Presentado por Nacho Clemente y dirigido por Manuel Pimentel, 'Arqueomanía' aproxima a la audiencia un amplio espectro de temas: desde el nacimiento del neolítico en Anatolia a la caída del Califato de Córdoba, pasando por las Guerras Púnicas, el mundo celtibérico o los últimos días de Pompeya y Herculano. La temporada se ha rodado durante diez meses en España y otros países.

El programa cuenta con expertos como Enrique Baquedano, Juan Luis Arsuaga, Juan Francisco Gibaja, Mario Mineo o Carolina Aznar.

4669603 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

La palabra "pecio" proviene del latín

y se refiere a un fragmento o pieza rota.

Lo más frecuente, es que se asocie a barcos

u otros objetos hundidos en el mar u otra masa de agua,

como un río o un lago.

Su origen suele ser un accidente o bien, un abandono.

(Música)

Enseguida que apareció el cráneo que está más próximo a la boca

y que le veíamos que era un frontal,

asomó una varilla.

Una varilla que mis ojos querían decir que era de plata

y mis ojos enseguida vieron que era una varilla de una diadema,

no era una varilla habitual.

En ese momento, es cuando la cabeza te explota

porque hace 130 años que no se excavaba

un objeto como este.

La diadema es un emblema del Argar.

A mí me hacía muchísima más ilusión excavar una diadema que una espada.

Muchísima más.

Y excavar una mujer con...

De esta categoría y que pudiera tener todos los ítems

de esas láminas preciosas dibujadas en el siglo XIX,

verlas cómo estaban saliendo en la tierra...

Para mí, eso fue...

Creo que uno de los momentos más bonitos como arqueóloga.

-Si podemos hablar de organización política,

tendríamos aquí mandatarios de primer nivel.

Si fuéramos orientalistas,

en el sentido tradicional del término,

diríamos que estamos ante una especie de monarquía,

por así decirlo.

-Con los datos que tenemos actualmente,

la mayor parte de este ajuar parece asociado a ella,

a la mujer.

-Es muy posible que estemos ante, en este caso, la persona,

en este caso, mujer,

dominante de una estructura territorial,

perfectamente consolidada,

con una serie de kilómetros cuadrados que pueden exceder los 60 de dominio

y que está en un límite, está en una frontera.

-Llega el momento ya de entrar.

Porque, si en algún sitio tenía que haber alguna tumba

que realmente mostrara

que en esta época, en el Bronce antiguo,

había enterramientos que pueden ser de una élite,

no solo económica, sino política, quizá una élite real,

una clase dirigente de ese estilo, tenía que ser aquí.

Tan solo unos días antes, el equipo de Vicente Lull,

Cristina Rihuete y Rafael Micó, nos recibía en la excavación

que llevaban a cabo en el yacimiento de La Almoloya,

en Pliego, Murcia.

Tan solo unos días antes,

este sensacional descubrimiento era una anhelo.

Quién sabe si un premio soñado por los años de trabajo.

Esa excepción, que a veces sucede en el mundo de la arqueología

y que lleva a un buscador o buscadora,

como fue en este caso, a toparse con cosas maravillosas,

parafraseando a Howard Carter.

Para no deslumbrarnos con el oropel de estas joyas,

para calibrar el verdadero tesoro,

que es la poco conocida cultura del Argar,

vamos a visitar algunos de sus yacimientos.

Quizá estemos ante una de las primeras formas

de estado conocidas.

Tal vez, el sureste de la Península Ibérica,

albergó hace más de 4000 años una unidad política y económica

que ahora empieza a desvelarse

como una sociedad de gran complejidad.

Al norte de Sierra Espuña, una auténtica fortaleza natural

se advierte recortada en el horizonte.

Los caprichos de la naturaleza

transformaron el antiguo estrato calizo

hasta convertirlo en un inexpugnable castillo rocoso.

Hace más de 4000 años, hacia el 2200 antes de Cristo,

esta forma singular no pasó desapercibida

para los hombres y mujeres de la Edad del Bronce antiguo,

conocida como cultura del Argar.

Comprendiendo la importancia estratégica

de este parapeto natural,

se establecieron en su elevación, reforzando con murallas

la sólida barrera original del enclave.

Una estrecha senda escalonada, fácil de defender,

da acceso al interior.

El yacimiento de La Almoloya

se encuentra en el término municipal de Pliego,

en Murcia

y fue, en su momento, la frontera norte

de la ciudad argárica de La Bastida, según creen los investigadores.

En su interior, un equipo de arqueólogos

de la Universidad Autónoma de Barcelona

ha dirigido la excavación científica del yacimiento

que ha aportado grandes novedades.

Expoliado en sus bordes durante varias décadas,

aún se advierten los saqueos de 92 tumbas,

quedó intacto en su parte central.

En contraposición con La Bastida,

La Almoloya está organizada en cinco grandes complejos.

Estos complejos están separados unos de otros

por estrechos pasillos que sirven para el drenaje de las aguas.

Hemos excavado el segundo y el tercero.

El segundo, ahora mismo, es en el que yo estoy.

Al fondo, la parte de allá, todavía está sin excavar.

Este segundo complejo

consta de ocho habitaciones

y tiene una extensión de unos 266 metros cuadrados,

aproximadamente.

El tercero, el que veis un poquito más oscuro,

tiene diez habitaciones y, aproximadamente,

una extensión de 313 metros cuadrados.

Dentro de estos complejos, hay habitaciones.

Estas habitaciones comparten muros

y para pasar de unas a otras, tenemos vanos,

tenemos rampas de acceso incluso, hasta escaleras.

Ellos viven, trabajan y mueren dentro de estos espacios.

Para la época, estas edificaciones

son sorprendentemente extensas y ricas.

Solo comparables a las del periodo Minoico en el Mediterráneo oriental.

Si esto hubiera aparecido en Creta, no sería nada extraño.

Por supuesto, no hay que olvidar que es 500 años antes de Micenas.

¿Quiénes las habitaron?

¿Con qué fines fueron construidas?

Sobre todas las dependencias, destaca una gran sala

de lo que bien pudiera ser un palacio.

Los arqueólogos se refieren coloquialmente a ella

como "sala de reuniones"

mientras continúan investigando su verdadera naturaleza.

Este es el espacio más excepcional que hemos excavado en La Almoloya.

Básicamente, porque es excepcional en todo El Argar.

Se trata, creemos, de una sala de reuniones

con una enorme superficie,

aproximadamente, de 100 metros cuadrados,

cosa totalmente insólita

y construida de una manera muy, muy minuciosa

y que responde a lo que, creemos, es una sala de reuniones

y el problema que tenemos es que como está recién excavada,

no sabemos muy bien

el tipo de reuniones que se celebrarían aquí.

Hay algunas hipótesis

pero las evidencias son muy claras.

No hay resto alimentarios de ningún orden,

es decir, no hay "comensalidad",

no hay ninguna celebración de orden social

en las que la gente, generalmente, comparte comida,

no hay tampoco ningún elemento de orden cultual,

es decir, no podemos decir que se trata de un espacio religioso

y tampoco, por así decirlo,

nos quedan más posibilidades explicativas

que la reunión política.

Ahora, la constitución estructural de una gran sala de reuniones

o sala de audiencias, con un pódium central

que está, al mismo tiempo, es aledaño a un hogar central

rodeado por cuatro fustes de columna para salida de humos,

esto, en términos micéicos es una sala del trono.

Pero claro, nosotros no somos, de momento,

no somos tan anglosajones

para decir que esto es la sala de reuniones del rey

o de la reina,

como se vende para el turismo, lo que ocurre en Creta.

La sala tiene una estancia trasera,

otro volumen edificado sobre el que se está investigando.

Uno de los elementos más relevantes de esta sala de audiencias,

por decirlo de alguna manera,

es que los revoques y los enlucidos

alcanzan, prácticamente, a la totalidad de las paredes.

Esto es sumamente interesante porque sabemos que se realizaban,

fundamentalmente, con base cal.

En cambio, en la parte interior, que está en proceso de excavación,

hemos encontrado, en un momento ligeramente anterior,

por primera vez,

restos de estuco, de revestimiento, pintados.

Eso es un acontecimiento insólito en la Edad de Bronce.

De la Península Ibérica, sobre todo

y en el argárico, mucho más

porque se presumía que eran muy iconoplastas,

muy minimalistas y muy poco dados a la decoración.

En cambio, curiosamente,

esta nave trasera, en un momento previo,

tiene pinturas rojas, a base de topos,

en la parte central

con unas cenefas en la parte superior de dientes de lobo

y en la parte inferior de redecilla.

La Almoloya es un yacimiento fértil

y va aportando informaciones a medida que se excava.

En la cultura argárica, era uso común

inhumar a los muertos bajo los suelos de las casas.

Todavía, en lugares como Vietnam, se conserva la tradición

de enterrar a los seres queridos en el hogar.

Así, la unidad familiar

parece experimentar un continuo espacio temporal.

Asistimos a la excavación de una tumba.

La antropóloga María Inés Fregeiro lo cuenta in situ.

Estamos viendo la tumba 36 de La Almoloya.

El contenedor son dos urnas enfrentadas

y en el interior podemos ver, que apenas se está descubriendo,

una mujer, por el coxal.

Aquí tenemos la escotadura ciática muy abierta,

que es un indicador femenino muy claro,

el fémur y el brazo izquierdo,

lo cual nos está indicando

que la habían puesto en posición flexionada, híperflexionada,

del lado derecho.

Esta posición corresponde, propiamente, a las mujeres.

Es la manera en cómo la entierran.

El cráneo ha aparecido,

apenas estamos viendo la cara endocraneal, la cara interna,

porque está fracturado.

Como podemos ver, los fragmentos de urna

colapsaron, en un momento temprano

después de ser enterrada,

y ha roto los huesos y algunos están en movimiento

pero se puede ver su posición sin problemas.

Es muy importante conocer

el tipo de poblaciones de la cultura argárica.

De estos datos, puede colegirse una estratificación social

o una transmisión familiar en las élites.

Los parentescos, las causas más comunes de muerte,

las enfermedades o el trabajo desempeñado

quedan registrados en los cuerpos que son como libros abiertos,

aunque complejos para los antropólogos.

Si hay suerte y se puede extraer material genético,

la cantidad de información sobre una sociedad

crecerá exponencialmente.

María Inés Fregeiro

desempeña gran parte de las labores antropológicas

de las excavaciones de La Almoloya y La Bastida.

Tras someter los restos a análisis exhaustivos,

nos proporciona algunas informaciones.

Después de terminar de excavar las tumbas,

recuperamos todos los huesos, los lavamos, los remontamos

y después los montamos para poder estudiarlos

para conocer su osteobiografía,

cuál era la vida de estas personas, qué nos pueden contar los huesos.

Lo estudiamos con, absolutamente, todas las tumbas.

Llevamos 89 tumbas.

Vemos que están en posición flexionada.

Es más, están híperflexionados.

Encontramos que las piernas están muy cerca del tronco.

Lo que podemos deducir, aunque no se conserve,

era que estaban, como mínimo, envueltos

porque sino sería imposible encontrarlos en esta posición.

También, generalmente, vamos a saber que estaban tapados.

En este caso, se conservaron unos pocos fragmentos

pero tenía piedras todo por fuera que entraron

y por eso movieron, en este caso, los huesos de lugar y se alteraron

pero tenía su tapadera de madera.

No se puede afirmar pero sospechamos

que por la complejidad del rito funerario,

que debió requerir pasar las 72 horas de promedio

para superar el rigor mortis,

porque cuando comienza el proceso de descomposición,

es mucho más fácil manipular el cuerpo

para que entre en un espacio tan pequeño

y, recordemos, que están debajo de las casas.

La manipulación es compleja.

En algunos casos, el grado de conocimiento

sobre la vida de los difuntos es conmovedor.

Se genera una verdadera historia personal.

Este caso es paradigmático.

Podemos decir que lo más importante que le cambió su manera de vivir

fue la fractura que recibió en el pie derecho

porque se le cayó un objeto muy pesado

que modificó toda la estructura de su cuerpo, todo el esqueleto,

que es el soporte vital de nuestro cuerpo.

Llegó a afectarle la pierna izquierda.

Tenía, incluso, fascitis plantar en el talón

e inflamación en el tendón de Aquiles

que le llevó, finalmente, a tener que utilizar bastones.

Lo pudimos deducir

por la artrosis severa que tenía en ambas manos.

Pero, a pesar de estas situaciones, vemos que, vitalmente,

este hombre era muy útil

porque en sus dientes vemos alteración, fracturas

en estos molares y fractura en un premolar

con estos orificios que son accesos.

Lo que nos cuenta es que tuvo infección

pero no por esta razón dejó de utilizarlos.

Entonces, sabemos que vivió hasta los 45 años,

que medía 1,63 metros,

nos lo dice las dimensiones de los huesos largos

y que tuvo una vida larga, complicada, sufrida

y, al final, murió.

El descubrimiento de una nueva tumba excepcional

bajo el pavimento de la gran sala de audiencias,

como la conocen los investigadores de La Almoloya,

puede aportarnos nuevos datos sobre las élites argáricas

que poblaron este lugar hace 4000 años.

Es un enterramiento doble. Tiene un hombre y una mujer.

Los dos fallecidos en edad adulta.

Es muy pronto para poder precisar pero entre 35 y 45 años.

Ella parece que es un poquito mayor que él.

Ella, claramente, es la segunda en entrar.

Cuánto tiempo pasó entre que enterraron al hombre

y que enterraron a la mujer,

que es siempre la pregunta clave en un enterramiento doble,

si son enterramientos sucesivos en el tiempo o simultáneos,

no lo tenemos muy claro, de momento, pero puedo decir que,

de todas las tumbas que hemos excavado del Argar,

y hemos excavado bastantes ya,

es el caso más claro que podría ser,

si no simultánea, muy próxima en el tiempo.

Lo común en El Argar no es matrimonios,

porque la mayor parte de las tumbas no comparten tiempo,

y si tuviéramos que pensar en un parentesco,

hemos pensado, normalmente, en esos linajes de mujeres.

Por eso es muy importante ahora

este análisis antropológico y bioquímico, por supuesto.

Una de las grandes preguntas será, por ADN mitocondrial, por ejemplo,

podemos confirmar que fueran hermanos por la línea materna.

Si lo son, hermanos, de la misma madre,

con ADN mitocondrial lo vamos a saber.

Pero esta tumba de carácter principesco

no es el único enterramiento en la gran sala.

Un hombre fue inhumado entre dos pavimentos

sin ningún objeto y, al parecer, sin ninguna consideración.

Puede tratarse de un sirviente, de un enemigo o de un esclavo.

Su cráneo asomó casi en superficie.

En su día, cuando se celebraban reuniones aquí,

los asistentes casi pisarían, literalmente,

la cara de este hombre.

De momento, no hay certeza sobre este enterramiento.

La tumba principal ha sido excavada

en esta esquina de la sala de audiencias,

que se mostraba así antes de la intervención.

Ahora puede verse la urna funeraria completamente vacía

y con su morfología intacta.

No resulta habitual

que una estructura de estas características

resista así de bien.

Sabíamos que era importante porque su situación,

más allá de la cosa geográfica,

es que está justo delante de pódium de la sala de audiencias

y en la zona de esquinera

donde las banquetas se ensanchaban más.

Habíamos visto también estas piedras que hay aquí,

que están quemadas.

Las tumbas suelen tener un indicador

en la superficie donde está la gente viva,

y esto era un magnífico indicador.

Se abría un poquito.

Esa zona no queríamos explorarla así por así

porque conservaba unos magníficos estucados

pero era el momento ya de entrar.

Los cuerpos se introducen por la boca de la urna

de forma que los cráneos están en el fondo.

Enseguida medimos, con Eva,

vimos que tenía, prácticamente, un metro de longitud.

Empezamos por la parte del fondo.

Aparecieron, inmediatamente, dos cráneos.

Ya nos decía que era una tumba doble.

El cráneo del fondo, empezamos a trabajar,

tenía, simplemente, esta parte de aquí

a cuatro centímetros del cráneo del hombre,

que estaba al fondo.

A unos tres centímetros del cráneo de la mujer,

que ya se veía que teníamos el frontal, la coronilla,

esta parte de aquí,

ahí enseguida salió la varilla de la diadema.

Eso fue... (RÍE)

Eso fue un momento tremendo. Tremendo.

Una primera comparación con otras tumbas argáricas

es muy esclarecedora.

Hemos echado un vistazo a las tumbas con diadema

que aparecieron, que estaba "oxidet" en el siglo XIX

y esta es la que tiene,

con diferencia,

más objetos.

Tiene una treintena de objetos

y la que más se le aproxima tiene entre 18 y 20.

En número de piezas de plata es, de nuevo, la que tiene

más ajuar de plata

y una cosa es... Se podría decir...

Bueno, es una tumba doble.

El Argar 62 también es una tumba doble

y ni de lejos tiene el número de objetos que tiene esta tumba,

tanto de plata como en general.

El análisis antropológico de los restos

y el ajuar funerario

son los elementos sobre los que trabaja el equipo

para extraer el máximo de información.

Los materiales que fueron enterrados con los difuntos

son de una naturaleza y una calidad poco vistas.

Rafael Micó nos habla de ello cuando hace apenas unas horas

que han sido exhumados.

Se les ha aplicado un tratamiento preliminar

y ya pueden ser mostrados.

Hay tres o cuatro indicadores que lo hacen único

o que lo sitúan dentro de los cinco o diez ajuares argáricos

más ricos y más importantes

de las más de 2000 tumbas que conocemos.

Seguramente, el elemento más importante es este.

Es una diadema de plata provista de un apéndice discoidal

asociada a la mujer, a uno de los dos esqueletos.

En segundo lugar, esta pieza, una pequeña vasija carenada

que presenta un aplique de plata

a lo largo de todo el labio y el borde

y otro aplique que recubre la línea de la carena.

Hasta este momento y dentro del territorio argárico,

no había constancia expresa de un trabajo de orfebrería

tan refinado, podríamos decir.

En tercer lugar,

el punzón, el punzón de plata.

Es un punzón... Realmente, es una maravilla.

Los punzones son instrumentos que aparecen con frecuencia

asociados a mujeres de clase intermedia y clase alta.

En ocasiones, se había conservado el mango,

fundamentalmente, de madera, muy mal conservado

Pero nunca, hasta este momento, se ha conservado un mango

fabricado enteramente en plata

y, además, provisto de una decoración

también muy refinada, con un nivel técnico

que nos está dejando asombrados.

Finalmente, aunque no por último,

cuatro dilatadores de oreja, metálicos,

dos de plata y dos dilatadores de oro

provistos, además, de una decoración repujada muy fina.

Además, por supuesto, hay una decena de espirales,

de pendientes, anillos, adornos de plata,

un collar de piedras exóticas, de componentes exóticos,

de unas 10 cuentas, anillos,

un cuchillo con los remaches de plata.

Es decir, tanto por lo que hace referencia a la cantidad

como por la calidad,

esta tumba es, sin duda,

una de las más destacadas del mundo argárico.

Hombre y mujer aparecieron juntos en el mismo espacio funerario.

En ocasiones, es difícil diferenciar

qué elementos pertenecieron al hombre y qué elementos a la mujer.

Con los datos que tenemos actualmente,

la mayor parte de este ajuar parece asociado a ella, a la mujer.

La diadema, gran parte de las joyas de plata,

el punzón, seguramente el puñal, el vaso pequeño.

Es decir, en términos de cantidad de objetos,

ella es, sin duda, la mejor provista.

Diademas de este tipo, de este tipo tan curioso,

tan elegante, en plata,

se conocen cuatro

que fueron descubiertas en la década de 1880

por un ingeniero belga llamado Louis Siret,

uno de los padres de la prehistoria en España.

Las cuatro de plata que se conocen,

proceden del mismo yacimiento, El Argar,

y ninguna de ellas se encuentra actualmente en España.

Hay una en Inglaterra, en Londres concretamente,

otra en Oxford, otra en Bruselas.

Además, son piezas, actualmente,

depositadas en museos muy importantes

pero que, curiosamente, carecen, esos museos, del acompañamiento.

Porque en aquella época,

hace 130 años que no se descubre otra,

hace 130 años los ajuares funerarios se vendían

al mejor postor.

Se hacían lotes y, en aquella época, se vendieron.

Con lo cual, actualmente,

ese legado se haya disperso y descontextualizado.

El valor añadido de esta pieza es este también.

Nos proporciona un ajuar completo

con un contexto arqueológico muy bien documentado.

La interpretación de toda esta información

parece afianzar la idea del Argar como una sociedad clasista

con poderosas élites dirigentes.

Lo que sí que tendríamos que retener de esta afortunada circunstancia

es que personajes de este nivel están siendo enterrados

con edificios de este nivel.

Este isomorfismo, por así decirlo,

esta regularidad entre la vida y la muerte,

es un elemento emblemático.

De la misma manera que en otras épocas

la gente pudiente o la gente de poder o la gente noble o aristócratas

se entierran en algunos edificios, o bien palaciales

o, fundamentalmente, religiosos,

aquí, en este edificio, fundamentalmente político,

se está enterrando, por supuesto, la élite política

y, por supuesto también, sus servidores.

Aquí hay un elemento muy interesante,

lo que hay es muchos talleres de producción.

Todos estos talleres y estos complejos

rodean el complejo palacial.

Hay que pensar que, posiblemente, las estructuras de vida

o la vivienda de esta gente,

de la gente que domina aquí, a lo mejor, no es aquí.

Sobre todo, es muy interesante ver que las relaciones objetuales

entre La Almoloya y el yacimiento del Argar

son muy simétricas.

Es decir, no vamos a decir que vivía aquí

pero que sí se reunía aquí y, por lo tanto,

la gente que trabaja, trabaja para ella

o para la estructura de poder.

¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que todos los dependientes están sirviendo,

por así decir, a esta élite en todo el territorio de La Almoloya.

Este territorio de La Almoloya

hay que ponerle en vinculación con La Bastida,

con lo cual vemos que hay el peso político y económico

que siempre hemos querido ver en la zona nuclear de Almería,

está cada vez funcionando más hacia el norte,

más hacia la zona de Murcia.

Esto es sumamente relevante

porque es la primera vez que lo encontramos.

Lo que más nos sorprende

es la vecindad que hay entre los objetos de aquí

y los objetos de ahí abajo.

Que sean en el mismo tiempo, la misma gente,

repartiéndose un territorio

y teniendo unas élites que conforman, se visten,

se adornan, de la misma manera y esto es muy interesante.

¿Podría la cultura del Argar

haber alcanzado un desarrollo similar

a la coetánea civilización minóica?

Solo el riguroso trabajo arqueológico

responderá a esta pregunta.

La ciudad fue abandonada en el año 1550 antes de Cristo

tras más de 600 años de ocupación.

Se desconocen las bases de su prosperidad

pero las próximas campañas de excavación podrían descubrir

que la Edad del Bronce en la Península

fue mucho más rica y avanzada de lo que sospechamos.

Los descubrimientos de La Almoloya son un hito

pero para comprobar si hubo un verdadero estado

en el sureste peninsular hace unos 4000 años,

hay que seguir investigando.

Continuará.

(Música)

Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte)

26:38 20 jul 2018

Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte)
(El argar). Cártama.

Histórico de emisiones:
04/01/2015

Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte)
(El argar). Cártama.

Histórico de emisiones:
04/01/2015

ver más sobre "Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) " ver menos sobre "Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) "

Los últimos 71 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:59 08 jul 2020 Arqueomanía hace un recorrido por diferentes países tras los pasos de arqueólogos españoles que trabajan fuera de nuestras fronteras.

  • La segunda Guerra Púnica

    La segunda Guerra Púnica

    27:28 01 jul 2020

    27:28 01 jul 2020 El siglo III antes de Cristo fue un campo de batalla entre potencias helenísticas. Roma y Cartago se enzarzaron en las llamadas Guerras Púnicas, una verdadera deflagración mundial.

  • La Marmotta

    La Marmotta

    26:56 24 jun 2020

    26:56 24 jun 2020 El origen de la navegación está en la misma base de la aventura humana. En este episodio nos sumergimos en un yacimiento italiano, La Marmotta, para descubrirlo. El maravilloso estado de conservación de sus materiales fabricados con madera despertó la atención de la comunidad científica.

  • Escuela de gladiadores

    Escuela de gladiadores

    27:30 17 jun 2020

    27:30 17 jun 2020 ¿Existió una escuela de Gladiadores en Córdoba? ¿Qué huella ha dejado el mundo de los gladiadores en la arqueología? ¿Es correcta la imagen de este espectáculo que ha llegado hasta nuestros días?

  • Réquiem por Numancia

    Réquiem por Numancia

    28:17 10 jun 2020

    28:17 10 jun 2020 Numancia fue la ciudad más citada en los textos de la Antigüedad. Su épica resistencia ante Roma forjó una imagen de irreductibilidad que alcanza nuestros días. El cerco de Escipión sobre la ciudad arévaca de Numancia se verá con todo lujo de detalles a lo largo del capítulo que nos muestra lugares de enorme belleza y relevancia históricas, como Termancia o Peñalba de Villastar.

  • 29:21 03 jun 2020 Una de las épocas de mayor poder y brillo de los reinos peninsulares fue la del Califato Omeya. Con capital en Córdoba, controló la práctica totalidad de la península, teniendo legitimidad en amplias zonas del Magreb y el África Subsahariana.

  • Visigodos

    Visigodos

    27:04 27 may 2020

    27:04 27 may 2020 La llegada de los visigodos y la posible constitución de un reino peninsular es uno de los episodios de la tardoantigüedad que vamos a desmenuzar en un capítulo que también mostrará los restos materiales de Bizancio en el viejo solar de Hispania.

  • Arqueología bíblica

    Arqueología bíblica

    26:00 20 may 2020

    26:00 20 may 2020 Una de las arqueologías que más interés despiertan, que son más populares, es la denominada arqueología bíblica. Manuel Pimentel muestra sus rasgos principales en un capítulo rodado en varios países de Oriente Medio y África.

  • La huella imborrable

    La huella imborrable

    29:00 13 may 2020

    29:00 13 may 2020 La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

  • Herculano

    Herculano

    29:29 06 may 2020

    29:29 06 may 2020 Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

  • La forja de los imperios

    La forja de los imperios

    28:22 29 abr 2020

    28:22 29 abr 2020 Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

  • Primeras civilizaciones

    Primeras civilizaciones

    29:09 22 abr 2020

    29:09 22 abr 2020 Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos. Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos.

  • Pirineos

    Pirineos

    28:43 15 abr 2020

    28:43 15 abr 2020 Manuel Pimentel plantea un problema cuya solución requerirá de un viaje por uno de los lugares más duros de la península: los Pirineos. La cuestión es: ¿se puede documentar actividad prehistórica en las grandes cordilleras peninsulares?. Vamos a buscar los lugares en los que se puede documentar la primitiva presencia humana. Atravesaremos el Sobrarbe y mismísimo Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

Mostrando 1 de 4 Ver más