Presentado por Nacho Clemente y dirigido por Manuel Pimentel, 'Arqueomanía' aproxima a la audiencia un amplio espectro de temas: desde el nacimiento del neolítico en Anatolia a la caída del Califato de Córdoba, pasando por las Guerras Púnicas, el mundo celtibérico o los últimos días de Pompeya y Herculano. La temporada se ha rodado durante diez meses en España y otros países.

El programa cuenta con expertos como Enrique Baquedano, Juan Luis Arsuaga, Juan Francisco Gibaja, Mario Mineo o Carolina Aznar.

5567061 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - La forja de los imperios - ver ahora
Transcripción completa

Me encuentro en la Puerta de los Reyes.

Una de las ocho puertas monumentales de Hattusa,

la capital del Imperio Hitita.

Si el Neolítico supuso la aparición de las primeras civilizaciones

y de las primeras ciudades.

No serían hasta La Edad del Bronce cuando se formarían

los primeros grandes imperios.

Conocíamos bien algunos de ellos.

Los asirios, los babilonios, los egipcios.

Sin embargo, el Imperio Hitita

permaneció durante muchos siglos sumido en el olvido.

Queremos conocer a esta misteriosa civilización

y para ello nos trasladamos hasta Hattusa capital de su imperio.

Desde Hattusa, capital del misterioso Imperio Hitita.

Comenzaremos nuestra búsqueda.

Vamos a tratar de responder a dos preguntas fundamentales.

¿Cuándo y por qué nacieron los primeros grandes imperios?

y, sobre todo, ¿por qué desaparecieron?

Hattusa se encuentra en el centro de Anatolia, actual Turquía.

Desde allí los hititas dirigieron un gran imperio

que se extendió desde los siglos XVIII hasta el XII a. C.

Paseamos extramuros de Hattusa

con Andreas Schachtner, que lleva más de tres décadas

desenterrando la historia material del Imperio Hitita.

En realidad, ¿quiénes eran los hititas?

Tenemos un mosaico de pueblos en Anatolia,

étnico y lingüístico.

Hay muchos pueblos diferentes viviendo juntos

y para mantenerlos juntos fue necesario un equilibrio

muy delicado de sistema.

En territorio hitita habitaron pueblos distintos,

que hablaron lenguas diferentes.

Pero, más allá de estas riquezas lingüísticas.

Lo importante es que nos legaron miles de tablillas

con escritura cuneiforme, gracias a las cuales

podemos conocer su historia con un alto grado de exactitud.

Pero no solo dejaron testimonio de su recuerdo

en escritura cuneiforme sino también lo hicieron

en forma de jeroglífico como este que tengo a mi espalda

y que ordenó esculpir el último rey de Hattusa, Suppiluliuma II.

Y es que una de las características de los imperios del bronce.

Fue su capacidad para abrigar diferentes naciones y culturas.

Gentes caídas de un babel primordial,

convivieron bajo la férrea disciplina del Imperio Hitita.

La escritura cuneiforme, recoge diversas lenguas escritas

con este tipo de grafía.

Es lo que sucede con el líbero o con el castellano aljamiado.

Que se emplea un grafismo para varios idiomas diferentes.

Una de las cuestiones clave para conocer el origen

de los hititas, es su raíz indoeuropea.

Para algunos investigadores como Colin Renfrew,

la lengua indoeuropea se extendió con el Neolítico.

Por tanto, no está vinculado a un sustrato genético concreto,

sino a un fenómeno de difusión cultural previo.

Una de las incógnitas pues, que desentrañar

es el origen indoeuropeo o no de los hititas.

Al contrario que el Egipto de los faraones o Summers.

Los hititas no vieron la luz ante el mundo contemporáneo

hasta épocas recientes.

Cómo es posible que una civilización tan importante como la hitita.

Que tuvo una gran extensión territorial.

Fue prácticamente desconocida hasta el siglo XX.

¿Cuáles son las razones de que tardáramos tanto en descubrirla?

La capital de los hititas fue olvidada

y, fue redescubierta por los arqueólogos

y fundamentalmente por los filólogos.

Debido a las numerosas tabletas cuneiformes

que se encontraron aquí al principio

y que estaban escritas en un lenguaje

que no pudieron comprender.

Sólo algunos textos estaban escritos en acadiano,

una lengua semítica que se conocía ya en 1906.

Pero el hitita, no se conocía

y fue en 1915 cuando un investigador checo

Victrix Hosni, fue capaz de identificar el hitita

como una lengua indoeuropea

que venía de una familia de idiomas

completamente diferente, en comparación con el acabiano.

Hattusa no es una ciudad al uso.

Su enorme extensión y su ubicación en un conjunto de colinas.

Nos dejan ante un espacio que culmina a un valle.

Un hito paisajístico que podía ser visto desde una gran distancia.

El rey hitita era el dueño de la tierra.

Actuando en el nombre del dios de la tormenta, Teshub.

Hattusa era un lugar de poder.

Allí operaban los artesanos y comerciantes

que tenían la perceptiva autorización real

y que por supuesto pagaban sus impuestos.

De las tablillas cuneiformes.

Se puede extraer mucha información al respecto.

Incluidas las penas por contrabando.

A las élites hititas les interesaba el lujo

como a todas las clases dirigentes de los primeros imperios.

De hecho, los mercaderes asirios eran habituales en la región.

Los metales preciosos, las gemas, o los tejidos llegados de oriente.

Adornaban las casas de los ricos y de los poderosos.

Así que hay que imaginar a Hattusa,

como una ciudad con actividad comercial

por una parte y reverencial por otra.

Es un periodo de aproximadamente 200 años

en el que esta ciudad tuvo, gran esplendor.

Estaba muy bien desarrollada, con grandes unidades arquitectónicas

y con un sistema de calles muy complejo.

Por ejemplo, debajo de las calles, hay canales para sacar el agua

un sistema muy sofisticado de limpieza de la ciudad

o al menos, una forma de deshacerse del agua.

Por otro lado, hay una presa artificial,

para almacenar el agua para el ganado

o para fines industriales.

Es un paisaje muy complejo

y ellos fueron capaces de modelarlo

según sus necesidades.

Hay partes de la ciudad que se pueden ver

desde 20 kilómetros de distancia.

Se puede ver la ciudad, porque también

tiene una gran extensión al campo.

Los hititas sociedad guerrera, logró también construir

una cultura sofisticada.

El registro material que contemplamos en sus yacimientos

y en los museos turcos.

No deja lugar a la duda, dominaron con maestría

los metales y la cerámica.

Y, ¿qué decir de su arquitectura?

Conocemos a los hititas como gente militar.

Porque es lo que hemos leído en sus textos

y también, lo que leemos en los textos de otras poblaciones

que han sido derrotadas por los hititas.

Sin embargo, no son ni más ni menos salvajes

que el resto de países en su época.

Sabemos, por los ejemplos de arte hitita que tenemos en los museos

que su arte, no estaba tan desarrollado

como en Mesopotamia.

No era tan sofisticado como en Mesopotamia o Egipto,

pero, podemos ver claramente,

que tuvieron habilidades artísticas muy desarrolladas,

especialmente en su arquitectura.

El mejor ejemplo, es cuando vemos el gran templo

aquí en Hattusa o las puertas.

La Puerta del Rey, o la Puerta de los Leones.

Ahí podemos ver especialmente, cómo se expresaban,

como expresaban el poder de su civilización,

a través de la arquitectura.

Los primeros grandes imperios,

como el Hitita que acabamos de conocer.

Nacieron al calor de la revolución tecnológica

que supuso el nacimiento de la Edad del Bronce.

Al final del Neolítico,

la humanidad comenzó a emplear metales

para dar nacimiento a la Edad del Cobre o Calcolítico.

Tras la que se iniciaría la Edad del Bronce

después, de más de un milenio de avances metalúrgicos y sociales.

El inicio y duración de estas edades.

Difiere según la región del planeta en que nos encontremos.

El Creciente Fértil, fue más precoz que el resto del mundo.

Su pronta explosión demográfica y la proximidad

y abundancia de recursos naturales,

provocó que el desarrollo tecnológico y civilizatorio

se anticipará con respecto a otras regiones habitadas.

Los avances en materia de organización social y política

fraguaron los Imperios del Bronce.

Como los asirios, egipcios o hititas.

La riqueza y el comercio internacional

y las leyes escritas, posibilitaron

los gobiernos sobre extensas regiones.

El bronce, es una aleación de cobre.

Al principio, se le añadió arsénico.

Pero, fue con la incorporación del estaño

cuando se produjo un gran cambio tecnológico

que impulsó el comercio y varió la faz de la guerra.

Mientras en el Creciente Fértil se extendían los grandes imperios

¿Cómo fue el paso desde la Edad del Cobre

a la del Bronce en la península?

Conozcamos algunos yacimientos de bronce español,

para comprender esta transición.

El Castellón Alto de Galera

es un yacimiento de la Edad del Bronce

situado al nordeste de la provincia de Granada.

A su lado hay un yacimiento ibérico, el famoso Tutugi.

Es un yacimiento argárico del bronce pleno

destaca por su cultura funeraria, su momia es célebre.

La cultura del Argar fue investigada por Louis Siret.

Su extensión se correspondía con el sureste peninsular

ocupando territorio de las actuales provincias de Murcia

Almería, Jaén, Albacete, Granada y Málaga.

Algunos autores han querido ver el germen de un reino,

aunque la cuestión no está clara.

Sin duda, las referencias principales de la cultura argárica

son la bastida de Totana y la Almoloya de Pliego.

En este último yacimiento,

se excavó recientemente una tumba doble con un rico ajuar.

La sociedad y la política de El Argar

son todavía campo de investigación continua.

Cerca, un poco al norte podemos ver manifestaciones

del denominado bronce valenciano.

En Villena, en su Cabezo Redondo

se obtuvieron piezas de importación y otras de fina orfebrería.

Está claro, que la Edad del Bronce en la península ibérica.

Dista mucho del esplendor

de lo que podemos conocer en Anatolia.

Además, su explosión fue mil años posterior

que la de Creciente Fértil.

Cuando se inició la Edad de Bronce en Anatolia.

En la península ibérica, estábamos en plena Edad del Cobre,

en el comienzo de Valencina de la Concepción o los Millares

y con la aparición algo después, del vaso campaniforme

en el estuario de El Tajo.

Sumerios, acadios, asirios y hurritas

son algunos de los pueblos antiguos que poblaron Mesopotamia.

Las grandes llanuras entre los ríos Éufrates y Tigris.

En Urfa se excavaron algunas de las tablillas

que narran la epopeya de Gilgamesh y Enkidu en Dilmún.

La tierra de la eternidad, el paraíso.

Las escrituras que fueron halladas

en la villa de Sulltantepe en Urfa.

Narran la epopeya sumeria

probablemente fueron escritas hace unos 4.000 años.

Está claro que esta región es el origen de los grandes imperios

En Aran, vivieron asirios, hurritas o hititas.

Toda la región es una fuente inagotable de información

para investigar las primeras civilizaciones.

La Edad del Bronce se desarrolló muy pronto

en la zona limítrofe del Creciente Fértil.

Viajamos Kharaysin,

en la actual Jordania, para conocer

el extraordinario yacimiento de Jebel Mutawwaq

del bronce pleno de la mano de su excavador

el profesor Juan Muñiz.

Y en este momento en el Bronce Antiguo,

uno está viendo un cambio, es un momento de cambio cultural.

Están pasando cuestiones y entidades,

ritos del Calcolítico y están evolucionando

hacia una sociedad que está viviendo en grupos de población

mucho más amplios, en este caso, más de 1.500 habitantes

tenían y hay más de 300 viviendas identificadas actualmente.

Con un deseo de hacer un desarrollo social.

Me llama la atención que estas murallas

no son defensivas prácticamente son de mensaje ideológica

de alimentación, de perímetro de lo interno y lo de fuera

y también los santuarios que hemos visto dentro.

Que tienen cierta reminiscencia de la antigüedad.

Exactamente, son modelos que se repiten

que copian o que se transmiten desde el calcolítico.

Pero ya con el desarrollo social de la Edad del Bronce

que es el nacimiento.

Dentro del poblado,

hay unas construcciones sin duda familiares,

hay otras destinadas a usos como la industria

como la artesanía o el ganado

y luego los culturales, que son el templo de las serpientes

que lo han cercado que definen por sí mismo barrios,

dentro de este gran poblado.

Hay más de 1.000 dólmenes del Bronce Antiguo.

Asociado a la ciudad, había una ciudad de los vivos

y una gran ciudad de los muertos.

Exactamente, se desarrollan campos de dolménicos

Conjuntos de campos de dolménicos.

Que vamos a contar más de 1.000 dólmenes

en el entorno de Jebel Mutawwaq

y, que están conectados a través de la puerta oriental.

Había un camino que hemos excavado y recuperado una parte

que va desde el poblado hacia alguno de estos campos

de dólmenes, con lo cual, la conexión

no solo es cronológica porque tengamos

fechas de carbono 14, sino que es directa

constructiva en la relación entre el mundo de los vivos

dentro del poblado y el de los de los muertos

que son las necrópolis dolménicas.

Uno de los fenómenos

que más han marcado la historia de la humanidad.

Es la aparición de la esclavitud.

La obtención de mano de obra esclava

transformó el escenario productivo y el social.

Los grandes poderes pudieron aprovechar

su ventaja para construir los grandes imperios.

Las victorias en el campo de batalla

no solo traían gloria a los generales victoriosos.

También incluían la mercancía más valiosa de la historia.

Los seres humanos.

En una sociedad con un sistema de valores

completamente alejados del actual.

La esclavitud se convirtió en un motor.

Según algunos autores como Enrique H. Klein,

la Edad del Bronce fue un primer mundo globalizado

que incluía el oriente medio, Egipto y el Egeo.

Incluso territorios de La Ruta de la Seda.

Ese mundo de imperio que guerreaban,

que comerciaban, que se asociaban con tratados y con matrimonio.

Fue posible gracias a la mejora de las comunicaciones

tanto terrestres, como marítimas.

Es muy probable que Egipto dominará los mares

su tecnología náutica desarrollada en el Nilo durante milenios.

Le sirvió para implantar una serie de rutas marítimas regionales.

Eso le quitaba presión para controlar Palestina.

Los hititas comerciaron con los egipcios

y también, lucharon contra ellos.

El mar, es el factor clave para comprender

la globalización de la Edad del Bronce.

Un elemento insoslayable en la creación

y caída de los Imperios del Bronce.

El barco de Uluguru, datado en el 300 a. C.

Demuestra el comercio entre los puertos del levante y el Egeo.

En sus bodegas, había una tonelada de estaño

y 10 de cobre, la base del bronce.

El barco, similar a este transportaba en sus bodegas

otros materiales de prestigio

de al menos siete zonas diferentes.

En la península de Anatolia existían abundantes minas de cobre,

pero, no de estaño.

¿De dónde procedía este estaño?

Siempre se pensó que venía desde Asiria.

Pero recientes investigaciones han demostrado

que gran parte procedía del Atlántico.

Quiere decir, que está esta ruta del estaño

pasó por las orillas de la península ibérica.

El comercio de Asia menor y Egipto

se podían canalizar en gran parte por el mediterráneo oriental.

Permitiendo así, el contacto entre mundos distantes.

El registro arqueológico, confirma estos contactos.

No se trata de un episodio aislado sino de siglos de intercambios.

Es importante tener la imagen de varios imperios

que se movían dentro de un mercado global

y de unas intensas redes de intereses

comerciales y políticos.

Valga ejemplo la numerosa correspondencia

entre el rey hitita Hattusili y el faraón Ramsés.

Tratados comerciales, dotes para bodas reales,

préstamos y hasta petición de médicos.

Las tablillas, son una fuente clave

para la descripción de las relaciones internacionales

durante la Edad del Bronce.

En las tablillas cuneiformes se encuentran también

las dinastías hititas y los problemas sucesorios.

En la familia real había grandes enfrentamientos

sobre quién era el rey correcto

o quien tenía derecho a ser rey.

Al final, Hattusili III derrocó a su tío

y se proclamó así mismo rey.

A partir de ese punto, la dinastía que gobernaba en Hattusa

no era la legítima, por lo que el rey tampoco.

A la vista de muchos.

Desde entonces, siempre hubo una parte de la familia

que podía reclamar nosotros somos los reyes legítimos.

Hubo grandes problemas dinásticos.

Los hititas se extendieron desde el Mar Negro hasta Palestina

adentrándose por el Creciente Fértil.

Tuvieron contactos estrechos con Egipto.

Situado a más de kilómetros de Hattusa.

Hattusa fue su capital, pero, existen otros yacimientos

como Alaça Höyük.

Al excavar los sepulcros de Alaça Höyük,

se descubrieron unos ajuares de una riqueza impresionante.

Estos están ahora en el Museo de las Civilizaciones de Ankara.

En la Edad de Bronce, los enterramientos

el mundo funerario tuvo una extraordinaria importancia.

Aquí en Anatolia, en el mundo hitita en el bronce antiguo.

Pero también en el bronce hispano, en ambos casos

los enterramientos se producían dentro de las ciudades

e incluso debajo de las propias casas.

Diferentes autores han teorizado durante años

sobre una posible gran invasión de unos pueblos

llegados desde el mar en el siglo XII a. C.

El hecho se conoce como la invasión de Los Pueblos del Mar

y tiene su base documental en varios jeroglíficos egipcios

y en el hecho de que se produjo una especie de colapso

bastante bien documentado.

En varios de los grandes imperios del bronce.

En tiempos anteriores, se pensaba que Los Pueblos del Mar

también atacaron y destruyeron a Hattusa.

Sin embargo, aquí no hay signos de destrucción.

Ahora sabemos, que los pueblos del mar

no son solo un pueblo, sino un conglomerado

de muchos pueblos y tribus diferentes.

Se desplazaron desde Grecia y el mediterráneo central

El sur de Italia y Sicilia.

Hacia el este del mediterráneo.

Hay movimiento.

Es lo que podemos ver en la cerámica de allí

y este movimiento, destruyó las ciudades portuarias

a lo largo de la costa sur de Anatolia y Siria.

Fue un colapso económico enorme para la comunidad hitita.

Un problema gigantesco,

causado por este movimiento de gente desde Egipto, Grecia

y el mediterráneo central hacia el este.

Los hititas intentaron luchar contra este desarrollo

e intentaron superar esta situación, en varios momentos históricos.

Algunos de ellos con huella arqueológica.

Sin embargo, finalmente, todos los diferentes componentes

se unieron en cierto punto y los hititas colapsaron.

El frágil sistema aquí en Anatolia central

fracasó.

Cada vez hay más autores,

que defienden que la guerra de Troya.

Fue el enfrentamiento entre los griegos micénicos

y los hititas de Hattusa.

Quizá su codificación como leyenda, como mito mediterráneo

Encierre una realidad histórica

y tal vez, esa realidad no sea otra

que el final de los imperios del bronce

y el comienzo de otra era.

La Edad del Bronce,

fue un anticipo de organización mundial

con una base militar y comercial

Su meridiano atravesó Anatolia, Egipto o Irán.

En la península ibérica tuvimos expresiones brillantes.

El Argar o las estelas de guerrero.

Son buena muestra de ello.

Los grandes imperios del bronce murieron.

Pero otras culturas posteriores, bebieron de sus fuentes

y quizás, el Monte Nemrut.

Al sur de Turquía sea una de las más espectaculares

muestras de esa amalgama de civilizaciones y tiempos.

El rey Antíoco I eligió el cielo para enterrarse

y más allá de la belleza estremecedora de su túmulo

y su monumento. El lugar emana un imponente

discurso religioso, espiritual y filosófico.

Porque ahí confluyen las principales creencias

del bronce antiguo, con las nuevas del hierro

y todo ello remozado por las corrientes helenísticas.

Sin duda ninguna, Antíoco con su sincretismo religioso

supo estar cerca de todos los dioses.

El ocaso en el Monte Nemrut

es uno de los más bellos de la tierra.

El sol se oculta bajo montañas lejanas

que se extienden al poniente.

Esta enorme tumba, monumental como las grandes pirámides egipcias.

Es interesante más allá de su propia plástica.

De su puesta en escena apabullante.

A primera vista, podría parecer una demostración

de la soberbia del poder.

Pero, y si se tratara de una ofrenda de fe.

Antíoco I, rey de Comagene.

Encarnaba el conocimiento esencial de los imperios antiguos.

Hijo de Mitrídates y Laodice

fue un iniciado agnóstico.

Su cosmovisión, estaba impregnada por su mitad armenia

y por su mitad griega.

Por tantos y tantos siglos.

Por tantos y tantos dioses.

Ninguno de los grandes panteones de la antigüedad le era ajeno.

Por eso, decidió construir esta tumba

que es un poema colosal

bajo el cielo de los montes tauro

en la orilla de Mesopotamia.

Su última morada continúa oculta bajo la montaña.

El propio Antíoco I negoció con Pompeyo

y fue su aliado.

Durante un tiempo, mantuvo independencia de Roma.

Pero la hora del nuevo poder había llegado

En el 17 año de nuestra era.

Tiberio anexionó finalmente al imperio romano.

Antes se mantuvo protegido por fortalezas como esta de Arsenia.

En un risco superior, quedan los vestigios

de lo que pudo ser un templo o un palacio.

A escasos metros, se puede leer en la entrada

de la tumba de Mitríades.

El texto griego grabado en piedra más grande de Anatolia.

Al lado, se compara al rey con Hércules.

Representándolo un poco más grande que el héroe.

Un gran imperio Roma, un imperio occidental

terminaba con la hegemonía de varios de los reinos

más poderosos que conocieron los tiempos.

El gran Alejandro,

forjó uno de ellos, conquistó Asia.

Antes había rendido homenaje a los héroes de Troya.

Pero y si la guerra de Troya

no fue más que una metáfora del final de una era.

Y si en realidad narra el conflicto entre Hattusa y Micenas.

Yazilikaya es santuario y un inmenso libro de piedra.

La roca está grabada con las procesiones

y los rituales de los sacerdotes y vidas.

Como desde siempre ocurriera con todos los imperios.

Al hitita le llegó su hora.

Su decadencia y colapso fue rápido, fulgurante.

La otra ahora esplendorosa Hattusa y sus templos magníficos.

Quedaron convertidos en campos de melancolía y abandono.

Una gruesa capa de olvido cubrió su recuerdo

hasta que más de mil años después,

la arqueología rescató su memoria.

Así, gracias a la tarea de los arqueólogos se hizo justicia.

Y hoy sabemos, que el hitita,

fue uno de los grandes imperios de la Edad de Bronce,

injustamente olvidado durante siglos.

Arqueomanía - La forja de los imperios

28:22 29 abr 2020

Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

ver más sobre "Arqueomanía - La forja de los imperios" ver menos sobre "Arqueomanía - La forja de los imperios"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. susana muntó vilaplana

    Gracias a Pimentel, todo el Equipo y RTVE por regalarnos con esta nueva temporada. Ojalá en poco menos de un año os vuelva a felicitar por lo mismo.

    04 may 2020

Los últimos 71 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:59 08 jul 2020 Arqueomanía hace un recorrido por diferentes países tras los pasos de arqueólogos españoles que trabajan fuera de nuestras fronteras.

  • La segunda Guerra Púnica

    La segunda Guerra Púnica

    27:28 01 jul 2020

    27:28 01 jul 2020 El siglo III antes de Cristo fue un campo de batalla entre potencias helenísticas. Roma y Cartago se enzarzaron en las llamadas Guerras Púnicas, una verdadera deflagración mundial.

  • La Marmotta

    La Marmotta

    26:56 24 jun 2020

    26:56 24 jun 2020 El origen de la navegación está en la misma base de la aventura humana. En este episodio nos sumergimos en un yacimiento italiano, La Marmotta, para descubrirlo. El maravilloso estado de conservación de sus materiales fabricados con madera despertó la atención de la comunidad científica.

  • Escuela de gladiadores

    Escuela de gladiadores

    27:30 17 jun 2020

    27:30 17 jun 2020 ¿Existió una escuela de Gladiadores en Córdoba? ¿Qué huella ha dejado el mundo de los gladiadores en la arqueología? ¿Es correcta la imagen de este espectáculo que ha llegado hasta nuestros días?

  • Réquiem por Numancia

    Réquiem por Numancia

    28:17 10 jun 2020

    28:17 10 jun 2020 Numancia fue la ciudad más citada en los textos de la Antigüedad. Su épica resistencia ante Roma forjó una imagen de irreductibilidad que alcanza nuestros días. El cerco de Escipión sobre la ciudad arévaca de Numancia se verá con todo lujo de detalles a lo largo del capítulo que nos muestra lugares de enorme belleza y relevancia históricas, como Termancia o Peñalba de Villastar.

  • 29:21 03 jun 2020 Una de las épocas de mayor poder y brillo de los reinos peninsulares fue la del Califato Omeya. Con capital en Córdoba, controló la práctica totalidad de la península, teniendo legitimidad en amplias zonas del Magreb y el África Subsahariana.

  • Visigodos

    Visigodos

    27:04 27 may 2020

    27:04 27 may 2020 La llegada de los visigodos y la posible constitución de un reino peninsular es uno de los episodios de la tardoantigüedad que vamos a desmenuzar en un capítulo que también mostrará los restos materiales de Bizancio en el viejo solar de Hispania.

  • Arqueología bíblica

    Arqueología bíblica

    26:00 20 may 2020

    26:00 20 may 2020 Una de las arqueologías que más interés despiertan, que son más populares, es la denominada arqueología bíblica. Manuel Pimentel muestra sus rasgos principales en un capítulo rodado en varios países de Oriente Medio y África.

  • La huella imborrable

    La huella imborrable

    29:00 13 may 2020

    29:00 13 may 2020 La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

  • Herculano

    Herculano

    29:29 06 may 2020

    29:29 06 may 2020 Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

  • La forja de los imperios

    La forja de los imperios

    28:22 29 abr 2020

    28:22 29 abr 2020 Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

  • Primeras civilizaciones

    Primeras civilizaciones

    29:09 22 abr 2020

    29:09 22 abr 2020 Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos. Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos.

  • Pirineos

    Pirineos

    28:43 15 abr 2020

    28:43 15 abr 2020 Manuel Pimentel plantea un problema cuya solución requerirá de un viaje por uno de los lugares más duros de la península: los Pirineos. La cuestión es: ¿se puede documentar actividad prehistórica en las grandes cordilleras peninsulares?. Vamos a buscar los lugares en los que se puede documentar la primitiva presencia humana. Atravesaremos el Sobrarbe y mismísimo Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

Mostrando 1 de 4 Ver más