www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5564367
Para todos los públicos Cámara Abierta 2.0 - Frena la Curva; colaboración vecinal contra el confinamiento; Adapta, un algoritmo que diseña hospitales en minutos; Teófila, con 100 años nos atiende por videollamada - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hoy abrimos la ventana de "Cámara abierta"

para asomarnos al emprendimiento y a la innovación que surgen

a pesar de que sigamos confinados,

pero antes, os transmito el saludo de quien ha estado

al frente de "Cámara abierta" durante todo este tiempo,

que volverá dentro de unas semanas.

La ausencia de Dani Seseña nada tiene que ver con el coronavirus

y el motivo no podía haber sido mejor noticia.

Empezamos con una plataforma ciudadana

que ha captado la atención de cientos de voluntarios,

emprendedores e instituciones en tan solo unas semanas.

Se llaman "Frena la curva".

La parte más potente de su web es un mapa que pone en contacto

a personas vulnerables con vecinos voluntarios

que se ofrecen a ayudarlos.

Nos ha interesado la herramienta en sí,

pero también cómo han coordinado equipos por toda España

para tejer en tan poco tiempo

una red que ha traspasado incluso nuestras propias fronteras.

"Su lema es 'Juntos, somos más fuertes'

y hemos hablado con Raúl Oliván, uno de sus creadores

y director general de Innovación Social del Gobierno de Aragón,

porque el origen de 'Frena la curva'

es un laboratorio abierto de innovación social

con sede en Zaragoza."

"Frena la curva" nace como iniciativa del Gobierno de Aragón,

pero desde el principio, quisimos que fuera una experiencia

de innovación abierta y cooperación anfibia,

donde cupiera el máximo de actores.

Implicamos a emprendedores, activistas, organizaciones sociales,

hackers, "makers", se trataba de que todo el mundo

pudiera sumar sus energías a esta iniciativa.

"Y cronológicamente, toda esa energía

se fue transformando en cuestión de horas."

"Frena la curva" nace como una idea el 12 de marzo

y el 14, ya hemos levantado una plataforma web

que acumulaba como primer foco todas las iniciativas ciudadanas

que se estaban poniendo en marcha contra la pandemia.

Una web, un repositorio abierto de innovación social,

de resiliencia cívica con diferentes categorías,

como trabajo, cuidados,

educación,

temas relacionados con la cultura,

las personas vulnerables.

"La parte más relevante y visual de 'Frena la curva'

es el mapa interactivo.

En él, los participantes aparecen geolocalizados

con chinchetas de colores.

Roja, para personas que necesitan ayuda,

verde, si es un ofrecimiento,

naranja, para intermediarios de personas sin acceso a Internet

o azul, si es un servicio público.

Ya han superado las 7000 chinchetas

y el mapa está activo en España y en otros cinco países más."

El objetivo de "Frena la curva" para las próximas semanas

es seguir generando impacto social directo,

especialmente, a través de la herramienta del mapa,

que permite canalizar la solidaridad entre vecinos,

pero también con organizaciones sociales e instituciones.

Estamos articulando acuerdos con ONG, con organizaciones,

con instituciones como los ayuntamientos,

y esperamos que eso nos pueda permitir

incrementar el número de chinchetas,

especialmente, de la gente vulnerable.

Además, estamos pensando en un nuevo proyecto,

que llamamos "Desafíos comunes" y que unirá, de alguna manera,

toda la energía social acumulada en torno a la crisis, la pandemia,

con el día después, pensamos que va a haber un desafío importante

en esa sociedad que va a salir de la crisis,

que va a salir del coronavirus,

y que también es interesante interpelar a la gente

para que todas esas ideas, esa creatividad,

se puedan canalizar en la forma adecuada.

"Personas y tecnología trabajando juntas

para convertir toda esa energía en innovación social

y en nuevas formas de entender el bienestar común,

el de quienes dedican su tiempo a coser mascarillas,

hacer la compra o a mitigar por teléfono la soledad del vecino."

Desde luego, "Frena la curva" es la punta del iceberg

de una sociedad volcada y comprometida,

una ola de solidaridad, de resiliencia cívica,

de vocación de servicio público,

de interés y de hermandad entre todas las personas.

Esa sociedad que sale a aplaudir a las 20 de la tarde

y de repente, se encontró frente a frente con los vecinos

que anteriormente, eran extraños, pues tiene una necesidad de ayudar,

y ayudar, evidentemente, genera una cohesión social,

un espíritu de comunidad, una sensación reconfortante,

porque nunca antes nos habíamos sentido

tan unidos entre nosotros.

"'Frena la curva' es un fiel reflejo de esa parte,

quizá, la única positiva

que está provocando la pandemia del COVID-19,

pero siempre con la ilusión puesta en recuperar nuestra vida

lo más pronto posible."

La capacidad de adaptación es la clave para evolucionar

y las crisis se encargan de marcar esos momentos en el calendario.

Con esta perspectiva han visto la situación actual en 50SuperReal,

un estudio de innovación urbana que ha creado, en tiempo récord,

un algoritmo capaz de diseñar un hospital en cuestión de minutos.

La herramienta se llama "Adapta"

y hemos hablado con una de sus creadoras.

"Aprender de los errores

y reprogramar la manera de enfrentarse

a una situación de emergencia como la del COVID-19.

Detrás de un reto tan ambicioso está 50SuperReal,

un estudio de arquitectura y diseño

cuyo código fuente lo escriben una diseñadora,

un arquitecto y un ingeniero."

En realidad,

llevamos años trabajando con protocolos espaciales.

Empezamos centrándonos en...

respuestas al cambio climático

y más recientemente, nos centramos en problemas de habitabilidad

y ciudad contemporánea.

Comenzamos a programar "Adapta"

en cuarentena,

trabajando de casa,

dos semanas, sin parar, tras darnos cuenta

que no existe un protocolo espacial que dé respuesta

a estas situaciones de emergencia.

"Miles de cálculos, normativas técnicas que cumplir

y poco tiempo para crear un lugar tan complejo.

Así es como nos dicen sus creadores que piensa un algoritmo

creado para la arquitectura."

"Adapta" funciona en base a unos parámetros de entrada,

como por ejemplo,

el número de camas,

el número de UCI necesarios, laboratorios de análisis,

cuánto personal médico

trabajará ahí,

y una vez que sabe estos números,

"Adapta" va calculando el resto de funciones,

como por ejemplo, la circulación horizontal y vertical,

el número de baños y duchas y vestuarios necesarios,

puntos de descontaminación,

almacén y todas esas relaciones.

En función de estos parámetros

y del espacio disponible,

el algoritmo calcula la disposición óptima

y adapta luego, produce un modelo 3D

y genera la documentación necesaria

para la construcción.

"Dicen que su propuesta es sacar el máximo partido a la tecnología

para no repetir algunos de los errores que se cometen

cuando se toman decisiones con urgencia."

Por ejemplo, en Wuhan,

tardaron bastante en adaptar

el diseño del hospital

que hicieron en 2003 para el SARS,

y también, en otros hospitales de emergencia,

hemos encontrado fallos en el cálculo

por la distribución

de espacios secundarios,

como corredores, baños, vestuarios,

distancias necesarias para mantener la seguridad,

cositas así, nodos de circulación...

Responder a estas deficiencias que veníamos escuchando

fue uno de los motores

que nos empujaba para desarrollar esta idea.

"El origen de 'Adapta' es el diseño de edificios residenciales,

pero según sus creadores, la flexibilidad del algoritmo

le permite adaptarse a otras situaciones de crisis,

como las migratorias, por ejemplo, o a presupuestos más reducidos."

Hace unos años,

trabajamos para el hospital de Ingoré en Guinea-Bisáu

y pudimos comprobar la necesidad

de construcción rápida,

adaptable y muy accesible.

En Guinea-Bisáu,

no había de muchas cosas,

pero sí que llegaban con tiendas por todos los lados, por ejemplo.

Y "Adapta" funciona con ese tipo de...

elementos modulares estándar,

que puedes encontrar fácilmente en casi cualquier lugar del mundo,

aunque no le cuesta nada

trabajar también con elementos especiales.

"El uso de algoritmos para diseñar estructuras

dio sus primeros pasos en los años 70,

pero la tecnología para crear proyectos viables

nos dicen que ya ha llegado."

"Hola, muy buenos días, primer día laborable

bajo el estado de alarma en España.

Esto es cosa de todos, de todos y cada uno de nosotros.

De nosotros depende la tranquilidad

con la que los profesionales puedan trabajar.

Les estoy hablando de solidaridad,

les estoy hablando de abandonar el 'yo' y pensar en el 'nosotros',

les estoy hablando de responsabilidad social.

Es imprescindible que entendamos la gravedad de la situación,

la gravedad sanitaria y la gravedad económica."

(Aplausos)

"-Bueno, yo no tengo sensación de estar agobiada,

pero tengo...

sí tengo interiorizado lo del cuidado y tal,

en dos días, lo has pasado, ya estás inmunizada."

"-Le ha tosido alguien, en menos de cinco minutos,

antes de que se muera eso, porque no tiene dónde agarrarse."

"-Por esto que decían, moralmente, ¿sabes?,

en plan, vienes de Madrid, aunque nosotros vinimos en libertad,

o sea, yo sabía que venía aquí, pero para estar aquí,

no para irme al pueblo a pasear. -Pero en los pueblos,

la gente se lo tomó de otra manera, yo creo.

-Yo, desde el sábado."

(Aplausos)

(RÍEN)

(Aplausos)

"Si hoy solo les pudiera decir una cosa,

les diría: 'Quédense en casa'."

Y cerramos con alguien que desde luego,

sabe qué es adaptarse a los tiempos.

Se llama Teófila, una bisabuela que a sus 100 años,

usa su teléfono inteligente

para mantenerse conectada con su familia.

La conocimos hace unos meses en su casa.

Nuestra compañera, Ebabba Hameida, le ha hecho una videollamada

para ver qué tal lleva el confinamiento.

Con ella nos vamos, hasta la próxima.

"Hace menos de un año, os contamos la historia

de una bisabuela conectada.

Teófila nos recibió en su casa.

Con 100 años cumplidos, tiene perfiles en WhatsApp,

Skype y Google.

Ahora, ella y nosotros confinados, desde casa, nos saluda por Skype."

Hola, Teófila.

-Hola, ¿qué tal?

-Ahora te veo.

-Me alegra mucho verte.

"Nos cuenta que le resulta inevitable

compararlo con lo vivido durante estos 100 años.

Para ella, hubo épocas peores."

Tenemos auxilio,

tenemos servicio,

tenemos alimentos,

y entonces,

no teníamos estas cosas.

Carecíamos de alimentos.

"A Teófila, esta crisis le llega con su teléfono en la mano.

Sabe cómo bucear en la red para encontrarse con los suyos."

Yo los puedo ver

y...

hablar,

y...

incluso con una bisnietecita

que tengo en Londres,

incluso hasta allí...

puedo llegar.

Mi hijo,

mis nietos

y muchísima gente

puede trabajar

desde su casa,

cosa que antes no existía.

"Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística,

en 2018, España ha rebasado el umbral

de los dos millones de mayores de 65 años que viven solos.

De ellos, más de 850.000

tienen más de 80 años.

Teófila nos pide pensar en estas personas

a la hora de crear la tecnología."

Un abrazo muy grande...

al equipo de "Cámara abierta",

y ya los conocía de antes.

Un abrazo para todos ellos

y también, para el mundo entero,

mi familia incluida, principalmente.

"Cree imprescindible hacer de la conectividad

su mejor aliado para los besos y abrazos

que hoy, están retenidos por el confinamiento

y que ayer, lo estaban por una soledad evitable."

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Frena la Curva, Adapta y Teófila

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cámara Abierta 2.0 - Frena la Curva; colaboración vecinal contra el confinamiento; Adapta, un algoritmo que diseña hospitales en minutos; Teófila, con 100 años nos atiende por videollamada

25 abr 2020

La innovación durante el confinamiento centra el primer bloque del programa con dos iniciativas, Frena la Curva un proyecto colaborativo de apoyo vecinal que ha traspasado nuestras fronteras y Adapta, un algoritmo que diseña hospitales de emergencia en apenas unos minutos. Terminamos con una videollamada a Teófila, una bisabuela que a sus 100 años se mantiene conectada estos días a su familia y al mundo a través de las redes sociales.

ver más sobre "Cámara Abierta 2.0 - Frena la Curva; colaboración vecinal contra el confinamiento; Adapta, un algoritmo que diseña hospitales en minutos; Teófila, con 100 años nos atiende por videollamada " ver menos sobre "Cámara Abierta 2.0 - Frena la Curva; colaboración vecinal contra el confinamiento; Adapta, un algoritmo que diseña hospitales en minutos; Teófila, con 100 años nos atiende por videollamada "
Programas completos (558)

Los últimos 740 programas de Cámara abierta 2.0

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios