www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5530247
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - La dieta de 2050 - ver ahora
Transcripción completa

Aquí tienes grillos, gusanos, hormigas, langostas.

Están crujientes, listas para comer.

¿Qué ingredientes lleva el chorizo? La base fundamental para conseguir

esta textura es el gluten.

Ramallo, laurencia y carnosa.

En el caso del tempeh, cuánto más filamento tiene

más propiedades tiene el producto.

¿Qué habrá en nuestra despensa dentro de 30 años?

Proteína de cáñamo, lemna y wakame.

Pan sin gluten hecho con wakame.

¿Está bueno? Está bueno.

Hormiga culona, le metes el cherry,

hormiga colorada o tejedora. Tres tipos de hormigas.

Esto son hongos para hacer análogos cárnicos, por ejemplo,

salchichas, escalopes, incluso creo que pizzas.

El seitán es lo que comúnmente conocemos como carne vegetal.

El principal ingrediente sería la harina de trigo.

Lo puedes pasar vuelta y vuelta por la sartén con un poco de aceite.

¿Serán capaces nuestros nietos de alimentarse en un mundo

con diez mil millones de personas y amenazado por la sequía?

Tenemos niños que voluntariamente nos ayudan a cuidar

a cuidar los huertos del colegio. Ellos tienen que ser conscientes

de la cantidad de problemas que vamos a tener

y que van a tener ellos en un futuro y que ellos son la solución.

¿Qué habrá en nuestros platos en 2050?

Tenemos que hacer una apuesta clara y rotunda

por el mundo vegetal.

¿Todo esto se come? ¿Son algas comestibles?

Esa se puede comer.

La más consumida a nivel internacional es el nori

y después el wakame y tienen como 20 veces más hierro que las lentejas.

¿Tú crees que esto eliminará la carne?

No creo que la elimine, en zonas deprimidas, por ejemplo,

puede ser una buena solución.

En toda la costa hay una despensa enorme,

el tema es mantenerla y cuidarla.

Nosotros estamos utilizando la hidroponía,

al final es una técnica de cultivo más eficiente,

estamos ahorrando más de un 90 por ciento de agua.

La dieta de 2050 en "Comando actualidad".

-Grillos de aquí sabor tomate. -¿Eso engorda mucho?

-No, nada, al contrario. -Lo que engorda es el tomate, nena.

(Música)

O cambiamos nuestra forma de alimentarnos o según la OMS,

en las próximas décadas no habrá alimento suficiente para todos.

Por eso en centros de investigación como este se está trabajando

en lo que habrá en nuestros platos dentro de unos años

y lo más importante, en la forma de hacerlo.

(Música)

Vamos a echar ahora el wakame para la mezcla.

Estáis haciendo pan, con, he escuchado, wakame.

Sí, el wakame es un alga marina

que tiene una serie de propiedades muy interesantes

desde el punto de vista nutricional, tiene alto contenido en proteínas

y además tiene una serie de vitaminas que son muy interesantes,

de hecho hay una línea muy importante

en la que estamos trabajando los últimos años

que es la búsqueda de nuevas fuentes de proteínas alternativas.

Proteína de cáñamo, lemna y wakame.

La proteína de cáñamo ya es un producto comercial,

el wakame, como digo, está permitido

a nivel de alimentación humana dentro de la Unión Europea

y el lemna sí que es verdad que es un producto muy interesante,

como te he comentado, pero todavía tenemos un bloqueo normativo.

La legislación va a su ritmo y muchas veces los tecnólogos

de alimentos, los investigadores trabajamos a un ritmo más rápido.

Y así queda el pan sin gluten hecho con wakame.

Así a priori, tiene buena pinta.

Y también sabe bien, o sea, que...

si tú eres consumidor y compras un producto

y el producto es muy bueno a nivel nutricional,

pero luego lo pruebas y no te gusta nada el sabor,

no vas a volver a comprarlo.

¿Está bueno? Está bueno.

Un ligerísimo sabor a alga, muy poquito.

Porque aquí lo que hemos buscado es que también a nivel organoléptico

no sea el ingrediente que destaque dentro del pan,

pero sin embargo sí que tiene un aporte nutricional interesante.

A parte de pan, ¿qué alimentos se pueden hacer con wakame?

Por ejemplo, lo estamos evaluando en batidos,

estamos evaluando también

la integración dentro de lo que son los análogos cárnicos,

como pueden ser hamburguesas vegetales, etc.

y también lo estamos probando en tipo crackers.

¿Cómo va a ser nuestra comida en tres o cuatro décadas?

¿Solo algas e insectos? Que es de lo que se está hablando

o también habrá un chuletón que nos podamos comer,

¿va a cambiar tanto como para que no haya carne?

Va a haber también carne,

lo que pasa es que se va a buscar

también otras posibilidades de tener carne

y ahí estaría toda la nueva tendencia que hay

o todas las investigaciones que estamos haciendo

actualmente de lo que serían los cultivos in vitro de carne.

¿Eso significa que no vamos a consumir chuletones

que vengan de vacas

como actualmente lo estamos haciendo?

No, lo que pasa es que seguramente,

esta carne de laboratorio llegará un momento que a lo mejor

sea más asequible a nivel de precio y a nivel de rendimiento

que lo que es la carne actual.

Encarna, entramos aquí, que hay lemna.

El lemna que hemos visto antes en polvo deshidratado,

pues proviene de esta planta.

¿A esto se le conoce como lenteja de agua?

Sí, es una lenteja de agua, los estamos incorporando

dentro de productos finales, como puede ser el lemna en un pan,

¿por qué no incorporamos el lemna a la alimentación de los peces

para que esos peces tengan ese contenido en esos nutrientes

que luego podamos consumir al final?

Pues es otra de las líneas donde estamos trabajando

los tecnólogos de alimentos para que, por ejemplo,

tengan un contenido en grasa mejor, para que tengan un contenido

en omega 3 por ejemplo, mayor que el que tienen en formato normal.

Te estoy escuchando y me da la sensación

de que los tecnólogos de alimentos son los chefs del futuro.

Cuando estamos diseñando un nuevo producto

trabajamos muchas veces con chefs,

porque también nosotros tenemos mucho conocimiento

a nivel de tecnología de alimentos, pero tenemos que buscar también

ese sabor o esa textura a nivel de producto final.

Muchas de las tecnologías o de las técnicas

que se estaban utilizando en la industria de la alimentación,

han pasado ya a la restauración en estos estrellas Michelín.

Ana, muy buenas. Buenas.

¿Qué estás viendo? ¿Qué es esto? Esto es un microorganismo probiótico

que es una bacteria que se añade normalmente a algunos alimentos

y sirve para ejercer un efecto saludable sobre esos alimentos.

Ese mismo microorganismo que habéis visto

pues lo tenemos puesto en el birreactor para que crezca.

¿Y esto qué es? Mira, esto te comento,

hablando de alimentos del futuro esto sí que es algo novedoso

y alternativo, esto son hongos

y con hongos se obtiene lo que se llama microproteínas,

es una fracción proteica que sirve para hacer análogos cárnicos,

por ejemplo u otra serie de alimentos

y utilizar esta fracción proteica en lugar de otras fuentes

que no son tan sostenibles.

Es distinto de la carne artificial,

es totalmente distinto, la carne artificial al final

son cultivos celulares los que son de carne

y a partir de ellos se hace la carne, no viene de la vaca,

pero viene de un cultivo celular, esto no es cárnico,

es un microorganismo pero con esto tú tienes la proteína

y esa fórmula para hacer cualquier producto análogo cárnico

pero también otro tipo de análogo, se puede hacer pan,

se pueden hacer derivados lácteos,

se pueden hacer suplementos que necesiten proteína.

¿Podría ser una alternativa a la proteína animal en el futuro?

Sí, es una proteína que nutricionalmente

lo que es la composición de aminoácidos es totalmente

acorde con lo que es una dieta, según lo que pide la OMS

y además tiene una forma de obtención

que es, como ves, supersencilla,

es decir, no requiere una gran cantidad de terrenos

ni una gran cantidad de pasto, estamos hablando

de que en una zona de laboratorio concentrada obtienes proteína

de forma sencilla.

¿Y yo puedo comer ya? Sí, te tienes que ir al Reino Unido,

pero por ejemplo, hay una empresa en Reino Unido que ya comercializa

productos que son como las salchichas,

hay salchichas, escalopes, incluso creo que pizzas,

que tienen este tipo de proteínas, es una microproteína.

Cristina, buenos días. ¿Qué tal? Buenos días.

¿Cómo va a ser nuestra alimentación en el futuro?

Bueno, la alimentación va a evolucionar en paralelo

a la evolución de los consumidores, somos consumidores más preocupados

por el impacto de la alimentación en la salud

y por tanto, estamos empeñados, digamos,

en el buscar alimentos con ingredientes más naturales,

menos procesados, hoy en día se estima que un tercio

de los alimentos que se producen, no se consumen jamás,

siendo un desperdicio. Un tercio, qué barbaridad.

Ese desperdicio de alimentos también es responsable

de una parte importante de gases de efecto invernadero.

En el entorno del año 2050 la población mundial estará

entre los 9.500 y los 10.000 millones de personas,

¿cómo vamos a alimentar a una población creciente,

casi en explosión, diría yo, de forma saludable

y de forma sostenible para el planeta?

Y ahí está todo el reto de las nuevas fuentes de proteínas

alternativas a las proteínas de origen animal

y luego, todas estas líneas de investigación

que trabajamos en este centro que tienen esa visión

de intentar trabajar en lo que se ha dado a conocer

como la dieta planetaria, que sea buena para mí

con todos estos matices que hemos comentado

y a la vez buena, sostenible para el planeta.

(Música)

"Durante la inauguración en Madrid del primer supermercado,

la esposa del ministro de la gobernación corta la cinta.

Los puestos se hayan instalados con el mayor orden y eficacia,

la amplia nave está profusamente iluminada

y en ella se presentan diversos productos de los que existe

la abundancia que puede apreciarse en estas imágenes.

El edificio se encuentra enclavado en la calle de Embajadores

y el público elige con plena libertad los productos a la venta."

Cuando en 1958 abrió el primer supermercado,

las neveras no eran populares en España.

Los macarrones al gratén eran la receta más exótica.

60 años después ha entrado la ingeniería genética

en nuestra cocina y grillos, hormigas o saltamontes

en la dieta de dos mil millones de personas,

son la nueva fuente de proteína.

(Música)

Alberto, ¿cuántas variedades de insectos vendes?

Pues no sé, aproximadamente unas diez.

Grillos, gusanos, hormigas, langostas,

saltamontes, escorpiones, tarántulas.

Eso son gusanos búfalo. Gusanos búfalo.

Realmente no son gusanos, son larvas de escarabajo,

están crujientes y listas para comer.

Crujientes y listas para comer. ¿Esto son?

Eso son grillos.

Estos 20 gramos pues sale a 5,60.

O sea el kilo...

El kilo saldría sobre doscientos y pico euros.

Madre mía. Sí.

Está caro el insecto.

Está caro pero por una serie de razones.

¿Por qué motivo? Primero, porque tiene que venir

de importación, en España se ilegalizó en el 2018

la venta, la comercialización, pero todavía no hay regulación

para la elaboración del producto terminado.

Los envíos pasan por sanidad y aparte, yo para abrir el local

he solicitado el registro sanitario, la autorización sanitaria.

¿Tú también trabajas en la tienda? Sí, ayudo con la tienda

y con las catas. ¿Hacéis catas?

Sí, eso también. ¿Esto qué es?

Una tarántula. ¿Y esto se come?

Exactamente. Esto tiene precio, ¿no?

Unos doce euros. Doce euros la tarántula.

Estas cucarachas vienes dos o tres. Hay dos.

Es grande esto.

Porque es como plástico, entonces, comes todo lo demás.

-Esta bolsa, por ejemplo, son grillos y vienen de Bélgica.

En Europa hay algunos países que van más avanzados

en cuanto a legislación, como son Reino Unido,

Bélgica, Países Bajos, Austria y Finlandia.

Yo no lo puedo traer directamente de Tailandia o de Méjico,

si no que tiene que pasar por algún país de Europa.

Lo cierto es que a ti, entonces, te supone un coste de transporte.

Supone coste de transporte, de intermediarios,

supone muchos costes. Por ejemplo, este tarro,

¿estamos hablando que son? 5,20 euros.

Sí, ¿cuántos gramos son? Doce gramos.

Doce gramos, cinco euros, madre mía, está caro el grillo.

Una de las ventajas que podría ser de la comida del futuro

es porque tiene un valor nutricional importante,

¿de qué estamos hablando? Pues sobre todo, proteínas.

Hablando de los grillos y de los gusanos de la harina,

pues en torno al 60 por ciento de proteínas.

Aparte de las proteínas, pues tienen vitamina B12,

luego, minerales, hierro, calcio, cinc,

tienen grasas saludables, tiene fibra,

es un alimento muy completo, pero sobre todo,

el aporte de proteínas es lo que caracteriza a los insectos.

¿Y tú crees que esto será la comida del futuro?

Sí, hay muchos niños, por ejemplo, mi hijo está encantado

ahora con esto. ¿Sí?

¿Hay que romper esta barrera mental?

-Es lo que más cuesta.

Pero una vez la gente se animan y lo prueban,

ve que está bueno, luego ya se van animando

a probar otros insectos.

Esto son piruletas. Eso son piruletas, sí.

Esto sí es un gusano. Sí y lo otro es un escorpión.

De muchas maneras se puede comer.

Ay, madre.

Ah, pues no está mal de sabor.

Es verdad, sabe a ahumado.

Grillos de aquí sabor tomate. -Ah, pues este pequeñito.

-Pero, ¿lo vas a probar? -Claro.

-¿Qué te parece? -No voy a repetir.

-¿Engorda mucho? -No, nada, al contrario.

-Lo que engorda es el tomate, nena.

-¿Quieres probar un grillito, cariño?

¿Sí?

Es un grillo.

-¿Te gusta? ¿Está bueno? -Sí, no sabe a nada pero está bueno.

Son como comer pipas, de verdad, ¿eh?

-Bien, me gusta bastante.

Hora de tapeo, entonces. Vamos allá.

Madre mía, ya lo anuncian aquí,

tienen un día dedicado, día del bicho.

¿Qué tal? Muy buenas.

¿El dueño? Sí.

El dueño, el encargado y el atrevido, ¿no?

Eso es. Escorpión a casi doce euros.

Y una tarántula, estamos hablando

que se te va a casi 26 euros. Sí.

Es más caro ir de "insectada" que de mariscada, ¿no?

Sí, claro, es un pelín caro.

¿De dónde eres? Yo, italiano.

Mi nombre es inglés, pero...

¿Y la pizza también de insectos o no la has creado?

De momento, no.

No hace falta. No hace falta, ¿verdad?

Te presento al cocinero, nuestro chef Gabriel.

Prepararemos una coca con grillos

y pico de gallo y por otro lado prepararemos

unos tomates confitados, cherrys con ración de hormigas.

Tenéis un día dedicado entero a esto.

Claro. ¿Y se os llena?

No, todavía no.

Lo intentamos pero aún...

-Es como un potenciador del sabor, es como una sal.

Y ahora, ¿qué estás poniendo?

Esto es hormiga culona, ¿vale?

Y en tercer cherry, hormiga colorada o tejedora.

Tres tipos de hormigas.

Así visto, yo creo que la gente si no se lo dices, hasta...

Lo ponemos en la sartén, dos vueltas,

solo que tome temperatura.

Cero grasas, cero grasas. Supernatural.

¿Es agradecido en la cocina? Sí, tiene esa textura crujiente,

ese toque ácido, un poquito cítrico,

entonces, es muy fácil trabajar la hormiga y el gusano.

Además, no están cargados de sabor.

¿Tú crees que será de verdad el producto del futuro?

Bueno, el futuro ha llegado hace rato,

tú vas a cualquier país asiático y comer este tipo de insecto

es completamente normal.

Te lo venden en porciones, te venden serpientes,

te venden cosas que nosotros, vamos...

¿Tú crees que llegaremos a esos niveles?

No. ¿De aquí a 30 años?

Por necesidad, a lo mejor.

Con un kilo de carne sacamos nueve kilos de gusanos.

Lo que tenemos aquí es una manzana hecha en almíbar

de mistela, pimienta rosa,

le ponemos sobre cuatro o cinco gusanitos,

una ramita de tomillo y tenemos aquí nuestro mini bocado dulce.

Chicos, aquí estamos.

-Yo voy a probar este, ¿vale? A ver, venga.

¿Cuántos cumples, Yolanda? 47.

Mis primeros bichos. Tus primeros bichos.

Está buenísimo.

Manzana en almíbar con sus gusanos.

Y variación de hormigas sobre tomates cherry.

Están muy buenos.

-¿Es de hormigas? Yo quiero hormigas.

Sabe a una especia,

¡hostia, está picante! Y está...

A ver si me he comido la especia.

(Música)

Comida mejicana.

Alfonso, este es tu restaurante.

Así es, aquí lo que tenemos es, digamos, singular,

pues es que trabajamos el producto prehispánico.

Estos son los chapulines, que son pequeños saltamontes

que están tostados con limón, sal y lima

y esto, que a mí me encanta, que son hormigas chicatanas,

originarias de Guajaca y sale dos días al año

por eso es tan rara, ¿no? Sale cuando llueve,

la gente de los pueblos sale a recogerlas porque están volando.

¿En serio? Hacen su propia recolecta.

Claro que sí, es artesano.

Las pusimos un poco como para hacer una semana de un menú prehispánico,

que tenemos pulque, mezcales y este tipo de insectos

y para nuestro asombro, el público de aquí, español,

pues viene con la idea como de una experiencia,

porque no lo conoce. ¿Lo das a probar?

Hormigas chicatanas. Chicatanas.

Me gusta que se doren con una sal que es sal de gusano.

¿Sal de gusano? Sí.

Esta sal es muy potente y tiene un sabor delicioso,

es un gusano tostado, curado con limón y sal.

Es el gusano que vive dentro del agave,

que es de dónde salen los destilados mejicanos,

como el mezcal, el tequila.

Yo se los suelo poner aquí.

Y después podemos rematar con un toquecito

de salsa verde y tomatillo.

Estas hormigas son muy singulares, también se comen en Colombia,

en Colombia se llaman culonas, ahí almacenan grasa,

entonces eso hace que en el paladar tengan un sabor como a panceta.

¿Cómo sé yo si soy alérgica o no a un insecto?

Normalmente vienen con un estudio previo

y además con las normas de la Unión Europea

tienen que entrar con reglamento fitosanitario tanto en origen

como al llegar a Europa y luego, sí que es verdad

que muchos de los insectos vienen en la categoría de moluscos,

el pulpo, son los mismos alérgenos de la hormiga.

O sea, si eres alérgico al pulpo, no puedes comer hormigas.

Esto, lo importante es cerrar los ojos y no saber

lo que te vas a meter en la boca. Como todos los alimentos,

es muy cultural, por ejemplo, hay cosas que aquí dan asco,

pero aquí, por ejemplo, por ponerte un ejemplo,

yo recién llegado aquí me enfrenté

con caracoles y a mí los caracoles me suponían

una barrera cultural que vencer.

Y decías, ¿cómo se comen los caracoles?

Ahora me los como, pero es una cosa que para mí era exótica.

Una chicatana.

Está crujiente. Sí, sí, sí.

Hecho de panceta. (RÍEN)

¿Tú crees que esto eliminará a la carne?

¿Al pescado? ¿Comeremos solo insectos?

No creo que la elimine.

Pero, ¿va a ser una parte muy importante de nuestra dieta?

En zonas deprimidas, por ejemplo, puede ser una buena solución.

Ya te digo, hoy en día, no, ¿por qué?

Porque desafortunadamente esto es muy exótico y es tan raro

que al contrario de ser barato, es muy caro.

Un kilo de hormigas cuesta cien euros.

Para jugar con los insectos, ahora le vamos a poner

estas que son unas pequeñas hormigas miniaturas

que se llaman hormigas tejedoras. Ay, Dios.

Entonces, las espolvoreamos.

Y luego, pues vendrás los "chapulincitos".

Bueno, sabe a...

¿La sensación? El aroma viene un poco al final.

Bueno, prefiero la paella, pero...

Está bueno realmente, ¿eh?

Tres cochinitas, dos de chicatanas y uno de tinga.

-¿Está bueno? -Me encanta.

-Está entre beicon y gambita frita, buenísimo.

A mí me ha sabido a panceta, sí, a beicon.

-Y picante, picante, muy picante.

(Música)

El negocio de los sustitutos de la carne es un negocio

millonario, llenan nuestras neveras de hamburguesas de soja,

chorizo elaborado con gluten y morcilla hecha con alubias.

Las ventas de productos de origen vegetal

supera ya los 40.000 millones de dólares en todo el mundo.

(Música)

Miren, llevas más de 25 años

en una industria que está ahora en auge y que dicen

que va a ser la proteína el futuro, la proteína vegetal ecológica.

Sí.

Hacéis aquí de forma artesanal, tofu, que estamos viendo,

¿qué es el tofu?

El tofu es un cuajado de leche de soja.

Este trozo, ¿a qué equivaldría? ¿A un filete?

O sea, yo si me como esto,

puedo cubrir los nutrientes que la carne o el pescado aporta?

De acuerdo, sí, esto cubre, más que nada,

porque tiene todos los aminoácidos esenciales, una proteína completa,

lleva muchos ácidos grasos esenciales

y lo bueno es que carece prácticamente de colesterol

y de grasas saturadas. Miren, ¿cómo se hace el tofu?

Bueno, el tofu, partimos de la soja, que es la legumbre,

lo que hacemos es lavar, después remojar,

luego la molemos, la esterilizamos

y aquí separamos el sólido del líquido,

el líquido sería la leche de soja,

que es lo que vamos a coagular con el nigari,

se desuera, se prensa y ahí estaría listo el tofu.

Patricia, ¿qué estamos viendo aquí? ¿Esta masa de qué es?

Pues ahora mismo estoy preparando la masa

para hamburguesa de tofu con alga nori.

Lleva principalmente proteína de soja,

en este caso el tofu,

los cereales, que son el arroz,

los copos de avena.

¿Tú comes en tu casa hamburguesas de proteína vegetal?

Por supuesto que sí.

¿Le das a tus hijos, a tu familia? Sí, a todos, les gusta mucho.

Estamos volviendo un poco a consumir más proteína vegetal,

porque antes se consumía mucha animal

y bueno, tanto la OMS como diferentes nutricionistas

y dietistas, están avisando, alertando de que hay que comer,

por lo menos dos tercios de la proteína,

tiene que ser de origen vegetal.

Lleváis más de 25 años elaborando de forma artesanal

seitán y tofu, ¿qué es el seitán?

Bueno, pues el seitán es lo que comúnmente conocemos

como carne vegetal, por el empleo culinario,

ya ves por el aspecto. Parece carne, parece un filete.

El principal ingrediente sería la harina de trigo,

es una harina de trigo con mucha proteína,

se llama harina de trigo fuerza y esto lo que hacemos es

amasar como si fuéramos a hacer pan,

lo amasamos, pero nosotros lo que hacemos es lavarlo,

le quitamos el almidón, que es hidrato de carbono

y nos quedamos solo con la proteína, que es insoluble,

que es el gluten, entonces, nos quedamos con el gluten

que es una masa formada y eso lo que hacemos

en vez de hornear, lo que hacemos es cocerlo.

Lo puedes pasar vuelta y vuelta en la sartén

con un poco de aceite y ya estaría preparado.

Miren, de aquí sale todo, aquí tenemos toda la soja

que viene de diferentes lugares del mundo, ¿no?

Sí, bueno, principalmente trabajamos ahora en este momento

tenemos tres procedencias, tenemos soja de Brasil,

soja italiana y soja china.

¿Es la soja sostenible?

Sí, la soja ecológica que nosotros compramos, por supuesto,

toda es sostenible, lo que pasa es que a nosotros

nos gustaría, cuánto más cerca, más sostenible todavía,

lo que no tiene mucho sentido es tener que traerlo de China,

pero trabajamos según la disponibilidad del momento.

Porque hay expertos que dicen que la soja no es sostenible,

porque se están talando muchísimos árboles, por ejemplo, en Argentina.

Pues sí, sí que hay mucha deforestación

para plantaciones y cultivos extensivos,

pero no es el caso de la soja si es ecológica,

que lleva consigo una serie de principios

que si no, no podría considerarse ecológica.

Cada país y dentro de cada país, cada región, tenemos un organismo

certificador que es el que nos audita, nos controla

para que el producto realmente sea ecológico.

¿Podríamos decir que esto es la despensa

que tendremos en el año 2050, en un futuro?

Bueno, pues esperamos que sí, por lo menos que mucha parte

de estos alimentos estén incluidos en la dieta.

¿Qué ingredientes lleva este chorizo?

Pues lleva pimentón, lleva pimiento rojo, lleva chili,

lleva un poquito de picante, y sobre todo, la base fundamental

para conseguir esta textura es el gluten.

El gluten, no apto para celíacos, entonces.

Para nada.

¿Qué lleva la morcilla también para que sea negra?

Partimos de alubia negra y de azuki,

entonces, el caldo de cocción

se emplea para la elaboración de la morcilla.

¿A qué sabe el tofu? El tofu es insípido,

entonces, el tofu lo que tiene es la propiedad

de absorber los olores y los sabores

de los alimentos con los que lo condimentas o lo cocinas

y cualquier receta de carne o pescado te vale,

tanto para el tofu como para el seitán.

-El chorizo y la morcilla los puedes utilizar

para un cocido, para unas judías,

para una fabada, para unas lentejas.

-Todos estos alimentos,

al igual que toda una dieta vegana,

lo que hay que tener mucho en cuenta es la falta de vitamina B12,

que es una vitamina que es del reino animal,

entonces, en la dieta vegana siempre es conveniente

apoyarla un poco con suplemento de vitamina B12.

Tempeh y natto. Sí.

¿Estos son otros de los alimentos del futuro?

Pues mira, nosotros creemos, consideramos,

o por lo menos mi opinión particular es que van a ir mucho

por los germinados y los productos fermentados,

la fermentación es una predigestión del alimento

en el cual, bioquímicamente hablando,

al final lo que hace es conferir muchas propiedades al producto.

En el caso del tempeh es el alimento

que mayor contenido en vitamina K tiene.

Es soja fermentada, pero cuánto más filamento tiene,

más propiedades tiene el producto.

Enfermedades osteoporosas,

para enfermedades cardiovasculares,

es un potente anticoagulante.

Más de 40.000 millones de dólares mueve la industria

de la proteína vegetal en todo el mundo,

las grandes multinacionales se están apuntando a esta tendencia

de la proteína vegetal, ¿por qué crees?

¿Qué intereses hay detrás de todo esto?

Bueno, más que intereses, yo creo que lo que es,

pues es que todos nos apuntamos al carro cuando algo va bien,

pues entonces, yo creo que esto ha sido un poquito.

Ha habido mucha labor aquí detrás para dar a conocer

qué es un tofu, cómo se emplea un tofu,

pues todo hecho ha sido una labor

que hemos hecho los pequeños productores

y luego, las pequeñas tiendas o las tiendas especializadas.

Antes era inviable comprar un tofu en un supermercado,

hoy en día está más que introducido.

En la carta de alimentos, según los expertos,

se acabará aquello de comer lentejas todos del mismo plato,

porque no nos sienta bien lo mismo, la nutrigenómica es la gastronomía

personalizada basada en nuestro ADN,

nos dirá qué comida nos viene bien y también servirá para tratar

enfermedades y mantener la salud.

(Música)

Doctora Carmen Gómez Candela,

buenos días, ¿qué tal? Lleva más de 30 años

dedicada a la nutrición. Así es.

¿Qué vamos a comer en 2050? ¿Qué habrá en nuestros platos?

Bueno, en 2050 van a pasar muchas cosas,

lo más importante es que seremos en vez de 7.500 millones

de habitantes, seremos 10.000 millones.

No hay alimentos para todos. Sí, si hacemos las cosas bien.

Carmen, ¿cómo lograremos una dieta sostenible?

Pues la lograremos de varias maneras, una que es muy importante,

hay que cambiar los sistemas de producción

agrícola, ganadera, tiene que haber un cambio

fundamental y respetuoso con el medio ambiente,

con la naturaleza, con los recursos como el agua

y preparándonos para un cambio en hábitos y en costumbres.

Para 2050 lo más importante que va a haber es

que tenemos que hacer una apuesta clara y rotunda

por el mundo vegetal.

Las frutas y las verduras, las hortalizas

serán el componente mayoritario de nuestro plato,

después tomaremos también legumbres,

cereales de grano entero y el cambio más importante

es que tomaremos muy pocas cantidades de alimentos proteicos

derivados de los animales. Los cereales y las legumbres

son fundamentales y no aportan grasas,

muchas personas asocian, por ejemplo, pan y cereales

a aporte de calorías y no es así,

claro, aportan calorías de carbohidratos sin grasa,

que es lo que necesitamos para darnos energía.

Tenemos también las nueces,

ya sabéis que España ha sido campeona

en los estudios sobre la utilidad de las nueces

junto con el aceite de oliva en nuestra salud.

Para el futuro, lo que estamos trabajando es

en recomendaciones personalizadas.

¿Qué es la nutrición de precisión?

La nutrición de precisión, lo mismo que la medicina

de nutrición, tiene el fundamento en decir que las personas

somos todas diferentes y evaluar esta diferencia

nos permitirá hacer recomendaciones más especializadas.

Alimentación muy personalizada, una carta de alimentos

para cada persona. Más que una carta de alimentos,

unas pautas de alimentación, es decir, consejos,

auténticamente consejos bien dado y bien dirigidos.

España y Japón son los países que tienen la esperanza de vida

más alta, estamos en los 85 años

y se trata de que estos últimos años de vida sean con más salud,

porque en este momento esto no sucedería,

sabes que las enfermedades que acompañan a los muy mayores,

les hacen unos discapacitados y esto, además, es una carga

social y sanitaria muy difícil de sostener,

sobre todo con lo que se avecina para el 2050,

que va a ser mucha más población envejecida.

Doctora, esto es natto, típico de Japón,

foja fermentada y bueno, los fabricantes dicen

que esto es buenísimo para la salud,

ayuda a enfermedades del corazón, es anticoagulante.

Ya sabes que la soga es una leguminosa,

lo mismo que las lentejas, que los garbanzos,

solo que su origen fundamental viene de Asia,

pero prácticamente ha sido un alimento que con la globalización

hemos adaptado. Nosotros, desde el mundo de la nutrición

somos muy respetuosos con las culturas culinarias

y las gastronomías de los países y de los pueblos,

pero nuestra cultura gastronómica es de mucho valor.

Tenemos en España, en las costas gallegas, algas.

Las algas llevan estudiándose intensivamente

en los últimos 20 años y tienen muchísimas opciones

interesantes, no solo para la obtención de proteínas,

si no también de otros ingredientes y de cara al futuro,

como además se puede cultivar bastante bien,

pues nos va a aportar también fuentes de proteínas importantes.

El mundo de los insectos, ya sabes, que la OMS

ya lo viene diciendo hace unos años,

bueno, uno no tiene que pensar necesariamente en comer insectos,

si no a lo mejor, obtener proteínas de los insectos.

Si culturalmente no estamos capacitados para comer insectos,

que algunos países sí hacen.

Hay 2.000 millones de personas que comen insectos en el mundo.

Por ejemplo, los asiáticos, en China, los chapulines, en Méjico,

es decir, no hablamos de nada extraño, lo mismo que tomar

crustáceos no forma parte de todas las culturas,

para nosotros son un alimento muy cotizado

y en otros países no les parecen y menos, las quisquillas,

imagínate, lo ven como un bichito pequeño de poco alimento.

En el caso de los chapulines de Méjico,

que son como unos pequeños insectos, tipo grillitos,

tienen de 35 a 48 gramos de proteínas

por cien gramos de producto fresco. Más que la vaca.

Más que la vaca o más que un pescado.

Entonces, por eso quiero deciros que no son un alimento a despreciar,

desde luego como fuente de alimentación de proteínas

en el mundo tienen mucho que decir.

¿Aliñaremos las ensaladas con hormigas?

Yo, sinceramente, creo que no,

creo que no, pero hay quien ya lo hace.

El azúcar, ¿dónde quedará el azúcar para 2050?

¿Consumiremos azúcar?

El azúcar es un alimento que siempre hemos aconsejado

que si se consume, que se puede consumir

y además tiene muchas ventajas, tiene que ser en cantidades pequeñas

y aquí no se trata de prohibir nada, tampoco hemos hablado de excluir

ni de eliminar ningún alimento, se trata de que habrá alimentos

que tendrán que consumirse menos.

Batidos y barritas energéticas,

¿esto se perfila como una de las opciones para 2050?

Bueno, esto ya es una realidad hoy día,

es decir, en casos particulares, a lo mejor una barrita

que sustituye a una comida para una persona

que esté en un programa de pérdida de peso,

o un batido para una persona que está haciendo

una actividad física extra y requiere un suplemento,

pero esto no debe de formar parte

de la pauta habitual de alimentación.

Hablamos de la nutrición de precisión,

pero sí que cada vez proliferan más en internet, en farmacias,

test de ADN, esta práctica

que yo buscaba en internet y por 150 euros ahora

con las rebajas de invierno yo me puedo hacer

una dieta basada en mi ADN,

esto, ¿qué intereses hay detrás?

De pronto nos hemos vuelto locos con el genoma,

saber nuestro genoma, incluso conocer nuestros genes

y conocer sus implicaciones, pero el nivel de conocimiento

actual solo nos permite dar mínimas orientaciones,

porque tiene que tener el contexto de la persona,

es decir, qué problemas de salud tiene, cuáles son sus hábitos,

cómo es su estilo de vida, cómo es su composición corporal,

qué ejercicio hace, aparte que ya hay publicaciones

que lo han demostrado. Esas dietas de ADN...

Solamente con ese fundamento no ha lugar.

Cuando instauremos la nutrición de precisión

es porque la ciencia ya tenga todas las bases de conocimiento

bien asentadas y bien definidas.

Marina, eres nutricionista experta en enfermos con cáncer,

¿qué importancia tiene la alimentación

en los enfermos que tienen cáncer?

Pues mucha importancia, la alimentación tiene que estar,

además, en todas las fases de este paciente,

no solo en la prevención, en una fase de prevención,

porque además está documentado que entre el 30 y el 40 por ciento

de los tumores se asocian con una mala alimentación,

pero es que ya cuando el paciente tiene un tumor,

hay que adaptar muchísimo esas pautas dietéticas.

Hay que prevenir con una buena alimentación

una vez que detectan el tumor, una serie de pautas

y ya, una vez que se ha superado, como es el caso de Blanca,

establecer también una rutina de alimentación saludable.

Los tumores de mama, como es el caso de Blanca,

se comportan de manera totalmente distinta a otros tipos de tumores.

¿Por las hormonas? Efectivamente, el problema

de los tumores de cáncer de mama es que aumenta la obesidad

y está muy documentado que un tumor asociado a obesidad,

aumenta el riesgo de tener recaídas,

que además los tratamientos vayan peor

y por supuesto, la supervivencia esté comprometida.

Según, además, el fármaco que le van poniendo,

también tenemos que ir nosotros adaptando un poco las pautas,

en este sentido, potenciamos mucha proteína,

porque al final las quimios lo que hacen es matar células

y nuestro sistema inmune necesita reponer esas células

también, o sea, aumentamos el contenido de proteínas,

también muy importante, en frutas cítricas,

porque la vitamina C también tiene bastantes estudios en los cuales

refuerza nuestro sistema inmune y otra vitamina muy, muy importante

y que en el cáncer de mama está muy clara y muy documentada,

es la vitamina D. ¿Dónde se consigue la vitamina D?

La vitamina D, no solo en lácteos, si no también las encontramos

en huevo, en la yema del huevo,

entonces, también vamos quitando mitos a ciertos alimentos

de que no se pueden comer tantas veces,

el omega 3 también en su caso es antinflamatorio,

por lo tanto, también incidimos mucho en el consumo de pescados

azules pequeños para evitar mercurios.

-Empecé con la quimio y sí que en la fase de la quimio,

es muy importante su colaboración y su ayuda, sobre todo, su guía,

porque la quimio machaca.

-Yo siempre les incido en que cuánto un cuerpo esté más fuerte,

mejor se enfrenta a todo el tipo de tratamiento

y mejor sale todo.

Marina, venimos a tu despacho,

porque hoy toca revisión con Blanca del tema de alimentación, ¿no?

Efectivamente.

Colócate así, vale.

¿Qué edad tienes, Blanca? -57.

-¿Y mides? -1,55.

-Aquí ahora me va a decir principalmente

qué cantidad de grasa. Vale, gracias, ya te puedes bajar

y volverte a calzar. Vale.

En los pacientes con cáncer de mama son muy importantes los lácteos,

porque las quimioterapias y ya solo por ser mujer,

en los genes mujer, tenemos el gen de la osteoporosis,

entonces, los huesos son muy importante cuidarlos,

porque además, las quimioterapias que les dan les hacen mucho daño.

Todos estos alimentos junto con la actividad física y el agua,

han formado parte de tu vida y la siguen formando.

Sí, ahora más incluso, porque ya me lo tomo más en serio,

evidentemente, estoy feliz de volver a incorporarme

al deporte, que ya me gustaba y lo hago ahora,

ahora procuro beber mucho más,

porque sí que yo bebía poco, lo reconozco,

pero ahora bebo más y bueno, la alimentación,

lo que peor llevo es lo de los dulces.

Eres golosa.

Cinco meses de quimioterapia, después una intervención quirúrgica,

que es una agresión que el cuerpo sufre

y también tienes que recuperar, cuando estás recuperando,

te meten 33 sesiones de radioterapia,

que la radioterapia también parece que no te tiene que afectar

físicamente y es cierto que yo daba ocho pasitos y, ¡uf!

No llegaba, había que subir ocho escalones y una vez dije:

¡Ah! Ocho escalones sin descansar.

Y todo eso, claro, si la alimentación no es equilibrada

y no es buena y no es suficiente,

evidentemente, no habría, me imagino, tenido una recuperación

tan favorable como estoy teniendo.

Importante, está recuperada y seguimos con esa alimentación.

Por supuesto que sí e intentando inculcar

a todos los que tienes alrededor de que hay que seguir estas pautas.

(Música)

La mitad de las cosechas hoy en el mundo se pierden por sequía

y si queremos alimentar a todos los que seremos en el futuro,

la agricultura necesitará un 70 por ciento más de agua.

Ante esta situación se necesitan unos modelos y uno de ellos

es la hidroponía, casi sin agua.

(Música)

Manuel, ¿qué estás haciendo?

Pues estamos ahora poniendo los esquejes

de, esto es achicoria roja, hemos puesto también cebollino.

Nosotros estamos utilizando la hidroponía

y al final es una técnica de cultivo más eficiente

para, digamos, producir todo tipo de vegetales,

pero lo que estamos haciendo es hacerlo de manera vertical,

al final si queremos aprovechar el espacio y cultivar

cerca de las ciudades, que es la idea para reducir costes

de transporte, para reducir la huella de carbono,

para producir alimentos más frescos, que no pase tanto tiempo

desde que los cosechamos hasta que los consumimos,

hay que aprovechar muy bien el espacio

y en estas columnas es algo sencillo,

son columnas vacías de aire, con lo cual no tienen un peso fuerte

y dentro de estas columnas va circulando

una solución nutritiva, que básicamente es agua

con sales minerales y esta agua, lo que hacemos es llevarla

a las raíces directamente. Una planta tiene necesidades

y si al final le damos la luz necesaria, el oxígeno en las raíces

que también es importante, si conseguimos que esté aireada

y dentro de esa agua utilizamos los minerales

y la solución nutritiva completa, tiene todo lo que necesita

para crecer sana, fuerte y con todos los nutrientes,

incluso a veces, más, porque encuentra más nutrientes

que, incluso en tierra. La raíz está completamente desnuda,

en este momento está mojando, está cayendo el agua

con la solución nutritiva.

Está en un circuito cerrado, por lo tanto, con la misma agua

que estás utilizando, siempre se reutiliza, ¿no?

Estamos hablando de más de un 90 por ciento de agua

con respecto al cultivo en tierra, es mucho, pero tiene sentido

desde el momento en que piensas que en tierra cuando echas el agua

la mayor parte se filtra y se pierde.

Y estas luces que hay aquí de color rosa, ¿para qué sirven?

¿Sustituyen al sol? Sí, sustituyen al sol,

no hay nada como la energía del sol,

pero es cierto que hacerlo con leds cada vez es más barato,

cada vez consume menos y también permite controlar más cosas.

Como estamos teniendo paredes verticales muy cerca unas de otras,

no permite que el sol pueda entrar, por esto complementamos con leds.

Igual un agricultor de toda la vida dice: "Eso, como mi huerto no es".

Yo invito a que tampoco hay que ser tan escéptico, hay que probar,

muchas veces es más la mente, prueba una de estas, prueba esto,

si ahora estamos aquí, yo saco el perejil y vas a olerlo,

vas a ver cómo huele. Aquí lo que tenemos son

unas barras de iluminación artificial, lo hacemos dentro

también porque es más sencillo controlar el tema de plagas,

de temperatura, de iluminación

y una vez que, más o menos, tienen esta altura,

ya estarían listas, digamos, para pasar al otro sistema.

Y esto de aquí abajo, ¿qué es?

Esto son las piezas con las que hacemos

las columnas verticales de cultivo, la hidroponía ya se utiliza

en la industria, lo que sí es una nueva manera de hacerlo

es de manera vertical y cerca de las ciudades.

Manu, vamos a un restaurante con un huerto vertical.

Exacto. Es este de aquí, ¿no?

Han sido los primeros en Valencia y diría casi los primeros en España

en tener un huerto vertical con luz artificial en su interior.

¿Lo vemos? Lo vemos.

Está en medio del restaurante. Sí, sí.

Todo el cliente que entra, lo ve. Exactamente.

¿En qué consiste? ¿Qué tenéis?

Bueno, pues ahora mismo funcionamos un poco por necesidad,

casi todo es albahaca, un poco de cebollino,

un poco de perejil, el cliente cuando entra,

lo primero es un golpe en la nariz de aroma.

Lo que nos hace falta, lo esquejamos y lo plantamos y ahí va creciendo.

Más kilómetro cero que esto... No, desde luego.

Es que el huerto está a tres metros de la cocina.

Cómo huele, ¿eh? Sí, se nota mucho el aroma.

La verdad, hemos tenido desde menta, de cilantro,

flores, flor eléctrica. ¿De la que se come?

Sí, la que te da el chispazo en la lengua.

¿Y qué vas a hacer? Pues voy a enseñar un platito

que tenemos ahora que es una tosta, es un coral, un falso coral

que hacemos nosotros de tinta de calamar.

¿Qué tipo de comida hacéis aquí?

Aquí defendemos un poquito la comida saludable,

todo muy controlado, de hecho, no tenemos freidora en la cocina.

¿Eso es? Esto es sardina ahumada.

¿Tú cómo ves la comida del futuro?

Yo pienso que es que también hemos agotado lo que conocíamos

normalmente, la carne, a lo que recurríamos todos

y ahora pues estamos buscando en el mar, en las algas,

el vegetal y es complicado,

desde luego lo que defiendo es que para que funcione todo,

debería ser todo de cercanía, funcionar por temporada.

Si tenemos que ir a buscar lo que no tenemos aquí

a otro sitio, producirlo de manera que no es natural,

porque está fuera de su ciclo natural, pues es complicado.

Una gotita de aceite. ¿Listo?

Sí. Qué buena pinta tiene eso.

Mejor está en la boca.

En Madrid ya ha colegios que tienen sus propios huertos hidropónicos

y quienes los cultivan y recolectan son sus alumnos.

-Vamos pasando, ¿quién iba a podar? -Yo.

¿Qué tal, Begoña? Buenos días. Hola.

Begoña y patrulla verde, ¿qué es eso exactamente? ¿Qué van a hacer?

Tenemos niños que voluntariamente nos ayudan a cuidar los huertos

del colegio, están muy implicados en el mantenimiento, por ejemplo,

de este huerto hidropónico que tenemos, en que todo funcione,

podarlo, rellenar el agua, cuidarlo y sobre todo,

explicarle a sus compañeros.

¿Qué estáis haciendo? Contarme. Tenemos que podarlas,

porque crecen muy rápido, las usamos para las ensaladas.

sí Begoña?

¿Sí, Begoña? Sí, por supuesto.

Está bien que los que van a sembrar en el futuro,

sepan en qué consiste, ¿no? Es que son ellos

los que tienen que movilizar y los que tienen que hacer cosas,

ellos tienen que ser conscientes de la cantidad de problemas

que vamos a tener y que van a tener ellos en un futuro

y que ellos son la solución, les gusta.

Juanma, el chef del colegio Brains, ¿qué tal? Muy buenas.

Vienes en la bandeja con lo que acaban de coger

los niños del huerto vertical. Exacto.

Limpiaremos un poco y procederíamos a ponerlo en el día de hoy.

Tú eres uno de los creadores de la empresa de huertos verticales

y eres el socio de Manu, con el que hemos estado en Valencia.

Colocáis estos jardines en colegios, ¿por qué?

Vemos que cada vez hay más una brecha entre los niños

de ciudad y los niños del campo, patatas fritas conocen,

pero patatas, menos, ¿no? Entonces, lo que estamos haciendo

es acercar, de alguna manera, la naturaleza a los niños.

¿Puede ser en unos años, en décadas, que sea normal

tener un huerto vertical en casa y de él abastecernos en parte?

Ahora es el tema de que haya más gente que lo conozca

y al final, como siempre, como cada tecnología,

un poco del futuro, los precios bajan

y pues se divulga y se mete más.

Más del 70 por ciento de la población

va a estar ubicada en ciudades,

entonces, necesitamos realmente tener un modo de cultivo

mucho más local en ciudades y esto es parte de la solución.

Tú, como chef, ¿cómo ves esto?

¿Qué comida crees que vamos a tener en el plato en los últimos años?

Me interesa mucho este tema y lo debato con muchos compañeros,

independientemente de la opción alimentaria que se elija,

tendrá que estar mucho más controlado

y no producir para tirar, si no entra en calibre,

si no entra en color ni en forma,

muchas veces se descarta y encima, se descarta

y no se reutiliza para, por ejemplo, hacer salsa de tomate

o reutilizar para hacer..., la verdad, es una lástima,

vivimos en la sociedad, creo, de la imagen

y si no entra por los ojos y nos han estandarizado que la fruta

al igual que la moda tiene que ser bella y perfecta

y se nos olvida que, posiblemente, hasta lo feo esté más rico.

# La espuma del mar,

# un grano de sal y de arena,

# una hebra de pelo, # una mano sin dueño,

# un instante de miedo.

# Una nota perdida,

# una palabra vacía # en un poema. #

Uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos

en este siglo es la capacidad de alimentar a una población

que no para de crecer. Las algas pueden ser

nuestro alimento del futuro, por sus proteínas,

por su facilidad de crecimiento y por su capacidad de adaptarse

al medio marino. Si ellas son nuestro alimento

del futuro, el mar, la despensa.

# Nada de ti, nada de mí,

# una brisa sin aire soy yo,

# nada de nadie. #

Ya llegamos, Antonio, qué pasada, ¿eh?

Vaya oficina la tuya, ¿eh?

Hoy el mar está fatal.

¿Ese es tu hijo? Sí, ese es Antón

y el del fondo es Javi. Estamos en la baja mar,

que tenemos cuatro horas y volverá a subir.

Aquí estaríamos dos metros debajo del agua.

Guau. Está a dos metros debajo del agua,

lo que pasa es que aprovechamos para venir hoy a esta zona,

porque hay una barrera ahí que nos protege.

¿Qué están cogiendo? El codium, el ramallo de mar.

Aquí lo más importante es trabajar siempre con precaución,

es fundamental. Claro, están ahora mismo,

como quien dice, recientitas.

Sí, ahora es cuando empieza la primavera marina,

estamos en el mes de febrero y de aquí en adelante

quedan muchos meses de recolección. ¿Estos de aquí?

Sí, esa, por ejemplo, no la cogemos porque está poco madura

y la dejamos para que vuelva a rebrotar.

¿Todo esto se come? ¿Son algas comestibles?

Eso se puede comer. Yo ahora mismo no podría cogerlas.

Claro, hay una normativa que te marca los kilos por persona

que tenemos que coger, la época en que tenemos que coger,

la especie y cada mes tenemos que informar de lo que hemos cogido

el mes anterior y lo que tenemos previsto coger el mes siguiente

y en qué zona trabajamos.

Toda la costa es una despensa enorme, tenemos que mantenerla

y cuidarla y no hay abonos, ni pesticidas,

aquí no hemos sembrado, nosotros estamos sembrando

cultivos, pero esto está de manera natural,

con lo cual, hemos estudiado con la Universidad de Coruña

un poco el método de recolección de cada especie

y se trata ahora de mantener.

Trabajamos con 30 especies, pero hay cerca de 600 especies.

Aquí tenemos una que se llama kombu.

Esas son las kombu.

Con habilidad, fíjate, queda el tallo.

Y aquí le has dejado el corte.

Son algas que se ven supersanas.

Es sana, es carnosa, ¿no?

Esta alga tiene esta cualidad, ¿no, Antonio?

-Esta puede llegar a tener un metro sesenta.

¿Tanto?

¿Cultivarlas sería la opción del futuro?

Bueno, sí, es seguro, además, es necesario.

El wakame se puede cultivar fácilmente, el kombu de azúcar,

la lechuga. Con lo cual, podemos hablar

de una producción masiva o industrial al cabo del tiempo.

Sí, según va creciendo el consumo, los cultivos van a ser

el futuro a corto plazo.

(Música)

Antonio, aquí tenemos lo qu ese dice, un bodegón de algas

y aquí ahora es la mejor manera de entender cómo se come esto.

Lo más importante es, estas verduras del mar, utilizarlas

en nuestros arroces, en nuestros potajes de verduras,

de lentejas, yo te animo a que pruebes un trozo

y a ver qué opinas. ¿Qué es exactamente esto?

Se llama ramallo de mar o codium, es un alga que tiene un sabor

a marisco, te va a agradar, es muy buena para hacer salsas,

tempura, cada una tiene un poco su particularidad

en sabor, en texturas y hay que cocinarlas con sus tiempos.

Cuando nosotros empezamos, la gente tenía un poco las algas

a la cultura de cocina japonesa y gracias a todos,

cada vez la gente ve las algas como ya...

Es muy fácil hacer un fondo de arroz incorporando algas,

o sea, todo el mundo empieza a hacer un revuelto de algas,

una cocina más popular. Nosotros trabajamos 30 variedades

y es que hay algas de temporada, algas de invierno, de verano

y hay algunas perennes.

Ramallo, laurencia y carnosa,

¿qué propiedades tienen nutricionalmente hablando?

Un porcentaje de fibra soluble muy elevado,

que es muy saludable para el intestino

y no tienen azúcares,

por lo tanto, para la gente diabética están muy bien,

no tienen grasas ningunas.

¿Todas las algas son buenas? Es decir, ¿hay algún alga

como las setas, imagino, que hay que tener control,

porque a lo mejor no son todas comestibles?

¿O sí son todas comestibles? Bueno, las macroalgas tóxicas

no se han encontrado, la más consumida a nivel internacional

es el nori, esta hoja que es con la que se hace,

picadita, se hacen las hojas para el sushi

y después el wakame, son de las más utilizadas

en cocina a nivel mundial

y tienen como 20 veces más hierro que las lentejas.

¿Qué vas a cocinar, Tino?

Vamos a hacer un papillote de pescado, en este caso, de dorada,

vamos a poner un poquito de lechuga de mar,

vamos a poner una ramita de codium también,

un poquito de aceite. ¿Con eso sería suficiente?

O sea, da tanto sabor que solo es un trocito.

Después verás, simplemente aquí lo que vamos es a aportarle

matices, después dependiendo de cada uno

pues la podemos potenciar más o menos.

Un poquito de pimienta, es un plato muy natural.

Natural, cero grasas por lo que estoy viendo.

En este caso ya no le ponemos sal.

-Cuando tú estás utilizando el wakame, por ejemplo,

incorporándolo en un plato de verduras de tierra,

lo que haces es incorporar al plato en general

pues muchísima más fibra soluble y proteína,

equilibras el plato de verduras sin tener que utilizar

ninguna proteína animal.

Imagino que para un cocinero las algas son el nuevo experimento.

No, para nosotros son una verdura más,

de hecho, son las verduras del mar.

¿Las algas estarán en nuestras mesas de aquí a unos años

de manera común? Yo creo que ya eso es el presente.

Sí, yo creo que van a estar en muchos hogares en el día a día,

sobre todo cuando la gente empiece a manejarlas perfectamente.

-Aquí tenemos ya el papillote de la dorada,

entonces, vamos a acompañarlo con verduras de mar y de tierra,

que ya tenemos hechas al vapor. Nada, en cinco minutos.

Qué maravilla.

Qué olor, ¿eh?

Tienes el sabor de un pescado hecho en su propio jugo,

que es un pescado sin más, no hemos puesto sal añadida.

Es que has tardado cinco minutos y qué sabor.

En una dieta donde no utilices ni carne ni pescado,

que es muy habitual ahora. Claro, si eres vegano.

Vegetarianos, lo que sean, tienes un aporte de proteínas

importantísimo, junto con las legumbres, por ejemplo,

y además de una cantidad de minerales

que las verduras de tierra actualmente no te aportan.

-Aquí tenemos el wakame hidratado,

vamos a coger un poco el deshidratado,

veis el tamaño que tiene, muy pequeñito y lo vamos a poner

ahí, simplemente en agua y después veréis como que se va aumentando

y aumentará hasta diez veces su tamaño.

Y vamos a poner el huevo con el wakame

y acto seguido en la propia sartén le vamos a poner el berberecho,

tiene un sabor a mar, pero tiene un sabor la mar de rico.

Colocamos los berberechos que hemos abierto también

al vapor de kombu, aprovechando.

¿A cuánto está el kilo de wakame?

El kilo más o menos puede rondar

entre los 30 euros el kilo.

Claro, porque esto son 25 gramos, está deshidratado

y, ¿esto está? Entre 2,50, tres euros, depende.

Tenemos una tortillita de berberechos y alga wakame.

Así que me estoy comiendo un plato gallego, gallego, ¿eh?

Con algas de mar y berberechos de aquí.

Justo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La dieta de 2050

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - La dieta de 2050

04 mar 2020

Los reporteros de Comando Actualidad se plantean qué llenará nuestros platos en 2050. Grillos, gusanos, hormigas, langostas, saltamontes, algas, chapulines, escorpiones, tarántulas, lentejas de agua, cuajados de soja, pan de algas o filetes fabricados en el laboratorio formarán parte de la dieta. En 2050 habrá 10.000 millones de personas en el mundo, necesitarán un 20% más de comida y la sequía será un gran problema. Los expertos son tajantes: si no se cambia la forma de alimentarse no habrá comida para todos. Los océanos serán la despensa de vegetales, la proteína se obtendrá del cáñamo o la soja y se comerá menos pescado y menos carne.

ver más sobre "Comando Actualidad - La dieta de 2050" ver menos sobre "Comando Actualidad - La dieta de 2050"
Programas completos (512)
Clips

Los últimos 2.964 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios