www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5720207
Banana Split - Programa 6: Atracón de festivales - ver ahora
Transcripción completa

Íbamos a hacer un especial sobre el festival de Eurovisión,

pero pasó lo que pasó,

así que decidimos transformarlo en un especial sobre festivales.

Ay, eso que echamos tanto de menos.

Aquí se hacía un festival, y mira, abandonado.

Una pena.

(Música melancólica)

¿Cuándo podré ver a Rosalía y a Bad Bunny

y a los Chemical Brothers?

Nunca han tocado en un festival en España.

(Música melancólica)

Bueno, ahí os dejo. Y ahora, que trabajen otros.

Mikel. ¿Qué?

Ya hemos acabado.

(Sintonía de "Banana Split")

Hace mucho calor, hay bichos.

Vivan los festivales urbanos.

Qué rico.

(RÍE)

Me ponía así con el culo. "A ver si me das".

Que tengo que emplatar ahora.

Es verdad.

Te veo con él, Mikel. (RÍE)

Venga. Dale.

Tú has sido muy de comida guarrindonga.

Sí, yo he sido de todo.

¿Podemos probar? Por favor.

(RÍE) "Cómeme el dónut".

Existen festivales para todos los gustos,

pero si hay uno legendario en la historia del pop, es Eurovisión.

Para empezar fuerte este atracón,

he quedado con una de sus estrellas.

Netta es la chica israelí que ganó Eurovisión en 2018

con una canción que era entre feminista y gallinácea.

Voy a preguntarle por su música,

por el festival y por sus gustos gastronómicos.

Sí, sí, gracias por presionar.

Netta es más que una ganadora de Eurovisión,

con su pop sintético y colorido cargado de autosuperación milenial,

se ha convertido en estrella de redes e icono antibullying.

Netta, en este programa estamos construyendo una lista de canciones

y queremos que nos digas cuáles son tus favoritas.

(HABLA EN INGLÉS)

(TARAREA)

O sea, que podemos incluirla en la lista.

(HABLA EN INGLÉS)

Apareces cubierta de dónuts en una bañera en tu último vídeo,

¿tienes alguna relación con este dulce, es uno de tus favoritos...?

(HABLA EN INGLÉS)

Vamos a hacer una terapia diferente,

que es, construir unos dónuts.

El primero que quiero que hagas es el Metta Dónut.

(HABLA EN INGLÉS)

Qué rico.

(RÍE)

(HABLA EN INGLÉS)

(Aplauden)

(GRITA)

Es como de princesa. Sí.

¿No? (RÍE)

"Cómeme el dónut".

(Canción "Cómeme el dónut")

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLAN EN INGLÉS)

Chocolate.

Uy.

Una servilleta.

Con tanto azúcar,

tengo un buen subidón para continuar mi recorrido festivalero.

Hasta me veo capaz de juntarme con unos auténticos profesionales

en la materia.

Sidonie son unos todoterrenos de los festivales,

pero lo que no sabe mucha gente es que son unos sibaritas.

(INAUDIBLE)

Hola. Hola.

¿Qué tal? Bien.

Cuánto tiempo. ¿Verdad?

No tenemos nada, no somos de aquí.

Espera, espera.

(RÍEN)

¡Fuera!

Sidonie ha cumplido el sueño del rock:

ganaron un concurso de maquetas, firmaron su primer contrato

y pronto hicieron giras.

En dos décadas y con diez discos,

se han convertido en plato fuerte de grandes festivales.

Estamos en el Quimet & Quimet,

que es uno de los bares favoritos de Barcelona de Sidonie.

Y nada, ¿qué vais a pedir?

Pues, mira, lo que no hay que dejar de pedir nunca

es el salmón con yogur, por ejemplo.

Me apetece mucho. Os encantará.

Vale. Yo también pediría...

los nísperos con anchoas. Fantásticos.

Y yo creo que en el terreno de las conservas

vamos a probar las navajas.

Y otro clásico que por primera vez probé aquí

es el montadito con bacalao. Muy bien.

Esto no se nota que estaba preparado,

que se había mirado la carta antes, ¿verdad?

No hemos mirado la carta. ¿No?

Es un sitio de latas, pero con mucho nivel, bastante fino...

Supongo que en vuestros principios

tirabais más de lata baratita, ¿no?

Bueno, éramos de los que paraban en áreas de servicio.

En Bilbao dormíamos en la furgoneta.

Nos hacía tanta ilusión salir de Barcelona para ir a tocar

y llevar nuestros sueños y emociones a Bilbao o a otros sitios,

que nos daba igual dormir en una furgoneta.

Bueno, no llegábamos a dormir, porque...

concierto, conocías a gente, tal fiesta...

Veinte años, claro.

No nos daba ni para una pensión.

Tengo que decir que lo recordamos con mucho cariño.

Habla por ti.

(RÍEN)

Este programa se llama "Atracón de festivales".

¿Qué canciones se os ocurren que puedan encajar

en la lista que estamos haciendo?

Uno de los primeros festivales o el primer festival de rock

fue el de Monterey,

en California, en el 67.

Allí tocaron los Jeffersson Aeroplane,

Grateful Dead, The Birds...

Pero hubo una actuación impresionante,

la de Otis Redding.

"Shake" podría estar. "Shake" es un temón de festival.

(Otis Redding, "Shake")

¿Alguna más para festivales?

Disco 2000, de Pulp.

Esta canción y el grupo hablan muy bien de la importancia

de los festivales en la vida de cualquier artista o grupo.

Glastonbury, no recuerdo en qué año,

tenía el cartel cerrado, se cayó como cabeza de cartel de golpe,

un grupo de Sheffield, Pulp, que llevaba años picando piedra

entran a formar parte de Glastonbury,

y lo ven como un sueño hecho realidad.

Y ese momento en el que este grupo se puede encarar

y puede tocar delante de tanta gente,

hace que su historia cambie

y se convierta en el grupo que ya conocemos.

¿Hay algún momento en vuestra carrera festivalera

que dijerais: esto es un antes, un después?

Fue... Sonorama 2015,

cuando hicimos la canción "Estáis aquí".

Y algo pasó con esa canción, con ese público y con ese grupo que...

Veníamos de una época un poco...

oscura y que hicimos discos un poco raros...

Y esa canción fue como ¡guau!

(Sidonie, "Estáis aquí")

También podemos hablar del festival de Benicasim del año 2000.

Veníamos tocando en salas pequeñas de 200, 500 personas,

Y 2000 personas allí fue una locura, una salvajada de concierto.

Nos regalaron unos calzoncillos con el diseño del primer disco.

Llevábamos un calzoncillo con una libélula, que es nuestro símbolo,

y decidimos estrenar esos calzoncillos en ese concierto.

Nos quitamos los pantalones y salimos con los calzoncillos,

y aún se recuerda.

Ellos creo que los tienen aún.

No se va a recordar ver a esos tirillas

con esos cuerpecillos.

No es para enseñar cuerpo, pero lo hicimos igualmente.

Cuando repartieron culo y piernas, no estaba, llegué tarde.

Es verdad que sois los tres como muy de pierna finita.

Bueno, es el rock.

No, es el pop. Es la psicodelia, perdón.

Ah. La psicodelia. No...

La pierna fina es de psicodelia. Sí, porque no daba para comer.

Ah, vale, vale. (RÍEN)

¿Hay algún festival en el que no hayáis tocado?

El BBK.

El BBK es otro...

Tú tienes contacto ahí. -Es un festival que nos alucina.

¿De dónde es este festival? De Bilbao.

No os preocupéis, que ahora mismo llamo a la organización

y estáis en cartel para el año que viene.

No me lo has preguntando, pero donde no volvería a tocar nunca,

es en un festival donde nos tiraron una bandera en llamas

y tiraron una guitarra española. -En Galicia.

En Galicia. -En Galicia.

Que no significa... Él es gallego. -Galicia es maravillosa.

Éramos lo pero según ellos.

Empezaron a tirar bolitas de arroz con un boli Bic.

Había un tío con un boli...

-Y yo: "¿Qué está pasando, quién es este?".

Yo me ponía así con el culo, en plan:

a ver si me das, porque me sabe mal que hayas venido.

Pero eso empeoró las cosas, ya sabes.

Eso lo empeoró.

Ahí tienes la guitarra ardiendo... -La guitarra.

Hombre, lo de poner el culo es un gesto feo.

(RÍE) No dio ni una, ni una dio.

Hablar un poquito de lo último que habéis hecho,

que es El regreso de Abba, si no me equivoco.

Habladme un poquito de este... Espera un momento.

¿Qué? ¿Puedo salir de cámara un momento?

A ver...

-Mira, mira, si es que... Hombre.

Este chaval piensa en todo. Dentro libro.

¡Ole! ¡Fíjate!

¡Qué sorpresa!

Este es "El regreso de Abba", que es mi primera novela.

Ah, Ros... Claro.

Entonces, el próximo disco de Sidonie

está basado en esta novela. Oye, una sorprendente

y cautivadora novela generacional. Aquí se ha venido un poco arriba.

¿Qué pasa si Marc triunfa como escritor

y un día se harta de la música y os deja tirados?

(HABLAN A LA VEZ) -En el libro hay algo muy polémico.

En el libro se dice una frase como que mi vida es la música.

Ah... Puede ser

que me guste mucho escribir, pero mi vida, nuestra vida,

es la música. Sin música, nosotros no podemos vivir.

Estoy sujetando el libro para hacerte promoción.

Ya está. Venga. Bueno...

-Una pena, porque teníamos una sintonía para vosotros.

# "Banana Split", eh, eh, eh, eh.

# "Banana Split", eh, eh, eh, eh.

# Ha llegado para quedarse. #

(Grillo)

Ya sé que es un poco... (RÍEN)

Es inquietante la... -Estoy de camino a la tienda

a comprármelo ya. -Es inquietante la rima.

# "Banana Split", eh, eh, eh, eh.

# "Banana Split", eh, eh, eh, eh.

# Ha llegado para quedarse. #

Con este "hit" ya me veo en el FIB, eso sí, en la carpa pequeña

a las 15:00.

Hasta entonces, sigo en modo gurú gastronómico

con un chef y presentador de la casa.

He quedado con uno de los chefs más festivaleros de España.

Un auténtico cabeza de cartel de la gastronomía.

Tarará.

Bueno, Peña, tú eres un chef festivalero...

Mucho. ...por excelencia.

Me encantan los festivales. Y quiero antes que nada

que me recomiendes una canción para la lista de canciones

que estoy construyendo.

Una de las canciones que más me hace bailar, votar y...

y divertirme en los festivales es de un grupo que me tiene loco,

que es Fuel Fandango. Con "Salvaje" soy capaz de eso,

de ser un salvaje.

De música internacional nos iremos un poco a The Kin,

que me gustan también bastante. ¿Alguna canción en concreto?

Es que lo mío y el inglés es lo malo.

No me pongas en esta tesitura.

Te voy a decir otro grupo que tengo muchas ganas de ver

y no ha venido a ningún festival: The Black Keys.

"Lonely Boy". Que todo el mundo la conoce.

Me parece uno de esos grupos superauténticos

con un rock muy auténtico, muy americano.

(The Black Keys, "Lonely Boy")

Bueno, en los festivales, yo creo que en general

hemos ido a mejor en términos gastronómicos.

Estarás de acuerdo conmigo, de cómo se comía en los festivales

hace diez años a ahora, la cosa ha mejorado bastante.

Bastante, bastante.

Pero ¿tú eres de los que busca ahí

la exquisitez o te comes la primera pizza

y el primer kebab que pillas? Tengo que decir que,

a pesar de dedicarme a esto, luego en los festivales

tampoco miro mucho. La música es lo fundamental.

Tú tienes una palabra talismán que es sofrito.

Correcto. Creo que si hay algo que caracteriza

a la cocina española, es el inicio de todo

con un sofrito. Ese ajo, cebolla, tomate,

aceite de oliva...

Creo que es una identidad que no debemos de perder.

Es el pilar de todo, ¿no?

Sí. Es que mi abuela empezaba todo con sofrito, cualquier cosita,

y siempre sabía bueno, y era como...

De hecho, me lo he tatuado. Aquí lo tengo.

Ah, ostras. El sofrito con el ajo, la cebolla,

el tomate y el aceite de oliva. Pelar, picar, pochar.

En tu restaurante, Sibaritas Klub, también relacionas mucho la comida

con la música, ¿no? Lo que tenemos en Sibaritas

es que estamos en una misma planta. Teníamos que aprovechar eso.

Y hemos decidido dar un cambio, un giro,

que va a ser todo espectáculo. Vamos a darle mucha importancia

a las vistas, no solo las que ves desde el restaurante,

sino a lo que te vamos a emplatar. Y la música nos va a ayudar

a que la gente esté expectante.

Lo que nos vas a montar es un pequeño show también.

Esto que tienes aquí son mis apuntes.

"La mujer de verde", es el título de una canción.

Izal, uno de esos grupos festivaleros

por excelencia, y esta canción, que es un poco un himno ya

de muchos festivales y de alguna que otra borrachera.

No vamos a decir lo que... Vale. No, no.

Yo, ahora mismo, bajaría todas las luces

del restaurante, solo dejaría la luz de la mesa,

y con la música a todo volumen de Izal, "La mujer de verde",

empezaría a emplatarte.

Normalmente, lo hacemos en una mesa grande.

La gente no se conoce y se conoce en esa cena.

Como siempre, y más siendo de Valladolid,

la gente empieza como muy educada. Seca, ¿no?

Exacto. Pero como también lo maridamos,

se dan el número de teléfono.

Digo yo seca la gente de Valladolid como si los vascos fuéramos...

¿sabes? La humedad personalizada. Todos los ingredientes son verdes.

Y el ingrediente fundamental, en este caso,

una de las mujeres que más me gusta es la merluza,

que creo que es una de las reinas del mar.

Y va todo en consonancia con el plato.

Muy bien. Pues voy para allá.

Pero esto lo has escrito al revés.

Mikel, que tengo que emplatar.

Bueno, sí, es verdad. Perdón. Que me lo pones aquí directamente.

Claro.

¿Y esto qué es? Una peineta.

(Izal, "La mujer de verde")

Y ahora, llegas, partes y te pones a comer como un señor.

¿Ya? ¿Me lo como ya?

Si quieres hacerle una foto, le puedes hacer una, Mikel.

Es que ha quedado muy bonito. Sí. Voy a hacer de influencer.

Le está haciendo una foto a mi plato.

¿Está buena la merluza? Sí, sí. Está buenísimo.

Cómo se está poniendo el chico.

¿Eh? Es que está muy bueno.

No. Me encanta el toquecillo del aceite picante.

Sí. Es un poco el toque canalla. Hay que ser dulce por la mañana,

salado al mediodía y picante por la noche.

Para este "Atracón de festivales" llevo varios himnos:

Pulp, Otis Redding, Izal...

La banda sonora ideal para no dormir,

¿porque quién necesita descanso?

A los "bombi bands" nos gusta vivir bien

y, sobre todo, siempre por encima de nuestras posibilidades,

incluso en los entornos más difíciles,

como los festivales, por eso es importante

seguir los consejos de las que realmente saben,

como nuestra colaboradora Living Postureo,

que nos va a dar todas las claves para brillar

en el festival de los festivales: Coachella.

Sabe a maquillaje.

Hola, niñas.

Hoy estoy supercontenta porque os voy a dar unos tips

para ir al festival de Coachella.

Este año los festivales han estado un poco regulinchis,

pero tenéis tiempo para ir a los del año que viene,

que como buenas cucarachas que sois,

necesitáis tips para tener glamur suficiente

para asistir a este festival. Muy atentos.

Lo más importante para ir a este festival

es que seas genéticamente perfecto.

Tus formas abominables de humano medio no cuadran

dentro de este festival.

La gente me va a apuñalar, ¿eh?

Si eres feo, pues te vas al Sonorama con el...

¿Cómo se llama esto que te pones...?

¿Cómo se llama esto que lleva la gente pobre?

Eso, el saco de dormir y te vas a comer lechazo, vinorro

y a pasar frío, hijo de pu...

Una vez que tienes la belleza, lo más importante es no menstruar.

Las chicas que van a Coachella son etéreas y no menstrúan sangre.

Ellas menstrúan gominolas. Así, como yo.

Está buenísimo.

Para ir a Coachella es superimportante

estar superbronceada, pero no en plan normal, sino esto.

Superbronceada tengo una enfermedad terminal

en el hígado y moriré en una de las butacas vips

nada más entrar al festival. Allí estiras la pata.

Pero lo importante es estar bronceada.

Otro de los tips importantes para ir a Coachella es la ropa.

Es importante que parezca que te han vestido unos ángeles

puestos de MDMA.

Lo que se lleva es el look Gandhi: bronceada, delgada

y con look boho-chic. Miradle aquí. Lindísimo.

Es importante que sepas que en Coachella hay largas colas,

pero piensa que este festival es como estar

en un campo de refugiados, como... ¡bum!

Refugiados con un gusto exquisito por la moda.

(Grillos)

O sea, me van a denunciar.

En Coachella, con tu entrada puedes acceder a todos los beneficios

del festival.

Puedes acceder a barra libre de comida, bebida

y herpes genital.

Además, ese tipo de ETS surge cuando hay un motón de gente

guapa y blanca junta.

Perdón, me habéis pillado tomándome un batido detox, que está...

¡Um...! Asqueroso.

Es superimportante para ir a Coachella forrarse antes,

porque Coachella es carísimo, así que sé "entrepeneur",

móntate una "startup" y fórrate, en plan millonetis.

Y si no eres capaz de hacer esto,

róbale el dinero de la jubilación a tus padres.

Esos viejos no necesitan tanto el dinero como tú.

Luego ya, como buen hijo,

te los quitas de en medio y los abandonas en una gasolinera.

Eso ha estado bien explicado.

Coge todos estos tips y disfruta en "Cochaella".

Hasta luego, niñas.

¿Quieres que lo repita? (SORBE FUERTE)

Gracias, Victoria.

Con tus consejos, seguro que acabo compartiendo

unos saladitos con Kanye West en la zona vip.

Mejor voy a juntarme con alguien que realmente sabe de glamur.

Soraya representó a España en Eurovisión en el 2009.

Hoy he quedado con ella en su mismísima casa

para que me enseñe qué les cocina a sus amigos

cuando quedan para ver el festival juntos.

A ver con qué me sorprende.

¿Nos tenemos que saludar y el paripé o ya empezamos?

Paripé de saludarnos.

Hola, Soraya. ¡Hola, Mikel!

¿Qué tal? ¿Cómo estás? Muy bien. Bienvenido a mi casa.

Creo que nos vas a cocinar algo para comer el día de Eurovisión.

Hoy te voy a preparar una lasaña de carne...

No somos italianos, pero yo le voy a dar

mi toque extremeño. Venga, pues vamos.

Vámonos por aquí. Vosotros ahí. Portaos bien.

Soraya es la estrella versátil.

Estuvo entre los favoritos en "Operación Triunfo",

nos representó en Eurovisión, ha hecho televisión,

está involucrada en causas humanitarias...

Es la gran diva extremeña.

¿Nos metemos con la lasaña o qué? Sí, claro.

Mira, te tengo por aquí ya los ingredientes.

¿Me quieres ayudar? Sí, sí.

Necesito que me cortes todo como muy picadito.

Muy picadito. ¿Vale?

He venido aquí, además de a cocinar lasaña contigo,

a que me ayudes con la lista que estoy haciendo,

con la lista de canciones. Yo, por ejemplo,

metería la de "YMCA". (CANTA) Ah, muy bien.

Creo que esa es superfestivalera, tiene look...

Luego hay temas de Gloria Gaynor, el...

# At first I was afraid, # I was petrified.

# Kept thinking I could never... #

Ese, el "I'll Survive" yo creo que es uno de esos temas

que también podría ser un gran himno.

(Gloria Gaynor, "I'll Survive")

¿Tú te arrepientes de haber ido? No, no.

Eurovisión ha sido uno de los grandes capítulos de mi vida,

estoy muy orgullosa de haber representado a España.

Es como ir a las Olimpiadas de la música.

Yo he leído que tuviste que hacer la croqueta.

Por supuesto. A ver, explícame esto cómo es.

Había un momento en el que yo desaparecía.

Había una trampilla y yo caía por debajo

y entonces la croqueta es básicamente...

Hacía como una cosa así y daba vueltas, rodaba.

Había técnica, ¿eh? No te pienses que...

Ya, ya. Aparte de que te clavabas los cristales del vestido, ¿no?

Te confieso que en el vestido de Eurovisión que tengo,

que luego te lo enseñaré si quieres,

en ese traje todavía hay sangre.

¿Cómo viviste todo lo que se dijo después sobre tu actuación?

Al principio lo pasé mal.

Yo intenté de todas las maneras agradar a todo el mundo.

Y cuando quedas penúltima, la sensación es:

"¿Qué he hecho mal?".

Pero sí que se verdad que, bueno, al final ha sido una experiencia.

En mi currículo me lo llevo, haber representado a España

en Eurovisión. Bueno, ¿esto qué? ¿Cómo va?

¿Le has puesto sal ya o...? No, de momento no.

Tenemos que esperar un poco a que se haga.

Ya está. Ya tenemos el tomate triturado para luego.

Voy a echar la carne picada ya, para que se vaya haciendo ya

con toda la verdura.

La falsa bechamel.

Voy a poner un par de huevillos, pimienta, sal

y le voy a echar mucho orégano.

Voy a rallar queso.

Una capita... No escatimemos, que nos gusta comer.

¿A ti no te gusta comer? Casi me gusta más que el sexo.

¿En serio? ¿A ti no te pasa?

Ahí, ahí voy.

Otra capichuela.

En esta última capa, lo que voy a hacer

es esta falsa bechamel que ya está aquí hecha.

Vamos a meterlo en el horno, que está previamente calentado.

Lo vamos a dejar a 170-180 grados 20 minutos.

20 minutos, muy bien.

Ya está. Perfecto, porque tenemos tiempo

para que me enseñes tu vestido de Eurovisión.

Qué te gusta mi vestido... Te espero aquí.

¿Sí? Sí.

Lo voy a buscar.

Aquí vengo.

Bueno, bueno, bueno, bueno... Pero bueno, por favor...

Pero ¿qué es esto? Pues es el traje de patinadora,

básicamente, que yo llevaba ese día.

O sea, por favor... Mira, te veo, Mikel.

Te veo con él. Yo voy a una fiesta con esto

y doy la campanada. Bueno, seguro.

Igual te llamo un día y me lo dejas.

Pues la lasaña, ¿no? Ya está.

Venga, vamos a dejarlo ahí.

¡Uh! ¡Guau!

Recién hechita. Como te veo tan enrollada

y tan maja,... Dime.

...te voy a pedir que me lo pongas en un táper.

¿Te lo llevas? Pues nada, venga. Dicho y hecho.

¿Sí? Claro. Te lo pongo para llevar.

Así va bien, ¿no?

Como a la antigua usanza, guapo.

Hala. Oye, ya me contarás qué tal está, ¿vale?

Chao. Buen apetito.

# Estando contigo, oh, oh.

# Qué bonito es el amanecer

# cada mañana. #

Con la lasaña extremeña he alimentado mi espíritu.

Ahora quiero nutrirme de conocimiento.

Por eso, acudo a la guarida de un experto

que sabe cómo colarse hasta en el camerino

más inaccesible.

Aunque te gusten Los Planetas... Como a todos los puretas.

Prueba superada. Hola, Pepe.

¿Qué tal, Mikel? ¿Cómo estás?

Aquí, en mi pequeño mundo. He venido a buscarte como experto.

Me alegra mucho que tengas tan torcido

el sentido de la búsqueda de expertos.

Este programa está dedicado a los festivales,

y quiero hablar contigo de este tema.

¿Cuál es tu primer recuerdo de un festival?

Mira, me alegra que me preguntes.

Mi primer recuerdo, tendríamos que irnos a 1995.

Era pequeño, se llamaba Centollo Rock.

En la playa de San Pedro de la Ribera, cerca de Cudillero.

En un bar que se llamaba La Isla del Aire,

durante esos dos veranos pues fueron gente

como Australian Blonde, Killer Barbies, Manta Ray,

El Niño Gusano...

Era todo como muy indie y esa sensación de estar en un bar

con gente, un bar al aire libre, viendo grupos que te gustan

durante mucho tiempo y, sobre todo, socializando

de otra manera, ¿no? Que es lo que cambia

de un concierto concreto a un festival,

donde hay más barullo. ¿Tienes un poco de nostalgia

de aquella época de los festivales? Bueno, ahora hay otra manera

de ir a los festivales, porque ya es como una experiencia.

Ya te dan el pack completo de sensaciones.

Pero yo he probado muchos festivales.

Por ejemplo, estuve una vez en el FIB de Benicasim,

estuve una vez en el Sónar viendo a los Beastie Boys,

fui varias veces al Rototom de reggae en Benicasim,

que vi lo más grande: Third World, Steel Pulse,

Linton Kwesi Johnson...

Siempre buscando la curiosidad, sobre todo, de darlo todo

uno de los días. Ajá.

Porque esta es otra cosa.

Claro, el Rototom son siete días de festival.

Eso no hay alma que lo aguante entero.

Pero vamos, he estado también en el Mad Cool,

he visto a The Who, que era una deuda pendiente,

y me gustaron muchísimo. Seguro que tienes

historias con artistas, porque me imagino que andarías

por ahí, por el backstage, ¿no? Pues sí. Mira.

Tengo por aquí un grupo que todos amamos,

que son los Pet Shop Boys. ¡Hombre!

Yo le escancié sidra a los Pet Shop Boys.

¿En serio? Sí, sí.

Fue en el Doctor Music del 2002, me parece que era, en Asturias,

y el día antes del festival yo estaba en una sidrería en Oviedo

y estaba escanciando sidra con unos amigos,

y de pronto apareció un segurata enorme

y me dijo: "¿Qué es esto que estás haciendo?".

"¿Nos puedes hacer lo mismo?".

Y señaló y estaban los Pet Shop Boys sentados,

que parecía que estaban posando para la portada de un disco.

Bueno, es que ellos son así, como muy tiesecitos.

Entonces me acerqué y les expliqué por qué se hacía eso,

por qué se compartía el vaso y tal, y le eché un culín y, Neil Tennant,

con curiosidad lo probó.

Le escancié sidra y, a partir de ahí,

su carrera se vino abajo.

Al día siguiente los vi en directo. Más historias.

Mira, muchas están relacionadas con beber,

porque es algo que se hace mucho en los festivales, consumir cosas.

Me acuerdo el festival de Isla de Encanta, en Mallorca.

fue el primer concierto en España de The Strokes.

O sea, todavía no habían sacado este disco.

¿Y has visto a grupos así o a cantantes muy pasados

en los festivales?

Me acuerdo en el Cruïlla de Barcelona,

que vi a los Prophets of Rage; o sea, los Rage Against the Machine

sin Zacarías de la Rocha, y luego había un grupo tocando,

no recuerdo qué grupo era, un grupo americano

liderado por una chica, y en uno de los laterales

estaba Tom Morello, el guitarrista de Rage Against the Machine,

y cuando se acabó el concierto, pues le grité: "¡Morello!".

En plan caña. "¡Morello!". Y me vio.

Y en vez de tirarme una piedra o llamar a seguridad,

reaccionó llamando a alguien de su séquito

y me bajó una botella de güisqui.

¿Y algún recuerdo definitivamente triste

de un festival o amargo?

Un festival de Reading que me quedé sin ver entero,

entero, porque me olvidé el DNI en casa

e iba en autobús desde Oviedo hasta Reading,

y en Calais, cuando vas a coger el ferri

nos pidieron los carnés y yo lo había olvidado.

Y aquel gendarme, que en gloria esté, me dijo:

"Si tú sigues en este autobús, el autobús no pasa".

Entonces me quedé en tierra, todo el autobús que se iba

al festival de Reading... Me perdí a Savage Garden,

a Red Hot Chili Peppers a... Bueno, un cartel de Reading entero.

Y para quitarme la espina, a la semana siguiente

fui a ver a Red Hot Chili Peppers con Primal Scream

en Las Ventas de Madrid, y vive Dios que me quité la espina.

Tanto ir de aquí para allá, de un escenario a otro,

me está dejando sin energía.

Es lo que tiene ser un festivalero entrado en años.

Suerte que tengo recursos para todo tipo de situaciones.

Con la siguiente sección nos hemos estrujado el cerebro.

Cata de cafés con Miss Caffeina.

"Oh, yeah!".

Bueno, sois Miss Caffeina. Os hemos traído a un sitio de café,

todo café, y a hacer una cata de café.

Muy original. No nos hemos comido la cabeza.

Bueno, está bien. -Somos un grupo que lo pone fácil.

Miss Caffeina fue un secreto a voces en redes durante años.

A base de tocar y de discos de pop enérgico

y bailable, han logrado poner su nombre en grande

en los carteles.

Pues aquí están los cafés con los que vamos a hacer

esta pequeña prueba, pero antes de esto

me tenéis que ayudar con la lista de canciones

de este programa. Recuerdo ver a Coldplay en Bilbao,

en el BBK, y era la primera vez o de las primeras veces

que tocábamos en un festival;

entonces, después de nuestro concierto,

fuimos a ver a Coldplay en el otro escenario

y recuerdo que todos nos abrazamos escuchando "The Scientist",

de Coldplay en directo, y fue de los momentos más bonitos

que he vivido en un festival.

(Coldplay, "The Scientist")

-Yo me quedaría, porque estoy a tope con este grupo

que se llama The 1975,

y la canción con la que suelen cerrar

el concierto se llama "The Sound".

Me parece un tema festivalero muy potente

y tiene que estar sí o sí en esta lista.

(The 1975, "The Sound")

Vosotros en vuestro repertorio... Yo creo que "Bitácora", ¿no?

De las nuestras.

(Miss Caffeina, "Bitácora")

¿Cuál es vuestra percepción de los festivales

como artistas que van a actuar? Nosotros hacemos trashumancia,

como las ovejas.

En invierno en las salas, en verano en los festivales...

-Y eso es maravilloso. -Recogiendo lo mejor de cada sitio.

Creo que dentro de lo que se puede hacer

en verano, es lo mejor.

-Sí. Además, te permite

llevar tu show a un sitio mucho más grande,

tener mucha más iluminación, escenografía...

Se crea una energía muy potente.

Lo malo que puedes ver a lo mejor de los festivales

es que hay mucha gente que o es la primera vez que te ve

o pasaba por allí o de repente te descubre

y es una cosa muy positiva.

¿Habéis tenido algún momento fan

en un festival, de alguien que hayáis conocido,

alguno de vuestros ídolos? Sí. Mira, me pongo nervioso

solo con pensarlo.

En el último Dcode

de aquí en Madrid, pues conocí a Nina Persson,

que es la cantante de The Cardigans,

que yo soy superfán y, bueno, ella es sueca.

No tiene pinta de ser muy accesible.

Entonces yo me mantuve como serio, ¿no? Hablando con ella.

Y cuando ya me fui, de lejos le dije:

"'Nina, I love you!'".

Y fue un poco ridículo, pero yo iba flipando.

Bueno, vosotros habéis tocado en un montón de festivales,

sois un grupo que tenéis bastante éxito,

pero ¿cuál es el mejor concierto que recordáis haber dado

y el que menos os ha gustado?

Yo creo que me quedaría con el último que hicimos en Razzmatazz,

porque ha sido una ciudad que nos ha costado mucho...

Cuesta convencer en Barcelona.

Entonces, a mí me hizo ilusión. Además, me parece que hicimos

muy buen concierto ese día. Y de malos, malos...

-Él se cayó en uno de los mejores, porque iba todo rodado,

pero en el BIS, él no vio un foco, entonces se cayó, y se cayó además

que fue como pa, pa. Tiene que ser un poco humillante

delante de tanta gente. Es horrible, te sientes fatal,

no te concentras, tocas peor... Es un bucle en el que entras

en el que dices: "¡Madre mía!". -De ahí para abajo todo.

-Sí. "Agujero negro, me quiero ir a casa,

una alcantarilla para mí".

Vamos ya con la prueba, que se nos está quedando frío el café.

Son cuatro cafés diferentes.

Uno es un café de Etiopía.

Hay otro que es un café Bobolink, de Brasil.

Y luego, tenemos un café de cápsula y un café soluble.

Empezad por este. Venga.

-Adelante.

-Este es el soluble, creo.

-El soluble es este. (CARRASPEA) -¿En serio?

¿Tú crees?

¿Te fías más de él y ponemos este el soluble

y le cambiamos...? Yo me fío de él también.

-Yo sigo pensando que es el soluble el primero.

Lo ponemos aquí. Venga. En medio. Vale. Bueno, este...

Id probando y luego hacemos la decisión final.

Este está mejor.

Yo diría que Brasil. Bobolink.

El último.

Creo que pondría cápsula.

Vamos a dejarlo así. -Sí, yo creo que así.

Cápsula...

Venga, podría cambiar esto. ¿Este aquí?

¿Y este cápsula? ¿Sí?

-Vale.

Ni uno. ¿Ni uno?

Lo siento, no habéis acertado ninguno.

¿En serio? Joder...

Pues nada, Miss "Descaffeina"... ¡Toma ya!

-Vaya bajón. Nada, en la segunda temporada

de "Banana Split" igual hacemos una de té,

a ver si va mejor la cosa. Somos unos señores ya.

Igual tenemos que darle al té. -Algo más ligerito, sí,

porque está claro que esto no es lo nuestro.

Mi lista de canciones va tomando forma

que ni el cartel más soñado: Coldplay, 1975,

Village People...

¡No hay "tokens" que paguen esto!

Está muy bien ir de festival con tienda de campaña,

riñonera o palo selfi,

pero ¿cómo es una vida de festivales desde dentro?

Quiero averiguarlo con alguien que tiene

muchos kilómetros a sus espaldas.

Silvia Superstar es una experta en festivales

y giras internacionales.

Ella ha tocado con un montón de mitos del rock

en sus viajes por el mundo. Voy a ver qué historias me cuenta.

Silvia, esto era tu bar, El Fabuloso,

pero hace año y medio se transformó en el Lucky Dragon.

Hija mía, te has traído aquí media China.

(RÍE) Efectivamente. ¿Qué es esto?

En este programa estoy montando una lista

que se llama "Atracón de festivales"

y quiero que me eches una mano eligiendo canciones.

Por ejemplo, Iggy Pop, el "Lust For Life",

que es una canción muy festivalera y que funciona muy bien

cada vez que la toca...

(Iggy Pop, "Lust For Life")

Y "Mocatriz" de Ojete Calor, también muy festivalera.

Otro clásico. Otro clásico, vamos, total.

(Ojete Calor, "Mocatriz")

¿Y tuyas? Pues nuestra,

yo creo que "Love Killer", que es el primer "hit" que tuvimos

y, vamos, la canción que todos esperan

cuando estamos tocando en directo.

Killer Barbies se hicieron famosos en los 90

por su mezcla de punk y cultura trash

y por la garra de su cantante, Silvia Superstar.

Llegaron a hacer giras internacionales por Alemania,

Japón o EE. UU., y ahora, tras un parón,

vuelven renovados.

Con Killer Barbies empezasteis a hacer giras

por el mundo, vamos, casi desde el principio.

Salió el primer disco en el 95 con Subterfuge,

y bueno, hicimos una película con Jess Franco,

y esa película nos llevó a que Joey Ramone

nos conociera, porque era tremendamente fan,

y alucinó con nosotros. Le gustó mucho nuestra música,

nuestra imagen, y gracias a él salió un concierto en el CBGB

de Nueva York, que era la cuna del punk,

donde todos habían empezado: Blondie, Los Ramones... Todos, ¿no?

Y allí nos fuimos, a Nueva York. Bueno, nos has traído aquí

unos cuantos recuerdos de todas las giras

y todos los conciertos que habéis dado por el mundo.

Me ha costado, porque no sabes lo que tengo guardado.

Pues mira, esta Barbie, por ejemplo.

Que está ya como superdeteriorada. (RÍEN)

Las tenía pegadas al micro, y normalmente,

o acababa rompiéndolas y tirándolas en cachos

o luego se las llevaban siempre de recuerdo.

Eh...

Mira. De cuando hicimos la gira en Japón.

En Tokio hay unas tiendas de juguetes que te mueres.

Yo me volvía loca. En Japón, todo lo que sea el punk,

arrasa, ¿no? Y claro, nosotros teníamos una imagen

que para ellos era muy japo.

O sea, con todo ese colorido, con el mundo juguetes,

con el mundo cultura basura que teníamos, ¿no?

Y luego la música.

Aquí tengo fotos... Aquí hay un montonazo de gente.

Sí, sí, sí. Flipamos. Ya te digo, tocamos de día, por la mañana.

Los japoneses, desde luego, como público son la bomba.

Son muy respetuosos, allí no escuchas un:

"¡Hija de puta!". No.

Y es muy gracioso, porque en cuanto acabas de tocar

la canción, aplauden, pero se quedan todos callados.

Ya. No hay ni un ruido. Te sorprende.

¿Qué más tienes por aquí? Tengo más fotos.

Tengo con Iggy Pop, pero la tengo en el móvil.

Pues enséñamela. Sí.

De cuando estuvimos de gira con él, el último día.

¡Uy! Espera, esto no.

Esto es la verdad. Aquí está. Mira.

Ajá. Que me agarró, que dije:

"Dios mío, me va a estrujar". Yo le conocí

una vez que le entrevisté y me pareció un señor muy amable.

¿A que sí? Sí. Y muy educado.

Es un poco la imagen que tiene la gente

de cuando ve a alguien en un escenario.

Eso no quiere decir que vaya rompiendo televisores

y quemando contenedores.

¿Y hay algún personaje al que admires

que, al conocerle, hayas dicho...?

Sí. Es que lo tengo siempre en la cabeza.

No responde a mis expectativas. Pues mira, te voy a decir.

Marky Ramone. Me decepcionó mogollón.

Tocamos con los Mystic en Nueva York,

y él tocaba la batería.

Fue bastante desagradable con nosotros.

Nos quitó el camerino porque lo quería para él solo...

Detalles que no... que a mí se me quedaron marcados.

Sobre todo, porque cuando admiras a un grupo,

te crees que son como tú, personas normales.

Pues nada, Marky Ramone tachado de la lista.

Sí, vetado. (RÍE)

Hablando de comida, que este programa

va de música y comida, ¿tú has evolucionado en tus gustos...?

Vamos...

El remolino...

rebelde.

Silvia, creo que tú has sido muy de comida guarrindonga.

Sí, yo he sido de todo.

Pero ¿has evolucionado a mejor o a peor?

Hombre, a mejor.

Después del "fast food" que hay. O sea, comerte la...

No se puede caer más bajo. Te iba a decir comerte la tierra,

pero igual tiene más nutrientes que la "fast food". Yo soy así.

Yo soy como una montaña rusa. Funciono por etapas.

Pero sí que es verdad que últimamente no me preocupo...

Ya no solo la comida por...

por estar más delgada o tal, sino por un rollo de salud.

Bueno, he visto que tenías una cosa en la caja que no has sacado

y que creo que vale la pena. "Very important".

Que es vuestro nuevo disco. Ay, sí, qué ilusión me hace.

No, es que es en 3D.

Es que te digo una cosa, es como un poco falso 3D.

Es como si te hubiese comido un "tribiak".

Pues sí, es un poco esa sensación, pero un poco efecto 3D sí tiene.

Espérate, que me estoy mareando.

Sí, es una mujer con una guitarra. Una mujer con una guitarra

de los años 50.

Nada, Silvia, que sea un éxito.

"Viva el punk". Sí.

"Vive le punk!". "Vive le punk!".

A muerte con ello.

El punk nunca muere.

¡Viva el punk! Y viva el pop más cuidado también.

En este atracón, no puede faltar alguien que sabe

cómo cerrar la fiesta de madrugada.

Guille Milkiway, alma de La Casa Azul,

es especialista en fabricar éxitos que se pegan al cerebro

y al corazón.

# Tú tan chocolatito espeso,

# todo no va a ser para mí.

# Para mí. #

¿Habías estado aquí, en el Museo del Chocolate?

Había estado hace muchísimos años. Creo que como 15 años a lo mejor.

Guille Milkiway es un artesano del pop.

Con su proyecto La Casa Azul ha fundido lo mejor de los 60

con la música disco o la electrónica más contemporánea.

La receta le ha llevado a festivales indies,

poner música a campañas o ser candidato a Eurovisión.

Quiero que me recomiendes canciones para meter en la lista

que estamos haciendo. Yo creo que una del grupo Teach-In,

que se llamaba "Ding-a-dong" es musicalmente extraordinaria.

Permite un momento así de evasión total y absoluta.

(Teach-In, "Ding-a-dong")

Muy intensa y muy de cine, ¿no? Sí, sí, total.

Creo que también, Sébastien Tellier.

Soy superfán de él, y de golpe, se presentó

con una canción maravillosa que es "Divine".

Nada, aquí tenemos la Sagrada Familia,

ni más ni menos.

Sí que da miedo.

Y aquí tenemos a Bambi con el culo en pompa,

en una postura un tanto extraña.

Vale, ya.

¿Qué tal? Bienvenidos.

¿Cómo estás?

¿Nos vas a dar a probar? Por favor.

Realmente están espectaculares, ¿eh?

No tiene nada que ver con el chocolate de supermercado.

Nada.

-Ese sonido. Ese sonido.

Está muy bien que no haya porciones,

que es un poco como que alguien intenta regular la manera

en la que debemos comer... Es verdad.

Tu música, yo la calificaría un poco

como chocolate amargo, porque tiene esa cosa dulce,

ese envoltorio musical, pero luego...

No hay... Hay mucha tragedia en tu...

Estoy de acuerdo, pero no hay una intención, ¿sabes?

No hay una voluntad de...

de apretar aquello, de exprimir el drama o exprimir...

A veces me doy cuenta en conciertos cantando

y recuerdo el momento en el que lo escribí,

hecho una mierda, y de golpe, toda la gente feliz,

como disfrutando, lágrimas de felicidad,

cuando obviamente no estoy hablando de...

Es una desgracia real, muy del día a día,

pero lo utilizo para mi bienestar y para mi salud mental.

# Tú y yo, ¿recuerdas # cómo rodábamos por las laderas?

# Tú y yo, cómo volábamos libres # por la estratosfera... #

¿Qué tiene que tener una canción para ser tan activa, pegajosa,

rica como el chocolate?

Para que algo tenga ese elemento adictivo tiene que haber un cierre

que sea gratificante, que tenga una gratificación inmediata,

y eso es algo utilizado en general muchas veces

en la historia de la música pop. Yo juego mucho en el estudio.

O sea, una vez soltado mi drama, digamos el que decías, está ahí,

y ya está, y entonces empiezo a jugar con eso.

A mí siempre me ha gustado esta cosa que no te puedes quitar

un poco de la cabeza, de que se te pega, ¿no?

Lo vas tarareando y lo silbas...

Seguramente si yo te digo "La barbacoa" de Georgie Dann,

la sabes cantar. Sí, perfectamente.

O sea, eso ha perdurado en el tiempo.

A lo mejor es que estaba muy bien hecha, ¿no?

Y es una muy buena canción pop para lo que fue creado, ¿no?

Para un momento de evasión y de felicidad.

Sí, sí.

Bueno, Guille, ya no te hago más preguntas

y vamos a entregarnos a este vicio maravilloso.

¿Por qué tiene esa mala fama?

Esa cosa de culpabilidad, es horrible.

Porque es pecado, claramente. ¿Ves? Esto no...

Esto no está bien, está demasiado bueno.

Nada como mi banana para reponerme de tantas emociones fuertes.

El glamur de Soraya, tan diva, pero cercana a la vez.

Cantar y sentirme como uno más de Sidonie.

Netta derrochando amor y sirope.

Lo de Miss Caffeina con los cafés ha sido un poco más fiasco.

Es que no habéis acertado ni una. ¿En serio?

Y he cumplido mi cometido:

completar una gran "playlist" festivalera.

Está el pop épico de Pulp para los subidones,

Black Keys y su rock crudo en modo desparrame,

y claro, Ojete Calor, para cuando la fiesta termina

y las sigues por tu cuenta de mañaneo.

Es difícil saciar el apetito de música en vivo.

Aunque un concierto en nuestra oficina ayuda,

y más, si es de Juan Zelada.

Su pop soul cálido ha sido alabado por el mismísimo Paul McCartney.

Él nos demuestra por qué.

# Dale, querido, # ¿qué andas buscando?

# Toda una vida justificando.

# Todo se mueve, tú sigues igual.

# Todo fluye, nada permanece.

# No pisas el mismo río dos veces.

# Como el agua que ruge al pasar.

# No hay manera

# de sopesarlo.

# Si tú lo vieras...

# Todo ese miedo debemos sacarlo.

# Somos almas en movimiento.

# Somos estrellas en el firmamento.

# Somos el paso del tiempo.

# Somos uno con la brisa del mar.

# El corazón a punto de estallar.

# Somos un soplo del viento.

# Viajando por mundos imaginarios.

# No somos fechas en un calendario.

# Pero el tiempo reparte razón, # razón, razón.

# Curioso te pone bien en tu lugar.

# Toda una vida por afrontar.

# Te dejas llevar, te dejas llevar.

# No hay manera

# de sopesarlo.

# Si tu lo vieras,

# te pongas como te pongas, # de cualquier modo.

# Somos almas en movimiento.

# Somos estrellas en el firmamento.

# Somos el paso del tiempo.

# Somos uno con la brisa del mar.

# El corazón a punto de estallar.

# Somos un soplo del viento.

# Buscando refugios en la aurora.

# Un amanecer que traiga perdón.

# Que cobre sentido nuestro ahora.

# Y que nos llene la emoción.

# Si tiene que ser,

# que sea hoy...

# Paso del tiempo.

# Somos almas en movimiento.

# Somos estrellas en el firmamento.

# Somos el paso del tiempo.

# Somos uno con la brisa del mar.

# El corazón a punto de estallar.

# Somos un soplo del viento. #

(Aplausos)

Muchas gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6: Atracón de festivales

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Banana Split - Programa 6: Atracón de festivales

19 nov 2020

Somos un país de festivales de música, y los hay de todos los tamaños y sabores: especializados y generalistas; de pueblo y de ciudad; de reggae, pop, metal, hip-hop, country, jazz…
En la nueva entrega de ‘Banana Split’, Mikel López Iturriaga aprende todo sobre festivales de la mano de Sidonie, posiblemente el grupo más curtido en este tipo de eventos, que comparte sus mejores recuerdos en grandes carteles; el grupo Miss Caffeina, con el que realiza una deliciosa cata de cafés; la eurovisiva Soraya, que cuenta cómo se vive desde dentro Eurovisión, el festival de pop con más arraigo en este lado del hemisferio; y también Netta, artista israelí ganadora de Eurovisión 2018.
También con el chef 
Javier Peña, un experimentado festivalero, con el que el programa descubre que los conciertos grandes con pulserita también sirven de inspiración para la cocina. Y el colaborador Pepe Colubi desvela qué se cuece en camerinos, la jugosa ‘Cara B’ de cualquier festival. El mejor menú para saciar el hambre de música en vivo.

ver más sobre "Banana Split - Programa 6: Atracón de festivales" ver menos sobre "Banana Split - Programa 6: Atracón de festivales"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 60 programas de Banana Split

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios