Corazón La 1

Corazón

Sábados y domingos a las 14.30 horas

Corazón
Sábados y domingos 14:30h  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5838574
Para todos los públicos Corazón - 10/04/21 - ver ahora
Transcripción completa

41 series de salvas de honor.

Asi rinde tributo Reino Unido a Felipe, el tope de Edimburgo,

Asi rinde tributo Reino Unido a Felipe, el duque de Edimburgo,

esposo de la reina de Inglaterra cuando se cumplen 24 horas

de su fallecimiento.

En las principales ciudades del país, en los aviones británicos,

incluso en Gibraltar, se unen este homenaje.

Ocupó en la Segunda Guerra Mundial el cargo de lord almirante.

Buenas tardes.

La familia real inglesa despide a uno de sus miembros más singulares.

Felipe de Edimburgo fue un verso suelto que protagonizó titulares

por su carácter y también fue el compañero de vida

de la reina Isabel II durante los 73 años de su matrimonio.

Muy querida pero también muy cuestionado.

Ha fallecido en el castillo de Windsor, donde se casaron

Enrique y Meghan Markle.

Cuando se hizo pública la noticia los ciudadanos británicos

se han acercado a las puertas del recinto para depositar

ramos de flores. Imágenes muy parecidas encontramos en Londres,

a 40 km de Windsor, en la verja del palacio de Buckingham.

No son los únicos homenajes.

En Picaddilly Circus es un gran cartel electrónico

muestra la imagen del Duque con una sonrisa.

Se mantendrán a media asta las banderas en los edificios oficiales

hasta el sábado que viene.

99 veces han replicado las campanas de la abadía de Westminster

99 veces han repicado las campanas de la abadía de Westminster

en honor a los 99 años que tenía Felipe de Edimburgo.

Esta es la ultima imagen del duque de Edimburgo.

Fue tomada el pasado 16 de marzo.

El deterioro de su salud se hacía evidente.

Acaban de darle el alta después de pasar un mes en el hospital

por problemas de corazón.

Están viendo la casa de campo de la familia Windsor.

En su jardín quería ser enterrado el esposo de la reina.

Allí vivieron unos de sus momentos más felices.

Aunque el duque de Edimburgo tiene derecho a un funeral de Estado

no será así por instrucciones que él mismo dejó en vida.

Nuestro compañero se encuentran Windsor, en el lugar

donde ha fallecido. Allí permanecen sus restos mortales.

¿Qué va a suceder en los próximos días?

¿Cómo va a ser el funeral?

Es difícil de saber.

El guion de lo que tenía que ocurrir se llegaba a este momento

estaba escrito desde hace tiempo.

Por la pandemia del coronavirus, estos planes han saltado

por los aires. El duque de Edimburgo había dejado dicho no quer/c>ia

un funeral de Estado, querían algo más discreto, de corte militar.

Había participado en la Marina Real británica en la Segunda Guerra

Mundial. Ese era su orgullo. Eso era lo que va a ocurrir.

Obviamente estamos en condiciones de pandemia y hay unas restricciones

que se tienen que cumplir.

Iba a ser un funeral muy discreto, estaba planeado que fuera a acudir

alrededor de 800 personas y mandatarios de todo el mundo,

pero las limitaciones del coronavirus, las restricciones

establecen que solo puede haber en este tipo de oficios

un máximo de 30 personas.

El funeral por el duque de Edimburgo solo se podrá celebrar

con sus familiares más cercanos.

Aquí tendremos que estar muy atentos para saber si finalmente

acude su nieto, el príncipe Enrique con su esposa, Meghan Markle,

que protagonizó una de las crisis más duras de la monarquía británica.

Tienen que saber cuándo se va a celebrar el funeral

porque, por las restricciones del coronavirus, una vez que entren

en el Reino Unido, tendrá que guardar una cuarentena

de al menos 5 días.

Gracias por lo que nos cuentas de primera mano.

Los hijos de la reina ya han empezado a llegar ahí.

El primero, Carlos de Inglaterra.

Él y su hermano pequeño, el duque de Wessex,

ya se encuentran junto a su madre.

La salud del duque era delicada desde hace unos meses.

"Con profundo pesar Su Majestad la Reina anuncia la muerte

de su amado marido, su Alteza Real, el príncipe Felipe,

duque de Edimburgo. Ha muerto en paz en el castillo de Windsor

a las 12 y un minuto del mediodía".

Con este comunicado se anunciaba ayer la muerte del duque

de Edimburgo a los 99 años.

Inmediatamente después se bajaba a media asta la bandera

del palacio de Buckingham y se colocaba un aviso en la entrada.

El palacio de Buckingham acaba de anunciar la muerte

de Su Alteza Real, duque de Edimburgo.

Una hora después lo anunciaba así la televisión pública británica.

Poco después de conocerse la noticia, el primer ministro

británico compareciera de riguroso luto a las puertas de Downing Street

para leer un comunicado oficial.

Esta es la última imagen que existe del duque de Edimburgo,

del pasado 16 de marzo, momentos después de recibir

el alta hospitalaria después de llevar 28 días ingresado

donde se fue intervenido del corazón.

Sufrió una indisposición y descartaron que fuera de COVID

el año anterior. Debido a la pandemia, el príncipe Felipe

y la reina Isabel II llevaban recluidos en Windsor un año.

A petición del propio Felipe, su cuerpo no será velado al público,

permanecerá en Windsor hasta su funeral privado

en la capilla de San Jorge.

Hasta las 8:00 de la mañana del día de su funeral, las banderas

ondearon a media asta.

Las campanas han replicado 99 veces,

su edad al fallecer.

Todo el mundo destaca su sentido del humor.

Con humor anunció que se jubilaba.

Tenía 96 años y dijo: "Ya no me tengo en pie".

"Damas y caballeros, se presenta ante ustedes la persona

con más experiencia del mundo en descubrir placas conmemorativas".

Esta es una de las muchas frases que se recordarán de él.

En agosto de 2017 el duque de Edimburgo, en un día

típicamente londinense, nublado y lluvioso,

dij que ya no se podía poner en pie.

Vivía lejos del ojo público, en Sandringham, hasta que saltó

a los titulares por un aparatoso accidente de tráfico,

del que salió milagrosamente ileso.

La otra conductora sufrió una fractura en la pierna.

Pidió disculpas públicas a la víctima y decidió entregar

voluntariamente su carné de conducir.

En marzo de 2020, obligado por las restricciones del coronavirus...

Celebró en el castillo de Windsor de forma intima su 99 cumpleaños.

Junto a ella celebró sus 73 años de matrimonio.

Recibirán una tarjeta de felicitación hecha

por sus bisnietos, los duques de Cambridge.

Se le vio en silla de ruedas, con aspecto demacrado,

el 16 de marzo por última vez.

El duque de Edimburgo fue algo así como el príncipe destronado,

miembro de la familia real griega.

Aunque sus pasos nunca se hubieran cruzado con los de Isabel II,

su vida hubiera dado para una serie de televisión.

Felipe de Edimburgo tuvo dos vidas, una antes de casarse

con la reina de Inglaterra y otra, después.

Sus primeros 26 años de vida son los más desconocidos.

Años marcados por una falta de identidad,

sin un hogar ni nacionalidad clara.

Nació en el palacio de Mon Repos en la isla de Corfú, Grecia.

Hijo del príncipe de Inglaterra y Alicia de Battenberg.

Tenía cuatro hermanas. Los problemas llegaron con la guerra griego-turca.

Constantino de Grecia fue depuesto y su padre, arrestado y desterrado.

La familia tuvo que ser exiliada cuando tenía ocho meses.

La travesía en barco se dice que viajó en una caja de naranjas.

Cuando tenía siete años, se mudaron a Reino Unido.

Tomó el apellido de Mauntbatten al recibir la nacionalidad británica.

Creció sin la figura de su padre que, tras el exilio,

tomó su propio camino.

Su madre fue diagnosticada de esquizofrenia y ingresó

en un hospital en Grecia. Después se metió a monja.

Su tío ejerció de padre consejero durante toda su vida.

Él le presentó a una niña llamada Isabel.

Se vieron un par de veces pero eran demasiado jóvenes para ir a más.

Finalmente se hicieron novios, se comprometieron y se casaron.

Nació príncipe sin saber que se convertiría en duque,

un rango a priori más bajo pero fue el título que le hizo acceder

al poder, aunque siempre detrás de su esposa.

La suya fue la primera gran boda real que se celebraba

tras la Segunda Guerra Mundial.

La joven princesa Isabel era la heredera al trono de Reino Unido

y su prometido sabía que en algún momento de su vida

su mujer seria coronada.

No podía imaginar al momento de dar el sí quiero logrando

que iba a hacer eso.

La boda de Isabel y Edimburgo tuvo lugar en noviembre de 1947

en un Londres que todavía estaba asimilando el final

de la Segunda Guerra Mundial.

La suya fue la primera gran boda real desde el final de la contienda

y la primera en retransmitirse en todo el mundo.

El propio Felipe insistió en que fuera así.

La expectación era máxima. Asistieron 2000 invitados.

La familia de la novia, al completo.

De la familia del novio solo asistió su madre.

Sus hermanas, casadas con miembros del partido nazi,

no fueron invitadas. Ningún inglés quiso perdérselo.

La luna de miel la pasaron en Reino Unido.

La Casa Real decidieron no hacer grandes gastos.

Un año después nació su primogénito, Carlos.

Las obligaciones de Felipe hicieron que 1199 el matrimonio

se mudara a Malta, una época de su vida feliz y tranquila

alejada del ajetreo de Buckingham.

La salud del rey Jorge VI empeoró y se vieron obligados

a coger el testigo y a realizar viajes oficiales.

Lo creían temporal, pero no fue así.

En una visita a Kenia en 1952

el duque tuvo que dar a su mujer la peor de las noticias.

Su padre había fallecido.

Jamás imaginó que ese día sería tan pronto.

El 2 de junio de 1953 la princesa Isabel fue coronada

como la reina Isabel II de Inglaterra.

Renunciaba a su carrera militar.

Cuando nacieron sus hijos, Andrés y Eduardo,

él había aceptado por completo su papel de consorte.

Creo que mi padre demostró comprender totalmente

la presión que sufría la reina.

Entendió que la mejor manera de apoyarla era renunciar a su carrera.

Lo acabamos de escuchar, la princesa Ana,

hija de Felipe de Edimburgo.

Ella aprecia la renuncia de su padre porque el duque sentía

que no importaba lo que él quería hacer en su vida.

Su papel era el de consorte de la reina de Inglaterra.

Cumplió con el papel aunque le costó verse en un segundo plano.

A su lado en las carrozas, a su lado en el balcón,

pero siempre a unos pasos de distancia.

Me tocó reinterpretar el cuento porque él era príncipe

pero la reina es Isabel II de la tierra.

Llevo con toda la dignidad posible papel de consorte

pero tuvo muchos debates internos.

Vio como una humillación que sus hijos no llevaran su apellido

por recomendación de Winston Churchill.

A falta de referentes paternos,

la relación con sus hijos fue particular.

Con el príncipe Carlos a veces más que complicada.

Siempre se dijo que la princesa Ana era su favorita.

Ella le ha catalogado de padre y de abuelo cariñoso.

Si tuvo cuatro hijos,

duplicó el número de nietos y qué decir de bisnietos.

Disfrutó de las bodas de Enrique de Guillermo, aunque no sabemos

si por igual, al hilo de cómo se han ido desarrollando

los acontecimientos.

Muy enferma, hizo del esfuerzo de acudir junto a la reina

al enlace privado de Beatriz de York.

Hay que reconocer que el duque de Edimburgo cumplió con la agenda.

Desde la coronación de su esposa realizó 1149 discursos

y realizó 637 viajes oficiales al extranjero.

Con motivo del jubileo de oro de la reina hizo un auténtico

periplo asolado para celebrar el 50 aniversario

periplo a su lado para celebrar el 50 aniversario

del la adhesión al trono de los 50 países.

Le pusieron un nombre a su mal de meter la pata al abrir la boca.

Ha sido el consorte más longevo de las monarquías europeas.

(HABLA EN INGLÉS)

La imagen que ciertos medios de comunicación daban de él

era en ocasiones injusta.

Él siempre contestaba y se defendía.

Mi padre manejaba estupendamente las entrevistas y era capaz de decir

cosas que los demás soñábamos decir.

Hemos escuchado a Eduardo, conde de Wessex,

el hijo pequeño de Felipe de Edimburgo.

Su personalidad era un hombre muy querido pero tras la muerte

de Lady Di fue el miembro de la familia

peor valorado por la familia.

Allí se encuentra nuestro compañero Diego.

¿Cómo han reaccionado a la muerte por una noticia inesperada?

Hace un mes había recibido el alta de una operación cardiaca.

Faltaba un mes para que cumplirá 100 años.

Todo el mundo esperaba que pudiera llegar a alcanzar esa cifra redonda.

Todas las primeras páginas de los periódicos están ocupadas

por la foto del duque de Edimburgo.

Desde que se conoció la noticia ayer, la BBC ha dedicado

toda su programación a contar la vida del duque de Edimburgo.

En total, 73 años de pareja con toda la reina Isabel II,

70 de matrimonio, 65 de reinado aprendiendo a vivir en un segundo

plano, tres pasos por detrás de ella, como establece el protocolo.

Se le va a recordar por su conciencia medioambiental.

Ha ayudado a jóvenes de 140 países del mundo.

Gracias, Diego, desde el castillo de Windsor.

Por su carácter rebelde Felipe de Edimburgo llevaba la contraria

la familia real en lo que a Lady Di se refería.

Todo cambió de la noche a la mañana después del polémico divorcio.

La muerte de la princesa le puso en un incómodo punto de vida.

Así comenzaba las cartas que la princesa mandaba a su suegro,

"Querido papá".

El verdadero amor del príncipe, Camilla Parker Bowles...

Él mismo sabía lo que era encajar en una familia real.

Este intercambio de cartas se produjo 1992.

Este intercambio de cartas se produjo en 1992.

Ese mismo año Lady Di que el príncipe Carlos se separaron

y el duque de Edimburgo envió la carta definitiva,

una que podía haber significado la ruptura total con su hijo.

"No me puedo imaginar que una persona sensata

pueda dejarte por Camilla".

De repente se produce un giro de bien hasta esa idílica amistad

entre Felipe de Edimburgo y Diana de Gales.

Al parecer, a causa de un desafortunado comentado

de la princesa.

El duque no la había encajado bien y las cartas se convirtieron

en reproches. Cuando Diana de Gales falleció en 1997 la popularidad

de la familia real entró en crisis.

El día de la despedida de Lady Di eran el centro de todas las miradas.

Unos los convalecían y otros los determinaban.

Los que sostienen que la muerte de Lady Di no fue un accidente,

le señalaron la mano negra detrás del complot.

El príncipe Enrique y Meghan Markle son los miembros

de la familia real que más titulares ha protagonizado últimamente.

Esta tragedia que podría acercarles a la familia.

Hay heridas que parecen difíciles de cerrar.

Ha tenido que ser una mala noticia la que provoca

que Enrique de Inglaterra regresa junto a su familia.

No hay confirmación oficial,

pero teniendo en cuenta que a su llegada estaría obligado

a pasar una cuarentena de cinco días, todo apunta

a que viajará en breve en un avión privado desde California.

Su hija viajará a comienzos de verano.

A pesar de su mala relación con el resto de los Windsor,

más desde la entrevista reciente a Opprah Winfrey,

tenían una estrecha relación, afianzada desde que falleció

Diana de Gales en 1997.

Muchos han tachado de inoportuno.

Acusaciones de racismo, de mentiras constantes

que hicieron temblar los muros del palacio.

Hubo conversaciones acerca de lo oscura que sería la piel

de mi bebé al nacer.

No quería seguir viviendo.

Será un viaje muy llamativo para el duque de Sussex y muy difícil.

Tendrá que ver a su hermano y a la reina

un año después de verse por última vez.

No aceptaron su adiós como miembros de la familia real británica.

En 2020 confirmaban su marcha.

Un adiós que tendrá lugar irónicamente en la misma capilla

en la que Enrique se casó

en la que Enrique se casó con Meghan Markle.

Algo que quizás no es tan conocido del duque de Edimburgo

de su parentesco con los Reyes de España.

Felipe Mauntbatten era primo del padre de la Reina Sofía.

Mantiene una excelente relación.

"Querida tía Lilibeth. Hemos sentido una profunda tristeza

al recibir la noticia del fallecimiento

de nuestro tío Felipe".

Con estas cariñosas palabras comienza el telegrama de pésame

que los reyes de España han enviado a la reina Isabel II,

unas líneas que han firmado con un sencillo Felipe y Leticia.

Tenemos que recordar el porqué esta cercanía.

El rey Felipe de Edimburgo descendía de la familia de Dinamarca.

El árbol genealógico unía a la Reina Sofía

con el duque de Edimburgo.

Siempre ha tenido una buena relación.

La última vez que don Felipe y Letizia coincidieron en el público

La última vez que don Felipe y Letizia coincidieron en público

fue en 2017, cuando los Reyes realizaron una visita

de Estado a Reino Unido.

Se desconoce si algún miembro de la familia real española

va a acudir a las exequias.

Está previsto que dentro de unas semanas sea el funeral de Felipe

de Edimburgo, íntimo, austero y de carácter militar.

Han pedido que no acudan a las residencias reales.

Sus restos van a permanecer en Windsor hasta entonces.

Su deseo era permanecer enterrado en los jardines...

Así recordaremos siempre al desconocido e incomprendido

marido de la reina Isabel II.

Nos vamos. Hasta mañana.

Había restringido sus salidas públicas para mantener

su salud antes de llegar al siglo de vida.

Su personalidad orgullosa no le dejaba pasar de lado.

Ha sido su gasolina para no dejar que su salud se interpusiera

entre él y su imagen pública. Antes de dejarse ver con bastón,

dejó no dejarse ver retirándose de la vida pública en 2017.

Así fue siempre Felipe Mauntbatten.

Hijo de Alicia de Battenberg, nació en Corfú.

A causa de la guerra greco-turca...

Marcado por la ausencia de una figura paterna, cuando tuvo

que formar una familia, se convirtió en su timón y en su ancla.

Conoció a Isabel cuando él tenía 18 y ella, 13.

Se formalizó su noviazgo cuando regresa

de la Segunda Guerra Mundial. Se casaron el 20 de noviembre de 1947.

Él tenía 26 años y ella, 21.

La juventud, la inmadurez de la insumisión a la hora de aceptar

tener que ir siempre tres pasos física y simbólicamente

detrás de la reina le granjearon la fama de rebelde.

Al principio le costó entender su papel.

Se convirtió en el mejor compañero.

Era el esposo de Isabel pero sobre todo el consorte de la reina

de la reina de Inglaterra y padre del príncipe heredero.

Así ha pasado el 73% de su existencia lado de la reina.

Celebraron sus años juntos en el pasado de Windsor

el mes de noviembre.

Hombre de escándalos, de palabra y de actos, uno de los últimos,

el accidente de tráfico que tuvo fruto de un despiste

y por el que pidió perdón y decidió dejar de conducir.

Ha sido el miembro de la monarquía que más opiniones dispares

han suscitado. La derecha le ve como un verso libre

al que le da igual ser incorrecto, la izquierda como racista

empedernido sobre el que siempre se cernía la zona del nazismo.

También coincidenn que la gran virtud de Felipe de Edimburgo

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Corazón - 10/04/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Corazón - 10/04/21

10 abr 2021

Magazine en directo, en donde en 30 minutos hacemos un repaso a toda la actualidad social de nuestro país.

ver más sobre "Corazón - 10/04/21" ver menos sobre "Corazón - 10/04/21"
Programas completos (4444)
Clips

Los últimos 6.650 programas de Corazón

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos