www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5375753
Para todos los públicos Cine de barrio - La tía de Carlos - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Aquí estoy con la tía de Carlos.

Pues ya lo ha dicho Paco Martínez Soria.

Esta tarde estamos con "La tía de Carlos"

Fermín Recuerdo es un actor ocasional

¿Está bien tu tía?

No viene.

Estará mala, qué lástima.

Tendrás tú que ocupar el puesto de la tía de Carlos.

Para ayudar a su amigo Carlos

acepta hacerse pasar por una tía de éste.

Una millonaria brasileña.

¿Verdad que estoy femenina?

Fermín consigue engañar a casi todos,

pero el problema surge

cuando la verdadera tía de Carlos

aparece por sorpresa.

¿No va usted a descubrirla?

Claro que no.

Vamos a seguir la broma.

Verás el susto que se van a llevar.

La tía de Carlos

una divertida comedia

protagonizada por Paco Martínez Soria.

No es la primera vez que se disfrazó de mujer.

Lo había hecho en "El calzonazos"

para que no le conocieran

y poder escapar así de su familia.

¿Pero dónde va?

Y a lo largo de su trayectoria

fueron muchos los disfraces que vistió

para hacernos reír.

#Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao ...#

¿De qué se ha disfrazado usted?

Si no es un disfraz

es que la primera actriz de mi compañía

se ha partido una pierna

y voy a hacer su papel ...

Hacer reír al espectador ...

era la principal misión de su trabajo como actor.

Así lo manifestó

en una de las escasas entrevistas

que se conservan en los archivos de TVE.

Una entrevista para un programa de esta casa

grabado en la primavera de 1981

en el teatro La Latina de Madrid

mientras representaba la tía de Carlos.

Fíjate que femenina estoy ...

Que barbaridad.

Yo no me explico, pero cansa.

Trabajar cansa.

No se el trabajo que usted pueda hacer,

este cansa también.

Y hacer reír a la gente ...

ahora que, gracias a Dios, lo consigo.

¡Como se han reído esta tarde!

que chillidos pegan...

Casi me emocionan a mí.

A veces tengo que callar

para que se callen ellas y me dejen hablar

porque si no, el resto no se enteran....

Así vengo haciéndolo pues ... cuarenta años.

Me acuerdo que yo

-ha sido en la única compañía en que he estado trabajando-

cuando en enero

fui a contratar un cine para convertirlo en teatro,

en Barcelona,

estaba trabajando en la compañía de ese gran maestro,

el mejor cómico que ha dado este siglo

Don Rafael López Somoza, en paz descanse,

ese fue mi maestro, del que yo aprendí,

porque él decía que maestro no era de nadie,

yo no soy maestro de nadie,

el que me mire

y el que quiera aprender

y se quiera quedar con lo bueno,

que se quede con lo bueno

y que desprecie lo malo que pueda tener yo,

porque yo tengo bueno y malo

tenía costumbre de hacer así siempre.

Pobre Rafael, cómo le quería yo.

En esa compañía fue en la única que yo trabajé.

Fue cuando dejé a Somoza

cuando le pedí ese dinero que le pedí

a un amigo en Barcelona

me lo dejó

y entonces pues ya funcioné por mi cuenta.

Yo estaría con ustedes hablando

porque a la vez que se distraen ustedes

a la vez

me distraigo yo recordando.

Es muy bonito recordar...

Recuerdos de su trayectoria teatral

que no finalizó con la obra

La tía de Carlos

sino con:

Qué mala sangre tienes.

Durante la representación en Zaragoza

en el Pilar de 1981

grabó una entrevista

en el C.P. TVE en Aragón,

en la que,

habló de su carrera cinematográfica.

Ya me vienen a pedir que haga más cine

pero no tengo tiempo.

El teatro me tiene atado

los compromisos con empresas de teatro

me tienen ligado

a la obligación de estar tal día en tal sitio

y tantos días ...

En verano

es cuando me preocupa ahora

hacer una película

porque no tengo más tiempo, sino haría más.

Me tienen ofrecimientos para hacer más

posiblemente más tarde

inventaré algunos personajes ya mayores

y haga una película más.

¿La película de su vida ha sido La ciudad no es para mí?

Pues puede que sí

porque es el personaje mejor acertado por mí

y es un personaje muy racial.

Era un tío carnal que tenía yo en Tarazona

los que le conocen

y me han visto ...

ese es el tío Cleto,

porque era justo el tío Cleto, yo.

Yo los problemas estos

de coger del pueblo las historias

y bajarlas otra vez al pueblo

las miro a través de ese prisma color de rosa

y las hago agradables.

Ha recibido homenajes, distinciones, ¿cómo las asimila?

Me acuerdo relativamente.

Mi apoderado me tiene que poner una lista

porque no me acuerdo

ni de las medallas que tengo ni nada

yo solo me acuerdo de un premio

que es el premio del pueblo.

Yo llamo pueblo al público.

El pueblo

que durante cuarenta años me ha seguido,

viendo esas veinticinco comedias

que yo he representado en cuarenta años,

ese para mí

es el premio más grande que me ha dado el mundo.

El premio del pueblo,

el favor del público

que sigue teniendo

casi cuarenta años después de su muerte.

Tengo una tía millonaria

que me va a resolver todos los problemas.

Carlos, eso está feo,

vivir de una señora ...

Ya ves,

yo a mis años, nunca.

Antes de volver a hablar de "La tía de Carlos"

vamos a recordar algunas cosas

que ocurrieron en nuestro país en 1981

año en el que se rodó esta película.

Gracias por habernos permitido estar con ustedes

durante tanto tiempo.

José María Iñigo

despedía el primer domingo de 1981

su programa FANTÁSTICO

con Ana Belén

cantando el éxito del momento.

Durante las primeras semanas del año

un sobresalto tras otro.

He llegado al convencimiento de que hoy

y en las actuales circunstancias

mi marcha

es más beneficiosa para España

que mi permanencia en la presidencia.

A finales de enero

Adolfo Suárez presentaba su dimisión.

Serrat trataba de ser positivo

con una canción de su nuevo disco: Hoy puede ser un gran día.

El 10 de febrero

su majestad el Rey

propuso a Leopoldo Calvo Sotelo la formación de un nuevo gobierno.

Mientras se producía

la segunda votación de su investidura

Tejero dio el golpe de Estado.

Saltando

como cantaba Tequila

salieron por las ventanas

algunos de los golpistas del congreso.

Días después miles de personas

se manifestaban contra el golpismo a favor de la democracia.

Los chunguitos cantaban este tema

en la película

"Deprisa, deprisa" de Carlos Saura

trataba sobre jóvenes delincuentes.

Pero la delincuencia real

seguía produciendo sobresaltos en 1981.

El 1 de marzo

con el secuestro del futbolista Enrique Castro "Quini"

liberado semanas después por la policía.

El 22 de mayo

con un asalto al banco central de Barcelona.

Tomando como rehenes a doscientas personas.

También hubo momentos para el humor

mientras la Orquesta Mondragón

triunfaba con su irónica versión de Caperucita,

la real sociedad

conseguía su primer título

de campeón de la liga de fútbol.

Apareció enseguida una nueva preocupación,

la muerte a mediados de mayo

de varias personas

por la llamada neumonía atípica

que acabaría siendo después

un envenenamiento masivo por consumo de aceite de colza.

En Roma tuvo lugar un atentado

contra el Papa Juan Pablo II.

Diango cantaba

que es mejor querer y después perder,

que nunca haber querido.

Para solucionar las cosas llegado este momento,

el Congreso aprobó la ley de divorcio

que venía precedida por una larga polémica.

Así lo decía el Puma

en esa canción que tanto éxito tuvo en España.

A finales de agosto,

el Consejo de Ministros

aprobaba la jubilación a los sesenta y cinco años,

en septiembre

la primera huelga de los futbolistas españoles.

El tercer encuentro es una bola roja.

Sevilla-Osasuna.

Y el regreso de "el guernica de Picasso"

que fue exhibido en el Casón del buen Retiro.

Eso recitaba Pino D'Angio

durante todo el otoño de 1981.

TVE estrenaba en octubre "Verano azul"

una de las series de más éxito.

Presidiendo también por vez primera

al obedecer la indicación de mi padre,

un acto tan significativo como el que estamos celebrando.

Vimos el primer discurso por televisión

del Príncipe de Asturias

en la primera edición

de los premios que llevan su título.

TVE que celebraba los 25 años de su creación,

ganaba por segunda vez el festival de la OTI.

El latino más universal

Julio Iglesias

veía cómo a finales de diciembre,

su padre era secuestrado por ETA.

Fue liberado semanas más tarde.

Vamos a brindar señores por un feliz año nuevo,

con champán y tortillas de ...

Y en 1981

tan repleto de acontecimientos,

se cerraba en TVE con el humor de Tip y Coll.

Hasta dentro de otros cuatro o cinco si Dios quiere,

que no querrá.

Vamos.

¿Vas para el centro?

No, para la izquierda. ¿Y tú?

Yo para la derecha.

Adiós.

En ese mismo año

se hizo muy popular en televisión

doña Croqueta.

Estaba interpretada por un actor,

Simón Cabido,

que junto a Juanito Navarro,

formaban pareja cómica

como don Ciruelo y doña Croqueta.

Le voy a presentar.

Traigo esto de América doña Croqueta.

Laura Valenzuela.

De Caracas.

No tiene nada que ver con Venezuela.

Hace muchos años que trabajamos juntos ya ...

era soltera ella y yo también.

Ahora señora de Devinos.

Un momento.

Pido la palabra.

¿Cómo está usted, doña Croqueta?

Mire las proposiciones de matrimonio.

Estoy muy emocionada.

dos sacas llenas de cartas, madre.

¿Cuántas cartas y tarjetas?

En cada saca lo menos ocho.

Corre, que no llegamos.

Ese no es.

Ella viene de Barcelona.

"La tía de Carlos" la película de hoy,

está basada en una comedia escrita por Brandon Tomas,

en el siglo XIX.

Se ha representado en todo el mundo,

ha sido llevada al cine

desde el cine mudo hasta hoy,

en diferentes países.

En España se había hecho una versión,

en 1967

"La tía de Carlos en minifalda"

protagonizada por Casen.

Si eres tan buen amigo

tendrás que hacerte pasar por la tía de Carlos.

Este vodevil lleno de equívocos

y situaciones muy divertidas,

se había adaptado para el Estudio 1 de TVE.

La tía de Carlos

fue una de las obras más veces repuesta

en el teatro

por la compañía de Martínez Soria.

Dionisio Ramos, su representante,

fue el encargado de adaptar el vodevil original

a la personalidad del actor.

La última vez que se reestrenó

fue en el teatro Álvarez Quintero

el 26 de febrero de 1981.

Posteriormente en el teatro La Latina

el 12 de marzo del mismo año.

En el verano de 1981

en el descanso de su temporada teatral,

se rodó la versión cinematográfica.

Vamos a ver un reportaje sobre este rodaje.

¿Cómo te sientes como tía de Carlos?

pues sabiendo que no soy ninguna tía

me siento muy bien

como intérprete de la comedia

y como intérprete de la película,

me siento divinamente

porque comprendo que es un papel

que tiene mucha complicación

y que yo en el teatro

he captado que al público le gusta mucho.

A mí,

valga la palabra,

parir un personaje

me cuesta mucho.

Y tengo muchos años.

Aparte,

no tengo autores que me escriban,

tampoco los voy a necesitar

porque prefiero recrearme en lo que ya tengo estudiado

que ya tengo inventado.

En los personajes nuevos.

Esta comedia la hice hace 16 años en la zarzuela.

He modificado el libro, la he actualizado,

he procurado mejorarme yo,

he mejorado el decorado, he mejorado la compañía

y ahora pasa a ser

una película que se dará en toda Europa

porque es un título internacional.

¿Cómo se lleva un rodaje a los 77 años?

¿Tenemos a Martínez Soria para rato?

Yo creo que sí

eso no es potestativo mío.

Es del que nos manda.

Del que nos parió.

Que digo yo,

de manera que,

mientras Él me de lucidez,

mientras Él me de memoria,

y me conserve facultades para subir a un escenario,

comprender lo que me explican

y darlo a entender.

Porque si no trabajo empiezo a ser viejo

y lo que no quiero es empezar a ser viejo.

Por las noches se asan los pájaros.

¿Y de día?

Se los come uno.

Aunque se encontraba con ganas de seguir,

esta película fue la última de su filmografía.

Se estrenó el 8 de marzo de 1982

pocos días después de su fallecimiento.

Hay que malita estoy.

Su interpretación del personaje de Fermín Recuero

travestido de falsa tía de Carlos,

fue un digno colofón a su carrera como cómico.

En el reparto está acompañado de actores y actrices

que ya habían colaborado con él en varias ocasiones

como María Kosty,

con ella compartió cartel

en dos de sus películas de los años sesenta.

"Hay que educar a papá"

"El calzonazos".

Lo mismo podemos decir de Luis Varela

que había coincidido en tres películas anteriores.

Este es el famoso Fermín.

Encantado.

Tutéame hombre, tutéame.

Luis Varela interpreta a Alberto,

uno de los dos amigos de Fermín

que le meten en el lío de disfrazarse de mujer.

El otro amigo es Ricardo Merino, en el papel de Carlos,

el sobrino de la tía.

Las novias de Carlos y Alberto son Ana y Laura,

María Kosty y Luisa Bernal.

No he conocido nunca una mujer como usted.

Seguro que no.

Rafael Alonso es don Servando,

uno de los personajes que intentan ligar con la tía.

¿Verdad que tengo razón?

Llámeme usted Paco.

A Chinchilla le da vida otro secundario, Luis Barbero.

Hay que loco es usted.

Mari Paz Condal es Pepa, la criada,

a la que don Paco no para de piropear.

Que guapa eres, je je.

Y no olvidamos a María Luisa Ponte

interpreta a doña Lucía Castello Encantado

el centro de la trama de esta divertida comedia.

Ahora es cuando nos vamos a divertir.

El guión lo escribió Vicente Coello,

el encargado de la dirección fue Luis María Delgado.

Pónganse cómodos

dispuestos a pasar un rato muy entretenido

con este drama de risa,

como dice el personaje que hace don Paco,

al comienzo de la película.

¿Qué tenéis que decir de doña Leonora?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La tía de Carlos

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cine de barrio - La tía de Carlos

31 ago 2019

Cine de Barrio emite "La tía de Carlos" (1981) protagonizada por Paco Martínez Soria.

ver más sobre "Cine de barrio - La tía de Carlos" ver menos sobre "Cine de barrio - La tía de Carlos"

Los últimos 436 programas de Cine de barrio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos