www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5588567
Para todos los públicos Crónicas - Los latidos del paisaje - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música)

"Desde hace siglos están a nuestro lado,

acompañándonos, ayudándonos, alimentándonos.

Saben tanto de nosotros como nosotros de ellos.

Han formado parte de nuestra vida y de nuestro paisaje

hasta que la mecanización del campo,

la implantación de razas de rápido rendimiento

o las explotaciones intensivas los fueron apartando,

en muchos casos, hasta casi desaparecer.

En España hay 165 razas de ganado autóctono, de ellas,

140 se consideran en riesgo de extinción.

En las últimas décadas del pasado siglo,

por impulso de organizaciones como la FAO de las Naciones Unidas,

se extendió un movimiento de rescate

y conservación de las razas autóctonas

como valor esencial de la biodiversidad.

Se pusieron en marcha programas de recuperación y seguimiento;

se abrieron libros genealógicos de cada raza, de cada animal,

y se desarrolló el asociacionismo entre los criadores.

Gracias a ello,

aún podemos ver burros zamorano-leoneses,

cabras del Guadarrama, porcos celtas o vacas cachenas."

(Música)

Tenemos 59 madres, dos sementales adultos,

22 potras y dos potros de dos años y uno de tres.

"Son caballos de pura raza gallega, 'cabalo galego'.

Pastan en los montes comunales de los vecinos

de San Andrés de Boimente, al norte de Lugo."

Para conservar el monte

y no tener problemas de ninguna cosa,

es mejor esta raza que ninguna.

Y después, conservamos lo que es nuestro.

(Música)

Como se puede ver,

el monte bien se ve que está cuidado, está limpio

por el tema de incendios forestales y todo eso,

ayuda bastante, porque en este monte, incendios...

Yo tengo 28 años y nunca...

-Antes, el uso que tenían era, pues...

todo el mundo necesitaba caballos para moverse.

Se trabajaba en la tierra con ellos.

Ahora, realmente el trabajo

que tienen es un trabajo de desbroce en el monte.

Son caballos que se crían en sistemas extensivos en montes.

"Hoy, un grupo de vecinos ha reunido a la manada de 'cabalos'

para conducirlos hasta el curro el cerco donde, cada cierto tiempo,

realizan tareas de control y recuento de los animales.

Además, implantarán un chip de identificación

a los ejemplares jóvenes.

Una vez al año se les desparasita, y en julio,

el primer fin de semana, les rapan las crines."

El prototipo de pura raza galega es un caballo

de alzada entre 1,20 y 1,40,

siempre de color negro o castaño.

Son caballos relativamente pequeños.

En comparación con la raza estándar,

es un caballo más pequeño y más corto.

"Ya en el curro, y tras el recuento de la manada,

se procede a identificar a los jóvenes potros.

La veterinaria anota una descripción del animal,

después le extrae sangre de la yugular

para realizar un análisis de filiación,

un control genético fundamental para mantener

la pureza de la raza y evitar consanguinidades.

Su sangre se envía al Laboratorio de Fontao,

y en Fontao comparan la...

Bueno, hacen un análisis genético con diferentes marcadores

y miran que coincida la madre

y saber cuál es el padre.

"Las potras no entran en edad adulta

hasta los tres o cuatro años.

Paren una vez al año es muy difícil ver partos de más de una cría.

Actualmente,

hay unos 1.700 'cabalos' distribuidos fundamentalmente

en los montes de Lugo, Coruña y Pontevedra.

El problema es que buena parte son caballos viejos."

Los últimos dos o tres años han sido bastante duros

por el tema del lobo,

porque el lobo ataca a los potros jóvenes

Y entonces, el sacar una recría, a veces en ganaderías...

bueno, esta está a un 50%, más o menos,

Pero algunas tienen un 100% de bajas.

(HABLA EN GALLEGO)

(HABLA EN GALLEGO)

Este es muy reciente, mira.

Tiene nueve meses, ¿no? Más o menos...

Siete meses, siete u ocho meses.

Una potra de estas, que igual alcanzaba

un valor de 700 euros, con buena genética y eso,

y ahora no tenemos nada.

-La ayuda que te dan, no te sirve, no suplementa eso.

Y... no sé.

No es fácil.

No es fácil, pero...

"Los cabalos galegos realizan la tarea extraordinaria

de limpiar los montes,

de mantenerlos a salvo de incendios,

con pasto para el ganado vacuno.

Además, parte de los caballos se exportan para consumo cárnico,

sobre todo, a Italia.

Ahora se intenta, desde la asociación de criadores,

recuperar el consumo interno de carne de potro,

como ya se hiciera en el pasado.

Y también se prueba el uso deportivo de esta raza,

otra vía para asegurar su futuro.

La asociación de criadores tiene 'cabalos' cedidos

a distintos clubes hípicos.

Cuatro de ellos están en Brunete, cerca de Madrid capital."

Lo que hemos visto es que son muy dóciles,

muy manejables y muy versátiles.

Desde luego, para niños, muy adecuados,

totalmente recomendables.

Nosotros ya hemos empezado a llevarlos a competir

y, a nivel de competición de los niños,

yo creo que tienen un gran futuro, sí.

"Miguel Ángel pasea por los alrededores de Llanes,

en el oriente de Asturias.

Tira del carruaje uno de los más de 130 ponis asturcones

de su explotación.

Hace 27 años que se dedica a la cría de estos caballos."

El asturcón, primitivamente, se usaba como animal de carga

y como animal de transporte.

Se dejó de usar con la aparición de los motores,

de los tractores y de estas cosas

Entonces ahora, en vez de eso, se pasa al deporte.

Y entonces se enganchan, saltan, corren y hacen de todo.

Una de las características principales de los asturcones

es su rusticidad.

La mayoría del año, incluso nevando, permanecen al exterior.

Son fuertes, pero son como los atletas.

No quiero decir que sean gordos.

Son unos animales muy dóciles, muy nobles.

Estos son potros.

Concretamente, todavía no tiene los dos años.

Y te viene a la mano, lo coges,

les puede coger las patas y no tienen ningún...

No te hacen ningún tipo de feo, con lo cual,

son ideales para la iniciación de la equitación en críos.

"Orientados hoy hacia el deporte y el desbroce de terrenos,

en su día, hace siglos,

asturcones como estos que pastan en los montes cercanos a Langreo

destacaron en la batalla.

Los astures los criaban para tareas del campo

y para la guerra,

faceta en la que fueron admirados por los conquistadores romanos.

Actualmente, hay unos 2.600 asturcones

en Asturias y en varias explotaciones

fuera del principado.

La recuperación de la raza comenzó en los 70 y 80,

partiendo en el caso de la variedad de capa negra,

de apenas 70 ejemplares fundacionales.

Más tarde, se inició la recuperación

de la variedad castaña.

En Ourense, una parroquia de Villalba, en Lugo,

está la explotación de porco celta Fraga do Coto.

Su propietario es un joven ganadero, Saúl."

(Música)

Es la raza autóctona gallega y es criada en libertad

y eso conlleva una mayor calidad de carne.

Se crían extensivo al aire libre, aprovechando el monte gallego,

'fragas', como le llamamos aquí, que es un robledales.

Y después, aprovechando todo tipo que hay en el monte:

zarzas, tojos...

Toda la maleza se la come.

-Los animales de la raza porco celta

son animales de una envergadura importante.

Lo más característico, quizás así más conocido,

son las orejas,

que tienen las orejas muy grandes, colgantes que les cubren la cara

Y luego, son animales de cuerpo muy alargado,

con unas extremidades muy altas

porque están adaptados a la marcha,

a caminar muchos kilómetros para aprovechar los montes.

"Hay tres variedades de porco celta según el color de la capa:

carballina, barcina y santiaguesa.

Pasó de ser la raza mayoritaria en Galicia

a estar al borde de la extinción por la llegada

de variantes foráneas de crecimiento rápido.

En 1999 comenzó la recuperación."

Actualmente, sigue en peligro de extinción,

pero ya hemos conseguido...

Tenemos una 132 explotaciones a lo largo de toda Galicia

que se dedican a criar estos animales

y en efectivos reproductores,

tenemos en torno a unas 700 madres y unos 130 y pico sementales.

"Para Saúl, la cría de porco celta es una actividad complementaria.

Él tiene otro empleo,

pero aspira a dedicarse por completo

a su explotación porcina en su pueblo.

Comenzó hace ocho años con siete ejemplares.

Ahora tiene 120.

Las cerdas reproductoras. paren dos veces al año.

La cerda Rebeca ha tenido 10 crías.

Durante los primeros días, es importante proteger

a los pequeños cerdos para evitar

que su madre nos mate por aplastamiento en la pocilga."

La cerda, al tumbarse contra una pared

o mismamente en el medio,

pues los aplastaría.

Entonces, lo que buscan es un punto de calor

y se van a la bombilla de calor en vez de a su madre.

"Al año, el porco se sacrifica.

Pesará entre 100 y 120 kilos en canal.

La carne de porco celta se abre paso

en la alta restauración y en los comercios delicatessen."

El jamón del porco celta es muy similar al de ibérico puro.

Con ese veteado, esa grasa intramuscular,

sería una similitud sobre ibérico puro.

Ahora, los consumidores demandan no solo calidad de carne,

sino una serie de valores que quizá antes

no valorábamos tanto

como es que se haga una cría natural,

no se utilizan antibióticos de manera preventiva...

La alimentación que llevan estos animales

es totalmente natural.

Es muy respetuoso con el bienestar de los animales

"Para garantizar la calidad de la carne

y evitar la sobreexplotación de los terrenos,

Se controla estrictamente la carga ganadera,

el número de cerdos por hectárea

para que no sobrepase el máximo establecido."

(Música)

"Las vacas cachenas de Carlos pastan en los terrenos

de su familia en los montes de Couso de Limia,

en Sandiás, Ourense.

Pasan todo el año en extensivo. No saben lo que es un establo.

Son las vacas más pequeñas de las seis razas autóctonas

de bovino que hay en Galicia.

Las cachenas crecen rápido, son tranquilas y dóciles,

lucen una poderosa cornamenta,

un arma que solo utilizan para marcar jerarquías.

El semental se distingue por su capa más oscura

y su mayor tamaño.

La aventura ganadera de Carlos

comenzó hace poco más de una década,

cuando se planteó cómo limpiar las parcelas."

Mi trabajo no es este, pero como vimos todo abandonado,

estaba todo lleno de residuos y matorral,

decidimos hacer algo, y entonces, nos decidimos por meter estas vacas,

porque es una raza muy dura,

comen de todo,

son muy buenas para desbrozar

y no tienen ningún problema de frío ni de calor.

Paren solas...

Y dan muy poco trabajo, entonces, por eso nos decidimos por esta raza.

"Tiene 44 cabezas, todas con la identificación

que garantiza que son pura raza cachena."

Y aprovechamiento de la carne.

Aquí nosotros vendemos todo a particulares,

todos los terneros, los llevamos al matadero,

después, los repartimos a particulares

en la venta directa.

Es muy buena carne.

Yo qué voy a decir, pero...

la comparan con la de Kobe japonesa.

"Para adquirir carne de los terneros de Carlos,

hay varios meses de lista de espera.

Es difícil aún encontrar carne de cachena en los mercados.

A solo unos kilómetros de las cachenas de Carlos,

en Cobelas, cerca de Ginzo de Limia,

pastan las vacas de Iván.

Son limiás, toman el nombre de la comarca de origen.

Si la cachena es la más pequeña de las razas bovinas gallegas,

la limiá es la mayor,

favorecida por la riqueza de los pastos de la zona."

Se cría fuera todo el año con calor y con frío.

Y, bueno, es buena madre que da mucha leche...

Y era una vaca que se utilizaba normalmente

como una vaca voluminosa

para tirar de los carros, para hacer labores del campo...

Al mismo tiempo que criaba los terneros,

aprovechaba la leche para casa.

"Hoy, su aprovechamiento fundamental

es la producción de una carne que, como la cachena,

se distingue por su calidad."

La carne, hoy en día, para mí es de las mejores que hay.

Son unos canales, que dan bastantes kilos de carne

comparado con otras,

y después, que la carne tiene mucha infiltración de grasa.

Entonces, su sabor muy bueno.

Normalmente, la venta la hacemos a particulares,

envasado al vacío con su etiquetado.

Marcamos de ternera gallega suprema.

Marcamos 100% carne autóctona.

¡Toma!

(GRITA)

"A media tarde,

Iván llama al rebaño para que regrese al cercado

junto a la granja donde pasará la noche.

Son medio centenar de vacas y tres sementales.

Iván decidió hace unos años dar un giro a su vida:

dejar su trabajo en la obra pública,

regresar al pueblo y hacerse ganadero

de vaca autóctona, de limiá."

Yo empecé en el año 2012

con cuatro vacas y, al poco tiempo,

me cedieron de Fontefiz,

del Centro de Zootécnica de Galicia,

me cedieron un semental, que es el que tenemos aquí,

y dos vacas.

Entonces, fui criando,

fui comprando y fui aumentando el rebaño.

Hoy en día, vivo totalmente de la ganadería

y de la raza limiá.

"La limiá y la cachena han vivido peores tiempos.

A comienzos de los 90, apenas se contaba

una decena de vacas limiás pastando en los montes.

Hoy superan los 1.200 ejemplares.

La cabaña de cachena alcanza las 4.600 cabezas.

Originarias de Ourense.

hoy pueden verse en otros territorios de Galicia

e incluso, en el caso de la cachena,

fuera de la comunidad gallega."

(Música)

"La niebla de primera hora de la mañana

se extiende por los terrenos que circundan

El Pazo de Fontefiz, en Coles, Ourense.

En los prados se adivinan vacas

de las cinco razas autóctonas gallegas en riesgo de extinción.

Hay cachenas, limiás,

frieiresa, vianesas y caldelás, las más oscuras, de capa negra.

Solo la otra raza autóctona de bovino, la vaca rubia gallega,

está fuera de la consideración de riesgo.

El Pazo de Fontefiz es el punto neurálgico

de la conservación del ganado autóctono en Galicia.

Alberga el Centro de Recursos Zoogenéticos de la Comunidad.

Puede decirse que aquí se detuvo la desaparición

de las cinco razas bovinas gallegas y comenzó su recuperación.

En El Pazo se encuentra el Banco de Germoplasma de Galicia,

uno de los más antiguos de Europa.

Conserva 700.000 muestras de semen de ganado autóctono ultracongelado

a -196 grados.

En los 70, se congeló el semen de 53 sementales

de las cinco razas bovinas en riesgo.

Cuando 20 años después comenzó el programa de recuperación,

esas dosis fueron fundamentales."

Hembras quedaban pocas, pero aún quedaban algunas,

pero es que fuimos incapaces de recuperar ningún semental.

Entonces, tuvimos que tirar las dosis de semen

que se conservaban en el centro de las cinco razas.

"Apenas 500 hembras y semen congelado de 53 sementales.

De esa situación se ha pasado en dos décadas a contar

con más de 12.000 cabezas de las cinco razas en peligro.

La lucha contra la endogamia, la consanguinidad es esencial.

Para ello, desde el centro se apoya a los criadores

facilitando controles o ejemplares

que favorezcan la pureza de las razas."

Cuando, por ejemplo, un ganadero necesita un semental

que o bien puede aportar otro ganadero,

o bien por el centro.

Lo que hacemos es un estudio genético

en el cual se cruza el semental con todos los ejemplares,

con las hembras de esa explotación y aquellos ejemplares

que superen un 5% de consanguinidad

con algunos ejemplares de la explotación,

pues ya es estimado.

Y, gracias a eso, tenemos resultados muy buenos

y, de hecho, hace poco la FAO nos ha reconocido

colocando la raza caldelá entre las tres razas

mejor gestionadas desde el punto de vista genético

de toda Europa.

"La favorable experiencia con el bovino se trasladó

a otras especies: el porco celta, el 'cabalo',

la cabra galega o la 'galiña' de Mos.

En este caso, el éxito ha sido espectacular.

Cuando se inició la recuperación, quedaban solo 196 ejemplares:

163 gallinas y 33 gallos.

El pasado año,

en el registro de nacimientos se anotaron más de 25.000 crías.

En El Pazo de Fontefiz, junto al Centro

de Recursos Zoogenéticos de Galicia,

se encuentran también las asociaciones de criadores

y la sede de la Federación de Razas Autóctonas Españolas.

Un espacio acoge la muestra permanente 'Bestiarium',

obras del fotógrafo José Barea, que recoge ejemplares

de la mayoría de las razas autóctonas

en peligro en España.

La consideración de riesgo de extinción atiende,

en primer término, al censo de ejemplares

de una raza o a su evolución.

Pero además, se tienen en cuenta otros criterios."

Todos podemos entender que una raza tenga

1.000 ejemplares o tenga 7.000.

Si están todas en un mismo sitio,

el riesgo de extinción es muy alto.

O bien, que no existan ganaderos que la cuiden

o que no existan toros o que no existan machos de la raza.

La Comisión Nacional de Zootecnia,

que agrupa a representantes del gobierno

y de las comunidades autónomas,

se encarga de determinar

qué razas están en situación de riesgo.

El futuro para estos animales está ligado, en gran medida,

a la calidad de sus productos.

Para distinguirlos, se ha creado la etiqueta

100% raza autóctona.

En 1998 se creó el Banco Nacional de Germoplasma.

Está en Colmenar Viejo, en Madrid.

Aspira a tener muestras congeladas de todas las razas de ganado

que hay en España."

Ahora mismo tenemos muestras de 56 razas.

De estas 56,

51 son autóctonas y 31 son razas en peligro de extinción.

Lo que hace el Banco Nacional de Germoplasma es recibir material

de los bancos de las comunidades autónomas

que gestionan o que suministran

a partir de las asociaciones de ganaderos.

Se trae el material a este banco, y es un banco

que denominamos que es un banco cerrado.

Esto quiere decir que solo se va a llevar material

de ese banco a otros bancos

o se va a utilizar para reproducción en casos de extrema necesidad,

como puede ser cuando una raza está a punto de desaparecer

o cuando necesitamos reintroducir parte de ese material genético,

porque la raza ha ido derivando.

También en un caso extremo

en el que el banco de germoplasma de una comunidad autónoma

pudiese desaparecer o estropearse el material que hay allí.

Entonces, en ese caso, también saldría material

de este banco nacional, que es como un duplicado

de lo que hay en los bancos regionales.

"El Banco Nacional de Germoplasma

depende del Ministerio de Agricultura

y es gestionado por el Centro de Selección

y Reproducción Animal de la Comunidad de Madrid.

Valentín pastorea un rebaño de cabras de Guadarrama

por los montes de Navas del Marqués,

en Ávila.

Encamina el ganado hacia la granja de Mario,

el dueño de la explotación, un joven emprendedor."

Tenemos unas 370-380 cabras madres adultas.

Y luego tenemos la recría aparte, de unas 70-80 chivitas más.

Esas chivita son las que van a ir sustituyendo a las cabras adultas

que ya no llegan a la producción que tienen que llegar

o ya han cumplido su ciclo

y son para reponer ese ganado que,

bueno, que se va quitando.

"En 2016, Mario fue reconocido con el Premio Nacional

al Joven Agricultor Sostenible.

Él estudió Veterinaria, pero finalmente,

se decidió por gestionar su propia ganadería de cabras.

Va para ocho años que puso en marcha la explotación.

Apostó por la raza de la zona, la cabra del Guadarrama."

Es una raza potencial que tiene capacidad de producir.

Me daba pena que se perdiera, claro.

Y que es una cabra que, al final, está adaptada a este clima frío.

Entonces, opté, cuando una de las personas

que las iba a vender se jubilaba,

quedarme con el rebaño.

-Es una cabra que procede del tronco pirenaico

y se remonta a los tiempos de Carlos III,

al que le regalaron unas cabras de Angora

y por eso es característico el pelo largo

que tienen estos animales.

Ahora mismo, quedan aproximadamente unos 9.100 y pico cabras

y tenemos inscritos en la asociación

21 ganaderos que están repartidos

entre las provincias de Madrid y Ávila.

Las medias de edad de los de los ganaderos

van siendo altas.

El relevo generacional es un problema importante

para nuestras razas autóctonas.

-Tenemos control lechero de todos nuestros animales,

con lo que estamos comprobando la calidad

y cantidad de leche que da cada animal

con el fin de ir mejorando la raza

e ir seleccionando los animales de mayor de mayor productividad.

En esta explotación tenemos una media por cabra

de más de un parto de 2,5 litros.

Las primerizas se nos bajan a 1,7, 1,8 litros al día.

"Vende parte de la leche a una cooperativa.

Otra parte la destinan a su propia quesería, Montealijar.

Mario es el único criador de cabras del Guadarrama

que ha optado por fabricar y vender sus propios quesos."

Es un queso que va variando a lo largo del año.

Las cabras salen al campo,

entonces aprovechan en el campo según la época del año que sea.

Entonces, eso, ¿qué pasa?

Que nos transmite al queso unos sabores y aromas diferentes

a lo largo del año según lo que coman los animales.

Por lo tanto, da a estos quesos unas características especiales

que van variando a lo largo del año.

El sinónimo de un producto de calidad es el bienestar.

Si los animales están bien, cabras felices,

dan un producto excelente.

Al final, la clave de cualquier producción

es ausencia de estrés

y esa ausencia de estrés se consigue con el bienestar.

"Sin estrés alguno pastan las cabras

en los terrenos del Parque Natural de la Sierra de Grazalema,

al noreste de Cádiz.

Estas son cabras payoyas."

Es una cabra grande, muy colorida cuando ves el rebaño

y una cabra con mucho carácter.

Censadas en el libro genealógico, en reproductora,

tenemos en torno a 11.000 animales.

Consideramos que es un censo que no es alto,

pero nos vamos manteniendo, entonces estamos contentos.

"Las cabras payoyas se crían al aire libre,

la mayor parte en la sierra de Cádiz.

También hay ganaderías en la provincia de Málaga

y alguna en Sevilla."

No sé si el 80 o el 90% de los beneficios

de la cabra payoya es a través de leche,

porque el resto es el chivo,

que el chivo no suele ser muy rentable.

Yo creo que en torno a dos litros o dos litro y algo por cabra y día,

salen, por lo menos en temporada alta.

Y en el año yo calculo que en torno a 500 litros por animal.

"Antes la leche de las cabras se vendía a la industria quesera,

sobre todo a Francia, pero de unos años a esta parte,

el destino son los queserías locales

para la elaboración de quesos artesanos."

La cabra payoya es la solución en un territorio muy concreto

de producir alimentos con bajo coste.

No tenemos otro recurso económico

que no vaya ligado a la ganadería.

Para nosotros es fundamental en cuanto al desarrollo de comarcas

que necesitan un motor económico claro.

Consideramos que todo el futuro es prometedor.

"A diferencia de la cabra payoya,

la oveja Rubia del Molar no lo tiene fácil.

Tiene casi todo en contra.

Peso escaso, pocos criadores, problemas de consanguinidad,

dan poca leche, su lana no es de calidad...

Solo se crían para carne, para producir corderos lechales.

Dicen que son exquisitos,

pero ello no repercute en su precio.

En Fuente el Saz, al norte de Madrid,

está la explotación de oveja rubia de Jesús,

unas 340 cabezas en total.

En la nave han pasado la noche las ovejas jóvenes

de recría de relevo y las parideras con sus corderos.

Mohammed, el pastor,

junta a las parideras y a las de recría

para sacarlas a pastar,

evitando el paso de los corderos lechones

que han de permanecer en la nave.

Algunos están ya para sacrificar."

Es una oveja que ha estado toda la vida en el terreno.

Por aquí, por la zona, cuesta muchísimo trabajo criarla.

Es delicadísima,

cuando otra se constipa, esta tiene pulmonía.

No encuentro rentabilidad.

por eso ahí está en peligro de extinción,

por las pocas que hay.

-Actualmente, en el libro genealógico de la raza,

hay 1.801 animales escritos,

son los que están vivos y repartidas en nueve ganaderías,

ganaderías de más de 300 animales solamente hay tres.

Hay muy poco acceso, los ganaderos no son muy mayores,

pero sí que la mayoría supera los 50 años.

Y con tan pocas ganaderías y con tan pocos animales

tienen una gran endogamia.

Normalmente nada más que tienen un parto al año.

La mayoría del sector ovino de razas más industrializadas

tienen tres partos cada dos años, pero a ellas les cuesta muchísimo.

-Los lechales, con 95 días,

salen con unos diez kilos aproximadamente en vivo

para quedarse con ocho kilos, de siete u ocho kilos de canal.

La carne es espectacular, la carne no tiene grasa infiltrada.

Un cordero que lleva grasa,

un cordero que lleva grasa pesa mucho más

que un cordero de estos,

y entonces, pues hay otra de las dificultades

y los carniceros, pues no quieren llevárselo.

"Malos tiempos para la oveja Rubia del Molar.

Una de las razas autóctonas de la Comunidad de Madrid.

Su lana ha rellenado colchones durante siglos,

pero ya nadie la quiere, ni su leche.

Ya nadie aprecia, como al parecer merece,

la carne de sus corderos."

Futuro cero.

Como no se arreglen un poco las cosas,

ya ves que las que hay, que las tenemos entre muy pocos.

Y las que hay, por eso, porque el rendimiento es muy bajo.

¡Vamos!

"A la tarde, al regresar del trabajo,

Chema acude a su gallinero frente a su casa, en la Cándana,

a unos kilómetros al norte de León capital.

Cada tarde le recibe la misma algarabía de cacareos.

Tiene un centenar de gallos.

Son dos razas: el gallo pardo y el gallo indio.

Solo se crían en una estrecha franja

en la Mancomunidad del Curueño,

en las localidades agrupadas en los municipios leoneses

de Valdepiélago y La Vecilla."

Habrá un 60% de pardos y un 40 de indio,

pero tengo la tendencia

que voy a incubar este año más de indio

porque está desapareciendo.

¿"Qué es lo que distingue a estos gallos?

El brillo de sus plumas.

A decir de muchos, la mejor pluma del mundo

para la elaboración de señuelos de pesca, de moscas.

Algunos apuntan que ese brillo especial

puede deberse a una veta de uranio que atraviesa el valle

y al cobre y zinc del suelo.

Únicamente se utilizan las plumas de los machos de los gallos."

En realidad, lo que sirve de la pluma sería esta parte negra,

lo que se usa para hacer la imitación de la mosca

que está emergiendo en cada parte.

Cada río tiene una atmósfera muy diferentes unos a otros,

bien por la altitud o por el clima o lo que sea.

"Cada gallo, ya sea pardo o indio, tiene distintas variedades

según la tonalidad de sus plumas.

En su gallinero hay gallos de todas las variedades.

Pocos lo pueden decir."

¡Pitas!

"Chema echa unas buenas horas en su amplio gallinero,

rodeado de gallos y acompañado de sus mastines leoneses,

un seguro contra zorros y alimañas."

Muy bien.

"En su pequeño taller,

Chema monta las moscas con las plumas adecuadas

para pescar en distintas zonas del río,

en distintas épocas, en distintas condiciones.

Exporta parte de su producción.

Él es, antes que nada, un pescador apasionado

que podría pasarse horas glosando el brillo de sus gallos."

Cada gallo es diferente

y aquí tenemos el caso de dos Flor de Escoba,

uno con la penca muy gorda, un aconchado en penca gorda,

y un Flor de Escoba con la penca menuda.

Aquí tenemos dos indios,

un plomizo claro y un plomizo plomizo.

Esta pluma sería un color claro.

Sería recomendable para los meses de junio.

"Quedan pocos criadores de gallos de León,

pocos entusiastas que garanticen que las plumas del pardo

y del indio nunca pierdan su brillo.

En Santa Croya de Tera, en Zamora,

está el Centro de Recuperación de Asnos

de la raza Zamorano-Leonesa,

puesto en marcha por la Asociación de Criadores.

Es una de las seis razas autóctonas de burros, de asnos,

que hay en España.

Las seis están en riesgo de extinción.

Cuando llegamos a primera hora de la mañana,

Pablo alimenta a los jóvenes garañones

porque esta es una raza capaz de generar garañones.

No todas pueden."

Este sería el prototipo de asno Zamorano Leonés.

Esta sería su cabeza con la oreja en continuidad

con la línea del cuello.

Un animal de hueso grande, tremendamente tranquilo,

adiestrable y fácil de manejar.

Es un animal que se ha seleccionado durante años

para hacer labores en terrenos

que requirieran poca fuerza

y que tampoco consumieran mucho cereal.

Sin embargo, dentro de esta raza,

aparece otra subpoblación de burros garañones,

que son los burros gigantes.

Este es un garañón,

un burro gigante muy condicionado a la reproducción

y que era capaz de cubrir yeguas y sacar mulas.

Es una talla alta ya del orden de 1,45 hasta 1,50,

y sobre todo,

lo llamativo es que está muy condicionado a cubrir.

"Los garañones, los burros gigantes,

fueron codiciados.

Podían engendrar buenas y valiosas mulas,

algo fundamental en España

durante la primera mitad del pasado siglo,

cuando, a causa de las guerras,

el trigo escaseaba en el Viejo Continente.

Nuestro país se convirtió entonces en el granero de Europa

y quien tenía una mula, tenía un tesoro.

Son mucho más resistentes que los caballos,

los bueyes o las vacas, y además son más rápidas.

Características fundamentales en las tareas del campo.

Las mulas se empleaban también para la carga de mineral

en el interior de las minas.

Las más apreciadas eran las yeguatas,

fruto del cruce entre un garañón y una yegua.

Menos valor tenía el burdégano, el llamado mulo de los pobres,

que procedía de juntar un caballo pequeño con una burra.

La mecanización agraria de los 60 borró del paisaje a mulas y burros.

A comienzos de los 90,

la recuperación del asno Zamorano Leonés

partió de una exigua población de machos: solo 12.

Con estos machos y las hembras que aún quedaban

en explotaciones del oeste zamorano,

arrancó el proceso,

siempre bajo el control de genetistas.

Hoy hay 1.100 asnos de esta raza,

entre los que se cuentan más de 600 hembras

en edad de reproducir."

Nosotros, al principio del programa de conservación,

que necesitábamos más hembras, cubríamos durante todo el año

y ahora nos hemos vuelto a lo tradicional,

a lo que se hacía antes, la gente,

que era solo cubrir la temporada reproductiva,

que va más o menos de marzo a junio.

Es un año de gestación, por tanto, cuando nazca el buche,

disfrutará de toda la primavera.

"Ahora el objetivo de los criadores es buscar nuevos usos

que puedan garantizar la viabilidad de la raza,

como terapias asistidas con animales,

producción de leche para cosmética

o para alimento en quesos de mezcla.

También pueden emplearse para desbrozar montes

o para proteger rebaños de otras especies,

dado que el burro planta cara al lobo hasta hacerle huir

o simplemente como animal de recreo o de compañía,

por el mero gusto de seguir viendo

y poder seguir acariciando a un burro Zamorano Leonés,

a un burro Andaluz, Majorero, Catalán,

Balear o de las Encartaciones.

Por el mero gusto de verlo, sí, o de ver cabras payoyas,

cabras bermeyas, vacas tudancas o vienesas,

camellos canarios, ovejas, caballos rosinos,

o gallinas ampurdanesas, son parte de nuestro paisaje,

de nuestro patrimonio, ganado criado con mimo,

animales felices que proporcionan alimentos de calidad,

animales nuestros 100% autóctonos."

¿Por qué conservarlas?

Pues porque una raza puede parecer innecesaria

en un determinado momento,

y en otro momento pues cambiar el rol y ser muy importantes.

Esa España vaciada, tan famosa, que se puso de moda últimamente.

La mejor manera de recuperarla es con razas locales.

Somos resistentes.

Están adaptadas a las condiciones climáticas

y edafológicas de cada zona,

son importantes para mantener el paisaje.

Es muy importante para luchar contra los incendios,

Y son muy importantes a la hora de mantener algo

que se llama biodiversidad.

(Música)

Crónicas - Los latidos del paisaje

03 jun 2020

En España hay 165 razas de ganado autóctono; de ellas, 140 se consideran en riesgo de extinción. Las causas hay que buscarlas en la mecanización del campo a mediados del pasado siglo, la introducción de razas de rápido rendimiento y la implantación de sistemas de explotación intensivos

ver más sobre "Crónicas - Los latidos del paisaje " ver menos sobre "Crónicas - Los latidos del paisaje "
Programas completos (236)
Clips

Los últimos 907 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos