www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5690672
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - El virus en el bolsillo - ver ahora
Transcripción completa

Lo que veo es mucha madera en las viviendas.

Mucha ventana, mucho balcón

y muchos niños jugando en espacios públicos.

Si tuviera que volver a confinarse, ¿dónde viviría?

Esto es lo que a día de hoy vale oro.

Esto es en lo que se solicita.

Teníamos pensado comprar una casa más grande

desde hacía tiempo.

El confinamiento con tres niños en un piso

nos ha hecho intentar acelerarlo.

Este es el patio.

Y esto es un espacio para que los peques, como verás...

Estos ya están. (RÍE)

En plena reforma de tu casa, y encima teletrabajando.

Era la terraza antigua que tenía.

Y ahora lo he convertido en un despacho.

Esto será el salón.

Se quedará más pequeñito.

Queríamos recuperar esta salida exterior,

que no fuese solo a través de una ventana,

sino terraza.

Si las ciudades no se reforman,

lo que pasará es que la gente querrá irse

a vivir fuera de las ciudades, y esto sería un desastre.

El temor a un nuevo encierro cambia el mercado inmobiliario

y nuestra manera de vivir.

¿Pero cuál es el precio que estamos pagando?

La tendencia del alquiler va a la baja.

¿Se podría decir que este es el alquiler más barato

que has encontrado en nueve años

en relación calidad precio? Calidad precio y vivir solo, sí.

El nuevo mercado va a ser propietario de turístico,

que no pueden alquilar su vivienda

porque no hay turismo y tienen que readaptarlo

a alquiler tradicional.

¿Qué piensa tu padre ahora que vuelves a casa?

¿Qué va a pensar? No tiene más remedio.

Me encuentro en la calle.

"Vivienda pos-COVID" en "Comando actualidad".

-Qué bien hubiéramos estado aquí. -Ya.

Si nos hubiera cogido la pandemia aquí.

Hemos estado en la ciudad, en el piso.

-En el centro. -En el centro.

Esta pandemia está cambiando el mercado de la vivienda.

Ahora lo que buscamos son casas en las afueras

que tengan espacios naturales o piscinas.

Pero para hacerse con esta opción,

hay una lista de espera interminable.

Y todo por miedo al confinamiento.

Muy buenas tardes.

-¿Qué pasa? -Hola, ¿qué tal?

¿Qué tal? Ya estamos aquí.

-Sí. -¿Qué tal la mañana?

Sonia, Serafín, vosotros dos lo habéis conseguido.

Tenéis vuestra casa en las afueras, y ahora que os pille confinados.

Efectivamente, necesito una semana confinada

para organizar la mudanza.

La mayoría de la demanda que hemos tenido de vivienda

en venta y el alquiler también,

ha sido temas de chalets en las afueras de la capital.

Nosotros teníamos pensado comprar una casa más grande

desde hacía tiempo, pero el tiempo que nos planteábamos

era un par de años más tarde.

El confinamiento con tres niños en un piso

nos ha hecho intentar acelerarlo.

Esas son las llaves del paraíso.

Eso es.

A este lado tenéis la cocina, ¿no, Serafín?

Eso es, la cocina, correcto.

Aseo, y bueno. Y otra habitación que hay ahí.

Es una habitación cualquiera, un dormitorio.

De estudio, ya veremos el uso que le damos.

¿Qué es lo que no podía fallar en la casa que buscabais?

El jardín y una habitación de matrimonio grande.

La gente, por no perder la oportunidad

de un espacio libre, que es lo que necesita,

ha llegado a señalar la vivienda sin verla.

El mercado con el COVID se ha vuelto loco.

Sí, totalmente.

Y esto es lo que a día de hoy vale oro.

Esto es lo que se solicita.

¿Cuántos dormitorios tiene la casa?

Tiene cinco.

Precio aproximado que puede tener una casa como esta en las afueras.

Más o menos, con estos metros y este terreno,

está rondando desde los 210 hasta los 350.

Dependiendo también de lo que te salgas fuera.

La crisis del COVID también está transformando

el mercado del alquiler.

No solo es que estén bajando los precios lentamente,

sino que muchos de los contratos de alquiler

de pisos de estudiantes ya incluyen una cláusula anticovid.

Entregáis las llaves y ella recupera la propiedad

en ese mismo acto.

Cláusulas ante posible confinamiento,

¿por qué?

Bueno, en el mes de marzo nos dimos cuenta

de que se quedaron pisos de estudiante ocupados con enseres

y propietarios sin poder recuperar sus viviendas.

Pero esto es solo para pisos de estudiantes.

Como es su caso. Sí.

Solamente se pacta en pisos de estudiantes.

Esta cláusula es legal. Por supuesto.

Es un pacto entre las partes.

¿Qué estudias en Sevilla?

Yo aquí voy a hacer las prácticas de diseño de moda.

Este es el piso de Jesús, que es el típico piso de estudiante

de tres dormitorios, en el salón una zona para poder estudiar

varias personas.

¿Qué precio? ¿Por cuánto sale esto?

Esta vivienda, que está en la zona del Tiro de Línea,

está muy cerca de las facultades, se alquilan a 500 euros.

Yo no me lo esperaba aquí en Sevilla este precio

por un piso. ¿Están bajando los alquileres?

La tendencia del alquiler va a la baja.

Porque hay muchísimas más ofertas de viviendas de alquiler.

Muchísimas gracias, y ya está, nos mantenemos en contacto.

-Que vaya bien todo. -Gracias.

-Hasta luego. -Hasta luego.

El nuevo mercado va a ser propietarios

de turístico que no pueden alquilar su vivienda

porque no hay turismo y tienen que readaptarlo

a alquiler tradicional.

¿Pero han entendido que no pueden ganar lo mismo?

De momento, están madurándolo.

Pero lo entenderán.

El sector de viviendas y apartamentos turísticos

está sumido en una crisis sin precedentes.

¿La razón? La ausencia de turistas extranjeros.

¿Pero qué van a hacer ahora los propietarios?

Buenas tardes, José María y Ana.

Abogados y dueños de viviendas turísticas.

El sector de la vivienda y apartamento turístico,

¿está atravesando una dura crisis?

Completamente. Teníamos una ocupación

de casi el 90 % con esto de la Semana Santa, feria,

es la temporada más alta, abril, mayo.

Y en el momento en que empieza todo este problema

caen el 100 % todas las reservas.

¿Septiembre y octubre, tampoco habéis recibido noticias

de clientes? Todos se han caído.

¿Qué se plantea un propietario hacer?

No descartamos la posibilidad de dedicar

algunos apartamentos a vivienda permanente.

O incluso hay compañeros nuestros que ya lo han decido así

porque no tienen otras opciones.

Esto es una vivienda con fin turístico.

Tiene cabida para cuatro personas. Ajá.

El sofá dos personas, y la habitación principal,

ocupa otra dos.

Sin estrenar, directamente, apartamentos turísticos

a estrenar por culpa de esta crisis.

Totalmente. Tiene su frigorífico.

La vitro, tenemos cafetera.

El microondas, que es también un horno.

El tostador, todo lo que es el menaje de la casa.

¿Qué inversión habéis hecho vosotros

aquí para hacer estos apartamentos?

Una inversión importante porque ten en cuenta que esto era

un local que se ha convertido

en un apartamento y esto es una obra importante.

El dormitorio principal.

Igual, todo a estrenar. Todo a estrenar.

Pero es lo que nos ha tocado.

Terminasteis de reformar todo esto

el 1 de marzo. Efectivamente.

Cuando arranca ya el confinamiento.

Efectivamente. ¿Por cuánto alquiláis

este apartamento? Depende enormemente

de la temporada.

Desde los 45, 50 euros, a los 150, 170.

¿Tenéis previsión de clientes en las próximas semanas?

Nada.

Por fortuna, podréis aguantar un poquito.

Tenéis colchón para poder aguantar. Sí.

Pero ahora mismo no hay ninguno.

Si le bajamos el precio, lo ponemos de larga temporada,

probablemente se alquile.

¿Sí o no? El arrendamiento de la remodulación

tiene unas connotaciónes que, evidentemente, te obligan ya

a tener un plazo de ocupación ya de cinco años.

Los propietarios de apartamentos turísticos

tenéis miedo de pillaros los dedos. Claro.

Y poner esto de larga temporada, que alguien lo coja cinco años

y durante cinco años, la renta sería muchísimo más baja.

Claro.

Y este es el otro apartamento.

Este tiene una cabida de dos personas.

De hecho, no hay una habitación como tal,

sino que se fusiona un poco lo que es el dormitorio principal

con el salón de estar.

¿Es difícil convertir un local comercial

en apartamento turístico? No solamente no es difícil,

sino que además, entiendo que es una solución.

Porque si falta suelo residencial

y sobran locales de negocios, que ahora sobran

con el tema del comercio electrónico y demás,

¿qué mejor solución

que convertirlo en vivienda, que es lo que hace falta?

Tiene que contratar la grúa si quiere este modelo.

Este es el sofá nuevo de tu casa nueva.

No cabe por a escalera. No cabe.

Es otro hándicap de tener una casa en el centro también.

Estos son.

El sofá de momento lo dejamos abajo.

Esta es, Curro, tu nueva casa aquí en Sevilla.

En la zona histórica. Así es.

¿Se podría decir que este es el alquiler más barato

que has encontrado en nueve años en relación calidad precio?

Calidad precio y vivir solo, sí.

Antes, si tú querías mantenerte trabajando

con los sueldos y tal, te tenías que ir a barrios lejanos, pueblos.

Y ya tienes la necesidad de tener un coche; en mi caso, no.

No lo tengo. Y ahora sí se puede vivir

más o menos cómodamente en el centro de Sevilla.

¿Sabes si esto antiguamente

podría ser apartamento turístico? Mi intuición me dice que sí.

Por el estado del baño y de las cocinas.

Porque al final, los pisos de alquiler turísticos,

quieras o no, electrodomésticos,

suelen ser como... Está todo nuevo.

Bien cuidadito.

Esto son los armarios,

que están aquí a cada lado. Y esto es el baño.

Y esto es el baño.

Y estos 40 metros cuadrados, aproximadamente,

¿a cuánto te ha salido? 550.

Alquilar en este momento, con esta crisis del COVID

en el centro, ¿es una oportunidad? Sí.

Bueno, hay que buscar.

Porque al final, es una ardua tarea.

Pero sí se pueden encontrar cosas que están bastante bien.

La pandemia ha convertido a muchos inquilinos en morosos.

Se triplican los casos de ciudadanos

que no pueden seguir pagando el alquiler

y que en el mejor de los casos, tienen que regresar

a casa de sus padres.

Sandra, te toca hacer una mudanza a contrarreloj.

Debes ya 500 euros aproximadamente

al propietario. Sí.

Y tú no quieres ser más tiempo inquilina morosa.

No. He alquilado un trastero

para poder meter toda la ropa de invierno,

que me la voy a llevar ya en estos días.

Y ya lo que me queda es intentar coger un camión de mudanza,

que también lo veo una cosa supercara.

Os vais a vivir a una habitación en casa de tu madre.

Sí. Y vas a dormir ahí.

Con tus dos niños. Sí.

Que tienen, ¿cuántos años? 12 y 11 años.

¿Cuánta gente hay ya en casa de tu madre?

Está mi madre, mi hermana y sus tres niños.

¿Qué consecuencias ha tenido en tu situación

esta crisis del COVID?

Toda. El trabajo, que es muy complicado,

aparte por mi edad.

¿Qué edad tienes? 42 años.

¿Has buscado? He buscado.

De limpieza, cuidando niños, pero ahora mismo, el tema del COVID,

está demasiado complicado.

¿Cuánto hace que no tienes ingresos?

Uf, bastante tiempo.

Estoy con el Ministerio de la Vivienda.

Tengo una ayuda durante tres años. Ajá.

Esa ayuda va menguando.

Claro, va menguando de 100 %, a 90 %, 80, 70,

hasta el 50 %.

El resto lo tengo que pagar yo.

Habitaciones. Habitaciones de los niños.

Aquí duerme... Mira, también. Los niños.

Bueno, dormían. ¿Tienes pareja?

Ahora mismo, él vive aquí conmigo,

ahora mismo estamos los dos separados.

Él se va por una parte,

y yo voy para casa de mi madre por otra.

¿Qué opina la propietaria de esta casa

de que le debáis algunas mensualidades?

A ver, ella también estuvo hablando conmigo

y me dijo que al pricipio, pues no lo entendía.

Pero luego estuvo hablando conmigo y en frío,

pensó ella y me volvió a llamar y me dijo que entendía la situación.

Que primero eran mis niños.

Entonces, le estoy pagando como puedo.

Le debo todavía.

Ya te digo, alrededor de, vamos a ponerle tres meses que le deba.

La cocina. Esta es la cocinita.

Hasta hace poco, antes del COVID,

estabas limpiando casas; eso, por ejemplo,

se acabó. Se acabó.

Y no se va a retomar, en teoría.

Por ahora no, está la cosa del COVID muy complicada.

Y date cuenta que si yo voy a limpiarle a una mujer,

la mujer no sabe de dónde vengo yo.

¿Qué piensa tu madre ahora que vuelves a casa?

¿Qué va a pensar? No tiene más remedio.

Es que me encuentro en la calle.

No puedo pagar esta casa.

Es que no puedo renovar una ayuda sabiendo que no puedo.

¿Ellos se enteran de las cosas? Sí.

Son grandes, se le explica bien.

Hay que irse, no se puede estar.

No podemos mantener la casa.

Bueno.

Mejor que quedar parado.

Ahí en el mercado no lo hay.

En muchos casos, la situación es tan dramática

que ONG como estas,

ubicadas en el centro de Málaga, han pasado

de tramitar ayudas para 600 familias

el pasado mes de febrero, a 3.800 en la actualidad.

Muchas de ellas, relacionadas con la vivienda.

-Vamos al despacho. -Muy bien.

Y hablamos un poco más...

Bueno.

Bueno, pues mira, aquí tengo un burofax

que he recibido del dueño del piso.

El cual, aquí te pone... Yo no lo veo bien sin gafas.

José Antonio, Rafael acaba de recibir

este burofax en el que el propietario de su casa

le exige que se vaya inmediatamente

por impago, porque debe una serie de mensualidades.

Sí, y es un caso muy frecuente,

lamentablemente, ahora mismo en estos momentos,

porque muchas familias se ven imposibilitadas

a hacer frente a los gastos de alquiler.

No te habías visto nunca en esa situación.

Y menos con 65 años. No, qué va, imposible.

Nunca.

Tú actualmente, ¿cómo te ganas la vida?

Cantando. Cantaor flamenco.

Cantaor flamenco, lógicamente, y claro,

con este tema de pandemia y antes de la pandemia,

pues ya aflojó todo, y ahora con la pandemia,

pues de febrero a día de hoy, dos actuaciones.

Rafael, en tu caso, ¿la jubilación no está cerca?

La jubilación, ya tenía que estar jubilado

porque yo he cumplido el 16 de mayo 65 años.

Ajá. Pero como no tengo cotizado

ni 35, ni 30, ni 40 años, tengo 18 años, no llega.

Rafael se encuentra en un limbo, porque al tener más de 65 años,

no puede pedir el ingreso mínimo vital.

Como tiene más de 65 años, tampoco entraría

en la renta mínima de inserción, o el salario social

que llamaba antes la gente, que otorga la Junta de Andalucía.

Y como no tiene 65 años y 10 meses,

tampoco puede solicitar la pensión no contributiva.

Hola, Antonio. ¿Se sabe algo de los alimentos? ¿Cuándo vienen?

Pues, por lo visto, esta tarde a las 16:30.

Antonio, tú eres presidente de esta asociación, ONG.

¿El perfil del necesitado ha cambiado?

Por supuesto, ya no estamos hablando de familias

de validar actuación preferente,

de familias que vienen de un perfil social X.

Hablamos de personas normales y corrientes,

con un nivel económico y laboral medio,

que se han encontrado de la noche a la mañana

sin ningún recurso económico.

¿Está la gente quedándose sin techo?

Hoy en día, el techo es un lujo.

Eso está creando una frustración bastante importante en las familias.

Podemos hacerle preguntas a cualquier médico

de cualquier ambulatorio, médico de familia,

que ha crecido un tanto por ciento bastante elevado

lo que es el tema de prescripciones de ansiolíticos

y antidepresivos porque tenemos ahora mismo

una población bastante dolida

y bastante perpetrada con el tema de la ansiedad

que crea el volver otra vez a casa de sus padres

y no poder garantizar a sus hijos un techo.

Este es el armario solidario donde vamos almacenando

todas aquellas cosas que nos van donando

para después, posteriormente, donar solo a aquellas familias

que nos piden ayuda.

El problema también acuciante de la vivienda,

le dan una vivienda y muchas viviendas

son viviendas sin muebles, nosotros mismos buscamos muebles

a través de gente donadora que nos donan muebles.

Nos donan también lo que son la ornamentación de las casas.

Nos han pedido cortinas, nos han pedido de todo.

Son personas que tienen esos recursos

para poder hacer frente

al pago del mes, pero no tienen recursos

para poder comprar una cama, poder comprar un electrodoméstico,

porque cada vez son más viviendas

las que se alquilan sin muebles y electrodomésticos.

Esta que estáis viendo es una casa para cuarentenas.

Hay estudiantes de arquitectura

que ya están trabajando en proyectos como este.

¿Nos ha cambiado el COVID la forma de diseñar

y de fabricar nuestras casas en el futuro?

Así pueden ser las viviendas pos-COVID según...

Buenos días, Vicente Guallart, arquitecto.

¿Qué tal, cómo estás? Buenos días.

¿Esto que estamos viendo qué es?

Es el video de un proyecto, de un concurso,

que hemos ganado en China.

Son viviendas que se van a hacer en una ciudad

que está a las afueras de Pekín, una ciudad experimental,

que se está creando ahora.

¿Cómo pueden ser las viviendas del futuro pos-COVID?

Exacto, edificios que sean de madera.

Porque la madera es un material de construcción del siglo XXI.

Es un material renovable, un material que almacena CO2.

Y por lo tanto, esto fue uno de los primeros principios.

Otro principio fue el utilizar terrazas.

Todo este tema de las terrazas y balcones,

en China, en general, no construyen con terrazas

y como veis, este efecto del teletrabajo,

también se manifiesta con las personas

y también con los niños, porque en casa hacían teleeducación.

En China fueron muy sistemáticos al respecto.

Otro tema fundamental es la idea de tener

estos patios, estas grandes manzanas

y tener en las cubiertas invernaderos.

Teníamos cubiertas donde producían alimentos

en los edificios.

Y estos espacios son propiedades también de los vecinos

que viven allí; según este proyecto,

podemos producir el 40 % de las verduras

de una dieta vegana.

Pero lógicamente, no podemos producir con esta densidad

al 100 %.

Esta idea de viviendas que vais a hacer en China,

¿es trasladable a España? ¿Se pueden hacer aquí?

Absolutamente, porque principalmente,

utilizamos viviendas de dos dormitorios,

que es el tamaño habitual, con ventilación cruzada,

viviendas pasivas, y por lo tanto, creemos,

que si mi edificio produjera mi energía,

yo sería más rico.

Hay que luchar también con la pobreza energética

a través de empoderar a los edificios y a los ciudadanos.

Y hacer una arquitectura más bien del siglo XXI.

¿El COVID va a cambiar nuestra forma de diseñar las casas

y de vivir en ellas?

Mira, el ejemplo te lo daría con lo que pasó exactamente

hace 100 años.

Después de la Primera Guerra Mundial

y después de la llamada "gripe española",

fue cuando explotó lo que se ha venido a llamar

arquitectura moderna.

Esta, además de tu lugar de trabajo, es tu casa también.

Sí, mi casa, también mi hijo toca el piano.

Ah, mira. Está allí.

Aquí es donde teletrabajo normalmente.

Y esta es la terraza. Si las ciudades no se reforman

y apuestan por esta dirección,

lo que pasará es que la gente querrá irse

a vivir fuera de las ciudades, y esto sería un desastre.

Por lo tanto, hemos de conseguir reformar las ciudades

para que la ciudad siga siendo lugar vital,

donde se desarrolla la mayoría de la economía, etc.

Las viviendas del futuro, más sostenibles, con más espacio,

¿serán más caras? ¿Serán más baratas?

En realidad, tenemos que invertir más para ahorrar más.

Mira, estamos en el centro del área metropolitana de Barcelona,

que es un gran parque, se llama el Parque de Collserola.

En este lugar hay una masía del siglo XIX

y aquí hemos creado un laboratorio para estudiar con investigadores

y estudiantes internacionales

cómo ha de ser la arquitectura del futuro.

¿Es cierto que alumnos que están aquí han construido

un prototipo de casa para cuarentenas?

Pues sí, como ejercicio final dijimos:

"¿Cuál es el tema?". Entonces, nos pilló la pandemia

en medio del máster.

Y entonces, decidimos que el encargo que íbamos a hacer era

que debían diseñar una pequeña casita

para hacer cuarentena, para que si alguien viene de fuera,

como van a venir ahora nuevos estudiantes,

puedan estar viviendo allí mientras están en cuarentena.

En su caso, se hacen un PCR,

y luego pueden entrar a vivir en la casa

porque todos viven en comunidad aquí.

Pasa. Gracias.

Son estudiantes que vienen de muchas partes de mundo, ¿no?

Ah, OK.

"¿Italy?".

"Turkey". Yo, Madrid.

¿Cómo es una casa para cuarentenas? ¿Qué tiene de especial?

Tenemos 12 metros cuadrados, un espacio muy reducido.

Lo que queríamos era evitar la sensación

de monotonía, de estar encerrado.

Establecer como elementos con los que puedas extender un poco

tu espacio; esto es supuestamente una ducha exterior.

Pero también puede ser tu balcón.

Esto puede ser tu cama, pero también puede ser tu mesa.

Y si prefieres dormir allí, luego puedes dormir allí.

Luego también queríamos jugar mucho con las vistas.

Queríamos también como disolver un poco las esquinas

para generar esta sensación de apertura.

Con estas vistas, la cuarentena se lleva mejor.

Sí.

Esa era la idea. Lo que más nos centramos al final,

fue sobre todo en eso, en decir:

"Vale, espacio pequeño, pero como muchas posibilidades".

El temor a un nuevo encierro

ha hecho que construcciones más sensibles

a la crisis climática, entren en una nueva dimensión.

El interés por viviendas en derecho de uso,

una modalidad entre el alquiler y la compra, está creciendo.

Allí en el suelo.

Familia, trayendo cosas a vuestra casa,

que está casi terminada, por lo que estoy viendo.

Bueno, ya va quedando poco, sí.

Tres años de asambleas, reuniones.

Estamos esperando a que el ayuntamiento

nos dé la licencia de ocupación.

Esta es la cocina. Es la cocina.

Sorprende que no haya hueco para la lavadora.

Sorprende que no haya hueco para la lavadora

porque la lavadora está en el cuarto de lavadoras.

Ahorras energía, porque solamente hay la construcción

de 4 lavadoras, en vez de 17.

Y creemos que no va a ser necesario ninguna más.

Este es el salón, estáis colocando el suelo ahora mismo.

Sí, las tarimas.

Hemos elegido una tarima de un fabricante ecológico.

¿Esto del techo es de madera?

Y parte de la estructura

-de toda la casa. -Así es la casa.

¿Cuántos metros tiene la casa?

-Pues, yo creo que... -74.

¿Cuántos os cuesta vivir aquí? Unos 700 euros de cesión de uso.

¿Cuál es la diferencia entre alquiler y cesión de uso?

Tú tienes el derecho de vivir el tiempo que quieras

en la casa, nunca te van a subir.

Nunca lo vas a poder vender.

Con lo cual, no vas a poder especular.

Y tampoco lo puedes alquilar.

La casa es de la cooperativa.

Entonces, todo se decide en asamblea.

Es la habitación de Javier. Sí.

Sí.

-Mira. -Tienen que ponerme en armario,

no me lo han puesto todavía.

¿Cuántas habitaciones son en total?

Tres.

-Aquí van a hacer el nuestro. -Aquí está el baño.

-No está terminado. -Lo importante del baño

es un poco el plato de ducha,

que es accesible, como hay una aceptación

de una persona con discapacidad, creemos que no va a haber problema.

Y él muy autónomo, a pesar de todo.

Pero sí que tenemos unos tutores.

En el momento que desaparezcamos, estos tutores,

se harán cargo de él, podrán venirse a vivir con él, en fin.

Nadie os echa

si no os queréis marchar. Para nada.

(HABLAN A LA VEZ)

-Hola, vecinos. -(TODOS) Hola.

¿Cómo va el día?

Buenas. ¿Qué tal? Buenas.

¿Más vecinos de aquí, de este bloque?

(TODOS) Sí. Sí, ¿no?

Este es uno de los sitios comunes que hay aquí.

Entre otras cosas, para que jueguen niños como ellos.

Sí. Creo que va a haber unos cuantos.

Me parece, ¿no? Sí.

Es un local que está pensado para que vengan los peques a jugar.

¿Este? Este.

Vamos allá.

Gracias.

Mira, tenéis aquí ya un montón de cosas, ¿no?

¿De cuántos metros y cuántas habitaciones es la casa?

Esta es una de las medianas.

De 78 metros cuadrados.

Y tiene tres habitaciones.

¿Ahora vivís de alquiler? ¿Casa comprada?

Vivimos de alquiler.

De alquiler. Sí.

Y ahora venís a una casa con derecho de uso.

No es lo mismo que un alquiler.

Tampoco que una compra.

¿Por qué habéis decido hacer algo así?

Nos juntamos con un grupo de personas, que éramos amigos,

que a raíz de la crianza de los peques,

nos plantearon el tema de derecho de uso.

Y también es un tema de que no se puede especular.

Nosotros sabemos lo que hemos pagado por este edificio

y las hipotecas están hechas

en función de lo que se ha pagado por el edificio.

Entonces, si uno de los vecinos se quiere ir por lo que sea,

se le va a devolver el ingreso que ha hecho en un principio.

Más o menos, pusimos unos 50.000 euros

al entrar a vivir.

Unos 50.000 euros de entrada.

Sí, más o menos. Por el derecho de entrar

a esta vivienda.

Sí. Luego, si dejas esta vivienda...

Se te devuelve. Se te devuelve.

Sí. ¿Al mes cuánto pagáis?

Estamos pagando mucho alquiler,

porque los alquileres de Madrid están disparatados.

¿Ahora cuánto pagáis?

1.300 euros. ¡1.300!

Sí. ¿Aquí cuánto pagarías?

Hemos calculado unos 800, 700 euros.

Este es el patio, el patio es común también.

Tenemos pensado poner algunas plantas, una mesita.

Y esto es un espacio para que los peques, como verás...

Bueno, estos ya están. (RÍE)

En mi caso, por ejemplo, el compartir la crianza

con otras personas, me parece supersano.

Tanto para mí como para mis hijos.

Creo que es para mí una de las razones principales

por las cuales me vine a este patio.

Con la situación con el COVID, ¿cómo va a cambiar vuestra vida

estando en un sitio como este?

Con el COVID, ha habido una gran crisis económica.

Aquí al menos tienes un apoyo de una gran comunidad.

Que si te pasa cualquier cosa,

puedes tirar más allá de tus padres, de tus hermanos,

de tu familia, por así decirlo, de sangre.

Y tienes una segunda familia.

Y el tener espacios también abiertos.

En un momento dado, si nos tienen que confinar,

no es lo mismo estar confinado

en una casita como esta, que estar confinado

con luz, con un espacio más bonito,

más verde, por así decirlo.

Es una gran diferencia.

Iñaki. Hola, Juan Carlos.

¿Qué tal?

El arquitecto es creador de todo esto, ¿no?

Sí, la arquitectura tiene

un impacto tremendo en el medioambiente.

Es causante de más del 30 % de las emisiones del CO2.

Y tenemos que buscar otra manera de construir.

Este edificio no emite ni un grado de CO2 en su uso.

¿Por qué en la época que estamos de pandemia

es importante vivir en un sitio como este?

¿En qué te puedes beneficiar?

Bueno, este edificio, aunque no está pensando para el COVID

porque obviamente cuando lo pensamos no había COVID,

sí que da unas respuestas muy oportunas frente al COVID.

Una desde un punto de vista técnico de la calidad del aire,

porque cogemos aire del exterior, lo limpiamos,

y lo introducimos dentro.

Las partículas de los virus o los virus

que son 70, 80 veces más pequeñitas que las partículas en suspensión,

van montados en las partículas en suspensión.

Si yo tengo un filtro que es capaz de limpiar

las partículas en suspensión del aire,

también es capaz de limpiar los virus que puedan ir

dentro o montados en las partículas en suspensión.

Estamos en un coste total del edificio

en unos 4.321.000.

Que entre los metros cuadrados,

hacen un precio de unos 2.295 euros metro cuadrado

por vivienda.

Haciendo un análisis del mercado

de la vivienda nueva que hay aquí en torno al río,

está en torno a los 4.583 euros metro cuadrado.

El doble. Hemos metido todo el dinero

en aislamiento, en ventanas

de cristal, en sistemas para evitar

las pérdidas energéticas.

Y esto es como una corrala. Esto es una corrala,

que tiene dos funciones fundamentales.

Una bioclimática, ya que todo esto tiene una orientación sur.

Estos saleros, la corrala, los pasillos, protegen

el piso de abajo.

Luego, tienen una función social. Esta es la terraza de la azotea.

Esta es la terraza de la azotea y lo que va a ser un espacio común.

Aquí está Sergio. ¿Qué tal?

En un espacio común. ¿Qué tal?

Juan Carlos, ¿qué tal?

¿Cómo andáis? Hola, Iñaki.

¿Y aquí qué se va a hacer? Desde celebraciones, fiestas.

Comidas, reuniones. Está todo un poco por verse.

Incluso espacio también de trabajo, de teletrabajo.

Que tengamos que desplazarnos 40, 50 minutos,

a diferentes puntos de trabajo, no tiene sentido.

Si podemos trabajar aquí en vez en tu casa,

eso generaría una ciudad todavía diferente

sin tantísima circulación.

¿Hay una parte de riesgo

de compartir muchas cosas con gente que no conoces?

Ya se han planteado multitud de conflictos.

Hemos convivido y compartido un montón de decisiones.

Desde el diseño del edificio, a la definición de ciertos usos.

Conflicto hay entre comunidades de vecinos.

Confío en que nosotros vamos a ser capaces de afrontarlos.

Estamos en la cultura colaborativa,

la revolución de lo común, un montón de cosas están pasando.

Para ese contexto de gente, obviamente es un modelo.

Para los que quieren seguir una perspectiva hiperindividualista

"y yo con lo mío", no es un modelo.

Hay otros en el mercado.

Nunca antes habíamos pasado tanto tiempo en casa

hasta que llegó el coronavirus.

El confinamiento ha hecho,

no solo que nos metamos en reformas,

sino además, que las hagamos de una manera muy concreta.

¿Qué es lo que nos conviene más?

¿Cómo son las reformas COVID?

Hola, Mar.

Hola, Silvia, ¿qué tal? Mar, en plena reforma

de tu casa, y encima teletrabajando.

¿En qué trabajas? Tenemos una academia de preparación

de oposiciones. Ahora mismo,

¿en qué espacio estamos? ¿Qué es esto dentro de casa?

Esto es mi oficina.

Mi despacho, donde trabajo yo.

Estamos en medio de tu jardín.

Sí, era la terraza antigua que tenía.

Y ahora lo he convertido en un despacho.

Para trabajar.

¿Hasta qué punto ha influido el confinamiento

para que hayas decidido cambiar la ubicación

del despacho entro de tu domicilio?

Estaba trabajando en una boardilla, mirando contra la pared,

12 horas, y entonces dije:

"Necesito luz, necesito espacio, necesito vida".

Mira, he puesto una chimenea

para el invierno. No solo tenemos vistas al jardín.

A la piscina también, mira.

Creo que así no se puede trabajar.

Pero bueno. Se trabaja.

Duro, además.

Dejamos, entonces, tu nuevo estupendo despacho.

¿Y esto qué es? Esto es el salón.

Aquí me he liado, he pintado, he puesto aire acondicionado

y estoy cambiando el suelo, tenía uno gris.

Lo estoy todo poniendo de madera.

Aquí también se están haciendo cosas.

Ya que me puse, digo: "Voy a cambiar las luces,

voy a quitar el azulejo que había aquí,

voy a pintar de nuevo".

¿Cuándo empezó la reforma? En julio.

En julio, y se prevé que termine, ¿cuánto?

A final de septiembre.

¿Podrías darnos una estimación de por cuánto te va a salir

la reforma de tu casa? Sí, unos treinta y tantos mil euros.

Mar, ¿hace cuánto tiempo que vives en esta casa en Valdemorillo?

Aquí, 18 años. 18 años.

¿Y has notado en los últimos meses,

aparte de los meses de veraneo, de vacaciones,

vino más gente? Sí.

Nos han estado pidiendo teléfonos de gente

que alquile, que venda, que compre.

Y mucha gente que nueva, que no son de paso.

Son de aquí.

Ana y Gonzalo, hola.

-Hola, buenas tardes. -Buenas tardes.

¿Esta es una reforma propiciada o provocada

por el coronavirus y el confinamiento?

Sí, algunas cosas van enfocadas a todo el tiempo

que posiblemente podamos pasar en casa.

Somos familia numerosa, hemos pasado mucho tiempo encerrados

con niños pequeños dentro del apartamento.

¿Cuantos miembros de familia? Somos cinco en total.

Si os parece, id contándonos qué era esta casa

y qué va a ser. Esto será el salón.

Se quedará un poco más pequeñito, porque vamos, como hemos comentado,

a dar la terraza fuera.

Queremos tener nuestro toldito, plantas.

Y tener otro ambiente.

¿La terraza ha sido una de las decisiones fundamentales?

Sí, ha sido de las decisiones principales

que hemos valorado a la hora de hacer la reforma

porque queríamos recuperar esa salida al exterior,

que no fuese a través de una ventana,

sino con terraza.

Y luego tiraremos aparte algún tabique

de la cocina, podemos ampliar incluso el salón

para hacer espacios amplios.

Esto era un aseo muy pequeñito, como ves ahí esa línea.

Y hemos decidido ampliarlo para que las tres niñas tengan

su espacio en el baño.

¿Durante el confinamiento también notásteis que el baño

era un problema, la falta de baños?

Sí, porque el suyo ahora actual es muy pequeñito

y siempre venían al nuestro. ¿Qué edades tienen?

15 la mayor, 12 la mediana

y dos añitos va a hacer la pequeña en noviembre.

Ah, todo el abanico; dos preadolescentes

y un bebé. Un bebé.

Vemos dos habitaciones más.

Esta habitación, en realidad, son dos habitaciones.

Está tirado el tabique de en medio.

Vosotros sois personal sanitario.

¿Cómo habéis vivido estos últimos meses?

Ha sido duro, sobre todo, ella,

que ha estado al pie del cañón, como tanta gente en hospitales.

Yo soy personal sanitario,

pero me dedico en un centro de investigación

a realizar otro tipo de cosas ahora mismo,

entonces, no he estado expuesto.

Yo, sobre todo, he pasado mucho miedo.

Lo peor yo creo que ha sido el miedo que llevaba a casa

de contagiar a mi familia.

-Hola, Albert, buenas tardes. -¿Qué tal, Antonio?

Bien, aquí trabajando.

Arquitecto de esta reforma, nadie mejor que tú

para decirnos cuánto queda para que termine esta obra.

Pues dos meses. ¿Habéis notado que la gente

pide más reformas en su casa

a raíz de esta nueva realidad que vivimos?

La verdad que sí, la verdad que la gente, pensábamos

que tendríamos un parón de obras, pero no.

La gente quiere reformar sus viviendas.

La funcionalidad de la cocina también ha cambiado.

Antes se utilizaba únicamente para cocinar.

Hoy en día ya es un espacio más social

donde nos gusta cocinar y poder hablar y también atender

a nuestros invitados.

Y también nos encontramos este tipo de obra,

como vemos aquí, que es recuperar las terrazas.

Tradicionalmente, se prefería ganar metros al salón

y hacer desaparecer la terraza.

Y ahora, como nos contaban Ana y Gonzalo,

necesitamos tener ese espacio al aire libre.

En este caso, ¿cuánto de fácil o difícil es

volver a recuperar una terraza?

Básicamente, retirar el aluminio que hay.

Y evidentemente, recuperar la fachada que había de origen.

No es muy difícil.

A raíz de esta nueva normalidad con la que vivimos

y todas las restricciones que hay,

¿os encontráis con muchas más dificultades

a la hora de trabajar?

Distancia de seguridad, mascarillas, higiene,

temperatura; nos tenemos que ir habituando.

Y, en fin, minimizar los riesgos.

Desde que comenzó la pandemia, más de 40.000 locales

han echado el cierre en toda España.

Muchos de ellos, no han quedado vacíos.

Hay quien prefiere reconvertirlos y trasladarse a vivir

a lo que ha sido una peluquería o un colegio.

¿Sientes algo?

Carolina Barragán. Hola.

Hola. No paras de trabajar.

Sí. Eres arquitecta.

Sí. Y te dedicas a convertir locales

en viviendas. Sí, exactamente.

¿Conviertes más ahora que antes de la pandemia?

La verdad que ahora, muchísimo trabajo.

Lamentablemente, con el tema del COVID,

muchos locales han tenido que cerrar

porque el comercio se paró y hay muchísimos clientes

y propietarios que lo que quieren es poner el local comercial

y cambiarlos a viviendas, porque no les sale rentable

tenerlo como uso de alguna actividad.

Yolanda García, eres la duela de este local.

Antes era una peluquería, y lo vas a convertir en un "loft".

Sí, eso intentamos.

¿Es más económico ahora comprarte un local,

transformar una vivienda,

que comprarte directamente una vivienda?

Por supuesto. ¿Y es fácil?

Sí, es muy fácil. ¿Trámites burocráticos?

Es fácil. Yo sé que la gente

como que es algo nuevo, ¿cómo vas a comprar un local?

Lo vas a convertir en vivienda.

Pero al final, si confías en un arquitecto

que sea experto en cambio de uso, al final es simplemente hacer

el proyecto que te pide el ayuntamiento.

Y luego esperar unos meses.

¿Qué debe tener? Mira.

¿Qué requisitos tiene que tener un local

para que pueda ser vivienda? Tiene que tener

más de 25 metros mínimo

para que por lo menos sea tipo estudio, como va a ser esto.

Este lo tiene. Si tuviera más de 38,

apartamento con una habitación.

La iluminación tiene que tener un tamaño del 12 %

de la superficie, esto, nos quedamos cortos.

Por eso, justo en esta parte... De aquí van a salir ventanas.

Vamos a tirar este tabique, todo.

Todo esto lo tiramos, y aquí viene la cocina.

Y en este lado, al fondo de esta habitación.

Aquí, esto es el baño. El baño,

ahí vamos a abrir una ventana, exactamente.

¿Cuánto cobrabas tú antes por este local

y cuánto aspiras, según esté el mercado,

a poder pedir, una vez que tengas techo, el "loft"?

Pues, estaba en 500 euros.

500 euros, estamos en el centro de Madrid.

Sí, y ahora, sinceramente, no lo sé.

Porque con el problema COVID, pues al final, no lo sé.

Independientemente, aunque tuviera que alquilarlo por 500 euros,

que calculo que será más, aunque tuviera que alquilarlo,

aún saldría rentable siendo vivienda.

En 2019, había crecido un 8.500 %.

Mucho. El convertir un local en vivienda.

¿Esa tendencia estará al alza después de la pandemia?

Siento que todavía hay muchos más cambios de uso.

Este verano, que, normalmente, en verano está todo más relajado,

pero no he parado de trabajar en hacer cambio de uso

porque la gente tiene miedo a que no pueda sacar adelante

su negocio, que no puedan alquilar su inmueble.

Y yo estoy haciendo muchísimos cambios de uso.

Ahí va el dormitorio. Ahí va la cama,

porque no puede ir cerrado.

Porque esto es un "loft",

200 metros cuadrados. Exactamente.

Y aquí va el salón, para que quede un poco división,

se puede poner como una especie de estantería, un armario,

que haga un poco de división de estancia.

Aquí un local, más o menos, ¿cuánto puede costar?

Yo creo que un local, a lo mejor, de estas características,

a lo mejor lo puedes sacar por 80.000 euros.

O algo así, 100.000 euros.

También hay clientes que quieren poner todo con mucho diseño,

que les asesoro de esa manera.

No sé, a lo mejor te puedes ir a 20, o 25.000,

o hasta 30.000. Yo creo que en torno a seis meses, ocho meses,

por muy complicado que se ponga, creo que nunca va a pasar de un año.

-Hasta luego. -Muchas gracias por todo.

-Adiós. -Chao.

Hola. Hola.

Estamos en otro proyecto de una envergadura importante.

Sí. Esto era un antiguo colegio.

Sí. ¿Cómo te da, María José,

por comprar un colegio, hacer un cambio de uso

y querer vivir en él?

Pues por necesidades especiales.

¿Cuáles? Tenía un taller en Claudio Coello,

veníamos sosteniendo mucho dinero en gastos fijos

de alquiler, de servicios,

y entonces, decidí, en vez de darle ese dinero a una señora,

invertirlo en mi propia casa.

Sí, la casa es de 1942.

El colegio empezó, yo creo, que en los 50

a funcionar como colegio.

Esto era un aula.

Todo esto de tramo, de aquí hasta el fondo de las paredes

de allí del fondo, era un aula grande.

Y yo lo he dividido, he hecho la habitación de mi hijo allí.

Y mi cuarto de baño y mi dormitorio a este lado.

Mira, aquí es donde estamos haciendo el cuarto de baño de los chicos.

Como verás... Cuarto de baño de los chicos.

¿Qué diferencia puede haber entre una casa de la zona

y lo que tú más o menos te vas a gastar en comprar y reformar?

Pues mira, esta casa, en un primer momento,

sale como valorando un piso de 70 metros en Madrid.

La reforma, como otro piso de 70 metros.

Al final, tienes que añadir materiales, mano de obra.

Viene a ser más o menos, ponte tú que te saliera la casa

por unos 500.000 euros.

En frente, hay un terreno

que me pedían por 500 metros cuadrados,

800.000 euros.

A raíz de la COVID, ¿amigos tuyos te preguntan

para hacer algo como lo que tú estás haciendo?

La verdad es que sí. ¿Hay interés?

La verdad que sí, casi todo el mundo busca terrenos

con jardín, con patios, con balcones grandes,

con terrazas; el confinamiento ha hecho mucho daño.

Ahora vamos a ver el patio del colegio, va a ser tu jardín.

Lo que todo el mundo quiere tener.

Ahora mismo lo tenemos un poco cutrecillo,

porque los fines de semana estamos aquí haciendo cosas.

Lo hemos puesto como podemos.

Algunos expertos creen que la COVID-19 está cambiando

nuestra forma de actuar.

Tanto como para cambiarnos a casas que se fabrican

en cinco meses y se construyen en tres horas.

Fernando y María acaban de poner la primera pieza

de vuestra casa y los estáis viendo en directo, ¿emocionados?

Sí. En tres horas, estará ya.

Todavía no nos lo creemos.

Impresionante.

Clara Calvo y Ester García. Eres la directora de este proyecto

y eres tú también arquitecta de esta empresa.

¿Qué diferencia hay, Clara, entre una casa industrializada

y una casa tradicional?

Nosotros diseñamos, construimos y controlamos los costes.

Controlamos los tiempos.

¿Han cambiado los parámetros, las formas, mentalidad

de pensar de la gente a raíz a raíz de la COVID?

Se han enfatizado las estancias de la casa que ahora la gente

pone como prioritarias.

Obviamente, siempre queremos salón, comedor, cocina,

un número de dormitorios en función de la familia.

Pero sí que ahora se han incorporado al programa despacho

para poder teletrabajar y un gimnasio.

¿De qué material es esta casa? Estamos viendo el segundo módulo.

Nuestras casas son de hormigón. Hay expertos

que dicen que una casa industrializada

sale más cara de una casa de obra tradicional.

Comparamos peras con peras. Exacto.

La misma comparativa. Peras con peras,

la casa nuestra, nuestra casa industrializada,

sería más barata; al final, en nuestros precios,

no estamos cobrando lo que es el precio de la construcción.

No es el precio del material, sino el servicio íntegro.

Desde el desarrollo entero del proyecto,

hasta entrega de llaves.

Fernando, ¿por qué decidisteis apostar

por una casa industrializada?

En vez de una casa de construcción tradicional.

Por muchos motivos, por la rapidez.

La calidad, se acortan mucho los plazos de construcción.

El entorno es controlado, tanto a la hora del diseño,

como de la fabricación, lo hemos podido ir siguiendo.

¡Guau!

-Qué chulo. -Impresionante.

María, Fernando, ¿es lo que esperabais?

Sí, es increíble verlo hecho, pero...

No podéis ni hablar. No, nos hemos quedado...

Hemos pensado durante todo este tiempo

que qué bien hubiéramos estado aquí.

Si nos hubiera cogido la pandemia aquí.

Que hemos estado en la ciudad, en el piso.

-En el centro. -En el centro.

Aquí, lo que tenemos en este espacio de nuestro "showroom",

es el listado constructivo que manejamos.

En esta sección. Pablo Sáinz

Arquitecto y socio fundador

de una empresa especializada en casas industrializadas.

¿Qué tiene este tipo de construcción

que no tenga una tradicional?

Que son casas ecológicas.

Que van a funcionar bioclimáticamente muy bien.

Que van a significar un ahorro importante

en gastos de luz, de electricidad.

Y porque se integra muy bien en lo que se denomina hoy en día

economía circular.

Son todo materiales reciclables, son recursos naturales renovables.

En el cuento de "Los tres cerditos",

la madera volaba por los aires.

Sí, el cuento de los cerditos ha sido como el caballo de batalla

que hemos tenido que liberar.

Tenemos la percepción de que las casas de madera

son casas baratas, malas, fungibles, etc.

En Estados Unidos, es lo contrario,

dices a la gente que se haga una casa de hormigón

y dicen: "¿Para qué?". La casa de Bill Gates,

de los hombres más ricos del mundo, como todo el mundo sabe,

es que utiliza este sistema estructural.

-Hola, ¿Silvia? -Sí.

Silvia, buenos días. Buenos días.

Una casa industrializada.

Efectivamente. ¿Por qué te has decantado...?

¿Por qué te decantaste en su momento

por una casa industrializada en vez de construcción tradicional?

Mira, esta casa tiene ya tres años.

Y yo cuando pensé en hacérmela, pensé tres cosas principales.

Una era la rapidez en la construcción,

no quería eternizarme. Dos, importantísimo,

la sostenibilidad y la ecología.

Y tres, que por el mismo precio,

quizá tendría muchísimas más prestaciones.

¿Notas que pagas menos facturas? Por supuestísimo.

¿Sí? Por supuestísimo, es hermética.

Pasad, si queréis, y ved la casa. Por favor.

A raíz de la COVID, ¿tienes amigos conocidos

que han curioseado tu casa

o te han llamado para informarse de cómo es tu casa

para construirse ellos una?

Sí, mucha gente.

Antes yo era la de:

"Vives muy lejos, vives en un entorno muy natural,

qué aburrimiento". Ahora la gente dice:

"No, ojo, que ahí se está muy bien cuando vienen mal dadas".

Esa idealidad de vivir en el centro de Madrid,

creo que ha empezado a cambiar un poco.

Así que la pandemia os ha hecho acelerar el proceso

de compra o de ver.

Aumenta la calidad de vida también.

Y te hace decidirte.

Hoy en día, los terrenos son escasos.

Es verdad que ahora con esto del COVID,

también hay muchos propietarios de esas fincas

o parcelas que han decidido vender,

que quieren construir en otro sitio,

o se van directamente de la zona.

Para vosotros, la apuesta firme de sostenibilidad,

¿es la madera? Sin ninguna duda.

¿Mejor que ningún otro material? Sin ninguna duda.

Sin ninguna duda. La madera, un material sostenible,

pero también para obtener madera, se talan árboles, Pablo.

Sí. ¿Dónde se queda la sostenibilidad?

Fabricar madera es plantar un bosque,

ese bosque va a emitir oxígeno, va a asentar CO2.

Y lo que nosotros hacemos es que es una madera sostenible y certificada.

Aquellos países cuya construcción se basa en el uso de madera,

la masa forestal crece anualmente.

Todos los años tenemos incendios que buscan crear un suelo apto

para otro tipo de explotaciones.

Construir con madera va a hacer que la industria de la madera

tenga mayor peso, va a hacer que los bosques

en España crezcan, se cultiven, se cuiden

y sobre todo no se quemen.

Esta casa que vamos a ver ahora

es de las últimas que hemos ejecutado.

Y es una vivienda en la que la madera solamente va

al nivel estructural.

Desde el exterior, nadie puede percibir

cómo está hecha esta vivienda.

También lo que estábamos viendo es que la calidad

que tiene la madera al ponerla al exterior,

es un acto muy generoso,

porque se lo das al que lo ve desde fuera.

Tiene esos problemas quizá de mantenimiento,

y demás, sin embargo, en el interior, la madera es eterna.

Ahora las sobras, con el tema de los protocolos de COVID,

son más difíciles de llevar.

Llevar la obra a un entorno controlado

como es la fábrica,

todo el tema de las distancias y los protocolos, etc,

se pueden hacer con muchísima más facilidad.

Empiezan a construirse barrios enteros pos-COVID.

Ya no tiene nada que ver a lo que conocemos hasta ahora.

El coronavirus marca una tendencia.

Apuestan por lugares más abiertos a la naturaleza,

muchos más espacios comunes y mayor ahorro energético.

Irene, buenos días. Hola, buenos días.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

Regando las plantas de una casa

en la que no estarás mucho tiempo viviendo.

Espero que no,

que podamos volver al barrio La Pinada.

Irene, llegamos al que será tu barrio.

Exactamente. Todavía no hay viviendas,

lo que sí está construido es el colegio

al que van tus hijos, este de aquí.

Este de aquí, sí.

Llama mucho la atención, porque está casi hecho de madera.

Mucha madera tiene. Todo materiales sostenibles.

¿Da muchas pistas de cómo será el barrio?

Exacto, sí, al final, la idea es la misma.

Como veréis ahora, hay talleres entre los vecinos.

Ahora se está haciendo uno.

Ahora se está haciendo uno, podemos ir.

¿Qué estáis haciendo aquí?

Pues estamos planificando nuestro futuro barrio.

¿Eso lo decidís entre vosotros, los que vais a vivir aquí?

Nosotros generamos ideas.

Y luego tiene que pasar el filtro de la normativa vigente.

¿Cuántas casas son?

Pues, la planificación es sobre unas 1.000 viviendas

para unos 3.000 vecinos, aproximadamente.

¿Estamos hablando de viviendas más caras o baratas

que las de un barrio normal como ese?

No, lo que se pretende que sea equiparable

a los precios de mercado habituales y normales.

¿Tú a qué te dedicas?

Yo ahora estoy jubilado, he sido profesor.

Profesor de informática.

¿Qué tipo de gente viene a un barrio como este?

Se pretende que no se excluya a nadie, sería muy pobre

que se excluyera a alguien por sus estudios,

por su capacidad económica.

Con nuestra vida pos-COVID, vivir en un barrio como este,

¿es mejor o es peor?

Infinitamente mejor. ¿Por qué?

Creo que es una oportunidad de sacar lo mejor de nosotros mismos.

De la solidaridad, de la ayuda.

Iker, buenos días.

Buenos días. ¿Qué tal? Juan Carlos,

de "Comando actualidad".

Muy bien. La idea de lo que será este barrio,

es tuya, nació de ti.

Nació, la verdad es que podemos decir, casi hasta de rebote.

Fundamos el colegio y lo que pasa es que el solar era mucho más grande

de lo que realmente necesitamos para el colegio.

Nos planteamos cómo podía ser ese entorno alrededor,

que estuviera muy alineado con los valores del colegio.

Así es como nació barrio La Pinada

y los llamamos barrio de la Pinada por los miles de pinos que hay aquí.

Con gafas 3D como estas, me puedo hacer una idea

de cómo va a ser el barrio. Exacto.

Con realidad virtual, podemos recrear

cómo será el futuro barrio.

Incluso, nos podemos ir moviendo.

Yo lo que veo es mucha madera en las viviendas,

mucha ventana, mucho balcón, incluso hay terrazas,

compartidas por vecinos, y muchos niños jugando

en los espacios públicos.

Y al final, un barrio donde todo está muy cerca.

Está muy cómodo. Pensamos que las ciudades más sostenibles

son aquellas en las que no tienes que pasar una hora

para ir al trabajo, después otra hora

para recoger a los niños del colegio,

y otra hora para volver a casa.

¿Este terreno lo habéis comprado? Sí.

Es vuestro. Sí.

¿Cuánto terreno para hacer el barrio?

En lo que es el barrio, son unos 300.000 metros cuadrados.

Belén, muy buenas.

Hola, Juan Carlos, ¿qué tal? La que tenéis liada.

Y eso que no hay barrio todavía.

No, estamos en lo que sería la semilla.

En los comienzos del barrio.

¿Y cómo lo podemos hacer eso dotando al espacio

de música, de cultura?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Vivienda post-covid

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - Vivienda post-covid

21 oct 2020

Comando Actualidad analiza el nuevo mercado inmobiliario que surge por la pandemia. El temor a un nuevo encierro está cambiando el mercado inmobiliario, las ciudades y la manera de vivir. La demanda de casas a las afueras se ha disparado. La pandemia ha convertido a muchos inquilinos en morosos, y ha multiplicado por tres los casos de ciudadanos que no pueden pagar el alquiler. Miles de locales comerciales han echado el cierre y se reconvierten en casas. Empiezan a construirse barrios enteros pos-Covid: apuestan por lugares abiertos a la naturaleza, con muchos espacios comunes y ahorro energético.

ver más sobre "Comando Actualidad - Vivienda post-covid" ver menos sobre "Comando Actualidad - Vivienda post-covid"
Programas completos (527)
Clips

Los últimos 3.043 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios