Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5653557
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La brújula de la vida - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Hola amigos y amigas de "Buenas noticias TV",

muy bien venidos.

Las familias necesitan una guía para superar los retos

que enfrentan cada día, no es fácil elegir

porque hay muchas opciones y alternativas

que a veces se contradicen.

Pero como cristianos tenemos la suerte de saber

cuál es la mejor guía, como vamos a ver hoy

en el testimonio de la familia que hemos preparado.

Antes queremos invitarte a compartir tu opinión

en nuestras redes sociales, entra en el Facebook o Twitter

de Buenas noticias TV

y cuéntanos, ¿cuál es la brújula que te orienta en la vida?

Pues vamos ya a conocer el testimonio de la familia.

Esa estoy convencida

que fue la voluntad de Dios para mi vida en ese momento

aunque claro, muchas cosas las volvería a hacer

de una forma distinta después de la experiencia

y lo que uno ha aprendido.

Pero sí, yo...

Ahora en mi trabajo les digo

que he estado haciendo siempre lo que me apasiona

y eso es un gran privilegio.

-Lo que vamos a hacer es ofrecerlo a los amigos

y a la familia que quieran comprarlo

para esas utilidades enviárselo al proyecto

para que les sirva de alguna ayuda.

-Sí, está bien.

-El programa se llama Casa hogar

para diferenciar del estilo de trabajo de un albergue.

Realmente era un trabajo de integración familiar.

Los chicos que allí vivían o viven realmente el objetivo es integrarlos

y los tratábamos y nos trataban como una familia realmente.

-A veces recuerdo imágenes, por ejemplo,

de niños muy muy desnutridos, muy desnutridos

se les caía el pelo y ver después su desarrollo

y sobre todo cuando después podían reinsertarse a una familia,

bien en acogida o en adopción,

si no podían volver a la suya que siempre era la primera opción

eso era hermoso.

-Creo que volveríamos a tomar o volvería a tomar la misma decisión,

de servir a Dios en este tipo de labor.

Desde niña siempre quería estudiar medicina para ayudar a los pobres

y a los necesitados y siempre Latinoamérica, no sé porqué

y después de esa experiencia de conocer a Jesús

de forma personal en el año 84 cuando estaba antes de la universidad

el año antes de entrar en la universidad,

pues empecé a preguntarle a Dios, ¿este deseo es tuyo?

¿es el propósito que tú tienes para mi vida o hay algo distinto?

Era una pregunta constante.

-Yo hice la carrera de matemáticas en Trujillo

luego me fui a Lima para iniciar un postgrado en matemáticas también

pero siempre tuve la ansiedad o el deseo de estudiar fuera,

era como un sueño para mí.

Eché el currículum a diferentes oportunidades de veras que había

entre ellas la del consulado de España,

la cual me la concedieron en el año 89,

y luego continué con un doctorado para el cual ya surgió otra beca

estando ya en España.

-Yo entendí que realmente Jesús tenía algo que idear, que decir,

que dar respuestas a esas preguntas que yo tenía

y un día pues le dije que gracias por haber muerto en la cruz,

gracias porque yo reconocía mi necesidad de perdón

y gracias porque entendía

que él había venido para mostrarnos el porqué de la vida,

que no estamos aquí perdidos ni en un sinsentido.

-Decidí seguir al señor Jesús cuando tenía 11 años

pero la verdad es que estaba apartado de las cosas de Dios.

Yo continuaba asistiendo a la iglesia pero de una forma nominal,

de una forma casi por costumbre más que de un compromiso consciente.

-Cuando ya estaba estudiando en la universidad, el penúltimo año,

pues vino una invitación

para un congreso de estudiantes iberoamericanos en Lima, en Perú

y allí fue el primer contacto con la misión,

Latin Link que es todavía a la que pertenecemos,

y ahí también Dios me dio un pasaje en salmos

de establécete en esta tierra y prospera en ella,

entonces ese fue la convicción de que en algún momento

pues ese sería el lugar para regresar.

-El hecho de haber conseguido las becas

porque a parte de las beca para España

también me consiguieron otras becas

para Brasil en aquel entonces y eso me llenó de orgullo,

ser, eso me lleva a pensar, bueno,

yo puedo conseguir realmente lo que quiera

porque tengo la capacidad intelectual

para poder conseguir las becas que quiera que era mi sueño, realmente.

Y eso en vez de ser de provecho era realmente,

me llevaba a alejarme más de Dios. -Y al terminar la especialidad

yo dije, pues ahora ya, eso fue en el 97,

pues ya estoy lista pero todavía no, hubo que esperar otros dos años

hasta el 99, y esos dos años pues básicamente,

con una hermana, que fue la que me acompañó

para comenzar el proyecto en Perú

lo dedicamos a estar preparando el proyecto, un proyecto escrito,

a compartir esto con amigos, con iglesias

y le pusimos a Dios un reto,

promesas de fe de personas

que quisieran apoyar este proyecto que habíamos escrito.

-Estando en España, en el año 94, justamente tuve ese...

encuentro, ese reencuentro con Dios donde tomé conciencia

de mi situación frente a las cosas de Dios

y decidí de una forma ya radical, digamos, seguir,

obedecer a Dios en lo que él quería.

Hubo momento en los que pensamos, pues esto no va a salir,

es una ilusión mía y no va nada para delante.

Y otros momentos donde digo, pues sí, esto...

Altos y bajos, normal, porque fueron fueron muchos años de espera

pero un poco era agarrarme a esa palabra

de establécete en la tierra.

-Nos conocimos, María Jesús y yo en el 93,

justamente en la iglesia.

Y fuimos amigos durante varios años, muchos años hasta el 2001.

-Hubo intentos y desintentos de...

Pero no lo vimos juntos de estar como pareja

y después yo me fui, él se quedó y al cabo del tiempo él fue

y estuvo allí un tiempo en el proyecto y todo

y como que algo cambió. -Y un año de noviazgo

en ese año, yo estaba en España, ella estaba en Perú,

era un noviazgo...

en la que la comunicación era por correo electrónico básicamente

porque no había todavía las redes sociales que tenemos ahora

y nos casamos en el 2002.

-El proyecto no había nada, realmente lo empezamos

y enfocado en dos áreas, uno es población infantil,

niños vulnerables, niños o abandonados, huérfanos,

victimas de violencia eran las tres poblaciones objetivo

y por otro lado, poblaciones quechua rurales,

o sea, ya era un trabajo más sanitario,

de prevención, de educación en salud y también la parte educativa

para niños que no tenía acceso a colegios.

-Los retos eran grandes entonces había que afrontar

situaciones un poco complicadas, alguna vez con el periodismo allí

que es un poco, no trabajan del todo transparentes,

y cosas de ese tipo, entonces había momentos

de soledad, digamos, en cuanto a la experiencia de trabajo.

-Había mucho la creencia de que los extranjeros

vendían a los niños para el tráfico de órganos,

entonces, al principio, aunque teníamos todos los recursos

no teníamos la posibilidad de atender a los niños

porque las autoridades no nos los remitían a nuestra casa,

a nuestros centros, y eso pasó un buen tiempo.

Pero una vez que ya recibimos el primer niño,

que venía a través del juez de familia,

y empezaron a conocernos más

pues ya fue ya desbordados por la necesidad.

-Ellos nos decían tíos, y realmente llegó a establecerse

esa cercanía y esos lazos de familia, de una familia realmente

y que se mantienen hasta ahora y eso es algo que llena

y compensa cualquier situación difícil.

-He disfrutado de eso, de Dios como padre,

lo he visto muchas veces en...

en guía, en consuelo, cuando uno está mal,

en provisión,

facilitando personas en momentos adecuados, recursos.

-Gracias a Dios, también hubieron grandes apoyos

y siempre tenemos en mente a una familia de misioneros finlandeses

que llegaron para trabajar en el mismo proyecto que nosotros

y trabajamos codo a codo con ellos y eso fue realmente de gran gran...

de una ayuda extraordinaria.

Laura nació en el 2006 y desde bebé, recién nacida,

desde las primeras semanas empezaba con mucha mucha fiebre

y allí le hicieron los exámenes, análisis de orina y sangre

pero sobre todo una ecografía y una cistografía,

unos exámenes especiales para ver.

Y lo que nos dijeron es que tenía una estenosis,

o sea, una estrechez en la salida del riñón,

y que tenía que ser intervenida.

-Creíamos que era una situación delicada

y que teníamos que venir a España para hacer esa operación.

Tras llegar aquí, ya ir al hospital, María Jesús es la que viajó con Laura

al llegar al hospital le hicieron nuevas pruebas,

nuevas radiografías para justamente ya para proceder a la operación

pues se dieron cuenta que esa desformaciones que tenia

o esa malformación que tenía en el riñón no existía.

-Y aunque fue un tiempo de mucha preocupación,

mucha tristeza, pero al mismo tiempo

vimos que había mucha gente apoyándonos.

Personas que dieron dinero

para que pudiéramos venir y viajar con facilidad,

personas orando, mensajes...

Y al mismo tiempo eso, a mí me hacía ver

que Dios estaba cuidado de la situación y de nuestra hija.

-No es que fue una operación y salió bien

es que nunca se tuvo que hacer la operación

porque fue un milagro de que,

ya había un milagro además con evidencias,

había una radiografía previa en la cual estaba el problema

y una radiografía posterior en la cual

sin haber habido ninguna intervención quirúrgica,

nuestra hija estaba sana.

-Me ha gustado mucho veros. -Adiós.

-Un abrazo, cariño. -Adiós, tía Eli.

-Un besote. -Igualmente, un abrazo para todos.

-Mantenemos la relación de día a día, del saber cómo están,

cómo están los chicos, que necesidades hay,

apoyando, hablando con el personal,

manteniendo el contacto estrecho con ellos

y en la medida en la que tenemos oportunidades

pues también ayudándoles a levantar recursos económicos

desde aquí porque eso siempre es una necesidad constante

pero seguimos a la distancia con el corazón también todavía allí.

-El dejarse guiar o el buscar la dirección de Dios

es lo mejor que te puede pasar y eso nos produce paz

de estar haciendo lo que Dios quiere que hagamos

y estando en el lugar que él quiere que estemos.

Muchas gracias a nuestros amigos por compartir su historia aquí,

en Televisión Española.

Ser cristiano, le pregunto José Pablo,

¿nos protege de perdernos en la vida?

Fíjate que una de las cosas que más me enfada

es cuando voy condiciendo y me pierdo, ¿a ti te pasa?

Pues sí, porque luego cuesta mucho recuperar el trayecto.

Pues la verdad es que la pregunta me parece interesante

porque ser cristiano de corazón

nos da el GPS para orientarnos en la vida

pero no todos los cristianos saben cómo orientarse con ese GPS

algunos ni siquiera lo usan y otros pues no le hacen caso.

Tengo un amigo que siempre discute con el GPS del coche

en lugar de confiar en él y dejarse llevar.

El resultado es que casi siempre tardamos más para llegar al destino.

Igual puede pasar con el GPS espiritual.

Fijaros lo que dice la palabra de Dios, en la carta a los romanos,

en el capítulo 8 dice:

"Todos los que son guiados por el espíritu de Dios

son hijos de Dios".

Y la verdad, no me gusta comparar al espíritu santo con un GPS,

el espíritu santo es Dios, la tercera persona de la trinidad,

es una persona no una cosa, lo he hecho solo como un símbolo

para que entendamos la gran bendición que tenemos los cristianos de corazón

El espíritu santo está en nosotros y nos guía en el camino correcto,

las decisiones correctas, el estilo de vida

que nos da paz y sabiduría ante los desafíos de cada día.

Ser cristiano no nos protege de sentirnos perdidos alguna vez

pero nos enseña el camino y la compañía necesaria

para volver a encontrar el rumbo.

Deja que el espíritu santo guie tu vida y lo comprobarás.

Pues nos tenemos que marchar

pero antes queremos animarte a leer la biblia

por eso gracias a la labor de las iglesias evangélicas

y a la sociedad bíblica podemos regalarte este Nuevo Testamento

que es la segunda parte de la biblia.

Llámanos al teléfono:

Y si todavía no lo tienes, te lo vamos a enviar totalmente gratis.

Y para los que formáis parte del club de amigos

tenemos este libro para sortear entre todos vosotros

titulado "Crucificado por mi",

un libro que nos llega gracia a la editorial Peregrino.

Y si todavía no formas parte del club de amigos

y quieres hacerlo, llámanos y te vamos a explicar en qué consiste.

Muchas gracias por tu atención y no lo olvides,

tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La brújula de la vida

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas noticias TV - La brújula de la vida

30 ago 2020

Las familias necesitan una guía para superar los retos que enfrentan cada día. No es fácil elegir, pues hay muchas opciones y alternativas que a veces se contradicen.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La brújula de la vida" ver menos sobre "Buenas noticias TV - La brújula de la vida"
Clips

Los últimos 659 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios