www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5800445
Para todos los públicos Mañanas de cine - Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Música)

"Mucho antes de que los mitos aparecieran,

el mundo era algo primitivo y despiadado.

Sin embargo, en este vasto espacio sin límite alguno,

el hombre contaba con un aliado.

El caballo.

(Viento, cascos)

(Música tensión)

(GRITAN)

(Continúa la música)

(Música tensión)

(Viento)

(Relincho)

(Viento)

(Gritos, música)

(Música)

¿Ocurre algo, Henry?

(Cantos de pájaro)

Henry.

¿Qué pasa?

Parece que has visto un fantasma.

Siempre he vivido con miedo, desde que era un crío.

Por eso continúo vivo.

Pues como vivir es lo importante, lo mejor será que nos marchemos.

¡Ouh!

(SUSPIRA)

Yo en tu lugar dejaría este trabajo.

Volvería al este y abriría una tienda.

Pues yo en el tuyo continuaría el camino con la boca cerrada.

No me extraña que te echaran del ejército.

No sé quién te habrá contado eso, pero me fui yo

después de partirle la cara a más de uno.

(Graznidos)

¿Ves algo?

Ni rastro, son listos.

¿Por qué haces eso?

Por los carroñeros, por eso lo hago.

Lobos, coyotes...

Buscan alguna pista.

Necesitamos un indio.

Conseguiremos tantas pieles en seis meses

como las que él obtiene en un solo día.

¿Para qué? No tenemos prisa. Yo, sí.

Me sentiré mejor en cuanto me largue de aquí.

Pensaba que te gustaban los comanches.

También convivo con las serpientes, soy práctico.

(Rascado)

Se te dan bien las pieles, ¿no?

Te sorprenderías de todo lo que sé, Henry,

he hecho zapatos, he sido cocinero,

he trabajado para un traficante de esclavos,

y hasta he cantado en un coro.

¿Y todo eso antes de que te echasen del ejército?

(Trinos)

Parece que tu amigo el salvaje está enfermo.

Ni aún así dejaría de galopar.

¿Y si hubiera muerto?

Su caballo es como el ala de un águila, es invendible.

Bueno, pues...

Como parece que no tendremos invitados,

podríamos tomar algo a su salud.

(Graznidos)

Esta zona está llena de restos con huesos de tipos como tú.

¿Quieres decir de tipos jóvenes y guapos?

Me refiero a gente del este que empezaba a beber

pronto por la mañana porque no aguantaba,

y vinieron aquí porque pensaron que era más fácil.

No sé de lo que me hablas. Ya es suficiente, déjalo ya.

Te voy a aclarar algo importante.

No me gusta que nadie me de órdenes.

Tu actitud puede costarnos la vida,

si has firmado para hacer un trabajo, tienes que hacerlo.

¿Me vas a azotar? A tu salud, amigo.

(FORCEJEAN)

Escucha, si quisiera, podría ganarte fácilmente.

Pero no es eso lo que me interesa, prefiero ganar un amigo.

Alguien en quien confiar.

Entonces, ¿por qué te pones nervioso, eh?

Por ti.

Tienes miedo. ¿Por qué?

No me importa cuántos dientes hayas partido en el ejército,

sino la rapidez con que usas tu cerebro.

Tenemos un trabajo que hacer y beber no ayuda,

podemos trabajar juntos,

pero si quieres broncas, mejor que te quedes con los caballos.

¿Te interesa?

Te estoy ofreciendo mi mano, no mi puño.

(Trinos)

(Música suave)

(Graznidos)

(Continúa la música)

(Trinos, chasquidos)

Nunca le había dado la mano a alguien.

Después de una pelea, me refiero.

¿De qué demonios estás huyendo, Pike?

(INSPIRA) De nada.

Solo quiero vivir la vida a mi manera.

No puedes vivir a tu manera

cuando tienes que limpiarle las botas a otros.

¿De verdad quieres cazar por aquí y tratar con los indios?

Por qué no, me gusta probar de todo.

¿Cuánto tiempo llevas en la compañía?

Unos cuatro años.

¿Y tú, de qué huyes?

(RÍE) No huyo de nada, solo he venido aquí a ganar dinero.

Hay una gran demanda de pieles en el este,

siempre la ha habido y siempre la habrá.

(Ladridos)

¿Coyotes? Eso parece.

(GRITA, AÚLLA)

(Aullidos)

(AÚLLA)

(RÍE)

(Aullidos, ladridos)

(SUSPIRA)

Bueno, dije que parecían coyotes de verdad.

(RÍEN)

(SUSPIRA)

(Aullido)

(Fuego que crepita)

Nunca estuve en caballería.

Era un simple soldado de a pie.

Robé el sable.

Hasta mañana, Pike.

¡Ya te tengo!

¡Ahí está!

¡Joder!

¡Maldita sea!

(CANTA EN INGLÉS)

(Zumbido)

(Música tensión)

¡Pike!

¿Qué? ¡Indios!

¿Dónde?

¿Dónde están, Henry? ¡Rápido, cruza el río!

(Continúa la música)

¡Espérame! ¡Vamos!

Vamos, vamos...

(Zumbido)

(Continúa la música)

(JADEA)

(Continúa la música)

¡Esperadme y luchad, cabrones!

¡Cabrones!

¡Ladrones!

¡Cabrones!

(Música tensión)

Allá a lo lejos la noche cae.

Y las lucecillas de casa me llaman.

Con puertas y ventanas abiertas,

me acogerán a mi llegada.

Pronto los años se convertirán en horas,

las lágrimas, en flores del camino.

Soy uno de esos que bajará por las calles del pueblo a mi casa.

"Au revoire", Henry.

(Música)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

(Cantos en otro idioma)

(CANTA EN SU IDIOMA)

(Viento, truenos)

(SOLLOZA)

(GRITA)

(SOLLOZA)

(HABLAN EN OTRO IDIOMA)

(Viento)

(Truenos)

Dios, dios mío...

(Viento)

(Truenos)

(Disparo)

Tranquilos, por favor.

No voy a hacerle daño a nadie,

tengo tanto miedo como vosotros, os lo aseguro.

(TITUBEA) Y siento haberos molestado,

no tengo nada en contra de vuestra religión, ¿eh?

Pero estoy seguro de que este viejo espíritu

no va a viajar más rápido con este caballo,

me lo voy a llevar. (HABLA EN OTRO IDIOMA)

No os lo voy a robar. (GRITAN)

(Relincho)

¡Tranquilo!

(GRITA)

Dios...

(Truenos)

(Música tensión)

El almuerzo.

El almuerzo, dame la canasta.

-¿Cómo? -Ah, sí, la comida,

debemos alimentar el cuerpo aunque el corazón nos rebosa.

Quiere comer, Judith.

-No hace falta que se dirija a mí chasqueando los dedos.

No soy un perro. -Demuéstraselo hablándole

con dulzura, no olvides tu procedencia.

(IRÓNICA) -Sí, claro.

(RÍEN)

¿Sabes? Mi educación está por encima de la de ellos.

-Lo que no significa nada, querida hermana.

Recuerda que estoy en deuda con mi generoso protector,

y tú le debes mucho.

(Música tensión)

Dios mío, ¿por qué dejaría Irlanda? -Para poder comer.

Para ser el ama de llaves de tu hermano,

y servirte así de Dios.

-Ya estamos cerca de mi casa, doña Francisca.

Pronto terminará su triste viaje.

-¿Por qué dice eso?

-Le está dando la bienvenida,

y si no cuidas esa lengua, la tuya será demasiado breve.

-¿Esperas que yo me comporte como ella?

-Es la viuda de su hermano, después de todo,

a ella le resulta un poco difícil todo esto.

No juzgues, Judith, solo Dios sabe lo que alberga su corazón.

-Cuando estuvimos en la hacienda ayer por la noche,

tuve la ocasión de ver lo que albergaba su corazón.

-Es un vino espléndido. (ASIENTE)

-¿Cuantas horas de viaje faltan todavía?

-No llegaremos allí hasta que se haga de noche.

(SUSPIRA)

-Judith...

-Dile de mi parte, Patrick,

que si alguna vez va a Dublín, seré yo quien le invite.

(Disparo)

(Gritos)

(Disparos)

(GRITA)

(GRITA)

(Relincho)

(GRITA)

(GRITA)

(Música tensión)

(Música)

(Música tensión)

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Moscas)

(GIME)

(SUSURRA) -No le provoques, Judith, es solo un muchacho.

(SOLLOZA)

¡Ay, Señor!

(Sonido metálico)

(Viento)

(GIME)

(GIME)

(Sonido metálico)

(JADEA)

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡No!

(Sonido metálico)

(Sonido metálico)

(Sonido metálico)

(Águila)

(Sonido metálico)

(Música tensión)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

(Continúa la música)

¡Ah! ¡Ah!

¡Tim!

(JADEA) ¡Tim!

(JADEA)

No lo permitas.

Ayúdame.

(SUSPIRA)

(Música)

(Música animada)

Buen chico.

(Continúa la música)

Tranquilo.

Tranquilo. Tranquilo.

Eso es.

Eso es.

Así.

Y ahora, abre la boca.

Eso.

Eso es.

Eso. Abre.

¡Ya está!

Eso, buen chico.

(Continúa la música)

¡Uh!

¡Uh!

(JADEA)

¡Uhm!

(JADEA)

(Música animada)

(Continúa la música)

¡Ey!

¡Buen chico!

¡Buen chico!

¡Ey!

(Continúa la música)

Buen chico.

(Continúa la música)

Bueno, vieja amiga, tus días de trabajo han terminado.

Puedes volver a Kansas si quieres.

Hasta pronto.

(Continúa la música)

¡Ahora soy un águila!

(RÍE)

(Continúa la música)

(Rebuzno)

(Continúa la música)

(Rebuzno)

(Música animada)

(Viento)

(Jadeo)

(Viento)

(Aullido)

(Trineo)

Santa María, madre de Dios, ayúdame, por favor.

¡Oh!

(Música tensión)

(Para la música)

(Relincho)

¿Qué diablos te pasa?

¿No tengo ya bastantes problemas aquí?

¡Ay!

(MURMURA)

(HACE ESFUERZOS)

¡Ay! ¡Ay!

¡Al diablo!

(CANTA EN OTRO IDIOMA)

(CANTA EN OTRO IDIOMA)

(CANTA EN OTRO IDIOMA)

(Pájaros)

(Viento)

(Galope)

¡Eh!

¡Eh!

¿Henry?

(Galope)

(NERVIOSO) ¡Jía! ¡Jía!

¡Jía! ¡Jía!

¡Rápido! ¡Rápido!

¡Rápido, abran la puerta!

¡Abran la puerta!

¡Rápido!

¡Rápido!

¡Alarma!

¡Den la alarma!

¡Den la alarma!

-Silencio. Silencio. Va a despertar a todo el mundo.

-¡Den la alarma!

-¿Alarma? ¿Por qué la alarma?

Cálmese, cálmese y explíquemelo tranquilamente.

-¡Toque la campana! -¿Qué pasa?

-¡Toque la campana! ¡Sí, la campana!

-¿La campana? ¿La campana? -¡Sí! ¡Sí!

¡Toque la campana ahora mismo, sí!

(JADEA)

-La campana, sí. ¿Qué pasa, padre? Explíqueme, no entiendo.

Toco la campana, pero explíqueme qué pasa.

-¡Nos han atacado los indios!

-¿Los indios?

¡Ay, Dios mío!

-¡Despierten!

¡Despierten!

¡Despierten todos!

¿Dónde está? Llama a tu mamá.

¡A las armas!

¡A las armas!

¡Busquen al señor rápidamente!

(Llanto de bebé)

¡Nos han atacado los indios!

¡Rápido, busca...!

¡Buscad al señor!

(Campana)

¡Rápido! ¡Vengan enseguida!

¡Rápido!

¡Buscad al señor rápidamente!

¡Nos han atacado! -Silencio.

(Llanto de bebé)

¿Qué ha pasado?

-Hemos sido atacados.

(Campana)

(LLORA) Nos han atacado los indios.

(LLORA) Se llevaron a mi hermana.

-Miguel, junta a los hombres, deprisa.

¿Y doña Francisca?

(Llanto de bebé, campana)

-Está viva.

-Venga conmigo.

(Campana)

-Síganme.

(Música mexicana)

-¿Qué pasa, Pedro?

-¿Están listos los hombres?

¡Sí, sí! ¡Rápido, saquen esos caballos!

Los necesitamos ahora.

-Ya son las 12. ¿Todos listos?

¡Vamos!

(Música mexicana)

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA EN INGLÉS)

(RÍE)

¿No te gusta oírme cantar?

Tendrás que acostumbrarte.

¿Dónde estaremos, amigo?

¿México? ¿Canadá?

No, ahí hace mucho frío.

Podríamos quedarnos aquí,

comer sabrosa carne de búfalo

beber agua fresca...

¿Qué te parece, amigo? ¿Qué prefieres?

¿Sabes una cosa? Por fin soy mi propio jefe.

(Viento)

¡Espero que te rompas los dientes!

(Cristales rotos)

(Música tensión)

(Águila)

(Continúa la música)

(Águila)

(Continúa la música)

¡Ah!

¡Oh!

¡Ay!

¡Oh!

¡Serás cabrón!

Me pregunto de dónde vienes.

Supongo que...

de un país lejano.

(RÍE) No entiendes.

Hay una cosa segura, amigo mío.

No hay nada tan valioso como tú en este territorio.

¿Qué te parece eso?

(RÍE)

(TARAREA)

(Relincho)

(SUSURRA) Dios mío.

(Música tensión)

(Disparo)

(Relincho)

(Continúa la música)

(Música acción)

(Para la música)

¿Qué te parece?

¡Lleva mi chaqueta!

Es una de las bestias que mató a Henry.

(RÍE)

¿Dónde tienes ahora las flechas?

¡Dispáralas todas si quieres!

¡Venga, ven!

(ARREA)

¡Ajú!

(RÍE)

(SUSPIRA)

(JADEA)

Te vas a enterar de lo que es cazar cuando estés en la mira de mi rifle.

(RÍE) (JADEA)

¡Si quieres cogerme, tendrás que usar tus alas!

(JADEA)

¡Como hacen los pájaros!

(RÍE)

¡Uh, uh, uh! ¡Ah! ¡Ah!

(RÍE) ¡Uy! ¡Uy! ¡Uy! ¡Que me pilla!

(IMITA A UN ÁGUILA)

(Música tensión)

(Música animada)

(RÍE)

(RÍE) ¡Yija!

(Viento)

(Galope)

(Cristales rotos)

(Cristales rotos)

(Águila)

Ha sido terrible lo que nos ha pasado.

Ruego a Dios que nunca nos pase nada parecido.

La señora está bien, afortunadamente.

Gracias a Dios, todas estamos bien.

(Viento)

-¡Ya están aquí!

¡Nos hemos salvado, señora!

(Música mexicana)

-¡Huellas!

(SUSPIRA)

¿Doña Francisca?

-Se lo llevaron todo.

El oro, las alhajas...

Todo.

-¿Y la señorita Judith?

-¡Kaiowas!

-¿Cuántos eran?

-Uno.

-¿Uno?

¿Solamente uno?

-Sí, sí, uno.

-¿Y por dónde se fue? ¿Por allá? ¿Por allá?

-¡Patrón!

¡Aquí están las huellas del trineo!

-A ver,

Gonzalo, Miguel y José,

es uno solo, id tras él.

(SUSPIRA)

(Galope)

(SUSPIRA)

Nadie nos puede sorprender por aquí.

Salvo el viento.

(Moscas)

(Música tensión)

¡Uh!

(Continúa la música)

¡Ah!

¡Joder!

(JADEA)

(Continúa la música)

¡Maldita sea!

(JADEA)

(JADEA)

(SUSPIRA)

(Relincho)

(JADEA)

(Música tensión)

(Relincho)

Tranquilo, chico.

(JADEA)

Un hombre se lo ha llevado.

Y sabe Dios que un hombre lo recuperará.

(JADEA)

(Águila)

(Relincho)

(Gritos en otro idioma)

(Relincho, trote)

(Gritos en otro idioma)

(GRITA EN OTRO IDIOMA)

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

(Música tensión)

Vuelve inmediatamente a la hacienda.

Vete.

¡Vamos, no pierdas tiempo!

(Música suave)

(Viento)

(Latigazo)

(Latigazo)

(Aullido)

(SUSPIRA)

(Pájaros)

Un trineo.

Deja su rastro como si no le importara.

Una nativa, quizá.

Eso espero.

Lo hará más lento.

Maldito sea.

Nos estamos acercando, pequeño.

Tenemos una oportunidad.

Más de una oportunidad.

Cabrón.

(Música suspense)

Bueno...

Tenemos un indio con una nativa.

Y el indio bebe.

(Continúa la música)

(Música suspense)

¿Qué diablos es esto?

Si lleva también un piano, le enseñaré unas canciones.

(TIRA EL RIFLE)

-Dios te salve, María,

llena eres de gracia,

el Señor está contigo

y bendita tú eres entre todas las mujeres.

Y bendito es el fruto...

de tu vientre, Jesús.

Santa María, ruega por nosotros.

Amén.

(Música tensión)

Dios santo.

(Continúa la música)

(Música acción)

Será hijo de...

(Música tensión)

(Relincho)

(Continúa la música)

¡Ah!

(Relincho)

(SE QUEJA)

(SE ESFUERZA)

(SE QUEJA)

(JADEA)

Ah. Ah.

(JADEA)

(SE QUEJA)

(JADEA)

(AGUANTA LA RESPIRACIÓN)

(SE QUEJA)

(JADEA)

¡Ah!

(Música tensión)

(JADEA)

(SUSPIRA)

(GIME)

(Música tensión)

(Graznidos)

(GRITA)

(Música tensión)

Esta vez has ganado,

pero no me vencerás nunca, bastardo cabrón.

Jamás.

Hay huellas de tres caballos.

(PISA LA GUITARRA)

(Zumbidos)

Comanches.

-Vamos a dejar que se acerquen.

Eh...

(GRITA) ¡Amigos!

¡Acérquense!

(Música suspense)

¡Ja! ¡Es un día precioso! (RÍE)

(Continúa la música)

(Zumbidos)

¡Acérquense más!

¡Acérquense!

¡Bienvenidos! ¡Precioso día!, ¿eh?

Amigos.

(Relincho)

(Trote alejándose)

(Zumbidos)

(Relincho)

(Música suspense)

Te acabaré atrapando.

Si no me desangro antes.

(Continúa la música)

(Música suspense)

Me has robado algo más que un caballo.

(Continúa la música)

Estás muy lejos de casa.

Muy muy lejos.

(Continúa la música)

(Música suave)

Está aligerando la carga para poder subir la montaña.

(Continúa la música)

(Música tensión)

(Música suave)

¡Uh! (CAE AL SUELO)

(Pájaros)

(JADEA)

(Música suave)

(Música tensión)

¡Ah!

Ah...

(Música tensión)

Te seguiré hasta Canadá si hace falta.

Tendrás que matarme para quedarte con ese caballo.

¡Moriré en el empeño!

(Continúa la música)

(ARREA AL CABALLO)

¡Uh!

(Música tensión)

(Música acción)

¡Uh! (GRITA)

(Continúa la música)

"Touché".

(Continúa la música)

(GIME)

(Relincho)

(JADEA)

(Música suspense)

(SUPLICA) Por favor.

Ayúdeme.

(Continúa la música)

(JADEA)

(Música tensión)

(JADEA)

(Música suave)

(SUSPIRA)

(SOLLOZA)

Ayuda.

Por favor, ayúdame.

(Música emotiva)

(SOLLOZA)

(Continúa la música)

(Música créditos)

Mañanas de cine - Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador

22 feb 2021

Tras el asesinato de su mentor por parte de los indios, Pike decide vengarse y emprende la búsqueda del asesino que mató a su compañero. Pero en su camino se cruza un majestuoso caballo blanco, al que caza, sin saber que es en realidad el caballo del indio asesino.

Contenido disponible hasta el 30 de noviembre de 2021.

ver más sobre "Mañanas de cine - Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador" ver menos sobre "Mañanas de cine - Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador"
Programas completos (68)
Clips

Los últimos 223 programas de Cine en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos