www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5625022
No recomendado para menores de 7 años  Comando al sol - De macizos y calas - ver ahora
Transcripción completa

Cristina, ¿cómo vas? ¡Muy bien!

¿Sí? Sí...

Es divertido, es más divertido de lo que parece.

-Bueno, Mónica, conseguido.

-Conseguido, 1.700 m estamos, en el valle de Liébana.

¿Qué se siente aquí?

Libertad y aire puro y sentirte muy a gusto.

Verde por los cuatro costados,

el valle de Liébana esconde tesoros gastronómicos,

memorables costumbres y alturas de vértigo.

Este es el picón de tres leches.

Muy rico.

El plato estrella es el cocido lebaniego.

Aquí tenemos el cocido montañés.

Es la bolera más alta de Cantabria. De toda Europa.

¿Una carrera? Una carrera, venga.

Te gano.

"Mogrovejo, un pueblo de película".

Porque aquí se ha rodado una trilogía de películas de Heidi.

Tenemos un paisaje maravilloso.

Sobre todo, eso, es calidad de vida.

-Toda la gente necesita tener más contacto con la naturaleza.

Vamos a ver cómo están los atunes atrapados y los vamos a sacar.

¡Poco a poco! -¡Venga, vamos!

¡Dale, dale!

¿Hasta qué punto esto es un reclamo turístico

para las playas de Cádiz?

Hombre, esto ha sido tocar la lotería todos los veranos.

Aquí está el toro, la parte más valorada en Japón,

para sashimi.

Salimos a la caza del oro rojo del estrecho

en un verano histórico.

Visitamos sus templos y la cotizada costa gaditana.

Tenemos el atún 100%,

pero también tenemos otro tipo, como el marisco más fresco.

Esta langosta es de aquí, de las costas de Conil.

Esto es lo que tú vendes, este paisaje tan increíble.

Claro, tenemos 14 km de playa.

Esto es una maravilla.

¿Cuántos llevas? 508 personas.

508 personas.

¿El límite a esta hora de la tarde?

Aproximadamente, unas 600 personas.

Presupuesto para un fin de semana en Conil.

Tres euros y medio.

De macizos y calas en "Comando al sol".

Eso es, sí, señor.

Una mezcla entre Elvis y Michael Jackson.

Al valle de Liébana se le conoce

como la joya de la corona del turismo aquí, en Cantabria.

Tiene personalidad propia.

Tiene un cocido con su propio nombre,

el cocido lebaniego;

un santo con su propio nombre, Santo Toribio de Liébana,

con su camino de peregrinaje, el camino lebaniego.

Tiene parte de los Picos de Europa

y tiene más de cien pueblecito repartidos por sus valles,

donde hay a quien se le ha ocurrido venir aquí a rodar Heidi.

Buenos días. Buenos días.

¿Cuántos venís al teleférico?

Pues, mira... A ver...

Estamos cuatro adultos... Y cuatro niños.

Yo, de pequeña, venía a casa de mi abuela en verano.

Y mis tíos, mis padres trabajaban, mi tío ha trabajado aquí.

Mi abuelo ha trabajado aquí. Y entonces,

muchas tardes subíamos a comer un helado y hacíamos la visita.

¿Qué atractivo turístico ofrece esto?

Para la gente que no haya subido nunca,

¿qué le podemos decir que tiene esto?

La mayor preciosidad que hay en el mundo, el valor, por Dios,

los Picos de Europa.

Antonio, tú eres el director de esta instalación.

¿Cuántos turistas pueden visitar o subir al teleférico

en un mes o en un año?

Pues alrededor de 250.000 personas.

Venga, ¿subimos? Sí.

Allá vamos, chicos.

¿Cuánto tiempo tarda el trayecto?

El teleférico tarda tan solo cuatro minutos

en subir desde la cota inferior,

que estamos a 1.070 m, a 1.823 m la estación superior.

-Parece que subimos como tortugas.

-¿Os ha gustado? -Sí.

Aquí estamos viendo toda esta parte del macizo central,

donde se encuentra Peña Vieja, la cima más alta con 2.613.

Además, este es punto de salida,

de inicio de innumerables actividades de montaña.

Desde fáciles con niños, familiares; desde poder bajar andando;

desde poder acercarnos a tocar casi el Naranjo de Bulnes...

Hola, buenos días, qué tal, ¿cómo estáis?

Bueno, bienvenidos al Parque Nacional de Picos de Europa.

Estamos en la vertiente cántabra

y vamos a hacer una pequeña ruta circular por aquí,

por el entorno de los lagos de Lloroza

y los puertos de Áliva.

Empresa formada por el padre y dos hijos,

Quique, Hugo y Pepe.

Aquí, trabajando a casi 2.000 m.

¿Cuánto tiempo lleváis con esta empresa?

Pues cinco añitos llevamos.

¿Por qué decidisteis

empezar a hacer turismo activo a estas alturas?

Pues porque somos unos enamorados de esta tierra, donde hemos nacido.

Y queríamos vivir aquí.

¿Qué volumen de turismo atraéis al año?

Movemos unas 3.000 personas al año.

¿Qué supone para vosotros que esta sea vuestra oficina?

Estamos encantados. Sí, ¿eh?

No lo cambiamos por nada.

-Estamos en el techo de Cantabria.

Vosotros habéis venido con vuestras hijas.

Sí.

¿Primera vez que venís con vuestras hijas?

Suelen venir por esta zona.

Pero queríamos traerlas en un grupo organizado

para que ellas se quejen menos.

Ah, que si van solo con los padres, se quejan mucho.

Vale.

¿Qué se sienta aquí?

Libertad y aire puro y sentirte muy a gusto.

¡Y "voilà"!

-¡Qué bonito! -¡Ostras!

-Qué chulo.

-Los lagos de Lloroza.

Tiene un habitante muy especial, que es el tritón alpino,

es un anfibio que está en peligro de extinción.

Y es como una ranita pequeñita con el vientre...

Es muy característico, tiene el vientre anaranjado.

Es recomendable no alterar el agua, ni meter los pies,

es una especie muy sensible y cualquier hongo,

cualquier bacteria que podamos traer les puede afectar e incluso morir.

Bueno, ¿qué os parece dónde estamos? ¿Los lagos?

Esto es el paraíso.

Creo que, en algún momento, Hugo lo ha dicho, y es el paraíso.

O sea, esto es salud.

¿Buena, mala o qué? Muy buena.

¿Buena? ¿Ha valido?

Primera vez que veo jugar a los bolos a 1.700 m de altitud.

¿Cómo se llama este juego? Es bolo palma.

Típico en Cantabria, aunque juega a nivel nacional.

Pero, bueno, lo normal es...

En Cantabria es donde más, en Asturias.

Es la bolera más alta de Cantabria. De Europa.

El truco está en darle mucho efecto

para que cuando toque la tierra, tire los...

Vaya hacia los bolos. ¿Estáis apostando algo no?

No, una cerveza. Vale.

Las bolas, ¿de qué son? Son de madera de encina.

De madera de encina...

Buena, ¿no? El bolo de en medio vale doble.

Venga, allá voy.

Vale... (RÍE)

¡Uy, qué voy, qué voy!

¡Uy!

No es tan fácil, ¿eh?

Estamos en el monte La Viorna,

a una altura de unos 1.150 m aproximadamente.

Es un monte bastante céntrico en toda la comarca de Liébana.

Es como una gran olla que está rodeada de montañas,

que son todas más altas que el resto del valle,

y eso hace que aquí tengamos un microclima muy marcado.

Aquí hemos venido ahora a ver

cómo van a hacer dos biplazas parapente, David y Borja.

Una de las actividades que se suelen hacer aquí, en Liébana.

¿Viene cada vez más gente a hacer turismo activo a este valle?

Sí, cada vez más.

Cada vez la gente necesita tener más contacto con la naturaleza.

Y más, a raíz de situaciones como la que acabamos de vivir.

Yo llevo ya 31 años volando,

por lo que ya he saltado unas cuantas veces.

¿De dónde eres tú? Yo soy de aquí, de Potes.

Lo que buscas es un poco desconectar,

desconectar del mundo,

de tus problemas

o de tus cosas del día a día;

entonces, aquí, en el aire,

debes estar centrado en lo que estás haciendo.

Cualquier persona que no haya volado puede probar

con nosotros de una manera muy segura y muy fácil.

El valle de Liébana tiene poco más de cien pueblos,

algunos con muy poquitos habitantes.

Este en concreto es Mogrovejo que, para tener solo 25 habitantes,

es bien de interés cultural, conjunto histórico artístico,

pueblo más bonito de Cantabria 2017 y acaba de entrar en la lista

de los pueblos más bonitos de España.

¿Y qué está haciendo usted ahora mismo?

Estamos aquí haciendo una cuchara.

¿Una cuchara? ¿Y para qué?

Para revolver la comida.

Como se hacía antiguamente. Estos son albarcas.

Sí. Que, además, son sus zapatos.

Sí, bueno, zapato no, albarca.

Albarca de madera con tarugos.

-Cuando nevaba mucho, para no hundirse en la nieve.

-Para ir, llevar albarcas.

-Aquí, en verano, vienen muchos turistas.

De Madrid, sobre todo, de Barcelona.

-Liébana tiene...

De todo tiene.

-Yo nací aquí, esta es la entrada principal.

Esta tendrá un montón de años.

Qué bonitas son las casas aquí, veo que la estética del pueblo,

bueno, la estética del valle, en general, es piedra,

madera oscura y está todo el valle muy bien cuidado,

muy bien reformado, ¿no? Y, sobre todo, el pueblo este...

El picaporte. A ver si sale alguien.

¿Va a salir alguien, Esteban? No vive nadie.

Todo lo que veas arreglado es de gente que ha venido de fuera.

No salgo de mi asombro de que vaya usted caminando

con eso y no se caiga ni se tropiece ni nada.

¿Una carrera? Una carrera, venga.

Te gano. (RÍE)

Buenas tardes, ¿qué tiene este pueblo

que dicen que es tan bonito, que es tan famoso?

A ver. Las vistas que tiene.

-Una torre medieval

y alguna casona que hay por ahí con historia.

¿Y ahora viven del turismo? ¿Viene mucho turismo?

Sí. Sí, viene mucha cantidad, sí.

Aquí no viene el virus porque no pasa la peña.

¿Hay orgullo de pueblo?

Sí. ¿O de valle, de Valle de Liébana?

Sí, eso sí, que lo hay.

Y mucho.

Los liebaniegos, vayamos por donde vayamos,

por cualquier punto del mundo que vayamos,

nos sentimos muy orgullosos de haber nacido en Liébana,

de ser liebaniegos.

Aquí nos encontramos con Joaquín. -¿Qué tal?

Buenas tardes. Buenas tardes.

Está usted aquí pintando Mogrovejo. Pues sí.

Dónde voy a ir, a Mogrovejo, el pueblo más bonito de Cantabria.

Se ha puesto usted aquí,

al lado de un cartel que dice: "Mogrovejo, un pueblo de película".

Porque aquí se ha rodado una trilogía de películas de Heidi.

¿Qué era, una productora internacional

que venía a reproducir aquí el paisaje suizo?

Internacional. El director no era español.

Era... -Inglés o...

-De África o de algún lugar así.

Entonces, el pueblo parecía que era el pueblo de Heidi.

Es un pueblo de ensueño.

Es para verle un poquitín bien y mirarlo con gusto.

A usted, desde luego, vemos que le inspira.

Mucho. Yo habré pintado aquí, no exagero nada,

pero igual he pintado 20 o más de 20 cuadros.

Ninguno es igual.

¿Usted es liebaniego, Joaquín? Sí.

Con 24 años, me fui a México. Estuve cinco años allí.

Me vine para acá otra vez.

Y estos cuadros de aquí, de Liébana, ¿los vende usted?

Sí, claro.

Y esto, por ejemplo, ¿a cuánto se lo puede comprar?

Pueden estar entre 400 euros y 4.000.

Ahora he terminado una exposición en México.

Usted va llevando rinconcitos de Liébana por el mundo.

Sí, muchos. Por todo el mundo, además.

Esta es la escuela de los chicos, donde iba yo a la escuela.

Y aquella es la de las chicas, ahora es un museo.

-Pues a la entrada de la escuela, siempre se dejan las albarcas.

Para entrar con los pies limpios, las albarcas están sucias.

-¿Qué tal estudiantes éramos buenos? -Yo, malo.

Yo, malo. -Yo, seguro malo.

Lo que pasa es que tampoco venías de seguido al escuela

porque te mandaban o con las vacas y...

-Era otra época. -Íbamos a clases particulares.

Aquí teníamos... ¡Ay, madre! ¡Ay, madre!

Que ya no cabemos. Aquí escribíamos.

Aquí tenías una pluma que tenía un tintero.

Y se mojaba aquí la pluma y se escribía.

Esto se ha conservado tal cual, ¿no?

El que las casas tuvieran espacios donde poder guardar,

eso hizo posible que la gente conservara.

Si os fijáis, tenemos aquí una tabla de asistencia,

que es una suerte que se haya podido conservar.

Es del año 1949.

Y lo que se hacía era marcar cuándo venía, no cuando faltaban.

Sino cuando venían.

Es bastante sorprendente, si nos fijamos en las casillas,

hay muchísimos días que no venía ningún niño,

que no hubo asistencia de ningún alumno.

¿Y por qué? Es primavera,

se estaba ya sacando el ganado de las cuadras.

Había que llevarlo a pastar.

Si había que elegir entre ir a la escuela o ir a trabajar

y a colaborar en casa, era prioritario colaborar en casa.

Estoy buscando a Vicente, que me dicen

que es el dueño de la torre medieval del pueblo.

Sí, soy yo.

¿Es usted? Sí.

Hola, Vicente, ¿podemos pasar? Sí.

Venga, muchas gracias.

¿Vive usted aquí? Sí.

Me dicen que usted es dueño de esa torre

que es un poco el "skyline" de Mogrovejo,

es lo que se ve desde el aire,

lo que se ve desde la carretera es esa torre.

Exactamente. Y esa torre, ¿de qué época es?

Es del siglo XIII.

XIII. Una torre defensiva.

De aquí procedía un señor que decía: "Soy Mogrovejo el guerrero".

Era el que acompañaba a don Pelayo en alguna batalla.

¿En la reconquista? Sí.

Está peligroso subir, ¿no, Vicente?

Sí. Usted prefiere no subir.

Las escaleras no son muy buenas.

Vaya tela para subir a la torre defensiva.

El cerrojo es de la época, ¿eh?

Uno de ellos sí es muy antiguo.

Eran muy bajitos los señores de Mogrovejo.

¡Hala, está en ruinas!

Está hueca completamente.

Hueca completamente, cubierta de hiedras, de musgo.

Y, además, el castillo lo tiene usted pegado a la casa.

Esta es la casa.

Y la casa, ¿de qué época data? Esta es de 1600 y pico.

O sea, que usted vive en una casa del siglo XVII.

Eso es.

Durante la Primera Guerra Mundial,

en la guerra austrohúngara contra Italia,

algunas de las montañas en los dolomitas,

que eran más inaccesibles,

se llenaron de grapas y cables de hierro y de acero

para hacerlas más accesibles para fines militares.

Se llaman vías ferratas y hoy solamente las usan los turistas.

Dame una cintura chiquitita, ¿eh? ¿Esta?

Este es el arnés, ¿no? Esto es el arnés.

Yo me llamo Marisa, trabajo en la oficina de turismo de Potes.

Potes es la capital del valle. Exactamente.

Y, bueno, pues...

Llevamos todo el fin de semana haciendo una serie de actividades.

Sí.

Para enseñarle a Cristina, que es periodista,

los lugares más representativos de Potes y de la comarca de Liébana.

Óscar, ¿cuánto vamos a escalar?

Desde aquí, desde la carretera hasta el punto más alto,

hay 170 m. 170 m.

¿Te atreves? Te veo muy valiente. A mí me gusta mucho escalar.

Así que sí, por qué no.

Son grapas y cables que vemos aquí incrustados

y bien pegados a la roca.

Vamos a anclar con este aparato que he puesto,

el disipador de energía.

Vamos a ir con los dos mosquetones metidos en la línea vida.

Primero, cambio un mosquetón y luego el otro, ¿vale?

Nunca cambiamos los dos a la vez, porque si no,

habría un momento que no estaríamos enganchados a nada.

Cristina, ¿cómo vas? ¡Muy bien!

¿Sí? Sí.

Es divertido, es más divertido de lo que parece.

Te enganchan las vías ferratas.

Parece muy fácil, pero no sé si lo es.

Sigo subiendo, parecía más fácil.

-Muy bien, lo estás haciendo genial.

-Fotos del móvil...

Oye, Cristina... Dime.

¿Y tú qué gracia le ves a hacer una vía ferrata? Cuéntame.

Me gusta porque es como escalar pero más fácil y más seguro.

Y me recuerda a cuando vivía en Noruega.

¿Has vivido en Noruega? Tres añitos.

¿Noruega o Liébana? Es que los dos son muy bonitos.

Me recuerdan mucho la una a la otra. Para bien todo.

-Bueno, Mónica, conseguido.

-Conseguido, 1.700 m, estamos en el valle de Liébana.

Después de hacer la vía ferrata.

¡Venga, vamos! ¡Vamos!

De estas vacas ha salido el premio

Medalla de Plata al Mejor Queso del Mundo

en vuestra categoría, de estas vacas.

Más o menos. Ha salido la leche con la que se ha fabricado ese queso.

-La leche es de cabra y de oveja

porque es un queso de mezcla de vaca, cabra y oveja.

Madurado en cueva más de seis meses.

¿Sois toda la familia del valle de Liébana?

Sí. ¿Cómo es vivir en este valle?

Para mí, maravilloso. Yo, la verdad es que salí muy joven,

no debería haber salido tan pronto, y volví con más ganas.

-Yo no sé qué tiene Liébana, que todo el que ha nacido aquí,

puedo hablar casi en nombre de toda la gente que conozco,

tenemos mucho arraigo hacia la tierra.

-Los padres solemos inculcar a los hijos que vayan fuera,

que estudien, se preparen,

pero que no olviden nunca dónde nacieron.

Porque zonas como esta hay pocas en España, tan bonitas.

(Timbre)

¡Hola, qué tal! -Buenas tardes,

venimos a comprar un poco de queso. -Buenas tardes.

Este es el picón de tres leches. Lo vas a probar.

¿Qué te parece? ¿Pica mucho este queso picón?

No, qué va.

Hay que estar acostumbrado a ello, pero no pica mucho.

¿De dónde venís?

Vivimos en Santander, pero venimos de Castro Cillorigo.

-Íbamos a ir a Bolonia, íbamos a ir a Extremadura,

pero todo eso se ha ido al garete.

Y preferís quedaros aquí, en vuestra casa.

Vamos a estar aquí todo el verano en plan tranquilo.

Hace dos años, 18-19, Medalla de Bronce.

El año pasado, Medalla de Plata.

¿Estáis esperando el año que viene Medalla de Oro?

Intentaremos, intentaremos.

Este es el queso picón Medalla de Plata del Mundo.

Sí, señor. Va a probarlo. ¿No será muy fuerte?

No. -Muy rico, espectacular.

¡Muy rico, muy rico!

El queso picón gusta mucho tomarlo en compañía de más gente,

con el buen vino.

Entonces, bueno, se comparte y se pasa muy buen rato.

Es una manera de compartir, ¿no? El queso picón.

Gracias. -A vosotras, a seguir bien.

-Adiós.

Y los lunes, te vienes aquí, a Potes,

la capital del valle de Liébana a vender tu mercancía,

vuestra mercancía, a este mercadillo.

Antes hacíamos ferias todos los fines de semana por toda España.

Vale, ahora no hay feria.

Y hemos empezado a venir aquí los lunes

para intentar sacar el producto.

-Buenos días, qué tal.

Cinco panes de pasas, por favor.

A ver si tienes un saco un poco más grande para...

Para que... -No hay problema.

¿Dónde lleváis tanto pan?

Nosotros, a Cosgaya, a un pueblo que está aquí a 14 km.

Sí, pero tenéis mucha gente a comer.

No, es que tenemos un hotel.

Aprovechamos que vienen los lunes

para llevar pan de pasas para la semana.

Este esto en nuestro hotel, el Hotel del Oso.

Son dos edificios.

Este es lo que llamamos el edificio principal

y este lo llamamos el anexo, pero, en realidad,

fue aquí donde empezaron mis padres.

Bueno, ya estamos cambiadas.

Aquí tenemos a las cuatro hermanas.

Y al perro.

A Marcelina. -También es niña.

Que levante la mano la mayor. Yo.

¿Después, quién va?

Teresa... Tercera.

Y la pequeña.

¿Qué significa este hotel

y qué significa el valle para vosotras?

Bueno, el hotel, yo creo que significa nuestra vida.

Y el valle, pues un rincón al que, igual cuando eres joven,

te parece que te faltan muchas cosas.

Y, a medida que vas cumpliendo años, vas apreciando,

donde hay mucha calidad de vida,

donde tenemos un paisaje maravilloso.

Sobre todo, eso, calidad de vida.

¿Cuánta gente tenéis contratada ahora?

Unos 24.

-Yo me voy a la cocina. Vale.

Venga, que pasa gente.

A ver, Mariví, el cocido.

¿Qué preparáis aquí,

que es lo típico que os piden los clientes en este hotel?

Pues de plato estrella es el cocido lebaniego.

Aquí tenemos otro plato muy típico, que es el cocido montañés.

Tenéis dos tipos de cocido, lebaniego y montañés.

Este es más de la zona de Caboérniga y por ahí,

pero aquí se come mucho.

Lleva también su panceta, lleva morcilla, alubias, berzas.

De momento, el cocido lebaniego

tiene ya diferencia con el cocido montañés.

Tiene garbanzos, tiene el relleno del pan, oreja,

tiene carne de ternera.

-Platos contundentes porque aquí la gente

trabajaba mucho antiguamente

y, bueno... -Necesitaban energía.

Esta gastronomía está muy basada en la carne, ¿no?

La carne, la comida contundente, grasienta.

Pero luego, tenemos el contrapunto de que estamos cerca de la costa.

¿Qué pescados piden? ¿Qué es esto?

Tenemos merluza, rodaballo, rape, lubina,

"bocaste", que ahora estamos en temporada.

¿Eso qué es, Carlos? Esto es un chuletón.

Madre mía. ¿Esto cuánto pesa? Depende.

Este es de los pequeños.

Según va haciéndose el lomo más grande, va engordando.

-Sobre dos kilos.

¿Esto para cuánta gente es?

Bueno, hay gente que viene a hacer su competición...

-Homenaje. -Claro, y se lo come entero.

¿Y se lo come entero esto?

Y luego, como ya hace muchos años que vienen dicen:

"A los 20 años yo me lo comía entero,

ahora que tengo 50 me tiene que ayudar mi hijo".

¿Cuánto puede costar un chuletón así?

Pues, depende. A 30 y poco... ¿El kilo?

No, no, el chuletón. El chuletón 30 y tantos euros.

Sí, con su guarnición de pimiento, patata...

¿Cómo queréis el pan?

¿Lo queréis blanco o lo queréis integral?

Un panecito blanco.

¿Qué tal está este cocidón?

Entre bueno y estupendo. Sí, ¿eh?

Espectacular. Espectacular.

¿Vivís en el Valle del Liébana?

No, vivimos en Santander,

y hemos venido a pasar aquí el fin de semana.

Es un sitio maravilloso, con una temperatura fantástica,

la montaña... ¿Qué planes hay para este verano?

Nosotros nos vamos todos los años a trabajar a Camboya con niños,

entonces este año si se abren las fronteras iremos.

Claro.

Y si no pues haremos turismo nacional.

Oye, y qué le parece a una finlandesa

el Valle del Liébana y el cocido lebaniego.

Me encanta. ¿Sí?

Hemos venido aquí desde que era muy jovencilla,

porque me vine aquí hace muchos años.

Nos gusta mucho.

(Música)

(Música)

El atún rojo es uno de los mayores reclamos turísticos

de la provincia de Cádiz.

Pero este ha sido el año más difícil para la almadraba.

Nos embarcamos con los pescadores

en la última "levantá" de la temporada,

finalizan dos meses de pesca

en los que más que nunca se han jugado la vida

por el "oro rojo" del Estrecho.

Ese es el entramado de la almadraba,

un laberinto para los atunes.

La almadraba tiene aproximadamente tres millas,

que son unos 5 km de largo, entre ancla, cables y redes.

Un trabajo muy laborioso que se tarda en montar, aproximadamente,

sobre tres meses.

Vamos a ver "in situ" cómo están los atunes atrapados,

y los vamos a sacar.

Este ha sido el año más difícil para la almadraba.

Este año debido a la pandemia,

ha sido más costoso el tema de la instalación de todo,

por guardar las distancias y el tema de la seguridad

y protocolo.

Pero, se ha conseguido, lo hemos logrado.

Ahora vamos a subir los atunes para arriba.

Aquel barco de enfrente es el barco de la "sacá".

Exactamente. Ese le llamamos la "sacá".

Son los que hacen que el cuadrado entre el copo y la red,

se levante hacia arriba,

y se quede el atún con poca agua para poder matar.

Mira, las aletitas, están saltando los atunes perfectamente.

Y ahora vamos a empezar a sacarlos.

¿Cuántas piezas puede haber ahora mismo en este agua viva?

Aquí puede haber unas 700 u 800 piezas.

¡700 u 800 piezas!

Sí, y ahora vais a ver que son de una media de casi 200 kilos,

los bichos, los ejemplares que matamos.

El equipamiento es muy fácil, el invento es...

Estos son cartuchos de caza mayor,

los preparamos con Sikaflex y les metemos aquí pintura...

¿Y esto es con lo que sacrificáis al animal?

Ahí está, con esto se sacrifica el atún.

Se mete aquí el cartucho, se gira, se conecta,

y tiene una aguja percutora que es esta.

-Están seleccionando para ir matando

los 25 o 30 pescados que ha solicitado el capitán

para la matanza de ahora.

-Poco a poco. -Dale, dale.

Sostenible al 100%. Por supuesto.

Míralos, ahí salen.

Antiguamente, esto se sacaba casi a pulso ¿no?

Pero el pescado sufría mucho.

Y moría con mucha taquicardia, mucho estrés.

Con lo cual en la carne se le notaba a la hora de comerlo,

porque al consumirlo en crudo,

la carne si el pescado muere estresado se ponía muy densa.

¿Por qué se le da el corte?

El atún cuando sale del agua

tiene aproximadamente la temperatura del cuerpo del ser humano,

unos 35 grados, cuando le quite la sangre el cuerpo se enfría

y la calidad de la carne es muy superior.

Somos tan selectivos dentro de la almadraba

y tenemos una valla tan grande,

que tan solo capturamos ejemplares muy adultos.

Tienen entre 12 y 20 años de edad.

-¡Aquí!

¡Coge el gancho!

-¡Va! ¡Ahí va!

Este año la captura más pesada

ha llegado a alcanzar los 615 kilos.

Este es el barco que se encarga de recoger las capturas

que acaban de sacrificar los buzos.

Esas 25 o 30 piezas capturadas las van a llevar al buque factoría

que ven allí al fondo,

en ese mismo barco lo que van a hacer

es ultracongelarlos a menos 60 grados.

Venga, vámonos.

Desinfección.

Meto las manos aquí.

Vamos a presenciar ahora el proceso del ronqueo,

el despiece en 25 partes distintas el atún de almadraba.

El ronqueo siempre comenzamos cortándole la cola.

Se le llama "el cerdo ibérico del mar".

Podemos sacar hasta 25 partes comestibles.

Se aprovecha hasta la piel.

De la cabeza sacamos siete partes comestibles.

Sacamos morrillo, mormo, contramormo, facera,

galete, oreja y paladar.

Todos los restos que quedan van a fábricas de harina

donde se hacen harina, pienso y aceite de pescado.

O sea, se aprovecha al 100%.

Dámelo.

Es el corazón.

Madre mía. Es el corazón de un atún rojo.

Esto se puede hacer en salazón.

Aquí tenemos costumbre de hacerlo en salazón o se hace filete,

se desala bien, y se hace a la plancha.

La parte del atún que más sabor tiene.

La parpatana es la aleta que divide la cabeza de los lomos.

Hasta que no se abre así no se sabe si es macho o es hembra, ¿no?

Claro, ahí es donde viene la hueva, sí.

Aquí podemos apreciar bien los niveles de grasa,

esto es lo que el japonés denomina "toro", ventresca.

La diferencia del atún rojo de almadraba

está en la forma de pescarlo, y en el momento en que se pesca

que es cuando tiene toda su grasa natural.

Esta piel es muy basta, no tiene nada que ver con la del lomo blanco.

Esta tiene hasta seis capitas.

Aquí también podemos apreciar el sonido del ronquido...

De ese ronquido, de ahí viene la palabra ronqueo.

Lomo blanco.

Aquí está el "toro" que es la parte más valorada en Japón.

Para el sashimi, que es esa que tienes aquí.

40 euros el kilo vendemos nosotros la ventresca.

¿Cuántos kilos tienes tú ahí en las manos?

Pues mira, yo te voy a decir, si tiene 294,

tengo 14 kilos de ventresca ahí.

La ventresca es el 10% del atún.

Tarantelo.

Parte del atún que tiene el nivel de grasa perfecto.

Se puede hacer un tataki,

marcándolo bastante bien para que queme las betas,

la fibra que tiene.

Porque estos usos del atún hace 25 años no existía ¿no?

No, no, no.

A ver... En el tema del crudo no existía, existe ahora.

Los japoneses, ¿nos han enseñado a comer atún?

Claro, cuando nosotros vemos que el japonés cortaba y se lo comía,

y pensábamos: "Ese tío está loco".

Hoy en España el 90% de los buenos restaurantes

tienen algún plato de crudo.

Tenéis que observar que esto es un puzle.

Ahora vamos a sacar el lomo negro.

Cuatro partes comestibles.

Descargamento, plato, cola negra y solomillo.

Paco, hasta qué punto esto es un reclamo turístico

para las playas de Cádiz.

Hombre, aquí en la provincia de Cádiz esto ha sido...

Tocar la lotería todos los veranos.

Cualquier cocinero que coja este tipo de producto

puede elaborar y hacer lo que quiera, vamos.

Descargamento.

La parte más seca del atún. La más magra.

De aquí viene el dicho: "Eres más seco que una mojama".

Este rojo, esta intensidad de rojo,

es suyo, es natural.

Yo personalmente, porque como en la comida,

en la vida, todo es cuestión de gusto,

yo esto me lo hago, mira,

le echo una mijita de sal y a la plancha.

(Música)

¿Qué hay?, Paquito

(Música)

Hasta hace tan solo cinco o seis años,

la mayoría de este atún rojo viajaba a Japón,

pero cada vez son más los chiringuitos

que lo demandan para consumirlo sobre la arena.

Buenos días. ¿Qué pasa? Pedro, ¿dónde está?

-Allí lo tienes. -Gracias.

Aquí traigo el atún.

-Buena calidad.

Pedro, ¿cuántos kilos de atún compráis cada verano

en este chiringuito de Conil?

Pues aquí en La Fontanilla puede ser unos 3000 kilos de atún.

¿Cuánto supone, de las ventas ahora mismo,

el atún rojo en un chiringuito?

Pues yo creo que...

Estamos casi todo el pueblo igual, no solo La Fontanilla,

esto estamos nosotros en un 60%, 50-60% de venta de los productos.

Antes, empezamos, a lo mejor, con un poquito atún a la plancha.

Mi padre me lo ponía a la plancha con patatas fritas,

y ¿ahora qué? Un tataki, un tartar, que está estupendo...

"Atún rojo, un viajero entre dos mundos".

Sí, señor.

Que viene aquí a Cádiz como lugar de vacaciones.

Sobre todo porque pasa desde mayo a junio,

y es cuando de verdad el atún está exquisito,

y lo podemos nosotros degustar aquí en nuestro restaurante.

Cuidado que pega el salpicazo.

(RÍEN)

Tenemos el atún 100%, pero también tenemos otro tipo,

por ejemplo, como el marisco más fresco, esta langosta es de aquí,

de las costas de Conil.

Langosta viva... Madre mía, está hablando, ¿eh?

Presume mucho Mallorca,

pero también aquí en Conil hay buenas langostas.

Nosotros la tenemos a 90 euros el kilo.

El bogavante de aquí, bogavante hembra,

que es una maravilla.

Esto lo tenemos a 80 euros el kilo.

Esto se vende ahora como rosquillas, la gente de Madrid se los come.

(RÍEN)

Y más este año que tienen muchas ganas de disfrutar.

Porque la gente tiene ganas...

Mira, y Conil es uno de los puertos pesqueros

con más calidad del mundo mundial.

Una hurta, denominación de origen, de Conil. Esto es una maravilla.

Miran qué corvina, mira qué pieza tenemos aquí.

Qué animal, por favor.

Pescado de Conil, mira, mira qué animal más bonito.

Madre mía...Enorme. ¿Eh?

Este es un pescado de aquí que es exclusivo, esto es una maravilla.

Vamos a subir un poco el toldito.

Esto es lo que tú vendes, este paisaje tan increíble.

Claro, esto es una maravilla de playa, la playa de La Fontanilla,

de tantas que tiene Conil, si te das cuenta tenemos 14 km de playa.

Esto es una maravilla.

Aquí, muchas personas tienen que venir

para que de verdad nos desborden.

Aquí si no te espabilas esto son tres meses, como el atún,

pasa y si no lo coges se te va.

Entonces tú tienes que aprovechar el verano,

y esto es junio, julio, agosto y septiembre.

Nosotros acumulábamos mucha población, entraban muchas mesas,

doblábamos y lo hacíamos muy fácil, ahora ya, bueno,

tienes que parar a la gente, no puede haber acumulación de personas.

¿Habéis prescindido de turnos para este verano?

Hemos quitado uno, por no achuchar tanto a la gente.

Eso es doloroso ¿no? Bastante, pero...

Porque vosotros, ¿hasta cuántas veces rotabais a los clientes?

Tres y cuatro.

Venía gente a las 13 horas, después a las 14:30 horas,

a las tres y pico, y un extranjero que se te cuela a las 17 horas.

¿Has cuantificado lo que vais a dejar de ganar?

Yo creo que un 60% este año.

¿Te cansas de este paisaje? No, no.

No porque yo nací en el 67 y, bueno, yo nací en Puerta Cai,

que es auténtico marítimo,

pero mi madre se puso de parto aquí asando salmonetes.

(RÍEN)

16 de agosto del 67.

Yo he nacido y he vivido aquí toda la vida.

(Música)

Tan importante es este reclamo, que hace tan solo un año

se abrió en Conil el primer Templo del Atún,

un restaurante tematizado en el que, incluso,

se encuentran nuevas recetas para el "oro rojo" del Estrecho.

¿De cuántas maneras se puede cocinar el atún?

De infinitas maneras, la pregunta sería,

¿cuántos platos nos quedan por descubrir del atún todavía?

Yo siempre pensé como cocinero que qué raro que no hubiera en Conil,

siendo Conil un sitio que es el paraíso del atún,

cómo no había un restaurante dedicado al atún.

Entonces aquí se ha montado un proyecto impresionante

donde el atún va por bandera y es...

Está en todas partes. Las mesas son latas ¿no?

Son latas de conservas.

Esto es como si fuera la almadraba.

Tenemos desde la entrada al mar, hasta el final

las cuerdas que tenemos en la sala contigua,

que es como si fueran el copo de debajo de la almadraba.

Como si comieras justo debajo de la almadraba.

Este atún que tenemos aquí lo marcamos

para que entre el jugo en el interior.

Y aquí terminamos nuestro atún.

Aquí usamos un carbón de coco.

Vamos a ponerlo aquí.

Colocamos un poco y...

El contraste de la calabaza con las partes semigrasa de atún

tiene un buen funcionamiento, tiene un contraste muy bueno.

Tenemos un poco de cuscús, y unas verduritas de aquí de la Janda.

Hacemos una salsita con un jugo de ternera retinta,

y un poco de panceta de cerdo ibérico, ¿vale?

Y ya tenemos nuestro plato.

Uno de los platos que tiene aquí más éxito en el restaurante.

Esto vale 20 euros.

¿Qué está haciendo él?

Él está haciendo unos niguiri.

Esos son de ventresca y "foie". Y el otro con trufa.

Esto es un atún rojo de aquí de la almadraba de Barbate.

Con los cortes hechos...

Y el resto también tiene algo de rollo culinario ¿no?

Sí, estos son niguiri, ¿vale?

Aquí tiene el rollo del nombre de mi restaurante,

de otro restaurante que tengo en Cádiz,

La curiosidad de Mauro.

Guzmán, la estrella Michelin de esquina...

Madre mía, tienes la cocina tatuada.

Claro.

Otra parte impresionante del atún, de la que más nos gusta,

y que la gente alucina, es la barriga del atún.

Tenemos aquí la mayonesa, el atún, un poquito de sal...

Un poquito de polvo de chile.

Simplemente darle un pequeño aderezo,

y este plato cuando lo prueba la gente alucina con él.

Continuamos con el huevo frito...

También son huevos de aquí de gallinas de Conil.

Tenemos un montón de producción de huevos de gallina,

de muy buena calidad.

Y caviar del Tíbet.

Es de un río que está justo bajando del Tíbet

y va directo para la Unión Soviética,

es un caviar por el color y el grano con un sabor muy delicado, ¿vale?

Que aporta bien ese sabor que estamos hablando

que potencia mucho.

Para mí la yema de huevo es la mejor salsa del mundo.

Terminamos con un aceite arbequino

al humo de roble para que te lo comas.

(RÍEN)

(Música)

¿Cuántos llevas?

Pues llevamos ahora mismo 508 personas.

508 personas.

Y el límite a esta hora de la tarde... ¿Aproximadamente?

Aproximadamente unas 600 personas.

Dos más, que no se te pasen.

Estáis dejando sitio libre...

(RÍEN)

Las personas que salen

los vamos controlando con una aplicación que tenemos en el móvil,

nos ponemos en contacto, mi compañera que está allí, y yo.

Así es cómo se controla el aforo en lugares exclusivos de Conil

como Cala del Aceite.

En función de la marea caben entre 300 y 600 personas.

(Música)

Perdona, sin mascarilla por allí.

Quedaros en el centro,

y controlad ahí un poco por el centro, la playa desde ahí.

Nicolás, jefe de Protección Civil.

Nunca se ha visto una playa tan ordenadita.

La verdad es que no,

yo llevo 28 años siendo jefe de playas de Protección Civil,

y nunca hemos tenido este orden en las playas.

Estamos viendo ahí a la Policía,

van haciendo zigzag muchas veces entre los bañistas,

así también se mantiene esa distancia de seguridad ¿no?

Si ellos entran, se cumple la distancia,

si ellos no entran, no se cumple.

El despliegue es impresionante.

Ahora mismo hay 80 personas.

Se han creado puestos de trabajo este verano.

En toda Andalucía 3000.

Cádiz creo que era 680, aproximadamente.

Muy buenas.

David, concejal de Turismo,

difícil tarea la de controlar el aforo en una playa de Cádiz.

La verdad es que sí, las mareas de Cádiz son bastante amplias,

bastante grandes, pero el problema lo tenemos realmente,

y no problema, es decir, la modulación del aforo en las playas,

es solamente en las calas de la localidad

que supone 4 km de los 14,6 que tenemos en el pueblo.

Habéis tenido que cerrar ya, en alguna ocasión, esta cala.

Bueno, lo que hacemos es limitar el aforo.

Tenemos también un canal en Telegram,

a través de las redes sociales, y la radio municipal,

donde ponemos un cartel que hoy 20 de junio

queda limitada el acceso a esta misma cala.

¿Cómo reacciona el turista?

La gente reacciona con responsabilidad,

aquí no hay nadie distribuyendo la playa, diciendo:

"Usted aquí, y usted aquí".

Sino que la responsabilidad recae en el usuario,

es el que le hace separarse de los demás ¿no?

¿De dónde sois? De Jerez.

Escapada, Conil imprescindible ¿no? Hombre, por supuesto.

Habéis llegado a tiempo para entrar ¿no? Porque están con contadores.

Nosotros hemos venido esta mañana, a las 11 estábamos aquí.

La gente está siendo responsable. Sí, sí.

Pero con lo que nos gusta tocar...

Eso es lo que estoy diciendo, que nos van a hacer "saboríos".

Tampoco podemos estar en la orilla.

¿Cómo que no pueden estar ustedes en la orilla?

No, en el agua o en la sombrilla.

¿Este paseo que están dando...?

Nosotros estamos andando, si no, no podemos estar.

Andando, sí, pero no se pueden quedar paradas.

No, no. Si no, es ilegal.

Sí.

Esto es una entrevista, no nos van a decir nada.

Nos gusta ponernos en la orilla, y no nos dejan.

Mira, mira, mira el gusano.

(RÍEN)

Estos son muchos años de entrenamiento en la playa, ¿verdad?

Cada vez avanza menos. (RÍEN)

¿Venís todos juntos? Sí.

¿Sois familia? ¿Amigos? Amigos.

Todos, amiguetes de allí de Lebrija.

De un pueblo, de Marismilla.

¿Hasta cuándo estáis? Hasta que se acabe el dinero.

¿Presupuesto que tenéis para el fin de semana?

Tres euros y medio. (RÍEN)

Nosotros estamos de camping.

50-60 euros echamos el fin de semana.

Por pareja. Sí.

¿Qué tal están ustedes aquí?

Muy bien, la verdad es que estamos muy bien, hombre.

¿Han tenido algún problema o qué?

No, que estábamos comiendo en los pinos,

y nos han dicho los municipales que no podíamos comer en los pinos.

-Estábamos toda la familia haciendo macarrones,

ya se lo ha llevado la mujer para arriba,

y nos han dicho que no podíamos allí, no sabemos el porqué en sí.

¿A qué os dedicáis?

Yo trabajo en un Compro Oro en Sevilla.

¿Y tú?

Ahora estoy parado, pero antes del coronavirus

estaba trabajando montando suelos de parqué, y armarios empotrados.

¿Y qué hacéis? ¿Os quedáis a dormir en la furgoneta?

Sí. -Sí.

¿Todos? Cada uno en su furgoneta.

Como gustar, nos gustaría ir a un hotelito, pero que, bueno,

que es un poco nuestros veranos de antes, ¿no?

(Música)

Conil y toda esta zona de Vejer y El Palmar no son solo playas,

también decorados tan bonitos como estos de campos de girasoles,

la gente se para aquí en la cuneta

y forma tremendos atascos para fotografiarse con este escenario,

la Guardia Civil ha tenido que intervenir

hace tan solo unos momentos.

(Música)

¡Olé!

(Música)

(RÍEN)

¿Eres artista? Bueno, ahí lo intento.

Hago lo que puedo. Mi nombre es Mané de Gomar.

Soy de aquí,

y he tenido el privilegio de conocer un día por México, perdón,

por Madrid, al señor Juan Gabriel, me cambió la vida,

y he sido su mano derecha,

he actuado en su show y aprendí de él,

y aquí estoy componiendo y haciendo nuevas canciones.

Aja. ¿Y esto es un vídeo musical de una de tus canciones?

Un vídeo musical.

¿Quién te ha enseñado a ti a bailar así?

Solo, solo, solo.

Soy un admirador de Michael Jackson, de Lola Flores....

Sí, sí, señor.

¡Eso es! ¡Sí señor!

Qué verdad es, una mezcla entre Elvis y Michael Jackson.

"Comando actualidad", pasadlo bien.

El Palmar es un sitio maravilloso.

Pero hay que tener cuidado, todos tenemos que pasarlo bien,

y como hay una playa enorme,

lo vamos a pasar muy bien con todos ustedes.

Cuidaros mucho, un abrazo, un beso, su amigo Mané de Gomar.

(Música)

A tan solo unos kilómetros de Conil se encuentra El Palmar,

epicentro del turismo de surf en la costa andaluza.

(Música)

Olé el cámara, olé el cámara.

En el mes de abril y mayo,

¿cuántos surfistas salieron en España?

Todo el mundo era surfista. (RÍEN)

Pero, bueno, había que comprender a la gente,

que llevaba tres meses metido en su casa, y...

Buscaron una excusa... Claro, el agua...

Estaba las condiciones igual que hoy, muy suaves,

y para darse un chapuzón... Se masificó.

Las playas de Cádiz capital... Una barbaridad.

¿Hay playas para todos los niveles aquí?

Hay playas para todos los niveles.

Esta es la más abierta, recibe más mar,

detrás del faro de Barbate tenemos otra,

Los Caños, Barbate, Hierbabuena...

¿Toda la familia? ¿O qué? Toda la familia.

(RÍEN)

-Hasta luego.

Aquí es una forma de vida.

Tu alumno más joven... Con dos años.

Precios, de las clases que acabamos de ver,

¿cuánto cuestan?

Las clases que acabamos de ver cuestan 28 euros.

¿Cuántas escuelas de surf hay solo en esta zona del Palmar?

Este año puede haber 20-25 escuelas.

¡25 escuelas en 5 km!

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • De macizos y calas

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando al sol - De macizos y calas

14 jul 2020

Comando al sol sale en busca de macizos y calas. El programa se descuelga por el desfiladero más largo de España para llegar al Valle de Liébana. Conoce sus costumbres, su gastronomía, algunos de sus más de 100 pueblos escondidos en el corazón de la montaña y redescubre Potes. Después, cambia las botas por el bañador para refrescarse en el litoral gaditano. Asiste a la última levantá del atún y visita los templos del oro rojo del Estrecho. Y descansa en Conil, paraíso de arena blanca y fina.

ver más sobre "Comando al sol - De macizos y calas" ver menos sobre "Comando al sol - De macizos y calas"
Programas completos (518)
Clips

Los últimos 2.996 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos