Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5590734
Para todos los públicos  Buenas noticias TV - Policías en primera línea - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos y amigas. Bienvenidos a "Buenas noticias TV".

Desde el comienzo de la batalla contra el coronavirus,

las fuerzas de seguridad han estado al frente

de esta situación en primera línea luchando,

y su esfuerzo y valor,

la verdad es que son dignos de reconocimiento y gratitud.

Por eso hoy vamos a hablar con uno de estos héroes,

si podemos llamarlos así.

Él es Vicente Martínez Guardiola

y es policía subinspector de la Policía Local

de Cieza, en Murcia.

Además, es pastor evangélico.

Pero antes, vamos a saludar al director del programa.

Hola, José Pablo, ¿cómo estás?

Estoy bien, feliz de que la semana que viene

creo que vamos a empezar ya a grabar en el plató,

así que ya anticipando ese momento

y muy emocionado.

¿Y tú qué tal estás?

Pues sí, yo también estoy con muchas ganas de volver

a los estudios de Televisión Española,

pero si te parece, vamos ya a saludar a nuestro invitado.

Hola Vicente, ¿qué tal? Muy buenas.

Bendiciones a todos.

Y muchas gracias por ofrecerme esta oportunidad.

Vicente, muchas gracias por atender nuestra llamada.

Cuéntanos un poco cuál ha sido la actividad

que has venido desarrollando desde el inicio el confinamiento.

Pues desde que se inició la pandemia,

el servicio policial dio un giro

bastante inesperado

y tuvimos que centrarnos sobre todo en los controles

de personas y de vehículos.

También la identificación de personas en la vía pública y,

sobre todo, asistencia a los servicios sanitarios.

Cuando, por ejemplo, había que ir a un inmueble

por una sospecha de COVID y había que trasladar a una persona,

pues lo trasladaban los servicios médicos,

pero nosotros le damos la cobertura de seguridad.

Y también, pues lamentablemente,

las personas que a lo mejor tenían COVID

y estaban en confinamiento sanitario,

pues a lo mejor, algún...

Alguien que no lo ha respetado,

pues teníamos que ir a localizar a estas personas.

Entiendo que aquellos que estáis y habéis estado en primera línea

de batalla frente al virus,

el riesgo que tenéis de contagio es muy alto.

¿Qué habéis hecho y qué estáis haciendo

para protegernos vosotros y también a vuestra familia?

Pues yo, en el tema nuestro,

también decir que como mi esposa también es policía,

pues ha sido doble riesgo,

porque ella también está haciendo servicio

en la vía pública,

y entonces, teníamos que llevar mucho cuidado.

A la hora de trabajar, ha sido bastante difícil

el poder llevar una higiene adecuada

con los medios adecuados

y llegar a casa, antes de entrar a casa,

guardar las medidas de limpieza, el uniforme,

todo esto dejarlo en una zona para evitar

entrar a casa con cualquier tipo de...

con el virus.

Con el virus.

Sí, la verdad es que lo hemos llevado...

Ha sido un momento en el que uno,

si no tiene a Dios en su vida, a lo mejor lo pasa muy mal,

porque es un enemigo invisible el COVID

y la verdad es que uno se enfrenta a algo que no ve

y le crea incertidumbre.

También deciros que hemos estado mi esposa y yo,

y mi hija, estuvimos en cuarentena con sospecha de COVID

y tuvimos algún tiempo bastante malo.

Menos bueno, como solemos decir los cristianos.

Ya.

Supongo que una de las tareas más...

vamos a decir complicadas, es conseguir

que la población respete y colabore

con lo que ha sido las condiciones tan estrictas que estamos viviendo

y que hemos estado pasando.

¿Cuál ha sido la reacción que habéis visto?

¿Ha cooperado la población o ha sido complicado?

Pues ha habido una mayoría de personas

que sí han respetado el confinamiento,

un porcentaje muy alto,

pero también, lamentablemente, ha habido un porcentaje de personas

que no han llevado el confinamiento y hemos tenido que detener

muchas actuaciones policiales en ese aspecto,

pero a rasgos generales, muy bien, la población muy bien.

Y quiero...

De esas veces que son las experiencias importantes

en tu vida y, sobre todo, una experiencia preciosa

eran las ocho de la noche, a las 20 horas,

cuando la gente salía a los balcones,

nos ponían música,

salían a hacer palmas y eso ha sido precioso.

Ha habido momentos en los cuales veías el calor

de las personas, el amor de las personas

hacia nosotros, hacia los sanitarios,

y hacia todas las personas que han estado en primera línea.

Yo estaba deseando hacer siempre turno de tarde

para, a las ocho, poder salir con los coches patrulla,

poner banderas de España y salir con las sirenas

y pararnos en plazas,

en sitios donde la gente salía a los balcones gritando,

dando gracias.

Y ha sido una experiencia maravillosa

y la mayor parte de la población se ha comportado,

ha estado a la altura.

Como policía, si dices que tu mujer también es policía,

¿qué desafíos habéis enfrentado durante esta situación?

Pues el mayor desafío ha sido cambiar un poco

la forma de trabaja, el chip.

Cuando comienza todo,

se decreta el estado de alarma

el 14 de marzo, nosotros no estamos preparados.

O sea, es una situación nueva

en la que no tenemos medios materiales,

no tenemos protocolos de actuación claros y,

al principio, es un caos.

Es un caos en el aspecto de que tienes que dar servicio

a las personas.

Tienes que estar en la calle y tienes que anteponer tu salud,

tienes anteponer tu salud a la seguridad.

Tienes que dar seguridad.

Y entonces, claro, ese el principal reto.

Es la incertidumbre, luchar con un enemigo que no ves,

la poca información que se da al principio,

y eso es verdaderamente difícil de gestionar.

Eso ha sido lo principal a lo que nosotros

nos hemos enfrentado.

Además, Vicente, tú eres también

delegado de la Asociación de Policías Cristianos en Murcia.

¿Habéis puesto en marcha una iniciativa como asociación

durante toda esta situación?

Nosotros, como policías y cristianos,

y estando en plantilla,

pues sí que hemos estado dando testimonio

de nuestra fe de Cristo en todos los sitios

donde el Señor nos ha puesto nuestro centro de trabajo.

Pero ya hemos hecho un trabajo a nivel interno nuestro,

hemos estado pendientes los unos de los otros,

y sobre todo, hemos mantenido mucho contacto

con compañeros de policía de otros países,

sobre todo, con compañeros de Italia que,

como bien sabemos, han confrontado también la pandemia

unas semanas antes que nosotros.

Hemos hecho estragos también allí y hemos estado dándole apoyo

a los compañeros que han estado o que están ahí en Italia,

desempeñando las mismas funciones que nosotros.

Y a nivel internacional, nuestro presidente ha mantenido

también varias reuniones con todos los delegados

de todos los países que conforman nuestra asociación.

La verdad es que me parece muy buena la colaboración,

que podáis tener apoyo unos con otros,

porque el desgaste que habéis sufrido,

la presión, la tensión, yo creo que ha sido muy alto

y el poder tener esa colaboración nacional

e internacional me parece muy sabia,

así que yo os felicito.

Quería preguntarte a ti personalmente, como cristiano,

¿cómo te ayuda tu fe en Jesús

a desarrollar tu labor como policía?

Pues yo creo que para mí ha sido el pilar fundamental,

el poder tener al Señor en mi vida

en este tiempo ha sido una esperanza que he tenido,

porque hubo un día cuando estuvimos en cuarentena,

al salir de la cuarentena,

es tanta la presión que se tiene que aguantar,

es tanto la carga emocional que llevas a la hora de trabajar:

tienes que llevar muchas medidas de seguridad,

no puedes tocar a nadie, no puedes tocar documentación,

no puedes interactuar con el compañero de al lado,

tienes que guardar mascarillas.

Es tanta la presión que un día ya, antes de ir a trabajar,

y saliendo de la cuarentena,

que gracias a Dios, salimos bien,

antes de ir a trabajar, ya cogí y dije:

"Yo no puedo afrontar esta pandemia por mi fuerzas".

Y dije: "Mira, que sea, Señor, lo que tú quieras,

que se haga tu voluntad y yo la voy a acatar

sin resistencia humana".

Porque muchas veces, intentamos controlar las cosas

y es bueno, es bueno mantener la seguridad,

pero sabemos que esta pandemia, este virus, no lo podemos...

El ser humano no lo ha controlado.

Y entonces, es la confianza en que el Señor está al control

de todo y que el Señor quiere lo bueno para nosotros.

Y yo un día saliendo, yendo para trabajar,

Y dije: "Mira, Señor, descargo en ti toda la ansiedad,

toda la tristeza, toda presión, la dejo,

lo dejo en tus manos, Señor, y yo voy a ser instrumento tuyo

y lo que quiero es hacer las cosas bien

y ya lo que tú quieras, Señor, en mi vida".

Qué bueno, qué bueno.

Bueno, ya, gracias a Dios,

estamos en un proceso de desescalada

y bueno, también a la vez,

creo que algunas personas se están relajando

en cuanto a las medidas de seguridad.

¿Qué consejo les darías?

Pues que tengan la memoria,

que tengan memoria y se acuerden de las personas que han fallecido,

lamentablemente, a causa del COVID

y que respeten, que respeten, honren esas muertes

y que guarden esas medidas de seguridad.

Que sepan que las fuerzas y cuerpos de seguridad,

los cuerpos de emergencias, sanitarios, cajeras, camioneros...

Todas las personas que han estado trabajando

en primera línea, han estado anteponiendo su vida

y su integridad física y la de su familia

para que todo el mundo pasara una pandemia

con todos los lujos, con comida en su casa

y con seguridad,

entonces, que se acuerden de todos nosotros,

de ese sacrificio que se ha hecho para que cuando lo recuerden,

intenten honrarnos con sus actos y tengan esa precaución

a la hora de disfrutar del salir a la calle,

pero siempre con cabeza y con medidas de higiene

y seguridad.

Bueno, esperemos que te hagan caso,

que todos nos apliquemos esas medidas,

porque evidentemente, el virus no se ha ido

y el riesgo sigue latente y, probablemente,

hasta que haya una vacuna,

desgraciadamente, vamos a tener que ser muy cautelosos.

Incluso después de la vacuna, creo que también,

porque este virus es muy peligroso y afecta de una forma terrible.

Y lo digo por experiencia.

Ya casi para terminar,

¿qué texto de la palabra de Dios ha sido para ti de ánimo,

de apoyo, de ayuda durante este tiempo

que podría ser también de ánimo para nuestra audiencia?

Pues yo cuando recibí a Cristo en mi vida,

recibí un versículo que está en la Biblia,

Josué 1-1.9, en el que dice:

"Me dijo directamente el Señor que me esforzara,

que fuera valiente, que no temiera, que no desmayara,

porque él estaba conmigo donde yo fuera".

Y ese versículo me ha ido acompañando

a lo largo de mi carrera profesional y como cristiano.

Y la verdad es que un día lo recibí en mitad de esta pandemia,

lo recibí por parte de un hermano.

Me compartió esa palabra vía WhatsApp,

y es esa es la palabra exacta que necesita el Señor

para conectarme otra vez y volver a darme cuenta

de que él está al control y que desde donde yo me mueva,

donde yo esté prestando servicio,

él está siempre conmigo y me dice que no tenga miedo,

que me esfuerce, que sea valiente.

Yo creo es una palabra que, aparte de inspirarme,

yo creo que también podría inspirar a muchas personas,

porque el Señor es bueno.

El Señor quiere lo mejor para nosotros

y siempre está al control de todo y nos dice que nos esforcemos,

que seamos valientes, que tengamos ningún tipo de temor

y que no nos desmayemos nunca, porque Él está siempre con nosotros.

Bueno, me parece bien esa idea de que Dios está con nosotros,

pero también nosotros tenemos que poner de nuestra parte.

Tenemos que esforzarnos y tenemos que ser valientes

y tenemos que intentar, pues, por un lado,

protegernos de contagios,

pero a la vez, también colaborar

para que esta pandemia termine lo antes posible.

Pues muchas gracias, Vicente, por atendernos.

Que Dios te bendiga,

Que Dios os bendiga y os inspire para seguir con los programas.

Un fuerte abrazo.

Gracias, Vicente, ha sido un placer escucharte.

Nos marchamos, pero no sin antes animarte

a leer la Biblia, y como lo hemos estado haciendo

las últimas semanas, te la vamos a mandar online.

Mándanos la palabra "Biblia"

al teléfono WhatsApp 673 466 366,

y te enviaremos un enlace para que te la puedes descargar

y disfrutar de sus planes de lectura.

Repito el teléfono al que nos podéis mandar

la palabra "Biblia",

es el 673 466 366.

Y también nos gustaría que nos mandase un vídeo

con la frase lema del programa: "Tú vales mucho para Dios".

Grábalo solo o con tu familia y envíalo.

Recuerda grabar con el móvil en horizontal.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Policías en primera línea

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas noticias TV - Policías en primera línea

07 jun 2020

Desde que comenzó la batalla contra el coronavirus las fuerzas de seguridad han jugado un papel clave, luchando en primera línea del frente. Su valor y esfuerzo son dignos de reconocimiento y gratitud. Hoy conoceremos a uno de ellos.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Policías en primera línea" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Policías en primera línea"
Programas completos (653)
Clips

Los últimos 654 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos