Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5856890
Para todos los públicos Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia II - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos y amigas de "Buenas noticias TV".

Muy bienvenidos.

Seguimos hoy tratando

las alternativas a la eutanasia.

Como vimos la semana pasada,

es un tema delicado y complejo,

pero ante el que tenemos que posicionarnos

porque es probable que tengamos que afrontarlo

en alguna ocasión

o dar consejo a alguien que se lo está planteando.

De modo que es importante aclarar nuestra posición.

Antes de ver el reportaje de hoy, queremos invitarte

a compartir tu opinión en redes sociales.

Entra en el Facebook o el Twitter

y cuéntanos qué ofrece Jesús

a un enfermo terminal.

Pues vamos a ver esta segunda parte del reportaje.

"El pasado jueves 18 de marzo

se aprobaba definitivamente la ley de la eutanasia.

Después de las enmiendas técnicas del Senado,

el Congreso sacaba adelante el texto legal

con el apoyo de menos del 60 por ciento de diputados.

En tres meses desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado,

se empezará a aplicar en España por primera vez."

La Alianza Evangélica viene realizando

jornadas de bioética desde los años 90,

realizando comunicados

y realizamos el año pasado

advirtiendo de los peligros

que podría tener una deriva en este sentido.

Y se ha aprovechado también una situación de pandemia

que no favorece un debate sosegado, sereno.

Es decir, que entendemos que tanto por el fondo como por la forma,

esta no ha sido una ley fruto de un amplio consenso.

"Podrán solicitarla quienes sufran enfermedades graves

e incurables con un pronóstico de vida limitado.

También aquellos con padecimientos crónicos

e imposibilitantes

sin capacidad para valerse por sí mismos.

El sufrimiento físico o síquico ha de ser intolerable.

Una comisión autonómica de garantía y evaluación

verificará su práctica."

¿Qué es un dolor insoportable?

¿Con qué se mide? ¿Dónde está el baremo?

¿Lo que es insoportable para mí es insoportable para otro?

Entonces, se abre ahí una caja de Pandora

que es difícil y, además,

la ley española tiene un problema añadido,

que es que el plazo se puede acortar hasta un mes.

¿En un mes puede alguien decidir que desea suicidarse?

O sea, ¿no sería conveniente que esperara más,

que se reflexionara mejor,

que tuviera un tiempo más largo?

La Biblia enseña, claramente,

diríamos, la no disponibilidad de nuestra propia vida.

Dios es el autor de la vida.

Él es el que da la vida, él es el que la quita.

Y por tanto, no es una herramienta,

no es un bien,

no es un objeto del que nosotros podemos disponer

como de cualquier otro objeto.

"Según el barómetro del CIS de enero,

el 72 por ciento de la población española

está a favor de regular la eutanasia.

Desde entidades protestantes como la Alianza Evangélica Española

se anima a proseguir el diálogo social

con la verdad bíblica como base."

Por otra parte, tenemos que tener el periódico

también en la otra mano y conocer qué piensa la sociedad.

De otra manera, estaremos hablando

un lenguaje diferente y será un cruce de monólogos,

no un diálogo.

En ese sentido, tenemos que leer,

tenemos que conocer cómo llegamos a este punto.

Debería hacerse siempre incorporando al diálogo

el rostro del que sufre.

Hay que incorporar la realidad concreta

del sufrimiento concreto

y radical de la persona que sufre y los que están alrededor.

Y yo creo que cuando el sufrimiento

toma rostro concreto,

nombre y apellidos,

entonces,

sí, aparece ese matiz y el diálogo es más prudente,

"En septiembre pasado, el Comité de Bioética de España,

adscrito al Ministerio de Sanidad,

rechazó por unanimidad que se convirtiese en un derecho.

Afirma que abrirá un camino de desvalor

de la protección de la vida humana.

Antes, en febrero de ese año,

se opuso la Organización Médica Colegial,

pero la proposición de ley siguió su curso."

Lo que creo es que esa empatía equivocada

conduce a un camino equivocado.

Y esa empatía, en cambio, de los que estamos cercanos,

es decir, no de los políticos, de los que hacen las leyes,

sino de los que somos médicos, enfermeras, sanitarios,

que estamos cerca de la realidad de las personas,

nos damos cuenta de que la persona

no quiere sufrir,

pero la persona, básicamente, quiere vivir.

"Estas dos entidades demandan la mejora de los cuidados paliativos

para el enfermo terminal

y de los recursos sociosanitarios para el crónico.

Mientras que la precariedad

podría condicionar su libertad de decisión,

esos servicios aportan una calidad de vida.

Que dentro de que la enfermedad

le está suponiendo una serie de lacras

y una serie de situaciones dolorosas,

conflictivas y ha cambiado todo su mundo

y donde se está viviendo,

queremos dar e intentar que viva el tiempo que vaya a vivir

de la mejor manera, en las mejores condiciones.

"España será la sexta nación del mundo

y la cuarta de Europa en aceptar la eutanasia.

Países Bajos y Bélgica aprobaron esa vía en 2002.

Con los años,

el número de supuestos legales ha ido creciendo en ambos,

entre ellos que pueda pedirla un menor de edad."

Lo que vemos es que,

desde luego, hay un incremento de peticiones de eutanasia.

Y además,

lo llamativo es que esta petición de eutanasia

no se corresponden con los casos que vemos normalmente expuestos

como motivo para aplicar la ley,

que son casos extremos y que para mí son excepciones.

Sería absurdo negar

en qué caso uno, realmente, unas situaciones terribles,

pero para eso no hace falta una ley,

haría falta un consejo,

un organismo que estudiara esos casos excepcionales

y viera hasta qué punto es adecuado esa persona

que realmente no quiere vivir.

Pero ya digo, es la excepción, no la regla.

Entonces, una ley es una regla para para toda la sociedad.

"Con al menos 15 días de separación, siempre que sea posible,

el paciente tendrá que solicitar dos veces su fallecimiento.

Entre medias se le explicarán las alternativas, pero hoy,

según la Sociedad Española de Cuidados Paliativos,

solo los reciben el 40 por ciento de quienes los necesitan.

Esta atención ayuda al enfermo y a su familia

incluso en el duelo."

Realmente, tú te metes en su lugar y,

aunque al principio las personas están como muy reticentes

y hay mucho dolor porque pasan en esas fases

de no querer afrontar la enfermedad,

de estar muy enfadados con Dios y con todo lo que les está pasando,

pero luego hay otra fase en la que, realmente,

ya se rinden un poco, se abren y hay un cambio.

Entonces, en todas estas fases

vas trabajando un poquito y te vas acercando a ellos

y vamos viendo mucho agradecimiento.

"También recibirán la eutanasia los que, perdidas sus facultades,

hayan dejado constancia antes en un documento legal.

En estas dos décadas en el mundo, aunque de forma minoritaria,

se han producido casos

en que se administró a pacientes que no la pidieron."

El Estado no me permite hacer cosas

que pueden ser fruto de abusos

y que pueden dañar la dignidad del ser humano.

Ocurre en otros ámbitos.

Y recordaba las palabras

de un médico experto en cuidados paliativos

que recordaba esto,

Idependientemente de nuestra opinión sobre el tema,

Debemos reconocer algo: existe un riesgo de abusos.

"En marzo del 2020, se declara la pandemia en España.

El drama social y sanitario provocado por el coronavirus

ha llevado a una reflexión en el ámbito evangélico.

Desde algunos círculos

se llama a recuperar una teología del dolor,

útil al abordar la eutanasia."

Hemos desarrollado una teología,

lo que enseña la Biblia acerca del poder de Dios,

de la misericordia de Dios, de cómo Dios nos ayuda.

Pero de pronto nos hemos dado de bruces

con una realidad terrible, y es que sufrimos.

No debería sorprendernos,

formaba parte de la condición humana

y los cristianos sufren exactamente igual que los demás.

Y esto que parece una obviedad, sin embargo,

en algunos casos parece

que está siendo un descubrimiento desolador.

Este tipo de cuestiones nos enfrenta también

a la necesidad no sólo de un diálogo que sea constructivo,

sino incluso una reflexión propia también:

¿Dónde está Dios cuando sufrimos?

¿Se ha ido, nos ha abandonado, nos ha castigado?

Son de estas respuestas a veces tan banales que se dan.

Y profundizar en esa realidad del dios crucificado,

el testimonio de los personajes de la Biblia,

los profetas que sufrieron,

los hombres y mujeres héroes de la fe

que sufrieron tremendamente.

"En 2018, según la Asociación Estatal

de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales,

casi 100 mil dependientes grandes y severos

figuraban en lista de espera para obtener su prestación.

Por otra parte,

la nueva ley intentará evitar presiones externas al paciente."

Lo que sí es frecuente es que en esta cultura del suicidio

produce que haya una presión,

a veces ni siquiera consciente,

a veces bien intencionada,

en la que la persona que sufre

se le deja caer o, de alguna forma,

se le induce a decir:

"¿No sería mejor que dejara de sufrir?

¿No es tiempo de que deje de tener esta carga?".

Incluso que la persona se sienta una carga para para la familia.

Hay pacientes, personas que se han quejado

de esta presión que ellos sienten.

Recuerdo de casos que se han publicado

en la prensa de Canadá y de Holanda.

Porque dice: "Me siento presionado a que muera,

y que si no recurro al suicidio asistido,

estoy haciendo algo que no es correcto".

Y creo que eso también es una presión

que hay que hay que evitar y la ley, desde luego, no lo evita.

"El informe de la acción social

de las ONG e iglesias protestantes en España en 2018

refleja que estas aliviaron las necesidades

de casi 1.500.000 de personas en el país.

Así, plasman un compromiso práctico

por el bienestar del individuo y de su entorno."

No olvidemos que hay muchos cristianos

aliviando el sufrimiento de muchas personas

y sin publicidad.

Eso es lo que debemos esperar

y es donde debemos estar involucrados.

Estar a favor de la vida es estar con las personas que sufren,

es estar con los ancianos,

un colectivo que se ha demostrado con la pandemia,

que necesita nuestro apoyo y necesita nuestra presencia.

Eso es una manera de fomentar constructivamente.

"La vida es mía y hago lo que quiero con ella.

Y si me va bien o mal, es asunto mío", jamás es cierto.

Porque mi vida está entrelazada con la vida de otros muchos.

Y el modo en que yo disponga de mi vida

afecta terriblemente a otros muchos.

En caso de que efectivamente yo opte por privarme de la vida,

me la privo yo.

Pero estoy privando a otros

de relaciones absolutamente estrechas.

"Entre las implicaciones del texto

destaca que estos fallecimientos tengan consideración legal

de muerte natural,

pero frente a la eutanasia seguirá existiendo una alternativa.

El avance hacia una sociedad del cuidado

que se haga cargo de la vulnerabilidad humana."

Como hemos visto hoy,

la Ley de la eutanasia genera un grave conflicto ético.

José Pablo, ¿enseñó Jesús algo

acerca de este tema, de la eutanasia?

Jesucristo enseñó mucho,

mucho acerca del valor de la vida

y reafirmó el mandamiento de "No matarás".

De modo que para Jesús nadie tiene derecho

de quitar la vida a otra persona.

Pero, sobre todo,

a Jesús le preocupó la vida eterna y la muerte eterna.

Él dijo, y es un versículo

del que podemos encontrar muchos parecidos,

"Os aseguro que quien presta atención a mis palabras

y cree en el que me envió,

tiene vida eterna y no será condenado,

pues ha pasado de muerte a la vida".

Es importante en este debate alzar los ojos

un poco más allá del presente,

para pensar por un momento en el destino eterno.

De hecho,

la dimensión de la eternidad

debe ser también un factor a considerar

en nuestro debate sobre la eutanasia.

Ese destino eterno no es fruto del azar y la casualidad,

es fruto de nuestras decisiones.

Cada uno de nosotros elige la vida o la muerte eterna.

Jesús fue claro y radical en este sentido.

Cuando decimos creer en Él, elegimos la vida eterna.

Cuando le rechazamos o lo ignoramos, elegimos la muerte eterna.

Puede que no te importe mucho este destino final hoy,

pero llegará el día en que sí te importará.

Acuérdate entonces de que ese destino lo eliges tú.

Y llegado el momento,

espero que tomes la decisión acertada.

Amigos, tenemos que marcharnos.

Y como en otras ocasiones,

queremos animaros a leer la Biblia.

Gracias a las iglesias evangélicas de España

y la generosidad de la Sociedad Bíblica,

podemos ofrecerte gratis este Nuevo Testamento.

Así que si todavía no lo tienes,

llámanos al teléfono

91 743 44 00

y, como digo, te lo enviaremos gratis.

Y si formas parte de nuestro club de amigos,

en esta ocasión, vamos a sortear este libro titulado "Absuelto",

un libro de James Buchanan

que nos llega gracias a la editorial Peregrino.

Muchas gracias por tu atención en este día

y no lo olvides, que tú vales mucho para Dios.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Alternativas a la eutanasia II

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia II

18 abr 2021

Seguimos hoy tratando las alternativas a la eutanasia. Como vimos la semana pasada en un tema delicado y complejo.

ver más sobre "Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia II" ver menos sobre "Buenas Noticias TV - Alternativas a la eutanasia II"
Programas completos (669)
Clips

Los últimos 670 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios