Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5838817
Para todos los públicos Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia I - ver ahora
Transcripción completa

Hola, amigos y amigas de Buenas Noticias TV,

muy bienvenidos.

La nueva ley que regula el suicidio asistido o la eutanasia

en España, permitirá terminar con su vida

a las personas que cumplan las condiciones indicadas en la ley.

Aunque para muchas personas este es un tema ya superado

y aceptado mayoritariamente por la sociedad,

el debate ético sigue vivo, como veremos hoy.

Pero, antes, queremos invitarte

a compartir tu opinión en nuestras redes sociales.

Entra en nuestro Facebook o Twitter y cuéntanos

qué le dirías a un enfermo terminal que no quiere seguir viviendo.

Hola Esteban, Bienvenido. Muchas gracias, Beni.

Has preparado este reportaje que, en realidad, no es uno,

sino que son dos.

¿Qué pasa, que era muy extenso el tema?

Pues tecuento.

Antes de hacer esas entrevistas,

ya sabíamos que estábamos ante un tema tan complejo

que podía ser muy difícil de abordar en un solo capítulo.

Y, justo después, cuando terminamos esas entrevistas,

teníamos la certeza absoluta.

Había que hacer dos;

y pensamos que esa profundidad extra que le vamos a dedicar

también hace justicia al sufrimiento humano.

Bueno, pues si te parece,

vamos ya con este primer capítulo del reportaje.

(Música)

Cada día, los profesionales sanitarios luchan

por una vida digna para sus pacientes.

Algunos sufren enfermedades graves e incurables,

con un pronóstico de vida limitado.

Otros, padecimientos crónicos e imposibilitantes,

de manera que no pueden valerse por sí mismos.

En breve, se les abrirá la puerta de la eutanasia

de manera legal en España.

(Música)

Desde muchos ámbitos, y no solo cristianos,

sino sanitarios también, psicológicos...

Parece muy asumido que, en la gran mayoría de los casos,

cuando la persona dice 'quiero morir',

lo que de verdad te está diciendo es que no quiere seguir viviendo así.

En este sentido,

los cuidados paliativos ayudan al paciente y a su familia.

En España, desde hace treinta años,

dan confort a los enfermos en el tramo final de la vida.

Así, les ofrecen atención médica, psicológica, espiritual y social,

con un equipo multidisciplinar.

-Pierde el sueño por la preocupación, por las medicaciones,

por la situación que está viviendo.

También pierde la memoria, a veces.

El miedo a qué va a pasar, qué va a suceder después.

Es decir, hay una serie de componentes psicológicos

muy importantes,

que intentamos dar un enfoque y unas alternativas y unas soluciones.

También hay una serie de síntomas que vemos a nivel social:

una pérdida de trabajo, una pérdida de estabilidad,

económicamente, un futuro que se echa a perder.

Y, entonces, que tienes que intentar también enfocar todas esas salidas.

Según datos de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos,

en torno a ciento treinta mil pacientes al año,

necesitan recursos específicos antes de morir.

Solo los recibe el cuarenta por ciento.

La entidad solicita una ley nacional con presupuesto suficiente

y equilibrio territorial.

-Sobre todo en donde hay superficies muy grandes y extensas

pues, por desgracia,

pacientes que ni siquiera llegan a acceder a este tipo de servicio,

que son indispensables.

Estamos hablando de...

cuando hablamos de bien morir es que hay que ayudar,

hay que estar cerca de la persona y ofrecérselo.

Esto, hoy en día, es un vacío muy grande.

El atlas de los cuidados paliativos en Europa de 2019 apunta

a que España ocupa el puesto 31;

y es que dispone de un tercio

de los servicios que recomiendan los organismos internacionales.

Pero el cuidado integral también requiere

implicación familiar y social.

-Detrás de eso hay mucha carga añadida,

el sentimiento de inutilidad en una sociedad

donde valemos en la medida que producimos algo.

Y un enfermo en una situación así, tan grave, siente que no es útil,

que no aporta, que no produce.

Y en un grado de conciencia todavía,

pues la convicción de que está siendo una carga para la familia,

de que está siendo un estorbo...

Yo creo que hay un elemento potente a transmitir

y es precisamente cambiar esa idea,

que sienta que es valorado,

que es apreciado, que es estimado en su dignidad,

que se le reconoce en él o en ella algo,

un valor que va más allá de sus limitaciones físicas,

que se le sabe transmitir

y, sobre todo, hacerle sentir que es querido.

Gracias a los avances científicos,

la esperanza de vida se sitúa en los 83 años.

Ante el aumento de casos avanzados de Alzheimer

y de otras patologías agravadas por la edad,

el Comité de Bioética de la Alianza Evangélica Española reclama

progresar en paliativos.

-La fe en Dios ayuda a soportar el dolor, el sufrimiento,

pero también cuando existen cuidados paliativos,

cuando existe acompañamiento familiar.

Cuando una persona se siente arropada, muchas veces,

cuando no quiere vivir,

lo que está lanzando es un grito de auxilio

que, con estas cosas, se ve paliado y se ve aliviado.

-Es frecuente

que las personas ancianas digan 'soy una carga para mi familia'.

Incluso 'para qué seguir viviendo'.

Eso sí te lo dicen.

Pero, inmediatamente, dicen

'doctor, haga usted lo que sea para sacarme adelante'.

Si esta persona no la visitan, no le muestran afecto,

no le tienen pequeños detalles con ella...

esa persona, en el fondo,

se le está dando el mensaje de 'es verdad, eres una carga'.

También los enfermos de cáncer necesitan cuidados paliativos.

Las cifras oficiales reflejan

que mueren más de ciento diez mil al año en el país.

Para su bienestar en esa fase final, cada vez más,

se busca que dicha atención se realice en su domicilio.

-Intentamos que dentro de su entorno habitual,

es decir, que el paciente pueda dormir en su cama,

que pueda estar con su familia,

que pueda estar en las cosas que él conoce.

Pues que tenga esa atención a través del equipo que le conoce:

su médico, su enfermera...

Pero también va a tener, en el fin de semana o día de fiesta,

un equipo que se va a hacer cargo,

porque toda la historia

y todo lo que a él le pasa tienen acceso a ello.

-Tanto a nivel particular, como cristiano o como Iglesia,

si tiene recursos y puede organizarlo en equipos de apoyo,

todo aquello que contribuya en el acompañamiento del paciente,

es decir, algo tan sencillo como sentarse al lado, conversar,

leerle...

Ese sentido de acompañamiento, como con la familia,

pues es de utilidad.

Dentro del día a día hospitalario,

se trabaja para sanar enfermedades y aliviar síntomas.

Ahora bien,

en la etapa última de la vida, se evitan acciones

que la Organización Médica Colegial desaprueba,

al ir de forma artificial y dolorosa contra el ciclo natural.

Cuando una persona está

en una situación de una pésima calidad de vida,

una persona con Alzheimer y una demencia,

una persona que está con una bronquitis crónica,

atada al oxígeno, con ingresos repetidos,

hay que evitar lo que se llama el ensañamiento terapéutico,

es decir, tomar medidas extraordinarias

que lo único que pretenden es alargar la agonía,

y que, al final,

lo que produce únicamente es retrasar el momento de la muerte,

produciendo un tiempo grande de sufrimiento.

En esa misma línea se engloba la sedación terminal.

Esta práctica busca reducir el dolor

mediante el adormecimiento del enfermo,

cuando hay síntomas graves

que no se consiguen controlar de otra manera,

pero puede acortar unas horas o días su vida.

Cuántos casos que yo he vivido:

paciente con cáncer de pulmón extendido,

con dolores tremendos,

y que se está asfixiando.

Se empieza a dar sustancias, derivados de la morfina,

y eso alivia la asfixia, alivia el dolor,

pero sabemos que va a favorecer que deje de respirar mucho antes

de lo que sería sin producirle esa sedación,

pero no vamos a prolongarle la vida

para que esté sufriendo durante un tiempo,

sino que se introduce la sedación y no es eutanasia,

porque no buscamos la muerte de la persona.

Por otra parte,

los cuidados paliativos pueden ayudar también

a personas en situaciones avanzadas de insuficiencia de órgano

y enfermedad neurológica.

Para el receptor de este servicio existen recursos residenciales

para cuando no se pueden realizar en casa.

-Es verdad que, a veces,

las situaciones familiares se desbordan

y es mejor en un lugar externo.

También se ofrece,

para que puedan hacer una continuidad de esos cuidados

en un entorno que sea favorable al paciente,

que la familia también pueda descansar,

porque, a veces, se colapsan con estas situaciones.

Pues intentar también que la familia descanse,

se recupere un poco y volver un poco a sus inicios.

-En cuanto a las familias,

el hecho de poderles quitar un poquito de carga

en lo que es su cuidado del familiar y poderles reemplazar,

proveerles de unas horas de descanso,

proveerles de un tiempo de esparcimiento,

tomar ese lugar que ellos hacen de forma habitual

para sustituirles,

son gestos que realmente son una ayuda significativa.

-Los cuidados paliativos son, realmente, la auténtica alternativa.

De hecho, países que tienen ya una ley de eutanasia

tienen peores cuidados paliativos que España

y esperemos que no empeore nuestra situación,

porque, cuando se abre una puerta, comenzamos una pendiente resbaladiza.

A la escasez de cuidados paliativos se une

la de las dotaciones en dependencia.

En 2018, según la Asociación Estatal de Directores y Gerentes

de Servicios Sociales,

casi cien mil dependientes grandes y severos figuraban en lista de espera

para su prestación.

-Creo que la sociedad están negando cosas básicas.

Recursos económicos, con personas discapacitadas,

con personas que están

en circunstancias económicas muy difíciles,

en las que, con enfermedades crónicas invalidantes,

en las que necesitan unos recursos especiales,

que cuestan dinero,

y que no se está llegando a ello.

De este modo,

un estudio actual de la Federación Nacional Aspain

afirma que todavía hacen falta mejoras

en las prestaciones económicas y socio sanitarias

para los lesionados medulares.

Una vez más,

el soporte familiar y social puede traer un alivio fundamental.

-Entonces, la actitud de la persona en muchos casos, cambia

y, ahí, todo lo que toda esa carga teórica,

digamos, de amor, de cuidado, de generosidad, de desprendimiento,

de abnegación...

Todo ese concepto del amor,

tal como se nos enseña en la palabra de Dios,

encuentra ahí un terreno donde desarrollarse,

ponerse en práctica

y, realmente, ser una aportación muy valiosa.

España se encuentra a un paso

de la puesta en práctica de la ley de eutanasia.

Así se convertirá en la sexta nación que la aplica,

después de Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Colombia.

Una vía abierta sin sus alternativas consolidadas.

Pues, por todo lo que hemos visto,

parece que sí hay alternativas a la eutanasia.

Pero, José Pablo, qué podemos hacer

cuando ya no tenemos más ganas de vivir.

La verdad es que creo

que no es fácil comprender a alguien que llega a ese pensamiento,

¿no te parece? Pues, pues sí.

La verdad es que esas situaciones tan extremas,

que, supongo que hay que estar ahí.

Por supuesto;

fíjate que en la Biblia tenemos el caso de una persona

que llega a maldecir el día que nació

cuando estaba sufriendo una enfermedad muy dolorosa.

Es el caso de Job.

En pocos días, sus hijos murieron de forma dramática.

Luego, quedó en la ruina y cayó enfermo,

con una enfermedad muy dolorosa.

En medio de ese dolor, encontramos que dice lo siguiente:

"Maldita sea aquella noche que me dejó nacer

y no me ahorró ver tanta miseria.

Por qué no habré muerto en el vientre de mi madre

o en el momento mismo de nacer".

El Libro de Job desarrolla el problema del dolor

desde una dimensión humana integral.

Plantea las preguntas que todos nos hacemos,

los pensamientos que atormentan nuestra mente,

las dudas, los temores que nos secan el alma

y nos quitan las ganas de vivir.

Pero también Job nos muestra un camino de esperanza

que abre nuestros ojos

a una realidad espiritual que genera vida.

Ese camino se encuentra en el diálogo con Dios.

¿Qué podemos hacer

cuando ya no tenemos más ganas de vivir?

Habla con Dios, derrama delante de él tu corazón.

Cuéntale tu dolor, tu angustia, tus miedos...

y aguarda en silencio y humildad su respuesta.

Ese es el camino que genera vida.

En la noche más oscura, síguelo.

Gracias por acompañarnos durante todo este espacio.

Nos tenemos ya que marchar, pero no sin antes

animarte a leer la Biblia, a escuchar la voz de Dios.

Y es gracias a la labor de las Iglesias Evangélicas

y la Sociedad Bíblica

que podemos regalarte este Nuevo Testamento.

Si todavía no lo tienes, llámanos ahora al teléfono91 743 44 00

y lo enviaremos totalmente gratis.

Y si formas parte del club de amigos,

en esta ocasión, vamos a sortear este libro

titulado Medicina de la persona,

del escritor y terapeuta Paul Tournier,

un libro que nos llega gracias a la editorial Andamio.

Muchas gracias por vuestra atención en este día.

Y no lo olvides, Tú vales mucho para Dios.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alternativas a la eutanasia I

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia I

11 abr 2021

La nueva ley que regula el suicidio asistido y la eutanasia en España permitirá terminar con su vida a las personas que cumplan las condiciones indicadas en la ley. Aunque para muchas personas este es un tema ya superado y aceptado mayoritariamente por la sociedad, el debate ético sigue vivo.

ver más sobre "Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia I" ver menos sobre "Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia I"
Programas completos (669)
Clips

Los últimos 670 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios