por Marta Altamira. La segunda Dama de Hierro.

¿No os gusta trabajar para una mujer?

A mí, francamente, no. ¿Y a ti?

He trabajado muchos años con Pilar Miró,

así que tengo un máster.

Hay cambios. Mandan el "rapport" de la reunión con Quayle.

El contenido cambia por completo. Hay que hacer otro informe.

¿Le puedes echar un vistazo a este a ver si vale?

Es muy neutro, seguro que vale.

-No, no vale. Haz otro.

Mírate esto. Te recuerdo que salgo a las 16:30.

Perfecto. Tienes media hora.

A la caja le faltan etiquetas.

Estos cuatro para la tienda de Marisol.

De este muestrario la talla 42 nos la quedamos.

(Teléfono)

Es que le mato, de verdad.

(Teléfono)

Confecciones Mercedes Fernández, ¿dígame?

¡Mercedes! ¿Casandra?

Esto se está poniendo muy feo.

¿Qué se está poniendo feo?

Hay un piquete pegado a la puerta. ¿Un qué?

Los de la EMT llevan 66 días en huelga.

Nosotros somos una empresa privada.

"No tenemos que ver con eso".

Ya, pero tienen asamblea dentro de nada

y piden solidaridad con el gremio de transporte de viajeros.

-Sí, igual se lían a hostias entre ellos.

-Igual salgo yo a repartir hostias como sigan ahí.

Coge esto. "La cuestión es que no creo

que salgan las rutas esta tarde".

Por mucho que les paguemos lo que piden.

¿Y entonces?

Puedo hacer unas llamadas a ver si consigo a alguien.

-Yo tengo un par de amigos de mi edad que a lo mejor...

Ya estás tardando, Ramón.

¿A Antonio le decimos algo de esto? No, a Antonio ni una palabra.

Por Dios. Vale.

Vale.

Mercedes. ¿Qué?

"Esto se puede desmadrar en cualquier momento".

¿Cuándo puedes venir?

Bueno, Casandra, es que...

hoy es la entrega del muestrario.

Por favor, ven cuanto antes.

Estaré allí en cuanto pueda. Gracias.

Vamos a organizarnos. Carmen, ¿qué es lo que falta?

¿Burgos lo tenemos? Bien, ¿y lo de Galerías?

¡Por Dios!

¿Has visto?

Diez minutos. No te quejarás.

Una vez ha sido liberada hacia el espacio sináptico,

la acetilcolina

activa los receptores mientras persista en él.

(TELEVISIÓN) "Decimos teleserie, telenovela,

porque a mí el término 'culebrón' me suena

como un poco despreciativo. -Repelente.

-Pero yo creo que...".

...por dos medios. Uno, la gran parte de la acetilcolina

es destruida por la enzima acetilcolinesterasa,

que se encarga de hidrolizar la acetilcolina en...

en colina y acetona...

En colina y... ¿Qué haces, idiota?

Mierda. ¡Hola, papá!

¿Qué hay?

Se te va a ir la vida de tanto estudiar.

Vente luego, Mary, y te despejas un poco.

Te he dicho que no puedo.

África y Fierro también se apuntan. No, de verdad.

Si cambias de idea, ya sabes dónde estamos.

¿Estás loco o qué?

(SUSURRA) Está arriba mi padre. No pasa nada.

Sí pasa. No pasa nada.

Te he visto.

(TELEVISIÓN) "Sí, claro. Mucho miedo, sí.

Por eso hace años que no me llevas a bailar, claro.

Y por eso...

Por el miedo este tan enorme que tienes a perderme...".

-Tronco, estoy currando igual que tú.

Con unas maneras... ¿Cuánto cobramos nosotros?

Cuatro veces menos que el convenio.

(TELEVISIÓN) "Y cuando uno piensa lo que hace,

lo que hace es no quedarse en la casa viendo el fútbol.

Y no llamarme para ponerme en ridículo.

Se rieron de mí...".

-Compañero, que todo bien. Todo bien, que no pasa nada.

(TELEVISIÓN) "Esas porque son

unas malas zorras que me odian. Unas feministas.

-¿En qué quedamos? ¿Unas zorras o unas feministas?

¿Y ayer cuando salimos con los López y me derramaste el bolso?

Me metiste un empujón

para que se me derramara lo de dentro.

-Yo no...

Teresita, no lo hice a propósito.

-Sí lo hiciste a propósito. ¿Crees que no me doy cuenta?".

-Venga, venga.

¡Joder! -¿No puedes?

No me fastidies, macho.

Son solo dos horas. Te sacas una pasta.

-¿Que estás jubilado? Vaya por Dios, hombre.

-Macho, para una vez que te pido un favor.

(TELEVISIÓN) "Con la excusa de que me ayudabas

a recoger las cosas que se me habían caído, pues...".

-Mercedes.

(GRITA)

(Risas)

¡Tú, que te he visto, cabrón! Voy a llamar a la policía, ¿me oyes?

-¡Desgraciado!

(Teléfono)

Espera, espérate. ¡Espera!

-Viajes Milano, ¿dígame? Casandra, ¿qué está pasando?

¿Quién es? ¡No le oigo!

Soy Antonio, Casandra.

¡Perdone, pero no le oigo!

¡Que soy Antonio!

No puede ser, joder. No puede ser. Sin mí esto no funciona, coño.

Por favor, es mi primer día.

Toni, no puedo. Estoy a punto de entrar en una reunión.

He hablado con la guardería. Nos esperan hasta las 17:30.

Toni, que no puedo.

No puedo dejar tirado al director general.

¿Y mi hermana? Inés está contigo. Pídeselo.

Inés está en un curso. Sale a las 20:00.

No te lo pediría si no fuera importante.

Me han tumbado un comunicado y tengo media hora para otro.

¡Toni! Lo siento.

Debes ir tú. Es en lo que habíamos quedado.

¿Y cómo quieres que lo haga?

Pues no lo sé. No lo sé, tú verás.

Chao.

(Pitidos)

Lo siento, compañeros. Me tengo que ir.

Nos están apretando con el comunicado. ¿Qué pasa?

-No os aclaráis. Cambiamos tres veces de argumento.

-Primero las bases, el V Centenario,

el Instituto Cervantes en Nueva York...

-¿Toni? Tengo que ir a por mi hija.

¿Qué? Gracias, compañeros.

Hasta mañana, ¿eh?

¿Qué haces? Ir a por mi hija, te lo he dicho.

¿Con el presidente a 6000 kilómetros esperando un comunicado?

Tienes a tres tíos muy cualificados capaces de hacerlo.

Quiero que lo hagas tú. Mi hija es lo primero.

Será lo primero en tu casa.

Aquí tu hija no existe. Ya está, debut y despedida.

¿Vas a dimitir? ¡No tengo a nadie para recogerla!

Hay cuidadoras, canguros...

Cuando las avisas con tiempo, pero no las he avisado.

Dijiste que salía a las 16:30. Que era posible.

Es el núcleo de un gobierno. No hay niñas que valgan.

¿Por qué no se lo dices a Jacinto?

Es un profesional y estará encantado.

Es un amargado y está pasado de moda.

Toni, antes de cruzar esa puerta piénsatelo bien.

¿De verdad no tienes a nadie que pueda recoger a tu hija?

(HABLA EN INGLÉS)

-A ver, Mike.

Lo que dices está muy bien, pero le falta energía.

Está muy mecánico.

-Al fin y al cabo, estamos todos hablando de "un máquina", ¿no?

-Sí, pero no.

Échale más garra.

Venga, ponle más pasión.

-¿Más pasión? -Sí.

Cógelo desde el principio.

(MIKE HABLA EN INGLÉS)

-¿Estás bien?

-No, lo siento. No me encuentro bien.

"Sorry. I'm sorry".

(Puerta)

Bueno.

¿Quién es el siguiente?

("Quiero tener tu presencia")

¿Me acompañas a buscar a mi sobrina, por favor?

Mamá, coges un taxi.

# Quiero tener tu presencia, # quiero que estés a mi lado.

# No quiero hablar del futuro, # no quiero hablar del pasado.

# No quiero hablar de esos niños # que están tan desamparados.

# No quiero hablar de la guerra, # no quiero hablar del parado... #

(TELEVISIÓN) "Siga estos consejos. En un mes, su cerebro...".

# Quiero tener tu presencia,

# quiero que estés a mi lado.

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos preparados.

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos preparados.

# Quiero buscar un camino # que no se encuentre embarrado.

# No quiero hablar del mendigo, # no quiero hablar del esclavo... #

-Joder tu hermano.

No se lo monta nada mal.

# No quiero hablar pero hablo # y empiezo a estar ya cansado

# de muy buenas intenciones # sin entregar nada a cambio.

# Quiero tener tu presencia,

# quiero que estés a mi lado.

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos preparados... #

-¡Josete!

# ...si no estamos preparados... #

-Adiós, amigo.

(MURMURAN)

# Quiero tener tu presencia,

# quiero que estés a mi lado.

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos preparados.

# No quiero hablar de la lucha # si no estamos preparados. #

(SILBA) ¡Merche!

¡Merche! A esos ni agua, ¡ni agua!

Mejor cerveza, Merche. Que se me acaba de terminar.

Merche, por Dios. No me dejes tirado como una colilla.

Llámame y dime qué pasa. ¡Dime qué pasa!

¿Qué dices? -Las cosas claritas.

Claritas.

-¡Jefe!

Tú prometer hasta meter, ¿no?

Una vez metido, a tomar por culo lo prometido.

¿Sabes lo que te pasa a ti, Segis? Que eres un vago.

¡Te cuesta mucho sentarte en el volante del autobús!

¡Parece que tienes almorranas!

(Teléfono)

No lo cojas, que será Antonio.

Lleva toda la tarde llamando.

Sí, al taller también ha estado llamando.

Nada, no conseguimos a nadie. Anda todo el mundo con miedo.

¿Y Ramón dónde está?

Ramón va a llevar a los de la Coral Madrileña

al auditorio de Aranjuez.

-Y yo me haré el "tour" Madrid de noche.

¿Qué nos queda por cubrir?

Ir al aeropuerto a recoger al grupo que llega de Cuba.

Ya.

Los cabrones lo habían dejado atravesado en mitad de la carretera.

Y esos imbéciles ahí bebiendo. ¿Qué hacemos?

¿Voy al aeropuerto y les organizo unos taxis a los de Cuba?

No. Somos una agencia.

Damos un servicio. Pues lo vamos a cumplir.

"Debido a las últimas informaciones...".

Compañeros, paramos máquinas. Al final no va a haber comunicado.

¿Qué? Que no va a haber declaraciones.

¿El trabajo del día se tira a la basura?

Vete acostumbrando.

-Felipe prefiere mantener un perfil bajo en el viaje.

Mira, Marta.

Prefiero ser sincero contigo.

Dime. Si esta va a ser la tónica general,

no estoy seguro de que vaya a encajar aquí.

De todos modos, le hemos pasado

el argumentario y el comunicado a Felipe por fax

y le ha gustado mucho.

Enhorabuena, Toni.

Y para compensar la putadita, la cena la pago yo.

¿Qué cena? Yo no puedo. Te lo dije, Toni.

La cena de bienvenida para celebrar tu incorporación.

No, yo no puedo. Hombre, claro que sí.

He hecho la reserva en el restaurante

que acaba de abrir un amigo que es lo más.

Quedamos a las 21:00 en el Teatriz.

Tenéis tiempo de ir a casa, cambiaros, ducharos...

Y, por favor,

poneos guapos.

Marta, Marta.

Mi mujer hoy me corta los huevos.

Nos vemos el lunes.

¿Qué? ¿Estás mejor?

Sí, creo que solo algo me ha sentado mal.

-Ya, ¿seguro? -Sí, seguro.

-Bueno.

Me encanta verte, que lo sepas.

-A mí también me gusta mucho verte.

-Pero me gustaría que solo fuéramos amigos.

-Inés, tú y yo siempre hemos sido amigos.

-Sí, ya.

Me refiero a amigos amigos. Sin rollos amorosos de por medio.

-Me parece perfecto.

Tampoco estoy para rollos amorosos.

-¿Estás con alguien? -No, no.

Ni lo estoy ni...

ni creo que vaya a estarlo nunca.

-Vaya.

Vale. ¿No me vas a contar por qué estás así?

-Estoy...

digiriendo algo.

-¿Una mala noticia?

-Déjalo.

-Dame una pista.

-No.

-Dame tu número de teléfono.

Dame algo.

Va, no estés triste.

Cuídate.

-Todavía no me has dicho el teatro donde trabajas.

Otro día. -Sí.

-Sí. Adiós. -Adiós.

# Llanto de luna

# en la noche sin besos

# de mi decepción.

# Sombras de penas... # -¡Antonio!

Vamos a cenar.

-# Silencio de olvidos... #

-No vamos a esperar ni a Mercedes ni a la niña.

Tengo mucha hambre.

-# Llaga de amor que no puede sanar

# si me faltas tú... #

-¡Antonio!

-# Ebria canción de amargura

# que murmura el mar... # -¡Antonio, hijo!

# Cómo borrar esta... #

-Mira, a mí esto tampoco me resulta fácil.

Yo sé que hoy he pecado en exceso,

pero hago lo que puedo.

Tú y yo vamos a vivir mucho tiempo juntos, ¿eh?

Tenemos que hablar con tranquilidad,

con serenidad.

Tenemos que respetarnos, ¿eh?

Y poner cada uno un poquito de nuestra parte.

¿Vale? Vale.

Yo estoy sorda

y tú estás impedido.

No lo pongamos más difícil.

Bueno, usted escucha mucho más de lo que dice, Herminia.

Y yo me muevo menos de lo que quisiera.

O sea, estamos jodidos.

Te he hecho unos filetes

que están diciendo "cómeme".

Vamos allá.

Vamos allá. Yo le ayudo, espere.

Espere, espere.

Esa es Merche, ¿no?

Merche conduciendo el autobús.

¿Esa es mi hija? ¡Merche!

¡Viva la madre que te parió!

Gracias por la parte que me toca. De nada, mujer.

¡Fascista, que eres un fascista! Me cago en...

¿Quién me lo ha dicho?

¡Fascista será tu padre, desgraciado!

Que me des las 15 000 pesetas, hombre.

¡Ladrón! ¡Mira!

¡Ahí!

¡Vago! Antonio.

¡Que eres un vago!

Todo lo que tienes de grande lo tienes de vago, ¡cabrón!

# Chicas de hoy en día,

# como cara y cruz, # como sombra y luz,

# siempre en compañía... #

-Hola.

-¡Ey!

-¿Puedo pedir una pizza?

-Sí.

# Mi lema es que en esta profesión

# hay que estar al loro # en toda ocasión.

# No te olvides que aquí # el que no corre, vuela.

# Chicas de hoy en día,

# como cara y cruz, # como sombra y luz,

# siempre en compañía... #

-María.

La niña está durmiendo. Ha cenado y está bien.

¿Y Toni?

No sé. Ha venido, se ha duchado, se ha cambiado y se ha ido.

¿Adónde?

-Ha dejado una nota.

-# Cualquier cosa es buena # con tal de triunfar:

# la prensa del cole, la publicidad.

# Y torear # las embestidas de la vida.

# Chicas de hoy en día... #

-¿Esa es tu cuñada?

Sí.

Está que cruje.

¿Hacemos un trío?

(TELEVISIÓN) "# Chicas de hoy en día,

# como cara y cruz, # como sombra y luz,

# siempre en compañía.

# Si quieres lograr el sueño feliz

# de alcanzar la gloria, # de ser actriz,

# debes ir pisando fuerte # y con cautela... #".

Para chica de hoy en día, Merche. # Mi lema es que en esta profesión

# hay que estar al loro # en toda ocasión.

# No te olvides que aquí # el que no corre, vuela.

# Chicas de hoy en día... #

-Por Toni Alcántara.

-Por los fichajes buenos. ¡No sabes dónde te has metido!

-# Chicas de hoy en día... #

-Eres el hombre que estaba buscando. No me he equivocado contigo.

# ...expresión corporal,

# marca el ritmo, ser actriz total

# y prepararse todo el día # sin medida.

# Cualquier cosa es buena # con tal de triunfar:

# la prensa del cole, la publicidad.

# Y torear # las embestidas de la vida.

# Chicas de hoy en día,

# como cara y cruz, # como sombra y luz,

# siempre en compañía.

# Chicas de hoy en día.

# Chicas de hoy en día.

# Chicas de hoy en día.

# Chicas de hoy en día. #

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • T21 - Capítulo 375: El primer día

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cuéntame Cómo Pasó - Temporada 21 - Capítulo 375: El primer día

11 feb 2021

Antonio vuelve al barrio y es recibido con mucho cariño por todos los vecinos de San Genaro. Ha superado lo más difícil, pero todavía le queda mucho trabajo por delante hasta recuperarse completamente. Se instala en el piso enfrente de Mercedes donde seguirá su rehabilitación.

Inés empieza a impartir un curso en la empresa de Deborah para aprender a hablar en público y está algo nerviosa. Para su sorpresa, entre los trabajadores, se encuentra un viejo conocido: Mike.

Toni, por su parte, empieza a trabajar en Moncloa como director general de Relaciones Informativas. Su trabajo es muy absorbente y es difícil de conciliar con su vida familiar.

ver más sobre "Cuéntame Cómo Pasó - Temporada 21 - Capítulo 375: El primer día" ver menos sobre "Cuéntame Cómo Pasó - Temporada 21 - Capítulo 375: El primer día"
Programas completos (384)
Clips

Los últimos 2.875 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios