Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

Presentado por: Beni Moreno Dirigido por: José Pablo Sánchez

Nuestra programación pretende compartir el mensaje de las Buenas Noticias que Jesucristo anunció de forma actual y relevante, utilizando correctamente el lenguaje audiovisual, a través de las vidas de cristianos que experimentan la presencia y el poder de Dios. Gente corriente que están llevando la luz del Evangelio, transformando su entorno y creando un mundo mejor.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5666481
Para todos los públicos Buenas noticias TV - Reino de Dios en los negocios - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos y amigas de Buenas Noticias TV,

muy bienvenidos.

Llevar los valores del Reino de Dios

al mundo empresarial

es uno de los grandes desafíos para la Iglesia en este siglo XXI.

En una sociedad cada vez más secularizada,

los creyentes necesitamos renovar nuestro enfoque

y nuestra responsabilidad

para llevar sal y luz en los negocios.

Y para hablar de este tema,

José Pablo Sánchez, director del programa,

va a entrevistar a Vannessa Hernández Perger,

que es consultora, coach ejecutivo

y fundadora de la empresa Liontary,

pero antes, queremos invitarte

a compartir tu opinión en nuestras redes sociales.

Así que entra en nuestro Facebook o Twitter

y cuéntanos, ¿qué empresa conoces

que demuestre los valores de la Biblia?

Hola, Vannessa. Bienvenida. Hola, Beni. Gracias.

Hola, José Pablo. ¿Qué tal? Muy bien.

Contento de poder estar aquí con vosotras.

Pues sí, Vannessa, bienvenida,

y tú la verdad es que llevas aquí muchos años,

pero naciste en Caracas

y no sé si echas de menos algo de tu bella tierra.

Por supuesto que sí. A mi padre que está ahí todavía,

al resto de la familia y las playas que son impresionantes.

Pues Vannessa, muchas gracias por acompañarnos hoy.

Gracias por aceptar nuestra invitación.

Si te parece, nos sentamos y seguimos hablando.

Sí, muchas gracias a vosotros.

El mundo de los negocios es popularmente conocido

como un lugar lleno de avaricia, agresividad, codicia,

explotación y evasión de impuestos.

Pero esa imagen no representa la realidad

de un mundo empresarial alternativo

que está trabajando desde la ética y la responsabilidad social.

Muchas empresas luchan por generar un impacto positivo en la sociedad

y buscan productos que respeten el medioambiente

y dignifiquen al ser humano.

Como cristianos, en el mundo de los negocios

tenemos el privilegio de encarnar los valores del reino de Dios

y redimir una dimensión de la sociedad

clave para el bien común,

aunque hemos de reconocer que, muchas veces,

hemos ignorado esta responsabilidad.

Vannessa, vamos a hablar acerca del reino de Dios y los negocios,

y es posible que haya alguna persona

que esté pensando:

"Esto del reino de Dios suena a religioso".

Convendría aclarar en qué consiste este concepto del reino de Dios.

La palabra "reino" aparece en los Evangelios más de 120 veces.

Y Jesús lo decía, ¿no?

"El reino se ha acercado a vosotros".

Yo creo que él mismo confrontó,

revolucionó, la ley judía

y pedía cosas

que son prácticamente imposible de hacer

si no es con la ayuda del espíritu, ¿no?

Como, por ejemplo, amar a los enemigos.

O él decía cosas como que ya el odiar

o el enojarse con una persona se equiparaba a matarle.

Así que él trae, él eleva el listón de una manera increíble.

Y lo que yo entiendo es que el reino de Dios,

a través de la empresa, se refiere a todo este sistema de valores,

de principios, de ética relacionada con la manera en la que somos,

nos relacionamos en el trabajo

y la forma en la que hacemos nuestro trabajo como tal.

(ASIENTE)

Y ¿cuál sería el proceso para implementar

una cultura empresarial que respete

y que implemente estos valores de los que estamos hablando?

¿Por dónde se empieza?

La cultura empieza en el liderazgo, entonces,

cuando se crea una empresa,

la parte estratégica

tiene que ver con desarrollar una misión,

la razón principal por la que existimos, la visión,

el impacto que queremos tener en el mundo, los valores,

la forma en la que nos queremos relacionar

con la gente que nos rodea.

Y esta cultura debe ser promovida desde el liderazgo

y debe contener una serie de estructuras que ayuden

al resto de la organización a entender su relevancia

y cuáles son las evidencias

o las formas concretas para practicarla,

para llevarla a cabo. (ASIENTE)

¿Y tú crees que es rentable aplicar

estos valores al mundo de la empresa?

Porque no me negarás que habrá personas

que hagan cuentas y digan:

"Bueno, a lo mejor no me sale a cuenta,

no me interesa desarrollar un liderazgo empresarial

siguiendo estos criterios". ¿Qué piensas?

Yo creo que tenemos ejemplos

de tanto que es rentable, como que no.

Yo te puedo dar el ejemplo de una persona no creyente,

un comercial que decidió no mentir a esos clientes,

sino ser honesto y decirles: "Mira lo que me estás pidiendo,

realmente, no te lo puedo dar.

Mi competencia sí, e incluso a nivel de condiciones,

el precio es mejor con ellos que con nosotros".

Y esto es para plantearse, ¿no? En ese momento,

parece él que ha perdido una venta,

pero lo que ha hecho es sembrar en una relación a largo plazo,

porque este cliente, finalmente,

lo que él contaba era que trajo a su cuñado,

a su suegro, al amigo... Así que es rentable

cuando pensamos a largo plazo

y viendo el mundo en el que vivimos,

como parece que hay tanta confusión a nivel de valores, ¿no?

Donde las personas se sienten tan engañadas,

pues, realmente, tener una estructura de credibilidad

y sembrar confianza es algo que las personas agradecen.

Claro, claro.

Y a largo plazo, como dices, sí que es algo que merece la pena.

Totalmente. Ahora, la otra cara de la moneda

es que también conozco a mucha gente que ha perdido sus trabajos

o su trabajo por haber decidido no mentir

o por haber decidido no robar.

Y eso es una realidad, ¿no? Es un...

Son unos valores contracultura.

Y, efectivamente, a veces, pagamos un precio alto por ello.

Pero bueno, ahí yo creo que también está

el que cada quien se plantee cuál es su significado de éxito.

Y yo creo que como creyentes,

el significado de éxito es saber

que estamos haciendo la voluntad de Dios

y que estamos trayendo estos valores allí donde vamos.

Pues Vannessa, por las redes sociales

nos ha llegado una pregunta

que ahora Beni te va a trasladar, ¿vale?

Muy bien. Pues así es, nuestra amiga Saray

pregunta lo siguiente a Vannessa.

Pregunta: "En el ámbito empresarial,

la ambición por crecer económicamente en el sector,

¿cabe en la vida de un cristiano empresario?

Pues ¿qué te parece, Vannessa?

Yo creo que es perfectamente lícito, ¿no?

De hecho, la empresa es para ganar dinero

y para ser una solución a una necesidad existente.

Ahora, el problema viene cuando realmente

lo que nos motiva es la avaricia.

Y ahí es cuando vienen los problemas

y cuando, seguramente, se tomen decisiones equivocadas

y se rompen leyes, se rompen reglas,

normas que no representan un bien para todos.

Como sabes, estamos en una pandemia

y la pandemia está realmente generando

una crisis empresarial tremenda, ¿no?

Y de hecho, hay algunas personas que se preguntan:

"Bueno, ¿es tiempo de emprender

o es tiempo de recoger y quedarse en casa

hasta que todo esto acabe?". ¿Cuál sería tu consejo?

Bueno, a mi manera de verlo, yo creo que sí,

es tiempo de emprender y con un asterisco, ¿no?

Con sabiduría y sabiendo hacer bien las cosas.

Yo misma emprendí hace muchos años

en un momento de una forma muy impulsiva

y tuve que pagar consecuencias dolorosas.

Así que este es el momento de ser cautos,

de poner las cosas también delante de Dios, ¿no?

Yo misma estoy emprendiendo en este momento

y yo lo primero que he hecho es poner esto delante de Dios.

Creo que quizás no todos estamos llamados a emprender,

pero yo sí creo que Dios va a mostrarnos,

como creyentes, estrategias concretas

y nos va a dar una creatividad específica

para ser la solución al problema de alguien

y para poner al servicio de otros nuestros dones,

nuestros conocimientos.

Y luego, detrás de ello, también hay una...

Hay una sistemática, el investigar el mercado,

el conocer la opinión del cliente,

el probar nuestro producto antes de salir al mercado

y de esta forma, proteger nuestras finanzas,

minimizar los riesgos. Hay toda una serie de estrategias

que se pueden aplicar a la hora de emprender,

que nos ayudan a hacerlo de una forma sabia.

Que ahí es donde entra tu labor de consultora,

para que sepan los pasos a dar. Eso es.

Bueno, como sabes,

también hay personas, empresarios, que lo han perdido todo

y que ahora mismo están precisamente muy desanimados.

¿Qué palabra tendrías para ellos?

Mira, yo también lo viví

porque apenas empezó la pandemia,

yo vi cómo se cayó toda mi agenda del año.

Y es un momento doloroso,

es un momento de duelo, difícil, y hay que cuidarse.

Yo creo que es el momento perfecto

para dejarse abrazar por la gracia de Dios.

Es el momento perfecto para descubrir a Dios

de formas que no lo hemos descubierto antes

y de esta forma, pues yo creo que él nos va hablando

y él nos va levantando y nos va dando la perspectiva

que necesitamos para saber cuál es el siguiente paso.

En cualquiera de los casos,

yo no creo que es un momento para quedarse en el desierto, ¿no?

Yo creo que hay que saber cuándo empezar a dar pasos de fe.

Recordar que creemos en el mismo Dios

que proveyó maná en el desierto al pueblo de Israel

y aferrarnos a sus promesas y empezar a dar pasos.

O bien formarse, o bien entender

cómo está cambiando el mercado laboral hoy,

cuál es el tipo de profesiones, de necesidades,

que realmente son prioritarias en un momento como este,

cuando la pandemia nos está cambiando,

en el fondo y en la forma, ¿no?

Y entender cuáles son los negocios rentables.

Aprender sobre la digitalización es muy importante también.

Tú has sido consultora,

has trabajado con grandes empresas en España

e internacionales también,

y por lo tanto, tienes una larga experiencia.

¿Cuáles son los indicadores que tú valoras

de que realmente el reino de Dios ya está llegando,

se está implementando en una empresa?

Tengo la bendición de haberlo vivido en numerosas oportunidades

con gente con la que estuve trabajando

y puedo hacer referencia al ejemplo anterior, ¿no?

De personas que empiezan a vender de una forma transparente y honesta,

y también haber visto como líderes de equipo,

altos directivos, piden perdón a sus equipos

por no haberlos tomado en cuenta en decisiones importantes

o por haberles presionado demasiado

cuando, realmente, se sabe que lo que funciona

es el trabajo colaborativo

y que la gente, cuando se sienta escuchada,

y cuando se siente vista,

pues, realmente, florece

y da mucho más a la empresa y al negocio.

Así que para mí un indicativo es tener claro

cuáles son estos valores del reino e intencionalmente implementarlos.

Y esto se va a reflejar en las relaciones,

se va a reflejar en la manera en la que trabajamos,

en las decisiones que tomamos...

También podría decir que un indicativo

es el fruto del Espíritu, ¿no?

Cuando las relaciones están gobernadas por la paciencia,

por la paz.

Cuando yo estoy poniendo antes a la persona al ganar dinero, ¿no?

A enriquecerme como sea,

eso es para mí un indicativo o un indicador

de que el reino ya está viniendo y que ya está aquí.

(ASIENTE)

Estamos hablando mucho de la empresa y poco de la Iglesia,

pero entiendo que tú también tienes capacidad de poder orientar

dentro de lo que son la dinámica de funcionamiento,

vamos a decir, administrativo, también de las Iglesias,

porque, al final, en la Iglesia

hay personas, hay actividades, hay liderazgo...

Y podía ser que diéramos por sentado

que ya que conocemos la Biblia, conocemos a Dios,

pues todo eso va a nacer de una forma natural.

¿Es así o tienes algún consejo al respecto?

Yo creo que más que asumir que va a ocurrir de forma natural,

que tenemos que hacer, que traer estas estructuras

en las que la Iglesia predica lo que...

Mejor dicho, vive lo que predica, ¿no?

Es como, no solamente tenemos que hablar de ello,

sino que se tiene que ver en cómo estamos organizados,

en cómo tratamos a las personas que están encargadas,

responsables de distintas áreas y, por supuesto,

de cómo nos proyectamos al exterior.

Y esto tiene que ser un trabajo intencional,

que se acuerde, que se comunique

y que no solamente implica al liderazgo,

porque creo que todos, como creyentes,

tenemos una responsabilidad personal

de, bueno, de a través de nuestra relación con Dios

y de entender la Palabra, aplicar la Palabra en nuestra vida,

ser reflejos de lo que Jesús enseñó y vivirlo con nuestras vidas.

No solamente hablar de ello,

sino vivirlo en todas las áreas de nuestra vida.

Bueno, fenomenal. Espero que seamos capaces

de, también, no solamente hablar

de lo que son esos valores del reino de Dios,

vivirlos, y no solo a nivel personal,

sino también, a nivel de comunidad.

Pues muchas gracias, Vannessa, por acompañarnos hoy.

Que Dios te bendiga. Gracias a vosotros, encantada.

Pues nos tenemos que marchar ya,

pero antes, queremos animarte a leer la Biblia.

Y gracias a la labor de las iglesias evangélicas

y a la generosidad de la sociedad bíblica,

es que podemos regalarte este Nuevo Testamento

si todavía no lo tienes.

Llámanos al teléfono:

Y como digo, te lo haremos llegar gratis.

Y si formas parte del club de amigos,

en esta ocasión, vamos a sortear este libro titulado

"El liderazgo de la Iglesia",

un libro escrito por Mark Dever

que nos llega gracias a la generosidad

de la editorial Peregrino.

Muchas gracias por vuestra atención y no lo olvides,

Buenas noticias TV - Reino de Dios en los negocios

20 sep 2020

Programas completos (653)
Clips

Los últimos 654 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios