Crónicas La 2

Crónicas

Cada dos miércoles a las 23.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5679544
Para todos los públicos Crónicas - Virus, amenaza permanente - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

"En el siglo XXI, Internet comunica al mundo

manipulación genética e inteligencia artificial

no son ya ciencia ficción.

Es el tiempo de las redes sociales, de la revolución

y el control de la información a nivel global.

Hemos conseguido viajar a lo más lejano

y observar también lo más diminuto.

Pese a todo,

un pequeño organismo que nos acompaña desde siempre

puede cambiar nuestras vidas y la historia."

(Música)

"Es un laboratorio de alta seguridad biológica

en el centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

Diseñado para el manejo de agentes biológicos

que causan enfermedades infecciosas

potencialmente letales para el ser humano.

Aquí se manipulan con estrictas medidas de seguridad

todo tipo de microorganismos,

algunos genéticamente modificados, cultivos celulares,

endoparásitos humanos o de animales,

elementos que pueden originar infecciones, alergias y toxicidad,

entre ellos los virus."

Cuando un virus causa patología,

lo que suele ocurrir son virus que han saltado de otro animal,

de un hospedador diferente al hombre.

Cuando hay un salto de hospedador,

viene acompañado normalmente de un aumento de virulencia.

Y esto lo estamos viendo ahora con la pandemia del COVID-19.

Es decir, salta al hombre,

el virus no ha aprendido cómo manejar

esta situación de equilibrio, de "te infecto,

pero no genero demasiada patología",

y hasta que el virus evolucione suficientemente

y se adapte al hombre,

causa una pandemia y un problema enorme y muchas patologías.

Pero eso es la excepción.

Los pocos virus que causan patologías son la minoría.

El problema es que, claro, cuando ocurre,

nos genera un problema muy importante.

"Hoy sabemos que han existido siempre

y han convivido con los humanos.

Las grandes enfermedades infecciosas provocadas por microorganismos,

algunos de los cuales, como los virus,

no se les pudo poner cara

hasta el desarrollo del microscopio electrónico.

Han marcado la historia y su discurrir:

epidemias y pandemias,

guerras, batallas, fronteras entre países.

Los humanos se movían

y también los parásitos que habitaban en ellos.

Peste, tifus, gripes,

nombres que estigmatizaban y provocaban temor

con solo nombrarse.

También la viruela,

que dejaba marcados de por vida a aquellos a quienes no mataba

llevaba siglos diezmando poblaciones."

Muchas veces estudiamos la historia o siempre estudiamos la historia

a través de los movimientos sociales,

de las guerras, incluso a través del arte.

Sin embargo, creo que también podemos hacerlo

a través de las pandemias,

de las pandemias que han provocado virus y bacterias.

El mundo cambia muchísimo cuando pasa una pandemia

porque el mundo...

Porque una pandemia, primero, nos confina muchas veces,

otras veces nos hace cambiar totalmente de comportamiento,

otras veces nos hace focalizar

en nuestros recursos en algo determinado.

Y eso hace que toda la humanidad cambie.

"En Galicia, recién estrenado el siglo XIX,

un viaje al continente americano

iba a cambiar muchas cosas en la historia.

Con el nombre de Real Expedición Filantrópica

de la vacuna en noviembre de 1803,

partida del puerto de A Coruña, la corbeta María Pita.

Tripulación, médicos, equipo sanitario,

una mujer y 21 niños que serán los encargados

de llevar la recién descubierta vacuna de la viruela

a los territorios de ultramar.

Un hito para la historia de la medicina y la salud.

Un viaje sin igual para esos niños de portarán en sus brazos la vacuna

y una parte de la historia desconocida e incompleta."

La originalidad fue darse cuenta

de que la forma de llevar la vacuna sería mantenerla, digamos,

en la piel de personas

que nunca han estado expuestas al virus.

Durante esa travesía,

fueron pasando el virus de brazo en brazo

y consiguieron llevar la vacuna activa hasta Sudamérica,

si no, no hubieran podido llevarlo.

Y eso fue realmente la originalidad.

Y además que es la primera vez

que se hace una expedición de este calibre, de este tipo,

en el mundo, jamás se había hecho algo así.

Para mí,

lo más significativo de la expedición filantrópica

de la vacuna

es la aportación de dos personajes claves.

Por un lado, los niños y por otro lado Isabel.

Estamos hablando teóricamente de la mayor aportación de este país

a la historia de la medicina, como mínimo.

Y sin embargo,

los pilares fundamentales de esa expedición

son una madre soltera

procedente de una familia pobre

y por el otro lado están los niños,

sin niños no hay vacuna y sin vacunas no hay expedición

ni real ni filantrópica,

estos chavales eran el sector más desfavorecido de la sociedad.

Eran expósitos abandonados en el anonimato por sus padres,

abandonados en la clandestinidad de un torno.

"La viruela existía desde siempre.

Incluso se han encontrado restos

en momias egipcias del siglo III a.C.

Con brotes periódicos,

se fue propagando por distintos lugares,

provocando gran número de muertes y también ceguera

y cicatrices en muchos de los que sobrevivían a ella.

Causada por el virus variola virus,

era una enfermedad devastadora en el siglo XVIII."

Si me dices "vacuna de la viruela",

pienso en una palabra, "Eureka", en esa palabra

que parece que se da con un gran descubrimiento

y que va a cambiar todo,

va a cambiar cómo nos podemos enfrentar a una enfermedad.

También se me ocurre pensar en un hito, un antes y un después.

En una inmunología antes y después de la vacuna.

"Un virus, científicamente hablando,

es un agente infeccioso microscópico acelular.

Solo puede multiplicarse dentro de las células

de otros organismos para tener, por decirlo así, vida propia.

Están constituidos básicamente por material genético

e infectan a todo tipo de organismos.

Se hallan en casi todos los ecosistemas de la Tierra

y son el tipo de entidad más abundante.

También son los más diminutos

y aunque no todos los virus provocan enfermedades,

cuando esto ocurre, los antibióticos no pueden hacer nada frente a ellos,

lo que sí ocurre con las bacterias."

Un virus tiene muchas posibles definiciones,

una de las que me gusta es

la de un problema envuelto en proteínas.

Realmente los virus son microorganismos,

agentes infecciosos, acelulares que necesitan la maquinaria celular

de otras especies,

de otros individuos para poder reproducirse,

entre ellos, los humanos, pero no exclusivamente.

-Los virus son muy importantes

desde el punto de vista de la salud pública,

porque son una de las causas más importantes,

suponen el 40 % de las enfermedades infecciosas emergentes

y para darnos una idea, en los últimos años,

bueno, aparte de ahora este coronavirus, virus RNA,

tenemos el virus del ébola, que también es otro virus,

el virus del Zika, el virus de chikungunya, el virus del dengue,

gran cantidad de virus

que están provocando enfermedades continuamente,

la gripe y las que tenemos todos los años

y las pandemias de gripe que sufrimos de vez en cuando

son todas producidas por virus.

"Los científicos y los responsables de salud pública llevan años

hablando de enfermedades infecciosas emergentes.

En 2003 la OMS definió como amenaza mundial para la salud

el virus de la gripe aviar H5N1,

una cepa que podría tener una capacidad única

para causar enfermedad grave

con elevada mortalidad en el ser humano.

Este virus afectó ese año a poblaciones de aves de corral

de muchos países de Asia, Oriente Medio, Europa y África.

Más de 100 personas que estuvieron en contacto directo

con aves infectadas fallecieron.

Más de 200 millones de aves murieron o tuvieron que ser sacrificadas.

En la población las dudas sembraron también el temor

ante el consumo de carne de aves

y ante la posibilidad del contagio entre personas.

En 2009 se empezó a hablar de otra nueva gripe,

la gripe porcina.

En junio de ese año la Organización Mundial de la Salud

la declaró como pandemia.

Los científicos hablaron de la peor amenaza

de salud pública de los últimos 40 años.

La infección del virus H1N1 comenzó en México

y se extendió primero

a Estados Unidos y Canadá y más tarde a Europa.

En algunos países se cerraron escuelas

y se decretaron confinamientos.

En otros se lanzaron campañas sanitarias

y se aceleró la producción de antivirales.

Incluso las farmacéuticas produjeron rápidamente

una nueva vacuna de gripe porcina.

Pero el virus resultó ser mucho menos letal

de lo que inicialmente se temió.

Y en el 2014 llegó la crisis del ébola,

como otras enfermedades infecciosas y de nombre exótico,

hasta entonces parecía relegada a países pobres,

a lugares donde la sed,

el hambre y las condiciones higiénicas

siguen siendo el problema.

Pero esta vez el virus se hizo presente

en nuestro mundo acomodado y aséptico.

El miedo al virus y a la epidemia llegó por avión

y guardó en nuestra retina estas imágenes.

En agosto y septiembre de ese año,

el Gobierno español repatrió a dos misioneros españoles

contagiados en Liberia y Sierra Leona

para recibir aquí tratamiento.

Pero ambos fallecieron a los pocos días de su llegada.

Una de las auxiliares de enfermería

que atendió al segundo misionero resultó contagiada.

Todos pudimos seguir día a día su evolución y tratamiento,

que pasó por momentos muy críticos.

Y casi por primera vez oímos hablar entonces de trajes de bioseguridad,

seguimientos activos de contactos y protocolos de seguridad."

Aquí en Europa tenemos ciudades muy grandes,

pero si uno se va a China

tienen muchísimas ciudades de 10, 15, 20 millones de personas

que están muy concentradas en unas zonas restringidas.

Es lo que ha pasado, por ejemplo, en Wuhan.

Wuhan es una ciudad que dependiendo de qué consideres el núcleo central,

pues dicen que tiene 11 millones,

pero si considera los alrededores tiene 15, etcétera.

Entonces, cuando un virus emerge,

la diseminación es muy fácil,

sobre todo, si es un virus como este último

que te puede infectar durante 14 días,

tú no te enteras, que eres asintomático

y cuando se van a dar cuenta

ya lo has repartido por todas partes.

"El periodista e historiador Antonio López Mariño

lleva casi 20 años buceando en archivos

y bibliotecas para contar desde otra perspectiva

la real expedición filantrópica de la vacuna de 1803."

En las investigaciones, por ejemplo, buscando Isabel,

yo revisé todos los padrones de vecinos desde 1750 hasta 1810.

Por ahí no aparecía Isabel por ningún lado.

Y no solo es que no me apareciese Isabel,

sino que tampoco aparecía el apellido Zendal, es decir,

no había ninguna familia Zendal asentada en esa ciudad.

Nunca encontré nada y de repente, en un estadillo de 400 enfermos,

me voy a encontrar a una María Zendal Gómez,

hija de Jacobo y de Ignacia, natural de Santa Mariña de Parada.

A partir de ese dato, es posible reconstruir la historia.

Ninguna de mis aportaciones hubiera sido posible

sin los investigadores anteriores

o sin otras ayudas colaterales que tuve,

la más fundamental fue una monja que me dice,

cuando yo intentaba hacer un reportaje sobre expósitos,

me dice: "Si usted quiere hacer algo por los expósitos,

¿por qué no le cuenta al mundo lo mejor que estos niños

han hecho por la humanidad,

que fue llevar la primera vacuna

que se conoció en la historia desde A Coruña hasta América?".

Pensé que me hablaba en malayo,

no sabía de qué me estaba hablando ni de qué primera vacuna se refería,

ni si contra la viruela había vacuna.

¿Que esto había acontecido hace 200 años

y protagonizado por expósitos?

Estaba en babia total,

absolutamente en babia con esta información.

Y a partir de ahí, dije: "Esto no es posible,

¿y todo esto ocurre en mi ciudad

y yo ni nadie en esta tierra sabe nada de esto

y no forma parte de la memoria colectiva de esta ciudad?".

Imposible. Habrá que intentar sacar a flote esto.

"Entre 1964 y 1965,

Estados Unidos sufrió una epidemia de rubeola que, además de muertes,

dejó secuelas en muchos niños y adultos.

Hoy la vacuna de la rubeola forma parte de esa triple vírica

que los pediatras están acostumbrados a recetar.

El profesor Stanley Plotkin,

conocido como 'padrino de las vacunas',

fue el descubridor de la actual vacuna de esta enfermedad."

El mundo como lo conocemos es un lugar peligroso.

Continuará habiendo microorganismos que nos ataquen.

Ha ocurrido desde que empezó la civilización humana

y va a continuar.

Necesitamos maneras de desarrollar nuevas vacunas de forma rápida

y una de las cuestiones que he propuesto yo

y otros es que empecemos a desarrollar vacunas

frente a agentes microbiológicos

que no necesariamente causan enfermedades ahora mismo,

sino que nos preparemos para la posibilidad

de que se conviertan en epidemias.

-Indudablemente, las vacunas, aunque es una frase muy repetida,

es probablemente el avance más importante

en la historia de la medicina

y globalmente es una perspectiva de salud universal,

junto con la potabilización del agua en la medida

en que más vidas ha salvado y sigue salvando.

Estamos viendo el mundo a falta solo de una de las vacunas

y muchas veces la gente no es consciente

de que si no tuviéramos las vacunas que tenemos,

las enfermedades que estamos evitando gracias a la vacunación,

volverían inmediatamente y son mucho más letales

y todavía más peligrosas que el propio SARS-CoV-2.

Lo que pasa que ahora nos preocupa lo que estamos viendo

con las consecuencias dramáticas que para la población está teniendo.

Pero esas otras enfermedades que no estamos viendo

gracias a la vacunación frente al sarampión, etcétera,

nos permiten efectivamente

que enfermedades que pueden ser tan letales

y causar tantas bajas y tantas secuelas como digo,

el sarampión o la rubeola,

más incluso de lo que podría ser el SARS-CoV-2

no los vemos gracias a que disponemos de vacunas

que utilizamos.

Por tanto, las vacunas sin duda son el hallazgo,

la herramienta más importante que, como sanitarios,

como profesionales médicos,

podemos disponer en la lucha frente a cualquier microorganismo

y específicamente frente a los virus.

"Terminado el recreo, los escolares vuelven a clase,

pero esta es una clase especial, mucho más dulce que los demás días.

Ahí están los terrones de azúcar esperándoles, uno para cada uno."

La introducción de las vacunaciones sistemáticas

que en España va a tener lugar en el 63-64,

las vacunaciones en la infancia; difteria, tétanos,

tosferina y polio que es con lo que se empezó

y luego fueron ampliándose con rubeola, sarampión,

bueno y hasta el calendario actual

de vacunación permitieron pegarle un hachazo a la morbilidad.

Vemos las estadísticas de morbilidad

cómo había unas cifras muy elevadas,

empieza la vacunación y, ¡pum!

Se caen las estadísticas de morbilidad y por supuesto,

las de mortalidad.

Han supuesto una mejora importantísima

para la salud de los niños y luego, por tanto,

para la salud de generaciones y generaciones

y de todos los países en donde se llevan a cabo las vacunaciones.

Hoy en día hay desde hace unos años

unos grupos de detractores de la vacunación

que sin sentido, sin sentido,

se oponen a que sus hijos se vacunen

e incluso difunden informaciones que no han conseguido

en ningún caso demostrar de posibles efectos secundarios

terribles que ocasionan las vacunas.

-Este debate sobre si las vacunas son buenas o malas o necesarias

es un debate que se da solo en países que no ve morir a niños

por sarampión o por otras enfermedades vacunables.

Este debate no lo encuentras en los campos de refugiados,

donde hemos vacunado de difteria, una enfermedad muy desconocida,

pero que ellos entendieron claramente que la vacunación era

lo que podía proteger a su comunidad.

Y no lo ves en países como Congo o como Siria,

donde ha habido desde que empezó el conflicto,

ha habido epidemias de polio, de sarampión,

de tosferina y de todas las enfermedades vacunables

porque los sistemas de vacunación colapsaron

y se paralizaron en gran parte del país.

Este debate no existe.

Tú llegas, ofreces un servicio y la mayor parte de la gente

está deseando que llegue un equipo de vacunación,

porque pueden estar dos años sin ver a un equipo de vacunación.

Yo creo que el debate deberíamos centrarlo en la salud pública.

Cuando tú decides no vacunar a tus hijos,

que tienen derecho a la protección

y que tú como padre eres el garante de ese derecho,

estás decidiendo por tu hijo,

pero además estás decidiendo por toda la sociedad,

porque la disminución de la cobertura

afecta a toda la sociedad.

Y hay niños que están con quimioterapia,

niños con leucemia,

niños trasplantados que no se pueden vacunar

y que disminuyendo la cobertura los estamos dejando desprotegidos.

Es decir, no es una elección solo personal,

es una elección de salud pública.

"Gracias a las campañas de vacunación,

el virus de la viruela dejó de ser un problema.

En 1980,

la Organización Mundial de la Salud declaró

oficialmente erradicada esta enfermedad infecciosa,

la que más personas había matado a lo largo de la historia.

La primera vacuna que se desarrolla

y ya a principios del siglo XIX

ya está en las colonias americanas,

que en aquel momento Bogotá sufre una epidemia de viruela importante

y están pidiendo a la Corona a través del Consejo de Indias

que les envíen la vacuna.

Y fue por eso por lo que Carlos IV

y que además su mujer había sufrido la viruela

y había perdido la dentadura,

porque no solo mataba al 30 % la viruela,

sino que a la tercera parte de los que no mataba

los dejaba ciegos y los dejaba sin dientes.

O sea que las consecuencias eran terribles.

Se decía que una un hijo no era de su madre

hasta que hubiera pasado la viruela

y que uno no sabía con qué rostro quedaría

hasta después de pasar la enfermedad.

-La primera vacuna fue la vacuna de la viruela,

que se obtuvo de vacas, y por eso se le llamó "vacuna".

Eso lo introdujo Jenner hacia el siglo XVIII

y en realidad hay

varios factores interesantes en esto.

El primero es que la primer vacuna que encuentra el hombre

contra un virus

la encuentran sin saber siquiera lo que es un virus.

Ellos sabían que había una lesión que se transmitía,

pero no entendían lo que era un virus,

no conocían lo que conocemos ahora de formación de los virus

que tiene una cápsida, un genoma, etcétera.

la primera vacuna surge, digamos, por observaciones de Jenner,

que ve que este virus atenuado protege contra un virus

más infeccioso que la viruela, mucho más patogénico.

-Los movimientos antivacunas no acaban de nacer ayer.

La expedición se tiene que enfrentar duramente a resistencia

y resistencia por parte de dos élites muy privilegiadas.

Por un lado, había sectores médicos a los cuales les resultaba

inconcebible el hecho mismo de la vacunación.

Por ejemplo, su argumento era: "Señores,

estamos en el siglo de la razón, estamos en el siglo de las luces,

estamos en el tiempo de la Ilustración.

Y ustedes pretenden convencerme a mí

de que la mejor manera de salvar a un ser superior

es infectándolo con un ser inferior,

y que además tiene que estar enfermo".

Había clase médica que pensaba de esa manera,

y por otro lado estaba la élite religiosa,

que aunque también había muchísimos obispos ilustrados

que estaban a favor de las vacunaciones,

también había mucho estamento clerical que decía:

"Uy, ¿a dónde van ustedes?

¿No saben que las epidemias son avisos que nos manda el Señor

para que retomemos el camino de la verdad?".

-Los virus son las especies más abundantes en la naturaleza.

Podemos decir que tenemos más virus que estrellas en el universo.

Podemos decir también que los virus

es la especie más abundante en los océanos.

Podemos decir que aproximadamente 10 multiplicado por 30 ceros

son el número de virus que hay en los océanos.

Podemos decir también que conocemos unos pocos nada más,

y podemos decir que los virus están con nosotros prácticamente

desde que los seres vivos ocupan este planeta.

-Los virus, morfológicamente hablando, son muy atractivos.

Hay de todos los tipos,

los hay que tienen una estructura de cosa geométrica perfecta,

un icosaedro perfecto.

Luego hay otros que son más o menos esféricos, pero que no son rígidos,

porque la envuelta es una bicapa lipídica

que es flexible

y entonces pues tienen un polimorfismo.

Pero hay virus de las bacterias

que solemos llamar "bacteriófagos",

que son una historia preciosa.

Tienen unas proyecciones como si fueran patas

tipo araña que utilizan para fijarse a las bacterias

y hacer una flexión de hincarles una aguja

para poner el ácido nucleico dentro de la bacteria,

pero los hay que son filamentos muy largos.

La variedad de morfologías es tremenda.

-Los virus son los elementos más abundantes que tenemos

en los ecosistemas en el planeta

y los virus se llevan con nosotros desde el principio de la evolución.

La primera vez que hubo una célula, una bacteria

capaz de replicarse, ya tenía un virus acompañante.

Han estado siempre ahí y no solamente han estado ahí,

sino que además son muy abundantes.

Es decir, siempre ponemos el ejemplo

de que un litro de agua de mar

tiene mil millones de partículas virales.

Está en todas partes, en nuestro propio cuerpo humano

es un ecosistema de células humanas

y portamos millones de virus en nuestro cuerpo.

-Bueno, los coronavirus se llaman así

porque cuando uno los ve con el microscopio electrónico,

parece que tienen una corona.

Las coronas por lo general tienen unas proyecciones hacia arriba,

como podemos ver en la historia antigua de todos los países.

Sucede que la gente se cree

que un virus mata si te infecta y crece mucho en tu organismo,

pero eso no es así.

Un virus te mata, por lo general,

si tienes lo que llamamos genes de virulencia,

entonces el hecho de haber creado este sistema

que permite hacer ingeniería genética

con el genoma de unos coronavirus

te permite quitarle uno a uno cada uno de sus genes

y ver cuándo el virus se atenúa

y un virus atenuado es un candidato a vacuna.

"La real expedición filantrópica de la vacuna fue un proyecto único

y revolucionario en su tiempo.

Al frente estuvo el médico español Francisco Javier Balmis,

financiado con fondos públicos por el rey Carlos IV,

que ya había perdido una hija por la viruela.

El objetivo no era solo la vacunación.

La vacuna tenía que seguir viva

en aquellos lugares para prevenir futuras epidemias."

Quien mejor define la importancia de la expedición es Jenner,

el inventor y descubridor de la vacuna,

cuando dice que no se imagina que los anales de la historia

nos proporcionen otro ejemplo de filantropía tan noble

y extenso como este.

Se está refiriendo a que son los nueve años de vacunaciones

altruistas para todo el mundo,

sin distinción de sexo, religión, clase o género.

Esos nueve años de vacunaciones son los que convencen al mundo

de que la inmunización, la vacunación,

la inmunización preventiva,

infectarte del mismo mal en dosis atenuadas que quieres combatir,

es el remedio perfecto contra las epidemias

que asolaban la humanidad.

La expedición filantrópica de la vacuna

es la primera campaña mundial de vacunación

de la que nos tenemos que sentir muy orgullosos los españoles.

Se circunvaló el mundo llevando la vacunación

frente a una enfermedad tan terrible como la viruela,

que es además la primera y de momento única enfermedad

que se ha conseguido erradicar.

"Los agentes infecciosos viajan con los seres humanos

y las guerras han resultado en la historia

uno de los principales vehículos

para la propagación de enfermedades.

Así ocurrió en el siglo pasado, por ejemplo, con la gripe del 18.

Asociada a la primera gran guerra,

murieron más soldados por sus efectos

que por la propia contienda.

La mal llamada gripe española comenzó en Estados Unidos

en varios campamentos militares.

Cuando las tropas norteamericanas llegaron a Europa en el 18,

vinieron acompañadas del virus de la gripe.

Se estima que en un solo año la gripe de 1918

mató entre 20 y 40 millones de personas en todo el mundo."

A España nos llegó en la primavera del 18.

Va a llegar por tren, va a llegar a Madrid,

Madrid están con las fiestas de San Isidro

y va a afectar a la población,

pero esta primera ola de gripe

de la pandemia del 18 va a ser una ola benigna,

va a afectar a muchas personas, pero la letalidad va a ser muy baja.

La segunda ola, la ola del otoño, va a ser una ola mucho más grave.

Es la más grave que va a tener.

Se va a presentar con no solo una elevada morbilidad,

sino con una letalidad muy importante.

Una de las enfermedades con secuelas visibles hasta hace unos años

y cuya vacuna está incluida hoy

en los calendarios de muchos países desarrollados,

es la polio,

un virus que vino del norte de Europa

y del que en España se empezó a vacunar en los años 60.

Toda una generación lo recuerda,

aunque durante un tiempo el régimen franquista

quiso restarle importancia

y negar la existencia de una epidemia."

Después de nuestra Guerra Civil,

la poliomielitis es un problema cada vez más llamativo.

Dentro del régimen, es un problema que no se reconoce,

porque tampoco se quería reconocer

que hubiera ningún problema de salud

y que cuando se empieza a admitir es en un contexto

en el que nuestro país ha entrado

en la Organización Mundial de la Salud

y ha pedido

y está pidiendo programas de colaboración

para que le ayuden a mejorar

sus condiciones higiénico sanitarias

y es en ese contexto.

"La poliomielitis, esta temible enfermedad y su consecuencia,

la parálisis infantil,

obligan a la sanidad oficial a instalar toda clase de elementos

para la regeneración funcional de los miembros afectados."

Estamos hablando de finales de los años 50, 1958.

Ya antes había vacuna desde 1955,

pero no se empieza a aplicar, en 1958 poquito,

a partir de ese momento poco

y no se hace la primera campaña de vacunación

a nivel nacional hasta 1963.

Claro, el problema es

que eso supuso un número mayor de personas

que adquirieron la enfermedad.

Podrían no haberla adquirido porque estaba la vacuna

que se hubiera aplicado.

"Lamentablemente,

el virus de la polio sigue presente en algunos lugares,

pese a los esfuerzos de muchas organizaciones.

En agosto de 2020

África era declarada territorio libre de polio salvaje

gracias a las campañas de vacunación masiva.

Más del 95 % de su población estaba inmunizada.

La polio sigue presente aún en Afganistán y Pakistán.

Y en los años 80 llegó el sida,

una pandemia diferente porque cuestionaba los hábitos sexuales

y las relaciones humanas.

El virus de la inmunodeficiencia humana,

el VIH, empezó a dar la voz de alarma en Estados Unidos

y en un principio se asoció únicamente a un grupo de población,

la comunidad homosexual.

El tiempo demostró que el VIH también enfermaba

y mataba a muchas otras personas.

En 40 años,

más de 35 millones en todo el mundo."

El mundo cambiaba completamente cada vez que pasaba una pandemia.

Cambió cuando pasó el VIH, el mundo de ahora,

el mundo que ahora que nos parece muy normal

con nuestros comportamientos,

pero en los años 80 no nos comportábamos así

y cambiamos radicalmente, incluso muchas cosas en ciencia,

cambiamos, fundamentalmente cuando pasó el VIH,

cuando pasó esta pandemia.

El VIH lleva muchos años con nosotros.

Sin embargo, no tenemos una vacuna,

tenemos buenos tratamientos que llevan al paciente

a una cronicidad, si hay pacientes crónicos.

Sin embargo, no es una vacuna,

pero es una manera también de poder contener al virus.

O sea, no siempre lo contenemos con una vacuna,

a veces lo contenemos con una terapia.

El virus del sida infectaba a una persona

y se enteraba dos años después,

era cuando le venía la inmunodeficiencia

y entonces estaba dos años corriendo por el mundo

y distribuyendo el virus del sida sin ser conscientes de ello.

Es una estrategia muy buena que puede utilizar un virus.

Y este la está utilizando y muy bien.

-La pandemia del sida, aprendida del coronavirus,

una provocada por el virus VIH y la otra provocada por SARS-CoV-2

tienen muchos puntos en común, en los dos hubo pandemias,

eso por una parte,

pero también al principio,

en cada una se pensaba que solamente

una parte de la población iba a estar afectada.

El caso del VIH, se llamó "cancer gay",

porque solamente pensaban que afectaba

a los homosexuales,

fundamentalmente masculinos, porque fue la primera población

donde hubo un gran impacto.

En el caso de la COVID-19,

es un virus diferente en ese sentido,

porque se transmite, no por relaciones sexuales,

sino no se transmite por el aire,

lo cual es mucho más fácil de contaminarse.

Pero hay una parte de la población

que piensa que solamente a las personas mayores

son los que están afectando y no es así, no es así.

Todo el mundo se contamina y todo el mundo lo pasa,

lo puede pasar.

"La globalización nos acerca,

pero a la vez pone en evidencia mucho más las desigualdades.

Nuestro planeta soporta ya la presión

de más de 7000 millones de habitantes

y el futuro plantea grandes retos como la escasez de recursos

o el cambio climático."

Lo que necesitamos prioritariamente es no generar situaciones

que hacen que sean mucho más probables el tema de los virus,

que sea más probable la enfermedad

o que sea más probable el sufrimiento de las personas.

Es decir, necesitamos avanzar como en una doble línea.

Por un lado, paliar la enfermedad cuando sale y por otro lado,

componer una forma de organizar la sociedad y de organizar la vida,

también la economía que no destruya las propias defensas naturales

que tenemos los seres humanos

para sobrevivir a las enfermedades.

"La última pandemia, la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2

ha demostrado que aquellos países

que dedican más presupuesto a ciencia,

investigación y recursos sanitarios

pueden y podrán defenderse mejor de las amenazas."

¿Qué ocurre cuando a la ciencia se la recorta?

¿Cuando la ciencia no se le da los apoyos necesarios?

¿Cuando a la ciencia la dejas en un lugar alejado?

Pues ocurre que cuando aparece una pandemia, una epidemia,

no tienes los elementos necesarios para abordarlo.

¿Por qué? Porque no tienes ni vacunas ni tienes antivirales.

-La pandemia nos ha enseñado claramente

que los virus están ahí

y en cualquier momento nos pueden generar un problema

como el que hemos visto.

Lo que ha demostrado es que somos susceptibles

a cualquier virus nuevo que aparezca y que aproxima una evidencia

que no estamos preparados para esto.

Yo siempre he dicho que un 3 % del PIB sería esencial

para desarrollar realmente la ciencia en España

y que eso no se baje nunca, que suba simplemente.

Pero nunca puede bajar ese 3 %.

Y eso sería un gran pacto por la ciencia,

para que realmente la sociedad se crea que es necesaria

y que es importante.

Y si en momentos como lo que hemos pasado con la COVID-19

todavía no se ve esto claro es que nunca lo vamos a ver.

Necesitamos vacunas,

necesitamos investigación biomédica para paliar la enfermedad.

Pero sobre todo necesitamos formas de organizar la vida

que no sean desencadenantes de enfermedad.

La pregunta es

si se puede estar sano en una sociedad enferma.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Virus, amenaza permanente

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Crónicas - Virus, amenaza permanente

07 oct 2020

El virus SARS-COV2, que ha provocado la pandemia de la COVID 19, nos ha obligado a cambiar nuestras vidas a nivel planetario, pero éste no es el único momento de la historia en la que ha ocurrido. Los microorganismos han acompañado a la Humanidad desde siempre.

ver más sobre "Crónicas - Virus, amenaza permanente" ver menos sobre "Crónicas - Virus, amenaza permanente"
Programas completos (240)
Clips

Los últimos 916 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios