www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
368628
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame, tú que has vivido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame,...

...tú que has sentido,...

...en el camino...

...de un tiempo que nos unió.

Buscarás...

...ese destino...

...que tan perdido...

...está en nuestro corazón.

Háblame de qué estás esperando...

...en tu nuevo caminar.

Cuéntame, tú que has vivido,...

...si has conocido la felicidad.

Vivirás...

...nuevas caricias...

...que con recelo...

...guardabas en un portal.

Cantarás...

...a un nuevo día...

...con valentía...

...y con ansias de libertad.

Háblame de qué estás esperando...

...en tu nuevo caminar.

Cuéntame. Eo, eo.

Eo, eo.

"En diciembre del 76 las calles se llenaron de luces,...

...el gordo cayó muy repartido y el pavo se puso por las nubes".

"Como todos los años todos nos contagiamos de ese espíritu...

...que nos hace sentir, por unos días,...

...más familiares, generosos y con muchas ganas...

...de dejar las preocupaciones y pasar el tiempo...

...cerca de los nuestros".

"Pero aquellas navidades no todos los Alcántara estábamos juntos,...

...ni la familia pasaba su mejor momento".

"En especial mi padre que, aún convaleciente,...

...sentía que la casa se le caía encima".

"Dieta, medicación, baja laboral, ejercicio...

...y precauciones que afectaban a sus hábitos, hasta los que no sabía,

...formaban parte de su día a día".

"Así que sin sus vinitos, sus pitillos...

...y sin su imprenta ni su revista mi padre no sabía...

...si iba a vivir más o si solo se le iba a hacer más largo".

Bueno, ¿entonces qué?

No sé qué decirte. Me ha pillado así, de sopetón.

Pero a mí no me parece mal cenar todos en el restaurante.

A Miguel y a mí nos haría ilusión. Que bajemos...

...al restaurante... Igual estamos más a gusto.

Se lo diré al tío. Mejor se lo digo yo.

Corre de nuestra cuenta. Luego bajarán Desi y Clara.

Ahí cabemos todos.

¿Nos juntamos todos? ¿Tú también? A ver qué dice el tío.

Sí. Mira, ahí está.

Buenos días, tío. Hola, buenos días, Paca.

¡Ay, ay! Joder, cómo se parece a mi hermano.

Solo que es más guapa.

Ay, no te enfades. ¿Cómo está hoy, tío?

Jubilado.

Bueno, me subo a casa. Venga. Adiós, cariño.

Voy a poner el café.

Adiós, Paca. Adiós.

Echa un poquito más, hombre. O pon leche.

Te pongo leche, café no puedes tomar.

¡Ay Dios!

Ya, ya lo sé. Paquita ha venido a decirnos...

...que tu hermano quiere que cenemos en el restaurante. Me parece bien.

Y a mí.

¿Qué es eso de cenar en el restaurante?

No me da la gana. Yo Nochebuena...

...la paso en mi casa. La Nochebuena...

...en mi casa, viendo la tele.

No me hace ilusión esa cena.

No puedo comer nada, no puedo beber, ni vivir.

Herminia, no me ponga los picatostes delante, que no puedo comerlos.

¿Adónde vas? A lavarme los dientes.

Mira.

¿Qué te parece?

Parece un cohete. Es de las mejores.

Y de las más caras. Es inglesa.

Mira la marca. ¿De dónde vas a sacar el dinero?

De lo que he ahorrado con las pagas.

No te quedará ni para pipas. No importa.

Quiero regalarle a mi padre algo importante para hacer las paces.

Un boli es mucho más barato.

A mí me gusta esta. Además, no compares.

¿Le gustará a tu padre? Si es preciosa.

Yo me aseguraría.

Es más caro que una corbata.

Bueno.

No ibas a aparecer por la imprenta hasta pasadas las fiestas.

Me paso un rato y les felicito. Es lo menos que puedo hacer.

No te conviene coger frío. Anda, quédate en casa.

Que no. En casa me pongo nervioso.

No tengo nada que hacer. Has olvidado lo que dijo el médico.

No me he olvidado. Lo tengo todo el día presente.

No puedo hacer nada. No puedo fumar,...

...no puedo tomar vino, no puedo preocuparme...

Me dice que no viva. No puedo vivir, eso me dice.

Anda ya. Por ir a la imprenta no pasa nada.

La imprenta va de maravilla. Ya.

Pero la imprenta es mucha imprenta. Tengo conocimiento de causa.

Ya.

Tienes que preocuparme menos por el trabajo...

...y preocuparte más por ti y más por mí.

Ah, ¿por ti? Sí, por mí.

¿Y quién se preocupa de mí?

No te escapes, que te conozco. ¿Qué dices?

Puerta

¿Se puede? Pasa.

Hola, papá.

Hola. Quería enseñarte algo.

A ver. ¿Te gusta esta pluma estilográfica?

¡Coño! Qué pluma más bonita.

Esta no la tiene ni Suárez.

¿No querrás comparte una? He perdido la mía.

¿Te crees que las plumas son chupachuses, que se compran así?

Si me podéis dar un poco del dinero...

Pues no. Aprende a tener una...

...y no perderla. Ahorra y te la compras. ¿Ves lo que vale?

¡Cuánto vale!

No seas tonto.

No me lo vais a dar, ¿no? ¡Que no!

Venga.

Venga, hombre.

¿Qué le pasa?

Es una tontería. Déjalo.

A mirar por la ventana. Anda, haz bicicleta.

Tiran petardos

¡Niños, ya está bien con los dichosos petardos!

-Te puedo dar 300 pesetas.

¿Y tú cuánto? -Sí, hombre. No tengo casi dinero.

Cuando me traigan lo de los Reyes,...

...os lo doy. Vamos.

Toma, 200 pesetas. ¿Qué le compro yo a mi padre?

Nada. Si te llevas bien con él.

-¿Cuánto tienes ahorrado? Pues 2000.

-¿2000? Encima estás forrado. -¿Qué pluma quieres comprarle tú?

-¡Está chalado! Esa pluma no la tiene ni el rey.

Teléfono

Alcántara Rotopress.

Hola, Tony.

Papá, ¿qué pasa? "Pues nada, hijo".

Aquí, haciendo nada.

Bueno no, me acabo de hacer casi 20 kilómetros...

...subiendo el Moncayo, no te digo más.

¿Cómo va todo por ahí?

Bien, bien, bien, papá. Aquí, sacando el trabajo.

Ya.

¿Es verdad o es para que esté contento?

"Van las cosa bien".

"Tú no te preocupes".

La seis.

Ya que llamas,...

"...debo hablar con los distribuidores".

Te lo comento luego. Voy a que firmes unos papeles.

Hagamos otra cosa mejor.

Cojo el coche y voy en media hora. "Ni se te ocurra".

No te muevas de ahí. Luego voy yo.

"Que sí, que sí". Bueno, adiós.

¿Y vosotros dónde cenáis?

Ayer vi a tu cuñado, que estaba encargando un pavo enorme.

Aún no sabemos dónde vamos a cenar.

A ver cómo está Antonio. Oye,...

...pues estupendamente. ¿Cómo lo sabes?

Tiene muy buena cara. Está ahí,...

...hablando con Tomás, el de la Juani.

-Tiene buena cara. -Muy buena. Se ha recuperado.

-Josefina,...

...pasa a hacerte el bigote. ¿Cuánto te debo?

Ven. Le he puesto una mascarilla. -La cojo yo.

Josefina, adentro. -Sí. Y se dice labio superior.

-Por favor, pase. -Sí, sí, sí.

Habrá ido a comprar el periódico.

Son 200.

Hemos subido un poco por ser Navidad.

-Buenos días, Valentina.

-Para usted, que no se pasa el día arrancando pelos.

Ojalá volviera la moda hippy.

Buenos días.

Buenos días. ¿Qué, se recupera?

Petardo

Joder.

Estos niños... No me acostumbro a los petardos.

Dígame, ¿no tiene el "Por Supuesto"?

El "Por Supuesto" no lo tengo.

Cervan no lo trae. ¿Cómo?

Es que no se vendía.

Ya.

Ya hablaré yo con Cervan. Feliz Navidad.

Igualmente. A pasar buena noche. Sí.

Una noche morrocotuda.

¿Cómo has bajado? Haberme dicho si querías algo.

No necesito nada. Vuelvo enseguida.

¿Ves tú como te escapas? ¡Será posible! ¿Adónde vas?

Voy a la imprenta y vuelvo ya. ¿Para qué? Si está tu hijo.

Está empantanado, Merche. He hablado con él...

...y me doy cuenta de que no le llega la camisa al cuerpo.

Petardo

¡Joder, de verdad! Será posible...

Toda la mañana así.

Hay cosas que o las hago yo, o nadie.

¿No pensarás ir en coche? Si no he olvidado conducir, sí.

No estás para ir en coche. Pero ¿por qué?

Porque te puede pasar cualquier cosa.

Te puedes dar un golpe, o que se te pinche una rueda. ¡A saber!

¡Cuántas cosas me van a pasar! Antonio.

Antonio. Pero ¿qué haces aquí?

El otro. Te he dicho...

...que si necesitas algo, yo te lo subo.

No quiero nada.

Voy un momento y vuelvo enseguida. ¿Adónde?

A la imprenta. ¿Qué?

¿Tú solo? Sí.

Te llevo yo.

No hace falta. Me quedo más tranquila.

Pascual, dile a Paquita que ahora vuelvo. Voy a la imprenta. Sube.

Venga. ¿Dónde vas?

¿No querrás conducir tú?

No sabía que te gustara. Es mi sueño.

Antonio, sube. Vuelve a la hora de comer.

Es importante comer a tus horas. Claro. ¿Cómo voy a faltar?

Ya me has empaquetado. No digas eso. Ahora llamo a Tony.

Tened mucho cuidado, que hay mucho tráfico.

Muchas gracias, señora. Buenos días.

Pues yo creo que es aquí.

Será. Sí.

Que sí, que sí, que es aquí. Vamos.

Ah, mira, Carlos. Es esta, ¿no? Sí, es esta.

-De cerca parece más grande.

-¿Puedo ayudaros?

Queríamos comprar la pluma.

¿Cuál? ¿La del estuche blanco? Sí.

¿Seguro?

¿Vosotros sabéis lo que cuesta?

De fabricación inglesa, de importación.

Sí, claro. -Lo vimos en la revista.

-Bueno.

¿Color?

-Hombre, conque pinte azul o negro...

-Digo el modelo.

-Ah. Ese. Dorado.

Como gusten los señores.

Vamos a ver.

Sí, aquí.

¿Me disculpáis un momento?

Buenos días.

-Buenos días. Estamos interesados en la lupa.

-¿La lupa? -Hay un juego...

...de lupa y bolígrafo.

Es quizá un regalo más completo.

Lo tienen, como ven, en varias calidades.

En madera, en plateado,...

...también en dorado.

Es un regalo más completo. -Déjame probarla.

-También tiene...

(RADIO) "Alerta por nieve. Una ola...

...de frío polar".

Menudo panorama.

Como para salir de casa.

Vamos a ver.

¿No decís que estoy delicado?

¿Estoy delicado o no lo estoy?

Al Bistró puedes ir en zapatillas. Estarás mejor que en tu casa.

Pero tú no quieres. No quieres.

Es la primera Navidad...

...que celebramos con Dianita.

Que ya lo sé.

Pero no me da la gana. No me da la gana.

No quieres y no quieres. Eso.

Podríamos cenar todos juntos en tu casa. Y no quieres.

Se te ha instalado la amargura en el corazón.

No me digas bobadas. No quieres venir tú.

No son tonterías. No quieres subir a casa.

No te alteres. No.

El que me altera eres tú.

Harás que me salga...

...el corazón por la boca. Anda, conduce, por Dios, pesado.

Antonio, en una hora te paso a recoger.

¿Me oyes?

Hago unas compras y vengo. Adiós.

¡La madre que lo parió!

Antonio.

¡Antonio!

Pero bueno...

Ya creías que te habías librado de mí, ¿no?

Es que no perdonas. Como buen explotador sin corazón.

¡Que ha venido el jefe!

¿Qué tal, señores? -Me alegra que esté mejor.

Muchas gracias.

-Está muy bien. Gracias.

-Qué alegría.

Me decían que estaban más preocupados por mí...

...que por la nómina.

¿A que sí?

Lleva a todos a calderas.

-Vamos, que ha venido el jefe.

¡Ay, Dios! Cómo echo de menos el olor a tinta.

Si lo vendieran en botella.

Voy a llamar a tu hijo. Espera.

Bien, Antonio. Bien.

Hay que darle tiempo, pero tiene madera.

Bueno. De tal palo, tal astilla.

-Mira que eres cabezón.

Tú sabes que esto del infarto...

...tiene alguna cosa buena.

¿Sí? ¿Cuál?

Venir y verte en tu sitio, con la revista y con la imprenta.

Gracias, papá.

Aunque solo sea por eso, ha merecido la pena.

Bueno, ¿y qué? ¿Pasamos o no?

Para. ¿Mamá sabe que has venido?

No empieces tú, Tony, no empieces, por favor.

Curro, que baje Bello Gil.

Quiero hablar con él. -Muy bien.

Son 3000 pesetas.

¿Cómo que 3000? En el anuncio ponía que eran 2500.

¿Sabes en qué época estamos?

-¿Nos va a estafar por eso?

-Cuidado con lo que dices. -Qué papo.

-Después de desprecintarla y sobre todo probarla,...

...comprenderán que no puedo vender una pluma usada.

Así que, abónenme las 3000 pesetas.

-¿3000 pesetas? -Sí.

Pues yo solo le puedo dar 2500. Es lo que ponía...

Alguien tendrá que hacerlo.

Es un especial resumen con el titular:

"1976: el año que cambió España".

-Cada revista sacará uno...

...sobre el año que cambió España.

-Hay buenas colaboraciones. -Sin pagar.

-Pues hay muchas más cosas.

Tenemos un suplemento sobre la vida del presidente.

Fotos desayunando,...

...jugando al tenis...

No lo ha hecho nadie. -Casi no hay anunciantes.

La distribuidora no renovará contrato.

Cada vez tenemos más devoluciones. Hay que vender la revista.

Si no, nos costará mucho cerrarla.

-Al revés, Tony, al revés. Este número nos sacará del hoyo.

Hay que arriesgar...

...y adelantarse a los demás. Vamos a ver.

Yo creo...

...que si no salimos, no sabremos...

...si hemos perdido o no la última oportunidad.

¿Doy la orden de empezar a tirar?

Adelante.

-Pues ya sabes lo que yo opino. Como soy el último en llegar, nada.

Hay que intentarlo.

Por cierto, tu madre me ha preguntado si esta noche...

...cenas con Juana.

No, no. Juana me ha llamado y va a cenar con su madre.

Ah, claro. Normal.

Puerta

-Buenos días. -Hombre.

-Antonio, a casa.

Es libertad condicional.

Vamos.

¿Qué tal, sobrino?

-Bien, bien. -¿Todo bien?

¿Te gusta el pavo relleno?

-Sí. -Te espero...

...en el Bistró. Hala, venga.

Muchas gracias, Tony.

-Venga, para casa. Me llevo esto.

-Vamos.

A ver, un momento.

Si no me das el teléfono, no salís.

No le puedo dar el número.

Tú eliges, chaval.

Si me das el número, llamo a tu padre. Si no,...

...a la policía.

Mi padre acaba de tener una angina de pecho. Le dará otra.

Ya. Y yo voy y me lo creo.

-Es verdad. -¡Quédese con la puñetera pluma!

-Puedo llamar a tu padre para comprobar...

...si es verdad. Necesito el teléfono.

¿Quién es?

Ya estoy aquí, Milano, sano y salvo.

Cariño.

¿Qué tal te ha ido? ¡Bah!

Los problemas no se resuelven solos. Anda.

La revista, claro. Parece que es el Apocalipsis.

Anda, dame un beso bien dado.

¿No te lo he dado bien? No.

Teléfono

Cógelo tú. Voy a quitarme el abrigo.

Vienes frío. Sí.

Dígame.

"¿Don Antonio Alcántara?". Es mi marido, sí.

¿Estuvo enfermo hace días?

Tuvo una angina de pecho. Ahora está estupendamente.

¿Con quién hablo?

Soy dueño de la tienda El broche de oro.

¿Cómo dice? ¿Conoce a Carlos Alcántara?

¿Qué es, del hospital? No, no. Es de una tienda de regalos.

Ah. Sí.

Tiene que pasar por aquí para abonar una pluma que su hijo ha estrenado.

Ya.

Claro, no, no. Lo entiendo.

No se preocupe, que ahora voy.

Muchas gracias.

"¿Sabe la dirección?". Sí, sé dónde está.

¿Qué pasa? Pues nada.

Tu hijo, que ha desempaquetado una pluma.

¿No la habrá robado? No, hombre. Qué cosas tienes.

¿Por qué te hacen ir?

Pues porque también la ha estrenado.

Si la ha robado, le arranco el brazo.

Tiene antecedentes. No te pongas así.

Voy contigo. No.

He dicho que no. Bastante excursión has tenido hoy.

Ahora vuelvo.

¿Qué es eso? Un cigarro.

Pero lo tengo aquí, sin encender. Que nos conocemos.

Merche, no tengo ni mecheros. Déjame ir contigo.

No.

Qué pesada es. Vuelvo enseguida.

Pues no que me quedo yo tranquilo aquí.

Aguanta, Antonio.

Tenga en cuenta que su hijo me ha pedido que sacara la pluma.

La he quitado el precinto y la ha probado.

No, no, si lo entiendo.

Pero llegaremos a un acuerdo.

Por supuesto. Verá.

Una pluma estilográfica...

...no es un bolígrafo. No puedo vender una...

...en estas condiciones. Si su hijo no puede...

...hacer frente al pago, responda por él.

Por supuesto. Siendo así...

Muy bien. ¿Cuánto es?

Faltan 500 pesetas. Son 3000.

Es una pluma de importación.

Lo mejor que hay. Ya puede serlo.

Desde luego. Dele un saludo...

...a su marido.

El corazón avisa una vez. Gracias.

A usted.

Felices fiestas. Gracias. Igualmente.

Menos mal que no ha venido tu padre.

No dijo que no se probara. Mira cómo está tu padre.

Este hombre es... ¡Oye! Felices fiestas.

Es hora de comer.

¿Te traigo el caldo?

Aguanto un poco, Herminia. Mejor esperamos.

Estarán en un atasco. Las horas que son y en Nochebuena...

O en comisaría.

Ay, hijo, qué cosas dices.

El heredero no me engaña. Ya estamos aquí.

Aquí están.

Venga, pasa.

¿Qué has hecho? Nada, nada. Ha sido una confusión.

¿Una confusión? Sin querer te has metido la pluma en el bolsillo.

Papá... Que no.

No sabía que no se podía probar. Ah, que no lo sabía.

Dime algo. ¿No será la pluma de esta mañana?

Sí. Lo que quería...

Qué caprichoso. Que no.

En la revista era barata.

No te quiero oír. Cállate la boca.

Lo siento. Me sale al revés.

Más lo vas a sentir. Se te quitarán las ganas de escribir a pluma.

No te excites. ¿Que no?

No es para tanto. ¿No os dais cuenta...

...de que se ha empeñado en la pluma?

No era para mí. ¡No me hagas levantarme!

Venga. Venga.

A tu cuarto. No salgas de ahí.

No quiero...

...verte por aquí. Y la pluma ni la olerás, idiota.

Dame un vaso de agua. Ya está bien, Antonio.

Que no ha sido para tanto.

Venga, respira.

Estoy bien, estoy bien. Si estoy bien.

Ya está. No te pongas así por una tontería.

No me engaña. Que no te engaña. Te explico yo.

¡Ay, por Dios!

"La Navidad,...

...la época de los buenos sentimientos,...

...de los regalos, de la gente sonriendo..."

"La vida es paradójica e injusta".

"Intentando regalar algo a mi padre, me gané un arresto domiciliario".

"Sin posibilidad de explicarme, humillado ante terceros,...

...el espíritu navideño me había abandonado".

"Mi única salida fue lanzarme a escribir".

"Y lo hice con más furia que nunca".

"La familia de don Antonio de Oriol y Urquijo sigue a la espera...

...de noticias y de posibles decisiones".

Qué mal lo deben estar pasando. Y sobre todo en estos días.

Se echa de menos a los que no están.

Si es que...

La verdura sin sal es imposible. No se puede comer. Es forraje.

¿Que es bueno para el corazón?

Te ponen más nervioso al verlo.

¿Qué hay de segundo?

Pues para ti una colita... De merluza hervida.

Como si fuera Viernes Santo.

(TV) "Ya está aquí".

-Mira, papá, los dulces que te gustan.

-"Doña Jimena".

-"Polvorones de almendra. Mi mejor conquista".

"Doña Jimena". Sí, hija. Pero me los han prohibido.

También le gustaban mucho al Cid.

Oye, Mercedes,...

...se me olvidó...

...decirte que cuando no estabais llamó Inés.

¿Ha llamado Inés?

¿Cómo no me lo has dicho?

Por no preocuparme, claro.

En esta casa todo se dice para no preocuparme.

Y me preocupa más.

¿Y qué te ha dicho?

La verdad es que no lo sé. Se oía lejos y había ruido.

No me enteraba de nada.

Que está lejos. Como está lejos, pues está lejos.

No te preocupes. Volverá a llamar.

Yo creo que sí,...

...llamará otra vez. Seguro.

En Semana Santa.

Ya, ya sé que corre prisa, sí.

No, no. A mí me parece una muy buena solución en principio, claro.

Mira, hablo con mi padre y en cuanto sepa algo, te llamo.

Muchas gracias.

-Tony, el primer ejemplar...

...para que lo vea tu padre.

Le animará. -Vamos a pararlo.

-¿Cómo? -Que pares la impresión.

-¿Hasta cuándo?

-Hasta que vuelva.

-Con estas cosas no se juega.

-Llame a Curro.

-Tony, vamos a ver. Te aprecio mucho y lo sabes.

Pero sin la orden de tu padre no paro nada.

-¡Curro! -Sí.

-Para las máquinas. -¿Cómo?

-¡Que las pares! -¿Quién lo manda?

-Nadie. Te lo estoy pidiendo yo.

-¡Parad las máquinas!

Pom.

Pom.

Pom.

Pom.

Pom. Pues suena muy bien.

Sí.

Como "El tamborilero" de Raphael.

Qué tonto.

Mira tú qué bien.

Que te vuelves a reír, hombre.

Ya lo echaba yo de menos.

Anda, ven.

Ven aquí, hombre.

Hombre, ven. A ver cómo me suena a mí.

No te aproveches de un anginoso. Me voy a aprovechar.

A ver cómo suenan...

...tus diástoles y tus sístoles.

¡Uff! Como una orquesta. Perfecto.

Pues eso. Cierra los ojos y descansa.

No quiero cerrar los ojos.

No quiero dormir ni nada. No puedo dormir.

No pienses en lo de Inés. Pues sí.

Le doy vueltas, le doy vueltas.

Ha llamado un minuto en 10 meses...

...sabiendo que yo estaba a punto de tener parcela en La Almudena.

¿Sabes que tu hermano ha rellenado un pavo para cenar?

Pues que le aproveche.

No digas eso. Hay que dejarse invitar.

Invita el que puede.

Todo el tiempo haciéndose de más. Viene aquí, a última hora,...

...a imponer reglas.

No, señor.

Es una noche muy especial. Sí.

De amor y de paz. Conozco perfectamente el villancico.

¿Y Tony y Juana sabes qué van a hacer?

Pues cada uno por su lado.

Y recién casados. Se veía venir. Desde luego.

¿Entonces qué le digo a tu hermano, que vamos o que no vamos?

Está el patio como para estar tranquilo.

Mis hijos no hacen más que darme problemas...

...y mi hermano rellena un pavo. Espíritu navideño.

No me da la gana. Venga.

No me da la gana. Y no me da la gana.

No me da la gana.

Prefiero quedarme en casa y comer arroz con un chorro de aceite.

Y me tomo un vaso de agua viendo a la Carrá, joder.

Hola. ¿Dónde está papá?

Durmiendo la siesta. Vamos a la cocina.

¿Qué pasa? Quiero hablarte.

Pero ¿pasa algo?

Escucha, mamá. Siéntate, es importante.

Verás.

Llevo días haciendo gestiones. Y me ha llamado...

...mi antiguo editor...

...porque su grupo quiere comprar "Por supuesto".

Eso es buena noticia.

Si vendemos la revista, nos quitamos un peso.

Eso es cosa de tu padre.

Hay que decidir ya.

Ellos tienen prisa.

Si sacamos este número,...

...sería un gasto absurdo. ¿Qué hacemos?

No decidiría nada en contra del negocio.

Lo sé. He dejado todo para ayudarle.

Claro que sí.

Quiero vender la revista.

Y quiero saber si tú me apoyas en esto.

Tu padre tendría que saber...

A papá no podemos cargarle esta responsabilidad.

Es una decisión que debemos tomar.

Si sale mal, será por nosotros.

Yo confío en ti, hijo.

Tú conoces muy bien...

...este negocio.

Haz lo que tengas que hacer.

Gracias, mamá. Va a salir bien.

Seguro. Me marcho.

¿No tomas algo? No digas a papá que he venido.

Ni se me ocurre.

Anda, vete.

Gracias. Adiós.

¡Ay! Qué susto me has dado, hijo. Pensé que eras tu padre.

No. ¿Me parezco o qué? ¿No estabas en tu cuarto castigado?

Pero me estoy meando. Hasta los presos pueden mear.

Pórtate bien, Carlitos.

No enfades más a tu padre.

Vamos a brindar, que es Navidad.

-Curro.

¿No ha llegado Tony? -Todavía no.

-Está hoy que muerde. -Normal.

Esto Antonio no lo consentiría.

-Es que perder el tiempo así...

Y el dinero, claro.

Y por un capricho del chaval.

-¿Qué chaval? Es el director gerente y el hijo del jefe. A callar.

Vamos a brindar.

Felices fiestas. -Feliz Navidad.

-Venga. Hombre, Tony.

-Paramos la impresión de la revista.

Bajo mi responsabilidad.

-Muy bien. ¿Seguimos con los calendarios?

-Marchaos a casa.

-Ya oís. A casa, a comer el turrón.

-Vamos.

-No veas cómo está el Bello Gil.

Buh, me voy.

-No sabes lo que estás haciendo, te lo advierto.

-Lo sé perfectamente.

-Desobedeces a tu padre.

-Es algo entre mi padre y yo.

-Yo no quiero tener nada que ver con esto.

Sobre la mesa voy a dejar mi dimisión como director.

-Tómate la tarde libre.

Te vendrá bien.

Nos vendrá bien a todos.

-Bueno, Curro.

-Feliz Navidad. -Feliz Navidad.

-Que lo pases bien con la familia. -Adiós.

"Pero no se llevó ninguno. Hubiera sido el cuarto Oscar del director".

"'Qué bello es vivir' se basa en una obra corta de Doren Stern".

¡Me cago en la leche! Otra vez ponen la misma en blanco y negro.

¿Para qué quiero tele el color?

Hay que joderse.

Carlos.

¡Carlos!

Ya puedes salir aquí fuera si quieres.

Te quito la mitad del castigo. A la calle no.

Pero te quito la mitad del castigo, hijo.

¿Me has oído?

Joder, de verdad... Hijo.

Carlos.

"Comprendo muy bien la ausencia de mi hermana Inés".

"Lo que no entiendo es cómo tardó tanto en marcharse".

"Si tuviera más dinero, yo también me iría lo más lejos que pudiera...

...para no volver ni pisar aquí, para no tener...

...que aguantar a mi padre".

¡La madre que lo parió!

Asqueroso.

Bueno, felices Pascuas. Adiós.

Qué horas de preparar la cena de Nochebuena.

Aunque no sé si esta noche cenaremos y en qué sitio.

A este paso, ni arriba ni abajo. Antonio ya ves cómo se pone.

Nos va a dar la misa del gallo. Quiero castañas.

Unas castañitas para mi niña.

Esta noche es Nochebuena...

...y mañana Navidad.

Saca la bota, María, que me voy a emborrachar.

Ande, ande, ande,...

...la marimonrena. Qué día con los petardos.

Es la Nochebuena.

¿Aquel no es el coche de Antonio?

¿Qué? ¡Anda!

No debería conducir.

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.

Saca la bota, María, que me quiero emborrachar.

Ande, ande, ande,...

...la marimorena.

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.

En el portal de Belén han entrado los ratones...

...y al pobre de San José...

...le han roído los calzones.

¿Qué cojones es esto?

¿Qué pasa?

¿Qué pasa?

¿Qué pasa aquí?

Han estado celebrando.

Pero si no han imprimido nada. ¿Este hijo mío es tonto?

Luego dicen que no me altere.

Luego dicen que no me altere.

¿Qué pasa, joder?

A ver.

¿Dónde está la prueba?

"El año que cambió España". Sí que va a cambiar España, sí.

Va a cambiar, sí.

Bueno.

Pues lo voy a hacer yo.

A ver.

Eso es.

Hala, hala.

Hala, hala.

Quieto, hombre.

Puerta

¡Me cago en la leche!

¡Va!

Puerta

Vamos a ver, hombre.

Que está cerrado. ¿No sabe qué día es hoy?

Precisamente por eso estoy aquí. Quería haber llegado antes, pero...

Ya no cogemos encargos. No, no.

Solo quería hablar contigo. Tampoco.

Si quiere hablar, venga el lunes.

El lunes hablamos de lo que quiera.

Ahora no tengo tiempo.

¡Dios santo!

Joder.

¿Cómo ha entrado aquí?

Cualquiera diría que no me quieres ver.

¿Nos conocemos?

Sí. Bastante.

1976, buen año, ¿eh?

Usted y yo no nos conocemos de nada. Fuera.

Perdona, perdona. Soy Florencio.

Bueno, tú me puedes llamar Floren. Yo soy...

...Antonio Alcántara. Salga.

Lo sé. Soy tu ángel de la guarda.

¿El qué?

¡Ay, perdona!

Te chocará un poco, ¿no?

Claro, me ves mayor. Pero soy un gran profesional.

Vamos a ver.

Igual necesita hablar con alguien, pero no ha acertado conmigo.

Salga fuera. Tengo muchas cosas que hacer.

Ya, ya. ¿El qué, imprimir la revista?

Sí, tengo que... ¿Tú solo?

No te va a dar tiempo.

Además, Tony ha decidido venderla. Bueno.

No te enfades.

Lo consultó con Mercedes.

¿Cómo sabe usted eso?

¿Te importaría tutearme un poco?

Además, se nos hace tarde. No podremos hacer todo.

Venga, ponte el abrigo y vámonos. Pero vamos a ver.

No voy a ningún sitio. Me está poniendo nervioso.

No seas cabezota. Carlitos va a tener razón.

¿Qué dice de Carlitos? ¿Por qué habla de mi familia así?

Venga, salga fuera.

Que soy una persona enferma y me estoy poniendo nervioso.

¡Fuera! Me dará más trabajo...

...de lo que yo pensaba. Salga fuera.

Te espero fuera.

¡Por Dios, váyase!

Timbre

¿Estás más tranquilo?

¿Dónde está mi coche?

No está. Ahora este es tu coche.

No, no, no. Mi coche es un Mercedes. No es este.

Eso era antes.

Pero en situación,...

...este es el mejor coche.

¿Qué situación? ¿Qué es eso de mi situación?

¿Quién ha puesto ese cartel ahí?

Los pusieron tus deudores cuando el banco te quitó la imprenta.

¿Qué me van a quitar? No diga tonterías. Eso son tonterías.

¿Quién es usted?

Ya te lo he dicho antes, tu ángel de la guarda.

Vengo a ayudarte.

Se te ha concedido...

...el ver el futuro tuyo y el de tu familia. Te acompañaré.

Esto ya lo he visto yo más veces en blanco y negro.

Estás trabajando para ganarte las alitas.

Antonio, eso son cosas de película. Os lo creéis todo.

Mis alas ya las tengo.

Bueno, a lo que íbamos.

Durante años,...

...te empeñaste en seguir con la revista.

Te endeudaste hasta perderlo todo.

Todo. Sí. Hasta el piso...

...que querías comprarte.

¿Y qué pasó con San Jenaro?

Bueno, bueno, poco a poco. Que acabamos de empezar.

¡Dios santo bendito!

Pero ¿por qué me pasa a mí esto? Si yo no... Yo no.

Bueno, tómatelo como un regalo de Navidad.

Venga, conduce tú.

Las llaves están en el bolsillo izquierdo.

Ese es Santiago Carrillo.

Ah, sí.

No han quitado los carteles de las elecciones.

¿Qué? Si le han detenido hace nada.

No. Eso fue en el 76.

Ahora se ha presentado a las elecciones generales.

Los comunistas.

Sí.

Pero no les ha ido muy bien.

Bueno, el que arrasó fue Felipe González.

¿El socialista? Sí.

Ese.

Pero vamos a ver,...

...¿en qué año estamos?

En el 82.

24 de diciembre de 1982.

No puede ser, no puede ser.

¿Cómo vamos a estar en 1982 y España siendo socialista?

Y carteles...

...de Carrillo por todo Madrid.

En España hay militares. No le dejarían.

Lo intentaron el año pasado,...

...pero no le sirvió de nada.

Al que no veo es a Suárez. ¿Dónde está?

Lo dejó en el 81.

Tengo un compañero mío que estuvo con él cuando le dio... Bueno.

Anda, anda, tuerce aquí, a la derecha.

Estamos al lado de donde vive Tony.

Venga. Ya lo sé.

Sigue en la buhardilla.

Bueno.

Así no hay que aparcar. -Le damos a la P.

¿Dónde está?

Y a la A.

Y a la P otra vez.

Y a la A. ¿Y qué hemos escrito?

-Papá.

-¿Qué escribimos más? -Abuela.

Toni.

-Tenemos que dar a la A, y la B...

-Antonio, no te puede ver.

¡Toni!

Después del desastre de la imprenta estuvo tiempo sin trabajar.

Ese es mi nieto, ¿verdad? Sí, es muy rico.

¿Como rico? Es igual que yo.

Bueno, rubio como su abuela.

-Muy bien.

-Tiene dos añitos.

-Cariño, escribe algo. A ver si tu padre se calla.

-Cómo se ha puesto tu madre. Mírala qué guapa.

-Juana es una gran artista.

-Ahora vamos a escribir: "Mamá es moderna."

Se llama Antoñito, verdad.

-Le pusieron el nombre de alguien a quien admiran y respetan.

-¿Quién es la cosa más guapa? ¡Mi Santiago!

Santiago.

-Bueno, ¿vamos a San Jenaro?

Son los punkies...

...con sus crestas de colores.

¿Cómo crestas? Pero ¿estos chicos...

...no tienen un padre que les diga que no se va así?

-El otro día ya te podíamos buscar.

-Bueno, bueno. Mira.

Froilán, el párroco. -Esto es otra Guerra Santa.

¿Qué le pasa? -Está un poco alterado...

...porque es la competencia. Testigos de Jehová.

-No respetan ni el nacimiento de nuestro Señor.

Que Dios nos coja confesados.

Jehová. -¡Hare krishna!

Cantan

Pero bueno, ¿estos chinos qué son, de Buda?

-No. Son los Hare krishna. También de la competencia.

Ah. Habría que ser tolerante...

...con la libertad religiosa, pero...

Esa es nuestra peluquería.

Sí. Ya no está Merche. Con el bache de la imprenta...

...vendió su parte a Pili.

Ahora ella es la dueña.

Matamulas.

Sí, Anselmo.

Acabó casándose con Valentina.

Ahora vive en el barrio.

Sí, se ha adaptado muy bien a los nuevos tiempos.

Con lo que era ese hombre...

Venga, a disfrutar.

-Qué a gusto estoy contigo.

¡Me cago en diola!

-Vamos. Vamos.

Hay que aprender de Valentina. Qué alegría de vivir.

Mira, son Pili y sus amigas.

La conozco desde que era así.

Qué Nochebuena tan buena, madre mía.

Juanchi, cierra tú.

Oye, os he dejado dabuti, ¿eh?

Con el nuevo a ti te voy a teñir con una naranja fuego.

Y a ti verde. Unas mechitas. A ver.

Lo que no entiendo es por qué todo el mundo se viste de mamarracho...

...y se echa a las calles.

-Mamarrachos, mamarrachos... Son nuevos románticos.

Románticos.

Para romántico Desiderio.

Desi.

Estoy en todas las televisiones.

Nos está grabando esa cámara.

¿Dónde?

Ahí. Esa pequeñita de ahí.

¿Por qué me veo en esas de ahí también?

Antonio, la técnica, la tecnología.

Ah.

Ya.

Desi vende ahora reproductores de vídeo y películas.

La gente se las lleva a casa y las ve muchas veces.

Es la primera tienda de vídeos del barrio.

El cine en casa. Sí, sí. Un acierto.

Siempre fue muy listo. ¿Estará?

-Quiero que las veas repetidas.

Si está con Ramón.

Leche, parece mi suegra.

-No, no, no, espera. Paso un poquito.

-Ahí, ahí. -Espera.

Un poquito para atrás. -Ahí está.

-¿Qué te parece?

Es el ejemplo...

...de la superación humana. Por este chaval no daba un duro nadie.

¿Sabías que Josete no es hijo natural de Desiderio?

Si es que la educación de ese muchacho ha sido un milagro.

¿Un milagro? ¿Tú me lo vas a decir?

Es un as del balompié. Ha llegado a los mundiales.

¿A los mundiales? Este año.

España ha tenido mundiales. Este verano.

-¡Ay, Señor, Señor, Señor!

¡Qué barbaridad! -Pero bueno...

Ese es mi coche.

Ahora es suyo.

Te he dicho que cojas las curvas despacio, y tú ni caso.

Se nota que fuiste taxista.

-A ver si es que estás embarazada. -¡Anda ya!

Te lo compró por hacerte un favor.

¿A mí?

Estabas en la ruina, Antonio.

-Baja a las niñas. Voy dando de mamar a esta.

-Venga, las niñas. Id bajando. Tú con papá.

Vamos, Antoñita. A ver, id bajando.

Una.

Dos.

Tres.

¿Dónde está Dianita?

Dianita, sal del coche. ¡Me cago en la leche!

¡Anda!

Y tú a ver si dejas de llorar. A quién habrás salido.

Tiene seis hijos.

-Faltan los mellizos. Ya.

-A comer hamburguesas. Así tocaremos a más langostinos.

Qué bendición.

¿Qué ha pasado con el Bistró?

Los nuevos tiempos, Antonio. Se llevan las hamburguesas.

Ah, filetes rusos.

Sí. Te pusiste pesado con el control del Bistró.

Y tu hermano quedó harto.

Se hizo con una franquicia de Burguer King.

Ya. Hamburguesas con tomate en un bollo de pan.

Un negocio redondo. Muy buena idea.

Y así te quitó de en medio.

¿A mí? ¿Me quitó de en medio a mí?

Sí. Porque, mira, perdona que te lo diga,...

...pero no había quién te soportase.

Eras insoportable, vamos.

Ya. Perdona.

¿Dónde están Carlos y Mercedes?

¿Dónde está mi familia?

¡Dios mío!

María, dame turrón.

-Yo te lo doy. Solo tienes que cogerlo.

-Ahí tienes a tu hija María.

Y a tu nieto.

Esa es mi hija María.

Pero mira qué guapa está.

Y ese es mi nieto Oriol.

Sí.

O sea, que Inés está aquí. No.

No. Inés no volvió nunca a España. ¿Cómo que no volvió?

Bueno, volvió...

...a dejar al niño con Eugenio una temporada.

Tuvisteis una discusión tan fuerte...

...que no os hablasteis más.

Perdiste una hija para siempre. ¿Para siempre?

-Bueno, vale.

Coge todos, menos este, que es el que le gusta a mi padre.

Entonces yo estoy aquí.

Estaos quietos, hijos.

Que vais a romper algo.

Herminia.

Está igual que siempre. Qué longeva.

Mamá, ¿te ayudo a poner la mesa?

Milano.

Qué guapa está.

Qué distinta.

Es feliz.

Cariño, ¿te falta mucho?

Ese soy yo.

No. Merche y tú os separasteis.

Bueno, más que eso, os divorciasteis.

No, no, eso no puede ser.

Aquí no existe el divorcio. Sí.

En 1982, sí.

Ah, 1982.

No, no puede ser, hombre. Arturo pierde aceite.

¿Cómo va a elegir a Arturo y me va a dejar?

Pues no perdería tanto aceite.

-¡Mamá! Este se quiere comer todo el turrón de papá.

Le está llamando papá.

Es que no puede ser. Desgraciadamente, sí.

-Muchas gracias, cariño. Venga, a la cocina.

Se han olvidado de mí.

-Bueno, te lo ganaste a pulso durante estos años.

¿Tan mal lo he hecho?

Desde que te dio tu angina de pecho,...

...te volviste un amargado,...

...un retorcido.

Y la que peor lo pasó fue Mercedes.

Pasó un calvario contigo. Ahora se está recuperando.

Que ya está aquí.

Carlos.

¡Cariño! Pero qué guapo está mi niño.

Pero qué bien te sienta.

Carlos. Abuela.

Cámbiate.

Voy a mi habitación.

Venga, sentaos. Venga.

¿Cómo me llevo yo con mi hijo?

Con Carlos.

Bien, ¿no?

Sí.

Ese diploma...

...lo ganó en un concurso literario.

Escribe muy bien.

¿Qué ha hecho?

¿Ya no le gusta escribir?

La verdad es que no, Antonio.

Desde que Tony...

...dejó de trabajar contigo, te obsesionaste con Carlos.

Decías que no permitirías...

...que la imprenta no fuese heredada por un Alcántara.

Pensabas que él...

...era tu última oportunidad. Aunque él decía...

...que quería ser escritor.

¿Y ahora a qué se dedica?

Bueno, digamos que al final ha optado por algo cultural.

Empieza a trabajar en la Consejería de Cultura.

Mi hijo Carlos es ordenanza de ministerio, como yo.

Bueno.

De algo que ahora se llama autonomía.

¡Carlos!

Voy, abuela.

¿Y yo dónde estoy, Floren?

Bueno, para eso...

...tenemos que avanzar un par de años más.

¿Qué es esto, Floren?

Al final,...

...tu corazón no pudo resistir tanta soledad.

Pasaste años amargos.

Te encerraste en ti mismo.

Y, poco a poco, fuiste alejándote de todos.

Te quedaste solo, Antonio.

Solo.

Muy solo.

-Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo.

Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo.

Solo. -Solo.

-Solo.

Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

-Solo. -Solo.

¡Papá!

¿Qué ha pasado? Papá, ¿estás bien?

¿Te encuentras mal? Tony, hijo, eres tú.

Claro que soy yo. Quién va a ser.

¿Estás bien? Sí.

Espera, espera. Sí. Sí.

Estábamos preocupados. Es Nochebuena.

¿Nochebuena de qué año?

De 1976, papá. ¿Cuál va a ser?

Ah, claro, de 1976. Claro.

Si estoy en 1976.

Papá, ¿estás bien?

Mejor que nunca. Mejor que nunca, Antonio.

¿Todo esto es por la revista?

Eh... No, no.

La revista está bien. Lo he visto. Está bien.

Esto es lo mejor para todos.

Ya lo sé, que es lo mejor.

¿Cómo? Que si hay que parar, se para.

Si quieres vender,...

...tú vende. ¡A tomar por saco la revista!

Venga, vámonos.

Es una noche importante. Estás raro.

No, no, raro no. Estoy vivo.

Es otra cosa. Vamos, vamos.

¿Qué ha pasado aquí? ¿Aquí? Nada.

He prendido las máquinas y ha pasado un ángel.

Vamos.

Si no va a querer, papá.

Pero vamos a ver, ¿quieres que me dé otra angina de pecho?

Espérate, que igual no está.

¿Que no está? Qué poco conoces a las mujeres.

Hola, Juana. -Hola.

Perdona que vengamos así. Es cosa mía.

Ya sé que no tengo derecho a meterme en esto.

Pero a veces estamos tan metidos en los problemas...

...que alguien nos muestra lo importante.

¿Tú me sigues?

Sí.

Claro. ¿Cómo no me vas a seguir? Claro.

Bueno.

¿Tú la quieres, hijo?

-Mucho.

Y tú, Juana, ¿le quieres?

-Le quiero.

Pues entonces ¿a qué esperáis?

La vida es demasiado corta para perder el tiempo con rencores.

Bueno, querrás ponerte guapa para venir.

Sí.

Yo me adelanto.

Tenéis un rato. Disfrutadlo. Pero no lleguéis tarde.

-Papá, gracias.

De nada, hijo.

Siento mucho todo esto.

-¿No has oído a tu padre?

La vida es corta.

Antonio.

Antonio. Feliz Navidad.

Feliz Navidad, hijo. Qué alegría.

Está más guapo...

...con la sotana, padre. Pero para el día que es hoy...

Aunque te diré que pienso en volver a pasarme...

...al clergyman. No cambie nada.

No cambie nada.

Feliz Navidad. Feliz Navidad, Antonio.

Feliz Navidad. -Feliz Navidad, Antonio.

Joder, qué desperdicio.

A ver, Desi, dime qué hago con un pavo de más de 12 kilos.

-Es grande. -Vaya.

-Congélalo y lo vas sacando a tapas. -No.

Hola, Miguel.

Antonio, te está llamando Merche todo el rato.

Está preocupadísima. Quiero decirte algo importante.

¿Qué querías? Que tenías razón en todo.

¿Que tenía razón en qué?

En que no importa que celebremos aquí la Navidad.

El año que viene la celebramos en la pradera de San Isidro. Es igual.

Lo importante es que estemos todos juntos.

Subo, aviso a Mercedes...

...y nos bajamos todos a cenar.

¿Qué te pasa? Joder, Antonio.

Es la primera vez que te bajas de la burra.

-Sí, señor.

La primera vez vez que da su brazo a torcer.

Ya sé lo que es importante. Qué tío.

Es la gente que te quiere.

-Miguelón, ¿qué hago...? Hola, tío.

Hola.

¿Pasa algo? No pasa nada.

El pavo lo comemos todos aquí. Prepara la mesa.

Yo invitaría también a los Desiderios.

-Si no os importa, es estupendo.

Y a Josete y a Clarita les encantará. Avísales.

Esta noche va a arder Troya.

De parte de mi hermano. Sí.

-Tío, qué alegría, de verdad.

¿No le importa?

-No. No le importa. ¿No ves que no?

Subo a casa.

Ah, otra cosa.

Otra cosa. No quiero que se me olvide.

Vamos a ver.

¿Me perdonas por decir que eres flojo...

...tantas veces?

No, Antonio, no me importa. Vamos, me gusta.

Bueno, retiro lo de asqueroso.

No eres ningún asqueroso, eres mi hermano.

¡Bah!

Venga, prepara eso.

Vamos.

Vamos.

-Voy, voy, voy.

Voy, voy, voy. -Paquita, el pavo.

Hola, papá.

Hola, reina mora.

Mira, los que te gustan. ¡Anda!

A buenas horas, Antonio.

Feliz Navidad.

Deje eso. Vamos al Bistró.

¿Vamos al Bistró? Sí.

¿Con los tíos? Sí. A cenar,...

...a cantar y a bailar. Que es Navidad.

¿Dónde te has metido, Antonio? Hombre...

Estaba en un pozo muy negro.

¿Por qué dices eso?

Y le van a empezar a ir dando morcilla al dinero, a la revista...

...y al cambio de casa.

A esto también.

Y a todo lo que me impida...

...pasar todo el tiempo que me resta junto a ti.

Que es lo único que me importa.

Te quiero,...

...porque yo solo sé quererte a ti.

Solo sé quererte a ti. Y yo a ti.

Abuela,...

...papá y mamá son novios.

Eso parece, hija.

No lo olvides. Cómo me voy a olvidar.

Hombre.

Sí, sí.

Heredero.

Toma, para ti.

Era para ti.

Ahora te la regalo yo a ti.

Para que puedas escribir.

Para ser escritor,...

...que es lo que te hace feliz.

Sin tener que cargar con ningún problema de nadie.

Sobre todo de mí.

No te fijes tanto...

...y mira para delante.

Y escribe, que lo haces bien.

Te quiero mucho, hijo.

Vamos. Venga.

Bueno, ¿nos cambiamos para bajar al Bistró?

Vale.

Vamos, María.

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.

Saca la bota, María, que me voy a emborrachar.

Ande, ande, ande, la marimorena.

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.

¡Vamos, alegría!

Ande, ande, ande, la marimorena.

Una gota al menos para brindar.

No puedo beber, me lo han prohibido.

-Llevas una racha... Este cualquier día...

...se queda como un pajarito. -A ver.

Escuchadme. -Atención.

-Escuchadme.

Debo contaros algo.

Este año nos ha pasado de todo.

Ha habido bodas, nacimientos,...

...bautizos, referéndum, una angina de pecho...

Un año movidito que acabará bien.

Gracias a Dios.

Y a la Seguridad Social.

Pero quería deciros...

...otra cosa más importante.

El año que viene celebramos esto todos juntos.

Pero seremos uno más.

Porque mi Paquita va a tener otro niño.

¡Pero bueno! -Enhorabuena, Paquita.

Qué callado te lo tenías.

Un momento, un momento.

Esto se merece el brindis de la noche.

Vamos a ver.

Por mi sobrino, me da que será niño.

Y del Atleti.

Qué le vamos a hacer. Porque seamos muy felices...

...y porque por fin el año que viene podamos estar aquí todos juntos.

Por la familia.

-Por la familia. -Por la familia.

-Chin, chin.

-Por la familia.

-Feliz Navidad.

-Feliz Navidad. Feliz Navidad.

Muchas gracias. ¿Gracias a mí, por qué?

Si no es por ti... No sé cómo agradecértelo.

No tienes que agradecerme nada. No he hecho nada.

Bueno, sí.

Puedes agradecérmelo de una manera. Si tenéis...

...un niño, porque me da...

...que será niño...

Le llamaremos Antonio. No.

Quiero que no le llaméis Santiago.

-¿Santiago?

¿Y por qué Santiago?

Por Santiago Carrillo.

-¿Qué dices?

¿De qué os reís? Le han detenido.

Ah, no os preocupéis.

Ya veréis a ese que han detenido...

...cuando salga.

¿Que estaba diciendo?

Que no llamáramos Santiago a nuestro hijo.

Por Carrillo.

Buenas noches.

Bueno, no lo he hecho tan mal, ¿no?

"Y así pasó la Navidad de aquel año 76".

"Un año que cambió a nuestro país".

"Pero, por suerte, no cambió a nuestra familia".

Cuéntame como pasó - T10 - Capítulo 179

25 dic 2008

Las Navidades para Antonio tienen este año un sabor agridulce. Todavía tiene muy presente la angina de pecho que sufrió, y sabe que tiene que cuidarse. El problema es que necesita reposo y la inactividad hace que esté de mal humor todo el día. Confía en su hijo Toni, que ahora es el que se ocupa de todo, pero le cuesta delegar. 

 Por su parte, Toni no acaba de ponerse al día con el negocio, y más aún teniendo en cuenta que la revista ¿Por supuesto¿ cada vez se vende menos ;por eso, aconsejado por su madre, tomará una decisión importante. 

 Mercedes está pendiente de Antonio en todo momento e intenta que se quede en casa para recuperarse. Por eso cuando Paquita y Miguel insisten en que el día de Nochebuena cenen todos en el bistrot y Antonio se niega, Merche prefiere no insistir para no enfadarle.

 Antonio, más desencantado que nunca por las navidades, recibe la visita de alguien que le conoce muy bien, y gracias a sus consejos le hará ver que si no cambia de actitud al final su familia va a acabar dándole la espalda y se quedará solo.

ver más sobre "Cuéntame como pasó - T10 - Capítulo 179 " ver menos sobre "Cuéntame como pasó - T10 - Capítulo 179 "
Programas completos (371)
Clips

Los últimos 2.717 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos