Presentado por Nacho Clemente y dirigido por Manuel Pimentel, 'Arqueomanía' aproxima a la audiencia un amplio espectro de temas: desde el nacimiento del neolítico en Anatolia a la caída del Califato de Córdoba, pasando por las Guerras Púnicas, el mundo celtibérico o los últimos días de Pompeya y Herculano. La temporada se ha rodado durante diez meses en España y otros países.

El programa cuenta con expertos como Enrique Baquedano, Juan Luis Arsuaga, Juan Francisco Gibaja, Mario Mineo o Carolina Aznar.

5575248 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - La huella imborrable - ver ahora
Transcripción completa

Normalmente se asocia la arqueología

al trabajo en el campo, al yacimiento, a la cueva.

Pero gran parte de la tarea del arqueólogo

se desarrolla en los laboratorios.

Con analíticas científicas.

Una de las disciplinas científicas que más se ha desarrollado

y más sorpresas ha proporcionado

es la biotecnología.

Y es en el campo de la biotecnología en el que nuestra arqueología libra

uno de los debates más encendidos,

tras saltar a los medios una sorprendente noticia.

Según unos estudios genéticos, hace unos 4.500 años,

la práctica totalidad de los hombres de la Península Ibérica

habrían sido exterminados por unos pueblos esteparios invasores,

los Yamnayas.

Según esta hipótesis, las mujeres peninsulares

sí que habrían sobrevivido. mezclándose

con estos guerreros del centro del continente.

La polémica no se hizo esperar

y un grupo de investigadores y profesores,

redactó una dura nota que rechazaba los términos

en los que algunos de los principales diarios españoles

se habían referido a esta publicación.

Los investigadores acusaban

a los medios de sensacionalistas

y a los autores del estudio de haber filtrado

unas conclusiones precipitadas.

El debate estaba servido.

Correspondía, pues, a la arqueología

y a la ciencia genética,

confirmar, o no, ese genocidio ancestral.

Y así el ADN, como huella imborrable de la vida,

se convertía en el inesperado protagonista.

¿Es el ADN una herramienta suficiente

para explicar la evolución humana?

¿Realmente pudo haber una sustitución de población

de ese nivel a comienzos de la Edad del Bronce?

Veamos a fondo la dialéctica arqueología, biología molecular.

En la península ibérica la información que tenemos

como sabéis bastante problemática.

En todo caso, hay mucha menos proporción de ADN

o de linajes estéticos,

parece que hay mayor continuidad de población local.

Pero luego, hay esa hipótesis tan controvertida,

a mí no me gustaría comentarlo porque es precipitado hacerlo.

De que los varones eran Yamnaya, que eran gentes de fuera

que se quedaron con las mujeres locales.

De momento, lo que la aportando a la genética

es una información muy relevante para saber

qué tenemos que cambiar de paradigma.

Arqueología y biotecnología,

se relacionan en una paradójica simbiosis.

Permite que la ciencia que mira el pasado,

la arqueología, camine estrechamente de la mano

con la ciencia más vanguardista como es la biotecnología.

La Arqueología comenzó como una actividad de anticuario

para pasar a emplear, en la actualidad,

las más variadas y modernas tecnologías y procesos.

Desde las grandes excavaciones en extensión,

practicadas durante todo el siglo XIX y parte del XX.

Hasta el sistema que implantó Mortimer Wheeler

como trabajo de campo y sus posteriores versiones

y adaptaciones, que han terminado en las denominadas

micro excavaciones, el devenir del método arqueológico

y de los elementos que se consideraban valiosos

ha cambiado enormemente.

Mortimer Wheeler aseveró que la arqueología era

"un arte que empleaba una técnica científica".

Puede decirse que el objeto de deseo ha reducido su tamaño,

pasando de las grandes estructuras, cerámicas y esculturas

a los pólenes y el material genético.

Hoy en día, la antracología estudia los fragmentos de carbón,

la palinología los pólenes

y la denominada arqueología molecular el ADN

y otras moléculas biológicas.

Los materiales arqueológicos y las informaciones genéticas

y biológicas, arrojan una valiosa información

que hay que aprender a leer en su conjunto.

Biotecnología y arqueología

están condenadas a caminar de la mano.

El enfoque es distinto,

cuando uno quiere hacer una arqueología de vanguardia

sin perder absolutamente nada ni un resquicio de información

tiene que tener planteamientos previos

para resolver unas preguntas.

Lo que intentamos es reconstruir todo lo que ha sucedido

en distintos ámbitos.

Desde el mundo de la flora, la fauna, o el paisaje,

y para eso no podemos desperdiciar nada de información.

No tienes la sensación, que está ascendiendo muchísimo

la importancia de biotecnología frente a otras disciplinas.

Sí, está ascendiendo la biotecnología y la genética.

Yo me alegro, porque es lo que nos sirve

todo aquello que nos dé información.

Los pasos preliminares de una excavación

son fundamentales para todo el proceso científico.

Los arqueólogos tienen que desentrañar

el porqué de la ubicación de los yacimientos.

Para ello en muchas ocasiones

tienen que aprender a leer el paisaje.

que determina y condiciona la ocupación humana.

Es de los momentos más apasionantes en una excavación,

pero también más importantes científicamente

es cuando se va a comenzar y se va a replantear.

¿Por qué decidisteis adentrar, tirar piedra y buscar esa galería?

Nos adentramos aquí en estas galerías a observar

que salía corrientes de aires

y también se penetraba algunos quirópteros,

con lo cual nos indicaba que la galería continuaba

y que teníamos que desobstruir esa entrada, esa boca

para intentar descubrir qué hay detrás.

Vamos a iniciar el descenso a estas galerías

donde muy pocas personas han entrado

después de miles de años de aislamiento total.

Nos vamos para adentro.

Y desde la prometedora cueva de Bedmar

nos trasladamos al siempre sorprendente

yacimiento de Atapuerca.

El equipo que investiga los yacimientos paleantropológicos

de la Sierra de Atapuerca,

obtuvo un éxito sin precedentes al obtener ADN,

primero mitocondrial y luego nuclear de restos humanos

de la Sima de los huesos, con unos 400 mil años de antigüedad.

Se trató de un hito sin precedentes.

Nunca antes se había reconstruido ADN tan viejo

para poder obtener información de él.

La población prehistórica de la Península Ibérica

comenzaba a caracterizarse genéticamente.

Los descubrimientos arqueológicos

y los estudios genéticos, permiten que nos adentremos

en el arcano de nuestra evolución como especie,

desde nuestros cercanos neandertales, pasando por Denisova

en Rusia, hasta Filipinas.

En Indonesia, el llamado hobbit, el hombre de Flores,

posee numerosas singularidades.

El hombre de Flores

que pudo extinguirse hace unos 18 mil años,

es uno de los casos en los que la ciencia

necesita un mayor arsenal de recursos para su resolución.

Para empezar, hay restos humanos de varias cronologías,

algunas muy antiguas y, además, hay que explicar

como la insularidad pudo afectar al tamaño de los animales.

En el caso de Flores,

se ha calculado estadísticamente que el Homo Erectus

que la habitó en primer lugar la isla,

pudo convertirse en otra especie, en el homo floresiensis

en unas 280 generaciones, que son unos 4000 años.

Este tipo de herramientas de cálculo,

estadísticas, basadas en el empleo

de inteligencia artificial, están resultando revolucionarias.

El panorama de la evolución humana

y de las diferentes hibridaciones,

gracias a los análisis de ADN,

está dando resultados inesperados.

Las ancestrías se están determinando con mucha exactitud

y a veces ofrecen resultados que no casan

con las hipótesis principales.

La arqueología ha avanzado en paralelo la ciencia.

Así hemos pasado de los antiguos microscopios ópticos

del principio del siglo XX,

a los modernos microscópicos digitales de hoy.

Estos saltos tecnológicos,

han permitido lo inimaginable

tan sólo unos años atrás.

Como es el caso de la clonación de ADN humano antiguo

que vamos a conocer a continuación.

La extracción y estudio de material genético antiguo

requiere de un método complejo que vamos a tratar de sintetizar.

Los resultados, necesitan una lectura experta,

son cualquier cosa, menos sencillos o definitivos.

Para comenzar, los científicos se encuentran a un ADN antiguo

que está fragmentado.

La técnica funciona bien con trozos pequeños,

ese es un problema solventado.

El ADN se separa

y se le colocan unos adaptadores en los extremos.

El ADN modificado

se carga en un chip especializado para ser amplificado y secuenciado.

En el fondo del chip,

hay cientos de miles de oligonucleótidos,

que son piezas pequeñas de ADN sintético,

anclados al chip.

Pueden adquirir fragmentos de ADN

con secuencias complementarias.

Cuando estos fragmentos se han unido,

comienza una fase llamada de generación de clúster.

Con este proceso se consiguen aproximadamente

mil copias de cada fragmento de ADN.

Inmediatamente después,

los nucleótidos modificados se unen al chip,

desprendiendo un destello luminoso.

Aunque parezca ciencia ficción,

una cámara toma una foto del chip, y un ordenador

establece qué base fue agregada.

Gracias al color de su destello luminoso.

El proceso ocupa toda la secuenciación

de la molécula de ADN.

Al analizar todos los datos,

se obtiene una lectura de cada fragmento de ADN.

Los datos de la secuencia se analizan

para encontrar fragmentos con áreas superpuestas.

Luego se alinean.

Cuando se conoce una secuencia de referencia,

los contiguos se comparan con ella para identificar las variantes.

Y así, por comparación, se van conformando las cadenas

y estableciendo las coincidencias.

Otra cosa es que la información genética

se corresponda exactamente con un rasgo físico.

El ambiente, también influye en el desarrollo del genoma

y en su modificación.

Para mí la revolución más importante de la genética,

que se produce en el seno de la especie humana

y ahora estamos sabiendo cosas tales

como la estructura genética de las poblaciones europeas,

la ibérica, por ejemplo,

que tenemos genes de nuestros antepasados

cazadores y recolectores.

Tenemos genes de los neolíticas que llegaron a la Península Ibérica

desde el Mediterráneo oriental, desde Turquía.

Que tenemos genes de los pueblos de las estepas de la Edad Media.

La prehistoria reciente, me parece absolutamente apasionante.

Los pueblos que se han movido, todo ese trasiego de gentes.

Ese es uno de los objetivos de la genética.

En el Neolítico empezamos a convivir con animales domesticados.

Este proceso de domesticación es un proceso complejo

que aún guarda zonas oscuras.

La arqueología moderna, pretende alumbrarla

no solo utilizando las técnicas habituales

de excavación o análisis genético

sino con la utilización de nuevos marcadores

como pueden ser las hormonas o proteínas.

Existen otros marcadores biológicos

que pueden ser empleados para comprender la evolución.

Por ejemplo, los procesos de autodomesticación

y domesticación, pueden estar directamente relacionados

con algunas hormonas, como la testosterona.

Menores tasas de esta hormona influyen

en la disminución de la agresividad.

Los humanos tenemos muchos rasgos que compartimos

con las razas domésticas.

Por ejemplo, el perro, de ovejas y vacas.

Compartimos con ellas muchas características.

Entre otras, la reducción del tamaño del cerebro.

Es decir, que el cerebro humano habitual

es más pequeño que el de los cazadores en el Paleolítico.

Pero no solo eso, las razas domésticas

con respecto a la especie ancestral

presentan, cierta infantilización.

Tiene un complejo de características infantiloides

podríamos decirlo así.

También en la conducta, conservan el interés,

conservan la capacidad de juego.

Que nos recuerda mucho al ser humano.

La especie humana es muy infantil de aspecto

comparada con las anteriores.

Además, somos mucho más sociables

como los animales domésticos.

Tenemos todos los rasgos de una raza doméstica.

Se puede estudiar a nivel molecular, con la testosterona y con todo.

Pero claro, nosotros domesticamos a las ovejas y a los cerdos.

Que presentan los mismos rasgos.

Entonces, la pregunta es,

¿quién nos ha domesticado a nosotros?

Nosotros hemos domesticado a las ovejas y a los cerdos,

pero a nosotros ¿quién?

La solución es que nos hemos autodomesticados.

¿Pero qué ocurre en los lugares

en los que la extracción de ADN y otras moléculas es imposible?

¿Debemos desconfiar del conocimiento generado durante décadas

en yacimientos como Dmanisi en Georgia

o los barrancos de Olduvai en Tanzania?

La antropología y la arqueología

tienen infinidad de métodos fiables

para determinar el tipo de población

que habitó un espacio concreto en un momento determinado

y su comportamiento, su etología.

Se puede inferir el grado de inteligencia

gracias a las cadenas operativas en los trabajos líticos

o en el despiece de un animal.

El ADN es un vector importante, pero no el único.

El Neolítico Peninsular aún mantiene muchos interrogantes por resolver.

Esta revolución tan importante fue debida a cambios de población.

Vinieron pueblos de oriente, es una evolución cultural,

tiene una base autóctona.

La arqueología debe responder a estas preguntas

y lo hará como lo ha hecho tradicionalmente

con la excavación y con las modernas técnicas de genética de ADN

que tienen mucho que decir al respecto.

Antes de enfrentarnos

a lo que pudo suceder en el 2.500 antes de Cristo

con los pueblos de la Estepa,

debemos echar un vistazo al Neolítico Peninsular

que está empezando a ser desentrañado

con excavaciones como las de la Cueva de las Tinajas,

en Alozaina, Málaga o Coro Trasito en Huesca.

Se va viendo como las altas montañas

no eran un obstáculo insalvable para las poblaciones

que iban llegando a Iberia.

¿O llegaban solo sus modos culturales?

En el Campo de Hockey de San Fernando, Cádiz,

tras los primeros análisis antropológicos,

vista la robustez de los individuos, se pensó

que estos provendrían, probablemente,

del Norte de África.

Pero, ¿qué nos dice la genética?

El resultado que hemos obtenido,

nos viene a indicar que tenemos una población

típica del Neolítico Peninsular que presenta un 80%

de ancestría de los primeros pobladores neolíticos peninsulares

y, un 20% de los cazadores recolectores del Mesolítico.

Obviamente, este choca un poco,

con las premisas con las que contábamos nosotros.

Pensábamos según los estudios de antropología física

esta población podría ser subsahariana.

El yacimiento del Campo de Hockey,

o los de la cueva del Toro y el dolmen de Alberite Dos.

Alumbran el inicio del Neolítico Ibérico.

Conozcamos ahora el yacimiento de La Beleña de Cabra,

que nos ayudará a comprender su etapa final.

Lo que está evidenciando en la Beleña,

es que, yo diría que hay tres cuestiones principales.

En primer lugar, que hay una diversidad de materias primas

muy notable, que indican que hay relaciones

de intercambio o una movilidad pensamos que muy amplia.

Que van con el marfil a relaciones internacionales

en el caso de la placa o en el caso

de algunas de las materias primas de la producción lítica,

que nos habla de los Gallumbares

o en algún caso hay que terminar de analizarlo

porque estamos en fase final de campaña

que apunta a una procedencia de la zona de Almería.

Más que nada no hay que olvidar que el uso del colorante

en toda esta sepultura que es cinabrio

que procede de la zona de Madrid.

Quiere decir que, si nos ubicamos bien,

prácticamente toda la mitad meridional de la Península Ibérica.

Está recorrida o hay contactos en estas poblaciones

al margen luego del marfil que es el sentido común.

Hasta que no haga el análisis de ADN

nos apunta al norte de África.

Tú en esa tumba, has tenido la fortuna de encontrarte

nada más y nada menos que un ídolo placa.

Algo sorprendente aquí. ¿Qué sentiste en ese momento,

el sueño de un arqueólogo?

No sé cómo explicarlo,

me llena de emoción cuando te lo cuentas.

Fue algo impresionante.

Estábamos excavando Amparo y yo y nos dimos cuenta,

al principio no sabíamos bien si era un hacha u otra cosa.

Cuando vimos los grabados que tenía,

las líneas, pues fue magnífico.

A parte de este ídolo placa,

creo que esta sepultura tiene una cosa muy interesante.

Ha sido clausurada.

Sí, intencionalmente y con mucho esmero.

Fue rellenas de tierra.

Incluso enterraron el acceso, la puerta como ahora verás.

Hay un rito de enterramiento y de clausura de la sepultura.

Exactamente se amortiza y lo que tienen es la intención.

Esta es la puerta que tú dices. Esta es la puerta.

Encaja en esta zona de aquí.

Lo que prueba que hubo una intención clara

de romperla cuando se clausura se amortiza esta sepultura

con todos los restos humanos en su interior.

En Arqueomanía hemos tenido la fortuna

de visitar varias veces la Beleña. Tenemos la impresión,

que para este debate nuclear importante

que se da en estos momentos entre la relación entre poblaciones

genéticas, biotecnología y arqueología.

La Beleña puede ser muy relevante.

¿Qué crees que tú que aporta la Beleña

a este debate nuclear?

La Beleña representa una población muy relevante

para el estudio de estas cuestiones.

Porque tenemos un número de individuos muy importantes,

de casi 100 individuos.

Esto implica que vamos a tener una representación

de variabilidad poblacional que podría haber

en el Neolítico final en esta zona.

Que en otros lugares no existe o es difícil de tener.

Esta zona está con su texturizada muy bien en pocos años.

No solo va a servir para qué relación tenían

con las poblaciones que habían antes o las que llegaron después.

Sino que también nos vamos a concentrar

en la micro historia de esta población.

Es decir, vamos a investigar si la población

de la Beleña era local o si venía de otros lugares.

Además, vamos a saber quiénes eran los que viajaban

si eran hombres, mujeres o ambos.

Además, también vamos a poder

relacionar toda esa información con otros aspectos

más vinculados a la vida cotidiana como por ejemplo la dieta.

Vamos a intentar integrar la perspectiva macrohistórica

con la perspectiva de la vida cotidiana de estas poblaciones.

Utilizando tanto ADN como otro tipo de analíticas

como isótopos estables para estudiar la movilidad,

estudiar la dieta, etcétera.

Sobre el yacimiento sevillano de Valencina de la Concepción

están corriendo ríos de tinta.

Allí también se han reconstruido digitalmente

los espacios funerarios

y allí también se está aplicando la arqueología científica

para averiguar, entre otras cosas.

El origen y tipo de población que lo hizo posible.

Lo que tenemos que tener claro es hasta dónde podemos llegar

con la parte del genoma que hemos recuperado

o cuanta información tenemos para decir algo.

Esta señal de la estepa que algunos llaman yamnaya

pero no es la población que llega a Iberia ni mucho menos.

La empezamos a encontramos en la Península Ibérica

asociados a algunos contextos de cerámica campaniforme.

Por ejemplo, en el resto de Europa.

La correlación entre cerámica campaniforme

y este tipo de avance ancestría de la estepa,

la encontramos al 100 × 100.

Es decir, todos los individuos que están asociados al campaniforme

tienen esta ancestría fuera de Iberia.

En Iberia es algo diferente.

Tenemos individuos sin contextos campaniforme

que ya portan esa señal y otros todavía no.

La tumba del Tholos de Montelirio

es especialmente interesante por su depósito funerario.

Varias mujeres jóvenes

aparecieron en su interior en lo que parece,

con casi toda seguridad, un enterramiento simultáneo.

Es decir, aquellas jóvenes fueron enterradas a la vez.

Pero, ¿qué dice la biología de ellas?

Uno de los objetivos principales,

es comprender la estructura de parentesco

que tenían los grupos que hemos encontrado en Montelirio.

Conocer si están estrechamente relacionados.

Todos los humanos estamos relacionados,

pero queríamos averiguar si hay familiares de primer,

segundo o tercer grado.

Y porqué la gente fue enterrada junta

en la misma tumba o en estructuras funerarias.

Ese es, como he dicho,

uno de los objetivos principales.

Conocer si hay estructura familiar.

Parentesco entre aquellos que son enterrados juntos.

Tal vez, las gentes nacidas en el gran sitio

prehistórico de Valencina

fueron a buscar su última morada a Perdigoes, en Portugal.

Lo que los isótopos nos dicen

es que una gran parte de las personas

que han sido analizadas en Perdigoes, no son de aquí.

No nos dicen dónde están, dice que no son de aquí.

Por los valores de estroncio que tenemos,

podemos decir que algunas de esas personas

son personas de zonas litorales.

Porque tienen valores de estroncio más bajos.

Son de una región envolvente

más amplia incluso podríamos decir de Lisboa o de Valencina.

Y de Portugal, concretamente del Estuario del Tajo,

parece que proceden los primeros individuos de la cultura

que se conoce como la del Vaso Campaniforme.

Nombre que proviene del tipo de cerámica,

novedosa que empleaban y que usaban de manera codificada.

Esta bellísima cerámica campaniforme

fue hecha durante la Edad del Cobre.

Desde este Calcolítico, hasta la Edad del Bronce

donde fue realizada esta soberbia copa argárica.

Algo importante ocurrió en la península.

Este cambio no solo tiene una raíz cultural,

existen teorías que afirman que ocurrió

un importante cambio poblacional.

En el Museo Regional de Arqueología de Madrid,

en Alcalá de Henares, se ha celebrado

una magnífica exposición sobre esta cultura.

Multitud de piezas de diferentes museos europeos

se han reunido por primera vez para ofrecer una visión actual

y de conjunto de este fenómeno cultural y demográfico.

Su comisario, el arqueólogo, Germán Delibes, nos habla de ella.

Los prehistoriadores británicos ya tomaron nota

de la existencia de estas vasijas a comienzos del siglo XIX.

Hay un momento en el último tercio del siglo XIX

que se pone muy de moda el tema.

Se están realizando hallazgos en Portugal,

los primeros de la Península Ibérica.

En diversas partes de Francia, en el Reino Unido

ya se conocían y a partir de ese momento

empiezan a hacerse los prehistoriadores

la pregunta de, ¿a qué responde que haya un mismo elemento común

en un espacio geográfico tan amplio?

Tan amplio porque va aproximadamente desde el Vístula en Polonia,

Hasta escocia las Islas Británicas y desde el sur de Escandinavia

hasta al norte de África.

Incluyendo las islas del Mediterráneo central.

Eso da pie a la discusión de las famosas

teorías del vaso campaniforme.

Si son un pueblo que se extiende por ese espacio

o hay otras razones que se unifiquen esta uniformidad cultural.

En el primer momento únicamente la cerámica era campaniforme.

La llaman indistintamente campaniforme

y caliciforme y se habla de una vasija acampanada

que está decorada de manera muy arraigada

en todo su exterior que los motivos recuerdan un poco a los del tejido.

Y se empieza a documentar muy particularmente en Francia,

luego aquí en la Península Ibérica, en Lisboa.

Pero no se acaba tomando nota de que va asociado

a otros elementos culturales hasta bastante tiempo después.

Será a mediados del siglo XX cuando se habla del set

o del package campaniforme.

Que son otros elementos que se le asocian

y que pueden ser los puñales de lengüeta

las puntas palmela de cobre, los pequeños adornos de oro.

Carles Lalueza participó en el estudio de la polémica,

aquel del que hablábamos al principio,

aquel que afirmaba que los varones de la Península Ibérica

habían sido sustituidos por otros.

Su marca genética ya no volvía a verse

después del 2500 antes de Cristo, aproximadamente.

Eso se corresponde con el final de la Edad del Cobre

y el comienzo de la del Bronce.

Por tanto, yacimientos como La Bastida de Totana en Murcia

u otros argáricos; o los del bronce valenciano,

incluso los últimos pobladores del segundo milenio

del entorno de Valencina de la Concepción,

deberían mostrar la marca genética esteparia

y también su influjo cultural.

¿Son así las cosas?

De momento, la arqueología y la genética

son dos vías paralelas.

Que se crucen o no,

quizás sea cuestión de tiempo.

Hemos comprobado como la arqueología cabalga sobre una hermosa paradoja.

Pues alumbra los secretos del ayer con el foco potente

de las técnicas vanguardistas de hoy.

Lo que hace de la arqueología una ciencia

tan compleja como hermosa.

Arqueomanía - La huella imborrable

29:00 13 may 2020

La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

ver más sobre "Arqueomanía - La huella imborrable" ver menos sobre "Arqueomanía - La huella imborrable"

Los últimos 71 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:59 08 jul 2020 Arqueomanía hace un recorrido por diferentes países tras los pasos de arqueólogos españoles que trabajan fuera de nuestras fronteras.

  • La segunda Guerra Púnica

    La segunda Guerra Púnica

    27:28 01 jul 2020

    27:28 01 jul 2020 El siglo III antes de Cristo fue un campo de batalla entre potencias helenísticas. Roma y Cartago se enzarzaron en las llamadas Guerras Púnicas, una verdadera deflagración mundial.

  • La Marmotta

    La Marmotta

    26:56 24 jun 2020

    26:56 24 jun 2020 El origen de la navegación está en la misma base de la aventura humana. En este episodio nos sumergimos en un yacimiento italiano, La Marmotta, para descubrirlo. El maravilloso estado de conservación de sus materiales fabricados con madera despertó la atención de la comunidad científica.

  • Escuela de gladiadores

    Escuela de gladiadores

    27:30 17 jun 2020

    27:30 17 jun 2020 ¿Existió una escuela de Gladiadores en Córdoba? ¿Qué huella ha dejado el mundo de los gladiadores en la arqueología? ¿Es correcta la imagen de este espectáculo que ha llegado hasta nuestros días?

  • Réquiem por Numancia

    Réquiem por Numancia

    28:17 10 jun 2020

    28:17 10 jun 2020 Numancia fue la ciudad más citada en los textos de la Antigüedad. Su épica resistencia ante Roma forjó una imagen de irreductibilidad que alcanza nuestros días. El cerco de Escipión sobre la ciudad arévaca de Numancia se verá con todo lujo de detalles a lo largo del capítulo que nos muestra lugares de enorme belleza y relevancia históricas, como Termancia o Peñalba de Villastar.

  • 29:21 03 jun 2020 Una de las épocas de mayor poder y brillo de los reinos peninsulares fue la del Califato Omeya. Con capital en Córdoba, controló la práctica totalidad de la península, teniendo legitimidad en amplias zonas del Magreb y el África Subsahariana.

  • Visigodos

    Visigodos

    27:04 27 may 2020

    27:04 27 may 2020 La llegada de los visigodos y la posible constitución de un reino peninsular es uno de los episodios de la tardoantigüedad que vamos a desmenuzar en un capítulo que también mostrará los restos materiales de Bizancio en el viejo solar de Hispania.

  • Arqueología bíblica

    Arqueología bíblica

    26:00 20 may 2020

    26:00 20 may 2020 Una de las arqueologías que más interés despiertan, que son más populares, es la denominada arqueología bíblica. Manuel Pimentel muestra sus rasgos principales en un capítulo rodado en varios países de Oriente Medio y África.

  • La huella imborrable

    La huella imborrable

    29:00 13 may 2020

    29:00 13 may 2020 La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

  • Herculano

    Herculano

    29:29 06 may 2020

    29:29 06 may 2020 Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

  • La forja de los imperios

    La forja de los imperios

    28:22 29 abr 2020

    28:22 29 abr 2020 Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

  • Primeras civilizaciones

    Primeras civilizaciones

    29:09 22 abr 2020

    29:09 22 abr 2020 Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos. Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos.

  • Pirineos

    Pirineos

    28:43 15 abr 2020

    28:43 15 abr 2020 Manuel Pimentel plantea un problema cuya solución requerirá de un viaje por uno de los lugares más duros de la península: los Pirineos. La cuestión es: ¿se puede documentar actividad prehistórica en las grandes cordilleras peninsulares?. Vamos a buscar los lugares en los que se puede documentar la primitiva presencia humana. Atravesaremos el Sobrarbe y mismísimo Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

Mostrando 1 de 4 Ver más