Audiencia abierta La 1

Audiencia abierta

Sábado a las 13:30 horas

Audiencia Abierta
Los sábados, a las 13:30 en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5499216
Para todos los públicos Audiencia Abierta - 01/02/20 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas tardes.

El jefe del Estado ultima estos días los discursos

que pronunciará el lunes en el Congreso

para la apertura solemne de la legislatura,

tras una semana de vértigo en Cataluña.

Y el miércoles, en el Palacio Real,

la recepción al Cuerpo Diplomático días después de formalizarse

la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Una semana en la que, en su agenda pública,

el rey visitó el Cuartel General del Ejército de Tierra,

viajó a Polonia para asistir al aniversario

de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz

y asistió, junto a su familia, al funeral por su tía,

la infanta Pilar, en el Monasterio de El Escorial.

Una agenda en la que hizo hueco para recibir en Zarzuela

a las selecciones españolas de balonmano y waterpolo

tras su éxito en la Copa de Europa, y en la que libró el jueves

para celebrar con los suyos su 52 cumpleaños.

Al rey le espera un fin de semana de despacho.

Trabaja en el discurso que pronuncia, en menos de 48 horas,

en el Congreso de los Diputados para la apertura solemne

de la legislatura.

Una apertura que se produce dos meses después

de constituirse el Parlamento y tras una semana de vértigo.

Tres años y casi tres meses después,

el rey volverá a abrir una legislatura.

Con el primer Gobierno de coalición y el Parlamento más atomizado

y republicano de esta monarquía parlamentaria,

con dificultades de entendimiento y un conflicto abierto en Cataluña

que emborrona todo.

Felipe VI debe articular un discurso constitucional,

neutral e independiente que acepte el Gobierno y sus socios

y la oposición.

La cuadratura del círculo.

Un discurso en el que trabaja desde hace tiempo

y del que podrían haber hablado en el despacho semanal

con el presidente del Gobierno,

y que ahora estarían cerrando sus gabinetes.

Es probable que el eje sea la legalidad.

Y que vuelva a hablar de entendimiento y estabilidad.

Quizás sea más cauto con la palabra diálogo.

Discurso que pronunciará tres días antes de que Sánchez

se reúna en Barcelona con Torra,

y una semana después de que el Parlament

le retirara la condición de diputado,

como decidió la Junta Electoral, con el aval del Supremo.

La oposición pide al Parlament que destituya a Torra,

y al Gobierno, que le cese, y anuncia acciones legales.

El Gobierno mantiene la reunión.

Aunque avisa a Torra.

Los condenados por el proces, que el martes salieron de la cárcel

Los condenados por el proces, que el martes salieron de la cárcel

para declarar ante la Comisión del Parlament sobre el 155,

reprocharon a los suyos la división y pidieron diálogo, unidad

y un nuevo referéndum de autodeterminación.

Entre reproches mutuos, se consolidó la ruptura entre independentistas.

Torra anunció que adelantaba sin fecha las elecciones,

tras la aprobación de los Presupuestos ya

en el Parlament.

El Gobierno reaccionó retrasando la formación

de la mesa de diálogo pactada con Esquerra

hasta después de las elecciones, lo que provocó su enfado.

Con los Presupuestos del Estado en el aire,

horas después y tras una reunión en Moncloa entre Sánchez y Rufián,

el Gobierno rectificó.

Mientras, en la Audiencia Nacional

se continúa juzgando a la cúpula de los Mossos.

El Constitucional pide a la Fiscalía que acuse de desobediencia

al president del Parlament, por tramitar resoluciones

apoyando la autodeterminación y reprobando a la monarquía.

Y el Tribunal de Cuentas fija en casi cuatro millones

el dinero que el Gobierno Puigdemont habría desviado

para financiar el referéndum ilegal.

En este ambiente, el rey abrirá solemnemente la legislatura.

Tratará de andar sobre ascuas sin quemarse.

Muchos estarán pendientes el lunes

de las palabras del rey en la Cámara Baja.

En Audiencia Abierta nos hemos preguntado qué esperan de ellas

las principales fuerzas políticas y qué opinan los analistas

sobre el margen y límites del mensaje real.

Será la segunda vez que Felipe VI se suba a la tribuna de oradores

para inaugurar una legislatura y pronunciar su discurso.

Unas palabras que cada partido político

espera cercanas a sus intereses.

una de las cuestiones del discurso esa parálisis institucional

que ha habido.

Sin duda un discurso de rigor y de apoyo

a los valores constitucionales.

Entendemos que hablara de orden constitucional

y de unidad de España porque la corona tiene el reto

de garantizar la unidad de España.

Unidas Podemos ha declinado pronunciarse,

al contrario que Esquerra, que sí nos ha explicado por qué no acudirá.

No reconocemos a Felipe de Borbón como interlocutor.

Una hora antes de que comience la sesión,

leerán un manifiesto para explicar el plante.

Hay expectativas políticas

y, luego, están los análisis políticos,

que vislumbran un discurso, sobre todo, institucional.

Es un discurso hecho desde la casa real pero revisado por el gobierno.

Es muy importante que el Rey también hago un reconocimiento

del esfuerzo que se ha hecho porque la legislatura pueda comenzar.

Gobierno de coalición, voces republicanas en él,

y en parte del hemiciclo, más grupos que nunca

y Cataluña omnipresente.

¿Hablará de ella el rey?

En no se va a meter en cuestiones muy delicadas.

Al Rey lo que le corresponde cumplir el papel institucional que tiene.

El discurso de Navidad, dicen, podría ser el camino

que siga el rey buscando lo que nos une.

Imagino que va a haber una invocación al diálogo.

En cierto modo es una llamada a la unidad

y más que a la unidad nacional en términos geográficos

va a ser una llamada a las fuerzas políticas

para que podamos resolver los desafíos.

En la agenda oficial del rey, nueva cita con el estamento militar.

El martes visitó, por primera vez en su reinado,

el Cuartel General del Ejército de Tierra.

El jefe de Estado Mayor le informó sobre sus planes,

retos y proyectos.

El primero,

la Fuerza 35.

Los planes de nuestro ejército para los próximos años.

A nuevas amenazas, nuevas defensas.

Introducir la tecnología emergente en los nuevos sistemas de armas.

Todos en el cuerpo se sienten partícipes de estos planes.

Se ha hecho de manera abierta y transparente.

La nueva estructura del Ejército de Tierra

y los actos que conmemoran el centenario de la Legión

también han estado sobre la mesa.

Felipe VI ha podido compartir una mañana

con sus compañeros de armas.

Hoy ha podido reunirse con compañeros de su promoción.

Y en el futuro del ejército,

también, quizá, esté el futuro de la princesa Leonor.

Creo que sería conveniente que tuviera una formación militar.

Cuatro días después de visitar Jerusalén

para el 75 aniversario de la liberación

del campo de concentración de Auschwitz,

el rey, acompañado de la reina, viajó a Polonia.

En el que fuera campo de exterminio nazi,

asistieron al acto oficial de homenaje a las víctimas.

En Auschwitz murieron cerca de un millón de personas.

Miles de españoles,

la mayoría republicanos exiliados tras la Guerra Civil,

murieron en campos de concentración del III Reich.

Antes del acto central,

representantes de asociaciones republicanas acompañaron a los reyes

en la visita al campo.

Los reyes quisieron rendir tributo a todas las víctimas del nazismo.

Nada más llegar se reunieron con las asociaciones

de represaliados por el nazismo republicanos.

La visita de los reyes al campo de exterminio

comenzó en Auschwitz I el primer campo

que construyeron aqui los nazis.

Vestidos de negro, saludaron a representantes

de Amical Mauthausen y red del memorial,

asociaciones que agrupan

a los 10.000 republicanos españoles

represaliados por el nazismo.

Al acceder al campo,

atravesaron a pie la puerta en la que se encuentra

la inscripción en alemán "El trabajo os hace libres"

que veían los prisioneros.

Recorrieron algunos barracones entre ellos el número 7,

en el que se encuentra la foto

del agricultor valenciano Joaquín Corteillo, asesinado aqui.

A los pies del llamado muro de la muerte,

donde hubo fusilamientos masivos antes de inventar la cámara degas,

depositaron una corona de flores

y guardaron un momento de recogimiento por las víctimas.

Las palabras son poderosas si están seguidas de acciones,

expresó el rey en su firma del libro de visitas,

e instó a actuar con verdad y solidaridad

para preservar la memoria de lo que allí ocurrió.

La Humanidad, escribió don Felipe,

no puede caer en tal horror de nuevo.

A tres kilómetros de allí, en el campo de Auschwitz Birkenau,

asistieron al acto central, junto a otras casas reales

y líderes internacionales.

Escucharon atentamente el testimonio de algunos supervivientes,

como Dacha Wadaga, una niña entonces,

que relató cómo el médico nazi Josef Menguele

les utilizaba como cobayas.

Else Baker, a quien los nazis

arrancaron de sus padres adoptivos por ser gitana, con ocho años,

sobrevivió a Auschwitz, pero perdió a tres hermanos y a su madre.

Atravesar la puerta de Auschwitz

era atravesar la puerta del infierno, dijo.

Por último, los reyes participaron en la procesión de las velas,

a dos grados bajo cero, hasta el monumento Birkenau.

Don Felipe y doña Letizia depositaron la suya

ante la placa escrita en ladino, en recuerdo a los judíos sefardíes.

En Auschwitz fueron asesinadas más de un millón de personas,

el 90% eran judíos.

Vestidos de luto,

los reyes entraron en Auschwitz acompañados de quienes representan

a los deportados republicanos españoles en Mauthausen

porque fueron ellos, los republicanos de nuestro país,

los primeros en ingresar en un campo de exterminio,

dos años antes que los judíos, y obligados a acabar de construirlo.

Cada piedra que cierra Mauthausen

está firmado por un español con su sangre,

porque esta muralla la hicieron los españoles.

Todo comienza cuando las tropas de Hitler entran en Francia.

Los refugiados españoles quedan en zona ocupada

y se convierten en rojos indeseables.

Por eso, el 20 de agosto del 40

sale de la localidad francesa de Alhucemas

el primer tren de la historia con familias hacia un campo nazi.

Todos republicanos que, tras la Guerra Civil,

se refugiaron en Francia y acabaron víctimas

de la Segunda Guerra Mundial.

Al llegar a Mauthausen, las familias españolas fueron separadas:

todos los hombres y adolescentes, 470 quedaron recluidos en el campo,

409 murieron.

Antes del exterminio,

Hitler consulta hasta cuatro veces a Franco

qué hacer con los españoles.

Franco no contesta.

Para los dos dictadores,

los republicanos españoles eran apátridas.

Fue su sentencia de muerte.

Dormir con el hermano atado.

En el 45, con la victoria de los aliados, son liberados.

Los españoles fueron los primeros en llegar

y los últimos en abandonar los campos.

Durante décadas, nadie honró su memoria.

Esta semana se inauguraba en Madrid este monolito

por los más de 5000 españoles deportados en Mauthausen

y los más de 2000 de otros campos.

Cada superviviente tiene su relato único.

Lo dice Annnette Cabelli,

deportada a Auswitch, desde su ciudad natal, Salónica,

con 17 años, junto a su madre y varios familiares.

En 4 días no tuvimos ni para comer ni para beber.

Nada más llegar a Auschwitz, recuerda, dejó de creer en Dios.

Su madre fue exterminada en el campo;

ella sobrevivió a las enfermedades, el frío y el hambre.

Convivía con la muerte, pero no se permitió pensar en ella.

Cuando piensas en morir ya no tienes más coraje.

En 1945, tras pasar por varios campos, fue liberada.

Tenía 20 años.

Durante los ocho siguientes no pudo hablar de lo vivido,

luego no pudo callar más.

Hoy su hija le pregunta, a esta resistente mujer, de 95 años,

hasta cuándo seguirá recordando.

Hasta la muerte.

Su historia la conoció el rey cuando el pasado año visitó España.

En 2015 obtuvo la nacionalidad española por la ley

que reconocía a los sefardíes descendientes

de los judíos españoles expulsados en el siglo XV.

Hace unos días, Annette regresaba para participar en los actos

en memoria del Holocausto, coincidiendo con los 75 años

de la liberación de Auschwitz.

El del Senado ha sido el más institucional,

con muchas voces que recordaron lo que fue el nazismo.

También la del rey, traída a la Cámara Alta

por quienes advirtieron de que el mal no ha desaparecido,

en recuerdo a las palabras Felipe VI.

La reina Sofía se sumó el martes a esta conmemoración

presidiendo en el Palacio Real de Madrid

el concierto en homenaje a las víctimas del Holocausto

organizado por Patrimonio Nacional, el Ministerio de Exteriores,

la Unión Europea y el Centro Sefarad-Israel.

Se interpretaron piezas

del compositor judío-austriaco, Schönberg

y de Mendelssohn, prohibido durante el nazismo.

El miércoles, en El Escorial, se celebró el solemne funeral

por Pilar de Borbón, con presencia de los cuatro reyes.

Debía haber sido enterrada en el Panteón de Infantes

del monasterio, pero en vida manifestó su deseo

de que fuera junto a su marido, en el Cementerio de San Isidro.

Los hijos de la difunta infanta, muy afectados,

recibieron a los reyes a las puertas de la basílica

en una mañana fría.

Saludo a los reyes Juan Carlos y Sofía,

que, junto al resto de participantes en la ceremonia, les aguardaban,

y también a la princesa Beatriz de Holanda,

situada junto a las infantas Elena y Cristina,

en un lugar preferente.

El ambiente también era frío en el interior de la basílica.

Entre los asistentes, la vicepresidenta primera,

la presidenta del Congreso

y los presidentes del Consejo General del Poder Judicial

y del Tribunal Constitucional.

En su homilía, el arzobispo castrense destacó la personalidad

de Pilar de Borbón y su apoyo al rey Juan Carlos

en la tarea histórica

de la reconciliación entre españoles,

con el regreso de la monarquía parlamentaria.

Numerosos amigos de la finada acudieron a la misa funeral:

la familia Alba, la baronesa Thyssen,

un bisnieto de Franco, su cuñada Margarita

y varios príncipes de Bulgaria.

Los Borbón-Dos Sicilias los Sarasola, los Carmona.

Exjefes de la Casa del Rey.

El alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad.

Fue deseo de Pilar de Borbón que sus restos mortales

descansaran junto a los de su esposo,

por eso no se encuentran en el Panteón de Infantes

de El Escorial, sino en el Cementerio de San Isidro.

Es la despedida, el jueves, en el Parlamento Europeo

a Reino Unido.

Tras varios años de negociación,

la Cámara Europea aprobó, finalmente, el acuerdo del Brexit,

formalizado este sábado 1 de febrero.

El 9 de enero fue aprobado por el Parlamento británico

y la semana pasada, rubricado por la reina Isabel II.

Hasta final de año habrá un período de transición.

De las consecuencias del Brexit hablará el miércoles el rey

en la recepción anual al Cuerpo Diplomático acreditado en España,

pero también de otros temas.

Al ostentar constitucionalmente la más alta representación

del Estado español en las relaciones internacionales,

especialmente con las naciones de su comunidad histórica,

el rey ha tenido históricamente un papel destacado

como primer embajador entre embajadores,

y especialmente en América Latina.

La tradicional buena relación con las Casas Reales europeas

y, especialmente, con las del Golfo Pérsico o Japón,

puede ayudar, han ayudado en el pasado, no sin polémicas,

a favorecer los intereses españoles en zonas de mayor dificultad

de acceso diplomático y económico.

El rey puede tener un papel más activo, pero se le debe encargar.

Constitucionalmente, la dirección de la política exterior

corresponde al Gobierno.

Por tanto, es el Ejecutivo quien enmarca el discurso

del jefe del Estado.

Es tarea de todos seguir promoviendo la defensa de los derechos humanos.

Es probable, pues, que defienda el multilateralismo

en la solución de conflictos,

la participación en misiones internacionales de paz y seguridad

y la lucha coordinada contra el terrorismo,

el delito organizado, la ciberdelincuencia

o el narcotráfico,

y estar en la vanguardia contra el cambio climático.

España continuará en vanguardia

del esfuerzo de la comunidad internacional

para limitar el calentamiento global.

Se comprometa con una emigración ordenada y con los objetivos

de desarrollo sostenible de Naciones Unidas.

España demuestra con hechos ser un país solidario.

Y con una Europa unida en plena ejecución del Brexit.

Seguimos apoyando firmemente el proyecto europeo.

Y con el desarrollo social y político de Iberoamérica,

que pasa por el respeto a los derechos humanos.

Nuestro apoyo decidido

a la consolidación de la democracia y el Estado de derecho.

El papel exterior del rey

se facilita cuando hay un Gobierno cohesionado

que comparte criterios con la oposición

sobre los temas de Estado y se complica cuando difieren.

Las relaciones internacionales

se consolidan con el tiempo y la confianza.

Por eso, frente a la temporalidad de los Gobiernos,

los analistas internacionales destacan y apuestan por la labor,

a largo plazo, del rey.

En política internacional lo más importante es la confianza.

El rey es a veces el que hace de mediador.

Aseguran que en este escenario internacional cambiante y complejo,

tanto por la situación de la Unión Europea

como por los países iberoamericanos,

Felipe VI puede ser un valor en alza.

En Iberoamérica es considerado un líder

y es el mejor valorado.

Nuestro rey está dispuesto a estar continuamente

volando y viajando al servicio de España.

España está entre las 22 democracias plenas del mundo,

según el ránking anual de la publicación británica

"The economist" sobre el estado de la democracia.

10 de ellas son monarquías parlamentarias.

Siete europeas y tres de la Commonwealth,

bajo Corona británica.

En este sábado de despacho, los reyes han seguido y animado

a la tenista española Garbiñe Muguruza

en la final del Open de Australia.

Durante la semana, abrieron las puertas de la Zarzuela

a las selecciones españolas de baloncesto y waterpolo

tras su brillantísima actuación en los Campeonatos de Europa.

Del entusiasmo de compartir el triunfo con tu equipo en el campo

o la euforia de darse un baño de victoria

directamente en la piscina,

al orgullo de recibir la felicitación de los reyes

en la Zarzuela.

Tres selecciones españolas

se han traído de los Campeonatos de Europa sus respectivas medallas.

La de oro de los Hispanos de balonmano y las dos de waterpolo.

Oro para las guerrera del agua, la selección femenina,

y plata para ellos, que también estuvieron muy cerca

de ser los primeros.

Un resultado que aún siguen saboreando todos.

1 gran alegría para todo el grupo y para toda la gente

que hay detrás.

Nunca habíamos coincidido las 2 selecciones

luchando por las medallas de oro.

Ha sido un campeonato muy duro y exigente

por todo lo que significaba a nivel de clasificación olímpica.

Un trabajo duro que les está dando a estos deportes

la visibilidad que merecen.

Ellos y ellas se han convertido en un ejemplo.

Y ahora, la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio,

de los que sabemos qué medalla nos queremos traer.

El oro por supuesto.

Está claro.

Y algunos ya tienen la camiseta preparada para animar.

El jueves, Felipe de Borbón celebró en privado su 52 cumpleaños.

Posiblemente, los últimos cinco y medio,

desde que fue proclamado rey, han sido los más complejos

de su vida y de la vida de nuestra actual democracia.

Pero hace 52 años, el escenario era peor.

El 68 fue un año convulso.

Los tanques soviéticos aplastan la Primavera de Praga;

en París, el mayo francés moviliza a toda una generación;

la guerra de Vietnam se recrudece y, en Menphis, muere asesinado

el líder antirracista Martin Luther King.

España vive una dictadura y ETA comete su primer atentado.

Ese fue el año que vio nacer al príncipe Felipe.

Noticia que recogió así, en un segundo plano,

la prensa de la época.

Para su bautizo vuelve a España la reina Victoria Eugenia,

tras 37 años de exilio.

El padrino, don Juan.

En Zarzuela, tres generaciones de borbones,

pero Franco todavía no ha designado sucesor.

Ahora, nuestro país es una monarquía parlamentaria.

45 años de reinado, una abdicación y décadas de democracia,

pero con otros retos y crisis de Estado, como la territorial.

Así lo dijo en la semana de su 50 cumpleaños

ante el Cuerpo Diplomático.

Os quiero agradecer el apoyo sin fisuras

que la comunidad internacional ha ofrecido a España.

Su 50 cumpleaños fue el de mayor simbolismo y calado institucional.

Impuso a la heredera el Toison de Oro

como símbolo de continuidad.

Cumpleaños que, a veces, celebra en privado

y otras veces con importantes actos de agenda.

El del año pasado, en Irak, junto a las tropas españolas

que combaten el terrorismo internacional.

52 cumpleaños en los que le hemos visto crecer,

prepararse para ser rey y asumir la Jefatura del Estado.

En breve se publicarán los diarios personales

de la reina Federica de Grecia, abuela materna de Felipe VI.

Descubiertos fortuitamente hace tres años por un historiador griego,

son un valioso testimonio de una familia y una época,

desde el 39 hasta el exilio en Roma del rey Constantino.

Federica de Hannover, alemana de nacimiento,

era nieta del emperador Guillermo II.

Ella misma contaba que formó parte de las juventudes hitlerianas,

aunque lo achacaba a los tiempos que le tocó vivir.

Esposa, madre y suegra de reyes, llevó la Corona de Grecia

durante 17 años por su matrimonio con Pablo I,

padre de sus tres hijos, Sofía, Constantino e Irene.

Su vida corrió paralela a los años más convulsos del sigloXX,

que no la libraron de exilios y guerras

hasta que dejó definitivamente su país en 1967,

cuando un golpe militar arrebató el trono a su hijo Constantino.

Episodios históricos que aparecen en los diarios

encontrados por el historiador Stamatópulos

y escritos por las damas de la reina,

con sus compromisos públicos y privados,

la labor de su fundación para los desfavorecidos

y su faceta más personal, como la relación con su hija mayor

a la que describe como "la alegría de la casa".

Llegamos al final.

Volveremos la semana que viene con lo más destacado

de la apertura solemne de la legislatura

y de la recepción al Cuerpo Diplomático.

Será el sábado a la misma hora.

Como siempre, en La 1 de TVE y en el Canal 24 Horas.

No falten.

Les esperamos.

Hasta entonces, feliz semana.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Audiencia Abierta - 01/02/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Audiencia Abierta - 01/02/20

01 feb 2020

Cuatro días después de visitar Jerusalem para el 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, los Reyes viajaron a Polonia, donde asistieron al acto oficial de homenaje a las víctimas. Una semana en la que en su agenda pública el Rey visitó el Cuartel General del Ejército de Tierra, asistió junto a su familia, al funeral por su tía, la Infanta Pilar, en el Monasterio del Escorial. Durante la semana recibieron en Zarzuela a las selecciones españolas de baloncesto y Waterpolo tras su brillantísima actuación en los Campeonatos de Europa.

ver más sobre "Audiencia Abierta - 01/02/20" ver menos sobre "Audiencia Abierta - 01/02/20"
Programas completos (343)

Los últimos 360 programas de Audiencia abierta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos