Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4000423
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Ciencia y Fe - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

La coincidencia en el tiempo y el espacio de la reforma

con el surgimiento de la ciencia moderna, ha llevado a todo

tipo de reflexiones sobre sus interrelaciones mutuas.

Hola, amigos y amigas.

Muy bienvenidos a "Buenas Noticias TV".

Hoy nos acercamos a uno de los actos organizados por el centro

Ciencia y Fe de la Fundación Federico Fliedner

para conocer mejor esta interrelación.

Te invitamos a compartir tu opinión en nuestro Facebook o Twitter

respondiendo esta pregunta: "¿Qué te aporta la ciencia

en el conocimiento de Dios?"

Cuéntanos también en nuestro Facebook cómo te está ayudando este

programa, para nosotros es muy importante conocer incluso

los pequeños detalles de cómo Dios usa este programa en tu vida.

Cuéntalo por el Facebook o por el WhatsApp.

Teléfono: 673466366

Una novedad que incorporamos en el programa.

Bien, os dejo ya con nuestro reportaje sobre ciencia y fe.

En 1517, Martín Lutero clavaba sus tesis en la iglesia

del palacio de Wittenberg y se iniciaba una reforma

que se prepararía rápidamente por Europa.

Recientemente, en el quinto centenario de aquella fecha,

el centro de Ciencia y Fe de la fundación Federico Fliedner

y la universidad Pontificia Comillas,

Organizaban la conferencia "Reforma religiosa y surgimiento

de la ciencia moderna, mito y realidad".

En torno a las complejas relaciones históricas entre ambas.

Todo en un ámbito de diálogo entre la ciencia y la religión.

(Música)

Lo que queremos es traer personas que ha investigado este diálogo

algunos han sido también protagonistas de él,

a veces son científicos, a veces del campo de las humanidades,

y la idea es que ellos nos abran perspectivas nuevas en este campo

y también con la traducción de sus obras conseguir que la bibliografía

se incremente y podamos tener acceso a más información.

Una fuente de sospecha entre muchos pensadores protestantes

fue la creencia de que, como consecuencia de la caída

descrita en Génesis, la mente humana tiene profundos defectos.

Así que, no es confiable al conjeturar sobre el funcionamiento

de la naturaleza.

Pero hubo líderes protestantes como Philipp Melanchthon,

que creyeron que las matemáticas, astronomía y otras ciencias,

deben ser valoradas porque sí que ofrecían conocimientos

de la obra del creador.

-Hay libros como el libro de "Proverbios",

bueno, "Proverbios" es un buen ejemplo,

que son muy positivos respecto a lo que podemos conocer

de la vida, de lo que podemos conocer incluso de la creación,

de la sabiduría en general.

Hay otros que pueden marcar una cierta suspicacia

a un determinado conocimiento, pero no es tanto hacia la ciencia

como más bien hacia el conocimiento del misterio.

Pretender llegar al ministerio solo por la ciencia.

El libro de Eclesiastés podría ser algo parecido.

En aquel siglo XVI surgía la revolución científica

con un cambio de paradigma.

La creciente importancia de la observación y experimentación

para conocer los entresijos del universo, la aparición

de círculos de científicos que trabajaban en común

y la concepción del mundo como un engranaje, marcarían

el progreso de la ciencia moderna.

En el siglo XVII encontramos a los filósofos de la naturaleza

descubriendo y formulando lo que a veces llamaron

"Leyes de la naturaleza".

Y el sentido ahí es que esas leyes podrían ser expresadas

en el lenguaje de las matemáticas. Así que, uno alcanza

una nueva precisión al intentar describir

las regularidades en el mundo natural.

Si bien el apoyo protestante a la ciencia moderna

no alcanzaría unanimidad, diversos científicos de fe reformada

realizarían aportaciones cruciales a la ciencia.

Entre ellos, Johannes Kepler y sus leyes sobre el movimiento

de los planetas en su órbita alrededor del sol.

O Isaac Newton, y su ley de gravitación universal.

Quizá uno diga: bueno, esos son antiguos ejemplos del siglo XVII.

Pero se puede avanzar al siglo XIX.

Michael Faraday, James Clerk Maxwell, devotos cristianos

protestantes que se tomaron en serio sus biblias

y estuvieron interesados en la fuerza de la naturaleza

y cómo se puede expresar la relación entre esas fuerzas

de una manera matemática avanzada.

Así que, en muchos ejemplos que se pueden encontrar

al más alto nivel.

Cuando los ateos realizan afirmaciones como: "Darwin fue ateo

o Galileo fue ateo", con frecuencia hablan ignorando la evidencia

que poseemos.

Hasta donde yo sé, no hay ningún indicio de que el caso de Galileo

nos adentre en la mente de un ateo.

Ciertamente, siempre declaró que era un católico leal.

En el caso de Darwin, bastante explícitamente dijo:

"Nunca he sido ateo en el sentido de negar la existencia de un Dios".

El diálogo entre ciencia y religión se desarrolla

en el centro y norte de Europa durante siglos.

Desde la búsqueda inicial por integrar la actividad científica

con la providencia divina, hasta la sensación de distancia

entre ambas del siglo pasado.

Allí, en las últimas décadas, este campo de estudio

se profesionaliza.

A diferencia del escaso espacio que todavía posee en España.

Nosotros hicimos un estudio sobre las visiones

sobre la relación ciencia-religión a nivel educativo,

no solo universitario, sino especialmente

en el ámbito de la enseñanza secundaria y existe un gran déficit

a nuestro modo de ver, según los resultados que tenemos,

en la comprensión general sobre estas relaciones.

Hay mucha gente que piensa que las religiones por el mero hecho

de ser tradiciones religiosas, están en contra del progreso

científico, por ejemplo.

Esto significa que hay un déficit teológico que de alguna manera

tenemos que subsanar.

-Si la investigación científica en sí misma es entendida

como una obra moralmente buena, y durante el siglo XVII

esta conexión se entabló a veces enfatizando el punto

De que el progreso científico fue parte del plan providencial de Dios.

La reivindicación fue que el conocimiento científico

podía ser aplicado a mejoras en matemáticas, agricultura

y educación.

Esto es lo que Francis Bacon tenía en mente cuando habló

de una reforma en la filosofía de la naturaleza.

Que traería alivio a la situación del hombre.

Aliviaría el sufrimiento humano.

-Yo creo que todavía seguimos un poco lastrados e influidos

por la idea de conflicto.

Hay una visión como de que son áreas muy enfrentadas y mucho conflicto

y esto todavía impide que haya un debate más fructífero

entre ambas áreas y se pueda aprender cosas mutuas.

Yo creo que en otros lugares se está ya superando esta idea

de que ciencia y religión simplemente son opuestas

y no hay más que hablar.

Pero yo creo que hay otros ámbitos y países donde el diálogo

es más fructífero y están abriéndose nuevas perspectivas.

La fundación de inspiración protestante, con más de 130 años

de historia, alberga los colegios "El porvenir" y "Juan de Valdés",

entre otras iniciativas.

También la facultad de teología SEUT,

donde se integra el centro de Ciencia y Fe

que busca ser una referencia en España y cuya acción

cuenta también con una proyección interna.

En el programa educativo de los colegios, tanto a nivel de secundaria

como de bachillerato está aportando ya algunas cosas,

están tratando algunos temas el equipo de Ciencia y Fe

con los profesores, con los alumnos de esas áreas.

Eso está siendo muy positivo y también el hecho de que cada vez

podamos ir produciendo más materiales que también aportan

al propio personal y a la labor de la fundación

un conocimiento que va más allá de su día a día, muy dedicado

a la educación, creo que eso cada vez va cobrando más peso, más relevancia

y le veo un buen futuro dentro de la fundación.

-Esta creencia en la unidad fundamental de la naturaleza,

fue de gran importancia para Newton.

Esta respaldaba su condición de que la ley de la gravitación

es una ley universal.

Pero era una creencia que provenía, ciertamente se fortalecía,

por su convicción de que el universo es producto de una sola mente.

Newton vehemente, protestante en su teología,

nunca dudó de que el universo fuera obra de un creador

cuya inteligencia es para ser admirada

y cuyo poder merece temor reverente.

-Todo el desarrollo científico tiene un potencial enorme.

Ahora bien, no se trata de asumir sin más todo el proceso científico

sino que, aquí yo creo que las tradiciones religiosas

tienen un papel esencial.

En primer lugar para la superación, de eso que Ortega llamaba

barbarie del especialísimo. Porque el ser humano,

aunque le analicemos fragmentado, no se puede fragmentar.

Entonces, yo creo que la teología sí que contribuye,

al igual que la filosofía, a una visión integral más humanista

y en consecuencia, también las tradiciones religiosas tienen mucho

que aportar, en su visión del ser humano, de la sociedad y del mundo

en su totalidad.

Como en cada edición de la conferencia Fliedner

tiene lugar la presentación de un libro, esta vez

la obra "Ciencia y religión, perspectivas históricas".

Del ponente John Hedley Brooke. Un autor que, además,

previene del riesgo de defender la fe con los últimos hallazgos

en un mundo científico cambiante.

También, cuando existen lagunas de explicación

en algún descubrimiento.

Creo que es muy tentador para los apologistas religiosos

saltar a esa laguna y decir: "Vale, así que en realidad la ciencia

no nos puede dar la historia completa".

Y por lo tanto, invocar providencia divina o intervención de Dios

de alguna manera, para poner un parche en la teoría,

para llenar el hueco.

Creo que los apologistas religiosos han cometido este error

muchas veces en el pasado y puedes ver cuál es el problema.

Piensas que tienes una laguna donde puedes incluir a Dios,

pero según la ciencia avanza, el hueco muy a menudo sino siempre,

se cierra. Y quedas en una posición profundamente embarazosa.

Se cerraba la octava edición de la conferencia Fliedner

en torno a la relación de la reforma y la ciencia moderna

vista sin generalizaciones en toda su complejidad.

Una revolución que contaría con científicos de otras creencias

pero donde diversos protestantes contribuirían con relevancia

empujados por su convicción de un mundo creado por Dios.

(Música)

Es bueno investigar acerca de la conexión que hay

entre la ciencia y la fe.

José Pablo, ¿tú crees que hay que apagar el cerebro

cuando uno entra en la Iglesia?

Algunos les gustaría que lo apagásemos. ¿No te parece?

Espero que no. Yo también espero que no.

Por supuesto que no hay que apagar el cerebro.

Todo lo contrario. Debemos dejarlo encendido y alerta.

Hay un salmo que me gusta mucho y que dice lo siguiente,

es el salmo 47 y dice así: "Cantad a Dios, cantad.

Cantad a nuestro rey, cantad. Porque Dios es el rey de toda la Tierra,

cantad con inteligencia".

Dios nos ordena usar la inteligencia para adorarle.

Esto afecta a cuando estamos en la iglesia cantando y alabando a Dios.

Pero también cuando estamos fuera de la Iglesia.

De hecho, muchos científicos investigan y profundizan

en sus conocimientos con el deseo de dar gloria a Dios,

de conocerle mejor y de honrarle.

Al igual que dos amigos profundizan en su amistad

según se van conociendo mejor, nuestra relación con el creador

se puede nutrir con el conocimiento científico de su obra

que nos lleva, en muchas ocasiones, a admirar su arte, su diseño,

su complejidad y su funcionalidad.

Pero por mucho que investiguemos, siempre habrá espacio para la fe.

La inteligencia nos dirige hacia unas evidencias

que señalan al creador.

Pero creer o no creer es una decisión personal

que podemos o no tomar.

Ante las evidencias, cada uno es responsable.

Espero que tú tomes la decisión acertada.

Nos tenemos casi ya que marchar.

Pero antes, queremos animarte a leer la Biblia

y si todavía no lo tienes, queremos regalarte

esta porción de la Biblia, el Evangelio de San Juan.

Llámanos al teléfono:

Y como digo, te lo haremos llegar totalmente gratis por gentileza

de las iglesias evangélicas.

Y si formas parte de nuestro "Club de amigos",

en este caso vamos a sortear un libro de la editorial Andamio

titulado: "Disparando contra Dios", del autor John C. Lennox,

catedrático de la universidad de Oxford.

Si te gusta nuestro programa y crees que estamos haciendo

una buena labor, únete al "Club de amigos".

Necesitamos personas como tú,

que aman la Biblia y desean promoverla con nosotros.

Llámanos y te contaremos en qué consiste.

Muchas gracias por tu atención en esta mañana.

Y no lo olvides. Tú, vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ciencia y Fe

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas noticias TV - Ciencia y Fe

30 abr 2017

La coincidencia en el tiempo y el espacio de la Reforma con el surgimiento de la ciencia moderna ha llevado a todo tipo de reflexiones sobre sus interrelaciones mutuas. Hoy conoceremos mejor esta interrelación.

ver más sobre "Buenas noticias TV - Ciencia y Fe" ver menos sobre "Buenas noticias TV - Ciencia y Fe"
Clips

Los últimos 626 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios