Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5823420
Para todos los públicos Buenas Noticias TV - Tecnología e infancia. 1ª parte - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Amigos, amigas de "Buenas noticias TV2,

muy bienvenidos.

El acceso de la infancia a la tecnología es cada vez mayor.

Los niños hoy nacen inmersos en una cultura digital

que afecta su desarrollo desde muy corta edad.

Los peligros y los beneficios van paralelos

en esta realidad que debemos entender y manejar.

Como vamos a ver hoy en la entrevista

que José Pablo Sánchez le va a hacer

a la doctora en Psicología Claudia Porras,

quien es también profesora

en la Universidad Complutense de Madrid.

Pero antes, queremos conocer vuestra opinión.

Así que entra en las redes sociales de "Buenas noticias TV",

el Facebook, el Twitter, el Instagram y cuéntanos

cómo te ha ayudado la tecnología para educar a tus hijos.

Hola Claudia. Bienvenida. Muchas gracias. Buenos días.

Hola, José Pablo.

¿Qué tal? Muy bien.

Encantado de estar contigo y con Claudia.

Pues con Claudia vamos a hablar ahora,

pero antes quería preguntarte, porque tú das clase también

en la Universidad Complutense,

y, bueno, ¿cuál es el aspecto de la educación

que más te gusta de la enseñanza?

Me gusta ver cómo aprenden,

cómo descubren y, junto con ellos, descubrimos cosas que no sabíamos.

Disfruto cuando capto la atención del grupo

y disfrutamos de cosas que no sabíamos.

Seguro que lo haces muy bien. Gracias.

Claudia, si te parece, nos sentamos

y vamos a hablar acerca de este tema tan importante

en nuestros días.

Acerca de la tecnología y la infancia.

La revolución digital que ha supuesto el confinamiento

y la pandemia ha obligado

a muchos a realizar un curso intensivo

en nuevas tecnologías para acceder al teletrabajo

y a la formación académica.

Los profesores han tenido que adaptarse

rápidamente a impartir sus clases online

y los alumnos, también,

lo cual ha permitido mantener cierto nivel de enseñanza

a pesar de las limitaciones

que impedían las clases presenciales.

En este sentido,

la tecnología está siendo un aliado para la educación de los niños,

pero, a la vez, ha aumentado el tiempo de uso de pantallas

y la posibilidad de acceso a contenidos

que no siempre son los adecuados.

El modo en que la tecnología afecta a los niños

es un campo de investigación

que los padres han de observar con cuidado para conseguir

el beneficio adecuado para sus hijos.

De hecho,

precisamente queremos hablar con la doctora Claudia Porras.

La pandemia, el confinamiento,

ha generado ese uso intensivo de Internet

y de las nuevas tecnologías.

Como he dicho, hay un lado positivo y un lado negativo,

pero me gustaría empezar por el positivo.

¿Qué es lo que aporta de modo positivo

este acceso a la tecnología para los niños?

La tecnología como un recurso técnico,

como una herramienta tecnológica,

es positiva si está dirigida hacia la educación,

hacia la posibilidad de potenciar el aprendizaje en los niños.

Gracias a lo rápido que va la tecnología,

tenemos la posibilidad de unir recursos que faciliten

el aprendizaje y se han creado plataformas,

como por ejemplo, las plataformas de campus virtuales

e-learning, que lo que hacen es facilitar

la gestión del conocimiento,

aumentar los recursos a los que puedan acceder los niños

o aquellos que estén en procesos de aprendizaje.

Y la tecnología tiene ese factor positivo.

Y es que accedo rápido a la información.

La cuestión es cómo gestionar esa información,

cómo gestionar ese contenido.

Además, los avances tecnológicos uniéndose a la educación

hacen que se consiga promover el máximo aprendizaje.

Cuando introducimos técnicas, como por ejemplo la gamificación,

que busca que la lección o la clase sea didáctica e interactiva,

no de una manera exagerada, pero sí útil

y hace que se pueda captar la atención y se disfrute.

Es una herramienta más.

Eso sería lo positivo que yo percibo,

siempre que sea orientada hacia la educación y el aprendizaje.

Muy bien.

De hecho, por lo que me estás diciendo,

hay una serie de consecuencias y evidencias

que se pueden percibir en el niño.

¿Cuáles serían, digamos, esas consecuencias a nivel físico,

a nivel mental?

Cada día aumentan los estudios que confirman

que el detrimento es claro

sobre los aspectos físicos y mentales.

Pone en la mira mucho sobre la alteración del sueño,

la capacidad del sueño, el dormir es vital para nosotros.

Mientras dormimos, nuestro cerebro trabaja

y trabaja haciendo algo muy importante

y es consolidar el aprendizaje.

Asegurar que vamos a memorizar a largo plazo.

Recupera energía, no está sostenido o paralizado

nuestro cerebro mientras dormimos.

Cuando la tecnología comienza a interferir

el momento en el que nos vamos a dormir,

durante el sueño, nos despertamos y vemos el móvil

o vemos las pantallas, nos acostamos tarde, nos levantamos,

seguimos con las pantallas y el sueño empieza a verse alterado,

no es reparador, hay un desgaste físico importante.

Además, he confirmado que alteraciones

en el sueño están directamente relacionadas

con alteraciones emocionales, cansancio,

irritabilidad, desánimo,

pocas ganas de conectar con el día a día,

con las personas...

Esto se suma a un detrimento cognitivo.

O sea, intelectualmente,

ya no voy a tener los mismos recursos,

tan despiertos, tan ágiles.

Y la mira entonces a nivel cognitivo se pone en la capacidad atencional.

Si yo estoy mucho tiempo sosteniendo mi, vamos a decir,

mi mente, sin trabajar intelectualmente,

no es que esté concentrado, estoy evadido, entretenido,

sin hacer ningún ejercicio mental.

Y, entonces, la concentración pierde músculo.

Vamos a decirlo así y es más fácil que yo me distraiga rápidamente

si no hay algo que me está entreteniendo.

A nivel de concentración, merma mucho.

Y en los más pequeños se ha confirmado un déficit

en lo que es el desarrollo del lenguaje:

poco vocabulario o poca capacidad de producción.

A nivel físico y mental,

los estudios aumentan, aumentan bastante,

Pues si yo tuviera niños pequeños estaría asustado ahora mismo

con todo lo que ha dicho, tengo nietos y ya estoy preocupado.

Es un tema muy importante.

Pues por las redes sociales nos ha llegado también una pregunta

que ahora Beni te quiere trasladar. Fenomenal.

Pues sí, Claudia, hay una amiga, Virgelina,

que quiere saber si hay una tabla de tiempo de tecnología recomendada

para los niños por edades.

Pues ¿qué te parece?

Me parece acertada, porque ya asociaciones

como la de pediatría, como la americana y la canadiense,

han diseñado una tabla

que pauta el tiempo

que se recomienda de uso de tecnología en función de la edad.

Plantean, por ejemplo, que de 0 a 2 años

el consumo sea nulo,

no haya ninguna conexión a las pantallas.

A partir de los 2 años y cerca a los 6, sea muy reducido,

a lo mejor de una hora de tiempo al día a lo mejor.

Y luego ya, a partir de los 6 años,

preadolescentes y adolescentes,

que no superen las dos horas de tiempo en pantalla.

O sea que sí que hay una guía establecida

para que los padres puedan utilizarla.

Y supongo que será el resultado de unos análisis

o unos estudios que se han hecho para evitar esas consecuencias

que mencionábamos antes.

Consecuencias físicas, como es el trastorno del sueño.

Consecuencias cognitivas también.

Y hay consecuencias emocionales.

Yo creo que también mencionabas algunas, ¿no?

Sí, sí.

De hecho, creo que, a nivel psicológico,

lo más convencional es ver esas reacciones tan intensas

a nivel de nerviosismo,

inquietud, angustia por no poder estar disfrutando

de las cosas de la vida,

sino solamente en ese entorno de la tecnología.

Ese efecto de perjuicio a nivel emocional,

se nota en lo que es la adicción.

Que, de hecho,

el aspecto que más me parece preocupante es

la naturaleza adictiva que tiene la tecnología.

Está hecha para que nos enganche,

está hecha para que sea estimulante.

Y si no somos conscientes de que tiene esa naturaleza,

entonces, nos va a ganar, nos va a ganar terreno.

Está comprobado que los videojuegos

y muchos de los programas digitales están estructurados para despertar

en nosotros esa sensación placentera y de satisfacción.

Libera dopamina, la hormona de la dopamina,

el estado de la felicidad,

de estar plenos en el momento en que estamos allí,

recibiendo el "me gusta", recibiendo el premio,

la recompensa y, al final,

lo que hace es que solamente quiera buscar

ese tipo de gratificaciones y de satisfacción

a través de la tecnología y no en la vida real.

El peor perjuicio a nivel emocional y, por tanto, psicológico es

la pérdida de control de la persona,

porque está dominado por buscar únicamente

ese tipo de satisfacción en la vida.

Como terapeuta que eres y que seguro estás en contacto

con casos reales de niños,

padres que están sufriendo con esta realidad,

¿ves esta situación como algo preocupante o como algo,

digamos, un resfriado que va a pasar?

No, yo no creo que sea algo que vaya a pasar.

La tecnología ha llegado,

se va a quedar con nosotros

y, como padre, para los padres, y como madre, en este caso,

asumo que es algo más, un frente más

en el que tengo que educar a mis hijos.

Si como padres tenemos que educarles en la higiene,

tenemos que educarles en la alimentación,

si queremos enseñarles aspectos de la vida

en los que se tienen que desenvolver,

la tecnología es un frente más

en el que tengo que prepararme y equiparlos

para que lo sepan gestionar.

Además, tendría ese efecto pandémico

porque está hecho para alcanzar a todos.

Da exactamente igual, la edad, la cultura...

Todos estamos en el mismo riesgo de entrar en la adicción

si no lo sabemos gestionar.

Y precisamente para esos padres que quieren educar a sus hijos

y proteger a sus hijos en el acceso a la tecnología,

¿qué herramientas les recomendarías?

Bueno.

Cuando queremos proteger, no sobreproteger a nuestros hijos,

queremos protegerles,

lo mejor que le podemos dar es esa educación en amor,

en comprensión,

que les ayude a ser sensibles a la realidad de la vida

y, sobre todo, sepan cómo prevenir,

porque no sirve de nada restringirles muchísimo en el hogar

y que luego no tengan herramientas

para saber desenvolverse fuera del hogar.

Por lo tanto, creo que es importante que,

a través de la educación,

sepamos pautar ese uso a través de normas,

explicar por qué es bueno, hasta dónde;

qué sería bueno que vea, qué no;

entrar en un estilo marcado

que ayude a que planifique con consciencia la tecnología.

Y mientras vamos aprendiendo cómo pautar normas

y se tienen que ir adaptando según la edad del menor,

también es importante hacer uso

de las herramientas de control parental.

Hay muchas aplicaciones que se pueden utilizar

para poder hacer un buen seguimiento.

No es espiar, no es entrometerse en sus vidas,

pero sí hay que hacer un seguimiento consciente.

Y que irá, vamos a decir,

desprendiéndose o retirándose en función de la responsabilidad

que ellos muestren,

del que saben manejar con responsabilidad

lo que implica la tecnología.

Lo cierto es que hoy en día es inevitable que los niños

van creciendo en este mundo digital

y van creando una huella digital que, a lo largo de los años

y llegado un determinado momento,

también les podrá avergonzar o les podrá beneficiar.

Es decir, que en ese sentido, hay una responsabilidad ineludible.

¿Qué recomendarías a los padres

para que tengan en cuenta esa visión de futuro

y la realidad de esa huella digital?

Cuando tenemos un... cuando estamos con nuestros hijos,

les ponemos un nombre, les ponemos unos apellidos,

les identificamos,

nos interesamos por saber sus intereses,

cómo son, qué les caracteriza...

Y cuando vemos que hay algo que a lo mejor

no lo están gestionando bien

o no están respondiendo bien a la vida,

también estamos allí para decirles:

"No, hay que responder así, hay que ser amable".

Estamos acompañándoles en lo que es la configuración de su personalidad

y de su identidad.

Cuando hablamos de la huella digital estamos diciendo

que ya no es esa identidad física, sino que es una identidad en la red

que se configura con todas las aportaciones que ellos hagan:

sus "likes", los contenidos que comparten,

sus opiniones, sus reacciones...

Y todo eso al final hace una forma,

una forma de ser de alguien digital

que a lo mejor no es la misma persona a nivel físico.

Entonces, hacerles conscientes

de que todo lo que ellos vuelcan en la red da una imagen de ellos

que a lo mejor no es la que les gustaría trasladar,

nos lleva a pensar que habría que meditar muy bien

antes de escribir cualquier cosa que queramos poner.

No debería haber ningún dato personal nuestro

en la red que sea de fácil acceso para cualquiera,

y tampoco tendríamos que pasar por alto

que Internet no olvida, la red conserva mucha información

y puede que años después haya cosas que nos interese

que no estén describiendo lo que somos.

Por lo tanto, la tecnología hay que usarla con cabeza.

Pues la verdad es que es un tema tan interesante

que nos gustaría seguir hablando de él

y la próxima semana seguiremos contigo

y seguiremos hablando de este tema.

Muchas gracias por acompañarnos. Nada, a vosotros.

Gracias.

Muy interesante este tema sobre tecnología e infancia

que seguiremos escuchando en otro capítulo.

Queremos despedirnos animándote a leer la Biblia.

Y es gracias a la labor de las iglesias evangélicas

y a la Sociedad Bíblica de España

que te podemos regalar este Nuevo Testamento

si todavía no lo tienes.

llámanos al teléfono 91 743 44 00

y te lo haremos llegar.

Y si formas parte del club de amigos,

en esta ocasión vamos a sortear este libro

titulado "En busca del contentamiento".

Un libro escrito por Erik Raymond que nos llega

gracias a la generosidad de la editorial Andamio.

Queremos animarte a enviar

un vídeo por WhatsApp con el lema

de nuestro programa, "Tú vales mucho para Dios".

Puedes grabarlo, siempre con el móvil en horizontal,

y mandarlo hoy mismo.

No te lo pienses.

Gracias por vuestra atención en este día y no lo olvides,

tú vales mucho para Dios.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Tecnología e infancia. 1ª parte

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas Noticias TV - Tecnología e infancia. 1ª parte

21 mar 2021

El acceso de la infancia a la tecnología es cada vez mayor. Los peligros y los beneficios van paralelos en esta realidad que debemos entender y manejar.

ver más sobre "Buenas Noticias TV - Tecnología e infancia. 1ª parte" ver menos sobre "Buenas Noticias TV - Tecnología e infancia. 1ª parte"
Programas completos (687)
Clips

Los últimos 688 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios